Cuidado con los jóvenes "listillos"

Por el oído se la conquista. María, al caminar, descubrió que inevitablemente tendría que cruzar la acera en medio de dos chicos. Era una chica seria y que no le gustaban las "payasadas" ni los silbidos, así que se puso a la defensiva para pasar en medio de ellos con la acostumbrada cara de perro "Bulldog" que corría hasta las moscas.

- ¡Qué hermosa chica! ¡Yo no sabía que el paraíso quedaba en la tierra! -dijo uno de ellos a su compañero
- ¿Porqué dices eso Andrés?
- ¡Porque estoy viendo un ángel! -respondió.
María sintió que se derretía como mantequilla ante semejante piropo, se sintió la mujer más bella y más halagada del mundo. Su cara se transformó en una rosa y les respondió con una sonrisa. El chico halagador -visto el efecto- no perdió tiempo:
- ¡Si la belleza fuera un instante, tu serías la eternidad! -le dijo.

¡Ahora sí casi se desmaya!. Finalmente terminaron concertando una cita para verse y conocerse más.

A la mujer se la conquista por el oído. Muchos hombres lo saben y se aprovechan de esta debilidad de las chicas para conquistarlas y poder aprovecharse de su cuerpo y su figura. Todas las chicas deben tener mucho cuidado al conocer a un joven porque emplean muchas astucias para lograr conquistarlas, pero finalmente terminan destruidas y con sus sueños y esperanzas rotas porque se dejaron convencer por el "listillo" de algún chico que les prometió felicidad, matrimonio y comodidades pero que en realidad "amaban" a su cuerpo, mas no a ellas.

Chica, ¡ten mucho cuidado!. Si quieres ser feliz y tener más adelante un matrimonio y un hogar feliz, fíjate, no en un hombre hablador, sino en un hombre DE VERDAD. ¿Cómo es un hombre de verdad?. Pon atención a este texto: "Muchos hombres proclaman cada uno su propia bondad, pero hombre de verdad, ¿quién lo hallará?." (Proverbios 20:6).

Hoy, muchos jóvenes están engañados pensando que ser un tremendo "hombre" es tener muchas mujeres y andar como un "chulo" teniendo relaciones sexuales con una y otra chica. Se sienten orgullosos de la larga lista de ex-objetos de placer que han tenido, cuando en realidad, eso es una vergüenza porque demuestra su inestabilidad emocional, su inmadurez y su inhumanidad para destruir los sentimientos y sueños de sanas y limpias chicas que, inocentemente llegaron a creerse todo lo que su supuesto "locamente enamorado" les dijo y les prometió.

La Biblia nos hace esta pregunta: "hombre de verdad, ¿quién lo hallará?". Nos hace esta pregunta porque siempre han habido falsos hombres más que verdaderos hombres. Los hombres falsos son los que se auto alaban y proclaman que son los más buenos y sinceros que han habido. Prometen de todo pero al final NO CUMPLEN NADA porque son más mentirosos que el diablo ofreciéndote el cielo, y solo lo hacen por conseguir su propósito que es aprovecharse de las chicas puras y limpias, que gracias a Dios hoy todavía existen.

Un hombre de verdad es aquel que no golpea a la mujer, ni de solteros y peor de casados. Un hombre de verdad es aquel que respeta a su pareja y deja de silbar y fastidiar a otras chicas, por lo menos, hasta que termine contigo. Hombre de verdad es aquel que es responsable y no se deja llevar por la pasión para traer hijos al mundo y luego abandonarlos con todo. Hombre de verdad es aquel que no hace bajas proposiciones como pedir sexo bajo el chantaje de abandonarte; no te preocupes chica ¡si se va ese gallinazo, EN BUENA HORA! ¡solo le gusta comer carne!. Hombre de verdad es aquel que no lastima ni ofende a su bella y frágil chica con insultos y palabras que duran un momento pero destruyen por muchos años nuestro corazón. Hombre de verdad es aquel que sabe luchar y esforzarse por mantener una relación bella y duradera con su pareja en vez de tener la cobardía de abandonarlo todo, bajo el pretexto de que "no es la voluntad de Dios que estemos juntos", cuando muy bien sabemos que la voluntad de Dios es que crezcas y madures enfrentando tus problemas, y aprendas a perdonar las fallas y errores de tu pareja. Hombre de verdad es aquel que ama cada día más a su pareja con todo sus virtudes y defectos, en lugar de amar a otra mujer. Hombre de verdad es aquel que tiene la fortaleza y la madurez de casarse una sola vez -como Dios lo manda para nuestra felicidad- y no la inmadurez de declarar en bancarrota un matrimonio por el cual ni siquiera ha luchado.

Claro que todos los "hombres" aprovechadores y machistas, no estarán de acuerdo con esto. Como era lógico, ¿qué opinión se podía esperar de ellos?. Ellos son los más "beneficiados" con que las chicas no se crean esto, y tratarán de convencerte que te aman sin necesidad que exista pureza y respeto en una relación, sobretodo en el área sexual.

Chica, ¿quieres un hombre de verdad para tu vida o un "ave de rapiña"?. Si todavía no has sentido el tremendo dolor y tristeza de toparse con un "buitre" halagador, dale gracias a Dios y proponte no dejarte convencer por las palabras bonitas sino por una conducta bonita y un corazón sincero. Una vez más -como siempre-, Dios tiene razón, aconsejándonos a los jóvenes a través de su Palabra ¡gracias a Dios!.

¡¡¡Que Dios te Bendiga!!!