2014 - 2015 LA DOCTRINA DE LA FE CRISTIANA

 

La doctrina básica de la fe cristiana  está basada en las enseñanzas de Jesucristo escritas en la Santa Biblia.

6:1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,
6:2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.
6:3 Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite. (Hebreos 6.1-3).

 

Dos objetivos espirituales están establecidos en este versículo:

·         El primer objetivo es edificar tu vida espiritual en el fundamento correcto. Este fundamento es la doctrina de Jesucristo.

·         El segundo objetivo es continuar hacia la perfección. La perfección significa madurez espiritual.

 

Hay dos razones para el fracaso.

·         La primera razón: Algunos están intentando vivir como cristianos pero nunca han aceptado al Señor Jesús como único y suficiente Salvador para sus vidas y nunca han nacido de nuevo. Debido a esta manera de entender y hacer las cosas, ellos fracasaran. Porque Dios conoce a los suyos. Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo (2 Timoteo 2:19).

 

·         La segunda razón para el fracaso es no continuar para lograr la madurez espiritual.

 

Hay dos propósitos en este curso.

·         El primer propósito de este curso es presentar la doctrina básica de la fe cristiana, necesaria para un fundamento espiritual apropiado.

Se hablará de las enseñanzas fundamentales basadas en Hebreos 6:1-3:

o   El arrepentimiento de las obras muertas

o   La fe en Dios

o   La enseñanza del bautismo

o   La imposición de manos

o   La resurrección de los muertos

o   El juicio eterno

 

Después de establecer este fundamento,

·         El segundo propósito de este curso después de establecer este fundamento,  es llevarte hacia la perfección de la madurez espiritual.

 

...Y esto haremos a la verdad, si Dios lo permitiere”.

 

LOS OBJETIVOS A CONSEGUIR

Al concluir este capítulo serás capaz de:

·         Distinguir entre los fundamentos correctos y los errados.

·         Reconocer a Jesucristo como el verdadero fundamento espiritual.

·         Establecer un fundamento espiritual apropiado en tu vida.

·         Explicar la importancia de construir sobre el fundamento espiritual correcto.

·         Continuar hacia la madurez espiritual.

 

 

Capítulo Uno

 

LOS FUNDAMENTOS

 

OBJETIVOS:

Al concluir este capítulo deber ser capaz de:

 

  Escribir el Versículo Clave de memoria.

  Distinguir entre los fundamentos correctos y los errados.

  Explicar la importancia de construir sobre el fundamento espiritual correcto.

  Reconocer a Jesucristo como el verdadero fundamento espiritual.

  Explicar los tres pasos para construir un fundamento espiritual apropiado.

 

 

VERSÍCULOS CLAVE:

6:1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,
6:2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.
6:3 Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite.
(Hebreos 6.1-3).

 

INTRODUCCIÓN

La Biblia compara la vida de un creyente a la construcción de un edificio:

 

La Biblia compara la vida de un creyente con la construcción de un edificio:

Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios (1 Corintios 3.9).

 

Cada creyente está unido en Cristo con otros cristianos formando la Iglesia. La Biblia también compara la Iglesia con un edificio:

En el cual vosotros también sois juntamente edificados, para morada de Dios en Espíritu (Efesios 2:22).

 

Siempre que el hombre construye un edificio debe poner un fundamento apropiado primero. Éste es un principio natural entendido por todas las personas y Dios lo usó para enseñar una gran verdad espiritual.

Un creyente debe tener un fundamento apropiado para construir una buena casa espiritual. El fundamento debe ser puesto según el plan del constructor. La Biblia da el plan del perito constructor, Jesucristo.

Este capítulo explica la importancia de tener un fundamento espiritual apropiado. También presenta principios básicos que la Biblia enseña sobre este fundamento.

 

EL PROPÓSITO DE CONSTRUIR

El propósito de tu “construcción” espiritual es proporcionar una habitación [un lugar para morada] para Dios. Su Espíritu solamente morará en ti cuando tu vida esté construida en el fundamento correcto. Pablo preguntó:

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” (1 Corintios 3:16).

Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima: empero cada uno vea cómo sobreedifica (1 Corintios 3:10).

 

 

El fundamento espiritual tiene que:

·         ESTAR BASADO EN LA PALABRA DE DIOS:

Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo (2 Timoteo 2:19).

 

·         TIENE QUE TENER UN BUEN FUNDAMENTO:

Atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano a la vida eterna(1 Timoteo 6:19).

 

·         TIENE QUE ESTAR BASADO EN SANTIDAD:

"porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo" 1 Pedro 1:16

"Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor" Hebreos 12:14

"El justo no será removido jamás; Pero los impíos no habitarán la tierra". (Proverbios 10:30).

 

·         ES BASADO EN LA JUSTICIA:

Como pasa el torbellino, así el malo no permanece; Mas el justo permanece para siempre (Proverbios 10:25).

 

·          TIENE QUE SER ETERNO:

atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna” (1 Timoteo 6:19).

 

ESTE FUNDAMENTO DESCANSA EN DOS PRINCIPIOS BÁSICOS:

Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. (2 Timoteo 2:19).

 

Los dos principios sobre los cuales el fundamento se afirma son:

1. Hombres redimidos: El Señor conoce aquellos que son Suyos.

2. Viviendo vidas redimidas: Todo aquel que invoca el nombre de Cristo debe apartarse de la iniquidad.

 

SE CONSTRUYE EN UNA PIEDRA QUE ES INMÓVIL:

 

Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. (Lucas 6:48).

  

Jesucristo es el único fundamento para la vida espiritual:

Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo (1 Corintios 3:11).

 

JESUCRISTO: EL FUNDAMENTO

Dios es el que escogió a Jesucristo como el fundamento de la vida espiritual:

Por tanto, YHWH el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se moverá”. (Isaías 28:16).

 

El fundamento de la vida espiritual no es un credo, una denominación, o una ceremonia religiosa. El fundamento es Jesucristo.

Muchos profesando ser creyentes intentan construir grandes estructuras espirituales en sus vidas. Se involucran en el programa de la iglesia y hacen muchas buenas obras. La apariencia exterior de su edificio espiritual parece ser buena. Pero cuando llegan las pruebas su edificio espiritual empieza a hundirse y destruirse. Este tipo de cristianos al final se acobardan, caen derrotados, y caen en el pecado. Esto es porque ellos han intentado construir sobre el fundamento errado.

 

Así como en el mundo natural es necesario un buen fundamento para construir un edificio encima, también es necesario un buen fundamento espiritual para edificar tu vida espiritual:

 

Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. Y si alguno edificare sobre este fundamento oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca; La obra de cada uno será manifestada: porque el día la declarará; porque por el fuego será manifestada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego hará la prueba (1 Corintios 3:11-13).

 

Todas las obras llamadas "Cristianas" serán probadas por Dios. La estructura de tu vida espiritual será examinada para determinar si ella fue construida sobre el fundamento apropiado. El único fundamento de la vida espiritual que estará de pie es el que se construye en Jesucristo.

 

El Señor Jesús reveló a sus apóstoles verdades fundamentales sobre las cuales afirmaría su Iglesia, el buen conocimiento de estas verdades básicas y el vivirlas dará como resultado caminar con fuerza y estabilidad para poder alcanzar la estatura del Varón Perfecto y no ser sacudidos por doctrinas extrañas,

 

Ef. 4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;
4:14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error

 

RUDIMENTOS DE LA DOCTRINA DE CRISTO

La Biblia menciona en el Libro a los Hebreos 6:1 lo siguiente:Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina del Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios”

 

Es importante entender, lo que significa “rudimentos”. Rudimentos son las primeras revelaciones, primeras enseñanzas, el primero de una hilera, o el primero de una serie de cosas, las primeras lecciones de una ciencia, arte o profesión.

 

Ahora bien, en la Biblia cuando se menciona esta palabra siempre va relacionada con el término, doctrina o palabra de Dios. El ejemplo que usa el autor de la carta a los hebreos: “Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír.

Por qué debiendo ser ya maestros después de tanto tiempo; tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar los primeros rudimentos de las palabras de Dios y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche y no de alimento sólido” Hebreos 5:11-12.

 

 El apóstol le dice a esta congregación que dejen ya los rudimentos  y se preocupen para perfeccionar en el conocimiento del evangelio, con el propósito de alcanzar la madurez.

Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal” (Hebreos 5:13-14).


Para dar fruto es obligatorio que nos nutramos del conocimiento del evangelio y que fundamentalmente seamos alumbrados por Dios
(Efesios 1:18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos), lo que significa que para todo creyente es urgente dejar los rudimentos de la doctrina, para llevar fruto para Dios.

 

Los rudimentos o las primeras revelaciones, primeras enseñanzas fueron importantes en nuestras vidas, pero estamos llamados a proseguir a cosas mayores, a la perfección. Lo de ayer, de ayer fue. Lo de hoy, de hoy es. Lo de mañana, de mañana será. Es como si conociendo que uno más uno son dos (algo que todos aprendimos en primer curso de escuela elemental), aún lo estuviera aprendiendo o repasando continuamente en el curso 10 de escuela superior cuando debo estar aprendiendo principios de álgebra, cálculos, y estadísticas.

 

Un maestro que pretende seguir reciclando rudimentos en sus reuniones en vez de llevar a los creyentes a madurez espiritual, provoca distracción y hasta aburrimiento distorsiona el enfoque de su misión y visión sobre la tierra. Un creyente que se encuentra distraído y aburrido enfoca su atención en otras cosas que no maduran, cosas vanas, cosas que parecen satisfacerlo al momento como el entretenimiento pero hacen muy poco para madurarle espiritualmente.

 

Por último, quiero aclarar tres categorías de creyentes que deben ser expuestos temporalmente a los rudimentos de Cristo como trampolín para su transición a la madurez (perfección) espiritual:

 

1. Los creyentes recién nacidos. Los creyentes son aquellos escogidos que recién conocen al Señor, como Padre. Estos son los recién nacidos en Cristo. A estos es necesario ponerle fundamento como parte de un discipulado, proceso de formación y desarrollo.

 

2. Los creyentes que llegan de otras denominaciones de igual o similar creencia. Estos son aquellos que se mudan de un punto geográfico a otro, que inmigran de un país a otro, o son movidos por Dios al ser perseguidos por un sistema religioso pero que en todos los casos, el denominador común es su exposición al Evangelio de la Gracia.


A estos escogidos, hay que sólo repasarle los rudimentos de Cristo para afirmarles su fe y discernir su dimensión o nivel de conocimiento en el conocimiento de las verdades presentes.

Este proceso beneficia tanto al creyente como a los ministros con quien estarán colaborando. Durante este proceso, el ministro al frente de la asamblea de los creyentes descubre cuan enseñables son, cuáles son sus dones, y como integrarlos a la misión.


3. Los creyentes religiosos. Los creyentes religiosos son aquellos escogidos que nacieron de nuevos. Estos nunca se le pusieron fundamento correcto. Este es el grupo más peligroso si no se trata bien, pues tienden a persuadir a sus hermanos que caminan conforme a sus creencias y tradiciones. Este es el grupo más difícil, y por lo tanto hay que comenzar de en cero con ellos. A estos, la única forma de enseñarlos es derribándoles y destruyéndoles todo argumento satánico (adverso, u opuesto al Cristo) con la palabra de Dios, para que después se puede  edificar y plantar.

 

LA IMPORTANCIA DE LOS FUNDAMENTOS

Los fundamentos son muy importantes. El escritor de los Salmos comprendió esto cuando él preguntó:

Si fueren destruidos los fundamentos,  ¿Qué ha de hacer el justo?(Salmos 11:3).

 

En el mundo natural, si el fundamento de un edificio no se pone propiamente, la estructura entera puede caer. Lo mismo ocurre en el mundo espiritual. Un fundamento errado producirá un desastre espiritual.

La palabra de Dios en Hageo enfoca la importancia de fundamentos espirituales apropiados. Israel en aquella época estaba experimentando cosechas pobres en el mundo natural.

Hageo les dijo que examinasen sus caminos:

“1:6 Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto.
1:7 Así ha dicho YHWH de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos.
1:9 Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice YHWH de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa.” (Hageo 1:6, 7, 9).

 

Para corregir el problema Hageo dijo al pueblo de Israel que ellos debían reconstruir en los dos mundos: natural y espiritual. Pero construir en el mundo natural era más importante para el pueblo Israel y por causa de ello habían atrasado el edificio de la casa del Señor. Ellos habían construido sus propias casas y habían puesto sus propias preocupaciones delante de la orden de reconstruir el templo de Dios. También el fundamento espiritual de sus vidas estaba en el orden equivocado. Ellos habían ofrecido los sacrificios [las buenas obras] con manos impías:

Y respondió Hageo y dijo: Así es este pueblo y esta gente delante de mí, dice YHWH; y asimismo toda obra de sus manos; y todo lo que aquí ofrecen es inmundo.” (Hageo 2:14).

 

Una obra correcta pero ofrecida por las manos impías no es aceptable delante de Dios. El fundamento espiritual de sus vidas estaba equivocado y por esto ellos no son bendecidos por Dios.

En el mundo natural, Hageo dijo al pueblo que el fundamento del templo del Señor debe ser establecido otra vez. Él dijo que también deben reconstruir sus vidas espirituales sobre un fundamento apropiado. Desde el día que Israel empezó a construir sobre el fundamento correcto que Dios empezó a bendecirlos:

2:18 Meditad, pues, en vuestro corazón, desde este día en adelante, desde el día veinticuatro del noveno mes, desde el día que se echó el cimiento del templo de YHWH; meditad, pues, en vuestro corazón.
2:19 ¿No está aún la simiente en el granero? Ni la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de olivo han florecido todavía; mas desde este día os bendeciré.

2:20 Vino por segunda vez palabra de YHWH a Hageo, a los veinticuatro días del mismo mes, diciendo: Hageo 2:18-19.

 

Desde el día que tú empiezas a construir el fundamento espiritual apropiado Dios te bendecirá en cada área de tu vida.

 

LA ENSEÑANZA DEL SEÑOR JESÚS

El Señor Jesús enfatizó la necesidad de construir sobre un buen fundamento espiritual. Él ilustró por una parábola de los dos hombres que construyeron sus casas. La Biblia menciona esta parábola en Mateo 7:24-29 y el otro está en Lucas 6:47-49.

 

Lucas 6:47 Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante.
6:48 Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca.
6:49 Más el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa. Lucas 6:47-49

 

Mateo 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
7:25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.
7:26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;
7:27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.
7:28 Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; Mateo 7:24-29

 

El primer principio edificar un fundamento espiritual apropiado es parte de las enseñanzas del Señor Jesús. Este pasaje registra que las personas "se admiraban de Su doctrina".

Pablo también se refiere a construir un fundamento como parte de la doctrina de Cristo:

Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios”. Hebreos 6:1

 

 

ENSEÑANZA:

El primer principio es que edificar un fundamento espiritual apropiado es parte de la doctrina  [las  enseñanzas]  del Señor  Jesús.  Este  pasaje  registra  que  las  personas  "se admiraban de  Su doctrina". Parte de esa doctrina era la historia que Él contó sobre construir sobre un bueno fundamento.

 

Pablo también se refiere a construir un fundamento como parte de  la doctrina de Cristo:

 

Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,” (Hebreos 6:1).

 

 

Pablo después continúa diciendo el contenido de la enseñanza del Señor Jesús.

 

EL FUNDAMENTO CORRECTO:

En Lucas 6:47 se dan los pasos para construir un bueno fundamento espiritual:

Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os enseñaré a quién es semejante

·         Todo aquel que viene a mí,

·         Y oye mis palabras,

·         Y las hace, os enseñaré a quién es semejante.

 

Todos los pasos son importantes. No es suficiente venir a Jesús sino también debes escuchar a lo que Él ha dicho. Pero venir y escuchar no es suficiente también debes tener una acción personal. Una persona puede venir a Jesús, puede oír lo que Él Señor quiere decirle, pero no pone en práctica el mandamiento del Salvador:

 

“¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que digo?”. Lucas 6:46.

 

Tú puedes conocer la Palabra y pero si no actúas con base a ella, entonces Jesús no es verdaderamente El Señor de tu vida y no lo será hasta que pongas por obra Sus enseñanzas. El fundamento siempre tiene estar basado en la Palabra de Dios. El hombre que vino a Jesús, oyó Su Palabra, y entonces actuó según ella fue llamado de sabio. Este hombre se aseguró que el fundamento espiritual de Su vida era firme. Él "cavó y ahondó” quitando todo que estaba entre él y la Roca, Jesucristo.

 

La Palabra de Dios es el plan que muestra cómo debes construir tu vida espiritual y debes recibirla  como la autoridad absoluta para tu fundamento espiritual, porque...

porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”.  2 Pedro 1:21.

 

El propósito de la revelación de Dios se da en 2 Timoteo 3:16,17:

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

 

La Biblia contiene la instrucción sobre las enseñanzas básicas del Señor Jesús. También tiene reprobación y corrección para aquellos que no siguen estas enseñanzas.

 

EL FUNDAMENTO ERRADO:

El hombre que construyó sobre un fundamento errado oyó la Palabra de Dios, pero tomó una acción personal y no sobre lo que oyó. Él Señor lo llamo hombre insensato y fue comparado a un hombre que construyó sin un fundamento (Lucas 6:49 Más el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa).

Su casa se construyó en la arena en lugar de la roca (Mateo 7:27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina).

Si tu  vida está basada en tradiciones o en creencias religiosas, entonces como si construyeras tu vida espiritual sobre la arena, como muchos hombres, pensando que puede hacerse espiritual por las buenas obras, asistencia a la iglesia, o por las ceremonias religiosas.

 

LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA VIDA:

La historia contada por El Señor Jesús sobre los dos constructores revela otra gran verdad. La naturaleza de la propia vida. En estas circunstancias hay muchas crisis personales. Tú debes enfrentar la muerte, a las enfermedades, y a los desastres. Incluso los creyentes enfrentarán esos problemas.

Hechos 14:22 advierten que "nosotros padeceremos muchas tribulaciones antes de entrar en el Reino de Dios." “confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios”.

 

El Señor Jesús dijo:

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Juan 16:33.

 

Nadie escapa de las tribulaciones. Las circunstancias tormentosas de la vida están por toda parte y son experimentadas por todas las personas. Las tormentas son las mismas, pero lo que difiere es cómo las personas responden a ellas. Si tu vida espiritual no tiene el fundamento correcto, entonces caerás. Así como la casa que se construyó en la arena, la ruina será grande. Si tu vida está construida sobre el fundamento correcto de Jesucristo y de Su Palabra [la doctrina], entonces la tormenta no te puede mover:

 

Mateo 7:27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.

 

12:26 La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo.
12:27 Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles.Hebreos 12:26-27.

 

Cuando la experiencia temblorosa viene, lo que no puede moverse permanecerá. Aquellos que están de pie han construido sobre un fundamento espiritual correcto.

 

 

LOS FUNDAMENTOS: UN PRERREQUISITO

Un bueno fundamento es un prerrequisito para construir un edificio seguro en el mundo natural. La palabra "prerrequisito" significa que es "algo requerido antes." Un fundamento apropiado es requerido antes de construir la "superestructura". La "superestructura" es lo que se construye sobre el fundamento.

Un fundamento espiritual apropiado es un prerrequisito a la madurez espiritual.

 

Hebreos 6:1-3 nos dicen que nosotros no podemos seguir a la perfección a menos que el fundamento espiritual sea colocado adecuadamente. La madurez espiritual es la superestructura [el edificio] que reposa sobre el fundamento espiritual. Si el fundamento, está equivocado, la superestructura no permanecerá de pie y tú nunca lograrás la madurez espiritual.

 

A lo largo del curso mencionaremos cosas que deben ser parte de tu fundamento espiritual. Pero como la parábola de las dos casas indica, no es suficiente ser informado de estas enseñanzas básicas. Debes hacer una contestación personal a la Palabra de Dios y debes integrar estas verdades en el fundamento espiritual de tu vida.

Si no respondes a la Palabra de Dios, entonces serás como el hombre descrito por el Apóstol Santiago:

1:22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
1:23 Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.
1:24 Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.
1:25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace. Santiago 1:22-25.

 

·         Recuerda que desde el momento que has decidido empezar construir tu vida espiritual sobre el fundamento apropiado, Dios te bendecirá.

·         Éstos son los principios básicos que debes estudiar en las lecciones siguientes:

·         El arrepentimiento de Obras Muertas

·         La Fe en Dios

·         Los Bautismos

·         Imposición de Manos

·         La resurrección de los Muertos

·         El Juicio Eterno

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

La  Biblia  contiene  las  enseñanzas [la  doctrina] de  Jesucristo y  las  palabras del verdadero  y  viviente  Dios.  Ella  explica  cómo  construir  su  vida  espiritual  en  el fundamento correcto.

 

Estudia los siguientes versículos sobre la Palabra de Dios y  resuma  lo que ellos enseñan:

 

LA BIBLIA ES LA PALABRA DE DIOS:

2 Timoteo 3:15-17

3:15…. las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.
3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,
3:17
a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

 

2 Pedro 1:19-21

1:19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;
1:20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,
1:21
porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

 

Hebreos 1:1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas

 

1 Corintios 2:13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual

 

1 Tesalonicenses 2:13 Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.

 

Juan 5:39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

 

LA BIBLIA ES ETERNA:

Mateo 24:35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán

 

Isaías 40:8 Sécase la hierba, marchítase la flor; más la palabra del Dios nuestro permanece para siempre

 

LA BIBLIA ES UN PADRÓN FIJO SOBRE LO CUAL BASAR LA VIDA ESPIRITUAL:

Salmos 119:89 Para siempre, oh YHWH, Permanece tu palabra en los cielos.

 

 

 

  

Capítulo Dos

 

EL ARREPENTIMIENTO DE LAS OBRAS MUERTAS

LOS OBJETIVOS:

Al concluir este capítulo serás capaz de:

·         Escribir el Versículo Clave de memoria.

·         Definir "el arrepentimiento de las obras muertas."

·         Explicar el origen de pecado.

·         Reconocer nombres diferentes usados para el pecado en la Biblia.

 

EL VERSÍCULO CLAVE:

 

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,(Romanos 3:23).

 

No he venido a llamar justos, sino pecadores al arrepentimiento. (Lucas 5:32).

 

INTRODUCCIÓN

Hebreos 6:1-3 lista los principios de la doctrina de Cristo sobre los cuales un creyente debe construir su vida espiritual. Estos principios se llaman los "fundamentos de la fe cristiana”. Ellos son las doctrinas básicas sobre las cuales descansa la fe cristiana. El primero de estos principios es "el arrepentimiento de las obras muertas."

 

EL ARREPENTIMIENTO

El significado básico de la palabra "arrepentimiento" es un cambio en mente (en lo interior) que produce un cambio en las acciones exteriores.

Algunas personas asocian el arrepentimiento con las emociones, como el derramamiento de lágrimas y sentirse afligido por las acciones y pensamientos malos.

 

El arrepentimiento no es una emoción. Es una decisión. La emoción a veces acompaña el verdadero arrepentimiento. Pero es posible que una persona siente gran emoción y verter muchas lágrimas y todavía nunca se arrepiente de verdad.

 

Hemos dicho que el verdadero arrepentimiento es un cambio de mente que produce un cambio en las acciones exteriores. El cambio exterior es el acto de volverse del pecado hacia Dios y la rectitud. Esta "conversión" muestra el cambio interior de la mente que ha ocurrido.

Para resumir: el arrepentimiento Bíblico es un cambio interno de mente que produce un cambio exterior para acercarse a Dios y alejarse del pecado.

 

El arrepentimiento de las obras muertas se definió como "una decisión interior o cambio de mente que produce la acción exterior de volverse del pecado a Dios y a la rectitud." Hechos 20:21 llama él de "el arrepentimiento hacia Dios." Por el acto del arrepentimiento vuelves de tus obras muertas por causa del pecado hacia Dios. El arrepentimiento es una decisión personal para dejar el pecado y entrar en comunión con Dios. Es el poder de Dios que realmente trae el cambio en la mente, corazón, y vida del pecador:

 

Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!” (Hechos 11:18).

 

A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados” (Hechos 5:31).

 

 

LA IMPORTANCIA DEL ARREPENTIMIENTO

Hay varias razones por que el arrepentimiento es considerado una verdad fundamental de la fe cristiana:

 

DIOS LO ORDENA:

Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; (Hechos 17:30).

 

ES NECESARIO PARA EVITAR LA MUERTE ESPIRITUAL:

Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.” (Lucas 13:3).

 

ES NECESARIO PARA LA VIDA ETERNA:

A través del arrepentimiento la penalidad de la muerte es removida y la vida eterna es concedida:

Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: De manera que también a los Gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida.” (Hechos 11:18).

 

ES NECESARIO PARA EL PERDÓN:

Dios no puede perdonar sus pecados a menos que usted se arrepienta:

A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos (Hechos 2:32).

 

ES NECESARIO ENTRAR EN EL REINO DE DIOS:

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentios, que el reino de los cielos se ha acercado (Mateo 4:17).

 

ES EL DESEO DE DIOS PARA TODOS:

Dios no desea que nadie experimente la muerte espiritual de separación eterna de Dios en el Infierno:

 “El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento (2 Pedro 3:9).

 

ES LA RAZÓN POR QUÉ JESÚS VINO AL MUNDO:

No he venido a llamar justos, sino pecadores a arrepentimiento (Lucas 5:32).

 

¿DEBEN LOS CRISTIANOS ARREPENTIRSE?

En el primer hecho de arrepentimiento, los hombres pecadores se vuelven del error para la justicia, aceptan el mensaje del Evangelio, y se vuelven en verdaderos creyentes en Jesucristo. En el proceso de seguir a la perfección, un creyente a veces caerá en los viejos modelos de conducta pecadora. Según el registro Bíblico, siempre que los creyentes pecaren, ellos también deben arrepentirse:

 

LOS CORINTIOS:

Los creyentes en una ciudad llamada Corinto tenían que arrepentirse:

Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte. (2 Corintios 7:9).

 

Pues me temo que cuando llegue, no os halle tales como quiero, y yo sea hallado de vosotros cual no queréis; que haya entre vosotros contiendas, envidias, iras, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias, desórdenes;
que cuando vuelva, me humille Dios entre vosotros, y quizá tenga que llorar por muchos de los que antes han pecado, y no se han arrepentido de la inmundicia y fornicación y lascivia que han cometido. (2 Corintios 12:20- 21).

 

LOS CRISTIANOS EN ÉFESO:

Los creyentes Éfeso fueron llamados al arrepentimiento:

Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. (Apocalipsis 2:5).

 

LOS CRISTIANOS EN PÉRGAMO:

Dios dijo a los cristianos en Pérgamo:

Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. (Apocalipsis 2:16).

 

LOS CRISTIANOS EN SARDIS:

Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti (Apocalipsis 3:3).

 

LOS CRISTIANOS EN LAODICEA:

Yo reprendo y castigo a todos los que amo: sé pues celoso, y arrepiéntete Apocalipsis 3:19).

 

Dondequiera que haya pecado, debe haber arrepentimiento:

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.
Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

(1 Juan 1:8-9).

 

EL MENSAJE DEL ARREPENTIMIENTO

Porque el arrepentimiento es imprescindible para la salvación, Dios hizo un plan especial para permitir que el mensaje de arrepentimiento alcance a todos.

 

El arrepentimiento fue predicado por los creyentes en la Iglesia Primitiva:

Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen. (Marcos 6:12).

 

testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo (Hechos 20:21).

 

Hoy, los creyentes tienen la responsabilidad para extender el mensaje de arrepentimiento a lo largo del mundo. Jesús dio las últimas instrucciones a Sus seguidores que...

 “...y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. (Lucas 24:47).

 

¿QUE LO QUÉ LLEVA A LOS HOMBRES A ARREPENTIRSE?

El arrepentimiento es un fundamento en la fe cristiana, nosotros debemos de entender lo que lleva a los hombres a arrepentirse. Tenemos el deber de extender el mensaje de arrepentimiento a lo largo de nuestra vida a todos los hombres, por ello debemos saber cómo se persuaden los hombres para que se arrepientan de las obras muertas.

 

LA BONDAD DE DIOS:

Las bendiciones de Dios en la vida de una persona impía no deben ser equivocadamente consideradas como la aprobación de Dios a su estilo de vida. La bondad de Dios es una manera por la cual el Señor recurre a los hombres para que volviesen a Él:

¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento? (Romanos 2:4).

 

PREDICACIÓN:

La predicación de la Palabra de Dios a los hombres les lleva a arrepentirse.

El ejemplo de la predicación de Jonás llevó la ciudad entera de Nínive a arrepentirse:

Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás,y he aquí más que Jonás en este lugar. (Mateo 12:41).

 

El LLAMADO DE CRISTO:

Mientras la Palabra de Dios se predica, las personas oyen y responden a la llamada de Cristo que lleva al arrepentimiento:

Id, pues, y aprended lo que significa:Misericordia quiero, y no sacrificio.Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento (Mateo 9:13).

 

LA REPRENSIÓN:

La reprensión lleva los hombres a arrepentirse. La reprensión es la corrección dada por la Palabra de Dios:

Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale (Lucas 17:3).

 

LA TRISTEZA QUE ES SEGÚN DIOS:

Como hemos aprendió, el arrepentimiento puede ser acompañado por la emoción. Pero la emoción natural no es ningún verdadero arrepentimiento, excepto las primacías de emoción piadosa para preparar el arrepentimiento:

Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. (2 Corintios 7:10).

 

 

La Biblia identifica varias cosas asociadas con el arrepentimiento:

 

LA FE:

La fe en Dios es asociada con el arrepentimiento. La fe esta descrita en Hebreos capítulo 6 como el segundo principio fundamental de la fe cristiana. Debe combinarse el arrepentimiento de las obras muertas con la fe en Dios:

diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Diosse ha acercado; arrepentíos,y creed en el evangelio. (Marcos 1:15).

 

testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo. (Hechos 20:21).

 

En el próximo capítulo aprenderemos  más sobre "La fe en Dios".

 

EL BAUTISMO:

El bautismo debe acompañar el arrepentimiento como una señal exterior del cambio interior que ha ocurrido:

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, (Hechos 3:19).

 

La doctrina de bautismos también se discutirá después en este curso, pues él es parte de los fundamentos mencionados en Hebreos 6.

 

LOS FRUTOS:

Las obras del hombre, que la Biblia también llama de "frutos", testifican si hube o no verdadero arrepentimiento:

Sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco,y Jerusalén,y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento. (Hechos 26:20).

Haced pues frutos dignos de arrepentimiento (Mateo 3:8).

 

"Obras" y "frutos" - los dos se refieren a conducta exterior que debe cambiar después del verdadero arrepentimiento.

 

LA CONVERSIÓN:

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio (Hechos 3:19).

 

Conversión significa "volverse hacia". Cuando se usa con relación al arrepentimiento

Bíblico, significa "volverse de la manera errada a la manera correcta."

Y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al Señor Dios de ellos. (Lucas 1:16)

 

le vieron todos los que habitaban en Lida y en Sarón, los cuales se convirtieron al Señor (Hechos 9:35)

Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor. (Hechos 11:21).

 

Conversión es volverse de la oscuridad del pecado a la luz de la rectitud de Dios:

Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz; (Hechos 26:18).

 

Es volverse del poder de Satanás a Dios:

“... y de la potestad de Satanás a Dios...” (Hechos 26:18).

 

Es volver de las cosas mundanas a las cosas espirituales:

“...que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay (Hechos 14:15).

 

Es volverse de los dioses falsos al verdadero y viviente Dios:

porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, (1 Tesalonicenses 1.9).

 

 

LA IMPORTANCIA DE LA CONVERSIÓN

La conversión debe acompañar el arrepentimiento. Se debe volverse del malo al bueno porque...

 

ES NECESARIO ENTRAR EN EL REINO DE DIOS:

y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. (Mateo 18:3).

 

SALVA DE LA MUERTE ESPIRITUAL:

sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados (Santiago 5:20).

 

ES NECESARIO PARA BORRAR EL PECADO:

Nuestro pecado permanece escrito en los archivos de Dios hasta que nosotros nos arrepintamos y nos convertimos, entonces se serán borrados:

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio (Hechos 3:19).

 

EL HIJO PRÓDIGO

El arrepentimiento y la conversión están ilustradas de la mejor manera en la historia que Jesús contó sobre el Hijo Pródigo en Lucas 15:11-24. Este hombre joven dejó su padre y casa, fue a una tierra distante, y envuelto en el pecado, gastó todo que él poseía.

 

Fortuitamente este joven comprendió su condición. Él tuvo hambre, soledad, en condiciones lamentables caminó sin rumbo, y para sobrevivir tuvo que cuidar los cerdos y así pudo alimentarse. Donde allí él tomó una decisión importante. Él dijo, "yo me levantaré e iré a mi padre." Esta decisión interior resultó en un cambio en sus acciones exteriores. Él fue a casa de su padre buscar el perdón.

 

EL ARREPENTIMIENTO... EL CAMBIO DE MENTE:

Lucas 15:17-19. Explica que el joven comprendió su condición pecadora. Él hizo una decisión de ir a su padre y arrepentirse de su pecado. Éste es un ejemplo de arrepentimiento, una decisión interior que produce la acción exterior.

 

LA CONVERSIÓN... ACCIÓN DE LA DECISIÓN:

Lucas 15:20 explica cómo el joven se levantó y dejó la vieja vida y fue a su padre empezar una nueva vida. Ésta es la conversión.

 

LOS HOMBRES PRÓDIGOS

En su propia condición pecadora, cada hombre ha vuelto su espalda a Dios como su Padre y al Cielo como su casa. Cada paso que se toma en dirección equivocada, es un paso más alejan de Dios y uno paso más le acercan a la muerte espiritual y de la separación eterna de Dios.

 

En esta condición tienen que tomar una decisión mejor. Se debe "volver en si" y reconocer su condición espiritual. Se debe tomar una decisión que producirá un cambio de dirección espiritual. Ese cambio en la dirección espiritual hará que vuelva del pecado a Dios.

Éste es el primero paso para construir un fundamento espiritual apropiado.

 

JUSTIFICACIÓN Y SALVACIÓN

Otros términos usados en La Biblia que se relacionan con el arrepentimiento son la justificación y la salvación.

La Biblia establece a Dios como juez de toda la humanidad. Cuando estamos viviendo en “obras muertas” (pecado) permanecemos delante de Él condenados.

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas
. (Juan 3:18-19).

 

Cuando nos arrepentimos del pecado y decidimos volvernos de nuestra manera pecaminosa, hará que haya una relación correcta con Dios. Esta relación es llamada justificación.

¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?
Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;
y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia
. (Romanos 6:16-18).

 

La paga del pecado es la muerte física y la muerte espiritual. Cuando Jesús murió en la cruz, El pagó el precio por los pecados de toda la humanidad.

Al que no conoció pecado, hizo pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.” (2 Coríntios 5:21).

 

Si creemos que Jesús murió por nuestros pecados, nos arrepentimos y lo aceptamos como nuestro Salvador, no vamos a experimentar la muerte espiritual y de la separación eterna de Dios.

 

Somos justificados y atraídos a una relación correcta con Dios, por medio de Jesucristo:

siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús (Romanos 3:24).

Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.”, (Romanos 5:9).

 

por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios (Romanos 5:2).

 

Cuando somos justificados después de arrepentirnos  y aceptar a Jesucristo como nuestro Salvador, somos salvos de la ira y de la paga del pecado.

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida (Juan 5:24).

 

Es el deseo de Dios que todos los hombres tengan la salvación, y no que experimenten la ira de Dios por causa del pecado.

Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él (1 Tesalonicenses 5:9-10).

 

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
(Juan 3:16-17).

 

 

LOS PECADOS EN LA SANTA BIBLIA

El  Nuevo  Testamentlista  los  pecados  específicosidentifica  la  fuente  de  estos pecados, y revela los juicios especiales para ellos. Las siguientes referencias identifican un total de 103 pecados diferentes. Algunos se repiten en más de una lista. Hay...

 

   Siete qué viene del corazón y contaminan: Mateo 15:18-20

   Trece qué viene del corazón y contaminan: Marcos 7:21-23

   Veinte-tres qué traen el juicio de Dios: Romanos 1:29-32

   Siete qué creyentes no pueden hacer: Romanos 13:13,14

   Seis con que los creyentes no deben asociar: 1 Corintios 5:9-11

   Diez qué impiden la entrada en el Reino de Dios: 1 Corintios 6:9,10

   Diecisiete qué impiden la entrada en el Reino de Dios: Gálatas 5:19-21

   Cuatro qué trae la ira y impiden la entrada en el Reino de Dios: Efesios 5:5- 6

   Once que los creyentes deben rechazar: 2 Corintios 12:20-21

   Nueve en que los no salvos viven y en que los creyentes no deben vivir: Efesios 4:17-19

   Seis qué no debe existir entre los creyentes: Efesios 5:3,4

   Nueve qué los creyentes deben lanzar fuera: Efesios 4:25,28,29,31

   Seis qué los creyentes deben abandonar: Colosenses 3:8,9

   Seis  qué  los  creyentes  deben  mortificar  y  qué  trae  la  ira  de  Dios: Colosenses 3:5-6

   Catorce para los cuales la ley fue dada: 1 Timoteo 1:9-10

   Diecinueve que los creyentes deben rechazar: 2 Timoteo 3:1-5

   Nueve de los cuales los creyentes están salvos: Tito 3:3-5

   Cinco qué los creyentes deben poner al lado: 1 Pedro 2:1

   Siete pecados de la carne en que los creyentes ya no viven: 1 Pedro 4:2-4

   Ocho qué condena al lago de fuego: Apocalipsis 21:8

   Seis qué previene el acceso al árbol de vida y la ciudad santa: Apocalipsis 22:14

 

 

EL ARREPENTIMIENTO INEFICAZ

Hay algunos pasajes en la Biblia dónde la palabra "arrepentimiento" se usa de una manera diferente.

 

JUDAS:

En Mateo 27:3-4, Judas Iscariote comprendió que Jesús sería condenado a la muerte.

Él se arrepintió de su traición a Cristo:

27:3 Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos,
27:4
diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a nosotros? ¡Allá tú!

 

La palabra griega usada aquí no es la misma palabra que significa el cambio. Es una palabra que las personas a menudo interpretan mal, como se fuera el verdadero arrepentimiento. En muchos idiomas hay palabras que tienen más de un significado.

Esto es verdad en los idiomas en que la Biblia fue escrita. Hay más de uno significando a la palabra "arrepentimiento" en la Biblia. La palabra usada en este pasaje sobre Judas significa emoción, dolor, y angustia, remordimiento.

Judas experimentó el dolor por lo que él había hecho pero él no experimentó el verdadero arrepentimiento Bíblico. Él no tomó una decisión que causaría el cambio en sus acciones. Él continuó las acciones malas y se mató.

 

ESAÚ:

Esaú era otro hombre que cometió este error trágico. Esaú pecó vendiendo su primogenitura dada por Dios por un plato de guiso. La Biblia registra: Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue reprobado (que no halló lugar de arrepentimiento), aunque la procuró con lágrimas.Hebreos 12:17

 

Al cambiar su primogenitura rechazó todas las bendiciones y promesas de Dios que estaban asociadas con la primogenitura.

Después, Esaú sintió lo que él había hecho. Él lloró y vertió lágrimas amargas.

Pero la fuerte emoción no es prueba de arrepentimiento. Esaú no se arrepintió de verdad. Él sentía simplemente porque había perdido la primogenitura y deseaba poder volver atrás. Su "arrepentimiento" no fue aceptable porque hay una diferencia entre el pesar y el verdadero arrepentimiento.

 

SAUL:

El rey Saúl había desobedecido a Dios…

Entonces el profeta Samuel reprendió a Saúl:

1º Samuel 15:23: “Por cuanto tú desechaste la palabra del Señor, él también te ha desechado para que no seas rey.”

¿Cómo responde el rey Saúl?

1º Samuel 15:24-25: “Entonces Saúl dijo a Samuel: Yo he pecado; pues he quebrantado el mandamiento de Jehová y tus palabras, porque temí al pueblo y consentí a la voz de ellos. Perdona, pues, ahora mi pecado, y vuelve conmigo para que adore a JHWH.”

 

Todo parece indicar que el rey Saúl está arrepentido…

Pero hay un detalle que puede pasar fácilmente inadvertido…

Saúl pide perdón a Samuel, pero no a Dios…

Saúl entiende que Samuel está ofendido, enojado, porque Samuel está en ese momento en pie frente a él, y probablemente con no muy buena cara…

Pero Saúl no entiende que su ofensa al Señor es infinitamente más grave que su ofensa al profeta.

 

A nosotros puede quizá pasarnos inadvertido este detalle, pero Samuel se dio perfectamente cuenta de lo que había en el corazón de Saúl…

La prueba está en la respuesta que Samuel dio al rey:

 

1º Samuel 15:26: “Y Samuel respondió a Saúl: No volveré contigo; porque desechaste la palabra del Señor, y JHWH te ha desechado para que no seas rey sobre Israel.”

Samuel discierne que el arrepentimiento de Saúl es falso, y por eso no lo acepta.

Entonces es cuando sale a la luz el verdadero motivo de Saúl bajo la apariencia de arrepentimiento:

 

1º Samuel 15:30: “Yo he pecado; pero te ruego que me honres delante de los ancianos de mi pueblo y delante de Israel, y vuelvas conmigo para que adore a JHWH tu Dios.”

A Saúl le importaba lo que los ancianos y el pueblo pensaran de él, pero no le importaba lo que Dios pensaba del asunto. El sólo quería quedar bien ante los hombres…

 

SIMON EL MAGO:

Cuando el evangelista Felipe predicaba en Samaria, se convirtió una persona muy famosa. Era "un hombre llamado Simón, que antes ejercía la magia en aquella ciudad, y había engañado a la gente de Samaria... Pero cuando creyeron a Felipe, ...también creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe..." (Hechos 8:9,13)

 

¡Qué cambio más maravilloso! ¡El mago y engañador famoso, renuncia a la magia, y ahora es un seguidor de Cristo!

Unos días después ocurrió un incidente notable. Los apóstoles vinieron desde Jerusalén y oraron por los convertidos, para que recibiesen el Espíritu Santo.

"Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo: Dadme también a mí este poder..." (Hechos 8:18-19)

 

¿No sería maravilloso, tener otro ministro más que pudiera dar el Espíritu Santo? - Pero Pedro no se dejó engañar fácilmente.

"Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón..." (Hechos 8:20-22)

 

Aquí Simón queda al descubierto. Su arrepentimiento no era verdadero. Por fuera había renunciado a la magia; pero por dentro solo pensaba en sustituirla por otra clase de "magia": el poder del Espíritu Santo. El anhelaba este poder, no para agradar a Dios, sino simplemente para tener poder. Los motivos de su corazón no habían cambiado.

Ahora Simón tiene una segunda oportunidad para arrepentirse de verdad. ¿Aprovechará de esta oportunidad?

- "Respondiendo entonces Simón, dijo: Rogad vosotros por mí al Señor, para que nada de esto que habéis dicho venga sobre mí." (Hechos 8:24)

 

Muchos de nuestros hermanos y líderes de iglesias actuales pensarían que "ahora sí, Simón se ha arrepentido de verdad." Alegremente le darían la bienvenida (por segunda vez) como "hermano". ¡Y por segunda vez estarían engañados!

 

Analicemos la reacción de Simón. Primeramente, Pedro le había dicho: "Ruega a Dios". Simón no hizo esto. En lugar de ello, dijo: "Rogad vosotros por mí al Señor..."


Segundo, Pedro le había dicho: "Arrepiéntete... si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón".

Esto no es lo que Simón pidió. En lugar de ello, Simón pidió "que nada de esto venga sobre mí".

En otras palabras, Simón pidió poder escapar del castigo de Dios, pero sin cambiar su corazón. No deseaba el perdón y el agrado de Dios; solo quiso salir de su situación incómoda.

 

 

LAS OBRAS MUERTAS

Nuestra obligación es entender el significado del arrepentimiento genuino, "las obras muertas." son las acciones realizadas en la vida apartada de Dios.

Esto se llama "pecado" en la Biblia.

 

Es el amor del ego opuesto al amor de Dios. Este amor de sí mismo resulta en el descarriamiento del hombre del camino de santidad y escoger "su propio camino":

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino: más YHWH cargó en él el pecado de todos nosotros.” Isaías 53:6


Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.
  Proverbios 14:12

 

Jesús murió por los pecados de los hombres para que...

Y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, más para aquel que murió y resucitó por ellos.” 2 Coríntios 5:15

 

Cuando te arrepientas de las obras muertas de egoísmo, esto significara que reconoces la existencia de un verdadero Dios, y comprendes que eres es un pecador, pides perdón por tus pecados, y aceptas el plan de Dios de salvación a través de Jesucristo.

 

EL ORIGEN DE PECADO

El mal existía antes de que el hombre fuera creado. El pecado se originó por Lucifer, también conocido como Satanás. Los registros de la Biblia dicen que Lucifer era un ángel especial que fue creado originalmente perfecto por Dios. Lucifer pecó cuando él intentó organizar una rebelión contra Dios. Debido a este pecado, Lucifer fue expulso del Cielo a la tierra:

 

“¡Cómo caíste del cielo, OH Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas las gentes. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, en lo alto junto a las estrellas de Dios ensalzaré mi solio, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del aquilón; Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.” Isaías 14:12-14

 

Tú, querubín grande, cubridor: y yo te puse; en el santo monte de Dios estuviste; en medio de piedras de fuego has andado. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste criado, hasta que se halló en ti maldad. A causa de la multitud de tu contratación fuiste lleno de iniquidad, y pecaste: por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, OH querubín cubridor. Ezequiel 28:14-16

 

En la tierra, Lucifer [quién se volvió conocido como Satanás] ha continuado su rebelión contra Dios. Cuando Dios creó al primer hombre y mujer [Adán y Eva], Satanás los llevó a pecar contra Dios. Esta rebelión a veces se llama "la caída del hombre", significando que el hombre se cayó de la rectitud al pecado. Puedes leer sobre esto en los capítulos de Génesis dos y tres.

 

Dios advirtió Adán y Eva que las penalidades del pecado incluirían la muerte física y espiritual. La muerte espiritual fue la pérdida de su relación con Dios. La muerte física fue muerte de su cuerpo físico real. Debido al pecado de Adán y Eva la muerte vino sobre todos los hombres:

“….. así como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó a todos los hombres, pues que todos pecaron.” Romanos 5:12

 

Debido a caída del primero hombre y su mujer, el pecado pasó a toda la humanidad.

Eso significa que todos nacen heredando la naturaleza básica del pecado.

Así como se heredan los rasgos físicos, el rasgo espiritual de la naturaleza del pecado básica también se hereda. Cada persona ha pecado y tiene que pagar por sus pecados y la paga es la muerte física y espiritual.

 

Satanás es responsable por todo el mal que ha en el mundo. Su rebelión hacia Dios todavía, porque sigue seduciendo a los seres humanos a pecar contra su hacedor.

Hay una batalla constante en el mundo espiritual por los corazones, mentes, y almas de los hombres.

 

Cada persona ha heredado la naturaleza básica del pecado. Cada persona peca individualmente cuando es empujado por esta naturaleza pecadora a rebelarse contra Dios:

“Pero cada uno es tentado cuando es arrastrado y seducido por su propia pasión. Luego la baja pasión, después de haber concebido, da a luz el pecado; y el pecado, una vez llevado a cabo, engendra la muerte” Santiago 1:14-15

 

Todos han pecado, pero Dios ha proporcionado una manera de escapar de la paga del pecado. A través del arrepentimiento de las obras muertas y por aceptar a Jesucristo como Salvador personal puedes ser “salvo" de la paga del pecado.

 

PECADO

La Biblia usa varios nombres diferentes para el pecado:

Rechazo del principio de la Ley de Dios o el rechazo de la voluntad de Dios, el vivir a espaldas de Dios, la disposición mental que lleva al pecador a hacer la propia voluntad en oposición a la de Dios.

 

MALO:

El mal no es «algo» que tenga existencia de una manera positiva, sino la deterioración de algo bueno o su ausencia. La rebelión (mal) toma el lugar de la obediencia. La desconfianza (mal) toma el lugar de la comunión. Así, el mal es algo negativo, y sólo existe en relación con el bien, que procede de Dios, y que sí existe sin necesidad de existencia de mal alguno.

De los pasajes ya citados de Isaías y Ezequiel se desprende:

(a) que a Lucifer le había sido encomendado el cuidado y la protección de la tierra y del espacio contiguo a ella (Is. 14:12; Ez. 28:14);

 

(b) que había sido creado para que celebrara la gloria de Dios en todo el universo (Ez. 28:14);

 

(c) que tenía acceso al trono de Dios (Ez. 28:13, 14);

 

(d) que era perfecto, lleno de sabiduría y belleza (Ez. 28:15);

 

(e) que concibió el insensato plan de llegar a ser el igual de Dios, de destronar a Dios (Ez. 28:15; Is. 14:13-14). Su belleza, su resplandor, sus riquezas, todo ello lo perdió y le condujo al pecado (Ez. 28:17, 1-5);

 

(f) El juicio de Lucifer (Ez. 28:6-10; Is. 14:11, 15), la pérdida de su sublime posición, su destino a la morada de los muertos y al tormento eterno (Is. 14:15; Ez. 28:19 b; cfr. Ap. 20:1-2, 7-10).

 

Así, Lucifer vino a ser, por su caída, Satanás, el Adversario de Dios y el tentador de los hombres. Descendió a Edén (Ez. 28:13) presentándose al hombre en la seductora serpiente.

 

Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios Marcos 7:21

 

Malo significa ruin, sin valor, corrupto, inicuo, y moralmente pecador.

Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos Mateo 13:49.

 

MALDAD:

Mal, malicia, malignidad, perversidad, vileza, crueldad, inmoralidad, falsedad, iniquidad, depravación.

La maldad es un estado mental de desprecio hacia la justicia, rectitud, verdad, honor y virtud. Son muchos los términos que se traducen como «maldad», puesto que, al igual que en castellano, hay distintos términos en hebreo. La maldad empieza con una disposición de la mente, después se exterioriza en actos, los cuales moldean el carácter de quien se da a ella, marcando su destino. Se llega con ella a un punto sin retorno, con una total perversión de los valores. Contra ello se rebela el profeta Isaías, clamando: «¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!» (Is. 5:20).

 

El Señor Jesús reveló el origen de toda la maldad humana. El problema es interno, «porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos... las maldades... la soberbia, la insensatez» (Mateo 7:21).

 

El cristiano es exhortado a no pecar; Juan nos muestra el camino a seguir para el cristiano que ha pecado, y cómo, bajo nuestra confesión al Señor, «Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad» (1 Jn. 1:9).

 

Génesis 6:5 Y vio YHWH que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

 

TRANSGRESIÓN:

Infracción, ofensa, culpabilidad, infidelidad, incumplimiento del deber; rebelión, revuelta, paso en falso, transgresión, pecado, vulneración, quebrantamiento, violación, desobediencia, atropello, atentado, delito.

Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador(Gálatas 3:19).

 

Acto por medio del cual alguien va más allá de los derechos propios para invadir los ajenos; toda violación de la ley civil o moral. Generalmente, la "transgresión" era "contra YHWH" (Nm. 5:6), aunque a veces también contra el prójimo (Gn. 31:26; 50:17).

 

Algunas transgresiones requerían que se presentara una ofrenda en expiación por el pecado (Lv. 5:6, 7). Jesús aconsejó que si algún transgresor confesaba al ofendido su pecado, éste lo perdonara (Mt. 6:14; cf Ef. 4:32; Col. 3:13), para lograr así la reconciliación.


 

INJUSTICIA:

Esta palabra significa ilegalidad, iniquidad, falsedad, y embustero: es la falta o ausencia de justicia, ya sea en referencia a un suceso, acto o situación de hecho. Puede estar referida a un sujeto o a un grupo social.

 

Romanos 1:18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;
1:19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.
1:20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.
1:21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.
1:22 Profesando ser sabios, se hicieron necios,
1:23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

1:29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades;
1:30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres,
1:31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia;

 

IMPIEDAD:

Incredulidad, irreverencia lo opuesto a la reverencia debida a Dios. Es una actitud rebelde, que se opone a la sujeción y al conocimiento de Dios de una manera consciente, en contra de lo que se le debe como Creador, Sustentador y Salvador. El descuido total de las cosas de Dios. Es tratar como si Dios no existiese. La impiedad no es igual al ateísmo que cree que no hay ningún Dios. La impiedad sabe que hay un Dios, pero ignora totalmente Él y Sus leyes:

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad (Romanos 1:18).

 

INIQUIDAD:

Significa, injusticia, perversidad, vileza, infamia, maldad; literalmente, vivir sin la ley de Dios o violación de la ley. La condición de apartarse de la rectitud, ya sea en relación con Dios en base a su norma inamovible de justicia y santidad, o en relación con los hombres, en base a lo que el hombre sabe que es justo por su propia conciencia.

 

En el AT se señala la iniquidad como condición interna del corazón del hombre (Sal. 58:2 Antes en el corazón maquináis iniquidades; Hacéis pesar la violencia de vuestras manos en la tierra), aplicándose también el término iniquidad a los actos injustos cometidos (Sal. 36:12 Allí cayeron los hacedores de iniquidad; Fueron derribados, y no podrán levantarse).

 

La iniquidad quiere decir ser sin ley o violación de la ley:

Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. (Mateo 7:23).

 

DESOBEDIENCIA:

Indisciplina, insubordinación, desacato, resistencia, transgresión, rebeldía.

La desobediencia es el contrario de la obediencia. Quiere ignorar a Dios y a Su ley:

Pero acontecerá, si no oyeres la voz de YHWH tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán. Deuteronomio 28:15

 

Porque como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así por la obediencia de uno los muchos serán constituidos justos.” (Romanos 5:19).

 

INFRACCIÓN:

Falta, culpa, delito, incumplimiento, inobservancia, olvido, quebrantamiento, transgresión, violación, atropello.

Infracción quiere decir dejar el camino correcto y cruzar el límite del correcto al incorrecto. Es como entrar en la propiedad de otro hombre, que no le pertenece:

Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados (Efesios 2:1, Traducción del original).

 

¿Estás Viviendo una Vida Cristiana?

 

Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. 1 Juan 2:3

 

A veces hacemos la oración de recibir a Jesús como nuestro Salvador, pero no tomamos la decisión de permitirle a Él ser nuestro Señor. Jesús no sólo quiere ser nuestro Salvador, sino que también nuestro Señor. Jesús vino a salvarnos y a bendecir a los que rinden sus vidas en obediencia. La vida abundante es vivir una vida en fe y obediencia al Espíritu Santo.

 

¿Estás crucificando tu voluntad y maneras de vivir y los rindes para ser guiado por el Espíritu Santo?

 

Si eres un cristiano verdadero, esto se debe notar en tu estilo de vida. La verdadera evidencia de un cristiano es una vida transformada.Por tus frutos te conocerán. Mateo 7:16

 

 

 

Capítulo Tres

 

 FE EN DIOS

OBJETIVOS:

 

Al concluir este capítulo serás capaz de:

 

   Definir la fe.

   Identificar diferentes tipos de fe.

   Definir el término "Fe en Dios."

   Explicar por qué la Fe en Dios es importante.

   Explicar cómo la fe puede ser aumentada.

 

VERSÍCULO CLAVE:

 

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.(Hebreos 11:6).

 

INTRODUCCIÓN

La tercera  enseñanza fundamental se llama "Fe en Dios."

La Fe en Dios se refiere a nuestra actitud hacia Dios. Algunos hombres odian a Dios y se rebelan contra Él y otros tienen miedo de Él. Pero hay otros crean que hay Dios y por medio de la fe se acercan a Él.

 

La fe y el arrepentimiento son necesarios para una conversión genuina. El volverse a Dios sin abandonar el pecado no es un verdadero arrepentimiento. Intentar abandonar el pecado sin volverse a Dios por medio de la fe termina en fracaso.

 

El ministerio de Pablo a los incrédulos era:

Testificando a los Judíos y a los Gentiles arrepentimiento para con Dios, y la fe en nuestro Señor Jesucristo (Hechos 20:21).

 

El arrepentimiento y la fe en Dios son necesarios para la salvación.

 

DEFINICIÓN

Fe significa creer y tener la seguridad de algo. Creer significa confiar. Las palabras "fe, creer, y confiar" con relación a Dios significan la misma cosa.

 

La Biblia define la fe como:

 “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1).

 

La Biblia Amplificada agrega a esta definición:

Ahora la fe es la seguridad, la confirmación, el título de propiedad de las cosas que esperamos, siendo la prueba de las cosas que no vemos, y la convicción de su realidad.  Fe es percibir como real lo que no se ha revelado a los sentidos (Hebreos 11:1 traducido de la versión en inglés).

 

La fe da seguridad de que las cosas prometidas en el futuro son verdaderas y que las cosas no vistas son reales.

 

ESPERANZA:

La fe es diferente de la esperanza. La esperanza es un deseo o actitud de expectación con respecto a cosas que están en el futuro.

La fe es una actitud de creencia en algo que no podemos ver pero que tenemos la seguridad que ya la poseemos.

 

La esperanza está en el dominio de la mente. La fe está en el corazón:

 

Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. (1Tesalonicenses 5:8).

 

En este versículo la fe está asociada en la región del corazón, cual escudo.

La esperanza está asociada con un yelmo en la región de la cabeza.

 

La esperanza es una actitud mental de expectación acerca del futuro.

La fe es una condición del corazón produciendo dentro de nosotros creencia en Dios:

 “Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación (Romanos 10:10).

 

No es suficiente aceptar el evangelio con la mente ya que esto no produce cambio en la vida y no será una verdadera fe bíblica. Una verdadera fe bíblica, al creer con el corazón, siempre produce cambio en la vida. El resultado es algo que se experimenta en el presente, no es algo que se espera para el futuro.

 

MENTE SOBRE MATERIA:

La fe no es lo mismo que mente sobre materia”.

"Mente sobre materia" enseña que el hombre puede vencer todos los problemas en el mundo real  (el mundo de la materia) usando su mente, razón, o poder de la voluntad. Estas enseñanzas tienen como centro al hombre. Dependen del ego y no de Dios. "Mente sobre materia" no está basada en la Palabra de Dios.

La fe está centrada en Dios, no en el hombre. Es un don de Dios, no es algo que el hombre produce por auto esfuerzo de su propia mente.

 

TIPOS DE FE

Existen diferentes tipos de fe.

 

FE NATURAL:

Esta es una confianza natural en las cosas que son estables. Por ejemplo, tienes fe de que la silla en la que estas sentado no se romperá.

 

Esta fe no es "fe en Dios." Es una fe natural en ciertas cosas en el ambiente en las cuales hemos aprendido por experiencia que podemos depender de ellas.

 

Los siguientes tipos de fe son los que hablan acerca de la "fe en Dios."

 

FE SANTIFICADORA:

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y vivo, no ya yo, mas vive Cristo en mí: y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó a mismo por mí (Gálatas 2:20).

 

La fe santificadora hace que el creyente viva una vida santa después de la conversión. Vamos aprenders acerca de la santificación en el Último capítulo de este estudio.

 

Fe en Dios incluye la fe santificadora, que significa creer que podemos vivir una vida santa. Esto no lo hacemos por nuestra propia fuerza pero por medio del poder de Dios que habita dentro de nosotros.

 

FE DEFENSORA:

La fe es una de las armas para protección contra nuestro enemigo espiritual, Satanás.

 “Sobre todo, tomando el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno (Efesios 6:16).

 

Satanás tratará de atacar tu fe enviando "dardos" de incredulidad en tu mente. Tener fe en Dios provee una defensa espiritual para el creyente.

 

FE SALVADORA:

Justificados pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo (Romanos 5:1).

 

La fe en Dios, combinada con el verdadero arrepentimiento, es una fe salvadora. La salvación es conocer, creer, y personalmente aceptar el mensaje del evangelio.

La fe salvadora requiere una respuesta personal hacia Dios. Ninguna persona puede responder  en  lugar  de  otra.  Cada  persona  es  salva  por  su  propia  respuesta  al evangelio.

 

Fe es un hecho. Es el don de Dios para los hombres para que puedan ser salvos.

Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios (Efesios 2:8).

 

Pero la fe es también una acción.  Cada persona debe actuar de acuerdo a la medida de la fe que le fue dada por Dios. (Romanos 12:3) Fe en Dios es tu respuesta, tu acción por fe en El.

 

FE MAL ENFOCADA

La enseñanza que estamos estudiando es llamada "Fe en Dios."  No es una fe en general, pero si una fe enfocada en Dios y en su palabra.

Pero también podemos enfocar nuestra fe equivocadamente. La Biblia identifica varios lugares en donde el hombre puede depositar su fe:

 

ARMAS:

 “Porque no confiaré en mi arco, Ni mi espada me salvará (Salmos 44:6).

 

GRANDES HOMBRES:

Extendí mis manos a ti; Mi alma a ti como la tierra sedienta (Salmos 143:6).

 

EN SI MISMO:

 “El  que  confía  en  su  corazón  es  necio;  Mas  el  que  camina  en sabiduría, será salvo (Proverbios 28:26).

 

ÍDOLOS:

Serán vueltos atrás y en extremo confundidos los que confían en ídolos, y dicen a las imágenes (estatuas) de fundición: Vosotros sois nuestros dioses (Isaías 42:17)

 

FALSOS PROFETAS:

No fieis en palabras de mentira, diciendo: Templo de JHWH, templo de JHWH, templo de JHWH es éste.

He aquí vosotros os confiáis en palabras de mentira, que no aprovechan (Jeremías 7:4,8).

 

PODER NATURAL:

Estos confían en carros, y aquellos en caballos: Mas nosotros del nombre  de  JHWH  nuestro  Dios  tendremos  memoria”    (Salmos 20:7).

 

RIQUEZA:

 “He aquí el hombre que no puso a Dios por su fortaleza, Sino que confió en la multitud de sus riquezas, Y se mantuvo en su maldad. (Salmos 52:7).

 

AMIGOS:

41:9 Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, Alzó contra mí el calcañar. (Salmos 41:9).

 

Tener fe no es suficiente. Nuestra fe puede ser mal dirigida. La verdadera fe es una fe bien dirigida puesta su confianza y esperanza en Dios."

 

 

LA IMPORTANCIA DE LA FE

Hay dos razones por que la fe en Dios es requerida:

 

ES NECESARIA PARA LA SALVACIÓN:

No podemos ser salvos sin fe:

 

El  que  creyere  y  fuere  bautizado,  será  salvo;  mas  el  que  no creyere, será condenado (Marcos 16:16).

 

Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios (Efesios 2:8).

 

Y los de junto al camino, éstos son los que oyen; y luego viene el diablo, y quita la palabra de su corazón, porque no crean y se salven (Lucas 8:12).

 

NO PODEMOS AGRADAR A DIOS SIN FE:

La segunda razón de que la fe es importante es que no podemos agradar a Dios sin fe:

 

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. (Hebreos 11:6).

 

NIVELES DE FE

La Biblia revela que hay varios niveles de fe. El Señor Jesús dijo de las personas que no emplearon su fe como siendo personas "incrédulas", una generación incrédula

 

(Mateo 17:17 Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá).

 

También habló de aquellos de "poca fe"

(Mateo 6:30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?;

 

Mateo 8:26 Él les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza. (La fe de los Apóstoles)

 

Mateo 14:31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?; (La fe de Pedro)

 

Lucas 12:28 Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe?

 

Y de aquellos de “gran fe

 

Mateo 8:10 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe; (La fe de Centurión)

 

Mateo 15:28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora. (La fe de Mujer Cananea)

 

 Lucas 8:48 Y él le dijo: Hija, tu fe te ha salvado; ve en paz (La fe de Mujer con flujo de sangre)

 

La Biblia enseña que cada persona tiene una cierta cantidad de fe que le ha sido dada como un don de Dios: “...conforme a la medida de la fe que Dios repartió a cada uno (Romanos 12:3b).

 

Cada creyente tiene algo de fe porque es por medio de la fe que somos salvos:

 “Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios (Efesios 2:8).

 

COMO AUMENTAR LA FE

La fe que santifica nos ayuda a vivir una vida santa. Si aumentamos nuestra fe, esto nos ayudará a alcanzar la perfección.

La fe defensora nos protege contra los ataques del enemigo, Satanás. Si aumentamos nuestra fe, nuestra defensa espiritual también aumenta.

 

La Biblia nos dice como aumentar la fe:

Luego la fe es por el oír; y el oír por la palabra de Dios (Romanos 10:17).

 

Nuestra fe en Dios aumenta por medio de oír la Palabra de Dios.

Debemos de oír primero la Palabra de Dios para poder arrepentirnos del pecado y recibir a Jesucristo como Salvador. La fe salvadora viene al oír la Palabra de Dios.

 

Después de que somos salvos, la enseñanza bíblica y la predicación continuarán aumentando nuestra fe. Cuanto más escuchamos la Palabra de Dios, más aumenta nuestra fe.

Cuanto  s  nuestra  fe  aumenta  tanto  s  cil  será  vivir  una  vida  santa  y defendernos contra los ataques espirituales del enemigo.

 

Solamente una pequeña porción de fe es muy poderosa:

 “Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará;y nada os será imposible. (Mateo 17:20).

 

Nada es imposible si tenemos una pequeña cantidad de fe.

 

 

FE Y OBRAS

La fe es un don de Dios. No puede ser aumentada por obras. "Por fe" queremos decir "por lo que creemos." "Por obras" queremos decir "por lo que hacemos."

 

La Biblia enseña:

 “Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: No por obras, para que nadie se gloríe (Efesios 2:8- 9).

 

Fe es el don de Dios para creer.

Esto no significa que las obras (lo que hacemos) no son importantes. La fe viene primero, como un don de Dios. Las obras (lo que hacemos) son la prueba si nuestra fe es real o no.

Santiago escribió:

2:14 Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?
2:15
Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,
2:16
y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?
2:17
Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.
2:18
Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. (Santiago 2:14-18).

 

Nuestras obras... como vivimos y nuestra reacción a las necesidades de los que están a nuestro alrededor... son una prueba de la realidad de nuestra fe.

Santiago resume la conexión entre la fe y las obras con el ejemplo de la relación entre el cuerpo y el espíritu del hombre.

 

La Biblia enseña que cuando un hombre muere, su espíritu deja su cuerpo. Santiago dice que...

 “Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras es muerta (Santiago 2:26).

 

Nuestras acciones deben reflejar la fe viva dentro de nosotros.

 “Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá; (Gálatas 3:11).

 

UN EJEMPLO DE FE

Hebreos capítulo 11 enumera los nombres de muchas personas que fueron grandes ejemplos de fe.

 

Pero hay un hombre en la Biblia que es llamado "El padre de todos los que creen" (Romanos 4:11 Y recibió la circuncisióncomo señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso; para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia). Su nombre es Abraham.

 

Cristianos son los que siguen los pasos del fiel Abraham (Romanos 4:12 y padre de la circuncisión, para los que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado) y son identificados como los hijos de Abraham

 

Gálatas 3:7 Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.)

 

Por causa de su fe en Dios, Abraham fue justificado:

 “Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia,y fue llamado amigo de Dios. (Santiago 2:23).

 

Cuando Pablo quiso ilustrar la fe en Dios, él usó la relación de Abraham con Dios como un ejemplo:

4:23 Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada,
4:24
sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser contada, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro,
4:25 el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación. (Romanos 4:23-25).

 

Pablo dijo que el ejemplo de la fe de Abraham, la cual resultó en justificación, no fue guardado solamente para él. Este ejemplo se mantuvo para que nosotros, creyendo en el mensaje del evangelio, pudiéramos ser justificados.

 

Las razones por lo qué Abraham fue un ejemplo de fe son las siguientes:

 ABRAHAM OYÓ LA PALABRA DE DIOS:

Porque no por la ley fue dada la promesa a Abraham o a su simiente, que sería heredero del  mundo, sino por la justicia de la fe. Plenamente convencido de que todo lo que había prometido, era también poderoso para hacerlo (Romanos 4:13, 21).

 

EL CREYÓ EN LA PALABRA:

El no solamente oyó las promesas de Dios, pero el también creyó:

El creyó en esperanza contra esperanza, para venir a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que le había sido dicho: Así será tu simiente (Romanos 4:18).

 

Como Abraham, es creyendo que vamos a recibir las promesas de Dios:

1:8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;
1:9
obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas. (1 Pedro 1:8-9).

 

 EL SE VOLVIÓ DE UNA DESESPERADA CONDICIÓN:

El oír de la Palabra de Dios resultó en un cambio en la vida de Abraham:

4:18 El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia.
4:19
Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. (Romanos 4:18-19).

 

Así como los que están perdidos en el pecado, Abraham enfrentó una condición desesperada en el mundo natural. La promesa para llegar a ser el padre de muchas naciones solo podría llegar a ser posible por medio de Dios, porque Abraham y Sara ya estaban muy avanzados en edad para tener hijos.

 

La salvación viene solamente por medio de Jesucristo. No hay otra manera por la cual podamos recibir la promesa excepto por la fe en su plan de salvación:

Que habite Cristo por la fe en vuestros corazones; para que, arraigados y fundados en amor (Efesios 3:17).

 

EL ACEPTO LA PROMESA COMO UNA REALIDAD:

Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios(Romanos 4:20).

 

Esta es la fe en Dios.

UN EJEMPLO PARA NOSOTROS

 

La fe en Dios demostrada por Abraham es un ejemplo para  que nosotros lo imitemos. Nosotros debemos:

 

   Oír la Palabra de Dios.

   Creer en la Palabra de Dios.

   Volvernos de nuestra condición desesperada (cambiar por medio del arrepentimiento de obras muertas).

   Aceptar las promesas de Dios como una realidad: Su promesa es que somos

justificados por el arrepentimiento y fe en Dios por medio del plan de salvación en Cristo Jesús.

 

 

 

Capítulo Cuatro

 

IMPOSICIÓN DE MANOS

 
OBJETIVOS:

Al concluir este capítulo serás capaz de:

 

·           Definir "la imposición de manos."

·           Identificar los propósitos de la imposición de manos en la época del Antiguo Testamento.

·           Identificar los propósitos de la imposición de manos en la época del Nuevo Testamento.

·           Entender  las  calificaciones  bíblicas  para  ministrar  po medio  de  la imposición de manos.

 

VERSÍCULO CLAVE:
Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios(Hechos 14:3).

 

INTRODUCCIÓN

Lo primero que debemos dejar claro es “qué no es imposición de manos”. Cuando abrazamos a alguien estamos imponiendo nuestras manos sobre esa persona. Sin embargo eso no es imposición de manos como fundamento. Es un simple abrazo que demuestra amistad, compañerismo y en algunos casos significa que estamos en simpatía con esa persona, bien sea por causa de una gran alegría o un gran sufrimiento. Tampoco es estrechar manos. Al estrechar las manos estamos imponiendo nuestras manos sobre las manos de la otra persona, pero a esto tampoco se refiere la Biblia cuando habla de un fundamento de imposición de manos. No es tampoco dar palmaditas en la espalda de alguien. Esto puede ser muy afectivo, pero no es lo que Dios persigue cuando habla de un fundamento de imposición de manos.

La imposición de manos es un acto sagrado con un valor importante para Dios y así de importante debe ser para nosotros. ¿Recuerda cuando estuvimos hablando del bautismo en agua? Dijimos que no era meramente zambullirse en el agua, pues muchas personas lo hacen y eso no quiere decir que estén bautizándose. No es meramente el acto de imponer manos, sino el propósito por el cual se está haciendo.

En este estudio estaremos viendo las diferentes razones del por qué imponer manos y los resultados de dicho acto. No debemos olvidar nunca que Dios ha puesto la imposición de manos entre los fundamentos de la doctrina de Cristo, lo que nos dice que es de suma importancia para Él y debe serlo para nosotros.

Es importante que entendamos que estos fundamentos eran enseñados y practicado desde el Antiguo Testamento. Eso confirma y afirma más el uso en el Nuevo Testamento. Es por eso que debemos mirar con cuidado todo lo que se nos dice relacionado a este tópico en el Antiguo Testamento. No debemos olvidar que el Nuevo Testamente confirma y afirma al Antiguo Testamente y de igual forma a la inversa. Es de suma importancia que leamos ambos Testamentos y los estudiemos.

 

La doctrina de la imposición de manos es el cuarto de los principios  que forman el fundamento de la fe cristiana. Es un hecho en el cual una persona pone sus manos sobre el cuerpo de otra persona con un propósito espiritual definido. El acto es acompañado por oración o profecía. Pero generalmente en poca tomamos la verdadera conciencia de esta enseñanza en especial, la imposición de manos es una enseñanza. Debemos prestar mucha atención a esta enseñanza recibida de parte de Dios, pues si bien encontramos muchos versículos, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, en donde leemos de aquellos que impusieron sus manos.

 

EL SIGNIFICADO DE LAS MANOS EN LA BIBLIA

Como instrumentos de uso y servicios de nosotros mismos, de otros y de Dios, nuestras manos son de los miembros más importantes del cuerpo. Son referidas muchas veces en las escrituras con relación a nuestras manos físicas, su connotación espiritual y aun la obra de Dios entre los hombres es llamado la obra de las manos de Dios.

Jeremías 1:9 Y extendió JWHW su mano y tocó mi boca, y me dijo JWHW: He aquí he puesto mis palabras en tu boca

Job 12:10 En su mano está el alma de todo viviente, Y el hálito de todo el género humano.

Hechos 11:21 Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor.

Apocalipsis 1:16 Tenía en su diestra (SU MANO DERECHA) siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.
1:17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra (SU MANO DERECHA) sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

1:18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.
1:19 Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas.
1:20 El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

 

Las referencias de la Biblia a la mano derecha de Dios no son indicativos de localidad pero se refieren  a un lugar de favor, autoridad, relación y poder.

Lucas 22:69 Pero desde ahora el Hijo del Hombre se sentará a la diestra (A SU MANO DERECHA) del poder de Dios.

Salmo 16:11; 110:1; 118:15,16; 138:7

Hebreos 8:1; 9:24; 10:12; 12:2

1 Pedro 3:22

Las manos son enfatizadas en los principios de la doctrina de Cristo en el trabajo espiritual de impartir, conferir, transmitir, expresar, transmitir y confirmar.

 

Los dones no son ejecutados a la voluntad y capricho de los hombres. Aquel que impone las manos y aquel sobre quien se imponen, deben de estar en harmonía, llenos de fe yen acuerdo con la voluntad de Dios y la palabra antes de desear los resultados que pueden ser obtenidos.

Dios obra soberana e independientemente del acto de la imposición de manos, pero hace uso de este medio y método para realizar muchas de Sus grandes obras. Es absolutamente necesario ser bíblico y escritural en este asunto. La prudencia espiritual es también completamente necesaria en cada ocasión donde las manos se imponen sobre alguien más.

 

 

La Biblia nos alerta de ciertos peligros que pueden sucederse si no lo hacemos conforme a como Dios lo ha mandado. Mientras que la Biblia nos exhorta a imponer las manos, nos previene también de hacerlo.

HECHOS 19:14-22

19:13 Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo.
19:14 Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes, que hacían esto.
19:15 Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois?
19:16 Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos.

La pregunta es: ¿qué hacer? Algunos pensaran no poner más sus manos, y esto a la verdad está mal; y otros sin importarle mucho toda la cuestión, seguirán poniendo sus manos indiscriminadamente, lo cual también es incorrecto. La buena noticia es que en el Evangelio precioso del Señor Jesús existe una palabra que siempre debe traducirse en actitudes: EQUILIBRIO. El ser equilibrado nos llevara a la victoria en todas las áreas de la vida cristiana y secular.

REQUISITOS PARA IMPOSICIÓN DE MANOS

1. Este ministerio jamás debería ser ejercido liviana y descuidadamente, sino siempre en un espíritu de oración y ayuno;

2. Debe buscarse la guíanza y la dirección del Espíritu Santo en cada paso: ¿Con quién orar? ¿Cuándo orar? ¿Cómo orar?

3. El creyente que impone las manos debe saber cómo invocar para sí el continuo poder purificador y protector de la sangre de Cristo;

4. El creyente que impone las manos debe tener tal medida del poder de Dios que pueda vencer cualquier tipo de influencia maligna que quiera obrar en o a través de la persona a la que se le imponen las manos.

Cuando estos cuatro requisitos de seguridad no se cumplen cuidadosamente, existe un verdadero peligro de que pueda haber resultados espirituales dañinos tanto para quien impone las manos, como para quien recibe la imposición o para ambos.

Veamos un poco más de cerca la enseñanza bíblica sobre este tema de la imposición de manos, partiendo de la base que ésta es una doctrina cristiana llamada “enseñanza elemental” o “fundamento” por los escritores del siglo I (Hebreos 6).

 

¿QUIÉN IMPONE MANOS?

Nadie puede dar lo que no tiene (Hch.3:6 Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda), por lo que veremos algunos aspectos a observar en la imposición de manos.

a) El que es Enviado por Jesús

La Escritura nos enseña que Ananías fue enviado a Pablo para que impusiera sus manos sobre él y de esa manera recobrara la vista (Hch.9:17 Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo). Jesús nos ha enviado como embajadores o sea que tenemos la delegación de Cristo para una obra definida (Ro.10:15ª ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados?): bendecir a otros (Ge.22:17ª de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos).

 

b) El Verdadero Ministro de Dios (Hch.6:5 Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía;
6:6 a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.
)

 

El Ministro cuando impone sus manos ministra con autoridad sobre la vida del pueblo. El Ministro verdadero tiene autoridad que proviene de Dios (Ef.4:11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros) por lo que tiene la facultad para ayudar a la Iglesia (Ef.4:12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo).

 

c) Los que Creen la Palabra de Dios (Mr.16:17-18)

16:17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;
16:18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

Al que cree le seguirán las señales del poder de Dios al imponer las manos (Jn.11:40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?) porque obra en fe.

He.11:33-37

11:33 que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones, 11:34 apagaron fuegos impetuosos,evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.
11:36 Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles.

11:37 Fueron apedreados,
aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados;

 

Ro.10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

El que cree y pone por obra la Palabra a Dios agrada (He.11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan).

 

¿CÓMO IMPONER MANOS? (Hch.9:10-18)

a) Limpiándonos (Ex.30:18 Harás también una fuente de bronce, con su base de bronce, para lavar; y la colocarás entre el tabernáculo de reunión y el altar, y pondrás en ella agua.
30:19
Y de ella se lavarán Aarón y sus hijos las manos y los pies.
30:20 Cuando entren en el tabernáculo de reunión, se lavarán con agua, para que no mueran; y cuando se acerquen al altar para ministrar, para quemar la ofrenda encendida para JWHW,
30:21 se lavarán las manos y los pies, para que no mueran. Y lo tendrán por estatuto perpetuo él y su descendencia por sus generaciones)

Los sacerdotes en el tabernáculo antes de entrar al Lugar Santo se lavaban en el lavacro de bronce que contenía agua, figura en primer lugar de la Palabra (Jn.15:3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado). Entendemos que estamos en un proceso de limpieza (Apc.12:11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte), por lo que debemos del Señor Jesús aceptando su poder purificador para mantener una actitud de limpieza de las contaminaciones que nos acechan a cada paso (He.12:1 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,
12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios), las cuales venceremos confiando en Dios (Fil.1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;).

 

a.1) Sin Ira ni Contienda (1ª.Ti.2:8  Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda)

Si sólo levantar las manos tiene poder, cuanto más la imposición de ellas, por lo que debemos ser cuidadosos de ponernos a cuentas con quien corresponda (Ro.12:18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres).

 

a.2) Con fe (He.11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan)

La duda contamina, por lo que debemos mantenernos en comunión y sin temor porque no es el espíritu que Dios nos ha dado sino el de poder (2ª.Ti.1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio).

 

a.3) Anhelando ser Libres de Ataduras (Jue.16:21,26-30)

16:21 Más los filisteos le echaron mano, y le sacaron los ojos, y le llevaron a Gaza; y le ataron con cadenas para que moliese en la cárcel.
16:26
Entonces Sansón dijo al joven que le guiaba de la mano: Acércame, y hazme palpar las columnas sobre las que descansa la casa, para que me apoye sobre ellas.
16:27 Y la casa estaba llena de hombres y mujeres, y todos los principales de los filisteos estaban allí; y en el piso alto había como tres mil hombres y mujeres, que estaban mirando el escarnio de Sansón.
16:28 Entonces clamó Sansón Al SEÑOR, y dijo: Señor DIOS, acuérdate ahora de mí, y fortaléceme, te ruego, solamente esta vez, oh Dios, para que de una vez tome venganza de los filisteos por mis dos ojos.
16:29 Asió luego Sansón las dos columnas de en medio, sobre las que descansaba la casa, y echó todo su peso sobre ellas, su mano derecha sobre una y su mano izquierda sobre la otra.
16:30 Y dijo Sansón: Muera yo con los filisteos. Entonces se inclinó con toda su fuerza, y cayó la casa sobre los principales, y sobre todo el pueblo que estaba en ella. Y los que mató al morir fueron muchos más que los que había matado durante su vida.

 

Sansón fue elegido para hacer la obra de Dios, pero mientras estuvo atado no la pudo realizar. Al recordar la misericordia y el poder de Dios vino su victoria. De la misma manera no veamos los problemas sino la victoria de Dios en nuestra vida (Col.1:11 fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad;
1:12 con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz;
1:13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo), dejándonos guiar por el Espíritu hasta la raíz del problema que tengamos para que sea echado fuera de nuestra vida).

 

a.4) Sin Debilidad (Neh.6:9 Porque todos ellos nos amedrentaban, diciendo: Se debilitarán las manos de ellos en la obra, y no será terminada. Ahora, pues, oh Dios, fortalece tú mis manos)

Aunque el enemigo venga como río en contra nuestra (Salmos 27:3 Aunque un ejército acampe contra mí, No temerá mi corazón; Aunque contra mí se levante guerra, Yo estaré confiado) Dios nos librará (Éxodo 15: 4 Echó en el mar los carros de Faraón y su ejército; Y sus capitanes escogidos fueron hundidos en el Mar Rojo.

Los abismos los cubrieron; Descendieron a las profundidades como piedra), por lo que debemos nutrirnos con Su Palabra (He.5:12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido) y cubrirnos como Él desea (1ª.Pd.5:6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo) para ser sanados (Marcos 6:5b …salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos) y ser fortalecidos en su fuerza (Ef.6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza).

 

b) Guiados por el Espíritu Santo (Hch.13:2-3)

13:2 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.
13:3 Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

Este pasaje declara que fue el Espíritu Santo quien indicó a quién y para qué se debían imponer manos. Nosotros sin embargo no debemos caer en un falso misticismo, ya que no es Dios el que va a mover nuestras manos sino nosotros (Ex.17:11 Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; más cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec.
17:12 Y las manos de Moisés se cansaban; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol) por su guía (Jn.16:13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir), por lo que es necesario el ejercicio de los sentidos espirituales para no errar (He.5:14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal).

 

c) Sin Ligereza (1ª.Ti.5:22)

Como vimos habla de la dirección de Dios, no por nuestro deseo, ni por nuestra motivación o sentimientos, los cuales se encuentran en nuestra alma, porque podríamos imponer manos precipitadamente, interfiriendo con los tratos personales de Dios como en el caso de Timoteo que Pablo mismo le recomienda un poco de vino para su salud –no le impone manos o lo indica así- (1ª.Ti.5:23), y para no exponernos a contaminaciones, ya que es un punto de contacto.

 

La imposición de manos en EL ANTIGUO TESTAMENTO

La imposición de manos en el Antiguo Testamento fue usada para  los siguientes propósitos:

 

·           Transmisió d bendicione espirituale   autorida a recipiente. (Transmisión significa que algo espiritual fluye del que  impone las manos para aquello que lo recibe).

·           Confirmación publica de una bendición espiritual o autoridad ya recibida por Dios por aquello que recibe la imposición de manos.

·           Dedicación a Dios para un ministerio especial.

 

Los tres propósitos pueden ser combinados en un acto de imposición de manos.

 

Tres ejemplos del Antiguo Testamento ilustran los propósitos de la  imposición de manos.

 

ISRAEL:

En Génesis Capítulo 48 encontramos el primero ejemplo de la imposición de  manos para un beneficio espiritual. José trajo a sus dos hijos, Efraín y Manasés, para que su padre los bendijera:

 

Entonces Israel extendió su mano derecha, y la puso sobre la cabeza de Efraín, que era el menor, y su mano izquierda sobre la cabeza de Manasés, colocando así sus manos adrede, aunque Manasés era el primogénito (nesis 48:14).

 

La bendición de Jacob fue transmitida a sus dos nietos con la  imposición de manos sobre sus cabezas.

 

LEVITAS:

Los levitas fueron ordenados por Dios para servir a la congregación  de Israel como deres espirituales. En esta capacidad, ellos representaban al pueblo delante de Dios.

 

La imposición de manos fue la confirmación por el pueblo de la autoridad del levita delante de Dios:

 Y  cuando  habrás  hecho  llegar  los  Levitas  delante  de  YHWH, pondrán los hijos de Israel sus manos sobre los Levitas (Números 8:10).

 

MOISÉS:

Números capítulo 27: 16Ponga JWHW, Dios de los espíritus de toda carne, un varón sobre la congregación, 17que salga delante de ellos y que entre delante de ellos, que los saque y los introduzca, para que la congregación de JWHW no sea como ovejas sin pastor 18Y JWHW dijo a Moisés: Toma a Josué hijo de Nun, varón en el cual hay espíritu, y pondrás tu mano sobre él; 19y lo pondrás delante del sacerdote Eleazar, y delante de toda la congregación; y le darás el cargo en presencia de ellos 20Y pondrás de tu dignidad sobre él, para que toda la congregación de los hijos de Israel le obedezca... 23y puso sobre él sus manos, y le dio el cargo, como JWHW había mandado por mano de Moisés.

 

Este es Moisés pidiéndole a Dios que designe al que lo va a sustituir, pues Moisés no podría llevar al pueblo a la tierra prometida debido a que desobedeció a Dios al golpear la roca para que diera agua en lugar de hablarle como Dios le dijo. Notemos con cuidado las palabras de Dios a Moisés: Toma a Josué hijo de Nun, varón en el cual hay espíritu, y pondrás tu mano sobre él; Vemos aquí que Dios está mandando a imponer las manos con un propósito específico. Veamos algunos pasajes para que podamos entender mejor lo que está ocurriendo aquí. Josué era un joven que se había consagrado para Dios junto a otros jóvenes.

 

Observemos lo que la Biblia dice al respecto

Núm.11: 28Entonces respondió Josué hijo de Nun, ayudante de Moisés, uno de sus jóvenes, y dijo: Señor mío Moisés, impídelos.

Lo primero que debemos notar es que Josué era ayudante de Moisés. Sin embargo debemos también observar que él no era el único ayudante de Moisés, pues la Biblia dice que Josué era uno entre un grupo de ayudantes de Moisés.

 

Ex.17: 9Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano.

Amalec había salido a pelear contra Israel y Moisés se dirige directamente a Josué y le da una misión, la primera misión de muchas otras que vendrían. Dos cosas debían ser hechas por Josué. En primer lugar debía seleccionar los hombres que irían con él a la batalla. Moisés le dijo: Escógenos varones. Esto es importante porque estamos hablando de vida o muerte, no es un juego de Nintendo. Así que aquí no se podía hacer selecciones por amistas, simpatía o al azar. Debía ser un grupo escogido, y bien escogido. Vemos entonces que en esta misión ya Moisés le estaba dando a Josué libertad de ejercer su liderazgo escogiendo el grupo que iría a la batalla junto a él. En segundo lugar debía salir a pelear. Repito, esto no era un juego, es algo de vida o muerte. Solo los de corazón firme y decidido toman esta misión en serio. No olvidemos que Israel la única batalla que había visto era la de Dios con los egipcios. Ellos mismos no eran hombres de guerra. Así que esto hacía de Josué algo especial entre esos otros jóvenes que Moisés tenía a su servicio.

 

Ex.17: 14Y JWHW dijo a Moisés: Escribe esto para memoria en un libro, y di a Josué que raeré del todo la memoria de Amalec de debajo del cielo.

Josué salió a la batalla con los hombres que él había escogido y ganaron la batalla. Claro que la victoria es de Dios, pues ganaban cuando Moisés levantaba sus manos sosteniendo la vara de Dios, pero quien salió al encuentro fue Josué y sus hombres. Esto fue como una prueba para ver el carácter y determinación de Josué. El resultado fue la victoria, pero mejor que la victoria fue el reconocimiento que Dios le da. Dios le dijo a Moisés que le dijera a Josué que raería del todo la memoria de Amalec de debajo del cielo. El nombre de Josué ya estaba en labios de Dios y ya Dios le estaba dando una promesa. Es como Dios aprobando la labor hecha por Josué en el campo de batalla.

 

Ex.24:13Y se levantó Moisés con Josué su servidor, y Moisés subió al monte de Dios.

Podemos ver aquí que Moisés subió al monte, pero en esta ocasión se llevó solo a Josué dejando a los otros jóvenes en el campamento. Claramente se deja ver como Josué comienza a separarse de los otros jóvenes y a ganar el favor de Moisés. Es similar a los apóstoles, donde Pedro, Jacobo y Juan se separaron de los otros por decisión de Jesús y a ellos se les mostró cosas que los otros no presenciaron.

 

Ex.33:11Y hablaba JWHW a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero. Y él volvía al campamento; pero el joven Josué hijo de Nun, su servidor, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo.

 

En este pasaje la Biblia nos muestra algo sumamente especial en la vida de Josué, algo que demuestra la simpatía que Dios tenía por él. Mientras que Moisés retornaba al campamento Josué permanecía en el tabernáculo. El tabernáculo era el lugar donde estaba la presencia de Dios. Se componía de tres partes, el atrio, lugar donde todos podían entrar. El lugar santo, lugar donde solo los sacerdotes podían entrar. Y el lugar Santísimo, lugar donde solo el sumo sacerdote podía entrar una sola vez al año. Siendo que Josué no era sacerdote le estaba prohibido entrar al lugar santo y al lugar Santísimo, pero no al atrio. Lo que nos dice que Josué siempre estaba alrededor del tabernáculo, en sus atrios. 

 

Nún.13: 16Estos son los nombres de los varones que Moisés envió a reconocer la tierra; y a Oseas hijo de Nun le puso Moisés el nombre de Josué.

Ahora vemos que Josué fue seleccionado para formar parte del escuadrón secreto que fue a reconocer la tierra. El relato nos dice que cuando regresaron, diez de los doces, dieron un informe basado en los sentidos físicos, lo que vieron, lo que palparon y como se sentían, a su parecer, ante el pueblo enemigo. Solo Josué y Caleb dieron reportes positivos. Vieron exactamente lo mismo, pero unos lo vieron con los ojos físicos mientras que los otros dos lo vieron con los ojos espirituales. Otro punto para Josué.

 

Debemos notar también que el nombre real de Josué era Oseas, pero Moisés se lo cambió por Josué. Oseas significa salvación. ¿Por qué Moisés le habrá cambiado el nombre por Josué? En la cultura oriental se acostumbraba a poner nombres que estuviesen relacionados a los trabajos que desempeñarían. El nombre Josué significa “el Señor es Salvación”. Los padres de Josué tenían una esperanza en Josué, pero Dios tenía algo más grande, pues movió a Moisés para que le cambiara el nombre. El nombre Josué es también el equivalente a Jesús en el castellano. No sabemos con certeza si Moisés ya sabría que Josué sería el que lo sustituiría y por eso le cambió el nombre o si sería simplemente por un sentir por parte de Dios.

 

Podemos ver en todos estos pasajes que había una gran amistad entre Moisés y Josué, amistad donde posiblemente Moisés había impuesto sus manos sobre Josué en señal de afecto, aprecio y confianza. Sin embargo, ninguna de esas posibles ocasiones era el fundamento de imposición de manos porque no se hacía con ese propósito. Es en el momento que Dios le indica a Moisés que imponga sus manos sobre Josué que la imposición de manos tomó un significado muy distinto.

 

Dos cosas interesantes ocurrieron al Moisés imponer sus manos a Josué por orden de Dios. La primera fue que recibió de la dignidad de Moisés. La Real Academia Española define la palabra dignidad de la siguiente manera: Honor, excelencia. Esto nos dice que ahora Josué gozaba de un honor y una excelencia especial ante todo el pueblo. El propósito de darle, a través de la imposición de manos, la dignidad de Moisés era para que el pueblo le respetara y obedeciera como respetaban y obedecían a Moisés. Notemos también que fue algo hecho en público, no fue un llamado secreto y a escondidas. Esto es importante porque últimamente están surgiendo muchos pastores, apóstoles, profetas, etc. sin saber de dónde han salido ni quienes los han ordenado para dicho ministerio. En el caso de Josué vemos que es Dios mismo el que manda hacer la ordenación. 

 

En 1 Cor.12 dice que El quien era el que daba los ministerios, dice así: 5Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismoEl Señor Jesús es el que tiene a su cargo el dar ministerios (Ef.4:11) en el Nuevo Testamento así como Dios lo hacía en el Antiguo Testamento. Tengamos cuidado de no encontrarnos haciendo el trabajo de Jesús y estemos imponiendo manos para ordenar a personas que nos caen bien o que nosotros pensamos serian buenos para el ministerio. Jesús es el que llama, nosotros por dirección de él imponemos manos para confirmar dicho llamado.

 

Lo segundo que Josué recibió sabiduría al imponer Moisés sus manos sobre él. Así se nos dice en Dt.34: 9Y Josué hijo de Nun fue lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había puesto sus manos sobre él; y los hijos de Israel le obedecieron, e hicieron como JWHW mandó a Moisés.

 

La sabiduría es de suma importancia para todo líder. Vemos que cuando ejercitamos el fundamento de imposición de manos correctamente y bajo la dirección de Dios trae consigo grande bendición. 

 

Otro caso de imposición de manos en el Antiguo Testamento

En esta ocasión estaremos viendo al profeta Eliseo junto a Joas rey de Israel. Recordemos que el fundamento es el de imposición de manos. De acuerdo a la definición de imposición o imponer la cual es colocar, poner encima algo a alguien, no se nos dice precisamente donde se imponen las manos o como se hace. Es por ello que podemos afirmar que el evento ocurrido aquí fue una imposición de manos. 

Veamos la porción bíblica de 2 Reyes 13: 14Estaba Eliseo enfermo de la enfermedad de que murió. Y descendió a él Joás rey de Israel, y llorando delante de él, dijo: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! 15Y le dijo Eliseo: Toma un arco y unas saetas. Tomó él entonces un arco y unas saetas. 16Luego dijo Eliseo al rey de Israel: Pon tu mano sobre el arco. Y puso él su mano sobre el arco. Entonces puso Eliseo sus manos sobre las manos del rey, 17y dijo: Abre la ventana que da al oriente. Y cuando él la abrió, dijo Eliseo: Tira. Y tirando él, dijo Eliseo: Saeta de salvación de JWHW, y saeta de salvación contra Siria; porque herirás a los sirios en Afec hasta consumirlos.

 

Notamos que Eliseo pusó sus manos sobre las manos del rey Joas. Esto es una imposición de manos también dirigida por Dios para traer liberación. En este caso Israel pelearía contra Siria y la vencería. Es el resultado de una imposición de manos con un sentido espiritual y dirigido por Dios

 

 

La imposición de manos en EL  NUEVO TESTAMENTO

Después que se le apareciera Jesús a Pablo en su camino a Damasco, Dios da instrucciones a Ananías para que visite a Pablo y le imponga las manos para que recobre la vista (Hechos 9:12), la cual había perdido en su encuentro con Jesús (Hechos 9:8). Esto se describe en Hechos 9:17: Fue entones Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que  recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo”. Como claramente se indica en 9:12, la imposición de manos de Ananías a Pablo, principalmente, era la acción o el medio por el que Dios se servía para canalizar su poder sanando a Pablo de la enfermedad que tenía en sus ojos.

 

En la Biblia, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, encontramos muchos actos de sanación milagrosa, instantánea y espectacular, como por ejemplo al cojo de nacimiento que sanó Pedro (Hechos 3:2-10), y también otras sanaiones, que aunque la enfermedad o incapacidad no fuese tan grave como la citada anteriormente, no por eso resulta menos milagrosa, como la que se relata a continuación:

Hechos 28:8

“8 Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó.”

 

El tiempo de esa sanidad varía. Algunas veces la sanidad se recibe tan pronto como se imponen las manos sobre el enfermo. Otras veces,  la  sanidad viene gradualmente

8:22 Vino luego a Betsaida; y le trajeron un ciego, y le rogaron que le tocase.
8:23 Entonces, tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, le puso las manos encima, y le preguntó si veía algo.
8:24 El, mirando, dijo: Veo los hombres como árboles, pero los veo que andan.
8:25 Luego le puso otra vez las manos sobre los ojos, y le hizo que mirase; y fue restablecido, y vio de lejos y claramente a todos.  (Marcos 8:22-25).

 

La persona buscando sanidad debe continuar ejerciendo fe hasta que la sanidad sea completa.  Es  importante  instruir  a  los  que  buscan  la  sanidad  por  medio  de  la imposición de manos acerca de la importancia de mantener la fe hasta que la sanidad es completa.

 

El libro de Hechos registra como Dios usó la práctica de la imposición de manos por los creyentes  para  obrar  sanidades  milagrosas  y  otras  señales  sobrenaturales  para confirmar su Palabra.

 “Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios.” (Hechos 14:3).

 Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo; y estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón.” (Hechos 5:12).

 Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, (Hechos 19:11).

 Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó (Hechos 28:8).

 

 

En  el  Nuevo  Testamento se  encuentran  cinco  propósitos generales  acerca  de  la imposición de manos.

SEÑALES SOBRE NATURALES:

 

Durante su ministerio terrenal, El Señor Jesús practicó la imposición de manos:

Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos.” (Marcos 6:5).

 

Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversas enfermedades los traían a él; y él, poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba.” (Lucas 4:40).

 

Y puso las manos sobre ella; y luego se enderezó, y glorificaba a Dios (Lucas 13:13).

 

En su mensaje final a los discípulos al cerrar su ministerio terrenal, El Señor  Jesús dijo que señales sobrenaturales iban a acompañar la predicación del evangelio:

 

16:17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;
16:18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán. (Marcos 16:17-18).

 

 

Una de estas señales sobrenaturales fue la imposición de manos por medio de la cual Dios sanaría a los enfermos y obraría otros milagros. Marcos 16:17-18 confirma que esta práctica debía de continuar después del ministerio terrenal de Cristo.

 

La imposición de manos en el nombre de Jesús fue un método  para ministrar la sanidad  física  al  enfermo.  Con  la  imposición  de  manos  se  transmite  el  poder sobrenatural de Dios para sanar el cuerpo de la persona enferma.

 

Otro propósito de la imposición de manos es ayudar a los que buscan

El bautismo del Espíritu Santo.

Hay cinco ejemplos registrados en el libro de Hechos de mo las personas recibieron el bautismo en el Espíritu Santo.

El primer ejemplo es el de los discípulos en el aposento alto en Jerusalén en el día de Pentecostés.

2:1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.
2:2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;
2:3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.
2:4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. (Hechos 2:1-4)

 

Los otros ejemplos son los nuevos convertidos en Samaria.

8:18 Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero,
8:19 diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo.
8:20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. (Hechos 8:14-20)

 

Saulo de Tarso

Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo. (Hechos 9:17)

 

Cornelio y su familia  

10:40 A éste levantó Dios al tercer día, e hizo que se manifestase;
10:41 no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de los muertos.
10:42 Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos.
10:43 De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre.
10:44 Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.
10:45 Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.
10:46 Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios. (Hechos 10:44-46)

 

Los discípulos en Éfeso

19:1 Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Éfeso, y hallando a ciertos discípulos,
19:2 les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.
19:3 Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan.
19:4 Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo.
http://adonai.es/003biblia/SantaBiblia/BLUE.GIFhttp://adonai.es/003biblia/SantaBiblia/BLUE.GIFhttp://adonai.es/003biblia/SantaBiblia/BLUE.GIFhttp://adonai.es/003biblia/SantaBiblia/BLUE.GIFhttp://adonai.es/003biblia/SantaBiblia/BLUE.GIF
19:5 Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.
19:6 Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. (Hechos 19:1-6).

 

En tres de estos ejemplos, los que buscaban el bautismo del  Espíritu  Santo fueron ministrados por otros creyentes por medio de la imposición de manos:

  Hechos 8:18 señala que "por medio de la imposición de  manos de los apóstoles el Espíritu Santo fue dado.

  En  Damasco,  Ananías  puso  sus  manos  sobre  Pablo  para  que  pudiera recobrar su vista y ser lleno del espíritu Santo.

  En Éfeso, los discípulos a quienes Pablo ministró recibieron el Espíritu Santo después de que Pablo puso las manos sobre ellos.

 

 

IMPARTIR DONES ESPIRITUALES:

Otro propósito de la imposición de manos es impartir dones espirituales. Pablo escribió a Timoteo:

No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio (1 Timoteo 4:14).

 

Pablo se refiere de nuevo a la experiencia espiritual de Timoteo:

Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.” (2 Timoteo 1:6).

  La imposición de manos fue combinada con el don de profecía para dirigir, animar, y fortalecer a Timoteo en el cumplimiento de su ministerio.

 

La Biblia indica que Dios ya había hablado a Pablo y Bernabé en privado acerca de la obra que Él quería que ellos hiciesen antes de anunciar a los deres de la iglesia. Las palabras habladas públicamente fueron una confirmación del llamamiento que Pablo y Bernabé ya habían recibido.

Los deres no enviaron a Pablo y a Bernabé a su misióinmediatamente. Ellos dedicaron un cierto tiempo para ayunar y  orar.  El envío de estos dos hombres fue completo al imponer los deres de las iglesias sus manos sobre ellos.

 

Pablo también impuso sus manos sobre Timoteo para comisionarlo a su ministerio.

 “Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.” (2 Timoteo 1:6).

 

La práctica de imposición de manos para comisionar a obreros cristianos no fue solo para los misioneros y ministros.

La  selección  de  los  primeros  diáconos  (Hechos  6:1-6)  fue  acompañada  por  la imposición de manos:

a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.”  (Hechos 6:6).

 

El oficio de estos hombres seleccionados en la iglesia de Jerusalén llegó a ser conocido por el título de diacono. Su selección fue confirmada con la imposición de manos de los deres de la iglesia.

El procedimiento para seleccionar los diáconos es delineado en  Hechos 6:3-6. Los apóstoles delegaron a  la  congregación la  responsabilidad para escoger entre sus varones los que debían ejercer este oficio.

Estos hombres fueron traídos delante de los apóstoles, que oraron  por ellos y les impusieron las manos. Con este acto los apóstoles mostraron que aceptaban a estos hombres como capacitados para ejercer el oficio de diacono. Ellos fueron dedicados a Dios para la  tarea  que habían sido escogidos y les transmitieron una medida de su propia sabiduría espiritual necesaria para ese trabajo.

 

 COMISIONAR A OBREROS CRISTIANOS:

La Biblia indica que Dios ya había hablado a Pablo y Bernabé en privado acerca de la obra que Él quería que ellos hiciesen antes de anunciar a los deres de la iglesia. Las palabras habladas públicamente fueron una confirmación del llamamiento que Pablo y Bernabé ya habían recibido.

 

Los deres no enviaron a Pablo y a Bernabé a su misióinmediatamente. Ellos dedicaron un cierto tiempo para ayunar y  orar.  El envío de estos dos hombres fue completo al imponer los deres de las iglesias sus manos sobre ellos.

 

Pablo también impuso sus manos sobre Timoteo para comisionarlo a su ministerio.

Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.” (2 Timoteo 1:6).

 

La práctica de imposición de manos para comisionar a obreros cristianos no fue solo para los misioneros y ministros.

La  selección  de  los  primeros  diáconos  (Hechos  6:1-6)  fue  acompañada  por  la imposición de manos:

a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.”  (Hechos 6:6).

 

El oficio de estos hombres seleccionados en la iglesia de Jerusalén llegó a ser conocido por el título de diacono. Su selección fue confirmada con la imposición de manos de los deres de la iglesia.

El procedimiento para seleccionar los diáconos es delineado en  Hechos 6:3-6. Los apóstoles delegaron a  la  congregación la  responsabilidad para escoger entre sus varones los que debían ejercer este oficio.

 

Estos hombres fueron traídos delante de los apóstoles, que oraron  por ellos y les impusieron las manos. Con este acto los apóstoles mostraron que aceptaban a estos hombres como capacitados para ejercer el oficio de diacono. Ellos fueron dedicados a Dios para la  tarea  que habían sido escogidos y les transmitieron una medida de su propia sabiduría espiritual necesaria para ese trabajo.

 

DEDICACIÓN DE LOS NIÑOS:

No es bíblico bautizar niños, porque ellos no pueden arrepentirse o creer, pues estos cuales son los requisitos para el bautismo.

 

Pero por medio de la imposición de manos, los niños pueden  ser dedicados y puestos bajo la protección, guía y bendición de Dios:

Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos  sobre ellos, los bendecía (Marcos 10:16).

 

 

UNA ADVERTENCIA ESPECIAL

El Nuevo Testamento provee una palabra de advertencia con relación a la imposición de manos:

 

No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro.” (1 Timoteo 5:22).

 

Porque un acto de transmisión ocurre cuando impones tus manos sobre alguien o alguien impone las manos sobre ti, es sabio ser cauteloso al usar esta práctica. Si la persona que impone las manos no está cualificada espiritualmente, esa práctica no será efectiva.

 

La Biblia es específica acerca de aquello que está cualificado para imponer las manos sobre otro para impartir un beneficio espiritual:

 

CREYENTES:

Los creyentes pueden imponer sus manos sobre otros:

 

 “16:17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;
16:18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán. (Marcos 16:17-18).

 

Las calificaciones de los verdaderos creyentes ya han sido discutidas en los capítulos previos al examinar los principios fundamentales de arrepentimiento de obras muertas y fe en Dios.

 

DISCÍPULOS:

 “Y como vio Simón que por la imposición de las  manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo,  les ofreció dinero”   (Hechos 8:18).

 

Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.” (Hechos 9:17).

 

Los apóstoles y discípulos eran hombres escogidos y ungidos de  Dios. Ellos eran creyentes maduros y ejemplos de liderazgo cualificado.

 

 

ANCIANOS:

 “...la imposición de manos del presbiterio (1 Timoteo 4:14).

 

El alto criterio puesto para los ancianos, también conocidos como  ancianos, es registrado en 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:6-9.

 

 

SUMARIO

Los cinco propósitos de la imposición de manos en el Nuevo Testamento son:

 

·       Señales sobrenaturales

·       Bautismo del Espíritu Santo

·       Impartir dones espirituales

·       Comisionar obreros cristianos

·       Dedicación de los niños

 

Una comprensión del principio fundamental de la imposición de manos es importante porque Jesús indicó que la práctica era parte del ministerio de la iglesia.

 

La imposición de manos es una práctica espiritual que hace falta en muchas iglesias en nuestros tiempos. Pero...

 

·       Imagínate el impacto en la propagación del evangelio si todo creyente fuera efectivo en la imposición de manos para la sanidad y los milagros.

·       Imagínate  el  impacto  en  la  propagación  del  evangeli si  los  dones espirituales fueran impartidos y los obreros cristianos fueran comisionados regularmente por medio de la imposición de manos.

 

 

PARA ESTUDIO ADICIONAL

Estudiar los milagros hechos por El Señor