¿Somos la luz del Mundo?

Mario era un joven que dirigía la alabanza y adoración en su congregación. El tenía una enamorada con la cual se les veía juntos en muchas oportunidades, pero un día Mario conoció a una jovencita que asistía a otra congregación, quedó prendado de ella y comenzó a fastidiarla. A la tercera vez que se vieron, ella le preguntó:

- ¿Tienes enamorada Mario?
- ¡No! ¡No tengo!
- ¡Mentiroso! si yo te he visto con una chica varias veces - él no supo que decir - ¡Si pero ya hemos terminado!.

Después, esta jovencita se enteró que Mario seguía manteniendo una relación con su enamorada a quien lógicamente no amaba y sólo jugaba con sus sentimientos.

Jesucristo dice que somos “la luz del mundo” Mt. 5:14. ¿seremos luz con una conducta así?.

En muchas congregaciones se pueden ver este tipo de jóvenes cuya conducta NO AGRADA A DIOS. Son como un picaflor, que va de flor en flor porque no puede estar quieto en una sola. ¿eres tú picaflor? ¿tienes ya el pico largo de tanto andar de flor en flor? ¡picudo!.

El verdadero joven cristiano que ama a Dios no anda buscando parejas por uno y otro lado, ni enamorando a jovencitas o aceptando a jovencitos de otras congregaciones como un juego; sino que anda buscando llenarse de la presencia de Dios en su vida y permitir que sea Cristo quien haga su voluntad en él.

Lo que Dios quiere es que los jóvenes que le seguimos vivamos un verdadero cristianismo en SANTIDAD y no que convirtamos a su iglesia en un club social donde cada sábado NO SE VE NADA DE CRISTO en nuestras reuniones. No olvidemos que el motivo de todo culto y servicio es Jesucristo. Sin El las reuniones no tendrían razón de ser, nuestros cultos juveniles siempre deben ser para su gloria.

No es malo enamorarse, pero si es malo SER ENAMORADOR. No es malo que el joven exprese su dinamismo y alegría en los cultos juveniles, pero si es malo centrar la reunión solo en esto y olvidarnos que Jesús está presente para adorarlo.

Dios espera que los jóvenes de Cristo seamos diferentes. Dice su palabra: “Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes y la palabra de Dios PERMANECE en vosotros, y HABÉIS VENCIDO al maligno” (1 Jn.2:14b). ¡Eso es lo que el Dios viviente espera de nosotros! ¡hay que vencer al maligno y las costumbres de este mundo!. Como fieles hijos de Dios cubramos las expectativas que Dios tiene de nosotros y seamos todo lo que El espera de cada uno de sus valientes jóvenes cristianos, sin defraudarlo.

Todo joven que sea como un PICAFLOR, que primero va donde Rosa, después con Margarita, luego con Azucena y finalmente con Violeta, es porque NO AMA A DIOS y sólo va al templo por fastidiar a las chicas, y porque no mencionar a las jovencitas, que solo les interesa coquetear a los chicos.

Tener una conducta así avergüenza el evangelio y apaga tu ministerio a la vez que te hace no apto para ocupar algún cargo en la congregación. “la voluntad de Dios es nuestra SANTIFICACIÓN” (1 Ts. 4:3).

Cuando alguna jovencita cristiana se encuentre alguna vez con un joven así, debe mostrar una conducta seria y respetuosa (seria no significa estar con cara de “ogro”, sino ser madura). La Biblia dice: “Considerando vuestra conducta casta y respetuosa” 1P. 3:2. Así demostrará que no es una chica que le gusta andar de “coqueteos” y que es una verdadera cristiana. Como consecuencia el “PICAFLOR” no podrá decir: “Yo soy así porque las chicas me dan cabida”.

He aquí algunas recomendaciones si quieres agradar a Dios:

1) Si verdaderamente amas a Dios, cuida tu testimonio para que el Señor sea glorificado. No te desesperes por tener una pareja. Dios te la dará a su tiempo. La Biblia dice “Todo tiene su tiempo”. Lee Eclesiastés 3: 1-8.

2) Ocúpate en aprender y en buscar más las cosas de Dios para obedecerlas, porque esto es lo más importante en la vida. La verdadera felicidad se encuentra en Cristo y no en tener muchas enamoradas.

3) Si eres débil en esta área ten en cuenta que es porque HAS ESCOGIDO SERLO. El joven cristiano “Todo lo puede en Cristo que me fortalece” Fil. 4:13 y “ha crucificado la carne con sus pasiones y sus deseos” Gálatas 5:24 ¡Aléjate de lo que te aleja de Dios y vencerás!.

4) Ora, dile al Señor que lo amas y que no quieres hacer algo que lo deshonre ¡Demostremos que somos diferentes al mundo y que un Cristo Vivo y Real cambió nuestras vidas y vive en nuestro corazón! . “El que está en Cristo es nueva criatura, las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas” 2Co. 5:17.

Cuídate de tener el mismo final que Sansón, que por poner su mirada en muchas mujeres (Jueces 14:2; 16:14) tuvo un final triste y trágico. ¡Así es siempre con todo aquel que desobedece a Dios y su palabra!

Los jóvenes cristianos somos jóvenes de valor porque nos atrevemos a ir en contra de la corriente de este mundo: “no os conforméis a la corriente de este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento” Romanos 12: 2a

Este valor que tenemos viene de Cristo nuestro Señor y Salvador, porque “separados de El NADA podemos hacer” Juan 15:5b

¡ Gracias Señor por hacernos Jóvenes de Valor! y ¡Ganemos más jóvenes para Cristo con un buen testimonio!.

¡¡¡Que Dios te bendiga!!!