A PESAR DE TODO GOZOSOS

(Epístola del Apóstol Pablo a los filipenses)

 

El gozo espiritual es un mandato de la palabra de Dios para el cristiano, y lo notamos cuando leemos Filipenses 4:4, donde el Apóstol Pablo dice: Regocijaos en el señor siempre, otra vez os digo: ¡regocijaos!

 

Nuestro Salvador quiere que tengamos una mente gozosa, sin embargo, el pueblo cristiano carece en la mayoría de las veces de este privilegio.

De hecho de experimentar esta parte del fruto del Espíritu si nuestra mente no está gozosa, por lo que todo lo que manifestamos es derrota en nuestras vidas, cuando lo que debemos manifestar es el gozo de la victoria de Cristo Jesús.

 

Hermanos, Dios no admite excusas, él quiere que sobre todas las cosas nosotros estemos siempre gozosos.

 

Podemos lograr el gozo permanente del corazón, y debemos transformar nuestras mentes para lograrlo.

CUATRO CARACTERÍSTICAS DEBE POSEER NUESTRA MENTE.

       I.    UNA MENTE SENCILLA                    A pesar de las circunstancias.

      II.    UNA MENTE SUMISA                        A pesar de la gente.

    III.    UNA MENTE ESPIRITUAL                A pesar de las cosas.

    IV.    UNA MENTE SEGURA                      A pesar de las preocupaciones.

 

Satanás quiere derrotarte, y él sabe que sin gozo, tu voluntad es nula, pues nunca tendrás la motivación para trabajar efectivamente para la causa de Cristo.

 

Para lograr el gozo espiritual, tú como creyente tienes que someterte al Espíritu Santo y debes condicionar tu mente para obedecerle y asimismo condicionar tu mente para poder lograr la victoria a pesar de cualquier circunstancia.

 

La  MENTE no es más que el asiento de la conciencia reflexiva del hombre.

Es la facultad de percepción y entendimiento.

Es la facultad de juicio y determinación.

 

Sabemos que Dios hizo al hombre a su imagen y a su semejanza, por lo que lo dotó de:

MENTE          para saber.

CORAZÓN    para amar.

VOLUNTAD para obedecer.

 

La mente está afectada por el pecado y Satanás ha querido destruirla para que perdamos la capacidad de conocer el amor y la voluntad de Dios y él ha transformado la mente humana en una mente:

COMPLICADA.

ORGULLOSA Y REBELDE.

CARNAL.

INSEGURA.

 

Como leamos en Efesios 4:23 (y renovaos en el espíritu de vuestra mente) encontramos el llamado de renovar el espíritu de nuestra mente. Ya que nuestra mente viene a Cristo; dañada y condicionada a la injusticia y a la mentira.

 

Por lo tanto, nuestra mente, nunca podrá satisfacer las demandas de Cristo, si no nos disponemos a luchar sobre cualquier eventualidad de la vida que vaya en contra de lo que hemos decidido y nos amargamos y renegamos de Dios y nos enfadamos con Dios, etc., etc.

 

El apóstol Pablo nos enseña cómo mantener el gozo en la vida cristiana en su epístola a los Filipenses.

 

Pablo condicionó su mente y obtuvo:

I. UNA MENTE SENCILLA.   A pesar de las circunstancias (1: 21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia) (3:21 el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas)

 

En el capítulo 1, vemos diferentes circunstancias que pudieron haberle quitado el gozo al Apóstol Pablo, pero no fue así, ya que él con una mente sencilla buscaba el propósito de Dios.

                                              

A.       SE MANTUVO GOZOSO A PESAR DE SUS PRISIONES (Filipenses 1:1-11)

1.      En vez de lamentarse en sus prisiones, se gozaba en la Comunión que tenía con los Filipenses, y en la obra magnífica de Dios en ellos (vv. 3-6).

1:3 Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros, 
1:4 siempre en todas mis oraciones rogando con gozo por todos vosotros, 
1:5 por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; 
1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; 

 

En vez de lamentarse en sus prisiones, su mente sencilla lo llevaba a gozarse en el amor que por ellos sentía (v. 7).

1:7 como me es justo sentir esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en el corazón; y en mis prisiones, y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois participantes conmigo de la gracia. 

 

2.      En vez de lamentarse de sus prisiones, Pablo los llevaba a amarse con el amor de Dios que es en ciencia y conocimiento, y esto a su vez, los llevaría a aprobar lo mejor, a fin de que fueran sinceros e irreprensibles en el día de Cristo, llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo para gloria y alabanza de Dios (Versículos 8-11).

1:8 Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo. 
1:9 Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento,
 
1:10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo,
 
1:11 llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.

 

B.        SE MANTUVO GOZOSO A PESAR DE LOS FALSOS MAESTROS (Filipenses1:12-20)

1.      A pesar de los falsos hermanos, Pablo se gozaba porque recordaba cómo sus prisiones habían servido para que los hermanos genuinos se atrevieran aún más a predicar el evangelio (v. 12, 13).

1:12 Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, 
1:13 de tal manera que mis prisiones
 se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás. 

 

2.      A pesar de los de estos falsos él se gozaba de que el evangelio era predicado (vv. 17, 18).

1:17 pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio. 
1:18 ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún.
 

 

3.      A pesar de los falso, Cristo era magnificado en su cuerpo, y podía gritar de gozo. “Para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”.

 

C.        SE MANTUVO GOZOSO A PESAR DE SU DESEO DE PARTIR (Fil. 1:22-30)

            1:20 conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. 
1:21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.
 
1:22 Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger.
 
1:23 Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor;
 
1:24 pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros.
 

                       

1.      No había un momento más propicio en la vida de Pablo que este momento en que se estaba en la cárcel, para desear que Dios viniera a buscarle o que le llamara.

 

2.      Pero a pesar de este deseo, Pablo mantuvo su gozo, al razonar el beneficio que traía el predicar su palabra (v. 24).

1:24 pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros. 

 

3.      Me quedaré para provecho y gozo de la fe.

 

En el capítulo 1 vemos que Pablo a pesar de las circunstancias renueva el Espíritu de su mente en un espíritu sencillo capaz de estar gozoso a pesar de las circunstancias.

 

Frente a la gente el creyente debe adquirir sin lugar a dudas:

II. UNA MENTE SUMISA…      A pesar de la gente  (2: 3,4)

2:3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 
2:4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. 

 

En primer lugar vemos el ejemplo de Cristo, el cual debemos nosotros copiar, ejemplo que se hace manifiesto en los que aman y obedecen su palabra (Fil. 2:1-11). El fue obediente y sumiso hasta la cruz.

2:5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 
2:6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 
2:7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 
2:8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 

 

 

A.  LA MENTE SUMISA DE PABLO (Fil. 2:12-18)

2:12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 
2:13
porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. 
2:14
Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 
2:15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; 
2:16 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado. 
2:17 Y aunque sea derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe, me gozo y regocijo con todos vosotros. 
2:18 Y asimismo gozaos y regocijaos también vosotros conmigo.

 

1.       Pablo sabía que las tinieblas se intentaban envolver a los creyentes, por eso, reclamaba el agarrase de la palabra de Dios para que su esperanza no fuera en vano y su gozo fuera permanente.

 

2.         La mente sumisa es lo contrario de la mente orgullosa y rebelde, y es esta cualidad que Pablo resalta de los hermanos de Filipos diciendo en el (2: 12a): Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido”.

 

3.         Pablo sabía que la mente sumisa a Cristo a pesar del mundo que nos rodea era la clave para mantener su gozo espiritual.

 

B.        LA MENTE SUMISA DE TIMOTEO

1.         Timoteo fue un gran discípulo de su maestro e imitador de lo bueno y es  reconocido por el Apóstol Pablo como uno de mente sumisa (2: 22). Pero ya conocéis los méritos de él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio”.

 

2.         Si notamos el contexto del (2: 22) veremos que Pablo habla de la gente que no es como Timoteo, aquellos que son rebeldes (2: 21): Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús”.

 

3.         Pero Pablo enviaba a Filipos a uno que con sinceridad se interesaba en los hermanos de Filipos porque tenía una mente sumisa a Cristo y por ende un hermano lleno de gozo.

 

C.        LA MENTE SUMISA DE EPAFRODITO (Filipenses 2:25-30)

2:25 Más tuve por necesario enviaros a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de milicia, vuestro mensajero, y ministrador de mis necesidades;

2:26 porque él tenía gran deseo de veros a todos vosotros, y gravemente se angustió porque habíais oído que había enfermado. 
2:27 Pues en verdad estuvo enfermo, a punto de morir; pero Dios tuvo misericordia de él, y no solamente de él, sino también de mí, para que yo no tuviese tristeza sobre tristeza. 
2:28 Así que le envío con mayor solicitud, para que al verle de nuevo, os gocéis, y yo esté con menos tristeza. 
2:29 Recibidle, pues, en el Señor, con todo gozo, y tened en estima a los que son como él; 
2:30 porque por la obra de Cristo estuvo próximo a la muerte, exponiendo su vida para suplir lo que faltaba en vuestro servicio por mí.

 

1.         Un hombre que estuvo dispuesto a la muerte por causa del servicio a Dios (2: 30).

 

2.         A pesar de la gente, Epafrodito mantuvo su mente sumisa para lograr el gozo permanente de su vida cristiana y sobre su condición llevó gozo a la vida de los que con él estaban.

 

3.         Su gozo fue llevado a Pablo y a los hermanos de Filipos (2: 29).

 

El creyente debe adquirir: UNA MENTE ESPIRITUAL A pesar de las cosas (vv. 19, 20)

2:19 Espero en el Señor Jesús enviaros pronto a Timoteo, para que yo también esté de buen ánimo al saber de vuestro estado; 
2:20
pues a ninguno tengo del mis
mo ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros.

 

A.        LA MENTE ESPIRITUAL DE PABLO FRENTE A LAS COSAS DE SU PASADO

1.         El capítulo 3 comienza con una exhortación al gozo, y vemos como Pablo dice: Hermanos, gozaos en el Señor”.

 

2.         Pablo lleva su mente carnal que está influenciada por la mentalidad del mundo a una verdadera condición espiritual a causa de lo que ha perdido por Cristo (vv. 3-6).

3:3 Porque nosotros somos la circuncisión, los que en espíritu servimos a Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne. 
3:4 Aunque yo tengo también de qué confiar en la carne. Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más: 
3:5 circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; 
3:6 en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible. 

 

3.         frente al pasado yo me gozo porque tengo una mente condicionada a lo Espiritual (vv. 7, 8). De su pasado estimó todas las cosas como perdida.

3:7 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. 
3:8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,

 

B.        LA MENTE ESPIRITUAL DE PABLO FRENTE A LAS COSAS PRESENTES

1.       El versículo 12 es un retrato de la mente de Pablo en el instante en que conociendo las promesas de Dios sabe su responsabilidad presente. No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús”.

 

2.         Una mente carnal es una mente que piensa que con alcanzar cosas de este mundo y darle una aureola espiritual, ya conquistó el corazón de Dios o tal vez que ha alcanzado la perfección.

 

3.         Ahí se encuentra la mayor de las inmadureces, cuando pensamos que ya no necesitamos de Dios, y de su palabra porque ya sabemos mucho.

                                                                      

C.        LA MENTE ESPIRITUAL DE PABLO FRENTE A LAS COSAS FUTURAS

1.         Notemos la actitud de Pablo frente a las promesas futuras, en el (3: 20): Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo”.

 

2.         Frente a las cosas futuras Pablo tuvo una mente espiritual, porque denotaba la mentalidad del que no pensaba en estas cosas (3: 17-19).

3:17 Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. 
3:18
Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; 
3:19
el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal
3:20
Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; 

 

3.         En estos versículos Él nos demanda imitar a aquellos que piensan en lo espiritual y mantienen su gozo y no en aquellos que sólo piensan en lo terrenal y nunca están satisfechos.

             

El capítulo 4 nos enseña que Pablo tuvo: UNA MENTE SEGURA

A pesar de las preocupaciones (4: 6, 7)

4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 
4:7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

 

A.        PABLO FRENTE A LOS PROBLEMAS ECLESIÁSTICOS

1.         Tenía seguridad de que por lo que él había enseñado y por lo que él había compartido con los hermanos, ellos iban a mantener el gozo espiritual.

 

2.         Él sabía que ellos eran su gozo y su corona en los cielos por su testimonio, y él sabía que el problema sería resuelto por la calidad de cristianos que conocía en ellos. Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!”(4: 4)

 

3.         Pablo entendía que cuando todos procuremos UN MISMO SENTIR (4: 2 Ruego a Evodia y a Síntique, que sean de un mismo sentir en el Señor) lograremos el gozo de la vida cristiana.

 

B.        PABLO FRENTE A LOS AFANES DE LA VIDA

1.         Por nada estéis afanosos” (4:6). Así comienza Pablo este versículo, y podemos pensar en todas las cosas que él pudiera pensar estar resolviendo en su situación y sin embargo estaba en cadena y en prisión.

 

2.         Sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”. Es la pregunta, ¿Por qué afanarnos, si lo que vendrá será lo que Dios quiera?

 

3.         Interesante el resultado de orar, rogar y agradecer (4: 7): Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

 

C.        PABLO FRENTE A SU PROVISIÓN MATERIAL

1.         Es increíble la seguridad del Apóstol frente a la vida y su provisión, notemos el (4: 11): No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación”.

 

2.         El gozo de Pablo venía por la seguridad que había en su mente de todo lo que poseía u obtendría sería provisto por Dios y por lo tanto no podía quejarse.

 

3.         Ahora bien sobre cualquier preocupación que podamos decir también: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece (4: 13).

 

CONCLUSIÓN Y APLICACIÓN:

El apóstol Pablo declara de manera exhortativa lo que sería el secreto para lograr el gozo permanente en el Señor diciendo: Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros” 4: 8,9.