DISCIPULADO

 

EL DISCIPULADO DE JÓVENES

Intentaré con este estudio más allá de dar una ilustración bíblica, pretendo promover decisiones fundamentales en cada joven, a fin de que su vida sea formada de acuerdo con la voluntad de Dios expresada en su Palabra. Quiero recordar que la vida cristiana es esencialmente práctica. Por lo cual, mi intención es la orientación necesaria para alcanzar el objetivo supremo de la vida del joven, para que VIVA PARA LA GLORIA DE DIOS

La Biblia afirma que

§  Cristo es EL CAMINO, por lo tanto, hay que andar en él. Juan 14:6

§  Cristo es LA VERDAD, por lo tanto, hay que conocer Su verdad. Juan 14:6

§  Cristo es LA VIDA, por lo tanto, hay que permitirle que edifique su vida dentro de la nuestra. Juan 14:6

§  Cristo es EL PAN DE VIDA, por lo tanto, hay que comer de Él. Juan 6:35

§  Cristo es VERDADERA AGUA DE VIDA, por lo tanto, hay que beber de Él. Juan 6:35

 

Desde luego, este objetivo no se logra sin una disposición humilde y diligente y un empeño definido de obedecer a los mandatos divinos.

El que ponga en práctica estas actitudes en su diario vivir, encontrará la sabiduría, tal y como expresa.

Proverbios 8:35el que me halle, hallará la vida y alcanzará el favor de Jehová”.

 

El propósito de este estudio es para que tengas otra perspectiva de las cosas esenciales tales como:

  • La vida nueva en Cristo Jesús

  • El amor de Dios y su perdón.

  • Las pruebas.

  • La Palabra de Dios.

  • La relación con Dios.

  • La oración.

  • La vida llena del Espíritu.

  • El andar en el Espíritu

  • La comunión.

  • Tu Testimonio (Compartir tu Fe).

 

Empezamos:

Si en verdad deseas ser alumno de Jesucristo, debes estar muy atento a las enseñanzas fundamentales para capacitar tu espíritu y considerarte un discípulo de JESUCRISTO.

El Señor Jesús …les dijo: “Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” San Juan 8:31

 

También dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

El que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado Marcos 16:15,16

 

Si deseas ser verdaderamente libre de los lazos del Diablo, de los deseas de carne y la vanagloria de los ojos y sobre las tradiciones de la religión que ata con sus doctrinas humanas y mandamientos de hombres, debes permanecer en ¡EN LA PALABRA DE DIOS!

 

Yo te invito hoy, para que tengas un conocimiento real de la verdad de Cristo. Porque conocer SU verdad es conocer a JESUCRISTO mismo,

Él fue como hombre: LA VERDAD ENCARNADA.

Él fue como hombre: OBEDIENDE HASTA LA MUERTE.

 

¿Qué le permitió vivir así? Su obediencia a los mandatos de Dios y vivir sin pecado.

Si has recibido SU VIDA en tu espíritu, no te quedes con lo que te cuentan de Él, conócele en todo, porque Él desea ser mucho más que tu maestro, el desea ser tu amigo, pero para ser su amigo, Él te dice:

Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando”. San Juan 15:14

Si en verdad ¿quieres ser amigo de Jesús? Entonces sé su discípulo, la verdadera prueba de tu amor a Cristo debe ser la obediencia a su Palabra.

 

Jesús habló acerca del carácter que deben poseer quienes deseen ser sus discípulos:

“…Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame San Mateo 16:24.

 

Seguramente viene a tu mente el pensamiento “Mmm ¡esto no es fácil!”; ¡claro que no!, a Jesús le costó ¡la vida!

Y tu ¿Qué precio quieres pagar por seguirle a Él?

Es necesario sepas que aquí, no termina lo que demando El Señor Jesús, él lo complementa diciendo que:

Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.” San Marcos 8:34

Quizás estás acostumbrado a un “evangelio light”; donde todo vale, donde no te piden nada, donde todo te lo pintan fácil, y largo etc. Permíteme decirte que ese es “otro evangelio”, tal cual lo advirtió el Apóstol Pablo en Gálatas 1:8Más si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema”. Anatema=Maldito

Estamos acostumbrados a vivir en tiempo de mucho “light”, esta cultura está metida en nuestro diario vivir, en las sopas, en los flanes, en las tortas, en los caldos, en el café, capuchinos, leche, comidas, ¡todo ligero e instantáneo!

 

El modernismo ha dejado atrás la cultura del esfuerzo, la capacitación y del trabajo, aún también en muchas congregaciones se puede ver como a la ligera se inventan “ministerios”, hombres y mujeres a quienes no se les dio enseñanza ni el tiempo prudente para prepararse para la obra del ministerio.

 

La misma naturaleza muestra un orden de tiempo para la maduración de los frutos.

Los hombres podrán hacer como quieran, pero para Dios, su Palabra no ha cambiado, su Palabra permanece, Dios está en su trono sigue inmutable, pues su Palabra, como Él, ¡no cambia!

 

Tú puedes edificar tu vida espiritual como quieras, pero tarde o temprano se manifestará de que material esta hecho y no lo puedes evitar. Dios construye con un material inmutable, eterno y permanece para siempre “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará1 Corintios 3:11-13

 

Si quieres ser un discípulo debes construir con material perenne; como la perseverancia a pesar de las adversidades, el compromiso a pesar de las dificultades y firmeza a pesar de las pruebas, y cosas semejantes a estas, esos son los materiales que mana del trono de Dios.

¿Quieres ser un discípulo?

¿Quieres ser perfeccionado?

¿Estás dispuesto a negarte a ti mismo y llevar una vida sometida a la voluntad de Dios?

Esta debe ser tu meta, es asemejarte al Maestro. La vida del Señor Jesús, debe ser el patrón de tu vida. Un discípulo perfeccionado por su maestro, debe vivir en esta verdad, la verdad de negación a uno mismo. Pero por desgracia no es común en la vida de los “jóvenes” de hoy día.

El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro”.

San Lucas 6:40

 

Pero tú, eres distinto de los demás, ¿cierto? Si tú quieres ser discípulo de Cristo y, seguir adelante conforme a sus mandamientos, no debes tomar como ejemplo el modelo de la juventud de hoy día, pertenezcan al grupo que pertenezcan. “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios”. Hebreos 12:1

 

Otro requerimiento del Señor Jesús es lo siguiente: “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo Lucas 14:26

Esto no quiere decir que debes abandonar a todos, no quiere decir que tienes que abandonar tu familia, fíjate bien que te dice; que, para ser su discípulo, debes aborrecer aún tu propia vida, estas palabras son una solicitud a tener un orden de amores en la vida de cada uno, “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento”. Marcos 12:30, el primer lugar le pertenece a Dios, es celoso del lugar que le pertenece, él quiere el primer lugar. “Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo”. San Lucas 14:33

De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte”. San Juan 8:51

 

Si has decidido seguir a Jesucristo, nada te será fácil, deberás tomar tu cruz cada día y seguirle, negándote a ti mismo, a los deseos de los ojos, los deseos de la carne y la vanagloria de la vida, perfeccionándote en el amor, guardando sus mandamientos, aprenderás así a deleitarte en estas palabras, pues llegaras a disfrutar de la amistad de Jesucristo.

Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.

Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.”. San Juan 15:12 -14

 

 

Lección 1:

Lo esencial de la VIDA NUEVA

La gran decisión:

Cada uno de nosotros, hace algún tiempo, de diferentes maneras, y por diferentes circunstancias tomamos la decisión de invitar a Cristo a entrar a nuestro corazón y a ser el Salvador de nuestra vida.

Pero Cristo no solo quiere ser tu Salvador, el anhela ser el SEÑOR de tu vida.

Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy.” San Juan 13:13

 

Cuando permitimos que Jesucristo entre en lo más íntimo de nuestro ser, empezamos una vida nueva, pues creemos y confiamos en Él. “De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” 2 Cor.5:17

Dice la palabra que todas las cosas son hechas nuevas, todo no excluye nada.

Desde entonces ¿Qué cosas no han cambiado en tu vida?

¿Por qué?, Si Cristo quiere hacerlo ¿porque no ha sucedido?

 

Si sois nuevas criaturas, nacidos de nuevo espiritualmente en Dios, ¿porque muchos de vosotros persisten en pescar en su antigua vida? ¡Dios no quiere que pesques cosas del pasado! él quiere hacer de ti: un pescador de almas.

 ...Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres."  Lucas 5:10

 

1)    La vida nueva consiste en CREER en Él

El que cree en mí de su interior correrán ríos de agua viva San Juan 7:38.

Cuando crees:

¿Qué crees?

¿En quién crees?

¿Cómo crees?

 

No es suficiente saber que Jesucristo vino para salvar de la ira y del juicio venidero de Dios a todos aquellos que en el creen, yo quiero que aprendes a confiar en Él de una manera activa, El Señor Jesús es más que una aceptación intelectual o emocional, es la entrega de tu voluntad para acogerte a SU voluntad.

Y como persona en quien Cristo vive, tienes el deber de comprender bien tres conceptos fundamentales que determinarán tu Vida Nueva, y estos son:

TUS HECHOS, TU FE y TUS EMOCIONES.

 

LOS HECHOS:

La Biblia es la Palabra del Dios viviente en ella se encuentra hechos sobre los cuales basamos nuestra FE.

Como seguidores de Cristo, creemos en HECHOS que Dios anticipó a través de los profetas, HECHOS que acontecieron, los cuales están descritos por la Historia Secular, comprobados por la Arqueología y confirmados por la Ciencia.

Los cristianos no creemos en fabulas, hipótesis o fantasías de algún chiflado, creemos en hechos acontecidas y comprobadas, sabemos que lo que Dios dijo, lo hizo, creemos que Dios que es el mismo de Ayer, de Hoy y por los Siglos de los siglos y está cumpliendo lo que prometió en el pasado y lo determinado para este tiempo y para el futuro.

 

LA FE:

Basamos nuestra FE, sobre estos HECHOS de la Palabra de Dios. Leemos la verdad espiritual e histórica de la Biblia y nuestra FE descansa sobre esta verdad, sabiendo que Dios nunca miente. Basamos nuestra FE, en la persona del Señor Jesús; Dios hecho hombre, anunciado en Gen 3:15, el consumador del nuevo pacto de Dios con los hombres, el mayor ejemplo del cumplimiento de la Palabra anunciada: Jesucristo, ¡Dios hecho hombre, Salvador y Señor, el hombre que quebró la historia humana en dos, antes y después de Él!, para que la historia de la humanidad ya no fuera más la misma.

 

LAS EMOCIONES:

Engañoso es el corazón y perverso, ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.” Jer. 17: 9-10

Las emociones del hombre se encuentran en lo que la Biblia llama alma, es el terreno de los sentimientos, voluntad, decisiones, pensamientos, pues en el alma se encuentra la mente. Vivimos una nueva vida, pero a menudo somos traicionados por nuestros pensamientos, por nuestras emociones y/o sentimientos, estos nos hacen dudar, crean en nuestro interior una división que genera apatía, falta de compromiso, etc.

 

¿Cómo es posible que una vida nueva que comienza con todo el ímpetu, despues se desvanece como una hierba del campo?

¿Qué ha pasado con este ímpetu?

¿Cuál es motivo para que uno se aleje de su llamado o que permita que su fe se enfrié?

Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas Sant. 1:21.

 

Alma = toda emoción + sentimiento + pensamiento; deben ser llevados a la sujeción a la Palabra y sujetarlas en la verdad de Dios.

 

2 Cor.10:3-6;

10:3 Pues, aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;

10:4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,

10:5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,

10:6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

 

Rom. 12:1-2.

12:1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

 

Es decir, la única manera de que tu alma no te traicione y te quite del propósito de Dios es que se produzca una transformación en ella (metamorfosis), cambiando todos tus pensamientos por los pensamientos de Jesucristo. 

El trabajo de discipulado se desarrolla para contribuir, para que la mente de Cristo sea formada en ti.

 

2)    La vida nueva consiste en dejar que Cristo sea Él SEÑOR de tu vida

Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús y abundante gracia era sobre ellos Hechos 4:33

Es posible, que te hayan presentado a Jesucristo como Salvador, pero Cristo quiere ser el Señor de tu nueva vida.

Cada vez que nombras a Jesús como tu Señor:

¿Eres consciente de lo que estás diciendo?,

¿Eres consciente de lo que estas proclamando?  

¿Lo que proclamas con tu boca, lo haces que sea realidad en tu vida?

 

O decir Señor es solo una costumbre cristiana evangélica que forma parte de nuestro lenguaje cotidiano.

Examínate y sincérate hasta descubrir que es en verdad, el Señor Jesús, para ti. (Esto te servirá a romper falsos conceptos que puedes tener de Él).

Como un hecho meramente comparativo, debes saber que la palabra: Salvador aparece 38 veces en la Biblia, en cambio que la palabra: Señor aparece:

Señor Jehová =      25;

Señor Jesucristo = 83;

Señor Jesús =        32;

Señor =               1343.

              Total     1483 veces

Este dato te servirá para que compruebes la importancia del reconocimiento del SEÑORÍO de Jesús en tu vida.

 

¿Sabes que quiere decir Señor?

Señor= KYRIOS en gr. = Jefe supremo - Dueño absoluto - Soberano - Amo - Máxima Autoridad

Esto significa que, al adquirir la salvación por gracia, el propósito de Dios es convertirse en KYRIOS, pues al decir Señor Jesús, estás diciendo: “Jesús es mi Jefe, el dueño absoluto de mi vida, mi propietario, mi amo, estoy sujeto a Él por amor, soy suyo y todo lo que soy y lo que tengo pertenece a Jesucristo”.

 

Jesús debe ser el Señor de tu espíritu, tu cuerpo, tu alma, tu mente, tu tiempo, tus bienes, tus dones y tus talentos, tu trabajo, tus estudios, tu vida, tus emociones, tus sentimientos, tus proyectos, tu economía, y un largo etc.

 

3)    La vida nueva consiste en obtener por gracia:

1)    Vida eterna (no solo cantidad de vida, sino calidad de vida y en abundancia.)

 

2)    Tener la garantía divina que, si sigues de su mano y permaneces en Él, no perecerás jamás y nada, ni nadie, ni las circunstancias, ni las amistades, ni Satanás, ni la muerte, ni el pecado, ni el mundo, te podrá arrebatar de su mano. Pero si solo tú puedes apostatar y salir de la mano y de la protección del Señor.

 

 

Lección 2:

Lo esencial del AMOR de DIOS y su Perdón en La vida cristiana es:

La vida cristiana se debe centrarse en el propósito de Dios y debe practicarse para que sea realizada en la vida.

Cuando el hombre pecó en el Edén, se quedó todo alterado, la maldición de Dios sobre la serpiente (Gen. 3:14), en la mujer (Gen. 3:16), en la creación y toda la humanidad (Gen. 3:17-19).

 

Durante siglos los cristianos hicieron de la Salvación un fin en sí misma, un criterio conformista invadió las congregaciones, generaciones que no hicieron nada para restituir el plan de Dios en la tierra. Hoy, Dios mismo se está mostrando que la Salvación es un medio no un fin, el medio para que los redimidos restablezcan el plan original de Dios: establecer su reino, fructificarse, multiplicarse, llenar la tierra, sojuzgarla, y señoreando sobre la creación

 

No hay tiempo para perder, no podéis permitir que el engaño del principio (Gen. 3:1) os impide alcanzar la meta celestial. La naturaleza vieja y rebelde, te lleva a desobedecer a Dios.  Aunque Dios ama al pecador y aborrece al pecado, acuérdate cada pecado trae consecuencias; el pecado de Eva y Adán, perjudicaron a su descendencia, a la creación y a toda la humanidad. tus pecados HOY, perjudican, contaminan el cuerpo de la Iglesia, atrasan el plan de Dios.

Sin embargo, Dios sigue siendo quien es, Dios es amor (1 Juan 4:8), Él por amor, comenzó todo, entonces tú por AMOR a EL debes entender el privilegio que tienes al tener la posibilidad de terminarlo, cumplir con el establecimiento del Reino de Dios, exclamar “¡ven señor Jesús gobierna mí vida!

 

No permitas que el pecado sea el intruso que contamine el cuerpo de Cristo, debes comprender que cuando pecas entristeces a Dios. Por eso Joven, asegúrate que no haya ningún pecado inconfeso en tu vida.

Si alguna actitud o conducta pecaminosa está estropeando tu comunión con Dios, él no podrá vivir en ti, ni amar a otras personas a través de ti, y tú, no podrás ser un cristiano gozoso, ni un testigo de Cristo.

 

Acuérdate que Cristo es el sacrificio ofrecido por Dios para expiar tus pecados (Heb. 10), Jesucristo vino a morir por ti, ya no hay ninguna necesidad de ofrecer otros sacrificios por tus pecados.

Ni tus lágrimas, ni tus disciplinas autoimpuestas, pueden agregar nada a su obra completa y perfecta en la cruz. Lo mejor que puedes hacer para experimentar la realidad de la muerte de Cristo en la cruz, es confesar tus pecados cada vez que estés en falta y aceptar su sacrificio como el total y absoluto pago por todos tus pecados pasados, y pedirle fuerza, sabiduría y dirección para no pecar más. Juan 8:11Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.

 

¿El estar bajo gracia anima a los cristianos a pecar? De ninguna manera.

Tito 2: 11-12.

2:11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,

2:12 enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,

 

¿Te acuerdas cómo vivías antes de reconocerte pecador?

Efe. 4:17-21

4:17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

4:18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;

4:19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

4:20 Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo,

4:21 si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.

 

Si te preguntan ¿Cómo debes de andar hoy en el camino del Señor? ¿Cómo responderías?

Efe.4:22- 32

4:22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,

4:23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,

4:24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

4:25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

4:26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,

4:27 ni deis lugar al diablo.

4:28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.

4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

4:30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

 

Ahora que conoces al Señor Jesús ¿Qué es pecado para ti?

Sant.4:17y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado”.

 

¿Entiendes ahora que es el PECADO?

¿Entiendes hasta dónde llega?

¿Cómo ha contaminado tu mente, tu conciencia, tus pensamientos?

 

Es triste ver como una gran cantidad de personas que se denominan a sí mismos cristianos viven oprimidos y atados a una vida de pecados.

 

El pecado se manifiesta, por palabras, o por hechos o acciones. Estos pecados surgen en el pensamiento, activando en el hombre viejo, carnal, la disposición del corazón a pecar, ante una ocasión o motivo.

El remedio de la Palabra de Dios es esencial: Rom. 12: 2No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta

 

A más LUZ de DIOS, mayor demanda de obediencia, quedarse ignorante no justifica, si pecas por ignorancia eres responsable de haber sabido, pues Dios te demanda que ESCUDRIÑES la escritura, Dios te juzgará no por lo que hiciste solamente, sino que también por lo que deberías haber hecho.

 

Fil. 2:7-8:

2:5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,

2:6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

2:7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

2:8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

 

CRISTO                                                       Yo.........................

¡Se despojo                                                  Debo despojarme de MI VOLUNTAD!

Fue Siervo                                                    Debo Servir

Se humilló                                                     Debo Humillarme

Se hizo obediente hasta la muerte               Debo ser obediente a su Palabra hasta la muerte

 

LA ESENCIA DE LA SALVACIÓN ES DEPENDER TOTALMENTE DE DIOS.

¿Por qué pecas, entonces? Ten en cuenta que la carne es orgullo, enemistad con Dios, diabólica, que tus viejos pensamientos te instan a pecar a rebelarte, a ser tu propio dios

 

Sabes ¿Cuál es su responsabilidad?

Rom. 12:1

12:1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

 

Efe. 2:8.

2:8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

2:9 no por obras, para que nadie se gloríe. 

Todas las personas a lo largo de sus vidas adquieren hábitos y estos con el tiempo salen de control y producen actos repetitivos en el diario vivir y muchas veces sin que uno se dé cuenta de ello, es decir, por ejemplo, uno se levanta del lado izquierdo de la cama, se coloca primero el zapato izquierdo, si es zurdo toma los cubiertos con la mano izquierda.

Así que, si una persona fue mentirosa y hoy es cristiano, tendrá que luchar interiormente por desarrollar el hábito de no mentir, si fue jugador empedernido de máquinas (ludópata) debe luchar contra el deseo para no jugar cuando pase por un bingo, lugares de recreo, ...etc.

 

Por tanto, recuerda que solo un pecado no confesado puede conducirte a la muerte.

Rom. 4:8 Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.

Rom. 6:1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?

6:2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?  

Rom. 6:6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado

Rom. 6: 23 Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro

1 Juan 1:8-10

1:8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

1:10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

1 Juan 2:1;

1 Juan 5:15-18.

Heb. 3:13

Heb. 4:15

Sant. 1:15;

Sant. 4:17;

 

Dios no te obliga, Él te da libre albedrío, ejercítalo en santidad confiesa tu pecado y admite que quieres cambiar de manera de pensar, de sentir, de creer y debes entregar al Señor tus viejos hábitos y es necesario confesar tus pecados, el pecado atenta contra tu comunión con Dios

Efe. 4:30

Sal. 66:18

Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.” 1Juan. 1: 9.

 

Cuando entiendas verdaderamente lo que significa el pecado para Dios, y lo que le costó el pecado a Dios (la muerte de Cristo en la cruz), entonces sentirás la constricción (angustia profunda) que conduce a la confesión y al cambio.

La confesión: incluye tres actitudes:

1-    Aceptar delante de Dios que Él tiene razón y que tu estas equivocado;

2-    Reconocer que Cristo pagó la deuda total por ese pecado;

3-    Decidir, con un acto voluntario a alejar de ese mal proceder que tanto hiere a Dios.

 

Estar triste porque pecaste, no es verdadera confesión, confesar es ir delante de Dios y admitir con el corazón y la boca que pecaste, que reconoces el perdón de Dios y la muerte de Cristo en la cruz ha sido suficiente para redimir ese pecado, y que has decidido delante de Dios a alejarte de ese mal proceder.

 

El remordimiento no es arrepentimiento, la confesión trae limpieza al corazón, restablece el compañerismo con Dios y permite que el Cuerpo de Cristo sea Santo.

Isaías 43:25

Sal. 103:11-12

Heb. 10:17

 

¡CUIDADO!, no debes caer en la trampa de erigirte en tu propio juez, si Dios se olvidó de tus pecados,

¿podrás utilizarlos, en tu contra?, tu actitud hacia el PERDÓN TOTAL DE DIOS, es olvidar y ser agradecido:

Sal. 51:12-13.

No olvides: si tu pecado involucro a otros, si has ofendido o perjudicaste de otra manera, debes ir, pedir perdón y restaurar cualquier perdida causada a esa persona.

 

 

Lección 3:

La Importancia de TUS PRUEBAS

Piensa por un momento:

§  ¿Cuándo viniste a Cristo, desaparecieron todos tus problemas?

§  ¿Qué pruebas te enfrentas ahora?

§  ¿Te parece que Dios tiene que ver con esas pruebas?

§  ¿Te dan ganas de dejar la vida cristiana porque tienes problemas, o los problemas te acercan más a Dios?

 

Muchos erran al pensar que la vida cristiana va a ser toda color de rosa, cuando un cristiano se encuentra con problemas o pruebas, debe aprender cómo resolverlas dentro de la voluntad de Dios.

Hablando a un grupo de cristiano dijo Pedro:

Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese” 1 Ped. 4:12

 

PRUEBAS = son aquellos problemas que tienen su origen en cosas fuera de ti o de tu control, que afectan tu vida y te deja sin poder, para cambiar la situación y que se resuelva a tu favor.

Son problemas permitidos por Dios para probar, la calidad, el valor y exponer que hay en realidad en tu corazón.

Sal.7:9;

Sal.11:5;

Sal.17:3

Prov.17:3

Jer. 20:12.

 

Te has fijado en las pruebas:

¿Cuáles eran algunas de esas pruebas?

¿Cómo las usa Dios en tu vida?,

¿Cómo debe ser tu reacción a estas pruebas?

 

Yo sé que quieres hacerme la pregunta, ¿Porque permite Dios las pruebas?

Sant. 1:2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,

1:3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.

1:4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.

Dios quiere que aprendas lo siguiente: ¡La prueba de tu fe, debe producir en ti paciencia, y esto te sirva para que seas perfeccionado y cabal, sin que te falte cosa alguna para superarlo!

 

¿Has encontrado la respuesta a tu pregunta en estos versículos?

¿Has entendido el propósito por el cual Dios permite que pases por pruebas?

 

Enfrentando la realidad:

Dios quiere que reconozcamos hasta dónde llega la fe que confesamos en él. Una cosa es decir que amamos a Jesús y que creemos en Dios y otra es confiar en él cuando estamos rodeados de pruebas. Dios quiere que confiemos en él, aun cuando todo el mundo se nos venga encima.

 

Si volvemos a meditar Sant. 1:2-4, veremos qué tipo de FE busca Dios, Fe que perdure y una FE que siga creyendo en Él a pesar de lo que suceda.

 

¿Cómo consigue el corredor resistencia para la carrera?

¿Cómo obtiene su fuerza el levantador de pesas?

¿De qué manera consigue la habilidad de razonar una mente ágil?

 

En todos los ámbitos, en todas las profesiones, las personas soportan presiones con el fin de desarrollar atributos (cualidades) que desean tener, Dios de la misma manera, aplica presión a tu vida para desarrollar una confianza firme en él.

¡La olla a presión, da resultados

 

Tu reacción:

Debes ser sincero delante de Dios, debes aprender a enfrentar con tus realidades internas, realmente, cuando estas enfrentado a pruebas,

¿Cuál es nuestra reacción en la que nos pide Santiago 1:2?

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas...”

 

¿Enfrentas las pruebas con sumo gozo o tus realidades son quejas, y un sin fin de preguntas a las que no les hallas respuestas?,...

Afliges a Dios cuando te quejas bajo la presión de las pruebas, al quejarte estas diciendo indirectamente a Dios, que Él no sabe lo que es mejor para ti.

 

Toda prueba es permitida por Dios, para que cada uno, aprenda a conocer su corazón, Dios ya sabe lo que hay en tu corazón, tú piensas que vas a reaccionar de una manera distinta, pero en medio de la prueba haces todo lo contrario. Dios quiere que reconozcas cual es la verdadera condición de tu corazón, solo las pruebas te someten de manera tal, que te mostrará tal cual eres.

 

Cuando pasas por una prueba más fuerte de lo que esperas, tienes que pedir sabiduría a Dios para poder confrontarlo o soportarlo.

Sant. 1:5:Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.”

 

Puedes tener mucha Fe en que Dios puede cambiar la situación de la prueba que te tocó vivir, pero si a tu FE no le agregas la sabiduría de la Palabra en lo que te toca hacer, esa FE puede resultar en vano, pues Dios hace siempre todo lo que él tiene que hacer, pero espera que tú también lo hagas.

Y las pruebas, en muchos casos sobrevienen para hacerte voluntario, en hacer lo que Dios quiere que hagas.

 

¿Qué es la sabiduría de lo alto?

La sabiduría de lo alto es la habilidad de ver la vida y sus problemas desde la perspectiva de Dios.

Según Sant. 1:5Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.”

¿Sabes qué debes hacer cuando no entiendes el porqué de tus problemas?

¿A qué se refiere el versículo cuando dice que Dios nos da sin reproche?

 

Frecuentemente asemejamos a Dios a las reacciones que tienen los humanos, pero gracias infinitas a que Dios no es como nosotros.

Él solamente quiere que confiemos completamente en Él, en medio de todas las circunstancias de la vida.

Ahora hagamos una lista de los problemas de cada hermano, que cada uno revise su corazón y confiese como ha reaccionado ante sus pruebas.

 

Dale gracias por tus problemas, creyendo que Él obrará en tu vida para que tengas más confianza en Él.

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.” 1 Tes. 5:18.

 

 

Lección 4:

La Importancia de la Palabra de Dios

La vida cristiana es una vida emocionante, es una aventura en la cual descubrirás verdades acerca:

1-    De Dios

2-    De ti mismo

3-    De lo que Dios espera de ti

4-    De lo que te espera en el futuro

5-    De lo que es el amor verdadero

6-    De tus relaciones con los demás.

7-    De la maravilloso dependencia total de Jesucristo

 

Uno nunca aprende lo suficiente acerca de estas cosas, porque Dios hizo estos y muchas otras cosas vitales para enseñarte a vivir una vida plena de bendiciones.

 

Si aplicas lo que estas aprendiendo de la Palabra en tu relación con Dios, si aceptas lo que debes cambiar en tu vida, y si aprendes a disfrutar la voluntad de Dios para cada día, y lo aplicas el amor de Dios en tu relación con tus prójimos, veras cuan beneficioso que es aceptar y practicar la PALABRA DE DIOS.

 

Si hace poco que has entregado tu vida a JESUCRISTO, entonces se como dice en 1 Ped.2:2 dice: “Desead como niños recién nacidos la leche pura de la palabra para que por ella crezcáis para salvación.”

¿Cómo le llama Pedro, a una persona que acaba de conocer a Cristo?

¿Por qué le compara con un niño recién nacido?

¿Como un niño recién nacido, qué debe hacer?

¿Cuál es el resultado de estudiar la Biblia?

¿Cómo estará tu fuerza física si no comes por varios días?

¿Qué pasara con tu fuerza espiritual si dejas de alimentarte de la Palabra de Dios?

¿Cómo estará tu resistencia ante las tentaciones si dejas de orar todos los días?...

 

Cada día necesitas apartar tiempo para comer física y espiritualmente:

1-    Dios desea que te alimentes de su Palabra para que le conozcas mejor.

El comprender la Palabra de Dios te llevará a amarlo más y a confiar más en Él.

A)  Como cristiano necesitas entender que Dios tiene atributos maravillosos acerca de sí mismo y quiere que le conozcas:

¿Qué sabes acerca de la profundidad de Dios?  Rom. 11:33

¿Qué sabes acerca de la comprensión del hombre por la voluntad de Dios? Rom. 3:10-11

 

Puesto que la mente es limitada para conocer las profundidades de Dios, Dios ha revelado de sí mismo su amor a través de su Palabra.

              I.     Dios ofrece al hombre: gobierno, sabiduría, amor, riquezas, conocimientos, paciencia, paz, longanimidad, gozo, mansedumbre, etc.;

             II.     El hombre a causa de su naturaleza pecaminosa no puede comprender los caminos de Dios;

           III.     Por esta razón Dios ha escrito un manual de instrucciones para la vida del hombre: La Biblia, es libro de instrucciones en el que Él se revela y por su Espíritu Santo nos ayuda a comprender mejor su voluntad.

           IV.     Cuanto el hombre más comprende a Dios, más le ama.

Jesús dijo: “El que tiene mis mandamientos y los guarda ese es e l que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.” Juan14:21

 

¿Es posible obedecer los mandamientos si no lees la Palabra?

¿Qué pasa cuando obedeces sus mandamientos y permites que Cristo controle tu vida?: “me manifestaré a él” ...

B)    Conociendo a Dios como resultado de estudiar la Biblia, le amaras más y tendrás más para dar.

I - La meta de Dios para ti:

A quien amáis sin haberle visto, en quien, creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso1 Ped. 1:8

 

La Palabra dice que se puede amar a Dios sin haberle visto, creyendo en lo que la Palabra revela acerca de Él, se obtiene la FE para creer en Él. Rom. 10:17

 

2-    Dios quiere que estudies Su Palabra.

En ella encontraras la guía para vivir de acuerdo a su voluntad, mantener tu relación con Él, y llevar una relación diferente con los humanos. Si tu voluntad no está concorde con la voluntad de Dios, en la Palabra encontraras los consejos prácticos para concordar y permanecer en Él.

 

2 Tim 3:16:

Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en justicia.”

Dios tiene interés en usar su Palabra en cuatro ámbitos de tu vida:

1-    Para enseñar:

Hay muchos caminos en la vida por los cuales tomar, todos de una manera u otra guían al desastre, Dios por su Palabra te enseña a tomar el camino correcto.

 

2-    Para reprender:

A veces cuando andas por el camino de Dios, te rebelas y pretendes salir de la senda correcta, en la Palabra siempre encontrarás un consejo que te mostrará donde te saliste del camino.

 

3-    Para corregir:

Dios te corrige por medio de su Palabra, cual sea la situación y te enseña como volver a su camino.

 

4-    Para instruir

Dios te da toda la instrucción práctica sobre cómo llevar una vida de paz y significado.

 

Mientras que lo que está de moda hoy, mañana pasará, la instrucción de Dios en la Biblia siempre es aplicable a tu vida. “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” Marcos 13:31

 

Sabiendo que, guardando los mandamientos, Jesús se manifiesta, reconociendo que la Palabra es inspirada y útil, enseña cómo proceder bajo la bendición de Dios en la vida, es necio es aquel que sigue en el mismo error.

Dedícate un tiempo de lectura diaria, aprendiendo de la Palabra de Dios, deja que Él Espíritu Santo que te enseñe, que te redarguye, que te exhorte y que te edifique.

Los árboles plantados junto a los ríos, tienen raíces muy hondas para alimentar todo el árbol. De la misma manera necesitas profundizar tus raíces en la Palabra de Dios para crecer y fortalecer tu relación con Él.

Marcos 3:24-25

Juan 15:4

1 Juan 15:9

 

 Lección 5:

La IMPORTANCIA de tu RELACIÓN con DIOS

Versión antigua:

Y hablaba Jehová con Moisés cara a cara, como quien habla cualquiera a su compañero Éxo. 33:11.

Versión moderna

Y hablaba Jehová con Moisés cara a cara, como quien habla con un amigo” Éxo. 33:11.

 

Cuando invitaste a Jesucristo a entrar en tu corazón, empezaste la relación más emocionante de tu vida. ¿Cierto? Como cualquier relación podrás decir que conoces a Dios, sólo cuando tratas con él diariamente. Muchos experimentan una vida de encuentros y desencuentros, viven entrando a la presencia y saliendo de la presencia, sin darse cuenta que el que entro a la presencia, entra una vez, si tiene que volver a entrar es porque en algún momento salió de la presencia de Dios. Son de esa clase que jamás establecen una relación permanente, jamás se relacionan comprometidamente, esa actitud no es la que Dios espera de nosotros ni quiere una actitud así.

 

¿Sabías que la clave del crecimiento, es la importancia que le das a la relación con tu Señor?, ese tiempo de estar y pasarlo a solas con Dios, es el tiempo que inviertes en tu relación con Dios, en tu compañerismo, tu dedicación, tu conocimiento de Él, tu amistad, tu trato; nadie puede decir que conoce a Dios si no trata con él.

 

El compañerismo que Moisés tenía con Dios, se lo describe en el libro de Éxodo como una relación de amistad.

A Dios le gusta hablar contigo y ser tu amigo. A Dios le emociona la idea de pasar un tiempo conversando contigo, ¿Te pasa lo mismo a ti?

Como en toda amistad, cuanto más dialogas con un amigo, más le conoces, el desea que puedas conocerle mejor como Dios y tu amigo.

David decía en el Salmo 63:1a

Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela”.

Aquí, en este salmo, David cuenta de su deseo de conocer a Dios, y de su acción por conocerle: “de madrugada te buscaré”, David buscaba a Dios de madrugada y tu ¿Cuándo le buscas?

 

La Oración es el medio, y el vínculo para relacionarse con Dios.

Para Jesús era tan importante pasar un tiempo con Dios que sacrificaba el sueño para estar en comunión con él. La Biblia te provee sus ejemplos para que aprendas a tener comunión con Dios.

 

La comunión es el tiempo íntimo y profundo de compartir pensamientos, actitudes y amistades entre dos personas y es una experiencia de doble vía en la que tú hablas con Dios por medio de la oración y él te habla por medio de su Palabra. Dios te creó para que tuvieres comunión con él.

1 Cor. 1:9 Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor”.

¿Para que fuimos llamados? …fuimos llamados a la comunión con él.

¿Hay razones por las cuales debamos estar a solas con Dios?, sí, las razones están en la Palabra de Dios.

Y conoceremos y proseguiremos en conocer a Jehová Oseas 6:3.

Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas Prov. 3:6.

Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores.” Sal. 34:4.

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Mat. 11:29.

 

Actitudes que profundizarán tu relación con Dios:

1-    Ora a Dios diciéndole que quieres aprender de su Palabra para aplicarla a tu vida.

 

2-    Lee su Palabra; escoge una porción corta, y léela tres veces:

Primera lectura: descubre de qué se trata el pasaje.

Segunda lectura: encuentra la idea principal.

Tercera lectura: descubre cual es la aplicación para tu vida.

 

3-    Examina su Palabra; toma un lápiz y un papel y empieza un propio cuaderno de notas. Esto te ayudará a mantener en una forma disponible para tu repaso lo que Dios te está enseñando.

 

4-    Repite delante de Dios todas las cosas que has aprendido y pídele poder para aplicar su verdad a tu vida, comparte con un amigo cristiano lo que has descubierto

 

A medida que examines la porción bíblica, toma nota de lo que Dios te va mostrando, utiliza el método: (P-A-P-E-L):

v  Pecados que debes confesar (reconocimiento por revelación de la Palabra de lo que no conviene en tu vida)

v  Acciones que debes evitar (advertencia sobre las cosas que nunca debes hacer)

v  Promesas que puedes reclamar (creer y esperar por lo que Dios hará a tu favor)

v  Ejemplos que debes imitar (ejemplos bíblicos que pueden hacerse real en tu vida)

v  Lecciones que debes aprender (lo que Dios dice que debes hacer)

 

Después de hacer esto, repasa tus apuntes, pregúntate si hay algunas actitudes en tu vida que Dios necesita cambiar.

Por ejemplo:

¿Te falta ser agradecido?

¿No tienes amor?

¿Eres orgulloso?, etc.

A medida que ves que hay en tu vida actitudes que Dios quiere cambiar, anótalas en un cuaderno y ponle la fecha y tu reconocimiento delante de Dios que Dios debe hacerlo, ¡déjalo escrito!

Esto te ayudará a planear tu comportamiento de tal manera que cuando enfrentes una situación en este campo, podrás responder a ella como Dios te ha enseñado.

 

¿Tienes un tiempo y un lugar donde puedas encontrarte con Dios?, Jesús se encontraba muy de mañana en un lugar solitario.

 

 

 Lección 6:

La IMPORTANCIA de la ORACIÓN

Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseño a sus discípulos. Luc. 11:1

Acerquémonos, pues confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” Heb. 4:16.

 

La oración no es expresar tu suplica para que Dios te conceda lo que pidas y satisfaga tus deseos egoístas. No es forzar a Dios a cambiar su voluntad y que haga lo que no quería hacer. La oración no es el medio por el cual haces de Dios un dependiente para encontrar solución a tus problemas.

 

La oración es la unión del pensamiento del creyente con la voluntad de Dios. La oración que un creyente dice en la tierra, es la proclamación de la voluntad de Dios en el cielo...

La oración es simplemente expresar la voluntad de Dios por medio de la boca del creyente.

Ante Dios, el creyente pide en la oración que se cumpla la voluntad del Señor.

 

De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo Mat. 18:18.

Estas palabras se refieren a la oración y en v. 19 van seguidas de estas: “Otra vez os digo, que, si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.”

 

Aquí se muestra claramente la relación entre la oración y la obra de Dios. Dios en el cielo atará y desatará solamente lo que sus hijos en la tierra hayan atado y desatado. Piensa en esto, todas las acciones del cielo están gobernadas por las acciones de la tierra, y de la misma forma todos los movimientos del cielo están limitados por los movimientos de la tierra.  Dios se goza grandemente poniendo todas sus obras bajo el control de su pueblo. En Isaías 45:11 dice el Señor: “Preguntadme de las cosas por venir; mandadme acerca de las obras de mis manos...”

 

No debes orar solamente por tus necesidades. En el cielo y en la tierra solo hay una oración que sea legítima y aceptable a Dios: la de pedir que haga su voluntad. La oración que solo incluye las necesidades personales es mezquina. La verdadera oración es: orar de acuerdo a la voluntad de Dios y orar solamente para que su voluntad sea hecha.

En las generaciones pasadas el Señor no hizo muchas cosas que podía haberlo hecho, por la falta de cooperación de sus hijos. La falta no está en Dios, sino en su pueblo. Son muchas las cosas que Dios quiere hacer y le gustaría hacer, pero no lo hace porque sus hijos no le dan apoyo y no han orado para prepararle el camino.

 

Por lo tanto, tu labor más importante es preparar el camino al Señor. Pues solo Dios puede obrar solamente en los asuntos en que sus hijos le dan apoyo.

La oración con unidad de voluntad es verdadera oración. El motivo más alto de la oración no es obtener la respuesta; sino unir la voluntad del hombre con la de Dios para que el Señor pueda obrar.

Y esta es la confianza que tenemos en Él, que, si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye.” 1 Juan 5:14

 

Debido a que los creyentes se ocupan demasiado de sus propios asuntos y fallan en trabajar unidos a Dios, muchos pecadores permanecen en esclavitud, muchas posesiones son retenidas por Satanás y muchas bendiciones dejan de concederse.

 

Generalmente los creyentes tienen pensamiento de Dios como su” mozo cósmico” el cual piensan que les debe servir y conceder todo lo que le pidan. 

Nos olvides de orar primeramente por los propósitos del Reino de Dios y su justicia (Mateo 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas), ...siempre es más importante la añadidura, de la cual tienes la promesa cierta del Señor, que, si te ocupas de él, él se ocupa de tus necesidades.

Debes de alcanzar a descubrir que la oración es el vínculo por el cual Dios puede lograr sus propósitos en tu vida.

Porque Dios puede obrar solamente en los asuntos en que sus hijos le han dado apoyo. Dios rehúsa obrar en aquellas áreas en que no hay oración y donde la voluntad de su pueblo no está unida a su voluntad.

 

Heb. 4:16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Esto de da la seguridad que estas en contacto intimo con él. Al orar te comunicas a Dios el amor que tienes por él, y dejas que Dios se comunique contigo.

Fil 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 4:7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

 

Cuando oras estas colocándote dentro de los límites de la voluntad de Dios y no solo presenta tus necesidades sino permites que se manifieste como la lluvia tardía y temprana a tu vida.

Oseas 6:3 Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra.

Pautas para la oración:

A-    Orar conforme a la voluntad de Dios: 1 Juan 5:14-15 - Juan 15:7-8

B-    No tener pecados oculto o no confesados: Sal. 66:18 - Sant. 4:3

C-    Dios contesta con un sí, o no o espera:

 

Cuando dice No: 2 Cor. 12:8-9.

Cuando dice Espera: esperar nos pone a prueba, revisar el capítulo sobre las pruebas.

Cuando dice: Sí: lo hace al buscarlo en espíritu y verdad, al orar de acuerdo a su voluntad, al encontrar un corazón agradecido puesto que el amor es el motor de su accionar.

 

Beneficios de la oración: ¡cumple los propósitos de Dios.

1-    Produce gozo profundo: Juan 16:23-24.

2-    Cambia vidas y actúa en los acontecimientos del diario vivir: Sant.5:17-18.

3-    Aumenta nuestro amor hacia aquellos que son aparentemente difíciles de amar: Luc. 6:27-28

4-    La oración glorifica a Dios: Juan 14:13

Cada vez que oras necesitas analizar tres aspectos:

1-    Reconoces que estas orando a Dios

2-    Debes conocer a aquel por quien oras

3-    Debes darte cuenta en contra quien oras

 

Debes tener bien en cuenta no solo a quien oras, sino contra quien estas orando. No puedes dejar de tener en cuenta que tienes un enemigo que no duerme, esta al acecho para herirte. Tu oración se dirige a Dios para que se cumplan sus propósitos, por los hombres y contra Satanás. Si tienes en cuenta estos tres aspectos Dios obrara a tu favor.

Tu pides y Dios es aquel a quien pedimos. En la oración lograda se benefician ambos, el que pide y el que otorga la petición, el que pide obtiene el deseo de su corazón y Dios logra que su voluntad se cumpla.  La medida en que tú ganas, corresponde exactamente a la medida de la voluntad de Dios que se realiza.

 

Mat. 18:19 Otra vez os digo, que, si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.

18:20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

La oración de la Iglesia nunca sustituye la oración privada:

1-    Tener comunión con el Señor en todas las cosas

Fil. 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias

2-    Pidas y sigas pidiendo

Sant. 1:5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

1:6 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.

3-    Meditas e intercedes, tengas en cuenta el orar por otros, cumples con tu función de sacerdotes:

1 Pedro 2:9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.

Col 4:12 Os saluda Epafras, el cual es uno de vosotros, siervo de Cristo, siempre rogando encarecidamente por vosotros en sus oraciones, para que estéis firmes, perfectos y completos en todo lo que Dios quiere.

4-    Oremos sin cesar

Mat. 7:7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. 7:8 Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

 

 

 Lección 7:

La Importancia de la vida llena y sujeta al Espíritu Santo

¿Cuánto hace que eres cristiano?

¿Acaso no te ha pasado que te has encontrado haciendo algo que sabes que es malo, y tienes mucha dificultad para lograr hacer lo correcto?

¿No logras hacer lo que le agrada a Dios y esto te llena de frustración?

Los seres humanos son personas de hábitos y estos se arraigan en sus vidas, echan raíces tan profundas, que forman parte del accionar de la vida, lo que no quieres hacer, ¡haces!, y lo que quieres hacer, ¡no lo haces! No te frustres, también le pasaba al Apóstol Pablo. Rom. 7:15-25.

 

Dos potencias se enfrentan en tu interior, una vez que hayas aceptado a Jesucristo como Señor y Salvador, la naturaleza carnal que ha formado todos los hábitos de tu vida y la nueva naturaleza espiritual que batalla contra todos los deseos, hábitos, pensamientos antiguos.

 

Las obras de la carne. (Gál. 5:19-21.)

Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas;

 

El fruto del Espíritu (Gál. 5:22-23)

amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, mansedumbre, templanza; bondad, fe,

 

Es como tener una personalidad dividida entre los deseos de la carne y el hombre interior que se agrada y deleita en Dios. Esta dualidad entre la naturaleza carnal pecaminosa y la nueva naturaleza espiritual que quiere obedecer a Dios tiene solución en la respuesta de Dios para este problema: ¡ser llenos del Espíritu Santo y vivir en su poder. Rom. 8:5-6-9-11-13 al 16 

1 Cor.6:17.

 

La clave para vivir en el Espíritu radica en la obra del Espíritu Santo, y cuanto le permites obrar a Él en tu vida. ¿Cómo lo hacemos?  ¿Cómo lo logramos?:

Cuatro actitudes:

1-    Crucificar la carne, ¡MORIR! a la luz de la Palabra. Leer: Gal. 5:24-25.

2-    Permitir actuar al Espíritu Santo en tu vida.

a.     Dios mismo obrando en nuestro ser interior. Juan 16:7-8

b.     El Espíritu Santo, todo lo sabe pues es Dios mismo. 1 Cor. 2:10-11

c.     Como es Dios está en todas partes. Sal.139:7-10

d.     Tiene atributos de Dios es todopoderoso e inescrutablemente grande. Isaías. 40:13 y Zac. 4:6,

e.     La Biblia enseña que el Espíritu Santo de Dios mora en nosotros: 1 Cor. 3:16- Rom. 8:9

f.      Declara que tu cuerpo es Templo del Espíritu Santo 1 Cor. 6:19.

 

Por lo tanto, el Espíritu Santo, vino para:

I-      Guiar a los hombres a toda verdad: Juan 16:13.

II-    Ayudarnos a conducir nuestras vidas según Jesucristo: Gál. 5:22-23.

III-   Glorificar a Jesucristo: Juan 16:14.

IV-   Dar poder a los hombres a fin de que testifiquen a otros: Hech. 1:8.

Para crecer, aprender más de la verdad de Dios, para tener y mantener tu cuerpo templo de la morada terrenal de Dios en santidad, para mantener tu comunión con Él en una vida victoriosa, para guiar a otros a la verdad, necesitas estar lleno y sujeto al Espíritu Santo.

 

3-    La Palabra de Cristo debes escudriñarla en abundancia. La Palabra no puede morar si no escudriñas, sino leemos: Col. 3:16.

4-    Debemos orar en todo tiempo: Col. 4:2-3.

Cuando estas lleno del Espíritu Santo, estas lleno de Cristo.

 

¿Como ser lleno del Espíritu Santo para tener poder para vivir para Dios?

1-    Confesar nuestros pecados 1 Juan 1:19 (no esperes que more en ti si el templo no ha sido limpiado con la sangre de Cristo, el templo debe estar limpio)

2-    Mantener la comunión con Él en cada momento: 1 Juan 1:7-10 y 3: 4- 10.

 

Dios te llena de su Espíritu Santo, te das cuenta que tienes una nueva habilidad para superar el pecado y vivas una vida victoriosa como cristiano. Col. 2:6-7.

Si aceptas que tu vida ha sido hasta ahora una lucha constante y quieres llevar una vida victoriosa, examínate interiormente confiesa tu condición y confía que Dios hará.

Sal 51:10-17;

Prov. 8:17.

Conoce Jehová los días de los perfectos, Y la heredad de ellos será para siempre.” Sal. 37:18

Lección 8:

La Importancia de Andar en el Espíritu

¡Sabías que Dios quiere que camines con Él en cada momento y quiere estar involucrado en cada detalle de tu vida?,

Salmo 37:23 Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su camino.

 

¿Cuáles son tus caminos diarios en los que no lo dejas caminar a Él con contigo?

¿Crees que Dios se aburre de tus actividades o está interesado en todo lo que haces?

Déjame probarte el interés de Dios por ti: Sal. 139:17-18.

¡Dios está lleno de pensamientos buenos para ti!,

¿cuál es pues tu respuesta al cuidado de Dios? Col.2:6.

 

Simplemente por confiar en Él, cada momento tu caminar está lleno de aventura, significado y crecimiento, si estas lleno del Espíritu Santo, estarás haciendo lo que Él quiere que hagas y cada minuto de tu vida será distinto y veras las cosas en otra perspectiva.

¿Como se interrumpe tu caminar con Él?

Se interrumpe tu andar en comunión con Dios es cuando no obedeces a sus mandamientos y te dejas seducir por los deseos de la carne y la vanagloria de este mundo. Aquí es cuando el Espíritu Santo se contriste, porque el desea que dejes hacer lo malo, y que vuelves a acercarte a Él para limpiarte con la sangre de Cristo con un arrepentimiento genuino aborreciendo el pecado.

Efe. 4:30 no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

1 Juan 2: 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

 

¿Como puedes contristar al Espíritu Santo?

El Espíritu Santo se puede contristarlo fácilmente, 1 Juan 1:5.

El Apóstol Pablo menciona muchas cosas que pueden contristar al Espíritu Santo y las escribe en Efesios cap. 4 y 5:

§  Mentir: Efe. 4:25;

§  Fornicación, avaricia: Efe. 5:3.

§  La ira: Efe. 4:26;   

§  Amargura, rencor, actitud vengativa: Efe. 4:31;

§  Robar: Efe. 4:28;    

§  Hablar mal, tener pensamientos y/o acciones impuras, necedad, chistes sucios: Efe. 4: 25, 5: 3, 4;

 

El Espíritu Santo siendo el Espíritu de Santidad (Rom. 1:4) es herido por toda impureza, suciedad y cualquier contacto con lo malo.

El Espíritu Santo siendo el Espíritu de Sabiduría, Comprensión y Conocimiento, según Isaías 11:2, es contristado cuando permaneces en ignorancia de las verdades espirituales, no tener deseo de estudiar la Palabra lo puede entristecer.

El Espíritu Santo siendo Espíritu de Fe (2 Cor. 4:13) es entristecido por tus dudas, desánimos, ansiedades, preocupaciones constantes.

 

¿Qué sucede cuando el Espíritu Santo es contristado?:

¡Cuando lo contristas algo pasa!, pierdes poder y gozo y cortas la comunión con Dios. Sal. 32:3-4.

Cuando lo hieres, Su acción en ti deja de ser provisión de poder, para convertirse en un ruego para que vuelvas a dejarle actuar en tu vida. (Rom. 8:26-27).

Cuando te haces consciente del pecado que hayas cometido, el Espíritu Santo es siempre el que te ayuda a darte cuenta qué tan profundamente has herido a Dios al no confiar en él. Juan 14:26.

 

Andar en el Espíritu de momento a momento es un hecho práctico!,  ante cualquier  situación  que  genere  una  actitud  pecaminosa:  celos,  envidias, preocupación, pensamientos impuros, etc.. , el Espíritu Santo te recordará lo que sabes de la Palabra de Dios y te convencerá del pecado que acabas de cometer (Juan 16:8), sabrás entonces que debes inmediatamente hacer algo con respecto a tu pecado: lo confesarás arrepentido aceptando delante de Dios que hiciste lo malo; una vez que confesaste, sabes que restableces la comunión, y el Espíritu Santo vuelve a estar en ti, dándote fortaleza para avanzar, y será tu compañero de viaje en todas las áreas tu vida:

Deut. 26:17

Prov. 2:20

Prov. 3:23

 

Puesto que has aprendido qué no debes andar de vez en cuando con Dios, y no debes olvidar cuan fácil es contristar al Espíritu Santo,

¿Empezaras tu andar en el Espíritu confesando tus pecados y permitiéndole que Él te capacite llenándote de su poder y su gozo para vencer?

Porque no nos ha dado Dios, espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” 2 Tim.1:7.

A medida que aprendas a andar en el Espíritu, tu compañerismo con Dios crecerá más y más, permitiéndote aprender más acerca del gran amor que Dios tiene por ti.

Lección 9:

La Importancia de la comunión

Una de las cosas más emocionantes al ser cristianos es que te unas a una gran familia.

La nueva familia incluye a todos los que creen en Jesucristo.

Dios llama a todas estas personas: el Cuerpo de Cristo.

Todos estos hermanos y hermanas de esta gran familia, Dios los usa repartiendo en ellos su multiforme gracia, (Efe. 3:10 y 1 Ped. 4:10).

En ellos encontrarás la ayuda necesaria para el crecimiento de tu vida espiritual. Rom. 12:5.

Es necesario el conocimiento y la participación con otros cristianos de la vida del Cuerpo.

 

Como buenos cristianos debemos andar unos con otros:

1 Cor. 12: 25-27

para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.

De manera que, si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.

Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

 

1 Cor 13:1-13.

 

A menudo la comunión o compañerismo con otros cristianos se ignora o se descuida. La iglesia no es una sede social de recreación, un club, un lugar donde cultivas las amistades que te “interesan”.

 

Es notable encontrar hermanos que sólo se rodean con algunos que son de su preferencia, adhiriéndose a los que se identifica, sea por el tipo de ropa que usa o por la apariencia exterior (su ropa, su condición social etc.)

 

Este tipo de actitud demuestra falta de revelación y discernimiento acerca del Cuerpo de Cristo, en el que, en cada componente, tenga, la ropa que tenga, o de la condición social que sea, encuentras la multiforme gracia de Dios repartida en cada uno de ellos.

Sin embargo, debemos examinarnos profundamente cada uno y reconocer que entre nosotros hay actitudes de racismo y discriminación.

Si observas al final de las reuniones verás como a muchas personas (especialmente entre vosotros los jóvenes), no se las trata, ni se los saluda igual, eso es acepción de personas y falta de amor.

 

Necesitamos entender por qué reunirnos y compartir la vida con otros cristianos y en qué manera esto nos ayudará a crecer. Comunión es dar y compartir intimo con otros cristianos.

Salmo 133:1 Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía

1-    Dios desea que estés formando amistades más sólidas con los que tienen un corazón concorde a Su corazón. Sin embargo, muchas veces siguen prevaleciendo en la vida de muchos creyentes sus amistades mundanas, y se busca consejo en aquellos que ni conocen la voluntad de Dios.

 

Debes tener cuidado a quien le prestas oído.

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en ella medita de día y de noche.” Sal. 1:1-2.

¿Qué significa “andar en consejo”?  Significa oír con atención el consejo oportuno, la Palabra dice: “en la multitud de consejeros esta la sabiduría Proverbios 11:14, por lo cual no se trata de buscar consejo de cualquiera, sino de aquellos que poseen sabiduría divina.

 

¿Quién es sabio? ¿una persona que sabe mucho?, ¡NO!, en el Reino de Dios, sabio es aquel que, lo que aprende y cree de la Palabra de Dios, lo pone en práctica.

¿Qué significa “estar en camino de pecadores”?  Significa no compartir situaciones con gente que vive una vida pecaminosa, alejarse de aquellos que aun diciéndose “creyentes” simulan una actitud de santidad, pero en realidad llevan una vida pecaminosa.

 

¿Qué significa “sentarse en silla de escarnecedores”? El escarnecedor es un burlador, alguien que se burla de los demás, por eso no debes sentarte, con aquella que se burla de su prójimo, esto demuestra en realidad que hay en su corazón. Una persona por lo general se une, se sienta, al lado de personas que la influyen, unos buscan la bendición, y otros por falta de conversión se juntan con quienes se identifican para murmurar, chismear, es decir:  para PECAR.

No se dejen engañar:  las malas compañías echan a perder las buenas costumbres” 1 Cor. 15:33.

 

2-    La comunión es para animar a los hermanos y para que ellos te animen a vivir para Cristo.

Heb.10:24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;

10:25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Entendiendo que lo que Dios repartió en los demás, no lo tengo, y es necesario para mi crecimiento espiritual producirá un acercamiento, una búsqueda de la comunión con los hermanos. Ya sea que lo reconozcas o no, necesitas el amor y el conocimiento de otros cristianos.

 

3-    Dios quiere que te reúnas con otros cristianos para que, si te caes, tus amigos cristianos te ayuden a levantar: Eclesiastés 4:9,10

Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.

Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.

 

Esta es la mejor expresión de la unidad y comunión entre hermanos, si hay oposición serán dos para resistir en oración, dos para apoyarse, dos para sostenerse, dos para levantarse unos a otros.

No es bueno aislarse y tratar de salir solo de las dificultades, Dios nos ha insertado en un Cuerpo y debemos valernos de los otros miembros: 2 Tim. 2:22.

 

4-    Dios quiere que muestres a un mundo perdido y solitario tu amor para tus hermanos:

Juan 13:34: “...y en esto conocerán todos que sois mis discípulos, en que se améis los unos a los otros”. ¿Sientes el amor, de esta manera para tu prójimo y tu hermano, que se destaca en medio de las tinieblas?....

 

Cristo no murió por las personas de una sociedad aceptable.

Cristo murió por todos, pobres, ricos, intelectuales, ignorantes, indigentes, negros, rubios, morenos, menesterosos, sucios, primorosos, “caretas”, “yupis”, etc...

No debe haber entre los hijos de Dios prejuicios, barreras, condicionamientos que impidan la comunión para que fluya la gloria de Dios.

 

Si hasta ahora te has acercado a hermanos sólo porque te identificas con ellos, practicas un compañerismo fragmentado. Cristo murió por todos, no por los que a ti te caen bien. Si aún no has puesto en marcha, el amor práctico, acercándote, dialogando, ayudando a quienes naturalmente rechazas, es que no has percibido la grandeza del AMOR de Dios. Tú no eres mejor que otros. Cristo derramo la misma cantidad de sangre por todos.

La comunión intima de Jehová es con los que le temen y a ellos hará conocer su pacto.” Sal. 25:14.

1 Juan 1:5-7.

 

Entonces debes andar unido cultivando el ejercicio del amor (tomar el tiempo necesario para leer todos los versículos siguientes):

En paz unos con otros: Mar.9:50;

Amándonos unos a otros: Juan 13:34; 13:35; 15:12; 15:17; Rom. 12:10.

Unidos en la doctrina, en el partimiento del pan y comunión unos con otros: Hech. 2:42;

Prefiriéndonos unos a otros: Rom.12:10; (¡no prefiriendo a unos de otros!);

Recibiéndonos unos a otros: Rom. 15:7; (¡no recibiendo a unos sí y a otros no!)

Amonestándonos unos a otros: Rom. 15:14;

Saludándonos unos a otros: Rom.16:16;

Esperándonos unos a otros: 1 Cor. 11:33;

Preocupándonos unos por otros 1 Cor. 12:25;

Sirviéndonos unos a otros: Gál. 5:13;

Sin envidias, vanaglorias e ira unos con otros: Gál. 5:26;

Sobrellevando las cargas unos con otros: Gál. 6:2;

Con humildad, mansedumbre y paciencia unos con otros: Efe. 4:2;

Hablando verdad, sin mentiras unos con otros: Efe. 4:25;

Benignos, misericordiosos, perdonadores, unos con otros:  Efe. 4:32;

Sometiéndonos unos a otros: Efe.5:21.

Enseñándonos y exhortándonos unos a otros: Col 3:16;

Creciendo en amor unos con otros: 1 Tes. 3:12.

Edificándonos unos a otros: 1 Tes. 5:11;

Alentándonos unos a otros: 1 Tes. 4:18.

Siguiendo lo bueno unos con otros: 1 Tes. 5:15;

Ayudándonos unos a otros: Heb.10:24.

Sin murmuraciones unos de otros: Sant. 4:11;

Sin quejas unos de otros: Sant. 5:9.

Confesando las ofensas unos con otros y orando unos por otros: Sant. 5:16.

Hospedándonos unos a otros: 1 Ped. 4:9;

Sumisos unos a otros: 1 Ped. 5:5.

Someteos unos a otros, Efe.:21;

En comunión unos con otros: 1 Juan 1:7.

 

Lección 10:

La Importancia de compartir tu FE

Un evento muy emocionante ocurre cuando como cristiano tienes la oportunidad de compartir tu fe en Jesucristo. Es un evento que también da significado a tu vida.

Cuando uno disfruta ser Hijo de Dios, se olvida de todo lo que ha quedado atrás.

 

Hay algo no debemos olvidar:

¡Que cada uno de vosotros es el resultado de la oración de otros!

¿Quiere Dios que pregones el evangelio de Jesucristo?,

¿Qué es lo que compartes cuando testificamos a otros?,

¿Cuál es tu mensaje?,

¿cuáles son algunas de las cosas que debes saber sobre cómo compartir tu fe en el Señor Jesucristo?

¿Qué quiere Dios que hagas?

 

El Señor Jesús dice a los que creen en él, los que le siguen, en los quienes él vive: “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; más el que no creyere, será condenado. Marcos 16:15-16

¿Eres seguidor de Jesucristo? Entonces ¿qué has de pregonar?: El Evangelio.

Evangelio = buenas nuevas, lo que Jesús hizo por nosotros por nuestros pecados

 

Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado ...Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras...” 1 Cor. 15: 1 a, 3, 4.

 

¿Quién es la persona central del evangelio?: ¡Jesús!

¿Cuáles son los tres elementos básicos del evangelio?:

1-    Cristo murió por nuestros pecados,

2-    fue sepultado,

3-    y resucitó al tercer día.

 

Dijo el Apóstol Pedro:

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos Hec. 4:12.

 

¿Qué puede encontrar en Jesucristo el que no le conoce?: ¡Salvación! “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” Juan 3:16.

¿Qué lo motivó a Cristo a morir en la cruz?: ¡El AMOR!

¿Qué les pasa a los que creen en Él?: no se pierden, encuentran la vida eterna.

 

Vemos entonces, que el evangelio se centra alrededor de la persona de Jesucristo y su amor para el hombre. Él y solo Él, ofrece la salvación a un mundo perdido. Vemos que murió por nuestros pecados, fue enterrado, y ahora vive para ofrecer salvación a todos los que creen en él.

Ahora que entiendes, que el deseo de Dios es que predicas la obra redentora de Jesucristo, y básicamente ya tienes suficiente conocimiento acerca de Él...

 

¿Qué quiere Dios que sepas acerca de testificar?

1-    Tienes que estar en comunión con Jesucristo para ser testigo eficas:

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.” Juan 15:5

¿Cuál es la clave para llevar mucho fruto?: permanecer en Él, es decir vivir una relación íntima y continua.

 

¿Qué significa llevar fruto?: llevar fruto es la evidencia de la obra de Dios en tu vida, son cambios de actitudes que reflejan la vida del Espíritu Santo morando en ti:

Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza, contra tales cosas no hay ley.” Gal. 5:22.

 

2-    Tienes que estar lleno del poder del Espíritu Santo para ser testigo eficaz.

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Hec. 1:8.

 

A través del Espíritu Santo recibes el poder para testificar eficazmente.

Por lo tanto, es IMPRESCINDIBLE, estar en comunión con El, limpio de todo pecado que impida su manifestación.

¿Podrías testificar sin el poder del Espíritu Santo?

¿Quién hace la obra de convencer? El Espíritu Santo.

¿De qué convence el Espíritu Santo al mundo?:

Y cuando Él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.” Juan 16:8.

 

El Espíritu Santo es quién convence de pecado, a quienes testificamos, Él, les hace ver como Dios los ve, a sentirse pecadores y entender que Jesucristo es el Salvador necesario para esos pecados.

El Espíritu Santo es quién hace comprender la justicia perfecta del Señor Jesús y su sacrificio por los pecados.

El Espíritu Santo es quién convence del Juicio venidero y del destino de aquellos que rechazan a Jesucristo.

 

Ser un testigo eficaz entonces, es compartir la Buenas Nuevas de Jesucristo, permitiendo que el poder del Espíritu Santo convenza a la persona con quien estás hablando.

Debes tener en cuenta que es Dios quien cambia las vidas, no tu.              

 

3-    Tu eficacia estará determinada por el conocimiento de las Escrituras:

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” Heb. 4:12.

 

¿Cuáles son algunas características de la palabra de Dios?:

¡Es viva, es eficaz, es penetrante, capaz de partir todo y tiene discernimiento!

¿Qué puede hacer la Palabra de Dios?:

Penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

1 Tes. 2:13 y 2 Tim. 4:2.

 

4-    Debes orar por quienes hablas acerca de Jesucristo, para tener poder como testigos eficaces:

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento2 Ped. 3:9.

 

¿Qué es lo que el Señor quiere?: ¡que todos procedan al arrepentimiento!

Y esta es la confianza que tenemos en él, que, si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.” 1 Juan 5:14-15.

 

¿Cuál es la respuesta de Dios si oras conforme a su voluntad?... ¡Que tienes las peticiones que le hayas hecho!

El Señor Jesús está más interesado que tú, en que tus familiares, amigos, compañeros de trabajo, jefes, maestros, profesores, ...el mundo, procedan al arrepentimiento, el secreto está en ORAR CONFORME A SU VOLUNTAD, si lo haces así, te oye y te contestará.

 

Sabemos por 2 Ped. 3:9, que su voluntad es que nadie perezca, por ende, puedes usar ese mismo versículo en intercesión conquistadora solicitándole la vida de aquellos que quieres que le conozcan! Debes estar expectante esperando resultados.

Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo ¿y no hará? Habló, ¿y no ejecutará? Núm. 23:19.

 

Resumen:

v   Dios nos llama a proclamar el Evangelio.

v   Nuestro mensaje debe fundamentarse en la persona de Jesucristo, su vida, muerte y resurrección.

 

CLAVES PARA TESTIFICAR:

v   Ser Cristo-céntrico;

v   Ser lleno del Espíritu Santo;

v   Conocer las Escrituras;

v   Orar conforme a su voluntad

 

¿Ahora, puedes pensar en alguien cercano que no conoce a Cristo?, comienza a orar por esa persona, participa de esa inquietud a otros hermanos para que intercedan junto a tu por esa persona. No olvides que cada uno de nosotros es el resultado de la oración de otros.  No abandones la oración cualquiera sea la reacción externa de la persona por la cual estas orando y recuerda Dios es siempre fiel.

 

Bendición Sacerdotal. Números 6:22-26

Jehová habló a Moisés, diciendo:

Habla a Aarón y a sus hijos y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles:

Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia;

Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.

 

Pastor Murat Naci Demir