Verdades Bíblicas acerca de Hablar la Palabra de Dios

Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quitate y echate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.

Marcos 11:23

Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería.

Lucas 17:6

Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza.

Marcos 4:39

Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

Hebreos 11:3

Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar.

Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho.

Juan 12:49,50

Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare.

Deuteronomio 18:18

Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, obedeciendo a la voz de su precepto.

Salmo 103:20

El sabio de corazón es llamado prudente, y la dulzura de labios aumenta el saber.

El corazón del sabio hace prudente su boca, y añade gracia a sus labios.

Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma y medicina para los huesos.

El hombre perverso cava en busca del mal, y en sus labios hay como llama de fuego.

Cierra sus ojos para pensar perversidades; mueve sus labios, efectúa el mal.

Proverbios 16:21,23,24,27,30

Aguas profundas son las palabras de la boca del hombre; y arroyo que rebosa, la fuente de la sabiduría.

La boca del necio es quebrantamiento para sí, y sus labios son lazos para su alma.

Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; se saciará del producto de sus labios.

La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.

Proverbios 18:4,7,20,21

... Porque de la abundancia del corazón habla la boca.

Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.

Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palábras serás condenado.

Mateo 12:34b,36,37

Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.

Santiago 1:26

Pero la justicia que es por la fe dice así:

Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:

Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Romanos 10:6 a, 8-10

Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

Hebreos 10:23

Pero teniendo el mismo espíritu de fe, con-forme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos,

2ª Corintios 4:13

Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy.

Joel 3:10

Del fruto de su boca el hombre comerá el bien; mas el alma de los prevaricadores hallará el mal.

El que guarda su boca guarda su alma; mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad.

Proverbios 13:2,3

Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; mas la lengua de los sabios es medicina.

Proverbios 12:18