Cristo Es Mí Hermano

Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en lo cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre. Mateo 12:50

 

Porque el que santifica y los que son santificados de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos. Hebreos 2:11

 

Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conforme a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Romanos 8:29

 

Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. Gálatas 3:26

 

Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos de Dios. Juan 1:12

 

Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino ciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios. Efesios 2:19

 

Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. 1ª de Juan 3:1

 

Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo. Gálatas 4:6, 7

 

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Romanos 8:14

 

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. 1ª de Juan 3:2