DIOS (Teología) Pasaje: Gen.1:1-2; Dt.6:4; Sal.139:7-12.

Conocer a Dios es conocer sus atributos, sus actividades, es fundamental para el cristiano, ya que toda idea sobre Dios influye directamente en el resto de la doctrina. Por tanto, tener el mayor conocimiento posible acerca de Dios es tener la mejor base posible para comprender el resto de las doctrinas bíblicas y las restantes enseñanzas de la Escritura, colocando cada cosa en el lugar que le corresponde.

El conocimiento sobre Dios no puede quedar en un mero intelectualismo, sino que ha de producir como resultado una mayor reverencia hacia El y una mejor disposición de obediencia a sus mandatos. Conocer a Dios es tener clara la exigencia bíblica para quienes son sus hijos: "Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto" (Mt.5:48), o dicho de otro modo: "... como Aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo" (1.P.1:15-16).

 

I. LA EXISTENCIA DE DIOS

1. Argumentos naturales que demuestran la existencia de Dios.

1.1. Cosmológico: El universo obedece a una causa y la única causa suficiente es Dios (Sal.19:1).

1.2. Ontológico: Todo lo que vemos no tiene existencia en sí mismo, sino no podría dejar de existir, por tanto resulta necesario la existencia de un Ser que tenga existencia en sí mismo y saque a existencia a todos los demás seres.

1.3. Teleológico: (Del griego "telos" que significa "final"). El orden y armonía del universo hace suponer la existencia de una inteligencia anterior y superior al mundo que haya programado dicho orden. Ese orden tiene un propósito: demostrar la existencia de Dios (Rom.1:18-20).

1.4. Antropológico. (Del griego "antropos" que significa "hombre"). El hombre es un ser moral e inteligente, distinto al resto de los otros seres. Dotado de conciencia moral y religiosa, así como de emociones naturales propias. Todo ello obedece a un Ser moral e inteligente que lo originó, cuyo Ser se conoce como Dios (Hch.17:28-29).

1.5. Moral o psicológico. El hombre en un ser dotado de conciencia que le orienta hacia el cumplimiento de una ley moral común a todos los hombres, como una norma antecedente y superior a él. Esta ley exige la existencia de un Legislador que es Dios mismo. (Rom.2:15).

1.6. Histórico. Todos los pueblos tienen el concepto de la existencia de un Ser Supremo, Hacedor del universo. Los eruditos en historia afirman que el concepto "monoteísta" es anterior al "politeísta". Esto confirma la idea personal de la existencia de Dios en toda persona humana.

2. Pruebas bíblicas de la existencia de Dios.

2.1. La Biblia no intenta demostrar la existencia de Dios, sino que la afirma desde el principio. (Gen.1:1)

2.2. La Biblia comienza presentando a Dios en actividad: "Creó..." (Gen.1:1)

2.3. La Biblia es la revelación de Dios al hombre, dada en forma amorosa, para que el hombre pueda conocerle (Heb.1:1).

2.4. La Biblia revela a Dios por sus nombres. (Gen.1:1; 14:18; 17:1; 22:14; Ex.3:14; 17:15; Jue.6:24; Jer.23:6; Ez.48:35).

2.5. La Biblia presenta a Cristo como la suprema revelación de Dios.

2.5.1. Por su condición de Verbo de Dios (Jn.1:1,14,18)

2.5.2. Por ser Dios. (Rom.9:5; Col.2:9)

II. LOS ATRIBUTOS DE DIOS

1. Definición.

1.1. Atributo es la perfección divina propia de Dios que le distingue y afirma como Dios, revelado en la Escritura y capaz de ser manifestado a sus criaturas.

2. Clasificación de los atributos de Dios.

2.1. Existe un amplio modo de clasificarlos, según la forma de considerar a Dios y sus perfecciones.

2.2. Una clasificación sencilla.

3. Atributos Ónticos, absolutos, incomunicables o constitutivos.

4. Atributos relativos o comunicables.

III. LOS NOMBRES DE DIOS

1. Nombres simples en el Antiguo Testamento.

2. Nombres compuestos.

 

IV. LOS DECRETOS DE DIOS

1. Definición.

2. Términos involucrados en los decretos de Dios.

 

V. APLICACION PERSONAL

1. Dios es bueno, como se evidencia en el hecho de haberse revelado al hombre, sin cuya revelación jamás podría llegar a conocerlo.

2. Los atributos de Dios revelan sus perfecciones, esto es, indican como es el Dios de la Biblia.