Verdades Bíblicas acerca de Los solteros

Y te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio benignidad y misericordia.

Oseas 2:19

Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo;

1ª Corintios 7:8

Pero cada uno como el Señor le repartió, y como Dios llamó a cada uno, así haga; esto ordeno en todas las iglesias.

1ª Corintios 7:17

¿Estás ligado a mujer? No procures soltarte. ¿Estás libre de mujer? No procures casarte.

Mas también site casas, no pecas; y si la doncella se casa, no peca; pero los tales tendrán aflicción de la carne, y yo os la quisiera evitar.

1ª Corintios 7:27,28

Quisiera, pues, que estuvieseis sin congo-ja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor;

Pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer.

Esto lo digo para vuestro provecho; no para tenderos lazo, sino para lo honesto y decente, y para que sin impedimento os acerquéis al Señor.

1ª Corintios 7:32,33,35

Pero el que está firme en su corazón, sin tener necesidad, sino que es dueño de su propia voluntad, y ha resuelto en su corazón guardar a su hija virgen, bien hace.

1ª Corintios 7:37

Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pera los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

Hebreos 13:4

Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.

Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.

Proverbios 3:5,6

Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Salmo 37:4

Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos a fin de que llevemos fruto para Dios.

Romanos 7:4

Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro;

Gálatas 6:4

Al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;

A la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

2ª Pedro 1:6-8