Por la vista se conquista al hombre

Jorge estaba encaprichado y no quería escuchar los consejos de su amigo Fernando.

- ¡Ya te he dicho Fernando que estás muy equivocado!, ¡ella es la mejor chica del mundo y además es muy hermosa! ¡yo me quiero casar con ella y lo voy a hacer!.
- Jorge, podrá ser muy hermosa pero no te conviene; la belleza que por fuera ves, por dentro no la tiene. Yo te digo porque eres mi amigo y te estimo mucho.
- Agradezco tu amistad Fernando, pero yo me casaré con ella. Es muy linda, tiene bellos ojos, un cuerpo perfecto y sus medidas son: cien, sesenta y ¡súper bien!, ¡Ya está decidido!.
 
Jorge llegó a casarse con su chica linda y tuvieron una boda muy bonita, una luna de miel hermosa y luego -como suele suceder- una vida desastrosa. A los seis meses regresó a ver a su "enemigo" y "mal consejero" Fernando.

- ¡Quiero divorciarme!, ¡no soporto ver a mi mujer!. Es histérica, ociosa y quiere estar siempre a la última moda. No me obedece, se escapa sola a las fiestas y le gusta provocar a los hombres y coquetear con ellos mostrándoles su cuerpo, además ¡no sabe hacer nada!.
- Pero Jorge, ¡cómo te vas a divorciar de ella si es hermosa!, ¡tu esposa es muy bonita!, cualquier hombre te envidiaría por estar con ella, tiene un lindo cuero, ¡perdón!, un lindo cuerpo. Además es la más preciosa del mundo, ¿recuerdas?, ¡tu me lo dijiste!.
- ¡No me interesa que sea hermosa si no tiene buena conducta!, por más que se pinte para verse bella, cuando se enoja parece un diablo pintado,

Al hombre se lo conquista por la vista. Vivimos en una "cultura" que ha hecho prevalecer lo sensual, material y carnal, antes que lo espiritual. El resultado es que la mayoría nos dejamos llevar por lo que alguien tiene y no por lo que contiene. Es muy útil a los jóvenes de hoy recordar el refrán que dice: "las apariencias engañan" y "no todo lo que brilla es oro". Los valores se han degenerado y han sido remplazados por los "calores" del verano y realmente que un país sin valores es un país sin alma. Quita los valores a tu vida y el resultado será un estilo de vida destruido.

El Sabio, Inteligentísimo y Amoroso Dios que nos creó, tiene muy buenos consejos para los jóvenes a través de su palabra. Los jóvenes que están triunfando hoy en la vida, son aquellos que la están poniendo en práctica, porque ¿de qué sirve ser el más profesional y rico del mundo si no eres feliz?.

Y hay un buen consejo para los jóvenes que quieran ser felices teniendo una buena chica a su lado: "Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?, porque su valor sobrepasa largamente al de las piedras preciosas." (Proverbios 31:10).

Aunque ahora siempre existen chicas con valores y que valen la pena, también existen muchas chicas que están a la "caza" de una buena presa, y a veces, mal aconsejadas por su mamá: "Consíguete alguien que tenga dinero", "cásate con un hombre profesional"; o incluso otras que, aunque sepan que un joven es "sin dinero y trabajo" quieren conquistarlo solo porque tiene los ojos azules. Al hombre se lo conquista por la vista. Para que las chicas logren hacer caer una "presa", usan armas que casi nunca fallan: minifaldas, pantalones súper apretados que solo entran engrasándolos, ombligo al aire (aunque se noten todos sus rollos), pantalones a la cadera, politos apretados, etc., etc., etc. ¿Quién podrá resistirse frente a tan "grandes" encantos?, ¡para la gran mayoría son armas "irresistibles"!.

Ahora, me gustaría preguntarte: ¿Qué papel juegan los ojos verdes de una chica para la felicidad dentro del matrimonio o del enamoramiento?, o ¿en que porcentaje se relaciona un buen cuerpo con el éxito en una relación?. ¡En nada! ¡ni siquiera en 0.0001 por ciento!. El éxito y la felicidad depende de los valores y virtudes que un joven pueda tener. Antes de fijarte en los ojos verdes de una "gatita" primero fíjate en sus garras ¡porque es gata!, mírale las uñas y conocerás si es trabajadora y hacendosa en su casa.

Por eso la palabra de Dios dice: "mujer virtuosa, ¿quién la hallará?." Una mujer virtuosa es una mujer con virtudes. Lo malo es que muchos jóvenes han cambiado la mujer virtuosa por mujer "voluptuosa", ¡y bien voluptuosa!. Es bueno para el joven saber a quien se está declarando antes de hacerlo; hoy hay muchos que con solo haber visto una vez a una chica, al otro día ya se están declarando ¡no es correcto!, ¡ten cuidado!. Hay chicas que sus nombres engañan: algunas se llaman "Angélica" pero de ángel no tienen nada sino de diablo ¡por su mal carácter!. Otras se llaman "Justa" pero son injustas, y otras tienen por nombre "Dora" pero resultan ser una jugadora. Mejor averigua como se portan en casa con su mamá y sus hermanos y tendrás un mejor criterio para elegir.

Joven que amas a Dios: ¡muestra tus virtudes y cualidades espirituales más que las físicas para que te amen hasta la muerte y no solo por tu cuerpo!. Hoy hacen falta muchos ¡Jóvenes de Valor! que tengan fortaleza espiritual, la cual solo viene de una estrecha amistad y comunión con Dios ¡acepta el desafío! ¡entrega tu corazón a Jesucristo y síguele hasta el final!

¡¡¡Que Dios te Bendiga!!!