Diccionario
A (alef). Primera consonante del alfabeto hebreo, que según la Másora se repite 27.055 veces enel Pentateuco y 42.377 en toda la Biblia. Fue expresada por una variedad de signos, pasandode los cananeos a los fenicios y transmitiéndola éstos posteriormente a los griegos hastaformar la A griega o latina que ha quedado en nuestro alfabeto.A (alfa) y O (omega). Primera y última letras del abecedario griego, describen a Dios comoprincipio y fin del mundo y de la historia (Ap. 1:8; 21:6; cfr. Is. 41:4; 44:6; 48:12). En Ap. 22:13Cristo glorificado es llamado así (cfr. Ap. 1:8, 17). En las ediciones hebreas, griegas y decarácter científico de la Biblia la A designa el códice Alejandrino, manuscrito del siglo v quecontiene toda la Biblia, y se encuentra en el Museo Británico. La A hebrea (alef) designa en lasediciones científicas el códice llamado Sinaítico.
AARÓN «maestro» o «excelso».Hermano mayor de Moisés, primer sumo sacerdote de la antigua ley y figura de primeraimportancia en los acontecimientos del Éxodo. Era hijo de Amram y Jocabed del linaje levíticode Coat (Éx. 6:20). Nació en Egipto tres años antes que su hermano (Éx. 7:7). Tomó poresposa a Elisabet, con la que tuvo cuatro hijos: Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar (Éx. 6:23).Asociado por Dios a Moisés como intérprete o portavoz de éste a causa de su elocuencia (Éx.4:13-16), desempeñó esta misión tanto ante el pueblo (Éx. 4:27-31) como en presencia deFaraón (Éx. 5:1-5), haciendo, con su hermano, un oficio análogo al de profeta (Éx. 7:1-2). Bajosu dirección ejecutó prodigios superiores a los magos egipcios (Éx. 7:8-12).Intervino en la producción de las plagas con que Dios quebrantó la resistencia de Faraón paraque dejara libre a su pueblo, lo cual hizo exclamar a los sabios egipcios: «El dedo de Dios estáaquí» (Éx. 7:1-2). Acompañó a Moisés, aunque no se le menciona expresamente más que ensus misiones ante el soberano (Éx. 8:21; 9:27; 10:3, 8, 16; 11:10; 12:1; Sal. 77:20).Un mes después de la salida de Egipto, en el desierto de Sin, hubo de escuchar, junto con suhermano, las murmuraciones del pueblo, al que apaciguaron con la promesa del maná y de lascodornices, viendo Aarón reforzada su autoridad, mientras hablaba a la turba, con la apariciónde la gloria de Jehová en forma de nube (Éx. 16:1-10). Por orden de Moisés conservó una urnallena del maná, que colocó juntamente con las tablas de la Ley en el arca (Éx. 16:33-34).Defensor de su hermano también con la oración, nos lo encontramos sosteniendo los brazosde Moisés en alto hasta la puesta del sol, durante la batalla librada por Josué contra losamalecitas en Refidim (Éx. 17:8-13). En el banquete que el suegro de Moisés, Jetro, ofrece alos ancianos para estrechar los lazos familiares con Israel aparece también Aarón (Éx. 18:1-12).Tuvo el raro privilegio de subir con Moisés al monte Sinaí, acompañado de sus hijos Nadab yAbiú y de los setenta ancianos de Israel, y de ver a Dios sin perder la vida, recibiendo elencargo, juntamente con Hur, de resolver las dificultades que se pudiesen presentar durante laausencia del dirigente de Israel, que había de prolongarse durante cuarenta días y cuarentanoches (Éx. 24:9-18).Aarón cedió ante las presiones del pueblo, temeroso de que Moisés no regresara, e hizofabricar un becerro de oro que marchase al frente de la caravana. Con la esperanza dedisuadirlos, les pidió los pendientes de oro que llevaban en las orejas, pero habiéndosedesprendido todos de las joyas, Aarón las hizo fundir, en un simulacro muy semejante a los quehabían conocido en Egipto, y el pueblo gritaba ante él: «He aquí tu Dios que te sacó deEgipto», mientras, se prepararon los enseres necesarios para un holocausto y sacrificio a lamañana siguiente (Éx. 32:1-6). Los cantos y las danzas fueron interrumpidos por la llegadaimprevista de Moisés, que, montando en cólera, redujo el ídolo a cenizas y las arrojó al agua,que bebieron los culpables.Moisés reprochó la conducta de su hermano Aarón por haber llevado al pueblo a semejanteocasión de pecado, y hubiese perecido él mismo víctima de la venganza de los sacerdotes,que pasaron a cuchillo a unos tres mil hombres, de no haber intervenido el mismo Moisés en sufavor. Las palabras que dio como excusa de semejante proceder indican que obró porcoacción del pueblo, enceguecido en su rebeldía (Éx. 32:17-29).El relato de la promoción de Aarón y de sus hijos al sacerdocio da una idea de la importanciaque el culto a Jehová tenía en la ley de Moisés. Se describen sus vestiduras con todo detalle(Éx. 39:1-31), y el ceremonial de su toma de posesión, que culminó con la bendición de Aarónal pueblo y la manifestación de la gloria de Jehová (Lv. 8-9). Una falta de confianza en laPalabra de Dios en Cades atrajo sobre Aarón y Moisés el castigo de no entrar en la tierraprometida (Nm. 20:1-13). Murió a la edad de 123 años en el monte Hor, y el pueblo le lloró
AARONITAS Los descendientes de Aarón reciben este nombre y con él son designados en diversas partesde la Biblia (1 Cr. 12:27; 27:17). A los descendientes de Aarón fueron asignadas trececiudades en Judá y Benjamín (Jos. 21:13-19; 1 Cr. 6:57-60).
AB Quinto mes (julio-agosto) que los judíos adoptaron en la época posterior al exilio. No se cita enla Biblia, sino en los textos de la Misnah y del Talmud.Era un mes triste para el calendario judío, por el recuerdo del destierro a Babilonia. En estemes se cortaban los juncos. (Véase CALENDARIO.)Como partícula hebrea que se deriva de la palabra «Abba», es usada como prefijo en muchosnombres propios tales como Abner = «Padre de la luz», Absalón = «Padre de la paz».
ABADÓN Significa en hebreo «destrucción».Se usa en Jb. 26:6 y Pr. 15:11 como equivalente de sheol o muerte. En Ap. 9:11 aparece comoel ángel del abismo, que en su traducción griega es Apolión, «destructor».
ABAGTA Hebreo, «dispensador de fortuna».Nombre propio de un funcionario de la corte del rey Asuero (Est. 1:10). El nombre es de origenpersa. El historiador griego Esquilo menciona un cierto Abagta entre los siervos de Jerjes I queperecieron con él en la batalla de Salamina.
ABANA Nombre de dos ríos de Siria, mencionados por Naamán, el general sirio curado por el profetaEliseo (2 R. 25:12). El militar Sirio afirma que son cristalinos y mejores que todos los ríos deIsrael, y se enoja con el siervo de Dios que le recomienda bañarse en el Jordán. Naamán no escurado hasta que no obedece al profeta.El río Abana se llama hoy Barada, y después de pasar por la ciudad de Damasco, desembocaen un lago pantanoso al este de la ciudad. Aun hoy provee el agua para la moderna Damasco.El río Farfar es el moderno Awaj, que nace en el Hermón y desemboca a 14 kilómetros deDamasco, después de regar una fértil llanura.
ABARIM Nombre dado por los habitantes de Canaán a la región montañosa situada al este del ríoJordán (Nm. 33:47; Dt. 32:49; Jer. 22:20). Era una cadena de montañas (Nm. 33:47-48) queatravesaba el territorio de Moab asignado a la tribu de Rubén. Las cumbres de los montesNebo, Pisga y Peor forman parte del Abarim (Nm. 27:12; 33:47-48; Dt. 32:49; 34:1). En superegrinación por el desierto durante el éxodo, el pueblo de Israel acampó dos veces en unsitio llamado Ije-Abarim, cuando rodeaba la «tierra de Moab» (Nm. 21:11).
ABBA Palabra aramea que Jesús emplea frecuentemente para dirigirse al Padre (Mr. 14:36).También los cristianos de la primera generación la usaban (Ro. 8:15; Gá. 4:6) para expresaruna relación muy íntima entre Dios y sus hijos. El Señor Jesús usó probablemente esta palabramuchas veces, aun en algunas en que los pasajes bíblicos han transmitido la versión griega:«Padre», «Padre mío», y también «mi Padre». Es una expresión de plena confianza yadhesión con la voluntad del Padre, que Jesús quiere comunicar a sus discípulos. La palabrano aparece en la literatura profana ni rabínica del tiempo, y es característica del vocabulario deCristo. En los evangelios se la usa siempre acompañada de su respectiva traducción con lapalabra «Padre». Es sólo por medio de Cristo que recibimos el espíritu de adopción yaprendemos a llamar a Dios «Padre nuestro» (Jue. 11:2: Jn. 17:11; 20:17). La palabra seusaba solamente en el lenguaje familiar antes de Jesús. En el Antiguo Testamento figura envarios nombres hebreos como radical, por ejemplo: Abimelec, Abner, Ardénago, Eliab.
ABDÍAS Nombre propio que significa «adorador o servidor del Eterno».(a) Mayordomo de la casa de Acab (1 R. 18:3-16).(b) Descendiente de David (1 Cr. 3:21).(c) Padre de Ismaías, príncipe de Zabulón (1 Cr. 27:19).(d) Príncipe de Judá (2 Cr. 17:7).(e) Levita en tiempos del rey Josías (2 Cr. 34:12).(f) Profeta que escribió el libro de Abdías.
ABDÍAS (Libro) El cuarto de los profetas menores. Anunció la destrucción de Edom, nación que fue hostil aIsrael desde épocas inmemoriales. El libro no menciona fechas, pero probablemente fueescrito en la última parte del siglo VIII a.C., durante el reinado de Acaz de Judá, cuando Edom ylos filisteos se unieron en batalla contra Judá.La conclusión escatológica se compone de dos partes (poesía en los vv. 15 a-16 s; prosa enlos vv. 18-21). Llama la atención la identidad que se advierte entre varios versículos de Jer.49:7-22 (también profecía contra Edom) y Abd. 10 (cfr. especialmente Abd. 5 comparado conJer. 49:14-16:9; y Abd. 5 con Jl. 2:32).El libro, que consta de un solo capítulo, está dirigido contra Edom, ciudad enemiga deJerusalén, por haberse aliado con otros para conspirar contra la ciudad de Dios. Anuncia lavenida del día de Jehová, quien triunfará de todos sus enemigos y establecerá su Reino sobrela tierra.En el libro hay una nota de esperanza, que lo coloca en el rango de lo escatológico. Israel serárestaurado entre las naciones.
ABDÓN «servil».(a) Hijo de Hilel, de Piratón, juzgó ocho años a Israel. Tuvo muchos descendientes yprosperidad (Jue. 12:13-15).(b) Jefe principal de la tribu de Benjamín (2 Cr. 8:23, 26, 28).(c) Un benjaminita antecesor de Saúl (1 Cr. 8:30; 9:35-39).(d) Siervo del rey Josías (2 Cr. 34:20).(e) Ciudad levítica asignada a la casa de Gersón (Jue. 21:27, 30).
ABED-NEGO (también ABDENAGO). Es el nombre babilónico de Azarías, compañero de Daniel enBabilonia (Dn. 1:7). Juntamente con Mesac y Sadrac, fue nombrado como esclavo para serviral rey Nabucodonosor (Dn. 2:49). Cuando los tres jóvenes creyentes israelitas rehusaron adorarla estatua de oro que el rey había mandado levantar, se les condenó a morir en un horno defuego (Dn. 3:13-22). Dios intervino para salvarlos (Dn. 3:24-26), y sus cargos oficiales lesfueron restituidos (Dt. 3:30). La fe de estos tres jóvenes ha servido de ejemplo a través de lasedades tanto para los judíos en el Antiguo Testamento como para los cristianos, por saberresistir a quienes invitan a adorar ídolos o dioses falsos, o a dar más respeto a los hombresque a Dios (He. 11:33-34).
ABEJA Hebreo, «débora»Las abejas abundan en Palestina debido a la gran cantidad de flores y al cálido clima que reinaen la región. Son numerosísimas en el valle del Jordán y en la región sudoriental. Si bien entiempos bíblicos no se conocía su cultivo científico, desde muy antiguo se conocía en estadosalvaje. En la Biblia se la menciona cuatro veces (Dt. 1:14; Jue. 14:8; Sal. 118:12; Is. 7:18). Encambio, como nombre de mujer (Débora «la Abeja») era frecuente entre los israelitas (Gn.35:8; Jue. 4:4).La miel de abejas fue la fuente casi única para endulzar los manjares hasta ya bien entrado elsiglo XVIII. Algunos exegetas creen que las abejas mencionadas en el episodio de Sansón(Jue. 14:8) no serían abejas fabricadoras de miel, sino otra especie, que los hebreos tambiénllamaban con el nombre de «Débora».
ABEL «vapor» o «soplo».Segundo hijo de Adán, de oficio pastor. Era justo (Mt. 23:35) y lleno de fe (He. 11:4). Porenvidia le asesinó su hermano Caín. Abel tipifica la «sangre inocente» (Mt. 23:34). Se hanhecho muchas conjeturas acerca del porqué su ofrenda fue aceptada por Dios y no lo fue la deCaín.La que más concierta con el conjunto de la doctrina bíblica es la de que el sacrificio de uncordero pudo haber sido mandato de Dios como anticipo del «Cordero de Dios, que quita elpecado del mundo», o sea, el plan de la Redención. Una prueba incidental de ello puede serlos numerosos altares de los tiempos prehistóricos que se encuentran esparcidos en el mundo.El paganismo distorsionó el propósito divino, llegando a ofrecer víctimas humanas, pero laorden de los sacrificios expiatorios que hallamos en el Pentateuco, después de la salida deIsrael de Egipto, pudo ser, al igual que la institución del matrimonio y del día de reposo, unarestitución de un antiguo mandato, más que una innovación. «Acordarte has del día dereposo», dice en Éxodo. Y en cuanto a sacrificios, leemos que Abraham los ofrecía muchoantes de la institución del ministerio levítico. ¿De dónde le vino la idea a Abraham sino de unatradición procedente de la primitiva revelación de Dios en el Edén? La carta a los Hebreos (He.11:4) dice que «por fe Abel ofreció mejor sacrificio». ¿Fe a qué? La fe requiere elconocimiento, o, en este caso, revelación.El sacrificio de Abel es prueba de un carácter obediente a Dios, mientras que la ofrenda deCaín es prueba de un carácter altivo, que trató de imponer su propio culto de homenaje alCreador, y no quiso humillarse a depender de su hermano, para su ofrenda, a pesar de laprobable revelación de Dios.En el Nuevo Testamento Abel es considerado como mártir (Mt. 23:35) de su fe (He. 11:4) y desu justicia (1 Jn. 3:12). El primero en morir de la raza humana fue el primero en entrar en lagloria de Dios y una prenda de las primicias que nadie puede enumerar. «La sangre de Abel»clamó justicia sobre la tierra, pero la sangre de Jesucristo trajo el perdón y la salvación paratodos los que se arrepienten (He. 12:24; 1 Jn. 1:7).
ABEL-BET-MAACA ABEL DE BETH-MAACHA = «pradera de Bethmaaca».La Abelmaim de 2 Cr. 16:4. Villa fortificada de Neftalí, donde se refugió Seba en su rebelióncontra David (2 S. 20:14-18). (Véanse 1 R. 15:20; 2 R. 15:29.) Hoy Abil o Abl, a 20 Km. al nortedel lago de Hulé.
ABEL-IZRAIM «pradera de los egipcios».Nombre que se dio al plano de Atad, donde se detuvo el cortejo fúnebre de Jacob, procedentede Egipto, al llevarlo a sepultar a Canaán (Gn. 50:9-13).
ABEL-MEHOLA «pradera de la danza».Lugar del nacimiento de Eliseo (Jue. 7:22; 1 R. 4:12; 19:16). Situación dudosa, probablementeen Manasés.
ABEL-SITIM «valle de las acacias» en la llanura de Moab, cerca del monte Peor, al este del río Jordán. Fuelugar de uno de los campamentos de los israelitas en la peregrinación por el desierto antes dela muerte de Moisés (Nm. 33:49). Al sitio se le llama también Sitim «acacia» (Jos. 2:1), y allí elpueblo fue seducido a la impureza de la idolatría de Baal-peor por las mujeres de Moab y deMadián y perecieron en gran número (Nm. 25).
ABÍAS «Jehová es Padre o Jehová es cuidadoso».Nombre bastante común en hebreo y que se usa también en su forma femenina. Entre lospersonajes principales mencionados están:(a) Segundo hijo de Samuel, que, juntamente con su hermano, fue juez de Israel pornombramiento de su padre. La corrupción y mala administración de la justicia hizo levantar alpueblo, que pidió un rey (1 S. 8:1-5).(b) Fundador de una familia entre la descendencia de Aarón y Eleazar. En tiempos de David,cuando se organizó el servicio del Templo, la octava división llevaba su nombre (1 Cr. 24:10).En el Nuevo Testamento se le llama con el nombre de Abía (Lc. 1:5). De la clase de Abías erael sacerdote Zacarías, padre de Juan el Bautista.(c) Uno de los hijos de Jeroboam, el primer rey de Israel. Era un joven apreciado y popular quefue llorado por el pueblo cuando murió siendo aún joven (1 R. 14:1-18).(d) Hijo de Roboam, el primer rey de Judá (Mt. 1:7); en 1º Reyes. recibe el nombre de Abiam.Su reinado fue corto, solamente tres años, y subió al trono en el año 18 de Jeroboam, 958 a.C.Fue un militar de cierto ingenio y venció a Jeroboam en una memorable batalla (2 Cr. 13); apesar de ello siguió los malos ejemplos de su padre (1 R. 14:23-24).(e) En su forma femenina llevan este nombre:la madre de Ezequías (2 Cr. 29:1)y la esposa de Hezrón, nieto de Judá (1 Cr. 2:24).La madre de Ezequías es llamada Abía en 2 R. 18:2.
ABIASAF Levita hijo de Coré (Éx. 6:24)
ABIATAR Nombre propio que significa «Padre de la abundancia».Hijo de Ahimelec, sumo sacerdote a quien sucedió en el cargo (1 S. 22:20). Fue un fielconsejero de David (2 S. 15:24; 17:15; 19:11); juntamente con Zadoc trajo el arca de la alianzaa Jerusalén (2 S. 15:24 y 1 Cr. 15:11-12).
ABIB Hebreo, «abib» = «espigas maduras».Antiguo nombre de un mes israelita correspondiente a marzo-abril en nuestro calendario y en elcual tuvo lugar el paso del mar Rojo. Este nombre es más antiguo que el de Nisán que se ledaba en los tiempos del Nuevo Testamento (Éx. 13:4; 23:15; 34:18; Dt. 16:1). Nisán se le llamadespués del retomo de la cautividad. Era el primer mes del año israelita y en él comenzaba lasiega y se celebraba la Pascua (Éx. 12:15-23; Dt. 16:1).
ABIEL «padre de la fuerza» o «Dios es un padre».(a) Abuelo de Saúl y Abner (1 S. 9:1; 14:51).(b) Uno de los «valientes de David» (1 Cr. 11:32); llamado también Abi-albón (2 S. 23:31).
ABIMELEC «Padre del rey».Son varios los que llevan este nombre:(a) Rey de Gerar. Creyendo que Sara era hermana de Abraham, la tomó para su harén;advertido por Dios, devolvió a Sara, llamando hermano a Abraham, a modo de reproche (Gn.20).(b) Cosa similar les sucedió a Isaac y Rebeca bajo otro rey del mismo nombre, siendo estenombre un título de los reyes filisteos, como Faraón era el título del rey de Egipto (Gn. 26:1-16).(c) Hijo de Gedeón con una concubina siquemita. Indujo a los hombres de Siquem a que leeligieran como su rey, y a continuación dio muerte a 70 de sus hermanos. Solamente escapóJotam, que lanzó una maldición sobre los asesinos. Esta maldición se cumplió con la muertede muchos de los hombres de Siquem, y con la muerte del mismo Abimelec, causada pon unamujer en el sitio de Tebes (Jue. 8:31; 9; 2 S. 11:21).(d) Sacerdote en el tiempo de David (1 Cr. 18:16), también llamado AHIMELEC (2 S. 8:17).(Ver ABIATAR)
ABINADAC «padre de abundancia».(a) Hombre de Quiryat-jearim; el arca devuelta por los filisteos estuvo veinte años en su casa (1S. 7:1). Su hijo Eleazar fue encargado de su custodia.(b) Segundo hijo de Isaí (1 S. 16:8; 17:13).(c) Hijo de Saúl (1 S. 31:2).(d) Padre de un yerno de Salomón (1 R. 4:11); el yerno era gobernador en Dor.
ABIRAM ver, ABRAM. «padre de elevación», es una variable admisible de Abram. (Ver)(a) Un rubenita, hijo de Eliab, que se unió a la conspiración acaudillada por Coré contra Moisésy Aarón, muriendo bajo el juicio de Dios (Nm. 16).(b) Hijo mayor de Hiel, de Betel. Hiel echó los cimientos de Jericó sobre su primogénito,cumpliendo así la primera parte de la maldición profética de Josué (Jos. 6:26; 1 R. 16:34).Ejemplo señalado de cómo incluso los israelitas menospreciaban la palabra del Señor.
ABISAG ver, CANTAR. «padre de error», es posible que signifique también «padre de emigración».Una joven de Sunem, en Isacar, de gran hermosura, cuidó del rey David en su vejez. El rey,empero, «nunca la conoció» (1 R. 1:4). Al morir él, Adonías, que ya había intentado arrebatar eltrono para sí y había sido perdonado, la pidió, por medio de la reina madre, a Salomón, paraque fuera su mujer. Salomón no solamente negó su petición, sino que lo hizo ejecutar, porimplicar ello la pretensión al trono (1 R. 2:13-26). (Ver CANTAR)
ABISAI «fuente de riqueza» o «padre del don».Hijo de Sarvia, la medio hermana de David, y hermano de Joab. Sirvió muchos años a Davidcomo uno de sus valientes. Fue con David al campamento de Saúl mientras Saúl dormía (1 S.25:6-9), y expresó la intención de matarlo, a lo que David se opuso (1 S. 26:5-9). Juntamentecon Joab, se vengó traicioneramente de Abner por la muerte de su hermano Asael, tenida enbuena lid (2 S. 2:18-24; 3:30). Permaneció fiel a David durante la rebelión de Absalón (2 S.18:2).
ABISMO Griego, «abyssos» = «sin fondo». Término usado en la versión de los LXX para traducir lapalabra hebrea que significa «hondura». En el Antiguo Testamento significa el mar universalque envolvía todo lo existente, cielo y tierra. En el segundo día Dios separa las aguas queestaban sobre el firmamento, de las que estaban debajo. A estas aguas se referirá en adelantela palabra «abismo» (Gn. 1:2; Dt. 33:13; Sal. 104:6).En el NT aparece especialmente en Apocalipsis, donde vemos que el abismo es el lugardonde los poderes satánicos están encerrados; su castigo será posteriormente, en el lago defuego (Ap. 9:1, 2; 20:10). Es de Apocalipsis (Ap. 9:1-11) que se ve que una estrella caída delcielo recibe las llaves del abismo, surgiendo una espesa tiniebla moral al ser abierto, ysurgiendo de ella agentes destructores: Abadón (en hebreo), o Apolión (en griego), el«destructor», es su rey. El futuro imperio romano es representado como una bestia que surgedel abismo (Ap. 11:7; 17:8). Durante el Milenio, Satanás será confinado en el abismo,quedando imposibilitado totalmente de engañar y actuar (Ap. 20:1, 3). En Lc. 8:31, losdemonios le ruegan a Cristo que no los arroje al abismo; en Ro. 10:7 aparece en contraste alos cielos.
ABISÚA «padre del bienestar».Sumo sacerdote, el cuarto en tener esta dignidad. Hijo de Fineas (1 Cr. 6:4-5). Era bisnieto deAarón (1 Cr. 5:30-31; 6:35; Esd. 7:5).
ABIÚ «Dios es mi padre».Nombre del segundo de los hijos de Aarón con Elisabet (Éx. 6:23 ), honrado con su hermanoNadab (Éx. 24:1) y escogido para formar parte de la familia sacerdotal con sus tres hermanos(Éx. 28:41). Fue castigado por Dios por no haber tenido el debido respeto a las cosas santas,habiendo quemado el incienso con fuego común, desoyendo las prescripciones de usar elfuego del altar de los holocaustos (Lv. 6:9-12; 10:1-2; 16:12; Nm. 16:46). Muchos comentaristascreen que Abiú y Nadab estaban borrachos cuando profanaron el culto a Jehová, ya queinmediatamente después el libro sagrado narra la prohibición del vino a los sacerdotes. Sumuerte es una lección que nos enseña que Dios sabe las condiciones con las cuales se le hande honrar: un corazón puro y una atención como solamente Él merece de parte de los que lesirven.
ABLUCIONES Nombre dado en He. 9:10 a los lavamientos ceremoniales prescritos por la Ley de Moisés (Lv.6:27, 28; 8:6; 11:25, 28, 40; 15:5, 6, 7, 11, etc.); con este lavamiento, y el transcurso de unlapso de tiempo, el adorador israelita quedaba ceremonialmente puro de las contaminacioneslegales que hubiera contraído (por lepra, contacto con cadáver, por emisión seminal,menstruación en la mujer, o por contacto con los así contaminados, etc., y que eran unimpedimento para participar en las actividades del culto), y era de nuevo apto para participaren el culto.En el sacerdocio aarónico, así como en el ministerio levítico había también una provisión delavamientos o abluciones, tanto para su consagración (Lv. 8:6; Nm. 8:7) como en el ejercicio desus funciones (Lv. 16:4; etc.). Debe notarse aquí distinción; Aarón y sus hijos fueron lavados«una vez» íntegramente por Moisés al ser consagrados (Éx. 40:12). Después se les demandóque se lavaran sólo los pies y las manos en la fuente de bronce (Éx. 40:30-32). En Nm. 19 sedan más detalles de la purificación de los contaminados.En el NT el lavamiento tiene un sentido y aplicación moral. (Ver LAVATORIO DE PIES)
ABNER «padre de luz».Hijo de Ner, tío de Saúl, era primo del rey (1 S. 14:51). Era el general del ejército de Saúlcuando David mató a Goliat, y presentó a David a Saúl (1 S. 17:55, 57). Cuando Saúl acosabaa David en el desierto de Zif, descuidó Abner la protección del rey, y David le increpó comodigno de muerte (1 S. 26:1-16). A la muerte de Saúl, Abner tomó partido de la hostilidad de lasotras tribus contra la de Judá, y en Mahanáyim proclamó rey de Israel a un hijo de Saúl, Is-boset, enfrentándose abiertamente a David, proclamado rey en Judá (2 S. 2:8-10). Abner fuevencido en una de las batallas entre las dos casas, y Asael, hermano de Joab, se lanzó a lapersecución de Abner, que se vio obligado, después de insistirle a que desistiera, a matarlo endefensa propia. Abner tomó por mujer a una anterior concubina de Saúl, Rizpá. Is-boset se loreprochó a Abner, posiblemente pensando que esto indicaba un deseo de Abner de asumir élmismo el trono. Ello enfureció de tal manera a Abner que se rebeló contra su señor, e hizopacto con David. Éste le puso por condición que le fuera devuelta Mical, su anterior esposa ehija de Saúl. Cumplida esta condición, David hizo una fiesta en honor de Abner y de sushombres. En esto Joab, que había estado ausente, al conocer lo sucedido, y posiblementeceloso y temeroso de que Abner le arrebatara el puesto, lo mató a traición, dando como razónque Abner había dado muerte a su hermano Asael. David quedó muy afectado por este hecho,y lanzó una maldición sobre Joab (2 S. 3:6-39) que se cumplió, bajo Salomón, que siguió lasúltimas voluntades de su padre (1 R. 2:5; 28-34). Pero es indudable que se ve el justo gobiernode Dios en la muerte de Abner. Fue por puntillo personal que se volvió a David, a pesar de queya sabía muy bien, en tanto que prestaba su apoyo a la casa de Saúl, que David era el reyungido por Dios.
ABOGADO Uno que toma la causa de otro, a quien uno apela en petición de ayuda, defensor (1 Jn. 2:1). Lamisma palabra griega se traduce «Consolador» (Jn. 14:16, 26; 15:26; 16:7). Vemos entoncesque se aplica tanto al Señor Jesús como al Espíritu Santo. Esto también se ve en sus palabras:«Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador.» Las palabras «si alguno peca, abogadotenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo» se aplican al presente oficio de Cristo ahoraen la gloria; no está Él abogando por los inconversos, sino por los cristianos cuando cometenpecado; y ello ante el Padre, por cuanto el que peca es hijo. El pecado del creyente quebrantasu comunión con Dios, y la acción de Cristo es restaurar esta comunión. Él es el Paracleto enel cielo, que intercede por el santo, y el Espíritu Santo es el Paracleto en la tierra, para asegurarel bienestar espiritual del pueblo de Dios. Cp. también Ro. 8:34; He. 7:25; 9:24. (véaseESPÍRITU SANTO)
ABOMINACIÓN Esta palabra se usa en el AT en referencia a cualquier iniquidad tal como es considerada porDios. También designa lo que no era apropiado para el servicio de Dios, como animales contaras presentados como sacrificio. Indica el sentimiento de repulsión que provocaba cualquieracto en contra del sistema religioso establecido. De esto último tenemos un ejemplo en quepara los egipcios era abominación comer con los hebreos (Gn. 43:32). El mismo servicioreligioso venía a ser una abominación a Dios al caer en una mera observancia externa o alasociarse con la iniquidad (Is. 1:13; Pr. 28:9). Pero es específicamente la idolatría que esdeclarada abominación para Jehová. Los mismos ídolos son designados así (2 R. 23:13; Is.44:19); en Ez. 8 vemos la secreta práctica de la idolatría, y la gran abominación de introducirlaen el atrio mismo de la casa del Señor. Esta palabra se usa en pocas ocasiones en el NT, y seaplica entonces a la maldad de manera general (p. ej., Lc. 16:15; Ap. 17:4).
ABOMINACIÓN DESOLADORA Esta expresión se halla en Dn. 11:31; 12:11; Mt. 24:15; Mr. 13:14. Queda por ello relacionadacon la gran tribulación mencionada por el Señor en los pasajes evangélicos. La profecía deDaniel tuvo un cumplimiento parcial en la profanación del templo por parte de Antíoco Epifanesel año 168 a.C. Es evidente que este cumplimiento no agota la profecía, por cuanto el SeñorJesús, en los pasajes evangélicos arriba mencionados, sitúa su cumplimiento en el futuro. EnDn. 9:27 se muestra que esta abominación tiene lugar en la segunda mitad de la última de lassetenta semanas de Daniel (Dn. 9:24). El que hace un pacto con los judíos en aquellos días ydespués lo quebranta es el caudillo del futuro imperio romano restaurado. (Ver SETENTASEMANAS) De esta persona se hará una imagen, y todos serán forzados a adorarla (Ap.13:14, 15). Sin embargo, no se dice que vaya a ser llevada al futuro templo, en tanto que elSeñor anuncia que la abominación estará en el lugar santo. Del Anticristo sí se anuncia que «seexalta sobre todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el santuariode Dios como Dios» (2 Ts. 2:4). Es evidente que la «abominación desoladora» estárelacionada con la trinidad de maldad descrita en Ap. 13, y que será obra de Satanás, de laBestia, y del falso profeta. Ello terminará en una terrible asolación. El asolador es el asirio (Is.8:8, 9; 28:2, 18), el rey del norte que entonces dominará el territorio de Asiria (Dn. 11:40). Estecumplimiento final y definitivo tuvo también un cumplimiento parcial durante el asedio deJerusalén por las tropas de Vespasiano y Tito; el lugar santo fue profanado por los zelotesjudíos, y los cristianos de Judea, conocedores del aviso del Señor, huyeron a Pella (Mr. 13:14-16).
ABORRECER El verbo castellano está cargado de tonos emotivos y significa, algunas veces, abominar; otras,abandonar o dejar y, finalmente, aburrirse de una persona o situación. En el aborrecer bíblicotambién entran estos diversos matices, y además, a veces, está preñado de ira, odio o malavoluntad hacia una situación o hacia una persona.Aborrecer al prójimo o al hermano es pecado a los ojos de Dios (Gn. 27:41; 37:4; Lv. 19:17; 2S. 13:22). Quien aborrecía a su mujer y la abandonaba sin justo motivo era castigado y debíarecibirla de nuevo (Dt. 22:13-19). Pero la ley afirma que cuando existen causas legítimas paraabandonarla, entonces el marido no tiene la obligación de juntarse a ella de nuevo (Dt. 24:3, 4).Cuando los sentimientos que unen a dos personas están basados meramente en la carne, elaborrecimiento puede ser un peligro muy posible (2 S. 13:15). En la Biblia, «aborrecimiento»puede designar, a veces, un grado inferior de amor (Gn. 29:30, 31; Dt. 21:15; Pr. 13:24; Mal.1:2, 3; Lc. 14:26; Ro. 9:13).
ABORRECIMIENTO Es una emoción que lleva a la persona que la siente a una fuerte oposición contra su objeto deesta intensa aversión. La Biblia marca el aborrecimiento como móvil del homicidio punible conla muerte, en lugar de lo que hacen muchas legislaciones modernas, que dan como causaatenuante un sentimiento exaltado de odio (Nm. 35:9-28). El homicida accidental era protegido,en tanto que el que mataba por enemistad no podía ser exculpado por causa alguna (Nm.35:19-21).No se podía repudiar a la mujer propia por simple aborrecimiento (Dt. 22:13-19). Debía darseuna causa justa. Si ésta no existía, y el marido había acusado falsamente a su esposa, debíaser castigado, multado y no podía jamás abandonar a su mujer (Dt. 22:19). Si la acusación defalta de castidad prematrimonial era cierta, la mujer era castigada duramente (Dt. 22:21).El aborrecimiento es una consecuencia del pecado, el cual siempre provoca división,desconfianza, celos y aborrecimiento. Una de las consecuencias del pecado en relación conDios es el aborrecimiento que siente Dios por el pecado, y contra el carácter del hombrepecador, desde Su santidad (Sal. 11:5; Mal. 1:3), aunque deseando la salvación del pecador(Ez. 18:32). El hijo de Dios debe en ello imitar a su Señor (He. 1:9; Ro. 5:8; cp. 2 Co. 5:19-21).La exhortación a aborrecer a padre, madre y esposa (Lc. 14:26), dada por el Señor a Susseguidores, se ha de entender en sentido relativo. El amor al Señor es tan delicado que, encomparación, los otros amores son aborrecimiento. Ver, a este respecto, el caso de Lea (Gn.29:30, 31, donde «menospreciada» es traducción del verbo hebreo «aborrecer»); y también eldel padre que consintiendo a su hijo, actúa en realidad como aborreciéndole, al privarle delbien de la disciplina (Pr. 13:24).
ABORTO Las leyes del Antiguo Oriente (babilónicas y asirias) castigaban cuando se maltrataba a unamujer grávida, distinguiendo varios matices de pena, según fuesen las consecuencias sufridaspor la lesionada. El Código de Hammurabi castiga el aborto con una sanción económica, cuyaimportancia varía según la categoría social de la mujer; únicamente cuando ésta es hija de ungran señor y muere en el parto, la hija del causante del mismo es sentenciada a muerte. En lasleyes asirias se trata solamente del aborto de la hija de un señor por causa de otro; éstepagará una crecida multa, recibirá cincuenta azotes y trabajará para el rey durante cincuentadías, o su mujer recibirá el mismo trato, compensando la pérdida del feto con su vida; si laaccidentada muriera, el culpable recibirá la muerte. Como se ve hasta aquí, un aborto entre losantiguos era algo que trascendía los muros caseros y era considerado como una verdaderacuestión social.Entre el pueblo de Dios la ley era todavía más tajante aún: «Cuando dos hombres riñen ychocan con una mujer encinta, de modo que pare, sin que resulte otro accidente, el culpablehabrá de entregar la multa que el marido de la mujer le imponga, pagándola tras un arbitraje.Pero si resultare accidente, tendrá que dar vida por vida, ojo por ojo...» (Éx. 21:22-25); esdecir, se aplicará la ley del talión.«Sin que resulte otro accidente» se refiere a que no resulten dañados ni la madre ni el niñoexpulsado antes de tiempo, como lo muestran Keil y Delitzsch en su Comentario. El verbohebreo usado, «yatsa», traducido «abortare» en varias versiones castellanas, significa «salir»,y la traducción literal del pasaje es: «de manera que su fruto salga». Por ello, la pena en casode que «hubiere muerte», que era de «vida por vida», se aplica tanto si hay muerte de la madrecomo del «fruto».La misma palabra que sirve para designar a las criaturas que no tienen una forma perfecta alnacer, se emplea para expresar lo que es indigno o miserable. San Pablo se compara a unabortivo, con lo cual quiere indicar que se considera el más indigno entre los apóstoles (1 Co.15:8).
ABRAHAM (ABRAM) «Padre de elevación».Su nombre fue alterado por Dios, que lo llamó ABRAHAM. No se conoce una explicaciónetimológica del cambio de Abram a Abraham. El texto comenta así este cambio: «porque te hepuesto por padre de muchedumbre de gentes». En este nombre (Abraham) se asegura labendición de los gentiles.La familia de Abraham moraba en Ur de los caldeos, y eran todos idólatras (Jos. 24:2). Con elpaso del tiempo, las naciones, descendientes de Noé, habían dado la espalda al conocimientode Dios, y Dios, en consecuencia, los había entregado a una mente reprobada; en el desarrollodel sistema pagano, se pervirtieron y oscurecieron muchas verdades originalmentetransmitidas por la línea de los antiguos patriarcas, y se pervirtieron todas las relacionesnaturales que Dios había creado (Ro. 1:18-32).De este estado de cosas, Dios llamó soberanamente a Abram a que dejara no solamente lanación idolátrica a la que pertenecían sus antepasados, sino también a su familia y a la casade su padre. Debía dirigirse a una tierra que Dios le mostraría. Por su respuesta de fe, vino aser el padre de los creyentes, y el amigo de Dios.1. Su vida.Contaba con 75 años de edad cuando recibió la palabra de dirigirse a Canaán (Gn. 12:4), y lapromesa de que los que le bendijeren serían bendecidos, y malditos los que le maldijeren; yque en él serían benditas todas las familias de la tierra (Gn. 12:3). En Ur de los Caldeos sehabía casado con Sarai. Fue después de la muerte de su hermano Harán que Abram partió deUr con su esposa; partió para Harán; obedeció sólo parcialmente al principio, por cuanto saliócon su padre y su sobrino Lot, y permaneció varios años en Harán, hasta la muerte de supadre. A partir de entonces, parece que Abram empieza a obedecer. Dios le repite la orden enHarán. Pero otra vez su obediencia no fue total, pues se llevó consigo a Lot. No será hasta laseparación de Lot que empezarán a cumplirse las promesas dadas a Abram (Gn. 13:14).Se desconoce si Abram fue el primogénito de Terá, aunque es citado el primero en la listaentre sus hermanos (Gn. 11:26-27). Es posible que este primer lugar le haya sido dado por sullamamiento, como padre del pueblo escogido.De Harán a Canaán había la ruta de Damasco, que muy posiblemente tomara Abram aldirigirse al sur. Tenía 75 años al salir de Harán, y habitó 10 años en Canaán antes de tomar aAgar como concubina (Gn. 16:3); cuando Agar tuvo a Ismael, Abram tenía 86 años (Gn. 16:16).En consecuencia, el viaje de Harán a Canaán duró menos de un año.Durante los primeros diez años de sus peregrinaciones en Canaán, Abram plantó sus tiendasen Siquem, donde Dios le prometió aquella tierra para su descendencia. Allí edificó un altar aJehová. Pasó después a Bet-el, donde erigió otro altar, invocando el nombre de Jehová (Gn.12:6-8). Se desató un hambre, y Abraham descendió a Egipto, donde, temiendo por su vida, yfaltándole la fe entonces, dijo que Sarai era su hermana; por su belleza, fue llevada a la casadel Faraón, pero Dios la protegió, y Abraham y Sarai fueron expulsados de Egipto después deuna reprensión (Gn. 12:10-20). Volvió a Canaán, y plantó de nuevo sus reales en Bet-el, ante elaltar que había erigido antes (Gn. 13:3). Visto el gran incremento de sus riquezas en ganado,surgieron riñas entre sus pastores y los de Lot, por lo que decidieron separarse. Abrahamcedió a Lot el derecho de elegir a dónde dirigirse (Gn. 13:9), y éste eligió el valle del Jordán(Gn. 13:11). Abram entonces puso sus reales en el encinar de Mamre, en Hebrón (Gn. 13 :18),declarando Jehová que le daría toda la tierra que podía ver, a él y a su innumerabledescendencia (Gn. 13:14-17).Abram moró en Mamre al menos 15 años, quizá 23 o 24. Había entrado en alianza con unospríncipes amorreos (Gn. 14:13). Junto con ellos, Abram emprendió una expedición guerreracontra Quedorlaomer y otros reyes coligados con él; éstos habían invadido Sodoma y Gomorra,y las habían saqueado, y se habían llevado cautivos a sus habitantes, incluyendo a Lot.
ABROJOS. Véase CARDOS Y ESPINAS.
ABSALÓN «padre de la paz».Tercer hijo de David. Fue notable por su hermosura y por la abundancia de su cabello (2 S.1:25, 26).Amnón, otro hijo de David, se enamoró de su hermanastra Tamar, hermana de Absalón porparte de su padre y de su madre Maaca, hija de Talmai (2 S. 3:3), y éste, en venganza, lo mató(2 S. 13:1-29). Luego huyó a Gesur, donde su abuelo por parte de madre era rey (2 S. 13:37-39).Después de tres años de destierro Absalón regresó a Jerusalén por la intercesión de Joab,pero no fue recibido por su padre David sino hasta dos años después (2 S. 14:28), cuando sereconcilió con éste.Al no existir por entonces en Israel leyes fijas sobre la sucesión, Absalón quería ser el herederoal trono a toda costa. Absalón hacía todo cuanto le era posible para que conociese el pueblosus derechos de primogénito después de la muerte de Amnón. Ganaba partido no solamenteentre los poderosos y ricos, sino especialmente entre los pobres, por su carácter sencillo y sufama de hombre amigo de la justicia. Absalón sabía, como lo sabían todos en Israel, queSalomón sería el sucesor de David en el trono y tramó varias veces contra la vida de David, sehizo proclamar rey en Jerusalén en ausencia de David, y finalmente, habiendo querido darlebatalla de una manera traidora al otro lado del Jordán, mientras huía, su cabellera se enredó enun árbol y fue muerto por Joab, uno de los hombres de David (2 S. 18:17, 18; Jos. 7:26), yenterrado con deshonra. Su padre sintió tanto su muerte que entró silencioso en Jerusaléncomo si hubiese perdido la batalla. En Jerusalén existe una «tumba de Absalón» construida enlos tiempos de Herodes.
ABUBILLA Ave del tamaño de un tordo, pico largo, delgado y algo curvo, con airosa cresta doble, decostumbres sucias y voz estridente, declarada inmunda por Moisés (Lv. 11:19; Dt. 14:18).
ACAB Hebreo, «hermano del padre».(a) Séptimo rey de Israel, que sucedió a su padre Omri en el año 918 a.C. y reinó veintidósaños. Casó con Jezabel, hija de Ed-Baal, rey de Tiro, mujer ambiciosa e idólatra, por cuyainfluencia fue introducido en Israel el culto de Baal y Astoret. Acab erigió en Samaria un temploa Baal, persiguió a los profetas de Dios, y se dice en la Biblia que hizo más para provocar alSeñor a ira que todos los reyes anteriores a él. A causa de esta apostasía Dios castigó a Israelcon tres años de sequía y hambre, hasta que el profeta Elías desafió y eliminó a los profetas deBaal en el monte Carmelo (1 R. 18:20-40). Otro crimen repugnante de Acab, por consejo de suesposa, fue el asesinato legalizado por engaño de su vecino Nabot, para apoderarse de supropiedad.Hombre voluble, combatió primero contra Benadad, rey de Siria, al que venció dos veces, ycomo éste se humillara, Acab hizo alianza con él. Una inscripción monolítica de Salmanasar III,rey de Asiria, demuestra que, haciendo honor a esta alianza, peleó contra los asirios en labatalla de Karcar en el año 853 a.C. Finalmente, Acab, aprovechándose de una visita deJosafat, rey de Judá, le propuso una expedición común para recobrar Ramot de Galaad al otrolado del Jordán. Los profetas de Baal le animaron a la empresa, pero Miqueas (el único profetade Jehová) predijo la muerte de Acab. Éste se disfrazó para evitar el cumplimiento de la trágicaprofecía, procurando no llamar la atención; pero un individuo del ejército enemigo, tirando alazar, hirió mortalmente al impío rey Acab y, según había profetizado Elías años antes, susangre fue lavada sobre su carro en el estanque de Samaria, y los perros la lamieron despuésde un reinado de veintidós años. Fue sucedido por Ococías, su hijo.(b) Profeta mentiroso e inmoral, de quien predijo Jeremías que Nabucodonosor, rey deBabilonia, le haría quemar vivo (Jer. 29:21-23).
ACACIA (en hebreo «shittah»).Son varios los tipos que crecen en Egipto y Palestina, siendo la más común la «Acacia seyal».Su madera fue extensamente usada en la construcción del tabernáculo, y también el arca, lamesa de los panes de la proposición, y los altares estaban hechos con ella (Éx. 25-38; Dt.10:3). La madera de este árbol era y es muy apreciada por su ligereza, dureza, y admisión deun pulimentado extremo. Es mencionada por Herodoto; Josefo también menciona suresistencia y durabilidad; es virtualmente incorruptible. Livingstone pensaba que para eltabernáculo se usó la «Acacia giraffa», que él denominaba «madera indestructible». Se haconsiderado la «Acacia nilótica», una especie de acacia silvestre, como la zarza que Moisésvio ardiendo y sin consumirse (Heb. «seneh»). Ciertas variedades de acacia producen gomaarábiga. Se menciona también en Is. 41:19.
ACAD Una de las cuatro ciudades babilónicas sobre las que reinó Nimrod (Gn. 10:10), situada en latierra de Sinar, y que dio su nombre a la región adyacente. Probablemente la misma llamadaen lengua sumeria Agadé.
ACAICO «perteneciente a Acaya».Un creyente que, con Estéfanas y Fortunato, visitó a Pablo en Éfeso. Ellos confortaron a Pabloen espíritu (1 Co. 16:17). La nota al final de la epístola afirma que fue enviada a Corinto pormano de los tres ya mencionados, acompañados por Timoteo.
ACÁN «perturbador».Hijo de Carmi, de la tribu de Judá, que desobedeció el mandato divino tomando una parte delos despojos de Jericó (Jos. 6:18-19; 7:1-26; 1 Cr. 2:7), por cuyo motivo el pueblo de Israel,hasta entonces victorioso en la conquista de Canaán, sufrió una derrota ante la ciudad de Hai.Descubierto por la suerte guiada por la providencia, Dios ordenó que el culpable fuesecastigado y, junto con toda su familia, fue apedreado (Jos. 22:20; 1 Cr. 2:7).
ACAYA Originalmente, un estado griego al norte del Peloponeso (la actual Morea); incluía a Corinto y suistmo; en los tiempos del NT, Grecia entera estaba dividida entre Macedonia y Acaya, bajo laadministración romana; Acaya era una provincia senatorial; sin embargo, en los poetas, Acayadesignaba frecuentemente a la totalidad de Grecia. Tiberio unió a los dos distritos en unaprovincia imperial bajo procuradores; pero Claudio devolvió Acaya al Senado bajo unprocónsul. Así, Lucas estaba en lo cierto al mencionar a Galión como procónsul de Acaya (Hch.18:12). El NT emplea esta designación en el sentido de la administración romana. Epeneto fueel primer converso de Acaya (Ro. 16:5); Estéfanas, entre los primeros (1 Co. 16:15). (Vertambién Hch. 18:27; 19:21; Ro. 15:26; 2 Co. 1:1; 9:2; 11:10; 1 Ts. 1:7, 8.)
ACAZ «sostenido».Hijo de Jotam, que reinó dieciséis años, desde el año 734 a.C. (2 R. 16:1). Se distinguió por suidolatría y desprecio del verdadero Dios, y contra él se dirigen muchas profecías de Isaías(véanse 2 R. 7, 8, 9). Quemó a sus propios hijos consagrándolos a los ídolos. Levantó un altaren el templo de Jerusalén según el modelo sirio, y aun lo cerró enteramente, por lo cual perdióel favor de Jehová y sufrió varias derrotas en la guerra con Peka y Rezín.Peka, rey de Israel, le tomó varios cautivos que fueron liberados por intervención del profetaObed (2 Cr. 28:5-15), y sufrió otros reveses a manos de los edomitas y los filisteos (2 Cr.28:16-20). Desoyendo los consejos de Isaías, solicitó auxilio de Tiglat-pileser, rey de Asiria, loque éste lo aprovechó para hacerle tributario suyo.Su nombre aparece en una inscripción de Tiglat-pileser como uno de sus vasallos, y ello es unaprueba de la historicidad del relato bíblico, en contra de los racionalistas de hace un par desiglos, que lo negaban.Fue tan aborrecido por sus propios súbditos que le negaron sepultura entre los reyes de Israel.
ACCIÓN DE GRACIAS ver, SACRIFICIOLa expresión de gratitud a Dios por Sus beneficios dados; en el AT se ofrecían sacrificios enacción de gracias (Lv. 7:12, 13; 22:29, etc.). En la ofrenda de acción de gracias, que era unsacrificio de paz, no se contemplaba la cuestión del pecado; el adorador daba gracias a Diospor Sus bendiciones otorgadas; no era para alcanzar la paz, sino que, en paz con Dios, leofrecía sacrificio en gozo y gratitud. (Ver SACRIFICIO.) En el NT se acentúa el llamado a laacción de gracias en todo (Ef. 5:4, 20; cp. Ro. 8:28); las mismas peticiones deben ser hechascon acciones de gracias (Fil. 4:6), conscientes de «cuál sea la buena voluntad de Dios,agradable y perfecta» (Ro. 12:2), y aceptando la acción de Dios de enseñamos a vivir mirandomás allá de las circunstancias, reposando en Él (Fil. 4:12). La acción de gracias tiene comobase el conocimiento de la aceptación por parte de Dios de quien a Él se allega por medio deJesucristo, mediante Su obra consumada en la cruz; y por la multiforme gracia de Dios quefluye libremente en base a esta reconciliación efectuada por el Señor Jesucristo.
ACEITE Para los hebreos, se trataba eminentemente del aceite de oliva. En la descripción de la riquezade la tierra, una de las cosas mencionadas es «una tierra que fluye aceite...»; entre lasbendiciones mencionadas con las que Dios iba a enriquecer a Su pueblo obediente se hallabala de que su aceite sería multiplicado (Dt. 7:13; 8:8). Era un artículo valioso, y se empleaba paradistintos propósitos.Se usaba como:alimento (2 Cr. 2:10, 15; 11:11; Sal. 55:21);para ungir a los sacerdotes y a los reyes (Lv. 8:12; 1 S. 10:1; 16:1, 13);en los sacrificios de la ofrenda de alimento (Heb. «minchãb», Lv. 2:1-16);como ingrediente en el aceite de la santa unción (Éx. 30:24, 25); (ver UNCIÓN)como cosmético (Sal. 23:5; 92:10; Lc. 7:46);como combustible en lámparas (Éx. 35:8, 14);como emoliente (Lc. 10:34).El aceite es un tipo del Espíritu Santo (Mt. 25:3-10; He. 1:9).(Ver también UNGÜENTO)
ACEITUNA Fruto del Olivo, y del cual, por diversos medios, se consigue el aceite. Su color, cuando esmadura, es el negro. Su recolección se efectúa a mano; en Palestina ya está lista para recogeren septiembre. Se puede extraer de ella hasta más del 30 por ciento de aceite en peso. (VerDt. 28:40; Mi. 6:15; Stg. 3:12.)
ACÉLDAMA «campo de sangre».Un pequeño terreno en Jerusalén, que antes de la muerte de Cristo se llamaba «Campo delalfarero» (Jer. 19), comprado por los sacerdotes con el dinero devuelto por Judas, quienes lodestinaron a cementerio de extranjeros, ya que, considerándolo «precio de sangre» y, portanto, contaminado, no podía dedicarse a sepultura de judíos (Mt. 27:7; Hch. 1:19). La vozpopular, recordando el origen de dicho cementerio, hizo un fácil juego de palabras y convirtió sunombre en «akeldama», «campo de sangre». Puede localizarse casi con certeza en el lado surdel valle de Hinom, donde existen multitud de tumbas de los cruzados.
ACEPCIÓN DE PERSONAS En hebreo existen varias expresiones, como «nasa panim», «mirar a la cara», y «gur mi pene»,«temer ante el rostro», que significan, literalmente, juzgar a alguien por el exterior, dejándosellevar demasiado por las apariencias. Nuestras versiones castellanas de la Biblia traducenestas expresiones por «mirar la persona», «tomar en consideración o aceptar a la persona».Siendo la cara lo primero que se ve en una persona, es natural que, muchas veces, se lasjuzgue por el rostro. Esta es también la razón por la cual indica, con frecuencia, a toda lapersona. La expresión hebrea, griega y latina significan «levantar la máscara para ver lo que seoculta detrás de las apariencias», y en sentido metafórico quiere decir «prestar atención a lasapariencias», al exterior, en perjuicio de la justicia y de la imparcialidad con que se debe juzgaral prójimo. Esta costumbre de mirar las apariencias es severamente enjuiciada en la Biblia (Dt.1:17; 16:19), porque sabe del mal que se sigue, especialmente en losjuicios emitidos al juzgar según las apariencias (Pr. 18:5; 24:23); y esta enseñanza se da tantoen los profetas como en la ley de Moisés (Lv. 19:15; Am. 5:12; Is. 1:23; Jer. 22:3; Ez. 22:12). LaBiblia recuerda con frecuencia que Dios no juzga a los hombres según las apariencias, y quetrata a todos los hombres con igual justicia (Hch. 10:34; Ro. 2:6; Gá. 2:6; Ef. 6:9; Col. 3:25; 1 P.1:17; Mt. 22:16; Lc. 20:21).
ACERO Este término debe traducirse, en el Antiguo Testamento, «metal» o «bronce» (1 S. 17:5; Jb.20:24; Sal. 18:34, etc.).
ÁCIMOS (griego, «azumos», denotando sin levadura, y en hebreo «matz-tzah'»).Eran unas tortas planas de pan, carentes de levadura; se mencionan por vez primera en lavisita de los tres varones a Abraham (Gn. 19:3). En la institución de la Pascua y de la fiesta queseguía de siete días, se prohibe totalmente la presencia de levadura en las casas (Éx. 12:8, 15-21). Estaban ordenadas en todas las ofrendas en las que entraba el pan (Lv. 2:11-12),tipificando la ausencia de toda corrupción en el sacrificio, figura del de Cristo, a excepción dela ofrenda de paces ordenada en Lv. 7:13, de acción de gracias, donde se acepta la personaimperfecta del adorador.A todo lo largo de las Escrituras, la levadura simboliza iniquidad; es por esto que, siguiendo eltipo de la fiesta de los ácimos, somos exhortados a celebrar la fiesta no con levadura demalicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad (1 Co. 5:8). (VerLEVADURA, PASCUA, PAN, PAN DE LA PROPOSICIÓN)
ACMETA Ciudad que los griegos y romanos llamaban Ecbátana y que los judíos designaban con elnombre arameo de Acmeta. Desde los años 700 antes de Cristo fue capital de Media, asícomo residencia de los monarcas persas cuando cayó en poder de éstos en el año 550. Se lamenciona en el libro de Esdras (Esd. 6:2) y en diversos libros de la literatura apócrifa.
ACO. Véase TOLEMAIDA.
ACOR (Valle) Acor significa «angustia», y es el lugar donde fue apedreado Acán, con todos los suyos, porhaber atraído la maldición sobre Israel, al haber tomado del anatema de Jericó para sí (Jos. 7).El valle se hallaba entre Jericó y Ai, en los límites de la tribu de Judá. Identificado con WadiKelt, 31º 50' N, 35º 24' E. Será una puerta de esperanza para Israel (Os. 2:15) en el futuro,cuando, en confesión y arrepentimiento, quitando de entre ellos su pecado, recuerden que fueallí donde empezó a caer sobre ellos el juicio de Dios, seguido de bendición: así será como latribulación de los últimos días terminará en bendición (65:10). (Ver ACÁN.)
ACRABIM «los escorpiones».Puerto de montaña al sur del mar Muerto, que constituía el límite meridional de Palestina, y queera también «la frontera del amorreo» (Nm. 34:4; Jue. 1:36; Jos. 15:3). Se menciona tambiénen la literatura apócrifa, bajo el nombre de Acrabatane, como campo de batalla entre JudasMacabeo y los edomitas (1 Mac. 5:3).
ACSÁ (en versión Valera antigua, «Axá»).Hija de Caleb, otorgada como esposa a Otoniel, porque éste conquistó Quiriat-séfer (Debir)(Jos. 15:16-19; Jue. 1:12-15; 1 Cr. 2:49).
ACSAF Ciudad en la frontera de la tribu de Aser. Es nombrada entre Betén y Alamelec (Jos. 19:25). Surey estuvo entre los treinta y un reyes muertos a manos de los hijos de Israel, al haberselevantado en contra de la división de la tierra (Jos. 11:1; 12:20). Ha sido identificada con «KefrYasif», 32º 57' N, 35º 10' E.
ACZIB «un torrente de invierno», o «engaño».(a) Ciudad de Judá (Jos. 15:44; Mi. 1:14), probablemente la misma que recibe también elnombre de Quezib (Gn. 38:5) y Cozeba (1 Cr. 4:22). Identificada con «Ain Kezbeh», 31º 42' N,35º E.(b) Ciudad en la tribu de Aser, pero de la que no se pudo expulsar a sus habitantes (Jos. 19:29;Jue. 1:31). Identificada con «ez-Zib», en la costa del Mediterráneo, 33º 3' N, 35º 6' E, a unos 17Km. al norte de Acre.
ADA Tiene un significado incierto, variando las opiniones entre «placer», «compostura» o «belleza».(a) Una de las dos esposas de Lamec, madre de Jabal y Jubal (Gn. 4:19, 20, 23).(b) Una de las esposas de Esaú, hija de Elón heteo. Fue madre de Elifaz (Gn. 36:2-4, 10).Elifaz fue padre de siete de los jefes de Edom (Gn. 36:2, 4, 15, 16). (Ver BASEMAT.)
ADAM Ciudad a unos dos kilómetros al oriente del Jordán, cerca de la desembocadura del Jaboc enel mar de Tiberias, al principio del Jordán, donde las aguas de este río comenzaron aacumularse para abrir un paso seco a los judíos, que, al elevarse el valle entero del Jordán,desde este lugar, pudieron atravesar el río en el sur. A esta ciudad parece referirse 1 R. 7:46 y2 Cr. 4:17 (léase «bema'abar 'adama»: junto al vado de Adam), así como Jos. 3:16 (léase«me'adam ha'ir»: lejos de la ciudad de Adam); hoy tell ed-damiye.
ADÁN Nombre dado al primer hombre creado por Dios. La palabra hebrea aparece en el AntiguoTestamento más de 500 veces y casi siempre significa «hombre» o «ser humano» (Gn. 7:23;9:5-6). Adán es el nombre común para indicar el primer progenitor del linaje humano. Muchosven el origen de la etimología de esta palabra en el sumerio «Adan», o «mi Padre». FlavioJosefo dice que en la Antigüedad era común la opinión que hacía derivar el nombre de Adánde la palabra «rojo», aludiendo a la coloración de la piel y de acuerdo con la costumbre egipciade poner en sus monumentos los hombres coloreados en rojo.El primer hombre creado por Dios, Adán, estaba en íntima relación con la tierra, «Adamah»(Gn. 2:5; 3:19-23; 10:9; 34:15; Sal. 7:1). Adán fue un hombre dotado de una personalidad y decaracterísticas propias (Gn. 4:1-25; 5:1-3 ss; 1 Cr. 1:1). Adán es padre de todos los hombres;Dios lo creó primero a él y luego a su mujer Eva, y ambos fueron los padres de toda laHumanidad: «Los creó macho y hembra» (Gn. 1:26-28). Los hijos de Adán y Eva nombradosen la Biblia son Caín, Abel y Set (Gn. 4:1, 2, 25), aunque engendró después otros anónimos. Alnacer Set, Adán tenía 130 años, y vivió hasta 930 años (Gn. 5:3-5). Adán fue el único entre losseres de la tierra creado a la imagen y semejanza de Dios, con razón, con imaginación creativay con inteligencia superior que le capacitaba para conocer, amar y comunicarse, no tan sólocon los demás seres inferiores, sino también con Dios. Fue la mayor y la última de las obras dela Creación de Dios, y recibió dominio sobre todo lo que la tierra contenía.Para que no estuviese solo, Dios le dio a Eva como compañera y ésta llegó a ser su mujer.Adán fue hecho hombre perfecto (completo en todas las dotes físicas, mentales y espirituales) ycolocado en el jardín del Edén para someterlo a prueba, inocente y feliz, pero expuesto a latentación y el pecado. Adán cayó por haber quebrantado el expreso mandamiento de Dios, porla tentación de Satanás y las instancias de Eva, y así incurrió en la maldición él mismo y toda suposteridad.En el Nuevo Testamento el nombre de Adán aparece 9 veces. Ocho veces en relación al primerhombre (Lc. 3:38; Ro. 5:14; 1 Co. 15:22, 45; 1 Ti. 2:13, 14; Jud. 14). Y una en relación a Cristo(1 Co. 15:45). En distintas ocasiones se hacen alusiones a Adán, el primer hombre, pero comonombre propio no aparece (Mt. 19:2-8; Mr. 10:6-8; Ro. 5:8, 15-19).De estas diferentes citas del Nuevo Testamento podemos concluir que Adán es único porqueno tenía padre ni madre, es el primero entre los hombres, y fue hijo de Dios por creación (Lc.3:38), no por descendencia de ninguna raza animal. Por esto tiene una relación espacialísimacon la raza humana. El Nuevo Testamento la compara con la de Cristo, que es el último Adánprogenitor espiritual de todos los redimidos. Entre estas dos generaciones: la de Adán (elpadre de todos los hombres) y Jesucristo (el nuevo Adán) se desarrolla toda la historia de laraza humana (1 Co. 15:45-49; Ro. 5:13-19). No hay nadie que haya vivido antes de Adán,porque es el primer hombre; y así, tampoco hay nadie que haya vivido antes de Cristo en lagracia, porque Cristo es el segundo Adán. Todos los hombres viven por y en Cristo cuando sonnacidos a Él por la fe. Adán se convierte de este modo en un prototipo de Jesucristo, el quehabría de redimir a todos los hombres.Por Adán entraron la muerte y el pecado. La Epístola a los Romanos nos dice explícitamenteque por la trasgresión de Adán el pecado entró en el mundo (Ro. 5). En Adán todos loshombres pecaron y murieron. A través de la transgresión de un hombre (Adán), todos fueronhechos pecadores (Ro. 5:18). A través de su traspaso de la ley y de su condenación, todos loshombres llegaron a ser pecadores y mortales; a través de la obra de Cristo, todos los hombresque siguen a Cristo son rescatados y liberados del pecado y de la muerte.El Nuevo Testamento confirma así la historicidad de los relatos de los primeros capítulos de
ADAR (del babilonio «adaru» probablemente «oscuro», «nuboso»).Último de los doce meses del calendario judío, aproximadamente febrero-marzo actuales, enque se efectuaba la fiesta del Purim (Est. 3:7; Esd. 6:15). Fue también nombre propio (Gn.36:39) y parte del nombre de varios reyes de Siria.
ADEREZO. Véase ADORNO
ADIVINACIÓN Condenada con pena de muerte en la Ley (Lv. 20:27, etc.). Las numerosas referencias en lasEscrituras a las varias formas del ocultismo, como ahora se le denomina, y las fuertesdenuncias en contra de que los israelitas tuvieran participación alguna en tal cosa, muestranque se trataba de una peligrosa realidad, por mucho que fuera el engaño que en ocasionespudiera haberse incluido en ello. Leemos por primera vez acerca de la adivinación cuandoFaraón convoca a todos los magos, «chartummim», de Egipto, y a los sabios, para queinterpreten su sueño (Gn. 41:8). Habiendo fracasado todos sus intentos, fue llamado el varón deDios que estaba en la cárcel para que interpretara el sueño, y ello resultó la ocasión de llevar acabo los propósitos de Dios con respecto a José. Es indudable que la anterior clase dehombres eran eminentes por su acervo de conocimientos, como lo eran los que se hallaban enla corte de Babilonia, sobre los que Daniel fue hecho jefe (Dn. 4:7, 9).Entre los magos de Egipto los había algunos, al menos, que podían ejercitar poderes más alláde los obtenidos por el conocimiento humano. Cuando Moisés estaba tratando de convencer aFaraón del poder de Dios mediante señales, los magos de Egipto pudieron convertir sus varasen serpientes, y simular las dos primeras plagas con sus encantamientos (Éx. 7:22; 8:7). Éstasfueron la transformación del agua en sangre, y la plaga de las ranas. Esto se hallaba más alládel poder meramente humano, y es evidente que los magos no obraban por el poder de Dios;tiene que haber sido entonces por el poder de Satanás. Se desconoce la naturaleza de losencantamientos utilizados; la palabra es «lat», y significa «artes secretas, mágicas». Satanáspuede sugerir qué encantamientos emplear, si el hombre está dispuesto, y puede ejercitar suspoderes hasta allí donde Dios se lo permite. Después de estas dos plagas, el poder fuerefrenado, y los magos tuvieron que admitir, cuando se formaron los piojos, «Dedo de Dios eséste».En Dt. 18:10-11 se da una lista de cosas que tienen que ver con la adivinación que fuerondenunciadas por el Señor:(a) Adivinación, «qesen», «predicción».Un notable pasaje en Ez. 21:21-22 da unos ejemplos de cómo adivinaban los paganos. El reyde Babilonia había llegado a una encrucijada; deseando saber si debía tomar el camino aRabá o a Jerusalén, recurrió a la adivinación. Primeramente, «sacudió sus flechas». Esindudable que se inscribieron dos o más flechas con los nombres de las ciudades, agitándolasen el carcaj; la flecha tomada con la mano derecha decidiría cuál era el camino a tomar.Jerusalén cayó a la mano derecha. Es posible que el rey tuviera todavía dudas, por lo que sedesconoce cómo se usaban éstas en adivinación; cp. Zac. 10:2. El rey buscó aún otra guía:«miró el hígado». Había ciertas normas por las que se decía que las entrañas de un sacrificioeran propicias para algo, o no. Que el rey utilizara tres maneras diferentes de adivinacióndemuestra que no tenía una gran confianza en ellas; es posible que hubiera sido engañado porellas anteriormente. ¡Qué diferencia de una respuesta que Dios concediera a Israel!Se mencionan otros medios de adivinación, como «adivinación por la copa» (Gn. 44:5, 15).Esto era practicado por los egipcios y persas, y se describe así: se echaban pequeños trozosde metal y piedrecitas, marcados con signos, a la copa, y se obtenían respuestas de ellas alcaer. En ocasiones se llenaba la copa con agua, y al caer la luz del sol sobre el agua, se veíano imaginaban imágenes sobre la superficie. Otra referencia es: «Mi pueblo a su ídolo demadera pregunta, y el leño le responde» (Os. 4:12). Los árabes usaban dos varas, sobre unade las cuales se escribía «Dios lo quiere», y sobre la otra «Dios lo prohíbe». Se agitabanjuntas, y la primera en caer, o en ser sacada, era aceptada como la respuesta; o se lanzabauna vara, y la respuesta quedaba dada por la dirección en la que caía. Se verá aquí que se
ADMÁ «roja». Ciudad de Pentápolis, habitada por cananeos (Gn. 10:19); su rey Sinab tomó parte enla lucha contra Amrafel y sus aliados (Gn. 14:2, 8). Según Dt. 29:22 y Os. 11:8, Admá fuecomprendida en la catástrofe de Sodoma.
ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA En último término, toda autoridad para dispensar justicia, para decidir en pleitos, para ordenarcastigo y premiar, reside en Dios. Vemos a Dios delegando en los hombres la responsabilidadde reprimir la violencia, que había abocado al mundo del juicio de Dios anteriormente con lasaguas del diluvio (Gn. 6:11; 9:5, 6).La administración de justicia presenta muy diversas formas en la Biblia. En la sociedadpatriarcal, el padre de familia administraba justicia entre los suyos (Gn. 21:8-14; 38:24); enEgipto había funcionarios reales que eran los encargados de administrar justicia, comodelegados del rey, que encarnaba la voluntad de los dioses. A pesar de sus concepcioneserróneas acerca de Dios, el poder constituido era y es el establecido por Dios, y responsableante Él, para la administración de justicia, habiendo recibido para ello el poder de lo Alto (cp.Jn. 19:11).Con Israel en el desierto, Moisés, el Mediador del Pacto, es él solo encargado de administrarjusticia, situación que se modifica por consejo de Jetro (Éx. 18:13-27), nombrando Moisés ajueces inferiores, que solucionaran en primera instancia los casos menores, reservándose paraél los casos de gravedad. Josué heredó esta estructura de Moisés. Se llega con ello al tiempodel libro de los Jueces, cuando Israel cae una y otra vez en idolatría y en el juicio de Dios,haciendo cada uno «lo que bien le parecía» (Jue. 21:25). En este estado de cosas Diossuscitaba a jueces (ver JUEZ), como caudillos libertadores que, al volverse Israel a Dios, losacaudillaban y eran también los responsables de administrar justicia. Con Elí y Samuel vemosla administración de justicia en manos del sacerdocio. Descontento el pueblo con la acción delos hijos de Samuel (1 S. 8:1-5), la responsabilidad central pasa ahora a la Monarquía; bajoJosafat (2 Cr. 19:5-7) se establecieron jueces en todas las ciudades fortificadas de Judá. Alcaer Judá, y al retornar los cautivos, la administración de justicia residía en la soberanía delimperio correspondiente. Bajo el imperio persa, Nehemías era gobernador señalado por el reyArtajerjes, juzgando al pueblo en base a la ley de Moisés, con autonomía, pero personalmentesometido a la autoridad del rey gentil.En el NT, bajo el imperio romano, la nación judía pasó varias etapas. Cuando el juicio deCristo, los judíos tenían autonomía para juzgar sus propios asuntos, excepto la imposición de lapena de muerte, que quedaba en manos del procurador romano (Jn. 18:31), aunque enocasiones se diesen juicios sumarios que resultaban en linchamientos ilegales (Hch. 7:58).En todo pleito y juicio se tenía que dar amplia oportunidad al acusado a que se defendiera (Dt.1:16, 17) sin hacer distinción por rango o posición; no podía aceptarse acusación de un solotestigo, sino de dos o tres que concordaran por separado (Dt. 17:6; 19:15), siendo duramentecastigados los testigos falsos (Dt. 19:18-21). En caso de sentencia de muerte, los testigos eranlos primeros en dar acción al cumplimiento de la sentencia, generalmente por lapidación enIsrael (ver CASTIGO), y siguiendo en ello el pueblo presente. Los pleitos o juicios tenían lugaren las puertas de las ciudades, lugar de mercado (Dt. 21:19; Am. 5:19). Lot tuvo la dignidad dejuez en Sodoma (Gn. 19:1).Con anticipación a la entrada de Israel en la tierra de Canaán, Moisés dio leyes y reglamentospara el establecimiento de una administración de justicia centralizada en «el lugar que Jehovátu Dios escoja» (Dt. 16:18-13; 19:15-21, etc.).
ADOBE. Véase TEJA.
ADONAI «mi señor».Antiguo término hebreo derivado de «Addon», «señor», usado como nombre de Dios en elAntiguo Testamento. Los judíos lo leen en lugar del nombre inefable de Yaveh (Jehová), que enel texto hebreo suele escribirse con la vocalización de Adonai (Is. 6:1). En la versión de los LXXel término se traduce por «Kyrios», que es el equivalente de la palabra «Señor» con la cual hoyse traduce en muchas Biblias castellanas.
ADONÍAS «Jehová es Señor».(a) Cuarto hijo de David, nacido en Hebrón, y aspirante al trono después de muertos sushermanos Amnón y Absalón, en competencia con Salomón. Joab y Abiatar se pusieron de suparte; del lado de Salomón estaban Betsabé, su madre, y el profeta Natán. David se decidiópor Salomón y Adonías se sometió. Después, por haber pedido en matrimonio a Abisagsunamita, una de las mujeres del harén de David, Salomón, tomando tal cosa como nuevapretensión al trono, lo hizo matar junto con Joab (2 R. 1-2).(b) Uno de los levitas enviados por el rey Josafat a enseñar la ley al pueblo (2 Cr. 17:8).(c) Uno de los jefes del pueblo, en tiempo de Nehemías (Neh. 10:16).
ADONIRAM «el Señor sea exaltado».Recaudador de tributos bajo David, Salomón y Roboam; murió lapidado por el pueblo (1 R.12:18). Este alto empleado real es conocido también con el nombre de Adoram.
ADONISEDEC «señor de justicia».Rey cananeo de Jerusalén. Al saber que después de la conquista de Hai por parte de Josuélos gabaonitas habían hecho paz con Israel, se puso al frente de otros cuatro reyes paracastigar a Gabaón. Josué, saliendo en ayuda de Gabaón, lo derrotó, y él y sus aliados fueronahorcados (Jos. 10:1-27). Entre las tabletas de Tell El-Amarna (ver AMARNA) se han halladocartas de Adonisedec pidiendo al rey de Egipto que enviara soldados para que le defendierande los «Abiri» (hebreos). Estas cartas dan un vívido relato, desde el punto de vista de loscananeos, de las guerras que tuvieron lugar cuando Josué tomó posesión de la tierra.
ADOPCIÓN La adopción, en el sentido moderno que tiene esta palabra hoy día, o sea la incorporación en elseno de la familia, como hijo, de una persona ajena a ella, no se conoció entre los israelitas. Enel resto del Medio Oriente se practicó ya desde la Antigüedad, teniendo por objetoproporcionar, a los maridos cuyas mujeres fueran estériles, hijos que los ayudasen en sutrabajo y en su ancianidad. En los archivos de Nuzi se conservan actas que nos relatan lasadopciones llevadas a cabo por distintos señores.La adopción se expresaba por un rito común que se practicaba también en otros pueblos. Elhijo se ponía encima o en las rodillas de la persona que lo adoptaba. La ceremonia seefectuaba para adoptar a los hijos de una esclava (Gn. 30:3-8), y en el caso del abuelo con susnietos (Gn. 48:5-12; 50:23; Rt. 4:16-17). El padre que carecía de hijo varón podía casar a suhija con un esclavo y considerar el hijo nacido del matrimonio como hijo propio (1 Cr. 2:35). Losefectos de tal adopción (adopciones en sentido limitado, puesto que ocurrían dentro de lamisma) eran limitados en cuanto a los derechos hereditarios.En el Derecho Romano la adopción era una especie de compra que se llevaba a cabo enpresencia de testigos. San Pablo parece aludir a ella al escribir a los gálatas (Gá. 4:5).En nuestros días, la adopción no es cosa rara entre los judíos ni en Oriente, donde se hace anteuna autoridad con fórmulas legales.En el Nuevo Testamento la adopción denota un acto de libre gracia de Dios, por el cual,justificándonos por la fe, somos recibidos en la familia de Dios y constituidos herederos delpatrimonio celestial. En Cristo Jesús, y mediante sus méritos expiatorios, los creyentes recibenla adopción «de hijos» (Gá. 4:4-5). Algunos de los privilegios de este estado de adopción sonel amor y cuidado de nuestro Padre celestial; la semejanza a su imagen, una confianza similaren Sí; el libre acceso a Sí en todo tiempo; el testimonio del Espíritu Santo, por el cualexclamamos: «¡Abba, Padre!», y el mismo Espíritu Santo, que es las arras que Dios nos da desu adopción en Cristo Jesús; y un titulo a nuestro hogar celestial (Ro. 8:14-17; 9:4; Ef. 1:4-5).Que los creyentes son hijos adoptivos de Dios, se repite muchas veces en el NuevoTestamento; Jesús no sólo enseña a los suyos a llamar a Dios «Padre nuestro» (Mt. 6:9), sinoque da el título de «hijos de Dios» a los pacíficos (Mt. 5:9), a los caritativos (Lc. 6:35) y a losjustos resucitados (Lc. 20:36).El fundamento de este título está en todo el Antiguo Testamento y se precisa en la teología deSan Pablo. La adopción filial era ya uno de los privilegios de Israel (Ro. 9:4), pero ahora loscristianos son hijos de Dios en un sentido mucho más fuerte, por la fe en Jesucristo (Gá. 3:26;Ef. 1:5). Esta doctrina está también en los escritos de San Juan: «Hay que renacer, dice Jesúsa Nicodemo (Jn. 3:3-5), del agua y del Espíritu.» En efecto, a los que creen en Cristo les daDios el poder ser hechos hijos de Dios (Jn. 1:12). Esta vida de hijos de Dios es para nosotrosuna realidad actual, aun cuando el mundo lo ignore (1 Jn. 3:1). Vendrá un día cuando semanifestará abiertamente, y entonces seremos semejantes a Dios, porque lo veremos como Éles (1 Jn. 3:2). No se trata, pues, únicamente de un título que muestra el amor de Dios a suscriaturas: El hombre participa de la naturaleza de aquel que lo ha adoptado como hijo suyo (2P. 2:4). Los hijos de Dios participan de la misma naturaleza de Dios, y la gracia vienedirectamente de la naturaleza divina.
ADORACIÓN La adoración a Dios ha sido descrita como «la honra y adoración que se le rinden en razón delo que Él es en Sí mismo y de lo que Él es a aquellos que se la dan». Se presupone que eladorador tiene una relación con Dios, y que hay un orden prescrito del servicio o de laadoración. Los israelitas habían sido redimidos de Egipto por Dios, y por ello, como puebloredimido podían allegarse al lugar por Él señalado para adorar en seguimiento de Susinstrucciones. Así, dice el salmista: «Venid, aclamemos alegremente a Jehová; cantemos conjúbilo a la roca de nuestra salvación... Porque Jehová es Dios grande, y Rey grande sobretodos los dioses... Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos delante de Jehová nuestroHacedor. Porque Él es nuestro Dios; nosotros el pueblo de su prado, y el rebaño de su mano»(Sal. 95:1-7).En los tiempos del AT los adoradores no podían entrar en el santuario divino. Solamentepodían entrar en el patio exterior a él. Incluso el sumo sacerdote sólo podía entrar en el lugarsantísimo sólo una vez al año, con sangre. Por lo demás, los mismos sacerdotes se quedabanlimitados al santuario, sin poder atravesar el velo. Todo esto ha cambiado ahora. La redenciónha sido cumplida, el velo ha sido rasgado de arriba abajo, Dios ha abierto de par en par elacceso a Él, y los adoradores, como sacerdotes, tienen libertad para entrar en el lugarsantísimo. Dios ha sido revelado en los consejos de Su amor como Padre, y el Espíritu Santoha sido dado. Por ello, el lenguaje de los Salmos ya no es adecuado para dar expresión a laadoración cristiana, debido a lo íntimo de la relación a la que ha sido traído el creyente. En elmilenio, «el pueblo» no tendrá acceso en este mismo sentido. La verdadera figura para laactitud cristiana es la del sacerdote, no la del pueblo.Los que adoran a Dios deben adorarle en espíritu y en verdad, y el Padre busca a los tales quele adoren (Jn. 4:24). El deleite de ellos está en lo que Él es. Se gozan en Dios, y le aman,gloriándose en Él (Ro. 5:11). Adorar «en espíritu» significa adorar de acuerdo con la verdaderanaturaleza de Dios, y en el poder de comunión que da el Espíritu Santo. Por ello, está encontraste con la adoración consistente en formas y ceremonias, y con la religiosidad de que escapaz la carne. Adorar «en verdad» significa adorar a Dios de acuerdo con la revelación queÉl ha dado en gracia de Sí mismo. Por ello, «ahora» no sería adorar a Dios en verdad eladorarle «simplemente» como «Dios grande», «nuestro Hacedor» y «Rey grande sobre todoslos dioses», como en el Sal. 95. Todo esto es cierto de Él. Pero a Él le ha placido revelarse aSí mismo bajo otro carácter para los suyos, como Padre. Entran así en Su presencia conespíritu filial, y con la consciencia del amor que les ha dado un lugar ante Él en Cristo, comohijos según Su buena voluntad. La consciencia de este amor, y de la buena voluntad de Dios detenernos ante Él en Cristo, es entonces la fuente de la que surge nuestra adoración comocristianos. El Padre y el Hijo son conocidos, siendo la voluntad del Padre que todos honren alHijo como revelador de la fuente del amor, y el Hijo conduce a los corazones de muchos hijos alconocimiento del amor del Padre. Así, la adoración se distingue de la alabanza y de la acciónde gracias: es el homenaje tributado por el amor (Ro. 8:15), y vertido al Padre y al Hijo,conducidos en ello por el Espíritu Santo.Bibliografía.Darby, J. N.: «On Worship», en Collected Writings, vol. 7, PP. 87-126; «The Father SeekingWorshipers», en Coll. Writ, vol. 34, PP. 333-342 (Kingston Bible Trust, Lancing, Sussex,reimpresión 1967);Gibbs, A. P.:«Worship, the Christian's highest occupation» (Walterick Pub., Kansas City, s/f);Lacueva, F.:«Espiritualidad Trinitaria» (Clíe, Terrassa, 1983).
ADORNO Los orientales tienen mucha mayor preferencia por las joyas llamativas que los occidentales.Tanto a los egipcios como a los hebreos, madianitas, sirios, hombres y mujeres, les encantabaenormemente aderezarse (Gn. 24:22; Éx. 3:22; 11:2; 32:2; Nm. 31:50). Las mujeres seadornaban con perlas, joyas de oro, plata y bronce (Cnt. 1:10, 11; 1 Ti. 2:9); pendientes paralos oídos y la nariz; ajorcas, collares, cadenas, espejos de cobre, brazaletes, aros, anillos,agujas (Gn. 24:22, 47; 35:4; Éx. 35:22; Nm. 31:50; Is. 3:18-23). Los hombres de todas lasclases sociales, excepto los realmente indigentes, exhibían sortijas de sello (Gn. 38:18), queservían además de adorno. El rey Saúl llevaba un brazalete de bronce en su brazo (2 S. 1:10).Los ismaelitas llevaban zarcillos en las orejas (Jue. 8:25, 26), lo mismo que ciertos israelitas(Éx. 32:2). Una cadena de oro indicaba la dignidad de los personajes de alto rango (Gn. 41:42;Dn. 5:29). En período de duelo, se quitaban los ornamentos de manera ostensible(Éx. 33:4-6). Las mujeres creyentes son llamadas a rechazar los adornos de oro o de vestidoslujosos (1 P. 3:3), como seguidoras peregrinas de un Cristo rechazado por el mundo (cp. Mt.9:15; Ro. 11:9, 13-16, 24-27). Metafóricamente, se dice de adornar la doctrina de Diosmostrándola con un comportamiento digno de Él (Tit. 2:10).
ADRAMELEC «Adar es rey».(a) Uno de los dioses de Sefarvaim, importado por los colonos asirios de Samaria; el otro esAnamelec. Los libros de los Reyes (2 R. 17:31) narran que quemaban a sus hijos comosacrificio a esta deidad y también a otra que llamaban Anamelec.(b) Segundo nombre de uno de los hijos de Senaquerib, rey de Asiria. Las crónicas seculareshablan del asesinato de su padre, pero no mencionaban su nombre como uno de los asesinos,que la Biblia cita juntamente con el de su hermano Sarezer (2 R. 19:37; Is. 37:38). Esto sucediómientras Senaquerib adoraba a su dios en el templo de Nisroc.
ADRAMICIO Puerto de donde era el barco en el que navegó Pablo como prisionero (Hch. 27:2). Está en lacosta de Misia, Asia Menor, 30º 35' N, 27º 2' E. Su nombre actual es «Adramyt», y sigue activocomo puerto.
ADRIÁ El mar Adriático, por donde Pablo fue llevado a uno y otro lado por una tempestad (Hch. 27:27).El término «Adriático» se halla en la actualidad limitado al mar que se extiende entre Italia,Dalmacia y Albania; anteriormente tenía una connotación más amplia, denotando la parte delMediterráneo limitada por Sicilia, Italia, Grecia y África. Es importante señalarlo, por cuantoMalta (Melita), donde Pablo y sus compañeros naufragaron, no se halla dentro del actualAdriático, aunque sí se halla dentro de lo que recibía este nombre en el pasado. Los que hanobjetado aquí al relato bíblico lo han hecho sin dar atención a este hecho.
ADRIÁTICO. El mar Adriático, por donde Pablo fue llevado a uno y otro lado por una tempestad (Hch. 27:27).El término «Adriático» se halla en la actualidad limitado al mar que se extiende entre Italia,Dalmacia y Albania; anteriormente tenía una connotación más amplia, denotando la parte delMediterráneo limitada por Sicilia, Italia, Grecia y África. Es importante señalarlo, por cuantoMalta (Melita), donde Pablo y sus compañeros naufragaron, no se halla dentro del actualAdriático, aunque sí se halla dentro de lo que recibía este nombre en el pasado. Los que hanobjetado aquí al relato bíblico lo han hecho sin dar atención a este hecho.
ADRIEL «Honor de Dios».Hijo de Barzilai, el meholatita, a quien le había sido dada Merab, hija de Saúl, después dehaber sido prometida a David (1 S. 18:19). Dio cinco hijos a Adriel, y éstos fueron entregadosa la muerte para vengar a los gabaonitas, por cuanto Saúl había dado muerte a algunos deellos (2 S. 21). En 2 S. 21:8 se dice que eran «hijos de Mical, hija de Saúl, los cuales ella habíatenido de Adriel, hijo de Barzilai». Con toda probabilidad este pasaje está equivocado debidoa un error de copista (cp. 1 S. 18:19; 1 S. 25:44). Es posible que el pasaje original dijera «loscinco hijos de la hija de Saúl, que había tenido de Adriel», añadiendo alguien erróneamente elnombre de Mical en el margen, como glosa, y que, después, en sucesivas copias, fueraincorporado al texto.
ADULAM «lugar cerrado».Una de las ciudades reales de Canaán, integrada más tarde a la tribu de Judá (Jos. 12:15;15:35). Fue reedificada o fortificada por Roboam (2 Cr. 11:7); y habitaron en ella algunos de losretornados del exilio (Neh. 11:30; Mi. 1:15). Identificada con «Aid-el-ma», que mantienesimilitud con el de Adulam, 31º 39' N, 35º E. Más interés tiene la CUEVA DE ADULAM que laciudad, por haber sido un cuartel general de David. En aquel lugar hay unas formaciones delimolita en las que se hallan extensas excavaciones, una de las cuales pudo haber sido la cuevaen la que halló refugio David. Toda la familia de David descendió de los montes de Belén a él(1 S. 22:1). El lugar tradicional es una cueva en «Wadi Khureitun», en la zona oriental de Judá,llegándose a ella por un estrecho sendero que podía ser defendido con suma facilidad; lacueva es muy grande. Diferentes autores que han visitado estos lugares abogan por ésta uotras cuevas como la verdadera. Además de sus parientes, se unieron con David «todos losafligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura deespíritu» (1 S. 22:1, 2; 2 S. 23:13; 1 Cr. 11:5). David era el rey ungido de Dios, y el profeta Gadfue a él, y también Abiatar el sacerdote; así que en la compañía de proscritos se hallaban elprofeta, el sacerdote y el rey de Dios, aunque todas las formas oficiales de adoración sehallaban en otro lugar: esto constituye un tipo del Señor Jesús en Su rechazamiento. Cuandoestaba en la tierra, las formas externas no le admitieron; y ahora que está en gloria siguesiendo rechazado incluso por una buena parte de la moderna cristiandad.
ADULAMITA. Habitante de Adulam (Gn. 38:1, 12, 20).
ADULTERIO (a) En sentido particular y literal, relación sexual entre un hombre casado y una mujer que no esla suya, o entre una mujer casada y un hombre que no es su marido. La poligamia con mujeresde razas inferiores y concubinas no era considerada como adulterio bajo la ley de Moisés, y,sin embargo, una debía ser siempre la mujer principal. El adúltero con mujer casada eracastigado con pena de muerte, por la ofensa que ello representaba para el marido legítimo; encambio, la relación sexual con una joven soltera tenía como sanción el tener que tomarlaforzosamente por concubina y tratarla con las mismas consideraciones que a la mujer propia oa las otras concubinas si las había (Éx. 22:15). En el caso de mujer casada la pena era demuerte, sentido indirecto (Éx. 20:14; Lv. 20:10; Dt. 5:21).Según el Sermón de la montaña, toda impureza sexual de pensamiento, palabra u obra esconsiderada como adulterio (Mt. 5:27-28).La palabra «codiciar» tiene, empero, un sentido de desear intensamente y recrearsevoluntariamente en pensamientos pecaminosos, y no significa una simple mirada a una mujerbella como admiramos las flores, las montañas o una puesta de sol. Jesús exige aquí un controlvoluntario de los sentidos, que nos podrían conducir a situaciones que más tarde querríamoshaber evitado. No es que Cristo ponga al mismo nivel el adulterio carnal con la simpleobservación de una mujer, sino que nos previene para que no caigamos en la tentación.(b) En sentido simbólico, la adoración de dioses falsos es considerada como una traición alpacto contraído con Jehová (Jer. 3:8-9; Ez. 23:37-47; Os. 2:2-13). Dios exige que nuestro amorpara con Él sea total, como el esposo lo exige a la esposa que le ha jurado fidelidad.Están divididas las opiniones en cuanto a la interpretación de 1 Co. 7:15. Mientras algunosinterpretan la primera parte del texto como un justificante para el divorcio y segundomatrimonio, en el cual el cónyuge inocente pueda encontrar la paz, otros consideran esta últimafrase como imperativo de celibato perpetuo por parte del que ha sido casado alguna vez. Laexégesis conjunta de ambos textos parece inclinarse a la idea de que es deber del cristianobuscar la paz hasta el máximo posible, y que si el infiel se aparta, (o sea, abandona el hogarcomún), el creyente está libre para buscar la paz en un segundo matrimonio.
ADUMÍN «rojura».Valle en el camino de Jerusalén a Jericó, donde se encuentra la posada del buen samaritano,entre la frontera de Benjamín y Judá (Jos. 15:7 y 18:7). Hoy día existe todavía una posada eneste lugar, aunque, naturalmente, no puede ser la misma a que aludía, sin duda, el SeñorJesucristo, pero sí el emplazamiento.
AFEC (también AFEQ) «cauce de arroyo» (hoy, «ras el-'en»).(a) Nombre de varias ciudades de Canaán, principalmente una ciudad real cananea, en lallanura de Sarón, conquistada por Josué (Jos. 12:18), campamento de los filisteos (1 S. 4:1 s).(b) Una ciudad de Aser (Jos. 19:31) nunca dominada por los israelitas, hoy es el Tell Kurdaneen la llanura de Aco.(c) También se llamaba así al lugar donde los hebreos derrotaron a los sirios en cumplimientode la profecía de Eliseo (2 R. 13:17), al oriente del Mar de Galilea. Herodes la llamó Antipátride(Hch. 23:31).La mayoría de las versiones modernas y revisiones de la Biblia de Reina y Valera escribenAfec en vez de Afeq. Por oscuridad en el texto hebreo hay otros nombres que se traducen coneste nombre al castellano.
AFEITES El término hebreo es «tamruq», cosas que se frotan, se traduce «afeites» solamente en Est.3:12, aunque se usa también en Est. 3:2, 9, y Pr. 20:30. Se trataba de ungüentos y aceites parala unción de la piel y de los cabellos. También se usaban afeites compuestos de antimoniopara colorearse los párpados; se menciona a Jezabel usándolo (2 R. 9:30), y en Jer. 4:30,metafóricamente, de engalanarse.(Ver PERFUMES, UNGÜENTOS, COSMÉTICOS)
AGABO (a) Profeta cristiano que llegó a Antioquia, procedente de Jerusalén, anunciando una granhambre «en toda la tierra habitada» (Hch. 11:27), lo que dio ocasión a la solidaridad de loshermanos de Antioquía con los de Judea.(b) Profeta cristiano que descendió de Judea a Cesarea, y anunció a Pablo su futuroencarcelamiento si persistía en dirigirse a Jerusalén a pesar de las múltiples advertencias deDios (Hch. 20:23; 21:4; 11, 12) de que no fuera.Hay gran probabilidad de que sean dos menciones de la misma persona.
AGAG prob. «llameante».Al parecer, título genérico de los reyes de Amalec, como Faraón era el de los egipcios yprobablemente Abimelec el de los filisteos. Se mencionan dos: Nm. 24:7 y 1 S. 15:9-33. Otroscreen que en Números debe leerse Gog, o también Og.Amán (Est. 3:1) descendía probablemente de la familia real amalecita.
ÁGAPE Una de las cuatro palabras que en griego bíblico expresan el vocablo que en las Bibliascastellanas se traduce por «amor». En el Nuevo Testamento se emplea para designar el amorque los creyentes deben sentir los unos por los otros; se da ese mismo nombre a una cenafraternal que los primeros cristianos celebraban (1 Co. 11:17-34).Desgraciadamente surgieron abusos graves en estas fiestas, por lo que fuerondesapareciendo, al menos como celebración con motivo de la Santa Cena. (Véase) Noobstante, continúan celebrándose fiestas fraternales en la mayoría de iglesias cristianas.(Véase BANQUETE)
AGAR «errante».Forma griega del nombre hebreo «Hagar», esclava egipcia de Sara. Abraham la aceptó comoconcubina, según costumbre semítica de entonces, siendo Sara estéril (Gn. 16:1), y teniendo ya76 años. Agar fue aceptada como tal a petición de Sara, que quería obtener el título de madre yhacer posible la sucesión de Abraham. Cuando Agar, enorgullecida por estar encinta, se burlóde Sara, ésta recurrió a Abraham, puesto que era ya esclava de él; éste terminó el concubinatoy entregó la esclava a su dueña, quien la ultrajó de tal modo que Agar huyó al desierto; allí se leapareció un ángel, el cual le ordenó volver a casa de Sara y le anunció que el hijo de susentrañas, (Ismael), sería padre de pueblos y hombre fuerte (Gn. 16). (Véase ISMAEL) Despuésdel nacimiento de Isaac la rivalidad continuó entre las dos mujeres y de nuevo Agar y su hijomarcharon al desierto, donde estaban a punto de morir de sed, cuando otra vez el ángel lesmostró las fuentes de agua.Con la ayuda de Dios sobrevivieron en el desierto e Ismael creció allí (Gn. 21). El último pasajeque menciona a Agar en el Antiguo Testamento nos muestra a ésta buscando mujer para suhijo en Egipto, país de donde ella misma había salido (Gn. 21:1-21).Pablo nos da la aplicación alegórica de estos sucesos (Gá. 4:21-31), mostrando la libertad enque nos sitúa el nuevo pacto, en la gracia, frente a la esclavitud en que recaen aquellos que sevuelven a sujetar a la ley (Gá. 5:1).
AGARENOS Tribu nómada de Arabia, contra la que hicieron guerra las dos tribus y media al este del Jordán.Los grandes despojos capturados evidencian que era una tribu muy rica (1 Cr. 5:10, 19-22; Sal.83:6). Se desconoce el origen de este nombre. En el salmo mencionado son distinguidos delos ismaelitas. Un administrador de David era de esta nación (1 Cr. 27:31).
ÁGATA Piedra preciosa, probablemente así llamada por el río Agates, donde abundaba. Son piedrassemitransparentes y veteadas. Se encontraban en la fila tercera del pectoral de los sumossacerdotes (Éx. 28:19; 39:12).
AGOREROS. (Véase ADIVINACIÓN.)
AGRICULTURA La agricultura era muy importante en Israel. Desde las primeras páginas del Génesis, despuésde que nuestros padres fueron arrojados del paraíso, la Biblia nos dice que Caín era labrador yAbel pastor de ovejas (Gn. 4:2). Con ello quiere significar que las dos principales ocupacionesde los hebreos después de la pérdida del paraíso estaban íntimamente relacionadas con laagricultura. Se poseen numerosas noticias sobre la agricultura entre los hebreos, gracias a laarqueología de Palestina, a las fiestas religiosas y a la literatura bíblica, así como por lasdescripciones, los documentos profanos, etc., de otros pueblos del Antiguo Oriente.La agricultura constituyó y aún constituye la principal ocupación de los hebreos y, por lo tanto, labase de su vida económica. Además de proporcionarles sustento, fue factor importante en losdesignios de la Providencia respecto al pueblo escogido. La dedicación a la agriculturacontribuyó no sólo a suavizar las costumbres más ásperas de la vida nómada, sino también adesarrollar el espíritu patriótico por el afecto a la tierra que llevaba consigo tal oficio.Los diversos libros de la Biblia nos mencionan las costumbres agrícolas de los hebreos. Lasfiestas más importantes del calendario israelita (la de las Semanas, la de los Tabernáculos, lade los Ácimos) son fiestas agrícolas. La legislación mosaica se ocupa cuidadosamente delaspecto agrícola de la existencia de los hebreos (Dt. 11:12; 14:22 ss; 15:19; 16:17; 19:14;22:1, 3, 9, 10; 23:25, 26; 25:4; 26:1-11; 27:17).La Sagrada Escritura abunda en figuras, metáforas, símbolos o palabras sacadas de laagricultura, porque los profetas, los poetas y los sabios de Israel encontraron el vocabulario delos labriegos lleno de significado y muy apto para impresionar con su fuerza la mente de unauditorio que conocía bien la agricultura. La simiente, los retoños, los injertos, los frutos, la vid,el trigo, el árbol, la viña, las raíces, las hojas, etc., son actualmente patrimonio común de todoslos hombres a través de todas las expresiones y enseñanzas del Antiguo Testamento.En la época de los patriarcas, los hebreos, dedicados preferentemente a la cría del ganadomenor y mayor, tuvieron más bien una vida nómada y sólo se dedicaban al cultivo de loscampos cuando lo podían compaginar con la ganadería; tanto es así que el término que indica«posesión» o «propiedad» fue durante mucho tiempo equivalente de «rebaño» o «ganado».Dado el carácter nómada de los patriarcas, las disputas sostenidas en su época se debíanprincipalmente a los pozos y muy pocas veces a las cosechas o a los campos. Sin embargo,en Egipto, los israelitas pudieron adquirir interesantes conocimientos para su ocupación en laagricultura. A tal propósito hallamos dedicadas interesantes leyes promulgadas por Moisés. Lahistoria de José revela cosas muy interesantes acerca de la dedicación al pastoreo, y tambiénes significativa en cuanto a la actividad agrícola de entonces, prescindiendo del sueño del sol,la luna y las once estrellas, tan ligado al respeto de los astros, característica de todos lospueblos de Oriente. José sueña con gavillas (Gn. 37:7), y más tarde sus hermanos fueronprecisados a marchar a Egipto acuciados por el hambre que reinaba en Canaán.Moisés procura hacer de la agricultura la principal ocupación de los israelitas, para asíconseguir ligarlos estrechamente al suelo. Con este fin promulga una verdadera ley agraria quedistribuye la tierra en partes iguales y las hace inalienables, ya que aun en el caso de ventaqueda, por un lado, el precepto de goelato (Lv. 25:20) y, por otro, los jubileos (Lv. 25:11). Apesar de estos preceptos, los profetas tendrán que luchar en repetidas ocasiones contra laambición de los poderosos, que pretenderán «añadir un campo a otro campo» (Is. 5:8). Latierra de Palestina era muy fértil en tiempos del Antiguo Testamento; es proverbial paradescribir la tierra de los hebreos como un país «que mana leche y miel». En los relatos de
AGRIPA Llevan este nombre dos monarcas descendientes de Herodes.(a) Agripa I.Nieto de Herodes el Grande, recibe el nombre de Herodes en el NT. Su nombre completo eraMarco Julio Agripa Herodes. Josefo nos informa que era hijo de Aristóbulo (Ant. 18:5, 4).Nacido el 10-9 a.C., sus años juveniles fueron de aventurero y derrochador, pero al llegar aRoma consiguió el favor de Calígula que, al acceder al trono en el año 37 d.C. declaró a Agripacomo sucesor de Felipe el tetrarca, que había muerto tres años antes. Acusando a Antipas,que se había casado con su hermana Herodías, Agripa consiguió su deposición y exilio, y lesucedió en los territorios de Galilea y Perea en el año 39 d.C. Era todavía huésped de Calígulaen Roma cuando el tirano fue asesinado en el año 41 d.C. Habiendo usado su influencia en laelección del sucesor de Calígula, Claudio, este emperador no sólo le confirmó en su posiciónanterior, sino que además le añadió los dominios de Judea, Samaria y Abilene, con lo que laextensión de su dominio se hizo casi idéntica a la de su abuelo Herodes el Grande. Estaba enestos dominios cuando leemos de él en el Nuevo Testamento como «el rey de Herodes» (Hch.12). Hizo matar a espada a Jacobo, el hermano de Juan, y por cuanto ello había complacido alos judíos, hizo también encarcelar a Pedro. Esto sucedió alrededor del año 43 d.C.; al cabo deun año, el rey, al permitir ser llamado un dios, fue herido por la mano de Dios, muriendo de unamanera dolorosa. El relato dado por Josefo de sus cualidades administrativas, de susesfuerzos por los judíos mientras estaba en Roma, y sus deseos de fortificar y embellecerJerusalén, no pueden aligerar su culpa al lanzarse contra los apóstoles para agradar a losjudíos; ello arroja una mancha imborrable sobre él, así como su soberbia en el último momentode su vida, que le hizo el justo objeto de la ira de Dios, que no dará Su gloria a otro.(b) Agripa II.Hijo del anterior. Con sólo 17 años a la muerte de su padre, el emperador Claudio leencomendó el gobierno de Calcis, en el Líbano, hasta que llegara a la mayoría de edad. Sehabía criado en la corte de Roma, y era partidario de los romanos. A los 21 años de edad,Claudio le dio las tetrarquías de Traconite, Abilene, y otras partes del noreste de Palestina.Después Nerón le añadió varias ciudades. Es el rey Agripa ante el que Pablo hizo su defensa(Hch. 25:26). Pablo afirma que era experto en todas las costumbres y cuestiones que se dabanentre los judíos. Las cosas concernientes a Cristo no habían sido hechas en un rincón, y el reylas conocía. Pablo sabía que Agripa creía en los profetas. Agripa le dijo: «Por poco mepersuades a ser cristiano.» Pablo, como verdadero evangelista, deseaba que Agripa y todoslos que estaban con él llegaran a ser como él era, excepto sus cadenas. Agripa tuvo un largoreinado, y utilizó su influencia para inducir a los judíos a que se sometieran, cuando serebelaron contra los romanos. Luchó al lado de Vespasiano al desencadenarse la guerra, y fueherido de una pedrada de honda en el sitio de Gamala. Después de la caída de Jerusalén seretiró a Roma. donde fue nombrado pretor. Murió en el año 100 d.C.
AGUA En Oriente es uno de los presupuestos más importantes de la vida. El agua en la SagradaEscritura significa dicha y seguridad (Ez. 47:1). El israelita se dirige a Dios como a la fuente deagua viva (Jer. 17:13), en cuya cercanía el piadoso puede vivir (Sal. 1:3; Jer. 17:8); tambiénJesús se llama a sí mismo agua viva (Jn. 4:10, 13 s); quien cree en Él, se convertirá asimismoen fuente de vida (Jn. 7:37 s). El agua que se vierte o que pasa corriendo son símbolos de lavanidad de la vida y de su caducidad (Sal. 22:15; 2 S. 14:14). El hombre pecador se traga lospecados como quien bebe agua (Jb. 15:16).En hebreo, la palabra «agua» se usa siempre en plural («mayim»). Las aguas cubrieron latierra en el caos primitivo (Gn. 1:2), y después, cuando Dios las separó, quedaron las aguassuperiores o del cielo (Gn. 1:7; 7:10; Sal. 148:4) y las inferiores (Gn. 1:6). El agua tambiénaparece en la Escritura en las múltiples formas como existe en la tierra:el agua del mar (Is. 11:9; Am. 5:8),de un río (Jos. 3:8),de un estanque o de un pozo (Jn. 4:7),agua de lluvia o de nieve (Jb. 24:19),de una fuente (Stg. 3:11); el agua dulce es llamada agua viva o corriente (Gn. 26:19; Lv. 14:5).Son notables las aguas del Diluvio (Gn. 7:7; Is. 54:9; 1 P. 3:20; 2 P. 3:6).En Palestina, como en la Antigüedad, el agua era de mucho valor; así, cada uno se preocupabade tener su propia agua, y los extranjeros y los pobres tenían que comprarla (Nm. 20:19; 2 R.19:24; Is. 55:1; Lm. 5:4; Pr. 5:15; 9:17). El agua de las fuentes era libre. El agua se empleabapara el riego de la tierra (Ez. 17:7; Sal. 1:3; 65:10; 104:10). Así como para lavatorios higiénicosreligiosos.Algunas expresiones del hebreo son difíciles de traducir al castellano, pero pueden serinterpretadas así:«agua de cabeza» significa agua de dormidera;«agua de las rodillas» quiere decir orines (Is. 36:12).En sentido figurado se le llama agua a un peligro de muerte (Sal. 18:17; 32:6; Jb. 27:20);también al desaliento se le llama aguas (Jer. 7:5).El agua es un símbolo de limpieza espiritual, pero nunca puede regenerar por sí sola. Loshebreos la usaban en las abluciones, que eran bastante frecuentes. La secta de Qumrampracticaba estas abluciones varias veces al día, ciñéndose estrictamente a las prescripcionesdel ritual de la ley de Moisés. Juan el Bautista practicó el bautismo para perdón de pecados,precursor del bautismo cristiano, que es bautismo de creyentes y que sigue a la fe, porque elagua no puede lavar los pecados si no hay arrepentimiento previo.
AGUAS AMARGAS Cuando un hombre sospechaba que su esposa le era infiel, la esposa era llevada ante elsacerdote, en un solemne ritual, debía beber las aguas amargas. Se preparaban en un vaso debarro, donde se ponía «agua santa» y «polvo del suelo del tabernáculo» (tipo del Espíritu Santoaplicando la muerte, como juicio de Dios sobre el pecado, a la conciencia por la palabra). Siella le había sido infiel, esta bebida le sería para maldición, sufriendo de hidropesía bajo lamano de Dios. Si no, quedaría libre (Nm. 5:11-31).
AGUAS CALIENTES (hebreo, «Misrefothmaim», «aguas ardientes» o «termales»).Lugar o poblado que señalaba el extremo norte de las conquistas de Josué (Jos. 11:8; 13:6).Probablemente en la región de Sidón y quizá a la ribera del mar; no ha sido identificado.
AGUIJÓN Este término traduce distintas palabras hebreas; así, por ejemplo, el bastón puntiagudo queutilizan los labradores para excitar a los bueyes en la labranza. El Eclesiastés compara laspalabras de los sabios al aguijón (Ec. 12:11). El libro de Samuel lo emplea para dar a conocerhasta qué grado estaban oprimidos los hebreos por los filisteos, que incluso para afilar losaguijones habían de recurrir al pueblo enemigo y dominador de las tierras hebreas (1 S. 13:21).En el libro de los Jueces aparece como arma (Jue. 3:31). En la escena de la conversión deSan Pablo la frase «dura cosa es dar coces contra el aguijón» indica la vana resistencia delhombre a la gracia divina cuando Dios le llama (Hch. 9:5). En su hermoso himno a laresurrección, el apóstol se burla del aguijón de la muerte, que el cristiano no ha de temerporque Cristo lo ha vencido (1 Co. 15:55).
ÁGUILA Varios animales reciben este nombre en Palestina; generalmente se aplica a la más poderosade las aves de rapiña y, con ella, a otras especies de animales rapaces, por lo cual figura entrelos animales impuros. Vuela a gran altura, con rapidez y majestuosidad, guardando conferocidad su nido. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento se cita frecuentemente enimágenes y comparaciones. Existen muchas variedades de águilas, y en Palestina seencuentran casi todas, siendo una de las más conocidas el águila real («Aquila heliacea»). Elnombre hebreo designa también otras aves de rapiña, con las que no debe confundirse (Dt.14:12, 28; 32:11; Jb. 39:30; Ap. 4:7).El águila es frecuentemente asociada a las visiones de seres misteriosos que toman formasvisibles por los hombres (Ez. 1:10). Ilustra también la rapidez con que se disipan las riquezas(Pr. 23:5). En la visión de Ezequiel hay una semejanza de águila (Ez. 1:10; 10:14) que vuelve amencionarse en Ap. 4:7. En la parábola de Ez. 17, Babilonia y Egipto son comparadas a unáguila.
AGUR «recolector».Hijo de Jaqué, y autor de una colección de proverbios (Pr. 30:1-14). Jerónimo y muchos otrosde los padres opinaban que se trataba de un nombre simbólico de Salomón. Esto es muyimprobable, ya que se da un nombre paterno. Estos nombres más bien parecen indicar queestos dichos fueron recogidos de fuentes antiguas anteriores a Israel, como sucede con Job.En la LXX no aparece el encabezamiento de la sección.
AHAVA «agua».(a) Nombre de un río (Esd. 8:21).(b) Poblado de Babilonia donde Esdras se reunió con los que viajarían con él a Jerusalén (Esd.8:15). Probablemente se trataba de uno de los centros donde residían los judíos desterradosen Babilonia, en las cercanías del Gran Canal.
AHÍAS «hermano del Señor o el Señor es hermano».(a) Un profeta de Silo que anunció al rey Jeroboam la división del reino y la muerte del príncipe(1 R. 11:29-39; 14:1-18).(b) Bisnieto de Elí, sumo sacerdote en tiempo de Saúl, y hermano mayor de Ahimelec, o quizáeste mismo bajo otro nombre.(c) Otras siete personas del Antiguo Testamento mencionadas en 1 Cr. 2:25; 8:7; 11:36; 26:20;1 R. 4:3; 15:27; Neh. 10:26.El nombre se encuentra también con otras formas ortográficas: Achías, Achía, Ahía y Ahijas.
AHICAM «hermano del que se alza» o «un hermano ha aparecido».Príncipe de Judá que protegió a Jeremías (2 R. 22:12; Jer. 26:24) y que el rey Josías envió aHulda la profetisa cuando se encontró en el Templo el libro de la ley (2 Cr. 34:20). Fuepremiado cuando Nabucodonosor nombró a su hijo Gedalías gobernador de Judá (2 R. 25:22).
AHIEZER «hermano ayudador».(a) Hijo de Amisadai, era uno de los príncipes de la tribu de Dan (Nm. 1:12; 2:25; 7:66, 71;10:25).(b) Benjamita, jefe de los hombres armados que se unieron con David en Siclag (1 Cr. 12:3).
AHILUD «un hermano nacido».Padre de Josafat, el cronista de David y Salomón (2 S. 8:16; 20:24; 1 R. 4:3, 12; 1 Cr. 8:15), ypadre de Baana, uno de los gobernadores de Salomón (1 R. 4:12).
AHIMAAS «hermano poderoso».(a) Padre de Ahinoam, esposa de Saúl (1 S. 14:50).(b) Hijo del sacerdote Sadoc (2 S. 15:27, 36). Cuando Absalón se rebeló y David tuvo que huirde Jerusalén, Sadoc siguió siendo fiel a David, y volvió a Jerusalén, mientras que Ahimaas, yJonatán, hijo de Abiatar, permanecían en En-rogel; a ellos Sadoc les envió noticia del consejode Ahitofel y de Husai. Más tarde llevó a David la noticia de la derrota de Absalón, dejando queotro mensajero diera la nueva de la muerte de Absalón al rey (2 S. 18:19-29). No tenemosevidencias de que Ahimaas sucediera en el sacerdocio. Puede que muriera antes que supadre.(c) Gobernador de Salomón en Neftalí (1 R. 4:15).
AHIMÁN «hermano de Man».(a) Uno de los tres hijos de Anac que moraban en Hebrón cuando subieron los espías (Nm.13:22), y que fueron echados por Caleb y muertos por Judá (Jos. 15:14; Jud. 1: 10).(b) Un portero, de los hijos de Leví (1 Cr. 9:17).
AHIMELEC «hermano del rey».(a) Sacerdote en la época en que el arca estaba en Nob. Recibió a David en su huida de Saúl,y le dio el pan de la proposición y la espada de Goliat. Al ser informado de ello Saúl por Doegel edomita, Ahimelec y los demás sacerdotes fueron asesinados, solamente escapandoAbiatar (1 S. 21:1-8; 22:9-20; Sal. 52, «título»).(b) Hijo de Abiatar (2 S. 8:17), llamado Abimelec en otro pasaje (1 Cr. 18:16). (Ver ABIATAR)(c) Un heteo, compañero de David cuando era perseguido por Saúl (1 S. 26:6).
AHIMOT «hermano de la muerte».Hijo de Elcana, de la casa de Coat (1 Cr. 6:25).
AHINADAB «hermano de liberalidad».Hijo de Iddo, gobernador de Salomón en Mahanaim (1 R. 4:14).
AHINOAM «hermano placentero».(a) Hija de Ahimaas y esposa de Saúl (1 S. 14:50).(b) Esposa de David, procedía de Jezreel; acompañó a David en su huida de Saúl; mientrasresidía en Siclag, fue llevada cautiva cuando la ciudad fue conquistada y quemada por losamalecitas; pero fue rescatada (1 S. 25:43; 27:3; 30:5, 18). Estaba con David al acceder él altrono en Hebrón, y allí dio a luz al primogénito de David, Amnón (2 S. 2:2; 3:2; 1 Cr. 3:1).
AHITOB «un buen hermano». Nombre de cuatro sacerdotes:(a) Hijo de Finees y nieto de Elí (1 S. 14:3; 22:9, 11, 12, 20).(b) Hijo de Amarías, y padre de Sadoc (2 S. 8:17; 1 Cr. 6:7, 8, 52; 18:16).(c) Hijo de otro Amarías, y padre de otro Sadoc, en la séptima generación después del anterior(1 Cr. 6:11, 12; Esd. 7:2).(d) Padre de Meraiot y «príncipe de la casa de Dios» (1 Cr. 9:11; Neh. 11:41).
AHITOFEL «hermano insensato».Gilonita, abuelo de Betsabé, y un muy sabio consejero del rey David. Se aceptaba su palabracomo palabra de Dios. Se unió a la rebelión de Absalón, y le aconsejó que cohabitara enpúblico con las concubinas de David, y que lanzara de inmediato un ataque contra el rey. Al noser seguido su último consejo, sino el de Husai, que estaba actuando en favor de David, vio eldesastre que se le avecinaba, volvió a su casa, puso sus asuntos en orden, y se ahorcó (2 S.15:12-34; 16:15-23; 17:1-23; 23:34). Es un tipo de Judas Iscariote (cp. Sal. 61:9; 55:12).
AHOGADO ver, SANGREYa desde Noé, cuando por primera vez se da permisión divina al hombre para que coma de lacarne de los animales (Gn. 9:3), se prohibe taxativamente la consumición de la sangre (Gn.9:4). Es así una prohibición para Noé y su descendencia, para toda la humanidad; prohibiciónque, como tantas otras cosas, fue totalmente dejada de lado por las naciones en su apostasía.La ley de Moisés reafirma esta prohibición al pueblo del pacto (Lv. 3:14-19); no se trata, comovemos, de una nueva prohibición, sino de una reiteración de una antigua orden general.«Porque la vida de toda carne es su sangre; por tanto, he dicho a los hijos de Israel: Nocomeréis la sangre de ninguna carne, porque la vida de toda la carne es su sangre; cualquieraque la comiere será cortado» (esto es: muerto).De ahí la orden del NT a los creyentes de la gentilidad de abstenerse de animales ahogados,(esto es, cuya sangre no había sido derramada al sacrificarlos), y de la misma sangre (Hch.15:20, 29; 21:25). No se trataba meramente de un ceremonial judío que formara parte deaquella ley misma de Moisés, de la que quedaban totalmente exentos los creyentesprocedentes de la gentilidad. No se iba con ello a respetar los escrúpulos de los judíoscreyentes, que en tantas y tan importantes cosas quedaban contrariados abiertamente con ladecisión del Concilio de Jerusalén (Hch. 15:10). Es digno de señalarse que es en la mismacarta en que se proclama la total libertad de los creyentes de la gentilidad de la Ley de Moisés(Hch. 15:23-30) donde se les recuerda que hay cosas que son anteriores a ella, como la«pureza sexual», la «prohibición» de la idolatría, y la dicha prohibición de comer sangre (Hch.15:28-29). Estas tres instrucciones, que se encadenan en una, llevan todo el peso de laautoridad divina y apostólica, constituyendo «cosas necesarias» (Hch. 15:28). (Ver SANGRE)
AHOLA, (AHOLIBA) Son dos nombres alegóricos femeninos dados a los dos reinos de los judíos. Aholaes el nombre aplicado a Samaria (el reino del norte), y significa «la que posee un tabernáculo»;y Aholiba, que significa «en ella puse mi tabernáculo» y se aplica a Judá (el reino del sur). Elnombre indica una crítica del estado desastroso y cismático del culto en el reino del norte (Ez.23). Los dos Estados son representados como dos hermanas desposadas con Dios. En laalegoría ambas son consideradas culpables de adulterio contra Jehová, su legítimo esposo,por sus alianzas pecaminosas con las potencias y dioses extranjeros. Aholiba es exhortada aconsiderar la situación de su hermana y a arrepentirse si no quiere caer en su lastimosoestado.
AHOLIBAMA «tienda del lugar alto».(a) Una de las esposas de Esaú; era hija de Aná, hijo de Zibeón heveo. Ella dio a luz para Esaúa Jeús, Jaalam y Coré (Gn. 36:2-25). (Ver BASEMAT)(b) Un jefe de Edom (Gn. 36:41; 1 Cr. 1:52).
AHORCAMIENTO Forma de castigo muy común en Egipto, Persia y Palestina; después de ejecutado el criminal,se colgaba su cadáver en un árbol o poste. Si el cadáver se dejaba a merced de las aves derapiña, era aún más denigrante el castigo, y ejemplar para el pueblo. Después se sepultabasecretamente y de noche (Dt. 21:23). También era un modo de suicidarse (2 S. 17:23; Mt.27:5).
AI. Véase HAI.
AIN (a) Transcripción de la decimosexta letra del alfabeto hebreo que la versión de los LXX y otrasantiguas anteponen a Lm. 1:16; 2:17, 49-50 y Sal. 119. De esta letra se deriva la letra O delalfabeto latino.(b) Partícula que entra en la formación de varios nombres geográficos y que significa «fuente»u «ojo de agua».(c) Es el nombre de una población asignada a la tribu de Simeón (Jos. 19:7; 1 Cr. 4:32) y queanteriormente había sido heredad de Judá (Jos. 15:32). Era una de las reservadas a lossacerdotes en los territorios de las distintas tribus (Jos. 21:16). Estaba situada cerca deBeerseba.
AINÓN. Véase ENÓN.
AIRE El hebreo es una lengua muy concreta y poco abstracta; así, para designar lo que en lenguajemoderno se llama atmósfera, los judíos empleaban la expresión «bajo el cielo», indicando conello lo que aparecía a sus ojos, o sea, el vacío que media entre la tierra y el firmamento. Estaregión está poblada por las aves del cielo (Mr. 4:32; Dn. 4:9-18). También los griegos yromanos tenían esta misma opinión sobre el espacio que rodea la tierra, y además creían queen él vivían los espíritus malignos. San Pablo llama al Diablo «el príncipe de la potestad delaire» (Ef. 2:2). También será dominado por Jesucristo, al final de los tiempos cuando vengaglorioso en poder y majestad (1 Ts. 4:17), y entonces los creyentes serán arrebatados por losaires y dominarán el espacio antes poblado por las fuerzas adversas. (Véanse VIENTO,ESPÍRITU)
AJALÓN «lugar de los ciervos».(a) Ciudad del antiguo Canaán en el camino de la costa mediterránea hacia la regiónmontañosa, a unos 20 Km. de Jerusalén, mencionada ya en las cartas de Amarna. Fuerepartida entre los miembros de la tribu de Dan (Jue. 1:34-35); más adelante fue asignada alos levitas de la familia de Coat (Jos. 21:2-24). Formó parte de los fuertes que rodeaban aJerusalén para su defensa, y fue como tal ocupada por los filisteos (2 Cr. 11:10; 28:18).(b) Es el nombre, también, de un lugar de la tribu de Zabulón en el que el juez Elión recibiósepultura (Jue. 12:12). Su localización es discutida entre los arqueólogos.
AJELET-SAHAR Aparece en el encabezamiento del Sal. 22, y significa «la cierva de la aurora». Bien pudierareferirse proféticamente a la resurrección del Señor después de la cruz. El Targum explica estaexpresión como significando «la oblación matinal del cordero». Si esto es correcto, la ofrendadel cordero se halla en acusado contraste con «los toros de Basán», rugiendo como leones, ycon los perros que rodearon a la paciente víctima del salmo. La moderna crítica no ve otra cosaen estas palabras que el nombre de alguna música con la que se cantaba este salmo.
AJENJO (heb. «Iaanah»; gr. «apsinthos»).Aparece en las Escrituras sólo en sentido metafórico. Se compara el volverse a la idolatría conuna raíz que da hiel y ajenjo (Dt. 29:18). Los había que convertían el juicio en ajenjo; esto aludeprobablemente a los jueces injustos (Am. 5:7). Debido a la maldad de Su pueblo, Dios iba adarles ajenjo como comida, y hiel como bebida (Jer. 9:15; 23:15). Jeremías, al lamentarse de lacondición de Israel, la comparó a estar bebida con ajenjo. Al sonar la tercera trompeta delApocalipsis, cayó del cielo una estrella llamada Ajenjo, convirtiendo en ajenjo la tercera partede las aguas de la tierra, causando la muerte de muchos (Ap. 8:10, 11). Hay varias especies enPalestina: la «Artemisia absinthium» y la «A. chinensis» son el ajenjo comercial.
AJO Planta muy estimada en el Próximo Oriente y en la Antigüedad en general. El ajo esmencionado solamente una vez en la Biblia (Nm. 11:5).
ALABANZA Acción de glorificar a Dios, de ensalzarlo y bendecirlo especialmente con himnos y cánticos (2Cr. 7:6; Sal. 28:7; 40:3; 95:1, 2; 149:1-3; 150), música y danza.La alabanza es una de las manifestaciones a las que en la Biblia se invita con frecuencia,perteneciendo a este género de oración muchos de los Salmos. En realidad, en la Escritura seencuentran con frecuencia la alabanza y la acción de gracias en un mismo movimiento delalma, y en el plan literario en los mismos textos. Dios se revela digno de alabanza por todossus beneficios con el hombre. La alabanza resulta con toda naturalidad como agradecimiento ycomo bendición por los beneficios recibidos, y los ejemplos son numerosos (Sal. 35:18; 69:31;109:30; Esd. 3:11). La alabanza y la acción de gracias suscitan las mismas manifestacionesexteriores de gozo, sobre todo en las reuniones del culto y donde los creyentes rinden una yotra vez gloria a Dios (Is. 42:12; Sal. 22:24; 50:23; Lc. 17:15-18; Hch. 11:18; Fil. 1:11; Ef. 1:6,12, 14). La alabanza tiende más a la persona de Dios que a sus dones; está muy cercana de laadoración, en la vía del éxtasis. En los himnos de alabanza se canta a Dios porque es Dios.La alabanza cristiana tiene su movimiento esencial en la alabanza del Antiguo Testamento,pero se distingue porque es suscitada por el don de Cristo Jesús, que manifiesta su poder enla redención del género humano y en la salvación individual de cada hombre. Tal es el sentidode la alabanza de los ángeles y de los pastores en la noche de Navidad (Lc. 2:13-20), como laalabanza que recibe Cristo de la boca de las multitudes después de las curaciones milagrosas(Mr. 7:36; Lc. 18:43; 19:37; Hch. 3:9); éste es el sentido de la alabanza de los judíos del día deRamos, antes de su Pasión (Mt. 21:16), y éste es también el del cántico del Apocalipsis (Ap.15:3).Algunos fragmentos de himnos primitivos, conservados en las cartas de San. Pablo,reproducen el eco de esta alabanza cristiana dirigida a Dios Padre, que ha revelado el misteriode la salvación en Cristo Jesús (1 Ti. 3:16) y que hará retornar a Cristo glorioso al final de lostiempos (1 Ti. 6:15). Sentimientos de oración que expresan gratitud por el misterio de Cristo(Fil. 2:5; Col. 1:5) y por el don de la salvación (2 Ti. 2:11) y expresando la verdadera fe cristiana(Ef. 5:14).
ALABASTRO Un espato calcáreo de gran precio, hidrosulfato de calcio, podía presentar un color blancocremoso, o incluso llegar a la transparencia. Los antiguos lo utilizaban para hacer vasijas paraungüentos costosos, y otros usos; en el museo de la universidad de Filadelfia se conserva unalámpara de alabastro procedente de Ur, datando de los tiempos de Abraham. En el palacio deSusa, del rey Artajerjes, formaba parte del enlosado (Est. 1:6).En los evangelios se menciona únicamente de la unción de los pies de Jesús en dos casos, encasa de Simón el fariseo (Lc. 7:36-50), y poco antes de ser traicionado, en casa de Simón elleproso (Mt. 26:6-13; Mr. 14:3-9; cp. Jn. 12:1-8). Es probable que «quebrar» el vaso se refieraa la rotura del sello.
ÁLAMO (heb. «libneh»).Se trataba probablemente del álamo blanco (Populus alba) que empleó Jacob (Gn. 30:37). Era«verde» en el sentido de fresco, húmedo. El álamo ofrece una refrescante sombra de los rayosdel sol, y era por ello uno de los árboles que escogían los israelitas para ofrecer inciensodebajo de ellos (Os. 4:13). También los hay que opinan que «libneh» se refiere al «estoraque»(styrax officinale), que también se cría en Palestina.
ALAMOT Traducido en la LXX «epi alaimot», y «in nablis arcana cantabant» en la Vulgata (1 Cr. 15:20);«uper ton rufion», «pro arcanis» (Sal. 46, título). El significado de esta palabra es desconocido,y esta ignorancia queda confirmada por los esfuerzos fallidos de traducirla en las distintasversiones. Se supone que se deriva de «virgen», y pudiera por ello significar voces desopranos.
ALAS La Biblia menciona con frecuencia las alas, especialmente en el libro de los Salmos, donde lascitas tienen un bellísimo contenido poético (Sal. 17:8; 18:10; 55:6; 68:13). Las alas del águilason el símbolo de la fuerza (Is. 40:31), y se compara la protección que Jehová da a los suyos,con la que el águila da a sus polluelos para defenderlos de los peligros (Sal. 17:8; 36:7; 57:1).Los querubines del arca tenían alas (Éx. 8:6-7; 1 Cr. 28:18). Los serafines que vio Isaías (Is.6:2) en su visión tenían seis alas: con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían los pies y con lasotras dos volaban. Estos seres misteriosos adoraban a Dios y clamaban en voz alta su gloria ymajestad. Cuando Jesús lloró sobre Jerusalén a causa de la suerte que esperaba a sushabitantes en los acontecimientos futuros relativos a su destrucción, compara la protección queÉl quiso darles, con el refugio que brinda la gallina a sus polluelos cuando están ante el peligro(Mt. 23:37; Lc. 13:34). En el Apocalipsis, la mujer que representa al pueblo de Dios recibe«dos alas de la gran águila» para que huya de la serpiente que encarna al Diablo (Ap. 12:14).Dios brinda a los suyos protección a la sombra de sus alas y les ofrece los medios paraescapar del peligro mortal de las asechanzas del maligno; son algunos de los significados delas alas en la Biblia.
ALBAÑIL ver, CANTEROLa palabra traducida «albañiles» en el AT (heb. «banah») se refiere a constructores quetrabajaban en la erección de edificios, desde la tala de árboles y el trabajo de las estructurasde madera (1 R. 5:18) hasta el echar los cimientos (Esd. 3:10). Se menciona el uso de laplomada (Am. 7:7, 8). (Ver también CANTERO)
ALBERGUE. Véase MESÓN.
ALDEA Término frecuentemente utilizado en el AT cuando se menciona una ciudad y «sus aldeas»; enmuchas ocasiones no significa otra cosa que sus «suburbios», no en el sentido de poblacionesseparadas. Las dos principales palabras utilizadas son «bath», «hija» (Nm. 21:25, 32, etc.); y«chatser», «aldea» (Jos. 18:24, 28, etc.). Las aldeas no estaban amuralladas, y eran laextensión rural de los centros urbanos amurallados, de los que dependían política yadministrativamente.
ALEGRÍA. Véase Gozo.
ALEJANDRÍA Ciudad construida por Alejandro Magno para que fuera la capital de su imperio occidental.Fundada en el año 332 a.C., fue acabada por los Ptolomeos, que aumentaron su riqueza yesplendor. Llegó a ser muy populosa y eminentemente comercial y cultural. Famosa era subiblioteca. Fue allí que se llevó a cabo la traducción de la Septuaginta (LXX), el AntiguoTestamento en griego. Se identifica con la moderna ciudad del mismo nombre, en la costamediterránea de Egipto. Aparece en el NT como lugar de nacimiento de Apolos, compañerode Pablo (Hch. 18:24); y como puerto de matrícula de naves (Hch. 27:6; 28:11). La tradiciónafirma que fue Marcos el primero en introducir el cristianismo en Alejandría.
ALEJANDRINO (CÓDICE). Véase MANUSCRITOS DE LA BIBLIA.
ALEJANDRO «ayudador del hombre».(a) Alejandro Magno, rey de Grecia; no es mencionado por su nombre en las Escrituras,aunque sí en el apócrifo Primer Libro de Macabeos (1 Mac. 1:1-9; 6:2). Sin embargo, sí esmencionado proféticamente, principalmente en el libro de Daniel, unos 200 años antes de quenaciera; el Imperio Griego aparece en la estatua del sueño de Nabucodonosor (Dn. 2) comovientre y muslos de bronce, como sucesor del Imperio Medo-Persa (el pecho y brazos deplata); el tercer animal de la visión de Daniel (Dn. 7:6); el macho cabrío, en otra visión (Dn. 8:5);«un rey valiente» (Dn. 11:3). En Zac. 6:2, 3, donde se alude a los cuatro grandes imperios, eltercero, el reino de Grecia, es comparado a un carro con caballos blancos.Alejandro Magno, hijo de Filipo II y de Olympias, nació en Pella en el año 356 a.C. Vino a serrey de Macedonia cuando su padre fue asesinado en el año 336; sometió a los griegos en el335; a los persas el 334; conquistó Tiro; conquistó Siria y Egipto el 331; conquistó Partia,Media, Bactria, e invadió la India, 330-324, y trató de llevar a cabo nuevas conquistas, peromurió en Babilonia en el año 323 a.C. Estas fechas muestran la velocidad aplastante de suscampañas, concordando con la imaginería que nos dan los pasajes citados en el párrafoanterior. Era de carácter sumamente cruel, como lo muestra su comportamiento en la conquistade Tiro; tras una larga y valiente resistencia, Alejandro, enfurecido, masacró a 8.000 habitantes,crucificando a 2.000 de ellos; del resto, los que no pudieron huir por mar, 30.000 fueronvendidos como esclavos. Vemos, tanto en su velocidad como en su ferocidad, al leopardo.Flavio Josefo da interesantes detalles acerca de su conquista de Palestina y sucomportamiento en Jerusalén (Ant. 11:8).(b) Hijo de Simón, el hombre de Cirene que fue obligado a llevar la cruz del Señor (Mr. 15:21).(c) Uno de los principales entre los judíos cuando el arresto de Pedro y Juan (Hch. 4:6).(d) Un judío de Éfeso que intentó dirigirse a la multitud en el teatro (Hch. 19:33).(e) Uno de la iglesia que, habiendo naufragado en la fe, fue entregado por Pablo a Satanás,para que aprendiera a no blasfemar (1 Ti. 1:20).(f) El calderero que causó daño a Pablo, del que Timoteo tenía que guardarse (2 Ti. 4:14).Pudiera tratarse del mismo que el anterior.
ALELUYA Esta palabra aparece en la versión de los Setenta como transcripción griega del hebreo«halal» en los Salmos, traducida «alabad al Señor». Es una adscripción de alabanza a Dios.En el libro de Apocalipsis se oye este clamor en el cielo (Ap. 19:1, 3, 4, 6), en la jubilosaalabanza por la introducción del Reino de Dios.
ALFA (a) Primera letra del alfabeto griego, y que también significa el número 1.(b) Título o carácter de Dios y de Cristo, que señala a Su eternidad como «el principio», «elprimero», el «yo soy» (Ap. 1:8; 21:6; 22:13). «Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin», o «elprimero y el último»; es similar a un pasaje de Isaías, «Yo Jehová, el primero, y yo el mismo conlos postreros» (Is. 41:4), y «Yo soy el primero, y yo soy el postrero» (Is. 46:6).
ALFABETO Lista de los fonemas elementales de una lengua. Se caracteriza por el orden y la forma de lossignos que lo componen. Más rigurosamente, es la lista griega de signos que comienzan poralfa, beta..., y de la que derivan la mayor parte de los alfabetos europeos. El alfabeto griego,por su parte, procede del alfabeto fenicio, o cananeo, utilizado en Palestina diez siglos antesde Jesucristo.Origen: Al principio, el lenguaje se escribía mediante imágenes, sencillas ilustracionesmnemotécnicas, lo cual facilitaba el trabajo de la memoria (algo similar a los actuales símbolosutilizados para el ordenamiento de la circulación); a esto se le llama la etapa pictográfica.Después se eligieron ciertas imágenes esquematizadas para representar las sílabas, comosucede con los jeroglíficos egipcios, la escritura cuneiforme sumeria, y otras formas deescritura; esto recibe el nombre de etapa silábica. A continuación se tomaron algunoscaracteres para representar los sonidos fundamentales del lenguaje articulado, bien losproducidos por la boca o la garganta (consonantes) o los producidos por las cuerdas vocales(vocales). En principio, cada signo se corresponde con un sonido, y ésta es la etapa alfabética.El origen del alfabeto hebreo (modificado y adoptado por los griegos) sigue siendo un misterio.Durante mucho tiempo se han hecho suposiciones de que provenía de la escritura hierática deEgipto (derivado de los jeroglíficos); se ha pensado también en otros diversos orígenes; ciertoscaracteres vendrían de Mesopotamia, otros de Creta, y en algunos casos se hubieran inclusotomado signos procedentes de cuevas neolíticas. Sin embargo, muchas letras hebreasparecen recordar por su forma al objeto que le ha dado su nombre; así, Alef es la cabeza de unbuey («alef»), Ayin es un ojo, y Resh es una cabeza de hombre.El hebreo tiene 22 consonantes características (los matices son numerosos), en tanto que elgriego no tiene más que 17. En hebreo no se representan las vocales, en tanto que el griegotiene 7 (sumando su alfabeto, por ello, 24 letras). El orden de las letras (atestiguado ya desdemuy antiguo por los poemas acrósticos: Sal. 111; 112; 119; Pr. 31:10-31; Lm. 1; 2; 3; 4; etc.),es prácticamente inmutable.Existe una forma arcaica de las letras hebreas (Piedra de Moab, Louvre, París, de alrededordel año 850 a.C.; Inscripción de Siloé, 750 a.C., etc.), y una forma elegante, llamada cuadrada,utilizada a partir del primer o segundo siglo a.C.
ALFARERO Del alfarero dice la Biblia que pisa el barro para poderlo trabajar (Is. 41:25); y forma su vasijaen el torno (Jer. 18:3). Buena parte de la alfarería de Oriente se hace de una manera muysimple. El artesano hace girar la rueda con los pies, y con sus manos le imprime forma a lavasija. Estas vasijas son sumamente frágiles, y ello es a menudo mencionado en las Escrituras.Así es como el Señor someterá a sus enemigos: los desmenuzará como vasija de alfarero (Sal.2:9; Is. 30:14; Ap. 2:27).El alfarero, al hacer sus vasijas como él desea, constituye una hermosa ilustración del poder deDios como Creador, y es aplicada a Israel (Jer. 18:2-6). Es también ilustrativo de la soberaníade Dios (Ro. 9:20, 21).
ALFEO (a) Padre de Leví el recaudador de impuestos (Mt. 2:14), a quien se identifica, generalmente,con el apóstol y evangelista Mateo. No sabemos nada más de él por la Biblia.(b) Otro personaje que lleva este nombre es el padre del apóstol Santiago, que es llamadotambién «el hijo de Alfeo» para distinguirlo de Santiago el hijo del Zebedeo (Mt. 10:3; Mr. 3:18;Lc. 6:15; Hch. 1:13). No hay razones de peso para identificarlo con el otro personaje que llevaeste nombre y que es padre de Leví. También se ha intentado identificarlo con Cleofás (Lc.24:18) y con el otro Cleofás (Jn. 19:25). La identificación de estos personajes con Alfeo no sepuede sostener por razones de naturaleza lingüística.
ALGA (heb., «suf»).En la angustia de su permanencia en el fondo del mar, el profeta Jonás ora a Dios diciendo:«Las aguas me rodearon hasta el cuello, me rodeó el abismo, y un alga se ha anudado a micabeza» (Jon. 2:6). Éste es el mismo vocablo que el que en el Éxodo designa al Mar Rojo (Éx.10:19), aun cuando curiosamente ninguna de las versiones antiguas de la Escritura traduceestos pasajes por algas. Ciertamente las algas crecen en el «mar rojo», que es precisamentelo que les da la característica coloración.
ALGARROBA En el NT, el fruto del algarrobo. Es abundante en Siria, y las vainas, que contienen unasustancia dulce parecida al tuétano, son alimento para el ganado y los cerdos; ocasionalmentela comían los muy menesterosos. Recibe también el nombre de «Pan de San Juan», debido ala tradición de que Juan el Bautista usó este alimento en el desierto. Se usa en el Evangelio deLucas, mencionando que eran alimento de los cerdos; el hijo pródigo sufría tanta hambre quedeseaba poderse alimentar con ellas (Lc. 15:16).
ALGUACIL La versión Reina y Valera traduce por «alguacil» la voz «Lictor», que se aplicaba a losmaceros romanos (Hch. 16:35, 38). En castellano antiguo, «alguacil» significaba un ministroinferior de justicia, que llevaba por insignia una vara delgada, de junco por lo regular, yejecutaba las órdenes de los juzgados y de los tribunales, como autos de arresto y prisión,mandamientos judiciales, embargos y otros actos. Hoy se aplica sólo a empleados deAyuntamiento, ya que muchas de sus atribuciones han pasado al cuerpo de policía.
ALHEÑA Arbustos cuyas flores, muy aromáticas, crecen agrupadas (Cnt. 1:14; 4:13). El nombre hebreoes «copher»; los árabes lo llaman «henna». El polvo hecho de las hojas y flores, mezclado conagua, es usado por las mujeres para pintarse las uñas de las manos y de los pies.
ALIANZA Se traduce así la palabra «berit» en el AT en diversas ocasiones, cuando se trata de unacuerdo entre un hombre y su semejante, o entre nación y nación. La mayor parte de las vecesse traduce pacto con el doble sentido aquí señalado, y también siempre que se trata de pactosentre Dios y los hombres. (Ver PACTO)
ALIMENTOS ver, COMIDACuando eran todavía nómadas, los hebreos se alimentaban principalmente de pan y de losproductos de sus ganados, como la leche fresca o agria, y en ocasiones carne (Gn. 18:7, 8;Jue. 5:25). También comían miel silvestre (Jue. 14:8, 9). Cuando se instalaron en Palestina,complementaron su alimentación con los productos de sus huertos, viñas y campos: lentejas,calabacines, habas, garbanzos, grano tostado (2 S. 17:28), granadas, higos, uvas pasas,aceitunas, etc. (Nm. 13:23; 20:5; Mt. 7:16). El mosto y el vinagre eran bebidas muy usadas.También se comía pescado, langostas, volatería y huevos (1 R. 4:23; Neh. 13:16; Mt. 4:18; Lc.11:12). Las comidas más simples se componían de pan y lentejas (Gn. 23:34), o de otrospotajes (2 R. 4:38), o de pan y vino (Gn. 14:18), o de grano tostado y vinagre (Rt. 2:14).Abraham festejó a sus huéspedes ofreciéndoles una comida más sustanciosa: mantequilla,leche, tortas de flor de harina, y carne de un becerro (Gn. 18:3-8). La mesa de los ricos y de losgrandes ofrecía una diversidad mayor de alimentos (1 R. 4:22, 23; Neh. 5:18). (Ver COMIDA)
ALJABA Receptáculo para flechas o saetas (Gn. 27:3; Lm. 3:13). Se usa simbólicamente como lugarseguro, fuerte, protegido (Is. 49:2). Se usa en otros pasajes en sentido poético (Sal. 127:5), delos hijos como saetas que llenan la propia aljaba, etc.
ALMA La palabra hebrea «nefesh», (que es uno de los vocablos traducidos generalmente encastellano por «alma») aparece 754 veces en el Antiguo Testamento. Como puede verse en laprimera cita bíblica al respecto, significa «lo que tiene vida» (Gn. 2:7), y se aplica tanto alhombre como a los demás seres vivientes (Gn. 1:20, 24, 30; 9:12, 15, 16; Ez. 17:9). Muchasveces se identifica con la sangre, como algo que es esencial para tener aliento y animación(Gn. 9:4; Lv. 17:10-14; Dt. 12:22-24), y en el hombre es su principal característica que lodistingue de los seres irracionales (Gn. 1:26).La primera función del alma es la de dar vida al cuerpo, y como la respiración es el signoprincipal de la vida física, de ahí que en hebreo, como en la mayoría de las lenguas, se designecon términos que se relacionan más o menos con la imagen del aliento. Este principio es labase donde radican los sentimientos, las pasiones, la ciencia, la voluntad (Gn. 28:8; 34:3; Éx.23:9; 1 S. 1:15; Sal. 6:4; 57:2; 84:3; 139:14; 143:8; Cnt. 1:6; Pr. 19:2; Is. 15:4, etc.). El almaexpresa al hombre entero, a su total personalidad en muchas de las ocasiones en las queaparece en la Biblia. Toda esta concepción del alma se basa en la observación concreta delhombre.Así, estar en vida es todavía tener aliento (2 S. 1:9; Hch. 20:10); cuando el hombre muere saleel alma (Gn. 35:18), es exhalada (Jer. 15:9), y si resucita vuelve el alma a él (1 R. 17:21). Parael pensamiento hebreo el alma es inseparable del hombre total, es decir, que el alma expresalos hombres vivientes. Tal vez aquí radica el origen de la identificación del alma con la sangre(Sal. 72:14); el alma está en la sangre (Lv. 17:10 s), y a veces se dice metafóricamente (?) quela sangre es la vida misma (Lv. 17:14; Dt. 12:23). De todos estos pasajes se puede deducirque la «nefesh» es el principio de vida vegetativa que se considera ligada a la sangre del servivo (Gn. 9:4-5; etc.). Hay en hebreo además otras palabras que tienen casi el mismosignificado, como «nesamah», que expresa un soplo divino vivificante (Zac. 12:1; Jb. 12:10)que es principio de vida racional, sensitiva e intelectual (Ez. 11:5; Is. 26:9; 66:2; Pr. 15:13;29:23; Sal. 51:14). Otro término casi equivalente es «ruah», que designa un soplo vital, elprincipio de la vida y de los sentimientos (Pr. 20:27).El hombre es superior y se distingue de las bestias por haber sido creado a imagen ysemejanza de Dios (Gn. 2:7; 6:3; 7:22; 27:6; Lv. 17:11; Sal. 104:29-30; Jb. 10:9-12; 27:3; 33:3-4). En el Antiguo Testamento la «nefesh» parte del cuerpo con la muerte (Gn. 25:18); pero eltérmino no se aplica al espíritu de los muertos. «Ya que la psicología hebrea no tenía unaterminología semejante a la nuestra»; la explicación debe buscarse en los pasajes donde laspalabras hebreas traducidas por «corazón» y «espíritu» son usadas.Es preciso esperar a los tiempos del Nuevo Testamento, los de la plenitud de la Revelación enCristo, para tener una doctrina completa del alma. En el griego del Nuevo Testamento lapalabra «psyche» se usa como equivalente de la palabra hebrea «nefesh», pero hay oncecasos en los Evangelios Sinópticos en que se expresa la seguridad de la vida después de lamuerte. En todos los cuatro evangelios la palabra «pneuma», que es equivalente de «ruah»,también se usa para indicar la vida espiritual, y la palabra «kardia» («corazón») se usa paraexpresar la vida psíquica del hombre.En el Nuevo Testamento el alma es la parte invisible del hombre, en oposición con la sangre yla carne (Col. 2:5; 1 Co. 5:5; 7:34; Jn. 6:64); la «psyche», el alma, es el principio de la voluntady del querer (Mt. 26:41; Mr. 14:38), el centro de la personalidad íntima del hombre (1 Co. 2:1); elalma es nuestro propio yo (Ro. 8:16; 1 Co. 16:18; Gá. 6:18; Fil. 4:23). En el Nuevo Testamento,al contrario del Antiguo, el alma puede vivir separadamente del cuerpo y es el principio que leda vida (Lc. 8:55; 23:46; Hch. 7:59; Stg. 2:26). Claramente se habla de la supervivencia del
ALMENAS Las del Templo de Jerusalén, en tiempos de Cristo, quedaban, según el historiador Josefo, acasi 200 m. sobre el lecho del arroyo del Cedrón (Mt. 4:5).
ALMENDRA, ALMENDRO En hebreo, tanto el árbol como el fruto reciben el mismo nombre («shaqed»). Se deriva de unaraíz que significa «apresurarse», y que se ajusta mucho a su naturaleza, porque es el primerárbol en florecer, como precursor de la primavera. Este significado queda confirmado por elprofeta Jeremías (Jer. 1:11, 12). El profeta vio un almendro, y Jehová le dijo: «Bien has dicho,porque yo apresuro mi palabra para ponerla por obra.» Las copas del candelabro de orodebían ser hechas en forma de flor de almendro (Éx. 25:33, 34; 37:19, 20). La vara de Aarónbrotó, y dio flores y almendras en una noche (Nm. 17:8), hermoso tipo de la salida del SeñorJesús de Su tumba, perfecto para cumplir Sus funciones sacerdotales. En Eclesiastés, dondeparece que todo está deteriorándose (Ec. 12), en lugar de la traducción «florecerá elalmendro», puede traducirse «el almendro será menospreciado»; otros vierten, «causarárechazo»; otros prefieren comparar el almendro al cabello encanecido de un anciano que seapresura a la tumba.
ALMOHADA (1 S. 19:13, 16). Probablemente consistía en un colchón de pelo de cabra o en una pielenrollada. Esta palabra, en Mr. 4:38, está traducida por «cabezal o cojín».
ALMORRANAS. (HEMORROIDES) Esta enfermedad fue usada como castigo a los filisteos cuando robaron elarca de la alianza (1 S. 5:12).En el libro del Deuteronomio (Dt. 28:27) se las menciona como castigo de los desobedientes
ALMUD. Véase PESOS Y MEDIDAS.
ÁLOE (Nm. 24:6; Sal. 45:8; Pr. 7:17; Cnt. 4:14; Jn. 19:39). Árbol resinoso y aromático, de donde seextraía perfume. Los egipcios usaban el áloe en el embalsamamiento de cadáveres. No debeconfundirse con el áloe actual, de la familia de las liliáceas, del que se extrae un purganteamargo.
ALTAR Una estructura sobre la que se ofrecían sacrificios a Dios; imitada por los paganos en honor desus falsos dioses. El primer altar del que tenemos mención en las Escrituras es el construidopor Noé al abandonar el Arca; sobre él ofreció sacrificios de todo animal y ave puros (Gn.8:20). También Abraham, Isaac y Jacob erigieron altares al Señor; éstos seguramente fueronconstruidos de piedra o tierra, pero es notable cuán pocas veces leemos que ofrecieransacrificios sobre ellos. En ocasiones se dice simplemente que erigieron un altar a Jehová, y enotras ocasiones que erigieron un altar y que invocaron el nombre de Jehová. Parece que losaltares se erigían como lugares para allegarse a Dios, siendo el sacrificio la base de ello.A Moisés se le mandó que en todos los lugares donde Dios hiciere estar la memoria de Sunombre le deberían erigir un altar de madera, de tierra o de piedra, y ofrecer encima ovejas ybueyes como holocausto y ofrendas de paz; si los altares se hacían de piedra, no deberían serde piedra labrada; si alzaban herramienta sobre él, quedaría contaminado (Éx. 20:25, 26). Nodebe hacer nada de obras humanas al acercarse a Dios; lamentablemente, este principio hasido terriblemente violado por inmensas secciones de la cristiandad, en las que se enseña queel hombre debe acercarse a Dios con buenas obras para ser aceptado por Él (contrastar Tit.3:4-7; Ef. 2:8-10). (Ver OBRAS) Se añade también: «No subirás por gradas a mi altar, paraque tu desnudez no se descubra junto a él.» Se prohiben aquí las añadiduras humanas, porqueen las cosas divinas lo que surja del hombre mismo solamente manifiesta la condiciónabsolutamente vergonzosa de todo lo que surge de la naturaleza caída (cp. Col. 2:20-30).Cuando se emprendió la obra del tabernáculo, Moisés recibió precisas instrucciones y se leordenó que lo hiciera todo como le había sido mostrado en el monte.(a) ALTAR DE BRONCEEl altar de bronce debía ser hecho de madera de acacia recubierta con bronce; debía tener 3codos de altura y 5 codos de lado (Éx. 27:1-8).En el templo erigido por Salomón este altar estaba hecho de bronce, y tenía 10 codos de alturay 20 codos de lado (el mismo tamaño que el lugar santísimo (2 Cr. 4:1)). El altar del templomilenial está descrito en el libro de Ezequiel (Ez. 43:13-17). El altar de bronce recibía tambiénel nombre de «altar del holocausto»; en él estaba el fuego encendido de continuo (Lv. 6:9), yera en él que se consumían las ofrendas, esto es, en la reja que estaba colocada en su medio.Tenía un cuerno en cada esquina, sobre los que se ponía sangre de la ofrenda por el pecado.Allí se acogían a refugiarse los que buscaban protección, aferrándose a los cuernos del altar (1R. 1:50, 51; cp. Éx. 21:14). El altar de bronce estaba situado de manera que era lo primero quese hallaba al entrar en el patio, y señalaba que el único camino de entrada ante Jehová eramediante el sacrificio. Tenía que haber muerte antes que el hombre caído pudiera tener accesoa la morada de Dios.En el NT se expresa el principio de que comer de un sacrificio es una manifestación decomunión con el altar donde se efectúa el sacrificio. Así, no se puede beber de la copa delSeñor y de la copa de los demonios, ni participar de la mesa del Señor y de la mesa de losdemonios (1 Co. 10:18-21).A los creyentes hebreos se les dijo: «Tenemos un altar del cual no tienen derecho a comer losque sirven al tabernáculo» (He. 13:10). Ello se refiere a la ofrenda por el pecado, cuya sangreera llevada al lugar santísimo, y cuya carne no era comida, sino quemada fuera delcampamento. Jesús sufrió fuera de la puerta, y por ello, para estar en Su compañía, se instruíaa los creyentes a que abandonaran el campamento; esto es, a que abandonaran el judaísmo.Como servidores del tabernáculo que eran todavía, no tenían derecho al altar cristiano.En Apocalipsis tenemos un altar de oro en el cielo, y mucho incienso asciende con lasoraciones de los santos; pero el fuego del altar de bronce es arrojado sobre la tierra, y es
ALTÍSIMO. Véase NOMBRES DE DIOS.
AMALEC, AMALECITAS Descendientes de Esaú (Gn. 36:12). Moraron durante mucho tiempo en las cercanías deCades-barnea. Se hallaban por estos parajes en la época del éxodo (Nm. 13:29; 14:25).Desde las cumbres de los montes de Abarim se podía ver el territorio que habitaban (Nm.24:20; Dt. 34:1-3). En su época jugaron un importante papel (Nm. 24:20). Un redactor posterioral éxodo, relatando los acontecimientos sobrevenidos en este país, podía referirse a él como«el país de los amalecitas». El relato de la incursión de Quedorlaomer y de sus aliados hablade los invasores del oriente, que «vinieron... a Cades y devastaron... » no a los amalecitas, sino«por todo el país de los amalecitas» (Gn. 17:7), esto es, el país que el lector podía identificar ensu época con el de los amalecitas. No se afirma aquí, pues, que los amalecitas existieran en laépoca anterior, sino que aquel país, ahora de los amalecitas, fue devastado. La expresión esvoluntariamente imprecisa. Desde su centro, cercano a Cades, estos nómadas se dedicaban alanzar incursiones y a saquear. Los amalecitas atacaron la retaguardia de los israelitas, quesalían de Egipto y entraban en el desierto. En Refidim, al oeste del Sinaí, lucharon contra losisraelitas, y fueron vencidos. A causa de ello, Israel recibió la orden de destruirloscompletamente (Éx. 17:8-16; Dt. 25:17-19). Un año después, Israel llegó a Cades y,desobedeciendo a Dios, intentó penetrar en Canaán. Los amalecitas se opusieron y losrechazaron (Nm. 14:43-45). Es posible que fuera en esta época, o más tarde, que se dio elnombre de los amalecitas a una región montañosa de Efraín (Jue. 12:15; cp. Jue. 5:14). Pocodespués de la época de Moisés y de Josué, dieron ayuda a Eglón, rey de Moab, para arrebatarJericó a los israelitas. Algunas generaciones después, se unieron a los madianitas paraoprimir a los israelitas del norte (Jue. 3:13; 6:3, 33). Es evidente que se abrieron camino haciael oriente, manteniendo relaciones amistosas con los otros moradores del desierto. Al final dela época de los Jueces, el rey Saúl aplastó totalmente su poderío (1 S. 15:33; 1 Cr. 4:43).Cuidadosos estudios de las evidencias históricas, arqueológicas y etnográficas identifican alos amalecitas con los hiksos. (Ver EGIPTO)Bibliografía:Donovan Courville: «The Exodus Problem and its Ramifications», Challenge Books, LomaLinda, California, 1971;Immanuel Velikovsky: «Ages in Chaos», Doubleday, N.Y., 1952.
AMÁN «ilustre», «estimado».Personaje prominente de la corte del rey Asuero de Persia (Est. 3:1). Llamado Agageo, quesignifica, probablemente, que era descendiente de la familia real de los amalecitas. Conspirócontra los judíos, lo que ocasionó su destrucción. Amán quiso exterminar a los judíos, pero Dioslos salvó por medio de Ester. (Véase ESTER, LIBRO DE)
AMARNA (TELL EL-AMARNA) Nombre en el Alto Egipto, a casi mitad de camino entre Lúxor y El Cairo, en la ribera orientaldel Nilo; se trata de las minas de la ciudad de Akhenaton. Famosa por el hallazgo allí, a finalesdel siglo pasado, de un archivo de más de 350 cartas en tabletas de arcilla, en escrituracuneiforme. Éstas fueron traducidas al inglés por S. A. B. Mercer (1939).En la actualidad la teoría más difundida acerca de la datación de estas cartas es que secorresponden al siglo XV a.C. Sin embargo, esta concepción, y también la cronología másdivulgada de la historia de Egipto, se enfrentan con graves problemas. La evidencia interna delas tabletas, el marco histórico en que se desarrolla la acción en ellas referidas, llevan, en unanálisis contrastado, a la conclusión de que pertenecen a la época de Josafat (rey de Judá, enla primera mitad del siglo IX a.C.). Las razones para sostener la postura tradicional del siglo XVa.C. carecen en realidad de base. Los estudios alternativos que muestran la necesidad deasignar a estas cartas esta fecha más tardía no han recibido tanta difusión; las consecuenciasde esta fecha tardía son inmensas, por cuanto afectan a la cronología de la historia egipcia,que se basa mayormente en la relación de las dinastías dada por Maneto (sumo sacerdoteegipcio de Heliópolis del siglo III a.C.). Esta cronología ha sido sometida a ciertas revisionespor parte de los egiptólogos, debido a dificultades que evidencian su poca fiabilidad en unospuntos concretos. Además, también entra en fuerte conflicto con la cronología bíblica. Tanto lasrecientes investigaciones históricas de Courville como de Velikovsky y otros, así como losresultados de las dataciones del carbono-14 sobre artefactos históricos egipcios exigentambién la contracción de la cronología egipcia, ajustándola con la bíblica.Se ha difundido mucho la idea de que el nombre «abiru», contra los que se pedía ayuda al reyde Egipto en algunas de estas cartas, debe identificarse con los hebreos de la época de laconquista de Josué. Sin embargo, esta identificación provoca más problemas que los queresuelve; la identificación de estos «abiru» debe más bien hacerse con bandas de forajidos yde hordas hostigadoras como las que aparecen en el marco histórico ofrecido en los tiemposturbulentos del Israel dividido (1 R. 16:22; 2 R. 1:10; 2 Cr. 16:22). (Véase CRONOLOGÍA yEGIPTO.)Bibliografía:W. F. Libby, Albert W. Burgstahler, Herbert C. Sorensen, Thomas Mowles, Israel M. Isaacson, yEuan MacKie, en un Simposium sobre carbono-14 en la revista Pensée, Student AcademicFreedom Forum, Portland, Oregón, primarvera-verano, 1973;Albert W. Burgstahler, «The Tell El-Amarna Letters and the Ancient Records of Assyria andBabylonia», Pensée, otoño, 1973;Israel M. Isaacson, «Applying the Revised Chronology», Pensée, otoño, 1974;Immanuel Velikovsky y William H. Stiebing Jr., «The Revised Chronology, pro and con»,Pensée, invierno, 1974-75;Donovan A. Courville: «The Exodus Problem and its Ramifications, vol. 1, pp. 279-299; vol. 2,pp. 314-325, Challenge Books, Loma Linda, California, 1973;Immanuel Velikovsky: «Ages in Chaos», pp. 223-340, Doubleday, Garden City, N.Y., 1952.
AMASAI (a) Nombre de varios levitas (1 Cr. 6:35; 15:24; 2 Cr. 29:12).(b) Uno de los capitanes del grupo de confianza de David (1 Cr. 12:18).(c) Un sacerdote del tiempo de Nehemías (Neh. 11:13).
AMASÍAS «Jehová tiene poder».(a) Hijo de Joás, rey de Judá, le sucedió en el trono; reinó 29 años, desde el año 796 hasta el767 a.C. Actuó bien al principio de su reinado. Hizo guerra contra los edomitas; 10.000 de ellosfueron muertos a cuchillo, y 10.000 más arrojados desde una roca. Pero se trajo consigo losdioses de los hijos de Seir, y se postró ante ellos, por lo que cayó bajo el desagrado de Dios.Provocó una guerra contra el rey de Israel, pero fue derrotado, siendo Jerusalén saqueada, yparte de la ciudad destruida. Murió en Laquis, a donde había huido para protegerse de unaconspiración (2 R. 14:1-23; 2 Cr. 25:1-28).(b) Descendiente de Simeón (1 Cr. 4:34).(c) Hijo de Hilcías, descendiente de Merari (1 Cr. 6:45).(d) Israelita sacerdote del ídolo erigido en Bet-el (Am. 7:10-14).
AMATISTA (heb. «achlamah»).Piedra preciosa en la tercera hilera del pectoral del sumo sacerdote (Éx. 28:19; 39:12), yduodécimo cimiento de la Jerusalén celestial (Ap. 21:20). Esta gema no ha sido identificada deuna manera concreta. Pudiera tratarse de la variedad púrpura de corindón, conocida comoamatista oriental, o el cuarzo transparente amatísteo que contiene manganeso y alúmina.
ÁMBAR (heb. «chashmaI»).Es probable que no se refiera a la resina fosilizada que en la actualidad recibe el nombre de«ámbar», y que es sumamente electrizable, como lo implican sus nombres griego y latín(«electrum»), sino a una aleación metálica, como la descrita por los antiguos como compuestade cuatro partes de oro y una de plata. El vocablo hebreo está relacionado con «fuego» y serefiere meramente a su color y brillo (Ez. 1:4, 27; 8:2).
AMÉN Término que indica una intensa afirmación o acuerdo. La primera mención de ella en lasEscrituras es en el pasaje en el que la mujer de cuya fidelidad sospechaba el marido debíabeber de las aguas amargas y dar su asentimiento a la maldición pronunciada sobre ella encaso de que fuera culpable, diciendo amén, amén (Nm. 5:22). También se usó comoasentimiento por parte del pueblo, al pronunciarse las maldiciones desde el monte Ebal (Dt.27:14-26).Cuando David declaró que Salomón debía ser su sucesor, Benaías dijo: «Amén. Así lo digaJehová, Dios de mi señor el rey» (1 R. 1:36). Igualmente, cuando David trajo el arca, y cantó unsalmo de acción de gracias, todo el pueblo dijo amén, y alabaron al Señor (1 Cr. 16:36; cp.también Neh. 5:13; 8:6).En un caso la exclamación no significa más que «ojalá». Hananías había profetizadofalsamente que en el espacio de dos años completos todos los vasos de la casa de Jehováserían devueltos de Babilonia; a esto Jeremías dijo: «Amén, así lo diga Jehová.» Aunque sabíaque se trataba de una falsa profecía, bien podía desear que pudiera ser así (Jer. 28:6, y ver elresto del pasaje).Se añade amén al final de los primeros cuatro libros de los Salmos (Sal. 41:13; 72:19; 89:52;106:48). En estos casos no se trata de un aceptar lo que se ha dicho, sino que el escritorañade amén al final, significando «sea esto así», y se repite tres veces.Se traduce como «amén» siempre en el AT, excepto por dos ocasiones en Is. 65:16, donde setraduce «de verdad». Hay una palabra hebrea relacionada, que significa «creer», y que se usaen relación con Abraham (Gn. 15:6).En el NT se añade frecuentemente a la adscripción de alabanza y de bendiciones (p. ej., He.13:21, 25). Como respuesta se usa también en diversos pasajes (p. ej., 1 Co. 14:16; Ap. 5:14;7:12; 22:20). Hay otra manera en la que se usa la palabra: «Porque todas las promesas deDios son en él sí (esto es, la confirmación), y en él amén (la verificación), por medio denosotros, para la gloria de Dios» (2 Co. 1:20); también «He aquí el amén, el testigo fiel yverdadero, el principio de la creación de Dios» (Ap. 3:14). Así como hay respuestas en el cielo,como se ve en algunos de los pasajes anteriormente citados, así también debiera haberrespuestas en la tierra en las congregaciones de los santos, no limitándose a una meraaudición de la alabanza y de las oraciones. Es la palabra que usa constantemente el Señorpara introducir Sus declaraciones, y que se traduce «de cierto» (p. ej., Jn. 6:26).
AMIGO El amor recíproco y desinteresado es una de las características de la amistad que en la Bibliase nos describe en algunas páginas verdaderamente inmortales, pero que, dado el caráctersobrenatural que inspira muchas de las amistades de la Escritura, no pueden ser entendidassolamente en su vertiente psicológica (1 S. 18 ss). Entre los paganos, al amigo se le amabacomo a la «mitad de mi alma», en decir de Horacio («animae dimidium meae»); pero «el almade Jonatán se apegó a la de David y le amó Jonatán como a sí mismo...; le amaba como a sualma, como a su propia vida» (1 S. 20:17). Por esta amistad tierna y conmovedora el jovenDavid lo arriesga todo y salva la vida del amigo frente al propio padre, Saúl, que se sientepostergado y celoso (1 S. 20:30). Esta amistad es sellada con un pacto y juramento derenovada ayuda (1 S. 20).El libro de los Proverbios y la literatura sapiencial dan consejos sobre la manera de conseguir,seleccionar y tratar a los amigos: elige al amigo entre muchos, ponle a prueba antes deconfiarte a él, porque nada vale tanto como un buen amigo, que es «el otro tú»; ayúdale cuantopuedas y no lo traiciones nunca, porque la traición (bien sea el desamparo, la murmuración o larevelación de secretos) no es compatible con la verdadera amistad. Viejo amigo, vino añejo,gozo y gracia que Dios concede a quienes le aman: «Feliz quien encuentra un amigo deverdad.» La amistad entre los hombres y Dios es posible por medio de Jesucristo (Pr. 13:20;Jn. 3:16; 11:3, 11; Mt. 11:19; Lc. 12:4).
AMILENIALISTAS Los amilenialistas creen que no se debe esperar ningún reino visible del Señor. Todas laspromesas del AT acerca del Reino son espiritualizadas en favor de la Iglesia, y «Sión»representa simplemente a la Jerusalén celestial. Según esta postura, no hay porvenir nacionalalguno para Israel: el retorno de los judíos a Palestina no tiene relación alguna con lasprofecías, y su restauración y conversión a nivel nacional no son nada más que una vanaesperanza (cfr. sin embargo Ro. 11:11-15, 25-26; Jer. caps. 30, 31, 32, 33; Ez. caps. 36-48;Zac. 12:10; 13:8-9; véase asimismo ISRAEL). En la teoría amilenialista las seis menciones delos mil años en Ap. 20:2-7 son reducidas a un simbolismo del actual período de la Iglesia. Sinembargo, esta teoría afronta dificultades exegéticas serias para explicar el significado de lasresurrecciones en este pasaje. La mayoría de expositores amilenialistas «espiritualiza» laPrimera Resurrección antes de los mil años, manteniendo, sin embargo, que en el v. 5 sí setrata de un verdadero «volver a la vida» (Berkhof: «Teología Sistemática», p. 871). Ésta es lapostura general, de la que sin embargo difiere Hoekema, que espiritualiza todo el pasaje, ysitúa la resurrección general sólo en Ap. 20:11-13 (Hoekema: «Amillenialism», en «TheMeaning of the Millenium», editor R. G. Clouse, PP. 167-172, véase Bibliografía). Tampocoqueda explicado de manera satisfactoria, con esta teoría, el encadenamiento de Satanás.Además, en tanto que en el AT los anuncios de juicio sobre la nación de Israel como nación vanseguidos de maravillosas promesas de redención y de salvación asimismo a nivel nacional (cfr.Jer. 7-25 y 27-29 con 30-33; Ez. 11:1-13 con 14-25, etc.), en cambio en el amilenialismo seaplican a Israel sólo los juicios, en tanto que las promesas de bendición a Judá e Israel seaplican a la Iglesia. Finalmente, el reinado de Cristo con sus santos, que el postmilenialismoaplica a esta edad de la Iglesia sobre la tierra, el amilenialismo, según uno de sus másdestacados exponentes, lo aplica a un reinado de las almas de los santos en la era presente,con Cristo, en los cielos (Hoekema, obra cit., p. 150). Pero esta postura se basa en laespiritualización de la «Primera Resurrección». Si esta espiritualización se puede mostrarcarente de una verdadera base exegética, la teoría amilenialista se enfrenta entonces a unadificultad básica fatal.Véase MILENIO.
AMINADAB (o también AMMINABAB)«el padre es generoso», o también «el pueblo es generoso».Aparece en la genealogía de Jesús (Lc. 3:33); en el Antiguo Testamento, en la de David (Rt.4:20). Suegro de Aarón (Éx. 6:23).
AMMINADAB. Ver AMINABAB
AMNÓN Hijo mayor de David; fue mandado asesinar por su hermano Absalón en venganza por haberforzado y violado a su hermana Tamar (2 S. 13). Amnón fue muerto por los criados de Absalón,que le había invitado a una fiesta del esquileo y lo había embriagado. David no tomó acciónalguna. Amnón no aceptó su responsabilidad moral por el abuso de su hermana, añadiendo asus pecados, de lascivia e incesto, el de falta de arrepentimiento (2 S. 13:16).
AMÓN (1) (a) Del egipcio «amun», «el ser escondido, invisible».Principal divinidad de Tebas, la capital del Alto Egipto. Esta ciudad recibía también el nombrede No-Amón, por el nombre de su dios (Jer. 46:25; Nah. 3:8). Bajo su signo, los egipciosexpulsaron a los hicsos. Amón vino a ser el principal dios del panteón egipcio, y con frecuenciaera llamado Amón Ra. Se le representaba llevando dos penachos de plumas de halcón, undisco y un tocado rojo. (Véase EGIPTO)(b) (Heb. = trabajador).(A) Gobernador de Samaria en tiempos de Acab (1 R. 22:26; 2 Cr. 18:25).(B) Hijo y sucesor de Manasés, rey de Judá. Reinó solamente dos años, entre el 642 y 640 a.C.Hizo lo malo ante el Señor, y sirvió a los ídolos que su padre había erigido. Sus siervosconspiraron en contra de él, matándolo en su propia casa (2 R. 21:18-25; 1 Cr. 3:14; 2 Cr.33:20-25; Jer. 1:2; 25:3; Sof. 1:1; Mt. 1:10).(C) Un descendiente de los siervos de Salomón, llamado Ami en Esd. 2:57 (Neh. 7:59).Nom, AMÓN (2)(Heb. = trabajador).Gobernador de Samaria en tiempos de Acab (1 R. 22:26; 2 Cr. 18:25).Hijo y sucesor de Manasés, rey de Judá. Reinó solamente dos años, entre el 642 y 640 a.C.Hizo lo malo ante el Señor, y sirvió a los ídolos que su padre había erigido. Sus siervosconspiraron en contra de él, matándolo en su propia casa (2 R. 21:18-25; 1 Cr. 3:14; 2 Cr.33:20-25; Jer. 1:2; 25:3; Sof. 1:1; Mt. 1:10).Un descendiente de los siervos de Salomón, Hamado Ami en Esd. 2:57 (Neh. 7:59).
AMONITAS Nombre de los descendientes de «Ben-ammi», el hijo menor de Lot con su hija menor, nacidoen una cueva de un monte cerca de Zoar, ahora llamado «Zi'ara», unos pocos kilómetros alnorte de Hesbón. Sus descendientes eran vecinos de Israel al oriente, entre el Arnón y elJaboc, y tuvieron mucha relación con la historia de Israel. Dios había ordenado a Moisés queno tocara a los amonitas; la tierra de ellos no podría ser poseída por Israel (Dt. 2:19, 37). Diosla había dado a los hijos de Amón. La capital de ellos era Rabat-amón, que fuera quizá su únicaciudad, puesto que eran una nación nómada. A ninguno de esta nación se le debía permitir laentrada en la congregación de Israel hasta la décima generación, esto es, nunca (Dt. 23:3; Neh.13:1). Juntamente con Amelec, ayudaron al rey de Moab contra Israel, y Jericó cayó en poderde ellos (Jue. 3:13). Israel sirvió a sus dioses, y Dios entregó a las tribus de ambas riberas delJordán para que sirvieran a los amonitas. Al clamar los israelitas a Jehová, los hijos de Amónfueron derrotados por Jefté. En los primeros días del rey Saúl asediaron Jabes-galaad, ysolamente estaban dispuestos a firmar la paz bajo la condición de que se arrancaran los ojosderechos de sus habitantes, a fin de arrojar deshonra sobre Israel. Saúl se lanzóapresuradamente en su ayuda, y lanzó a los amonitas a la desbandada (1 S. 11:1-11; 12:12).El oro y la plata que les fue arrebatado en la batalla fueron dedicados a Jehová por David. Surey insultó a los siervos de David cuando envió mensajeros a consolarle por la muerte de supadre, de la misma manera que el mundo rehúsa la bondad del rey de parte de Dios, y elloatrae juicio sobre él (2 S. 10:1-10; 11:1; 12:26-31).Por otra parte, Sobi, de Rabá, trajo provisiones cuando David huía de Absalón (2 S. 17:27), ySelec, amonita, es contado entre los treinta valientes de David (2 S. 23:37). Salomón amó aalgunas de sus mujeres, y la madre de Roboam, su sucesor, fue Naama, amonita (1 R. 14:21,31). Hostigaron a Israel con suerte diversa hasta los días de Joaquín (2 R. 24:2). Al ser Lotpadre de Moab y de Amón, no es sorprendente que ambas naciones se coligaran confrecuencia en sus ataques contra Israel. El aborrecimiento del pueblo de Dios los unía en undeseo común de borrar el nombre de Israel como nación (Sal. 83:4-8). Tobías, un amonita, fueun perturbador adversario de los judíos a su retorno del cautiverio babilónico (Neh. 2:10, 19;4:3, 7). Sin embargo, los judíos «mezclaron el linaje santo» con esta nación (Esd. 9:1, 2; Neh.13:23-25).Toda la historia nos da instrucción con respecto a la imperativa necesidad de mantenerseseparados de las contaminaciones del mundo a fin de poder caminar con Dios, y recibirbendición de Él.Cuando el rey del norte, en un día futuro, entre en «la tierra gloriosa», Edom, Moab y Amónescaparán de su mano (Dn. 11:41); son reservados para que sean sometidos por Israel, aquien habían seducido y perseguido en el pasado (Is. 9:14).Milcom y Moloc eran los dioses de los amonitas; Salomón fue seducido a darles culto por susesposas extranjeras (1 R. 11:5, 7).
AMOR Es un término en la Biblia que es traducción de varios otros. En hebreo, en el AT, tenemos lossiguientes:(a) «ahabah», relacionado con el verbo «aheb». Se usa:del amor de Jacob por Raquel (Gn. 29:20);del amor de David hacia Jonatán (2 S.1:26);del amor de Amnón hacia Tamar;del amor hacia los semejantes, pagado con odio (Sal. 109:4, 5);del amor del esposo hacia la esposa (Pr. 5:19);del efecto del amor en las relaciones humanas (Pr. 10:12);del amor de Jehová hacia Su pueblo (Jer. 31:3; Os. 3:1; Sof. 3:17);(2) «ohabim», de actos de amor (Pr. 8:18);(3) «dod», como el anterior (Pr. 7:18; Cnt. 1:2, 4; 4:10, etc.; Ez. 23:17).En el NT se traduce «amor» un término griego, «agapë». La palabra «eros», que no se usa enel NT, conllevaba siempre la idea, en mayor o menor intensidad, de deseo y de avidez. Con«agapë» se designa el amor de origen divino:del Padre al Hijo (Jn. 3:35, donde se usa el verbo relacionado, «agapaõ»),de Dios al mundo (Jn. 3:16, igual observación que en el caso anterior), ode Dios a los creyentes (Ro. 5:5), oel amor de Dios en nosotros, obrando hacia los demás (2 Co. 5:14),dándose en 1 Co. 13 el más completo conjunto de cualidades de este amor. Con el vocablo«philanthropia» se designa el amor dirigido al hombre (Tit. 3:4). Más exactamente se usa laforma verbal, designando la acción. A este respecto, es digno resaltar que la primera menciónde amor en la Biblia es el amor de padre a hijo (Gn. 22:2), de Abraham a Isaac; la segundamención es el amor del esposo hacia la esposa (Gn. 24:67), de Isaac a Rebeca. Estos dosamores son dos hermosos tipos del amor:(a) del Padre hacia el Hijo (Jn. 3:35), y(b) del Hijo hacia Su Iglesia (Ef. 5:25).Una afirmación fundamental en las Escrituras es que Dios es amor. No se trata meramente deuno de Sus atributos, sino que la misma esencia de Su ser es amor. De ahí que el pecadotenga como consecuencia división, separación, alienación. De ahí también el énfasis en centrarel comportamiento humano en el amor a Dios y al prójimo (Mt. 22:34-40; Mr. 12:28-33). Esteamor, para ser genuino, tiene que estar fundamentado ante todo en una relación genuina conDios, y tiene que provenir del mismo Dios; las imitaciones no son válidas (1 Co. 13:3).Solamente puede surgir de una relación viva con Dios ya conocido por medio de Jesucristo(Ef. 3:14-21 con Ef. 5:1-2). Todo lo que no surja de una relación vital con Dios no es el amor«agapë» descrito en 1 Co. 13, sino el efecto meramente natural.
AMORREOS (heb. «emori» = montañés).Una tribu o nación que descendía de Canaán, cuarto hijo de Cam, el más joven hijo de Noé(Gn. 10:16). Grupos de ellos moraban en Hazezontamar, o En-gadí, al oeste del mar Muerto, yfueron atacados por Quedorlaomer en los días de Abraham (Gn. 14:7). En aquel entonces, lainiquidad de los amorreos no había llegado aún a su colmo (Gn. 15:16, 21). Siendo la tribu másdominante y la gente más corrompida, algunas veces son tomados como representantes de loscananeos en general (Gn. 15:16; 1 R. 21:26). Estando Abraham en Hebrón, algunos seconfederaron con él (Gn. 14:13). Así vemos a un remanente de entre las naciones asociado conel heredero de la promesa, aunque Lot (un tipo del Israel en la carne) se había separado de él.Cuando Israel, después del éxodo, se acercaba a la tierra prometida, ellos habían extendidosus dominios hacia el Este, y rehusaron dejar paso a los israelitas; fueron vencidos, susciudades tomadas, y el pueblo pasado a cuchillo, juntamente con Sehón, el rey de ellos (Nm.21:21-26; Dt. 2:24; Am. 2:9, 10). Algunos deben haber escapado, porque leemos más tardeacerca de ellos; una de las controversias de Jehová con Israel fue debido a que adoraban asus falsos dioses (Esd. 9:1, 2). Salomón los hizo tributarios (1 R. 9:20, 21; 2 Cr. 8:7, 8). Losgabaonitas eran un resto de los amorreos (2 S. 21:2). Después de esto, nada más se oye deellos. Se describe la baja posición de Jerusalén (Judá) por naturaleza presentando su origen,habiendo sido su padre amorreo, y su madre hetea, pero en Su gracia Dios tuvo compasión deella en su degradación, y la levantó a gran gloria; dolorosamente, ella se mostróvergonzosamente infiel (Ez. 16:3-43).
AMÓS «porteador».Uno de los profetas, nativo de Tecoa, en Judá, posiblemente el padre del profeta Isaías. Le dijoél a Amasías: «No soy profeta, ni soy hijo de profeta, sino que soy boyero, y recojo higossilvestres. Y Jehová me tomó de detrás del ganado, y me dijo: Ve y profetiza a mi puebloIsrael» (Am. 7:14, 15). Su lenguaje indica familiaridad con la vida rural (cp. Am. 2:13; 3:12; 4:9;5:8; 6:12; 7:1, 2). Nos dice él que su profecía fue dada en los días de Uzías, rey de Judá, y deJeroboam II, hijo de Joás, rey de Israel, dos años antes del terremoto; o al menos que empezóen aquel tiempo (Am. 1:1).
AMOS (Libro) Aunque Amós y Oseas fueron profetas en la misma época, y aunque ambos profetizaronacerca de los pecados de Israel, hay una gran diferencia entre los estilos de ambos. Oseas esmás ferviente, agitado por una justa indignación contra los pecados del pueblo, en tanto queAmós presenta con una gran calma su declaración de los juicios de Dios. La profecía deOseas se limita a los pecados de Judá y de Israel, en tanto que Amós nos habla de los juiciosque iban a caer sobre las naciones vecinas que habían perjudicado a Israel, especialmentesobre aquellas que retenían alguna parte de la tierra que había sido prometida a Abraham; acontinuación denuncia no solamente los pecados de Judá, nación a la que él mismopertenecía, sino también de Israel; y además se extiende más acerca de Israel que de Judá. Enel encabezamiento tenemos estas palabras: «Jehová rugirá desde Sión, y dará su voz desdeJerusalén», que se hallan también en Jl. 3:16. Así, él reanuda la cuestión allí donde Joel la deja.En los dos primeros capítulos aparecen ocho cortas proclamaciones de juicio, introducidas porlas palabras «por tres pecados... y por el cuarto». Tres testigos servían para dar un testimonioadecuado; cuatro es el rebosar de la copa, de lo cual pueden dar testimonio los cuatro puntoscardinales de la tierra. Los juicios se proclaman contra:(a) Siria, representada por Damasco, su capital;(b) los filisteos, representados por Gaza;(c) Tiro;(d) Edom;(e) Amón;(f) Moab;(g) Judá;(h) Israel.El capítulo 3 habla de Judá y de Israel, «contra toda la familia» (Am. 3:1), contándola así comouna unidad, aun cuando se había dado la división; sigue después la solemne afirmación de queésta era la única familia que Dios había conocido de entre todas las de la tierra (Am. 3:2), laúnica que había introducido en relación consigo mismo. Por ello Dios los castigaría por todassus maldades. Ello muestra que las responsabilidades se aquilatan en relación con losprivilegios que se han recibido. Aunque vendrían juicios, quedaría un remanente, como cuandoun pastor recupera de un león «dos piernas, o la punta de una oreja»; en verdad, ¡un remanentemuy pequeño! (Am. 3:12).El capítulo 4 se dirige contra Israel, especialmente por cuanto habían oprimido a los pobres.Dios había lanzado juicios menores sobre ellos, como:(a) Escasez, «a diente limpio».(b) Sequía por retención de lluvias, enviada sobre una ciudad, pero no sobre otra.(c) Viento solano y plagas sobre las cosechas.(d) Mortandad y hedor, siendo sus jóvenes muertos a espada.(e) Fueron trastornados como Sodoma y Gomorra, salvándose algunos como tizonesescapados del fuego. Después de cada juicio se menciona el resultado: «mas no os volvisteisa mí, dice Jehová», acabando con «prepárate para venir al encuentro de tu Dios, oh Israel...Jehová Dios de los ejércitos es su nombre».En el capítulo 5 tenemos denuncias adicionales contra Israel, pero es exhortada a buscar alSeñor. Había los que deseaban el día del Señor, pero aquel día será de tinieblas y juicio. Talera la iniquidad de ellos que Dios aborrecía y menospreciaba sus asambleas y sus ofrendas;en realidad, se habían convertido en idolatría.El capítulo 6 constituye una denuncia contra aquellos que están holgándose en Sión y enSamaria, viviendo en lujos y placeres, en una falsa confianza, ello a pesar de todas lasadvertencias que les habían sido dadas.Los capítulos 7, 8 y 9 son visiones, y la aplicación que tienen. El capítulo 7 exhibe la pacienciade Jehová. El profeta intercede por Jacob, y Jehová se arrepiente del mal que iba a atraersobre ellos; pero el juicio tiene que venir. La declaración del juicio sobre los lugares altosdisgustó a Amasías, el sacerdote de la falsa religión en Bet-el, que estaba viviendoholgadamente. Aconsejó a Amós que huyera a Judá. Pero Amós le replicó que él no eraprofeta ni hijo de profeta, sino solamente un boyero, y que Jehová le había enviado. Caeríanjuicios sobre Amasías e Israel sería llevada en cautividad. De nuevo el capítulo 8 denuncia a
AMRAFEL Rey de Sinar (la planicie deprimida de aluviones al sur de Babilonia), aliado de Quedorlaomer,rey de Elam, en la invasión de la región al sur del mar Muerto, en tiempos de Abraham. En elcurso de esta expedición Lot fue hecho prisionero, pero después liberado al vencerlosAbraham (Gn. 14). La identificación que se había hecho entre Amrafel y Hammurabi el Grandeha quedado retardada por el descubrimiento arqueológico de las «Cartas de Mari», queasignan al reinado de Hammurabi una fecha más tardía, en fecha posterior a la de Abraham.Bibliografía:Donovan A. Courville: «The Exodus Problem and its Ramifications», Challenge Books, LomaLinda, California, 1973;Joseph P. Free: «Archaeology and Bible History», Van Kampen Press, Wheaton, Illinois, 1950;Warwick Bray y David Trump: «Diccionario de Arqueología», Editorial Labor, Barcelona, 1976.
AMRAM «gente exaltada».(a) Miembro de la tribu de Leví, hijo de Coat, esposo de Jocabed y fundador de la casapatriarcal de los amramitas (Nm. 3:27; 1 Cr. 26:23). Fue antecesor de Aarón y Moisés,llegando a la edad de 137 años (Éx. 6:20; cp. las expresiones de Gn. 46:16-18, 19-22; Mt. 1:5,6, 8, 11).(b) Hijo de Bani, que tomó una esposa extranjera; Esdras le persuadió a que la despidiera(Esd. 10:34).
AMULETO Objeto que se llevaba encima a guisa de protección contra los encantamientos, y que servíatambién de ornato (Is. 3:20; cp. Gn. 35:4).
ANA (heb. «hanah» «gracia»).(a) Una de las dos esposas de Elcana y madre del profeta Samuel. Por la preferencia quemostraba su marido hacia ella, su rival la afrentaba, por ser estéril. Ana hizo el voto de que si elSeñor le otorgaba un hijo varón, lo consagraría a Su servicio. Su petición fue concedida, ycumplió su promesa. Ella misma, inspirada por el Espíritu, dio la profecía mesiánica de queJehová daría poder a Su Rey y exaltaría el poderío de Su Ungido (heb. «mashiach», mesías), laprimera mención del Mesías de Dios en las Escrituras (1 S. 2:10). Su hijo Samuel ungiría al reyDavid, tipo del Señor Jesús como rey. Su oración presenta el más sublime de los estilos de lapoesía profética.(b) Viuda, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Estuvo casada solamente 7 años. Iba cada día altemplo, y a la edad de 84 años pudo ver al niño Jesús cuando lo llevaron para la presentación.Siendo profetisa, discernió que se trataba del Mesías, y dio testimonio de Él (Lc. 2:36-38).
ANÁ «que responde».(a) Hija de Zibeón heveo (Gn. 36:2, 14, 18).(b) Hijo de Seir horeo (Gn. 36:20, 25, 29; 1 Cr. 1:38, 41).(c) Hijo de Zibeón, hijo de Seir (Gn. 36:24; 1 Cr. 1:40).
ANAC «gigante, cuello largo».Hijo de Arba. Padre de los anaceos (Jos. 15:13; Nm. 13:22, etc.).
ANACEOS «cuello largo».Pueblo de alta estatura, que habitaba Canaán. Los expedicionarios enviados por los israelitasa explorar la tierra que habían de ocupar, vinieron alarmados al ver a estos gigantes, que enhebreo se llamaban «nefilim» (Jos. 11:21, 22). Vencidos por los israelitas en la conquista de latierra prometida (Jos. 14:6-14; 15:13-19; 21:11) quedó un resto de ellos en tierra de losfilisteos. El gigante Goliat era probablemente uno de ellos (Nm. 13:23, 34; Jos. 10:36; 11:22).
ANANÍAS (forma griega del hebreo «hananya», «Dios es misericordioso»).Nombre de varias personas, en especial:(a) Miembro de la primitiva comunidad de Jerusalén, muerto de repente con su mujer Safira porhaber retenido una parte de la venta de un terreno, pretendiendo haber dado todo el precio(Hch. 5:1-10) su pecado lo cometió al mentir al Espíritu Santo.(b) Cristiano de Damasco que cura y bautiza a Pablo que se había vuelto ciego (Hch. 9:10-19;22:12-16)(c) Sumo sacerdote (ca. 47-59 d.C.), designado como tal por Herodes en el año 48, preside eljuicio contra Pablo en Jerusalén (Hch. 22:30-23:10), le acusa ante el procurador Félix (Hch.24:1-9); es asesinado por enemigos de Roma en el año 66 d.C., al comienzo de la guerra delos judíos contra los romanos.
ANÁS «gracia de Jehová».Sumo sacerdote, designado como tal en el año 7 a.C. por Quirino, gobernador de Siria. Fuedepuesto durante el reinado de Tiberio, y fue seguido a cortos intervalos por Ismael, Eleazar,hijo de Ananús o Anás, Simón y José Caifás, yerno de Anás (Lc. 3:2; Jn. 18:13, 24; Hch. 4:6).Se supone que Anás es llamado sumo sacerdote por cortesía, al haber tenido esta posición. ElSeñor fue llevado ante él primeramente, quizá por ser suegro de Caifás. Josefo relata que loscinco hijos de Anás llegaron a ser sumos sacerdotes, y que bajo el último, que también sellamaba Anás, fue martirizado Jacobo, el hermano del Señor (Ant. 20:9, 1).
ANATEMA Ésta es una palabra griega no traducida en la mayor parte de los pasajes (Ro. 9:3; 1 Co. 12:3;16:22; Gá. 1:8, 9). En Hch. 23:14 se traduce «maldición». El solemne pasaje de 1 Co. 16:22,dice: «El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene.» En Gálatas (Gá.1:8, 9) se dice que si alguien, hombre o un mismo ángel del cielo, predica cualquier otroevangelio que el que habían recibido, que sea anatema. Dos solemnes denuncias que tienenrelación con la postura adoptada acerca de la persona del Señor Jesús y del evangelio deDios.La palabra «anathema» se usaba de cualquier ofrenda votiva en los templos paganos, lascuales no podían ser redimidas; de ahí, cualquier cosa dedicada.En el NT se trata de lo consagrado a la maldición de Dios y a la destrucción.En el AT se corresponde con el término «herem», todo aquello consagrado a la destrucción(cp. Lc. 27:28, 29; Jos. 6:17; 7:1).
ANATOT «respuestas».(a) Benjamita, hijo de Bequer (1 Cr. 7:8).(b) Uno de los principales del pueblo que selló el pacto de Nehemías (Neh. 10:19).(c) Ciudad asignada a los sacerdotes en el territorio de Benjamín, donde Abiatar, el sumosacerdote, tenía sus propias tierras, y donde nació Jeremías. Sus habitantes persiguieron alprofeta. Identificado con «Anata», 31° 49' N, 35° 15' E (Jos. 21:18; 1 R. 2:26; 1 Cr. 6:60; Esd.2:23; Neh. 7:27; 11:32; Is. 10:30; Jer. 1:1; 11:21, 23; 29:27; 32:7-9).
ANCIANO (a) Antiguo Testamento:En el Antiguo Testamento, magistrado, a la vez civil y religioso, que, hasta allí donde podemossaber, era nombrado en virtud de su derecho de edad, a la cabeza de una casa patriarcal, deuna familia de la tribu, o de la misma tribu (1 R. 8:1-3; Jue. 8:14,16). Al tener la posición de jefede una tribu o de las familias más grandes, el anciano tenía la autoridad de príncipe.Ordinariamente, sólo los hombres de edad madura accedían a estas funciones. Otros pueblos,como los madianitas y moabitas (Nm. 22:4, 7), organizados en tribus, tenían ancianos. Estetítulo designa generalmente a altos funcionarios (Gn. 50:7) que: Gobernaban al pueblo (Dt.27:1; Esd. 10:8); representaban a la nación en las transacciones que la concernían (Éx. 3:18;Jue. 11:5-11; 1 S. 8:4); cuando se tenía que honrar a un huésped (Éx. 18:12); celebrar unaalianza (2 S. 5:3), o celebrar actos religiosos (Lv. 4:13-15; Jos. 7:6).Un cuerpo de 70 ancianos ayudaba a Moisés a gobernar a los israelitas (Nm. 11:16-24). Cadaciudad tenía sus ancianos, que eran probablemente los cabezas de las familias de la localidad,y que ejercían la autoridad civil y religiosa (Dt. 19:12; 21:2; Rt. 4:2-11; 1 S. 11:3; Esd. 10:14).Los ancianos seguían ejerciendo estas funciones en Judea durante la ocupación romana (Mt.15:2; 21:23; 26:3, 47). (Véanse SINAGOGA y SANEDRÍN)(b) Nuevo Testamento:En el Nuevo Testamento los términos «anciano» y «epíscopos» (que significa supervisor uobispo) eran intercambiables (cp. Hch. 20:17, 28; Tit. 1:5, 7), pero no eran totalmentesinónimos. El término de «anciano» (presbítero) denota la dignidad de su función, en tanto que«episcope» denota aquellos deberes que ejercía. La distinción que establece dos categoríasde ministerio (la de anciano y la de obispo) data del siglo II. En el año 44 d.C. encontramos yaancianos en la iglesia en Jerusalén (Hch. 11:30). Durante su primer viaje misionero, Pablonombró ancianos en cada iglesia (Hch. 14:23). De hecho, los ancianos en las iglesias de lagentilidad, hasta allí donde nos lo muestra el NT, fueron siempre nombrados por lairremplazable autoridad apostólica, ya ejercida personalmente, o bien delegada expresamenteen unas personas determinadas (cp. 1 Ti. 3:1-15; Tit. 1:5). Las instrucciones para suestablecimiento oficial nos vienen dadas en epístolas dirigidas a colaboradores apostólicos, enlas llamadas Epístolas Pastorales. También cumplían sus funciones en las comunidades decristianos de origen judío (Stg. 5:14; 1 P. 5:1). Es evidente que la dignidad de anciano en laiglesia cristiana se correspondía con la de anciano entre los judíos. Ambos cargos estabanrevestidos de la misma autoridad. Los ancianos estaban asociados con los apóstoles en elgobierno de la Iglesia (Hch. 15:2, 4, 6, 22, 23; 16:4; cp. Hch. 21:18). Eran los obispos osupervisores de las iglesias locales (Hch. 20:17, 28; Tit. 1:5), y su función era ocuparse delestado espiritual de la congregación, ejerciendo la disciplina, enseñando (1 Ti. 3:5; 5:17; Tit.1:9; Stg. 5:14; 1 P. 5:1-4; cp. He. 13:17). Había en la iglesia local varios obispos o supervisores(Fil. 1:1), llamados también ancianos (Hch. 11:30). No se hace alusión alguna a una distinciónde funciones entre ellos. Dentro de la iglesia cristiana de los tiempos apostólicos, como en lasinagoga, la predicación no era una función esencial de los ancianos; no les estaba reservadade una manera exclusiva. Como pastores del rebaño, los ancianos debían instruir bien y seraptos para enseñar (1 Ti. 3:2; Tit. 1:9). Pero toda persona que poseyera el don de profecía o deenseñanza tenía derecho a dar exhortaciones (1 Co. 12:28-30; 14:24, 31).En relación con esto es importante señalar la distinción entre «don» y «cargo». El primeroproviene directamente del Señor; el segundo, por el ejercicio de la autoridad humana. El don noprecisaba por ello de autoridad humana para ser ejercitado, y se ejercía en sujeción inmediataa la Cabeza. La autoridad de los ancianos, como cargos, derivaba de su establecimiento
ANCIANO DE DÍAS Un título de Dios utilizado por Daniel, aludiendo a Su eternidad. No puede ser separado deCristo, porque en Dn. 7 el Señor recibe los dos nombres, el de Anciano de Días y de Hijo delhombre, y sin embargo el Hijo del hombre comparece ante el Anciano de Días para recibir eldominio, la gloria y el reino (Dn. 7:9, 13, 22). Es a la vez Dios y hombre (cp. Ap. 1 y Ap. 5).
ANCLA Las anclas usadas por los antiguos se parecían algo en su forma a las modernas, como sepuede ver en algunas monedas. Cuando Pablo se dirigía a Roma, se precisó de cuatro anclaspara asegurar el barco (Hch. 27:29, 30, 40). El ancla se usa metafóricamente de la esperanzapuesta ante el cristiano; con esta ancla para el alma, penetrando hasta dentro del velo, quedaasegurada y firme. Es una gran exhortación para los cristianos en Hebreos a tener nuestramirada dirigida al cielo; el ancla de nuestra esperanza se halla allí; no importa las tormentasque podamos afrontar; la consumación de nuestra esperanza, si ha sido depositada en Cristo,es segura (He. 6:19).
ANDRÉS «varonil».Natural de Betsaida, hermano de Simón Pedro, y pescador. Vino a formar parte de los doceapóstoles. Había sido discípulo de Juan, pero al oírle decir «¡He aquí al Cordero de Dios!»,siguió a Jesús. De inmediato fue a encontrar a su hermano Simón para decirle que habíahallado al Mesías. Es poco lo que se nos dice de Andrés; fue uno de los que preguntó aparte alSeñor cuándo tendría lugar la destrucción del templo, y cuál sería la señal cuando las cosas delas que había hablado fueran a cumplirse. Después de revelar que varios juicios iban asobrevenir el Señor añadió: «Pero de aquel día y de la hora nadie sabe ni aun los ángeles queestán en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre» (Mr. 13 3, 4, 32). El Señor, como Siervo-Profeta (quees el carácter que le da el espíritu en Marcos) no sabía el día. Dice la tradición que Andrés sededicó a la obra del Señor en Escitia, Grecia y Asia Menor, y que fue crucificado en Patre, enAcaya, en una cruz en forma de X, que por ello recibe la apelación de «cruz de San Andrés»(Mt. 4:18; Lc. 6:14; Jn. 1:40, 44; Hch. 1:13, etc.).
ANDRÓNICO «conquistador de hombres».Cristiano de Roma, «pariente y compañero de cautiverio» de Pablo, como Junias, y «muyestimado entre los apóstoles»; cristiano antes que el propio Pablo; éste le manda saludos (Ro.16:7).
ANFÍPOLIS Ciudad de la Macedonia oriental, casi rodeada por el río Estrimón; de ahí su nombre,«amphipolis», que significa «alrededor de la ciudad». Pablo y Silas pasaron por ella de caminoa Filipos (Hch. 17:1). En la actualidad, el barrio de Empoli situado sobre el antiguoemplazamiento recibe el nombre de «Jeni-keni» o «Neckhorio», «ciudad nueva». Fue fundadaen el siglo V a.C. por los atenienses.
ÁNGEL Las palabras «malac» (heb.) y «angelos» (gr.) significan «mensajero».Se designan así los seres espirituales inteligentes un poco superiores al hombre (cp. Sal. 8:6;He. 2:7), que son mencionados constantemente en las Escrituras como mensajeros de Dios,tanto como portadores de buenas nuevas como ejecutores de los juicios de Dios. Poco es loque sabemos de su naturaleza: «Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángelesespíritus, y a sus ministros llama de fuego» (He. 1:7). Hay evidentes gradaciones de rangoentre ellos, descritas como principados y potestades, de los que Cristo, como Hombre, esahora la Cabeza (Col. 2:10). En dos ocasiones nos encontramos con «arcángel».La voz de unarcángel acompañará el arrebatamiento de la iglesia (1 Ts. 4:16). El arcángel Miguel luchó conSatanás sobre el cuerpo de Moisés (Jud. 9). Él con sus ángeles luchará contra el dragón y susángeles, arrojándolos fuera del cielo (Ap. 12:7, 8). Gabriel es el único otro nombre de un ángelque nos haya sido revelado en las Escrituras; se apareció a Daniel, a Zacarías y a María; dijoque estaba en la presencia de Dios (Dn. 8:16; 9:21; Lc. 1:19, 26).Aunque no somos conscientes de la presencia de los ángeles, sabemos que son espíritusministradores enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación (He.1:14; cp. Sal. 34:7). También sirvieron al Señor mientras Él anduvo aquí abajo (Mt. 4:11; Mr.1:13; Lc. 22:43). Hay «miríadas» de estos ángeles (Mt. 26:53; He. 12:22; Ap. 5:11), y sondescritos como «poderosos», «santos», «escogidos» (2 Ts. 1:7; Mr. 8:38; 1 Ti. 5:21); no secasan (Mr. 12:25). No se nos dice cuándo fueron creados, pero es indudable que son ellos losmencionados como los «hijos de Dios» que clamaban gozosos cuando Dios creaba la tierra(Jb. 38:4-7).La Ley fue dada por ministerio de los ángeles (Hch. 7:53; Gá. 3:19; Sal. 68:17); participaron enla proclamación del nacimiento del Salvador (Lc. 2:8-14); se hallaron presentes en laResurrección (Mt. 28:2; Jn. 20:12). Los ángeles no son los depositarios de la revelación ni delos consejos de Dios. Anhelan mirar en las cosas de que da testimonio el Espíritu de Cristo enlos profetas, y que han sido anunciadas por los apóstoles en el poder del mismo Espíritu (1 P.1:12). El mundo venidero no será puesto en sujeción a ellos, sino bajo el hombre en la personadel Hijo del hombre (He. 2:5-8), y los santos juzgarán a los ángeles (1 Co. 6:3). Es por ello tansólo una falsa humildad la que enseñaría a dar culto a los ángeles (Col. 2:18). Cuando Juan sepostró para adorar al ángel en la isla de Patmos, abrumado por las cosas que le habían sidoreveladas, fue refrenado en dos ocasiones de adorar a su «consiervo» (Ap. 19:10; 22:9).En Sal. 8:5 la palabra usada es «elohim», «Dios», dándosele este nombre a los ángeles comoSus representantes (cp. Sal. 82:6).
ÁNGEL (Metafóricamente) El término ángel se usa metafóricamente de un representante místico. Cuando Pedro fueliberado de la cárcel y llamó a la puerta, los que habían estado orando por su liberación dijeron:«Será un ángel» (Hch. 12:15). Suponían que Pedro seguía estando en la cárcel, y que el que sehallaba a la puerta era su representante, su espíritu personificado, quizá con ideas muy vagasde lo que realmente querían decir. En el libro de Apocalipsis (Ap. 2, 3) las cartas a las sieteiglesias se dirigen a los ángeles de cada una de ellas. Significa el espíritu y carácter de laiglesia personificados en su representante místico, difiriendo cada uno de ellos de los demás,en base al estado de la iglesia representada. Los mensajes, aunque dirigidos a las iglesiasliterales entonces existentes, exponen también el estado de la iglesia en sus varias fasesdesde los tiempos apostólicos hasta su rechazamiento como testigo de Cristo al final de la erade la Iglesia. ver, TEOFANÍA
ANGEL DE JEHOVÁ ver, TEOFANÍATodo ángel que Dios envía a ejecutar sus órdenes pudiera ser llamado el ángel del Señor (2 S.24:16; 1 R. 19:5, 7). Pero el misterioso ser llamado «el Ángel de Jehová» es de un ordentotalmente distinto. Es a la vez distinto y uno con Dios, siendo semejante a Él. Habla comosiendo el mismo Dios y su persona parece confundirse con la de Dios (Gn. 16:7, 10; 18:10, 13-14, 33; 22:11-12, 15-16; 31:11, 13; Éx. 3:2, 4; Jos. 5:13-15; 6:2; Jue. 6:12-22; 13:13-22; Zac.1:10-13; 3:1-2).El ángel de Jehová revela la faz de Dios (Gn. 32:30); el nombre de Jehová está en él (Éx.23:21), y su presencia equivale a la presencia divina (Éx. 32:34; 33:14; Is. 63:9). Su nombre es«admirable» (Jue. 13:18), que se vuelve a encontrar en la profecía de Is. 9:6 aplicada alMesías: «Y se llamará su nombre: Admirable» (el mismo término también en hebreo).De todo ello se puede llegar a la conclusión de que el Ángel de Jehová es una verdadera«teofanía» (véase), o aparición de Dios. Jehová mismo es invisible, y nadie lo ha podido verjamás (Éx. 33:20; Jn. 1:18; 1 Ti. 6:16). Es el Hijo Unigénito quien lo ha manifestado, y ello nosolamente por Su encarnación en el NT, sino ya en el AT por Sus apariciones como el Ángel deJehová. Así se armonizan los textos en base a los cuales por una parte nadie puede ver ni havisto jamás a Dios, y por otra parte aquellos textos en base a los cuales creyentes del ATtuvieron un encuentro real con Dios (Gn. 32:30; Éx. 24:9; cp. Hch. 7:38; fue el Ángel que seapareció a Moisés, etc.).Citemos también al profeta Zacarías (Zac. 3:1-5), donde el Ángel de Jehová interviene como lohace Cristo, nuestro Abogado, para defender a Josué, que estaba siendo acusado porSatanás ante Dios (cp. Ap. 12:10; 1 Jn. 2:1-2). Es indudablemente también el «ángel fuerte» deApocalipsis (Ap. 10:1-3). ver, TEOFANÍA
ÁNGELES CAÍDOS (A) Leemos de ángeles que «no guardaron su propia dignidad», sino que dejaron su propiamorada, y están guardados, bajo oscuridad, en cadenas eternas para el juicio del gran día(Jud. 6). Dios no perdonó a los ángeles que pecaron (2 P. 2:4). No pueden beneficiarse de laobra redentora de Cristo (He. 2:16). Parece haber para ello dos razones: aquellos ángeles quehan pecado lo han hecho a la plena luz de Dios, y son totalmente responsables de unaapostasía voluntaria y arrogante, no habiendo nacido como nosotros en pecado dentro de lasolidaridad de la raza humana; también es dentro de la solidaridad de la raza humana queentró Cristo, en gracia y perfección, por lo que el beneficio de su redención se extiende a estaraza humana solidaria, y no fuera de ella, y también a aquello que está bajo el hombre, lamisma creación, que será restaurada (Ro. 8:21). La naturaleza de su pecado puede estartratada en Génesis (Gn. 6:2), de lo que quedaría también memoria en las mitologías de losgriegos y otros pueblos, con las uniones entre dioses y mujeres, de los que nacieronsemidioses, «varones de renombre». Su castigo y el de Sodoma y Gomorra se ponen comoejemplo contra la indulgencia a la carne y al menosprecio contra la autoridad (2 P. 2:10; Jud. 6-8).(B) Además de los anteriores que están guardados encadenados, leemos de ángelesrelacionados con Satanás. El gran Dragón y sus ángeles serán sometidos por Miguel y susángeles y arrojados del cielo (Ap. 12:9). El lago de fuego, o Gehena, ha sido especialmentepreparado para el diablo y sus ángeles. Desdichadamente, muchos hombres serán tambiénarrojados allí (Mt. 25:41). Abadón o Apolión es el nombre de «el ángel del abismo» (Ap. 9:11).Ciertos pasajes de las Escrituras (Is. 14:12-16; Ez. 28:14-19) pueden arrojar algo de luz sobrela caída de Satanás, pero no se revela si la caída de aquellos que reciben la denominación de«sus ángeles» fue debida a la misma causa y si fue al mismo tiempo o no. La Escrituramuestra con toda claridad que todos ellos serán vencidos y eternamente castigados. ver,TEOFANÍA
ANGULAR (PIEDRA). Véase PIEDRA DEL ÁNGULO.
ANILLO Los anillos tenían varias funciones y usos, como joyas y sellos (véase). Como joyas, eran señalde elevada posición. Existían los anillos para las narices, que llevaban las mujeres (Gn. 24:47).El anillo-sello que se llevaba en el dedo, o a veces colgado en un cordel sobre el pecho, seconsideraba como objeto de gran valor (Gn. 38:18; Cnt. 8:6). Otros anillos denotaban alto rangosocial y alta dignidad y, por tanto, se los consideraba como un objeto de lujo. En algunos casos,al figurar en el botín, se los reservaba para Dios (Gn. 41:42; Nm. 31:50; Is. 3:21; Est. 3:10, 12).
ANIMALES Los animales, tanto salvajes como domésticos, aparecen frecuentemente en las páginas de laBiblia. Había animales puros e impuros y se los conocía por las clasificaciones detalladas de laley de Moisés y que cada israelita ciertamente conocía bien. El ganado, especialmente, eracosa de la vida diaria del pueblo hebreo. Antes de la invención de la moneda la riqueza semedía por la cantidad de rebaños que se poseían. Abraham tenía tantos rebaños que entró endificultades con su pariente Lot por el control de los pastos (Gn. 16:6). Ya cuando el pueblo deDios estaba establecido en la tierra de Canaán cada familia tenía una porción de terreno en lacual apacentar los animales. Un hombre justo se preocupaba por «la vida de sus animales»(Pr. 12:10).Moisés hace una simple clasificación de los animales en cuatro categorías, basándoseúnicamente en su sistema de locomoción:(a) Cuadrúpedos: Todos los cuadrúpedos terrestres, exceptuando aquellos cuyas patas no lesdan la suficiente altura y parece que se arrastran, como el lagarto y el cocodrilo.(b) Aves: Todos los animales que poseen alas, incluidos los insectos alados.(c) Peces: Cuantos animales nadan en el agua, entre ellos los cetáceos.(d) Reptiles: Todos los reptiles y los animales que, sin serlo, parecen que se arrastran, comoratones, topos, etc.(Véase FAUNA PALESTINA).
ANTICRISTO Este término es usado solamente por Juan en sus dos primeras epístolas, aunque hay menciónde él en otros pasajes de las Escrituras bajo otros nombres. El término significa, a la vez, quese opone a Cristo y que usurpa Su lugar. Es importante distinguir entre «un» anticristo y «el»anticristo. Con respecto a lo primero, «han surgido muchos anticristos»; en cambio, «elanticristo viene» (1 Jn. 2:18). El anticristo final «niega al Padre y al Hijo».Pablo menciona «el hombre de pecado», que usurpa el lugar de Dios en el templo de Dios, enel futuro escatológico (2 Ts. 2:3-12). Éste viene por obra de Satanás, confederado con él, yobrará señales y maravillas mentirosas con todo engaño de iniquidad para los que se pierden.Los que han rehusado la verdad serán entregados a la mentira de este inicuo. Los judíosapóstatas lo recibirán como su Mesías (Jn. 5:43). Hará que todos adoren la imagen de laBestia que aparece en Apocalipsis (Ap. 13:11-18). Su final será el lago de fuego a la venidadel Señor Jesús (Ap. 19:20; 20:10).En el AT tenemos más detalles de este enemigo y suplantador de Cristo. Es llamado rey (Dn.11:36-39), exaltándose a sí mismo y hablando cosas maravillosas contra el Dios de los dioses.No hará caso del Dios de sus padres (señalando que será descendiente de Israel,probablemente de la tribu de Dan, (cp. Gn. 49:17). Tampoco hará caso del «deseo de lasmujeres» (esto es, del Mesías, de quien toda mujer judía anhelaba ser madre). Se exalta a símismo sobre todos. Es un idólatra, honrando a un dios que sus padres no conocieron. Elprofeta Zacarías lo describe como un pastor insensato e inútil, que descuidará el rebaño y seapacentará de él en lugar de apacentarlo (Zac. 11:15-17), en oposición al Señor Jesús, el BuenPastor.En distintas épocas se ha identificado muchas veces a personas históricas con el anticristo(por ejemplo, Mahoma). Igualmente muchos reformadores, como Wicleff, Lutero, Melancton,vieron el anticristo en ciertas instituciones eclesiásticas de Roma. Sin embargo, el tenor de lasEscrituras es que el anticristo es el pináculo de la apostasía humana contra Dios expresada enun caudillo personal, que se presentará en relación con Israel al final de la dispensación de lagracia. Ciertamente que multitud de individuos e instituciones han participado y participan desu carácter moral en tanto que niegan al Padre y al Hijo, y en tanto que usurpan el lugar deCristo, se oponen a la verdad y engañan a los hombres.Bibliografía:Anderson, Sir Robert: «El Príncipe que ha de venir» (Portavoz Evangélico, Barcelona, 1980);Blackstone, W. E.: «Jesús viene» (Vida, Miami, 1982);Carballosa, E. L.: «El dictador del futuro» (Portavoz Evangélico, Barcelona, 1978) yCarballosa, E. L.: «Daniel y el reino mesiánico» (Portavoz Evangélico, Barcelona, 1979);Hamilton, Gavin: «El Discurso del Monte Olivete» (Clíe, Terrassa, 1974) yHamilton, Gavin: «Maranatha» (Clíe, Terrassa, 1972);Lacueva, Francisco: «Escatología II», Curso de Formación Teológica Evangélica, vol. IX (Clíe,Terrassa, 1983);Payton, J. Barton: «Encyclopedia of Biblical Prophecy» (Harper and Row, New York, 1973);Pentecost, J. Dwight: «Eventos del porvenir» (Caribe, Maracaibo, 1977);Peters, G. N. H.: «The Theocratic Kingdom» (Kregel, Grand Rapids, reimpresión 1978: primeraedición, 1884, 3 vols.);Tan, Paul Lee: «The Interpretation of Prophecy» (BHM Books, Winona Lake, Ind., 1974);Walvoord, John F.: «The Millenial Kingdom» (Zondervan, Grand Rapids, 1977).
ANTÍOCO «el firme».Varios son los reyes de este nombre que reinaron sobre Siria y aunque no se mencionan porsu nombre en las Escrituras, aparecen algunos de ellos en la profecía de Daniel (Dn. 11). Elmás conocido de ellos es Antíoco IV Epifanes, que sucedió a su hermano Seleuco IV Filopáter,que fue envenenado por Heliodoro. Heliodoro fue a su vez muerto por Antíoco IV, que arrebatóel trono al heredero legal, hijo de su hermano (Dn. 11:21). Reinó del 175 al 164 a.C.Como resultado de su derrota ante los romanos en Egipto, volvió a Jerusalén a proseguir laobra de devastación que ya había iniciado antes. Ordenó la matanza de todos los hombres y laventa como esclavos de mujeres y niños. Estas órdenes fueron cumplidas parcialmente. Losmuros fueron derruidos y la ciudad saqueada, y erigió en el templo una estatua a JúpiterOlímpico, ofreciéndose sacrificios a este dios sobre el altar. Flavio Josefo ofrece ampliainformación sobre estos sucesos (Ant. 12:5, 3, etc.; Guerras. 1:1, 1-5). Le sucedió Antíoco V,que no ejerció dominio sobre Judea.
ANTIOQUÍA Ciudad situada junto al río Orontes al pie del monte Silpio, en la fértil Cilicia, hoy enclavada enTurquia. La ciudad está a unos 480 Km. de Jerusalén y casi a 30 del Mediterráneo. Estaimportante población estaba en el cruce de los intereses comerciales y de las civilizaciones delAntiguo Oriente, al tener acceso fácilmente a las comunicaciones marítimas y estar emplazadaen el cruce de importantes vías terrestres. Fue construida por Seleuco Nicátor en el año 300antes de Cristo y le dio el nombre en honor de su padre Antíoco. La ciudad pasó a la coloniaromana de Siria en el año 66 antes de Cristo.Bajo los romanos prosperó bastante, llegando a ser conocida como la «reina del Este», y fue latercera población del Imperio, después de Roma y de Alejandría. En la época del NuevoTestamento sus moradores eran griegos, romanos, sirios y judíos. En la ciudad propiamentedicha se hablaba el griego, pero en ciertos suburbios se hablaba el arameo. Sus habitantesgozaban fama de volubles, sarcásticos y disolutos en las costumbres, y esto último debido a losritos licenciosos que se celebraban en el templo de Apolo que se alzaba en los bosques deDafne.La numerosa colonia judía, que se componía de miembros adinerados de la diáspora, conocióel Evangelio bien poco después de la muerte de Esteban (Hch. 11:19); y fue precisamente allídonde primero se predicó el mensaje cristiano a los paganos y donde los seguidores de Cristorecibieron el nombre de «cristianos» (Hch. 11:26).Visitada primero por Bernabé (Hch. 11:22 s), luego por Bernabé y Pablo (Hch. 11:25),Antioquía fue punto de partida y de retorno de los dos primeros viajes misionales (Hch. 13:1-3;14:26-28; 15:40 s; 18:22). A pesar de que los acomodados cristianos de Antioquía ayudaban asus hermanos de Palestina (Hch. 11:27-30), por su modo de vivir y sus tendencias dieronmotivo al concilio apostólico y a que éste aconsejara que también los gentiles convertidos sesometieran a ciertas prácticas de la ley mosaica.Fue punto de apoyo de la actividad misionera de la primitiva Iglesia (Hch. 13:1-3; 14:26-28;15:35-40; 18:22). También en tiempos postbíblicos es ciudad importante dentro delCristianismo. La decadencia y las conquistas la convirtieron después en una pequeñapoblación (hoy, «antakje»). La «Escuela de Antioquía» no fue una institución docente ensentido formal, ni siquiera una escuela de catequesis, sino una mezcla de enseñanza yexégesis, tal como lo daban determinados maestros (por ejemplo Luciano de Antioquía, muertoen el año 312; Diodoro de Tarso, muerto en el año 394, uno de cuyos discípulos fue JuanCrisóstomo, muerto el 407). Centraban su interés en conservar el «sentido histórico» de laSagrada Escritura frente a especulaciones espiritualizadoras.
ANTIOQUÍA DE PISIDIA Ciudad fronteriza entre Frigia y Pisidia; al principio fue misionada con éxito (Hch. 13:11-49; cfr.Hch. 13:50); era sede del procónsul romano. La Iglesia primitiva se componía especialmentede gentiles.
ANTIPAS Este nombre es una abreviatura de «Antipater», «semejanza del padre».(a) Cristiano de Pérgamo, que sufrió martirio (Ap. 2:13).(b) Hijo de Herodes el Grande. (Véase HERODES ANTIPAS).
ANTÍPATRIS Ciudad entre Jerusalén y Cesarea, edificada por Herodes el Grande en el emplazamiento de laantigua Afec (Jos. 12:18). Herodes la llamó Antípatris en honor de su padre. Allí se detuvoPablo cuando le conducían preso a Cesarea (Hch. 23:31). En el siglo IV de nuestra era yaestaba en ruinas. El hombre supervive en la actual aldea Nar-abufutrus, al norte de la actualciudad de Jafa.
ANTONIA Una torre-fortaleza, reconstruida por Herodes el Grande sobre la antigua torre Baris de losMacabeos, cerca del templo en Jerusalén, donde estaba el cuerpo de guardia para vigilar losaccesos al sagrado recinto. Josefo nos dice (Guerras. 5:5, 8) que estaba situada «en laesquina de dos claustros del atrio del templo: el del oeste y el del norte; se levantaba sobre unaroca de cincuenta codos de altura, sobre un gran precipicio». Existe en la actualidad una torre,llamada Antonia, en el ángulo noroccidental, y hay indicaciones de una similar que se hallabaen el ángulo sudoriental. La antigua torre Antonia fue derruida por las tropas de Tito al tomarlael año 70 d.C.
ANTORCHA Se usaban en la Antigüedad en todos los pueblos como instrumentos de iluminación, y tambiénlos hebreos (Gn. 15:17; Jn. 18:3). A veces las empleaban en las batallas y en los sitios de lasciudades (Zac. 12:6). Estaban hechas de materias resinosas, generalmente plantas oderivados del betún. Las llamadas teas eran especialmente las usadas con fines guerreros(Jue. 6:16, 20; 15:4); se usa también en sentido simbólico para indicar iluminación espiritual(Jn. 5:35; 2 P. 1:19; Is. 62:21).
ANZUELO La pesca era una actividad muy común ya en Egipto, no solamente con red, sino también consedal y anzuelo (Is. 19:8); también era esto usado por los israelitas; el pez con la moneda en laboca fue pescado con anzuelo (Mt. 17:27). Habacuc usa simbólicamente esta imagen delatrapamiento de hombres para ser enviados al cautiverio (Hab. 1:15; cp. Am. 4:2).
AÑO El año judío es de doce o trece meses lunares, y en el primer caso se llama común y en elsegundo emboslímico. (Véase MES, CALENDARIO). El comienzo del año coincidía con elprincipio de la primavera, y esto era común entre los pueblos del Medio Oriente (Éx. 12:2). Enlos últimos libros de la Biblia se cita el mes de Nisán como el primero del año y a Adar como elduodécimo. La designación que los judíos modernos dan al año nuevo aparece en el profetaEzequiel (Ez. 40:1). Moisés organizó el calendario, y otra reorganización se hizo en tiempos dela inauguración del Templo en Jerusalén. Este calendario comienza con el mes de Tisri, en elcual se inauguró el nuevo templo; pero no vino a ser usado generalmente hasta el siglo I paralos efectos civiles, si bien es cierto que ya desde antiguo celebraban las fiestas religiosassegún el calendario religioso (Dt. 16:13; Éx. 23:16; 34:22), que comenzaba alrededor del otoñoy que hacía coincidir las principales fiestas religiosas con las festividades.Además del año astronómico o civil, el Antiguo Testamento señala otras dos clases de años: el«Año sabático» (Lv. 25:4), que debe considerarse como un año de descanso y que acontecíacada siete años, a semejanza de lo que ocurre con el sábado respecto de los demás días de lasemana. Este año repercutía en la agricultura, porque las tierras se dejaban en barbecho (Lv.25:1-7); sobre las personas, que eran liberadas, si habían incurrido en deudas o eran esclavos(Éx. 21:2) y sobre las finanzas (Dt. 15:7). El «Año jubilar», que se celebraba cuando secumplían siete semanas de años, o sea cada medio siglo. En él las tierras enajenadas volvíana ser propiedad de su legítimo dueño, y había libertad para todos los habitantes de Israel (Lv.25:10). Las estaciones del año no aparecen siempre claramente delimitadas en la Biblia.Los hebreos tenían varios acontecimientos que les servían como base para contar los años: lacreación del mundo, el éxodo (Éx. 19:1; 1 R. 6:1), la edificación del templo de Salomón (1 R.6:1; 8:1, 2), la cautividad de Babilonia (Ez. 33:21; 40:1) o el inicio de los distintos reinados(Salomón, David, Herodes, etc.). Véase TIEMPO.
AÑO NUEVO El año nuevo religioso judío empezaba el mes de Abib (Nisán en la nomenclatura babilónica),en base a la Ley de Moisés (Éx. 12:2). Con este mes se iniciaba el ciclo anual de las SieteFiestas de Jehová. (Véase FIESTAS).
AOD Juez libertador del pueblo de Israel que Jehová les levantó para que los librase del rey deMoab; Aod era zurdo (Jue. 3:15). Este juez reunió a los israelitas y los organizó, y así pudieronacabar con el ejército de sus enemigos (Jue. 3:27-29). Por medio del buen gobierno de Aod elpueblo tuvo ochenta años de paz (Jue. 3:30).
APEDREAMIENTO Entre los hebreos, el condenado era, generalmente, apedreado. Se usaba en aquellos delitosque eran castigados con la pena de muerte. Entre los que merecían esta cruel pena estaban: laidolatría (Lv. 20:2; Dt. 17:2-5), la blasfemia (Lv. 24:10-16), el quebrantamiento del sábado (Nm.15:32-36), la hechicería (Lv. 20:27), el falso ejercicio de la misión profética y el inducir al puebloa la idolatría (Dt. 13:1-11), la apropiación de un objeto sagrado (Jb. 6:17-19; 7:1; Lv. 27:28), ladesobediencia obstinada (Dt. 21:18-21) y varias clases de impureza.El lugar del apedreamiento o lapidación estaba en las afueras del campamento o de la ciudad(Lv. 24:14; 1 R. 21:9-13). El criminal era invitado a confesar su pecado (Jos. 7:19), y acontinuación uno de los testigos arrojaba una piedra grande sobre el pecho del culpable, y sieste golpe no era suficiente para darle muerte, intervenían los demás testigos, y si esto no eraaún suficiente, entonces arremetían todos los espectadores (Dt. 17:7). Los ajusticiadores sequitaban la ropa para tener mayor libertad de movimiento (Hch. 7:58). A veces al ajusticiado sele arrojaba desde una altura considerable. La lapidación era a menudo un recurso al que elpopulacho de las distintas épocas recurría cuando no podía soportar el mensaje o los hechosde algún personaje (Éx. 8:26; 2 Cr. 24:31; Lc. 20:6; Jn. 8:59; Hch. 5:26; 14:5; 19:2; 2 Co.11:25). El primer mártir cristiano, Esteban, murió lapidado.
APELACIÓN Cuando Pablo fue hecho prisionero recurrió a su derecho como ciudadano romano de apelar aCésar. La apelación, antigua prerrogativa aún vigente en el Derecho Romano, es aquellacláusula por la cual el reo puede pedir que su causa sea tratada por una autoridad superior a ladel que lo ha encausado. Al ser condenado por un tribunal local y de provincia, Pablo,invocando sus privilegios (Hch. 25:11,12, 21, 25; 26:32; 28:19), pudo escapar a susperseguidores y ser tratado más benignamente, como ciudadano romano.En el griego del Nuevo Testamento, especialmente en los Hechos de los Apóstoles y en lascartas paulinas, se usa la misma palabra «epicaleo» para invocar el nombre del Señor y sersalvo (Hch. 7:59; 9:14, 21; Ro. 10:12-14; 1 Co. 1:2); y en el pasaje de 2 Co. 1:23, Pablo llama(apela) a Dios por testigo.En la segunda carta de S. Pablo a Timoteo el apóstol recomienda a su discípulo apelar alSeñor con el mismo verbo griego, y le dice que el Señor está para ayudar y defender en todoslos momentos difíciles: «Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, elamor y la paz, con los que de corazón limpio «invocan» al Señor (2 Ti. 2:22). El nombre deCristo es nuestra mejor defensa si nosotros apelamos a Él. «¿No blasfeman ellos el buennombre que fue invocado sobre vosotros?» (Stg. 2:7). Este nombre, que fue invocado sobretodo el pueblo de Israel, sirve también de defensa para todos los que cumplen la ley conforme alas Escrituras de Cristo. El apóstol Pedro nos dice que tenemos ante el Padre un intercesor sinosotros apelamos a Él (1 P. 1:17).
APELLIDOS Los apellidos no eran usuales entre los hebreos pero se añadía una indicación de su origen:Jesús de Nazaret,José de Arimatea,María de Magdala,Nahum de EIcos.Podía ser también un patronímico:Simón hijo de Jonás (Bar-Jonás),Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo.También se podía hacer referencia a la profesión:Natán el profeta,José el carpintero,Simón el zelota,Mateo el publicano,Dionisio el areopagita.
APIA Del griego «Apfia».Cristiana que recibe salutación de Pablo en el encabezamiento de su epístola a Filemón.Pudiera tratarse de la esposa de Filemón (Flm. 2).
APIA (VÍA). Véase VÍA APIA.
APIO (Foro de) (Hch. 28:15). Población de Italia, como a 60 Km. al sur de Roma, sobre la famosa Vía Apia,donde los cristianos romanos vinieron a encontrar a Pablo prisionero. Sus ruinas existen cercade Triponti.
APIS Era un buey sagrado que representaba al dios egipcio Osiris; era seleccionado con grancuidado, y guardado de una manera estricta. Se supone que fue el recuerdo de este Apis loque hizo que los israelitas eligieran la forma de un becerro para su ídolo de oro. De las mismasEscrituras sabemos que los israelitas habían caído en la idolatría en la tierra de Egipto (Ez.20:6-8).
APOCALIPSIS Título del único libro profético del Nuevo Testamento, y que se toma de la primera palabragriega, que significa «revelación». En este libro, se desvela el futuro en una serie de visionespanorámicas contempladas por el Vidente apocalíptico. La luz y las tinieblas, el bien y el mal,son las fuerzas morales en oposición. Dios, Cristo y Satanás; hombres, salvos y perdidos, yángeles, santos e impíos, son los actores en este maravilloso libro acerca de los planes ypropósitos de Dios. Las escenas varían y cambian; ahora el tiempo, después la eternidad. Elcielo, la tierra, el abismo y el lago de fuego constituyen su escenario. El cántico de losredimidos y el llanto de los vencidos regocijan y apenan. El resultado es el triunfo de Dios, y lasglorias mileniales y eternas de Cristo resplandecen de una manera brillante e imperecedera.«Entonces» se cumplirá lo dicho por el antiguo profeta hebreo; «Verá el fruto de la aflicción desu alma y quedará satisfecho» (Is. 53:11).Los cielos y la tierra creados (Ap. 22:1) vienen a ser las moradas eternas de todo lo que essanto y bueno, en tanto que el lago de ruego (Ap. 21:8) recogerá todo aquello que es inicuo ycontrario a Dios.Así como la «gracia» es el tema central de las Epístolas, el tema característico de este libro esel «gobierno» público de Dios en sus tratos frente al mal y en la exaltación del bien.1. División:(a) Dos partes. Este libro se divide en dos partes principales:(A) Desde el capítulo 1 al 11:18, donde se delinean proféticamente el estado de cosas y losacontecimientos desde el final del primer siglo del cristianismo hasta la introducción del estadoeterno.(B) Desde el capítulo 11:19 hasta el 22:21, en el que se dan detalles relacionados con Israel yla Cristiandad en la terrible futura crisis de su historia.(b) Tres divisiones. La clave de las tres divisiones del libro nos es dada en Ap. 1:19. Aquítenemos la clave a la comprensión de este libro. Contiene un pasado, un presente y un futuro:(A) «Escribe las cosas que has visto.» Se trata de la visión de los versículos 10-18, en la queCristo, en medio de los siete candeleros de oro es el objeto central. «Pasado».(B) «Escribe las cosas... que son.» Éstas quedan expuestas en los capítulos 2 y 3, donde setraza el camino de la iglesia profesante a través de etapas contemporáneas y sucesivas de suhistoria, desde su decadencia (Ap. 2:4) hasta su rechazamiento (Ap. 3:16). «Presente».(C) «Escribe las cosas... que han de ser después de éstas.» Esta división comienza con elcapítulo 4 y sigue hasta 22:5. Ésta es esencialmente la parte profética del libro. «Futuro». Lossellos, las trompetas y las copas; Babilonia, las bodas, el reinado, etc., son todas cosas queesperan su cumplimiento.(c) Doce secciones. Todo el contenido del Apocalipsis se distribuye en doce secciones, y si seconsideran cuidadosamente, serán de gran ayuda para el estudio del libro.(A) Introducción general (Ap. 1:1-9).(B) Cristo en gloria judicial en medio de las siete iglesias de Asia (Ap. 1:10-18).(C) La iglesia en su profesión de testimonio de Dios sobre la tierra. Su creciente apartamientodel amor y de la verdad (Ap. 2, 3).(D) Los santos celestiales entronizados y glorificados, incluyendo a todos los mencionados en1 Tesalonicenses (1 Ts. 4:5-17), (Ap. 4, 5).(E) Los siete sellos sucesivamente abiertos por el Cordero (Ap. 6-8:1). El capítulo 7 es unpasaje parentético de sumo interés.(F) Las siete trompetas, tocadas sucesivamente por los ángeles (Ap. 8:2-11:18). Aquí tenemosal imperio romano reavivado como protagonista de estas profecías de juicio.(G) Tres fuentes (Ap. 12), dos actores (Ap. 13) y siete resultados (Ap. 14).(H) Las siete copas de la ira de Dios sucesivamente derramadas (Ap. 15-16). Los últimosactos de Dios en sus juicios sobre el imperio, Israel, y la tierra.(I) La Babilonia mística en sus asociaciones políticas y eclesiásticas y su total destrucción (Ap.17, 18).(J) Secuencia cronológica desde la caída de Babilonia hasta el estado eterno, que se abre con
APOCALÍPTICA (Literatura) Se trata de un tipo de escritos redactados en el seno del judaísmo, entre los siglos II a.C. y IId.C. Hay una gran cantidad de estos escritos, y presentan las siguientes características;(a) Fueron escritos en tiempos de grandes crisis (época de los Macabeos y de la destruccióndel templo por Tito).(b) El mensaje pretende haber sido escrito por algún profeta o patriarca del pasado (por lo quereciben el nombre de «pseudoepigráficos»).(c) Pretenden formar parte de un grupo de libros redactados en un pasado remoto, y limitadosa un grupo escogido de iniciados, que solamente podrían difundirlos al llegar el fin de lostiempos. Por lo general centran su mensaje en los temas de los profetas acerca de los últimostiempos, por lo que presentan grandes dosis de verdad mezcladas con interpretación,devoción, y también una gran cantidad de fantasía. Ejemplos de esta literatura lo tenemos en el:«Libro de Enoc»,«Libro de los jubileos»,«Testamento de Job»,«Apocalipsis de Baruc»,«IV de Esdras», etc.Con respecto al libro de Apocalipsis, las semejanzas que se han señalado entre éste y laliteratura apocalíptica es el trasfondo común de las profecías del Antiguo Testamento, la visióngloriosa del triunfo del Reino de Dios y de Su Mesías, el establecimiento del Reino Teocrático.Sin embargo, los contrastes son acusados. Apocalipsis, a diferencia del género apocalíptico,no pretende haber sido redactado por ningún antiguo patriarca o profeta, sino por uncontemporáneo de sus destinatarios. Sus visiones son sobrias, muy alejadas de la imaginaciónevidente en la literatura apocalíptica. La evidencia interna del libro de Apocalipsis lo colocasupremamente por encima de la literatura pseudoepigráfica apocalíptica y lo sitúa a la par conlos profetas, con los discursos del Señor Jesús y con las demás Escrituras. La literaturapseudoepigráfica apocalíptica pudiera haber estado presente en la mente del apóstol Pablocuando mencionó las «fábulas judaicas» (Tit. 1:4).(Véase DANIEL, LIBRO DE)Bibliografía:Morris, L.: «El Apocalipsis» (Certeza, Buenos Aires, 1977);West, N.: «The Thousand Years in Both Testaments» (Kregel Pub., Grand Rapids, s/f).
APÓCRIFOS (Libros) Gr. «apokrypha», «escondidos».Este término se aplica a un número de libros y escritos que aparecen en la versión griega delos LXX, pero que no aparecen en la Biblia hebrea. Posteriores casi todos ellos al siglo III a.C.,pasaron de la LXX a la versión latina (Vulgata) y a todas las versiones antiguas y modernashasta comienzos del siglo XIX. La sinagoga no los consideraba en absoluto inspirados. Ciertosautores de los mismos libros les niegan toda inspiración (véanse «Prólogo de Eclesiástico»; 1Mac. 4:46; 9:27; 2 Mac. 15:38, 39). No forman parte del canon judío. Jesús no los cita jamás, ytampoco los apóstoles. A ello se suman razones espirituales, por el desfavor con que se vieronacogidos estos libros. En el siglo IV, el mismo traductor de la Biblia latina, Jerónimo,descalificó el conjunto de libros introducidos por la LXX como parte del AT. Los apócrifos no sedistinguen en absoluto por su valor espiritual; el soplo profético brilla por su ausencia, y muchasde las doctrinas que allí se expresan, contradicen la doctrina del canon hebreo y la del NT,como la intercesión de los ángeles y de los santos (Tob. 12:12; 2 Mac. 15:14; Bar. 3:4), laredención de las almas después de la muerte (2 Mac. 12:42, 46), etc.La «Iglesia de Roma» ha preferido seguir el criterio de Agustín de Hipona al de Jerónimo, yconsidera como canónicos todos los libros admitidos por la LXX y la Vulgata, exceptuando «3y 4 Esdras» y la «Oración de Manasés», según decisión dogmática adoptada en el Concilio deTrento (1546) y confirmada en el Concilio Vaticano I (1870). En cambio, la Reforma se adhirióa los puntos de vista de Jerónimo. En su versión alemana de la Biblia (véase VERSIONES DELA BIBLIA), Lutero los rechazó de las páginas del AT, situándolos agrupados entre el AT y elNT, con la siguiente nota: «Libros que no deben ser considerados iguales a las SagradasEscrituras, pero que no obstante son útiles y buenos para ser leídos.»La Confesión de fe de Westminster (1643) declara: «Los libros llamados Apócrifos no sondivinamente inspirados, ni forman parte del Canon de las Escrituras, no teniendo tampocoautoridad alguna en la Iglesia de Dios. No hay que considerarlos más que a otra clase deescrito humano.» David Martín escribía, por su parte, en 1707, en el prefacio a los Apócrifos:«Estos libros son leídos por muy pocas personas, y a excepción del Eclesiástico, Sabiduría, ellibro primero de Macabeos y el capítulo 7 del segundo, el resto apenas si vale la pena de leer.»Fue en 1826 que la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera tomó la resolución de excluir todoslos libros apócrifos de sus ediciones. Esta decisión, sin embargo, se ha visto revocada a partirdel año 1968, cuando las Sociedades Bíblicas Unidas se comprometieron a una cooperacióncon Roma. Fruto de ello fue la traducción llamada «Dios habla hoy», o también «Dios llega alhombre»; para esta versión, en las ediciones de consumo católico, las Sociedades BíblicasUnidas incluyen los libros apócrifos, quebrantando así una larga tradición de imprimir sólo laPalabra de Dios sin añadiduras.Clasificación. Los apócrifos se pueden clasificar de la siguiente manera, siguiendo su carácterliterario:(a) Relatos históricos:1 y 2 Macabeos.(b) Obras patrióticas:Macabeos,Tobías,Judit,Adiciones a Ester,3 Esdras,Susana,Bel y el Dragón.Estos dos últimos son adiciones a Daniel.(c) Escritos líricos y místicos:Oración de Azarías (adición a Daniel),Oración de Manasés,Baruc,Epístola de Jeremías.(d) Libros morales y religiosos:Eclesiástico (o Sabiduría de Jesús, hijo de Sirach),Sabiduría de Salomón.El libro 4 Esdras y el 4 Macabeos forman parte de los pseudoepígrafos VéasePSEUDOEPIGRÁFICOS). Se trata de un conjunto de escritos judeocristianos que pertenecenal mismo grupo que los apócrifos, pero que han sido mantenidos siempre fuera de todapretensión de canonicidad; se presentan generalmente bajo el nombre de un personajecélebre. A diferencia de los libros canónicos del AT, escritos en hebreo con la excepción de
APÓCRIFOS DEL NUEVO TESTAMENTO No existe virtualmente controversia en la cristiandad acerca del canon del NT, comprendido porlos veintisiete libros conocidos (véase CANON). Los escritos apócrifos que, como tales, norecibieron entrada en el canon del Nuevo Testamento, se pueden clasificar así:(a) Evangelios apócrifos.De carácter herético, se pueden mencionar:el Evangelio de los Ebionitas,el de los Egipcios,el de Marción,el de Pedro,el de los Doce Apóstoles yel de Bernabé y Bartolomé;de carácter legendario y fantasioso, se conocen:el Protoevangelio de Santiago,el Pseudo-Mateo,La Natividad de María,el Evangelio de José el Carpintero,la Dormición de María,el Evangelio de Tomás,el de la Infancia,el de Pedro yel de Nicodemo.Lo anterior no agota el catálogo, sino que es tan sólo una muestra de la gran variedad deescritos que se difundieron en los primeros siglos. Sus fechas de redacción oscilan desde elsegundo siglo hasta el quinto, y su contenido va desde adiciones legendarias y fantasiosas ahistorias irreverentes y descabelladas, como en el «Evangelio» de Tomás. Se cuentanfantasías como aquella en la que el Niño hace unos pájaros de barro, a los que da vida, con loque estos se lanzan a volar, y cómo el Niño con Su poder hizo morir a otro niño que le habíacontrariado. En estas historias se narran hechos absurdos y totalmente alejados del elevadocarácter que se hace patente en todas las maravillas y obra obediente del Señor en losEvangelios canónicos. Ello muestra la decadencia a la que había llegado la cristiandad post-apostólica (cfr. la advertencia de Pablo en Hch. 20:28-31, etc.). Otros escritos son lisa yllanamente heréticos en muchas doctrinas, incluyendo el docetismo (herejía que pretendía queel cuerpo del Señor era una mera apariencia, y negaba la realidad de la Encarnación. [VéaseENCARNACIÓN]); hay también libros cuyo fin es la glorificación y exaltación de María.(b) Hechos apócrifos.Cabe mencionar:los Hechos de Pablo,de Pedro,de Juan,de Andrés,de Tomás.Novelescos, pero, peor aún, manchados con la herejía docetista, excepto el primero, y todosellos defendiendo el ascetismo.(c) Epístolas apócrifas.Incluyen varias pretendidamente escritas por la Virgen, una por el mismo Señor, y otras por elapóstol Pedro (en las que hace un violento ataque contra Pablo; falsificación de evidentetendencia ebionita, véase EBIONISMO), de Pablo a Séneca, etc.(d) Apocalipsis apócrifos,de los que se pueden mencionar:los de Pedro,de Pablo,uno no canónico de Juan,de Tomás y Esteban,e incluso uno de María.Bibliografía:Charles, R. H. ed.: «The Apocrypha and Pseudepigrapha of the Old Testament» (Oxford U.Press, Oxford, 1913);James, M. R.: «The Apocryphal New Testament» (Oxford U. Press, Oxford, 1924).
APOLONIA Ciudad en la provincia griega de Macedonia, parte del Imperio Romano situada cerca deAnfípolis en la vía Yacia, en el camino romano a Tesalónica. La ciudad recibió su nombre enhonor de Apolo, dios griego y romano del sol. Pablo pasó por Apolonia en su segundo viajemisionero (Hch. 17:1).
APOLOS Alteración del nombre «Apolonio» o «Apolodoro». Judío nacido en Alejandría, elocuente ypoderoso en las Escrituras. Conociendo sólo el bautismo de Juan, enseñaba diligentementelas cosas de Jesús. En Éfeso fue instruido con mayor detalle por Priscila y Aquila. Trabajó enCorinto, después del apóstol Pablo, que más tarde pudo decir: «Yo planté, Apolos regó. »Posteriormente, deseó en gran manera que Apolos volviera a visitar Corinto. Su nombre esasociado con el de Pablo en relación con el espíritu sectario en Corinto, que el apóstolreprendió duramente; pero al decir que «lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos» (1Co. 4:6), parece que los corintios tenían conductores locales, entre los cuales se situaban, y aquienes no nombran; con ello les dio una necesaria lección estableciendo los principiosgenerales usando su propio nombre y el de Apolos, en lugar del nombre de sus conductores(Hch. 18:24; 19:1; 1 Co. 1:12; 3:4-22; 4:6; 16:12; Tit. 3:13). No se puede en absoluto deducir,pues, que hubiera un grupo en Corinto de seguidores de Apolos en oposición a Pablo, sinoque había división entre ellos, que Pablo buscó sanar con una exhortación con un ejemplotransferido.
APOSENTO ALTO Las casas hebreas tenían en la parte superior una habitación, generalmente construida en eltecho y que por lo regular estaba comunicada por una escalera privada con el resto de lashabitaciones. En algunos libros de la Biblia esta expresión se traduce por «sala de verano»,«de recibo», «cámara» o también «desván» (Jue. 3:20-24; 1 R. 17:19-23). Eran, en general,las habitaciones más ventiladas y las más cómodas de la casa y se usaban especialmente enverano (2 R. 23:12), consideradas como dignas de ser moradas de los huéspedes respetadoso distinguidos (1 R. 17:20; 2 R. 4:10,11; Mr. 14:15; Hch. 1:13; 9:37; 20:8).
APOSTASÍA ver, ANTICRISTOSignifica «volverse atrás, recaer» (gr.).Pablo fue acusado de enseñar a los judíos entre los gentiles a que apostataran de Moisés(Hch. 21:21). Pablo enseñaba la libertad de la ley por la muerte de Cristo, y esto, para un judíorabínico estricto, constituiría apostasía, olvidando la promesa del Nuevo Pacto dada por elprofeta Jeremías (Jer. 31:31-34, etc.). Esta misma palabra se usa en Tesalonicenses (2 Ts.2:3), donde se enseña que el día del Señor no puede venir hasta que no venga «la apostasía»o abandono del cristianismo en relación con la manifestación del hombre de pecado. (VéaseANTICRISTO).Con respecto a apostasía individual, se trata en pasajes como Hebreos (He. 3:12; 10:26, 28), yen la Epístola de Judas. Hay también advertencias de que este tipo de apostasía se irágeneralizando al ir finalizando la presente dispensación (1 Ti. 4:1-3). Una apostasía implicanecesariamente una posición de la que se puede caer, una profesión hecha que se abandonade una manera deliberada. No se trata de un cristiano que caiga en algún pecado, sino de unabandono definido del cristianismo por parte de un profesante no convertido, que no haexperimentado la regeneración de la conversión. Las Escrituras no ofrecen ninguna esperanzapara tal estado.
APÓSTOL La palabra proviene del griego «apostelo», que significa «enviar en pos de sí» o «de partede».En el Nuevo Testamento se aplica a Jesucristo, que fue enviado por Dios para salvar al mundo(He. 3:1), aunque se aplica más comúnmente a las personas que fueron enviadas en comisiónpor el mismo Salvador; esto es, a cada uno de los doce discípulos escogidos por Jesús paraformar su cuerpo especial de mensajeros: Pedro, Andrés, Juan, Santiago hijo de Zebedeo,Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo o Leví, Simón Zelote, Judas Lebeo o Tadeo, Santiago hijo deAlfeo, Judas Iscariote. Después de su traición, este último fue sustituido por Matías (Mt. 10:2-42; Hch. 1:15-26; véanse los criterios en 1:21, 22). Aunque no elegido por Cristo junto con losanteriores, San Pablo fue también divinamente llamado e instituido por Él como apóstolespecial a los gentiles (Hch. 9:1-31; 1 Co. 9:11). Pablo podía acreditar su título de apóstol porhaber visto a Cristo resucitado (Gá. 1:12; 1 Co. 15).Los apóstoles fueron considerados como los jefes superiores de la Iglesia primitiva ydepositarios directos de la tradición cristiana. Eran tenidos en gran respeto, pero ninguno deellos ejerció primado infalible y supremo. Aunque hay varias tradiciones respecto a la vida,trabajos y fin que tuvo cada uno de los apóstoles, después de lo narrado en Hechos, nada sesabe de ello a punto fijo. El «Credo de los Apóstoles» no fue escrito por ellos, pero se llama asíporque encierra en compendio las doctrinas principales que profesaba la Iglesia primitiva,basándose en las enseñanzas apostólicas.
AQUILA «águila» (lat.).Un judío convertido del Ponto, marido de Priscila. Pablo lo conoció en Corinto (Hch. 18:2). Él yPablo trabajaron juntos como fabricantes de tiendas. Aquila y Priscila habían sido expulsadosde Roma bajo el edicto de Claudio contra los judíos. Viajaron con Pablo a Éfeso, dondepudieron ayudar espiritualmente a Apolos (Hch. 18:18-26). Se hallaban todavía en Éfesocuando Pablo escribió la primera epístola a los Corintios (1 Co. 16:19), y se hallaban en Romacuando se escribió la epístola a los creyentes de allí. En ella dice Pablo que ellos habíanarriesgado sus vidas por él, y que él y todas las iglesias de los gentiles se lo agradecían (Ro.16:3, 4). En la última epístola de Pablo aún les envía saludos (1 Ti. 4:19).
AQUIS «encantador de serpiente».(a) Rey filisteo de Gat. David se refugió dos veces bajo su protección, perseguido por Saúl. Laprimera vez sus siervos le recordaron cómo David tenía fama de haber matado «sus diezmiles». Al oír esto, David tuvo miedo y se fingió loco, y Aquis lo hizo expulsar (1 S. 21:10-15).La segunda vez que David huyó de Saúl, Aquis le dio la ciudad de Siclag. Al pedirle Aquis quele ayudara en su guerra contra Israel, David se vio obligado, muy a su pesar, a incluirse en elejército filisteo. Sin embargo, los otros príncipes se negaron a aceptar su ayuda, temiendo queDavid se pasara al enemigo (1 S. 27, 28).(b) Otro rey de Gat, a donde acudieron en busca e refugio los siervos de Simei. Esto llevó a lamuerte de Simei (1 R. 2:39, 40).
ARABÁ Depresión geológica que atraviesa Palestina de norte a sur = la depresión del Jordán y sucontinuación desde el mar Muerto al mar Rojo.En la Biblia, Arabá designa casi exclusivamente la hondonada del Jordán (Dt. 1:7; Jos. 18:8 yfrecuentemente); hoy se llama así solamente la depresión del mar Muerto.
ÁRABES. Véase ARABIA.
ARABIA (a) ARABIA:Por Arabia se entiende un país muy grande al sur, sureste y este de Palestina. En la antigüedadera, y hasta hace relativamente poco por los nativos, dividido en tres distritos:(A) La Arabia propia, que era la antigua Arabia Félix, que abarca la península que se extiendepor el sur hacia el mar de Arabia y por el norte en dirección al desierto.(B) Arabia occidental, lo mismo que la antigua Arabia Pétrea, que abarca el Sinaí y el desiertode Petra, extendiéndose desde Egipto y el mar Muerto hasta cerca de Petra.(C) La Arabia septentrional, adyacente a la Arabia occidental y que se extiende por el norte,hacia el Éufrates (1 R. 10:15; 2 Cr. 9:14; Is. 21:13; Jer. 25:24; Ez. 27:21; Gá. 1:17; 4:25).(b) ÁRABES:Los árabes tienen también a Abraham como padre. Leemos que Abraham envió a los hijos deCetura y de sus concubinas «hacia oriente» (Gn. 25:6). También había los descendientes deIsmael y los de Esaú. Muchos de éstos vinieron a ser «jefes», y no puede dudarse que son susdescendientes los que siguen poseyendo la tierra. Los hay que se llaman a sí mismos árabesismaelitas, y en el sur hay aún árabes joctanitas. Salomón recibía tributos de los reyes deArabia (1 R. 10:15). Josafat lo mismo (2 Cr. 17:11); en los días de Joram atacaron Judá,saquearon la casa del rey y se llevaron a sus esposas y a algunos de sus hijos (2 Cr. 21:17;22:1). Fueron vencidos por Uzías (2 Cr. 26:7).Durante el cautiverio de los judíos en Babilonia, algunos árabes se establecieron en Palestina yposteriormente se enfrentaron contra Nehemías (cp. Neh. 2:19; 4:7; 6:1). Los árabes se hallanentre las naciones que tenían relación con Israel y sobre las que se pronuncia juicio (Is. 21:13-17; Jer. 25:24). Su conflicto contra el Israel restaurado, hasta la intervención divina directa, estáprofetizado en diversos pasajes de las Escrituras (cp. Sal. 83).En el NT aparecen los árabes entre los presentes en el día de Pentecostés, pero no seespecifica si se trataba de judíos habitantes en Arabia o prosélitos (Hch. 2:11).
ARAD Asno silvestre.Ciudad cananea al extremo sur de Judea, que rechazó a los hebreos cuando intentaron entraren a Tierra Prometida.
ARADO Al principio se hacían de madera, siendo la más adecuada para ello la de alcornoque. Loscampesinos pobres no podían al principio tener arado con refuerzo de hierro. Sin embargo,para la época de David ya se menciona un uso más general del hierro en relación con laagricultura (2 S. 12:31). La acción de arar se usa metafóricamente de intensa aflicción (Sal.129:3). Es indudable que se trata de una mención profética del trato que el Señor Jesús sufrióen la tierra, especialmente de su flagelación.
ARAM. Ver ARAMEOS
ARAMEO (Lengua) La lengua aramea es una lengua semítica (noroccidental), originariamente el dialecto semíticode las tribus arameas que hacia el año 1200 a.C. penetraron en la región de culturasiropalestinense, fundando allí varias ciudades.El arameo evolucionó en formas y dialectos diversos y se subdivide en arameo antiguo, medioy moderno. La lengua, siendo una rama de las semíticas, se caracteriza por el triliteralismo ypor la importancia de las consonantes respecto de las vocales.El arameo se habla en el segundo milenio antes de Cristo. En la Biblia queda un indicio de queLabán hablaba arameo en el nombre Jegar Sahaduta que dio al monumento erigido pararecordar la alianza con Jacob, al que este último llamó en hebreo Galaad (Gn. 31:47). Ya en elsiglo VIII antes de Cristo el arameo es una especie de lengua común, especialmente por lainfluencia del Imperio Persa. Éstos difunden el arameo por toda la Mesopotamia, y de estaépoca nos quedan documentos escritos en los monumentos y en distintas formas. En la épocagriega los judíos usaban el arameo y lo intensificaron en la vida diaria con el fin de resistir lacultura y costumbres helénicas. De esta época datan varios comentarios de las Escriturasjudías. Como dialecto se usa todavía en ciertas poblaciones del Antilíbano. En el NuevoTestamento aparecen varias expresiones arameas que no han sido traducidas al griego y quese encontrarán en su respectivo artículo. Una es: "ELÍ, ELÍ, ¿LAMA SABACTANI?" y otra es:"MARANATA".
ARAMEOS Grupo étnico semítico entre Siria y el Éufrates, mencionado en las cartas de Amarna y en unainscripción de Tiglat-pileser I. El Antiguo Testamento da el nombre de «Aram Naharaim»,«Aram de los dos Ríos», al territorio comprendido entre los cursos superiores del Éufrates y delTigris (Gn. 24:10; Padán-aram, Gn. 25:20, etc.). Allí estuvo Harán, la patria de Abraham. Latradición une a Jacob con esta región, que en Dt. 26:5 es llamada de los arameos. En tiemposde David y Salomón existían, entre otros, los siguientes estados arameos: Samal, en el nortede Siria;Sobá, entre el Antilíbano y el desierto sirioárabe y en el valle superior del Leontes (2 S. 8:3 ss);Bet-rehob (2 S. 10:6), Maaca, Guesur y Damasco.Los asirios pusieron fin a la independencia de estas tribus y estados, también a la del reino deDamasco en el año 732 a.C. Los arameos lograron una gran influencia en Asiria. Su lengua seconvirtió en la lengua del comercio, y más tarde en la lengua común. Entretanto, el puebloarameo de los caldeos se había asentado en la región de la desembocadura del Éufrates y delTigris y había aumentado más y más su poderío. Este grupo arameizó el reino y, a partir de ladinastía neobabilónica, consiguió también el poder político.
ARAÑA (a) (heb. «akkabish»).Se sabe que se trata de una araña por la tela mencionada. Ésta, por su fragilidad, ilustra laconfianza del hipócrita, y también el tejer de los inicuos, que no les servirá de vestido (Jb. 8:14;Is. 59:5).(b) (Heb. «semanith»).Se supone que en realidad se refiere a un lagarto que tiene patas anchas como manos. Larevisión de 1977 de Reina-Valera da la traducción alternativa de «lagartija» en el margen,reteniendo la traducción tradicional de «araña» en el texto (Pr. 30:28).
ARARAT ver, DILUVIOTopónimo de una región montañosa de Turquia y Armenia junto al curso medio del Araxes,donde, según Gn. 8:4, se asentó el arca de Noé. El Ararat es probablemente el reino Urartu enlos montes Turco-Armenios, del que se habla en inscripciones cuneiformes, y cuyoflorecimiento se desarrolló entre los siglos IX y VII. Aquí huyeron los dos hijos de Senaquerib,después de asesinar a su padre (2 R. 19:37). Hoy son llamadas Ararat dos montañas deTurquia y Armenia.Los campesinos de la región tienen tradiciones sobre el arca de Noé. Durante la década de1973 a 1983 se han efectuado muchas expediciones para explorar la región y los montes deArarat. (Véase DILUVIO).
ARAUNA «Jehová es firme».A éste, David compró su era y bueyes para ofrecer sacrificio a Jehová (2 S. 24:16-24). Recibetambién el nombre de Ornán (1 Cr. 21:15-28). En el pasaje de Samuel se relata la compra de lamera era donde erigió el altar; en el Primero de Crónicas se incluye la compra del lugar,posiblemente posterior, que probablemente incluía la casa de Ornán. Esto es lo que ahora seconoce como el área del templo, en el sureste de Jerusalén.
ÁRBOL Las Sagradas Escrituras nos describen una flora correspondiente a las regiones subtropicales.En Palestina se alternan la aridez con la fertilidad. Las regiones más fértiles de las tierrasbíblicas eran la llanura de Sarón a lo largo de la costa (Is. 35:2), los bosques de pinos y cedrosdel Líbano y del Hermón y los valles próximos a Jericó (Éx. 9:25), el llano de Esdraelón enGalilea y ciertas regiones al otro lado del Jordán.Los árboles conocidos por los autores bíblicos eran de los tipos leñosos, arbustos y árboles demaderas resinosas. Los árboles son utilizados, además de sus usos naturales, para enseñardiversas verdades. Así, simbolizan al hombre justo (Sal. 1:3), que «es como el árbol plantadojunto a la corriente del agua»; dará buen fruto a su debido tiempo. Quien confía en el Señor escomo el árbol que tendrá follaje abundante y que no temerá el calor porque sus raíces estaránhundidas en el agua que conservará su verdor (Jer. 17:8). Quien pone su confianza en otrohombre viene a ser como tamarindo en la estepa, que habita en los lugares áridos y secos ynunca prospera (Jer. 17:6). La misma analogía se aplica también a los pueblos (Os. 14:6-8).A veces los árboles son personificados en figuras poéticas que alaban y celebran las obras deDios; así, en Isaías aplauden (Is. 55:12); en los Salmos se alegran y son saciados por lagenerosidad del Creador (Sal. 96:12; 104:16); comprenden las obras del Señor en Ezequiel(Ez. 17:24).(a) AT:Algunos árboles del Antiguo Testamento tienen un significado especial en la historia del pueblode Dios, ya que cerca de ellos tuvo lugar algún acontecimiento de especial significación; así:laencina de More en Hebrón, donde el Señor se apareció dos veces a Abraham (Gn. 12:6-7;18:1); el encinar de Mamre que está en Hebrón, donde Abraham edificó un altar (Gn. 13:8); elterebinto de Bet-el; la encina de Jabes, donde los habitantes de las cercanías enterraron a Saúly a sus hijos; la encina de Ofra, donde el Señor se apareció a Gedeón; el valle de Ela, dondeDavid mató a Goliat; el tamarisco de Beerseba, donde Abraham, después de estableceralianza con Abimelec, levantó un altar al Señor; el tamarisco de Gabaa, donde Saúl recibió lanoticia de que habían descubierto a David; la palmera de Débora, donde ésta solía sentarse ydonde los israelitas subían juntos para los juicios; el granado de Migrón, donde estaba sentadoSaúl cuando Jonatán intentó cruzar las filas enemigas de los filisteos (Gn. 12:6-7; 18:1; Gn.13:8; 1 R. 13:14; 1 Cr. 10:12; Jue. 6:11; 1 S. 17:2; Gn. 21:23-33; y 1 S. 22:6; Jue. 4:5; 1 S.14:2). Estos pasajes y muchos otros nos indican hasta qué punto los árboles gozan de uncarácter privilegiado, si bien accidental, en los hechos del pueblo de Dios. Los profetas y lasleyes ordenan destruir todo árbol que pueda ser, aun indirectamente, objeto de veneración o deculto que solamente se debía rendir al Señor (Dt. 12:2-3; 16:21; Jer. 2:20).(b) NT:En el Nuevo Testamento el árbol se menciona en el sentido general de vegetación, o como enel caso de las parábolas de Jesús: cuando compara el reino de Dios a un árbol frondoso en elcual todos los hombres tienen abrigo; o cuando lo compara al grano de mostaza (Mt. 13:22; Lc.13:19); o cuando enseña a discernir a los hombres buenos de los malos por sus frutos (Mt.7:17-19); los nuevos brotes de la higuera presagian el verano (Mt. 24:32; Lc. 21:29).El árbol sirve también para simbolizar la reprobación final del pueblo que no recibió a Cristo, enlos gestos y palabras del Bautista, cuando ya el hacha está puesta a la raíz para cortarlo yarrojarlo al fuego (Mt. 3:10; Lc. 3:9). Finalmente, los árboles estériles indican la maldición queimpide dar buenos frutos (Mt. 34:32; Lc. 21:29). Con relación a los distintos árboles véanse losrespectivos artículos.exc, ÁRBOL (A.T.)tip, FLORAlgunos árboles del Antiguo Testamento tienen un significado especial en la historia del pueblode Dios, ya que cerca de ellos tuvo lugar algún acontecimiento de especial significación; así: la
ÁRBOL DE LA VIDA El Antiguo Testamento habla del árbol de vida en los libros del Génesis (Gn. 2:9; 3:22-24) y enel de los Proverbios (Pr. 3:18). En el paraíso, este árbol fue colocado por Dios en medio de losdemás que eran hermosos a la vista y sabrosos al paladar. En el libro de los Proverbios lasabiduría es el «árbol de vida» asequible a cuantos se llegan a ella. La justicia es también unode los frutos del «árbol de vida».
ARCA DE NOÉ. Véase DILUVIO.
ARCA DEL PACTO Recibe también el nombre de Arca de Dios, Arca del Testimonio, Arca de Jehová. Era el cofresagrado del Tabernáculo y del Templo. Estaba hecha de madera de acacia, recubierta pordentro y por fuera de oro puro. Tenía 2-1/2 codos de longitud y 1-1/2 codos de anchura y dealtura, con una corona o cornisa de oro a su alrededor. Tenía a cada lado anillas de oro dondese insertaban las barras con las que era transportada. Su cubierta, sobre la que había dosquerubines totalmente de oro, recibía el nombre de PROPICIATORIO (véase). El arca era untipo de Cristo en que era figura de la manifestación de la justicia divina (oro) en el hombre; elpropiciatorio era el trono de Jehová, el lugar de Su morada en la tierra. En el arca se colocaronlas dos tablas de piedra (la justicia que Dios demandaba del hombre) y después el vaso de oroconteniendo maná, y la vara de Aarón que reverdeció. Con respecto al lugar del arca y decómo era desplazada, véase TABERNÁCULO.Durante el primer viaje de los hijos de Israel desde el monte Sinaí el arca del pacto fue delantede ellos, «buscándoles lugar de descanso», ejemplificando el bondadoso cuidado de Dioshacia ellos (Nm. 10:33). Cuando llegaron al Jordán, el arca era llevada por los sacerdotes2.000 codos por delante de las huestes, para que supieran por dónde debían ir (Jos. 3:3, 4), yel arca permaneció sobre los hombros de los sacerdotes en el lecho del río, hasta que todoshubieron pasado (Jos. 3:17). Esto es un tipo de la asociación en la muerte y resurrección deCristo.El arca les acompañó en su primera victoria en Jericó. Es sólo por el poder de Cristo enresurrección que el creyente puede tener la victoria. El tabernáculo fue plantado en Silo, eindudablemente el arca quedó allí (Jos. 18:1). En los días de Elí, al verse derrotado por losfilisteos, los israelitas fueron a buscar el arca a Silo, para que ella los salvara. Se vieron denuevo derrotados, y el arca, sobre la que habían depositado su confianza, en lugar de enJehová, fue tomada por los filisteos (1 S. 5:1). Pero el arca les provocó tales desgracias quedecidieron devolverla a los israelitas y la dispusieron a bordo de un carro nuevo. Éste, tiradopor dos vacas que criaban, sin conducción alguna, se alejó de sus terneros, milagrosamente, yse dirigieron a Bet-semes. Allí, Dios hirió a los hombres de aquel lugar por haber mirado dentrodel arca. Quedó después en casa de Abinadab (1 S. 6; 7:1, 2), en Quiriat-jearim.Años después David quiso llevar el arca a Jerusalén, imitando la manera en que lo habíanhecho los filisteos, que ignoraban las instrucciones precisas de Dios en la ley acerca de cómoésta debía ser llevada. De ello sobrevino una desgracia, pues David debía conocer la Ley, y fueculpable de descuido en las cosas sagradas, juntamente con aquellos que le rodeaban.Llevada a casa de Obed-edom, Dios bendijo esta casa. Entonces David hizo llevar el arca denuevo, esta vez siguiendo el orden divino, a hombros de los levitas (2 S. 6).Cuando Salomón hubo construido el templo, el arca fue llevada allí, y fueron quitadas las varascon que era llevada: el arca había hallado ahora su lugar de reposo en el reino de Salomón,que tipifica el reino milenial. Había allí solamente las dos tablas de piedra de la ley (1 R. 8:11).El maná había cesado cuando comieron del fruto de la tierra, que tipifica al Cristo celestial; y nose precisaba del testimonio de la vara de Aarón ahora que estaban en el reino teocrático. Lascircunstancias del desierto, en las que eran tan precisos el maná y el sacerdocio de Cristo,habían ahora pasado. Esto se menciona en Hebreos (He. 9:4) porque allí lo que se consideraes el tabernáculo y no el templo; la peregrinación y no el reposo.No se hace más mención del arca; se supone que fue llevada con las vasijas sagradas aBabilonia y que nunca volvió. Si es así, no hubo arca en el segundo templo ni en el temploerigido por Herodes. Tampoco leemos de ningún arca en relación con el templo descrito por
ARCÁNGEL. Véase ÁNGEL.
ARCILLA Compuesto de sílice y alúmina, tiene la característica de ser plástica cuando está mezcladacon agua. Al ser sometida a la acción del calor, pierde el agua y se contrae. De tierra arcillosase hicieron los moldes de las fundiciones del rey Salomón en la llanura del Jordán, entre Sucoty Saretán (1 R. 7:46; 2 Cr. 4:17). (Véase BARRO).
ARCO IRIS «El arco puesto en las nubes» fue dado a Noé por parte de Dios como pacto de que novolvería a destruir todo el mundo con un diluvio (Gn. 9:13-16). Las condiciones que son causadel arco iris, la refracción de la luz en gotas de lluvia, no existían antes del diluvio, puesto que elestado de la atmósfera era distinto del que tenemos después del diluvio. (Véase DILUVIO).El arco mencionado en Apocalipsis (Ap. 4:3; 10:1) es un símbolo de que, a pesar de todo elpecado del hombre, Dios ha sido fiel a su promesa respecto a la tierra. El hermoso arco irisdebiera siempre traernos a la memoria Su permanente fidelidad.Bibliografía:Morris, H. M., y John C. Whitcomb: «El Diluvio del Génesis» (Clíe, Terrassa, 1982).
ARCO Y FLECHAS El arco existía como arma ofensiva ya en tiempos de los patriarcas (Gn. 27:3; 48:22). Alprincipio era de madera, reforzándose después con ataduras. En tiempos posteriores losarcos estaban hechos de maderas finas y cuero. También se montaban sobre bronce (Jb.20:24), y de cuerno, que se disponían en ocasiones en doble curva, imitando los cuernos de losbueyes. Las flechas estaban hechas generalmente de cañas livianas, con puntas de sílex,bronce o hierro. Los benjamitas, entre los hebreos, eran maestros en el uso del arco (Jue. 20).
AREÓPAGO (griego, «Colina de Ares»).(a) Una de las colinas más bajas en la parte occidental de la Acrópolis de Atenas, consagradaa Ares, el dios de la guerra.(b) La suprema corte de Atenas que se reunía en la colina llamada Areópago para dictar susfallos. Todavía se pueden ver, labrados en la roca, los asientos de los jueces y de otrosfuncionarios. Según la opinión de algunos eruditos, Pablo defendió su causa y la delCristianismo ante el Areópago, pero lo más probable es que haya dirigido su mensaje a algúngrupo de filósofos en el mismo sitio en que la suprema corte dictaba sus fallos (Hch. 17:16 ss).Uno de los miembros de esta asamblea, Dionisio, llamado el Areopagita, se convirtió comoresultado de la predicación de Pablo, si bien los demás se burlaron de él.
ARETAS El apelativo común (como Faraón para los reyes de Egipto) de los reyes árabes del norte deArabia. Significa, en árabe, «forjador».El gobernador de Aretas en Damasco intentó arrestar a Pablo (2 Co. 11:32). Este rey, que erasuegro de Herodes Antipas, le hizo guerra por haberse divorciado de su hija, y le derrotó.Vitelio, gobernador de Siria, recibió orden de tomar a Aretas vivo o muerto, pero Tiberio murióantes de que esto pudiera llevarse a cabo. Calígula, que le sucedió en el imperio, hizo desterrara Antipas. Hizo ciertos cambios en Oriente y se supone que Damasco fue separada de laprovincia de Siria, y dada a Aretas.
ARFAD «lugar de reposo» (heb.).Ciudad fortificada cerca de Hamat, quizá la misma que Arvad (2 R. 18:34; 19:13; Is. 10:9;36:19; 37:13; Jer. 49:23).
ARFAXAD ver, CAINÁNDe significado incierto.Hijo de Sem, nacido dos años después del diluvio y de quien descendía Abraham (Gn. 10:22,24; 11:10-13; 1 Cr. 1:17, 18, 24). Es mencionado por Lucas como padre de Cainán (Lc. 3:36).(Véase CAINÁN).
ARGOD «fuerte».(a) Distrito al sur de Damasco, y que formaba parte de Basán, donde residían los gigantes.Tuvo hasta 60 ciudades, sobre las que reinó Og. Og fue vencido por Moisés, y Jair de Manaséstomó las ciudades fortificadas, que vinieron a formar parte de Manasés. Más tarde vino allamarse Traconite. En la actualidad se llama «El-Leyah». Se han hallado casas en este distritoque, por sus grandes proporciones se supone que fueron construidas por los gigantes (Dt. 3:3,4, 13, 14; 1 R. 4:13).(b) Un hombre, aparentemente al servicio de Pekaías, que fue muerto por Peka (2 R 15:25).
ARIEL (a) Un moabita (2 S. 23:20)(b) Nombre hebreo aplicado a Jerusalén «la ciudad donde habitó David» (Is. 29:1, 2, 7). Lamisma palabra ocurre tres veces en Ez. 43:15, 16.(c) Un jefe judío que estuvo con Esdras en el río Ahava y que el restaurador de Jerusalén envióa buscar colaboradores para la obra emprendida.La palabra Ariel se interpreta generalmente por «león de Dios» u «hogar de Dios».
ARIETE Una máquina parecida a la catapulta romana, que se usaba como máquina de guerra en lossitios de las ciudades, para abrir brechas en sus muros (2 S. 20:15; Ez. 4:2; 21:22; 26:9). Laparte principal de la máquina era una viga larga, grande y fuerte, con una cabeza metálica, enocasiones, en forma de cabeza de carnero, con la que se arremetía varias veces contra el murohasta hacerlo ceder.
ARIMATEA Patria de Samuel (1 S. 1:1) y la aldea de donde era José, el discípulo secreto que pidió aPilato el cuerpo de Cristo para darle sepultura (Mt. 27:50-60; Mr. 15:43; Lc. 23:51-53; Jn.19:38). Arimatea es la forma griega de Ramá (dual Ramatayím).
ARIOC «semejante a león» (heb.).(a) Rey de Elasar (Gn. 14:1, 9).(b) Capitán de la guardia de Nabucodonosor (Dn. 2:14, 15, 24, 25).
ARISTARCO «el mejor gobernante» (gr.).Un macedonio de Tesalónica, fue compañero de Pablo en varios de sus viajes y en su ida aRoma. Compartió voluntariamente el cautiverio de Pablo (Hch. 19:29; 20:4; 27:2; Col. 4:10;Flm. 24).
ARISTÓBULO «el mejor consejero» (gr.).Un residente de Roma, a cuya casa Pablo manda saludos (Ro. 16:10). Hay la tradición de quefue parte de los Setenta, y que predicó en Gran Bretaña.
ARMADURA Ninguna de las palabras hebreas traducidas «armadura» se refiere definidamente a lo que enla actualidad se entiende como tal. En un pasaje se refiere a una cota de malla (1 R. 22:34), enotros, a un coselete (2 Cr. 18:33, etc.).En el NT, «armadura» se utiliza simbólicamente.(a) «Hopla», en contraste a las obras de las tinieblas, debemos vestirnos con la «armadura [oarmas] de luz» (Ro. 13:12). Pablo y sus colaboradores quedaban acreditados como ministrosde Dios por «las armas de justicia a diestra y a siniestra» (2 Co. 6:7).(b) «Panoplia» se traduce como «plena armadura». Uno más fuerte que Satanás le arrebatatoda su «armadura» (Lc. 11:22). El cristiano es llamado a vestirse de «toda la armadura deDios», toda la panoplia de armas defensivas y ofensivas, para que pueda resistir en el día maloen su conflicto contra los poderes espirituales de maldad en las regiones celestes (Ef. 6:11,13).Las armas defensivas mencionadas en el anterior pasaje son: la coraza, las sandalias, elescudo, el yelmo; como arma ofensiva, se da la espada. (Véanse).
ARMAGEDÓN «montaña del degüello» (heb.).Es el nombre hebreo del lugar donde los reyes de la tierra y todas las naciones se reuniránpara hacer guerra contra el Señor Jesús en el gran día del Dios Todopoderoso (Ap. 16:16).Parece ser una mención al gran campo de batalla de Palestina en el Esdraelón y a Meguidomencionados en diversos pasajes de las Escrituras (Jue. 5:19; 1 R. 4:12; 2 R. 23:29, 30).
ARNÓN (Torrente) «corriente estruendosa».Un río que antiguamente fue el límite entre el país de los amorreos, al norte, y el de losmoabitas, al sur (Nm. 21:13, 26). Más tarde fue el límite entre la tribu de Rubén, al norte, yMoab, al sur (Dt. 3:8, 16; Jos. 13:16). Siempre tiene agua; desemboca en el mar Muerto.Abunda la vegetación en sus márgenes y el pescado en sus aguas.
AROER «desnudo, desnudez».Nombre que se da a tres poblaciones en el Antiguo Testamento.(a) Aldea junto a la ribera del río Arnón. Era el punto sur del reino de los amorreos gobernadopor Sihón (Dt. 2:36; Jos. 12:2; Jue. 11:26), y más tarde de la tribu de Rubén (Jos. 13:16); perofue fortificado y ocupado por los gaditas (Nm. 32:34). Ahora se llama Arair y es un lugardesolado al sur de Dibón.(b) Una ciudad en Gilead, en la frontera de Gad (Jos. 13:25).(c) Una aldea de Judá adonde David envió los despojos después de su victoria sobre losamalecitas (1 S. 30:28). Estaba situada en el Neguev y desempeñó un importante papel en lascartas de El-Amarna.
ARPA Quizás el más bello de los instrumentos y seguramente el más común entre los antiguos, elarpa se menciona muchas veces en la Biblia (1 S. 10:5; 2 S. 6:5; 1 R. 10:12; 1 Cr. 13:8; 15:16,etc.). Tenía en la Antigüedad diversos tamaños y formas, según se ha constatado por losnumerosos ejemplares encontrados en Mesopotamia. La traducción del término hebreo paraeste instrumento varía según las distintas versiones: arpa, salterio, cítara, lira, etc. El número delas cuerdas variaba según el tamaño y la forma de instrumento. Numerosos salmos estáncompuestos para ser tocados con arpa. David tocaba el arpa (1 S. 18:6 ss). En lasfestividades y en el culto del Templo las arpas acompañaban los cantos (1 Cr. 15:16; Neh.12:27).
ARQUELAO «jefe del pueblo» (gr.).Hijo de Herodes el Grande con Maltace, una samaritana. Sucedió a su padre como etnarca deIdumea, Judea, Samaria y las ciudades marítimas de Palestina. Debido a su carácter cruelJosé temió llevar al niño Jesús a su territorio y se dirigió a Galilea, que se hallaba bajo lajurisdicción de su hermano Antipas (Mt. 2:22). Reinó 10 años. Josefo relata de él que pocodespués de su accesión al trono hizo dar muerte a 3.000 judíos. Al final fue depuesto por susatrocidades y desterrado a Vienne en las Galias (Ant. 17:8, 9, etc.).
ARQUEOLOGÍA La ciencia arqueológica se ha desarrollado muchísimo en los últimos sesenta años y gracias aello hoy podemos constatar científicamente hechos y afirmaciones de los cuales la Biblia era laúnica evidencia que quedaba. En cuanto ciencia, estudia los restos de civilizaciones en suambiente y marco, y en su lugar exacto, con unas técnicas especiales que permiten reconstruirlos escenarios de los hechos mencionados en los textos antiguos.Los límites de la arqueología bíblica están impuestos por la historia: desde la época de lospatriarcas (hacia 1750 a.C.) hasta el siglo I d.C.; y por la geografía: Palestina y aquellos lugaresrelacionados con los personajes protagonistas de la epopeya bíblica o cuyas culturas influyeronen la vida de Israel: Egipto, Mesopotamia, Anatolia, Chipre, Persia, Fenicia, Siria, Grecia yRoma. Una rama especial de la historia, la epigrafía, interpreta los resultados de la búsquedaarqueológica; pero es evidente que no puede, ni mucho menos, probar o negar aquellasafirmaciones que están por encima de cualquier ciencia, porque son directa revelación deDios, aunque sí nos prueba que en tal situación y en tal época existió un hombre o un pueblocon las características descritas en el texto bíblico.Estos testigos del pasado, «colinas de ruinas» (llamados «tell», «construcciones», sepulcroscon los restos y accesorios de los muertos), son examinados generalmente por medio deexcavaciones. La arqueología bíblica dirige su atención a las excavaciones y hallazgos (armas,cerámica, adornos) de las poblaciones bíblicas y mira de fijar históricamente cualquier datoque de una manera u otra tenga relación con la Biblia. Su finalidad no es probar la verdad delos relatos de la Biblia, sino encontrar pruebas de la verdad histórica.La historia de la arqueología palestinense comienza en 1890 con las excavaciones de FlindersPetrie en tell «el-hesi». Sus conocimientos han sido de importancia para el trabajoarqueológico posterior:(a) Las colinas que los árabes llaman «tell» son colinas artificiales de escombros formadas pordiferentes capas de poblados superpuestos. La primera población está edificada sobre roca osobre tierra elevada. Después es destruida o abandonada. Los adobes se deshacen. Lossiguientes pobladores aplanan el terreno y construyen sobre las antiguas ruinas. La altura deescombros crece con el número de poblados. El «tell» de Meguido, por ejemplo, alcanza unaaltura de 21 m.(b) La finalidad de una excavación no es recoger piezas para un museo, sino conocer lahistoria de un lugar. Por lo tanto, tienen que considerarse todos los descubrimientos y,especialmente, el orden de las capas.(c) Las formas de la cerámica cambian en los diversos períodos culturales. Los fragmentosresistentes de arcilla cocida son un importante medio para delimitar las capas y fijar su época.Otras ayudas para determinar el tiempo de las capas de las excavaciones son el método de laradiactividad del carbono (para el tiempo anterior a los 3.000 años a.C.) y los hallazgos demonedas (a partir del tiempo de los persas).Después de Petrie se han desarrollado dos métodos de hacer excavaciones: el primero sacalas capas del «tell» una después de otra. Primeramente se mide la colina, después se deja aldescubierto la primera capa, se busca el plan de las paredes encontradas, se fotografía lacapa, se registran los hallazgos, se recogen los fragmentos marcados y las monedas, se unenlos fragmentos, se enumeran, se describen con exactitud y, a ser posible, se les pone la fecha.Después se quita la capa y se hace lo mismo con la segunda parte (ejemplo: Jasor). Según elmétodo del corte, usado por Mortimer Wheeler y Cathleen Kenyon, el «tell» es abierto pormedio por una profunda zanja. Después se hacen otros cortes rectangulares a los muroshallados (ejemplos: Jericó, Ofel en Jerusalén).Las inscripciones y los vestigios de escritura no son frecuentes en las excavaciones, y loshallazgos de bibliotecas enteras como las del Qumram solamente se dan de siglo en siglo;
ARQUIPO «caballerizo principal» (gr.).Maestro entre los cristianos en Colosas, a quien Pablo llama su compañero de milicia y a quienexhorta a cumplir su ministerio (Col. 4:17; Flm. 2).
ARRAS Objeto o suma de dinero que el comprador entrega al vendedor en el momento de hacer uncontrato, para asegurar su ejecución. Las arras tienen un valor jurídico: son una señal externade consentimiento prestado y una garantía de ejecución del contrato.Las arras se usaron en Israel desde los más remotos tiempos: Judá prometió a su nuera Tamar(sin saber que fuera su nuera) un cabrito si le permitía llegar a ella. Tamar accedió a condiciónde que le diera una «prenda»; Judá le entregó a título de arras, de garantía, su sello, el cordónque lo sostenía y el bastón (Gn. 38:17-20). El valor probativo del sello que entregó Judá esevidente y empeña la palabra del dador más que cualquier otro objeto.En el Nuevo Testamento, San Pablo habla tres veces de las «arras del Espíritu» (2 Co. 1:22;5:5; Ef. 1:14). El apóstol recuerda la fidelidad de Dios en cumplir todas sus promesas, y luegoañade que, en prueba de que cumplirá su promesa, nos ha dado el Espíritu a modo de arras. ElEspíritu Santo es la garantía de que el creyente tiene la salvación, de que ya posee la herenciadel reino de Dios, y sus dones y carismas son clarísima evidencia de que esta herenciaempieza a dar sus frutos. Las arras del Espíritu son una prenda del cumplimiento de laspromesas divinas.
ARREBATAMIENTO En el Antiguo Testamento nos encontramos con dos casos de personas arrebatadas a Dios:Enoc (Gn. 5:24; He. 11:5) y Elías (2 R. 2:11), sin ver la muerte.En el Nuevo Testamento tenemos la promesa del arrebatamiento de los de Cristo en Suvenida. Primero habrá la resurrección de los muertos «en Cristo», y luego todos los creyentesvivos entonces, juntamente con los santos acabados de resucitar, serán arrebatados pararecibir al Señor en el aire (1 Ts. 4:16-17). Este hecho preliminar de la venida del Señor es delmayor de los intereses para la Iglesia, que recibe la instrucción de esperar a su Señor (Tit.2:11-14). (Véase VENIDA [SEGUNDA]).
ARREBATAMIENTO PARCIAL Los proponentes de esta postura defienden que sólo los creyentes que estén velando seránarrebatados antes de la tribulación, mientras que los creyentes tibios serán dejados para pasarpor la tribulación. Sin embargo, la promesa del arrebatamiento es para todos los creyentes,con independencia de su estado (1 Co. 15:51-54; 1 Ts. 1:9-10; 2:19; 4:13-18; 5:4-11; Ap.22:12). El estado del cristiano sí que tendrá que ver con las recompensas ante el tribunal deCristo (véase JUICIO).Véase TRIBULACIÓN (GRAN).
ARREPENTIMIENTO Palabras que en las lenguas modernas expresan una verdad central en la historia de laRevelación de Dios a los hombres. Tanto en el hebreo como en el griego bíblicos hay variaspalabras para expresar la conversión del pecador a Dios. La necesidad del arrepentimientopara entrar en el reino de Dios es algo que el Nuevo Testamento afirma tajantemente (Mt. 3:8;Lc. 5:32; Hch. 5:31; 11:18; 26:20; Ro. 2:4, etc.).En el Antiguo Testamento, este término se aplica también a Dios, mostrando cómo Dios, en sugobierno sobre la tierra, expresa su propio sentimiento acerca de los sucesos que tienen lugarsobre ella. Pero esto no choca con Su omnipresencia. Son dos los sentidos en que se habladel arrepentimiento con respecto a Dios.(1) En cuanto a Su propia creación o designación de objetos que después no corresponden aSu gloria. Se arrepintió de haber hecho al hombre sobre la tierra y de haber puesto a Saúlcomo rey sobre Israel (Gn. 6:6, 7; 1 S. 15:11, 35).(2) En cuanto a castigos de los que ha amenazado o bendiciones que ha prometido. CuandoIsrael se apartaba de sus malos caminos y buscaba a Dios entonces Dios se arrepentía delcastigo que Él había dispuesto (2 S. 24:16, etc.).Por otra parte, las promesas de bendecir al pueblo de Israel cuando estaba en la tierra fueroncondicionadas a su obediencia, de manera que Dios, si ellos hacían lo malo, se arrepentiría delbien que Él les había prometido. tanto a Israel como, de hecho, a cualquier otra nación (Jer.18:8-10). Entonces alteraría el orden de Sus tratos hacia ellos. En cuanto a Israel. el Señor llegaa decir: «Estoy cansado de arrepentirme» (Jer. 15:6). En todo esto entra la responsabilidadhumana, así como el gobierno divino.Pero las «promesas incondicionales» de Dios, dadas a Abraham, Isaac y Jacob, no estánsujetas a arrepentimiento. «Porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables» (Ro.11:29). «Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta. El dijo,¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?» (Nm. 13:19; 1 S. 15:29; Mal. 3:6). Y esto tiene quemantenerse así con respecto a cada propósito de Su voluntad.Con respecto al hombre, el arrepentimiento es el necesario precursor de su experiencia de lagracia de Dios. Se presentan dos motivos para el arrepentimiento: la bondad de Dios que guíaal arrepentimiento (Ro. 2:4), y el juicio que se avecina, en razón del cual Dios manda a todoslos hombres ahora que se arrepientan (Hch. 17:30, 31); pero es de Su gracia y para Su gloriaque se abre esta puerta de retorno a Él (Hch. 11:18). Él allega para sí al hombre en Su graciaen base a que Su justicia ha quedado salvaguardada por la muerte de Cristo. De ahí que eltestimonio divino es «del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro SeñorJesucristo» (Hch. 20:21). El arrepentimiento ha sido definido como «un cambio de mente haciaDios que conduce al juicio de uno mismo y de los propios actos» (1 R. 8:47; Ez. 14:6; Mt. 3:2;9:13; Lc. 15:7; Hch. 20:21; 2 Co. 7:9, 10, etc.). Esto no sería posible si no fuera por elreconocimiento de que Dios es misericordioso.También se habla de arrepentimiento en relación con un cambio de pensamiento y de acciónallí donde no hay mal del que arrepentirse (2 Co. 7:8).En la predicación apostólica el arrepentimiento es uno de los temas centrales; ya desde lapredicación de Jesús lo encontramos como una de las exigencias del reino, y el día dePentecostés, en su sermón, Pedro termina invitando a los oyentes a arrepentirse de suspecados y convertirse a Cristo (Hch. 3:19; 2 Co. 7:9; He. 6:1; Ap. 2:21). En el NuevoTestamento la palabra «arrepentimiento» es, por lo general, la traducción de la palabra«metanoia», que significa cambio de actitud, cambio de modo de pensar o de plan de vida (Mt.3:2; 4:17; 11:20; Mr. 1:15; 6:12; Lc. 10:13; 11:32; Hch. 2:38; 8:22; 17:30; 2 Co. 12:12; Ap. 2:5,16). Éstos y muchos otros pasajes del Nuevo Testamento nos indican la centralidad de estarealidad y de esta doctrina en el mensaje de Cristo y de los apóstoles.
ARROYO Principalmente traducción del vocablo hebreo «nadal» (Gn. 32:23). Se trata de un torrente demontaña que a menudo se seca en verano, y por ello frecuentemente frustrante (cp. Jb. 6:15,«nahal»). Son numerosos en Palestina. Se traduce también como «valle», refiriéndose a unaespecie de cañada y que en árabe recibe el nombre de «wadi».
ARTAJERJES «aquel cuya señoría es la ley»; también «gran jefe».Nombre de varios reyes de la dinastía persa. Los principales son:(a) Artajerjes I Longímano (465-424). Subió al trono mediante la eliminación violenta de suantecesor.(b) Artajerjes II Mnemón (404-358), hijo de Darío II, combatió contra Ciro el Joven como lo relatamagistralmente Jenofonte en su «Anábasis».(c) Artajerjes III Ocos (358-338), tipo enérgico y cruel que eliminó a toda la familia; así nos lopresentan los historiadores.En la Biblia se mencionan varios de éstos. Refiere Esdras que Artajerjes mandó parar lasobras de Jerusalén (Esd. 4:7-23); esto coincide con las intrigas antijudías que reinaban en lacorte de Babilonia. Este Artajerjes es, sin duda, Artajerjes I Longímano, que gobernaba cuandoEsdras y Nehemías llegaron a Jerusalén (Esd. 4:7; 6:14; 7:1; 8:1; Neh. 2:1; 5:14; 13:6). (VéaseASUERO).
ARTEMAS Nombre propio de origen griego: «fresco, sano».Cristiano de una de las comunidades fundadas por Pablo; según Tito (Tit. 3:2), Pablo lo envió,en compañía de Tíquico, a Tito.
ASA Dos personajes aparecen con este nombre en la Biblia:(a) Asa hijo de Elcana y padre de Berequias, morador de los poblados netofatitas. Su hijo fueuno de los que al regresar del exilio se estableció en Jerusalén (1 Cr. 9:16).Asa tercer rey de Judá y reformador de las costumbres del pueblo. Reinó 41 años (911-870).Eliminó los ídolos que habían introducido sus antepasados y favoreció el retorno del pueblo a laadoración del verdadero Dios (1 R. 15:12, 13; 2 Cr. 15:8, 17; 1 R. 15:15). Hizo un censo de lapoblación, fortificó las fronteras, rechazó victoriosamente a los invasores. Le sucedió su hijoJosafat. Mateo lo incluye entre los antepasados de Cristo (1 R. 15:17-22, 23; 1 Cr. 14:5, 6;14:9-15; 16:7-20; Mt. 1:7).
ASAEL «Dios ha creado».Nombre de persona, uno de los «héroes» de David (2 S. 23:24), hermano de Joab y de Abisai,asesinado por Abner (2 S. 2:18-32). Era renombrado por su velocidad en la carrera.
ASAF «recolector» (heb.).Cinco personas llevan este nombre en el AT:(a) Un director del coro en la época de David, que una vez es llamado «vidente» (2 Cr. 29:30).Descendía de Gersón (1 Cr. 6:39; 15:17, 19; 16:5, 7, 37, etc.). Se le atribuyen doce salmos(Sal. 50, 73-83). Parece que su cargo era hereditario (Esd. 2:41; 3:10; Neh. 7:44, etc.).(b) Padre de Joa, canciller del rey Ezequías (2 R. 18:18, 37; Is. 36:3, 22).(c) Un levita cuyos descendientes moraron en Jerusalén después del exilio (1 Cr. 9:15).(d) Un coreíta, cuyos descendientes fueron vigilantes del tabernáculo en tiempos de David (1Cr. 26:1).(e) Un funcionario, probablemente judío, guarda del bosque del rey Artajerjes en Judea (Neh.2:8).
ASALARIADO Éstos se distinguían de los siervos domésticos, que generalmente eran esclavos. Losasalariados se contrataban por días, y se les pagaba al acabar el día. Un asalariado delsacerdote no era considerado parte de la familia, y no se le permitía comer de las cosassantas, en tanto que los esclavos eran considerados parte integrante de la familia (Lv. 19:13;22:10; Dt. 15:18; 24:14; Jb. 14:6; Mal. 3:5). Los asalariados son contrastados en el NT con elpastor dueño de las ovejas (Mt. 20:1-8; Lc. 15:17, 19; Jn. 10:12, 13). (Véase JORNALERO)
ASCALÓN Una de las cinco ciudades reales de los filisteos, cayó en suerte a Judá, que tomó Ascalón ysus costas (Jue. 1:18), pero sin someterla realmente, porque seguía estando en manos de losfilisteos cuando Sansón dio muerte a treinta hombres de la ciudad (Jue. 14:19). Siguióperteneciendo a los filisteos (1 S. 6:17; 2 S. 1:20). Esta ciudad fue objeto de amenazas divinas(Jer. 25:20; 47:5, 7; Am. 1:8; Zac. 9:5), y el residuo de Judá morará allí (Sof. 2:4, 7).En tiempos más recientes, esta ciudad fue dominada por los Cruzados, y dentro de sus murostenía su corte Ricardo III de Inglaterra, el llamado «Corazón de León». Las excavacionesarqueológicas han descubierto una capa de cenizas de considerable grosor.Ascalón estaba situada en la costa, a mitad de camino entre Gaza y Asdod, a 31° 41' N. Losisraelitas la volvieron a fundar en 1949, cerca de las ruinas de la vieja ciudad, y es centroindustrial y terminal del oleoducto que une Elat, en el golfo de Akaba, con el mar Mediterráneo.
ASCENSIÓN 40 días después de la Pascua, Cristo ascendió al cielo en medio de Sus discípulos, volviendoa Su Padre para ser glorificado a Su diestra (Mr. 16:19; Lc. 24:50-51; Hch. 1:9-12). Estecoronamiento de Su obra redentora estaba previsto en el AT (Sal. 68:19; 110:1). Jesús mismola había anunciado en repetidas ocasiones (Lc. 9:31, 51; 19:12; Jn. 6:62; 7:33; 12:32; 14:12,28; 16:5, 10, 17, 28; 17:5, 13; 20:17) y Su predicho retorno sobre las nubes del cielo implicabaSu ascensión previa (Mt. 24:30; 26:64).Los apóstoles insisten mucho en lo sucedido aquel día:Pedro (Hch. 2:33-36; 3:21; 1 P. 3:22).Pablo (Ef. 1:20-22; 2:6; 4:8, 10; Fil. 3:20; 1 Ts. 4:16; 2 Ts. 1:7; 1 Ti. 3:16).En Hebreos (He. 1:3, 13; 2:9; 6:20; 9:11-12, 24, 28).Y Juan (en su evangelio ya citado y en Ap. 3:21; 5:6, 13).La Ascensión es el sello y la consecuencia necesaria de la resurrección de Jesucristo Despuésde su humillación Él ha sido ahora soberanamente exaltado (Fil. 2:5-11) Sentado desdeentonces a la diestra de Dios ha recibido todo poder en el cielo y sobre la tierra (Mt. 28:18, He.12:2). Habiendo penetrado en el Santísimo, esto es, ante la misma presencia de Dios, cumpleen nuestro favor Su oficio de intercesor y de sumo sacerdote (Ro. 8:34; He. 7:25; 9:24). Harecibido del Padre el Espíritu Santo que prometió, y lo ha dado a la Iglesia con todos Susdones (Hch. 2:33). Es nuestro abogado ante Dios, siempre presto a acogernos ante el trono dela gracia (1 Jn. 2:1; He. 4:14-16). Allí en lo alto está preparándonos lugar (Jn. 14:2), esperandoÉl mismo el definitivo triunfo sobre todos Sus enemigos (He. 10:12-13).La Ascensión de Cristo está estrechamente relacionada con Su retorno. El Señor volverá de lamisma manera que subió al cielo (Hch. 1:9-12), esto es: personalmente (Jn. 14:3), corporal yvisiblemente (Mt. 24:30; Ap. 1:7), sobre y con las nubes (Ap. 1:7; Dn. 7:13), repentinamente (1Ts. 5:2-3), en gloria y con Sus ángeles (Mt. 16:27; 24:30), sobre el monte de los Olivos (Zac.14:3-4).
ASDOD Ciudad-estado anaquita (Jos. 11:22), desde el siglo XII a.C., filistea. Era famoso su santuariodel dios Dagón (1 S. 5:2-5), en cuyo templo fue mantenida en cautividad el arca (1 S. 5:1-8;6:17). Ozías destruyó sus murallas (2 Cr. 26:6). El año 711 a.C., Sargón la ocupó (Is. 20:1).Según un relato de Herodoto, el faraón Psammético la sitió hacia el año 620 a.C. por espaciode 29 años. Destruida por los macabeos, Asdod fue reconstruida por el general romanoGabinio. Según Hch. 8:40, Felipe predicó en ella. La actual Asdod yace a unos 7 Km. al nortede la antigua población. La Biblia de Reina-Valera escribe Azoto en algunos pasajes en lugarde Asdod. En la actualidad es el segundo puerto de Israel.
ASEDIO Táctica militar para la reducción de un punto fuerte por hambre. Al enfrentarse con unaresistencia tenaz, e imposibilitarse un asalto frontal, los ejércitos que atacaban una fortaleza ouna ciudad fortificada la rodeaban, impidiendo la salida o la entrada de personas y bienes enella. Con frecuencia, los asedios duraban años, en el transcurso de los cuales se dabannumerosas escaramuzas, ataques por diversos medios, entradas, salidas. Cuando losinvasores juzgaban que la moral y el estado físico de los defensores de la ciudad habíanbajado, se lanzaban al ataque con arietes, plataformas, escalas, o con estratagemasintentaban conseguir la apertura de la ciudad. Estos esfuerzos eran rechazados con todo tipode armas defensivas, incluyendo el uso de aceite hirviendo arrojado sobre los atacantes. Losromanos perfeccionaron las técnicas, construyendo verdaderas rampas de asalto, paralanzarse sobre la ciudad fortificada. En muchas ocasiones, la fase final de ataque se resolvíaen una degollina general de la población de la ciudad y su saqueo. Josefo da una vívidadescripción del asedio de Jerusalén por los romanos (Guerras 5-6). Ver la estremecedoralamentación de Jeremías, del resultado del asedio de Nabucodonosor (Libro deLamentaciones).
ASENAT Nombre propio egipcio que significa «posesión de la diosa Neit».En La Biblia es el nombre de la hija de Potifera, el sacerdote de la ciudad de On, que la dio poresposa a José (Gn. 41:45). Asenat fue madre de Manasés y de Efraín (Gn. 46:20).
ASER «feliz» (heb.).(a) Octavo hijo de Jacob, su madre fue Zilpa, la criada de Lea (Gn. 30:13). Cuando Jacob llamóa sus hijos a su alrededor para contarles lo que les sucedería al final de los días (Keil-Delitzsch), esto es, el futuro escatológico relacionado con los días del Mesías: «El pan de Aserserá substancioso, y él dará deleites al rey» (Gn. 49:1, 20).(b) Una ciudad al este de Siquem, en el camino a Bet-sean, en Manasés, en la riberaoccidental del Jordán (Jos. 17:7).
ASER (Tribu) «feliz» (heb.).La descendencia de Aser constituyó una de las Doce Tribus. Su herencia en la tierra seextendía desde el monte Carmelo hacia el norte, y limitada al este por Neftalí, y al sudeste porZabulón. Es indudable que el territorio que hubieran debido poseer hubiera debido tocar elmar, pero no expulsaron a los habitantes de Aco, Sidón, Ahlab, Aczib, Helba, Afec y Rehob(Jue. 1:31, 32). Así, Aser no entró en posesión de la franja costera, y vinieron entre loscananeos.Débora y Barac tuvieron que lamentar que Aser no acudiera en apoyo de ellos en su luchacontra los cananeos (Jue. 5:17), pero cuando los madianitas y amalecitas invadieron el país,Aser respondió al llamamiento de Gedeón (Jue. 6:35; 7:23). Cuando tuvo lugar el cismanacional, Aser vino a formar parte de Israel, el reino del norte, y es poco lo que se dice desdeentonces de esta tribu.En el NT, Ana, profetisa, de la tribu de Aser, dio gracias en el templo al ver al Salvador. Asertendrá todavía una parte en la tierra, y bendición (Ez. 48:2, 3).
ASERA Diosa femenina cananea de la fertilidad, esposa de Baal (en Ugarit de Él, «el padre de losdioses»). Su imagen fue venerada: en Jerusalén (1 R. 15:13), en Israel (1 R. 16:33), en eltemplo de Baal en Samaria (2 R. 21:3, 7).Su símbolo, llamado también Asera, era el árbol santo o tronco sagrado junto al altar. ElDeuteronomio exige repetidamente que los aseras sean cortados (Dt. 7:5), quemados (Dt.12:3) o bien que ni siquiera sean plantados (Dt. 16:21). Los libros sagrados y los profetascondenaron esta profanación del lugar sagrado como adulterio e infidelidad de Israel para conel Dios Santo (Éx. 34:12; Jue. 6:25; Mi. 5:13; Jer. 17:1-4, y en muchos otros pasajes).
ASFALTO (heb. «chemar»).Se halla en la orilla del mar Muerto y en otros lugares, en bolsas. Cuando se mezcla conalquitrán forma un material impermeable (Gn. 11:3; 14:10; Éx. 2:3).
ASIA En el NT este término no se refiere al continente ahora llamado Asia, y ni siquiera incluye todala llamada Asia Menor; se refiere simplemente a la parte occidental de Asia Menor legada aRoma por Atalo III Filometor, rey de Pérgamo o rey de Asia, en el año 133 a.C. Esta provincia,de la que Éfeso era la capital, incluía Caria, Lidia y Misia, que antiguamente eran llamadasDoris, lonia y Aelois. Era gobernada por un procónsul. En Hch. 2:9, 10, «Asia» no incluye a laCapadocia, el Ponto, la Frigia, ni la Panfilia, que se hallan todas en Asia Menor (ver también 1P. 1:1). Se puede observar en el mapa que las siete iglesias de Asia mencionadas enApocalipsis se hallan todas en el distrito tratado. Pablo dedicó muchas labores en otras partesde Asia Menor, y al haber frecuente relación entre las varias localidades y Éfeso, pudiera serque en algunos pasajes se entienda por «Asia» un área más extensa (p. ej., Hch. 19:10, 26,27).
ASIARCA «Jefes de Asia» (gr.).Eran cargos elegidos anualmente por las ciudades en la provincia romana de Asia. Seencargaban de los juegos públicos y de las celebraciones religiosas (Hch. 19:31). Los habíasimilares en las otras provincias, como siriarcas para Siria, etc. Algunos de los asiarcas eranamigos de Pablo, y le rogaron que no se expusiera al peligro en el teatro: no siempre se podíancontrolar las multitudes.
ASIRIA El gran reino de Asiria estaba situado cerca del río Tigris, limitado al norte por Armenia, por elmonte Zagros y Media al este, Babilonia al sur, Siria y el desierto de Siria al oeste. Pero esindudable que sus fronteras no fueron siempre las mismas. Nínive vino a ser su capital. Susruinas se hallan ahora dentro del territorio del Iraq. La primera alusión a Asiria se halla enGénesis (Gn. 2:4), donde leemos que uno de los ríos del Paraíso «va al oriente de Asiria»(traducción alternativa: «iba hacia el este a Asiria»).El nombre de Asiria parece haber derivado de su primera capital, Assur (que ahora recibe elnombre de Qal 'at Sarqat), sobre el Tigris. Aparentemente, gentes procedentes de Babiloniaestablecieron allí una monarquía, y hubo varios reyes antes de Salmansar I (alrededor del año1300 a.C.). Su descendencia mantuvo el trono durante seis generaciones hasta Tiglat-pileser I(alrededor del año 1130 a.C.). Este último puede ser considerado como el fundador del primerImperio Asirio. Hermoseó Nínive y acaudilló sus ejércitos en varias direcciones. Después de él,el reino entró en decadencia bajo Rimón-nirari II, 911 a.C., pero el hijo de éste, Assurnatsir-pal,883 a.C., volvió a reforzar el reino, arrebatando territorio de los fenicios y de los «Kaldu»(caldeos). Le sucedió Salmansar III, 858 a.C., que expandió aún más sus fronteras, y dejórelatos de sus conquistas, de los que se conservan tres monumentos en el Museo Británico,uno de los cuales es el llamado Obelisco Negro. En él aparecen como coaligados en contra deél, Ben-adad, rey de Siria, y Acab, rey de Israel. Éstos fueron derrotados en la batalla de Karkaren el año 853 a.C. Hazael de Damasco fue también vencido; recibió tributo de Yahua, el hijo deKhumri, esto es, de Jehú, a quien incorrectamente llama hijo de Mori, rey de Israel.El siguiente rey que invadió Siria fue Rimón-nirari III, 810 a.C. Extendió sus victorias hasta loque él denomina «la costa del sol poniente», que indudablemente es el Mediterráneo, e impusotributo sobre los fenicios, israelitas, edomitas, filisteos y Damasco. Después de esto el poderde Asiria se desvaneció por un tiempo.El siguiente rey notable fue Tiglat-pileser II o III, 745 a.C., que es considerado como el fundadordel segundo imperio asirio. Consolidó las varias colonias, deportó a las poblacionesturbulentas y dividió al país en provincias, cada una de las cuales pagaba un tributo anual fijo.En sus inscripciones aparecen los nombres de Joacaz (Acaz) de Judá; Peka y Oseas, deIsrael; Reson (Rezín), de Damasco, e Hiram, de Tiro. También se halla el nombre de Merodac-baladán. Tomó Hamat y tuvo a toda la Palestina a su alcance. Atacó a las tribus del otro ladodel Jordán, y llevó al exilio a los rubenitas, gaditas y a la media tribu de Manasés (1 Cr. 5:26).Acaz buscó aliarse con él contra Rezín, rey de Damasco. Rezín fue muerto y Damasco tomada,y allí Acaz se encontró con el rey de Asiria (2 R. 16:1-10; 2 Cr. 28:16-21). Se adueñó asimismode Babilonia, que posteriormente recuperó su independencia bajo Merodac-baladán. Algunosasiriólogos consideran que Tiglat-pileser (cuyo nombre parece haber sido Pulu) es el mismoque el Pul mencionado en las Escrituras, pero ello no concuerda con la cronología bíblica;además, en un pasaje (1 Cr. 5:26) se menciona a Pul y Tiglat-pileser como dos personasdistintas.Salmansar IV accedió al trono en el año 727 a.C. Oseas, rey de Israel, era tributario suyo; aldescubrirse que se había aliado con el rey de Egipto, Samaria fue asediada (1 R. 20:1; 2 R.17:3-5).Sargón le sucedió en el año 722 a.C., y es él quien conquistó Samaria. Una inscripción suya enCorbasad dice: «Asedié la ciudad de Samaria y deporté a 27.800 hombres que moraban allí, ytomé cincuenta carros de ellos, y ordené que fueran tomados el resto. Puse a mis jueces sobreellos, e impuse sobre ellos el tributo de los anteriores reyes.» También llevó colonos nuevos aSamaria, pero es de suponer, por los nombres de los lugares de donde procedían, que tal cosa
ASKENAZ Según Gn. 10:3, nieto de Jafet.Desde la Edad Media en Alemania: Judaísmo askanaítico = judíos alemanes y polacos con sudialecto judío-alemán.
ASMONEOS. Véase HASMONEOS.
ASNAPAR «Asnap el grande».Alto dignatario asirio, calificado de «el grande y glorioso» (Esd. 4:10). Estableció diferentestribus extranjeras en Samaria. Ciertos comentaristas han supuesto que Asnapar fue Esar-hadón o uno de sus sátrapas. En la actualidad se le identifica con Assurbanipal.
ASNO En oriente el asno ha tenido siempre el lugar que el caballo ha tenido en las naciones deEuropa. Es allí un animal mucho más noble, y se declara que es muy inteligente (cp. Is. 1:13).Es muy valorado y muy bien tratado. Se usaba como montura tanto de hombres como demujeres, y para transportar cargas. Con frecuencia se enumeran los asnos entre los bienes(Gn. 12:16; Jb. 1:3; 42:12; Esd. 2:67; Neh. 7:69). Hay cinco palabras hebreas utilizadas para elasno doméstico y el silvestre, refiriéndose a su fuerza o a su color.Los «asnos blancos» (Jue. 5:10) siguen siendo muy apreciados en Oriente. En ciertos lugaresla carne del asno es muy apreciada como alimento, pero estaba prohibida como impura paralos judíos. Sin embargo, se comió en la terrible hambre que hubo en el asedio de Samaria (2 R.6:25).El asno montés es muy indómito y rápido. Raras veces se puede domar. Es así un emblemaadecuado del hombre en su estado natural (Jb. 11:12). Jehová le preguntó a Job: «¿Quiénechó libre al asno montés, y quién soltó sus ataduras?» (Jb. 30:5; cp. Jer. 2:24; Dn. 5:21).
ASÓN Puerto marítimo de Misia, al oeste de Asia Menor, en la costa septentrional del golfo deAdramicio a unos 32 kilómetros de Troas (Hch. 20:13, 14). Una ojeada al mapa muestra quePablo pudo llegar tan pronto andando, de Troas a Asón, como yendo en barco. Este lugar estáahora totalmente asolado, pero sus ruinas están bien conservadas, algunas de granito. No lejosse levanta la actual ciudad de Beiram.
ASPERSIÓN (a) DE SANGRELa aspersión de sangre formaba una parte esencial de los sacrificios del AT (Lv. 4:6, 7). Lasangre de la víctima representaba la vida misma ofrecida sobre el altar en lugar del pecador,prefigurando el gran sacrificio sustitutorio de la cruz (Lv. 17:11; He. 9:18-22). Por la aspersión,esta sangre purificadora era aplicada sobre el pecador mismo, como para lavarle de sus faltasque, de ahora en adelante, quedaban expiadas. Moisés santificó asimismo de esta manera elaltar, el libro del pacto, el tabernáculo, sus utensilios, el pueblo y los sacrificadores (Éx. 24:6-8;29:21; Lv. 8:30; He. 9:18-22). Así, no era suficiente que hubiera tenido lugar el derramamientode sangre, sin lo cual no puede haber perdón; era necesaria la aspersión que aplica estasangre personalmente al pecador. Señalemos que a propósito de Cristo se hablaexpresamente de «la sangre rociada» (He. 12:24), y que según Pedro los elegidos son«rociados con la sangre de Jesucristo» (1 P. 1:2).(b) DE ACEITELa aspersión de aceite se usaba también con frecuencia. De igual manera que la unción delaceite sobre el sacerdote era un tipo de la unción del Espíritu Santo dada a todos los creyentes(Éx. 29:7; 1 Jn. 2:20, 27), se puede decir que la aspersión de aceite representaba la aplicaciónal creyente de la virtud vivificadora y santificadora del Espíritu Santo. También se roció conaceite a los sacerdotes, sus vestiduras, y el santuario (Lv. 8:10-11, 30).(c) DE AGUAAlgunas veces, el agua de purificación se usaba de una manera similar. Esta agua semezclaba con la sangre de una avecilla pura (Lv. 14:6), o con las cenizas de la vaca alazana(Nm. 19:2, 9). La aspersión de agua sobre el leproso (Lv. 14:7), sobre una casa contaminada(Lv. 14:51) o sobre un hombre que se había contaminado y sobre su tienda (Nm. 19: 18) dabaadicional expresión a la misma verdad fundamental: la purificación no es en absoluto unaacción del hombre, sino que proviene del sacrificio expiatorio, y se le debe aplicardirectamente, a él y a todo lo que le concierne.
ÁSPID La palabra hebrea designa a una serpiente muy venenosa distinta de la víbora. A veces se tratade la «naja» o cobra egipcia, venenosa en extremo, pequeña, de color verde amarillento, conmanchas pardas y cuello dilatable. Fue usada por Cleopatra para darse muerte. Esmencionada frecuentemente en la Biblia (Dt. 32:33; Jb. 20:14; Sal. 58:5; 91:13; Is. 18:8). Aveces se traduce por serpiente, aunque la traducción correcta en estos pasajes es áspid.Actualmente es rara en Palestina.
ASTAROT Ciudad de Basán en el reino de Og, al este del Jordán. Fue dada a la media tribu de Manasésy después fue hecha ciudad levítica (Dt. 1:4; Jos. 9:10; 12:4; 13:12, 31; 1 Cr. 6:71).Pudiera ser Beestera, la ciudad dada a los hijos de Gersón (Jos. 21:27). Identificada con «TellAshtarah», 32° 50' N, 36° 1' E.
ASTAROT KARNAIM Escena de la derrota de los refaítas ante las fuerzas de Quedorlaomer (Gn. 14:5). Aunque loshay que la han identificado con la anterior, hay otros que, por las características descritas en 2Mac. 12:21 creen que se trata de «Tell Ashari», a 6 Km. al sur de «Tell Ashtarah».
ASTORET «una esposa».Diosa de los fenicios y de los sidonios, adorada por Israel después de la muerte de Josué ytambién por Salomón. Josías destruyó los emblemas de su adoración, introducidos porSalomón (Jue. 2:13; 10:6; 1 S. 7:3, 4; 12:10; 32:10; 1 R. 11:5, 33; 2 R. 23:13). Era la consortede Baal. Se trataba de un culto derivado de Babilonia, donde Istar representaba a las estrellasmatutina y vespertina. Pasó de Babilonia, con ligeros cambios en su nombre, a todas lasnaciones alrededor. En Canaán pasó a ser la diosa de la luna, en tanto que Baal era el diossol. Los inmorales ritos que acompañaban al culto de Istar en Babilonia pasaron a Canaán, yformaban parte de las prácticas idolátricas que los israelitas fueron llamados a extirpar. Es amenudo llamada Astarté, su nombre griego.
ASTROLOGÍA La astrología se desarrolló en Sumer, Caldea y Babilonia. Ya desde muy antiguo se creía quelos astros influían en la vida de los hombres. Esto es evidentemente idolatría, pues se transfierea seres creados una acción que pertenece a Dios, y el que tal cree transfiere su confianza delCreador a la criatura. Como confesaba un astrólogo de mucho renombre «El verdaderoastrólogo cree que el sol es el cuerpo del Logos de este sistema solar; «en él vivimos y nosmovemos, y somos». Los planetas son sus ángeles siendo modificaciones en la conscienciadel Logos» (Knowledge XXIII 228) La astrología se halla mencionada en el AT, juntamente conlas otras formas de adivinación, pero en los más intensos términos de reprobación. (VerADIVINACIÓN)
ASTRÓLOGO Astrólogos, «los contempladores de los cielos» (Is. 47:13) con fines astrológicos. En Daniel, lapalabra traducida «astrólogo» en todo el libro, «ashshaph», es distinta, y no implica ningunarelación con los cielos, sino que se trata de «hechiceros» o «encantadores», como leemos conreferencia a Babilonia en Is. 47:9, 12, donde se habla de una multitud de hechizos y deencantamientos. Juntamente con los astrólogos babilónicos del v. 13 se mencionan los queobservan las estrellas, que pueden haberse dedicado a pronosticar acontecimientos en base alas posiciones alteradas de los planetas en relación con las estrellas. A esto se añaden «losque cada mes [te] pronostican», que probablemente dedujeran sus pronósticos de la luna.También relacionado con Babilonia tenemos el término adivino, «gezar», «dividir, determinar elhado o el destino» mediante cualquier forma pretendida de predecir acontecimientos. (VerADIVINACIÓN, ASTRÓLOGOS).
ASTRÓLOGOS (1) En el libro de Daniel (Dn. 1:20; 2:2, 10, 27; 4:7; 5:7, 11, 15) la palabra hebrea es«ashshaph», que significa «mago, encantador», uno que practicaba las artes ocultas. Estapalabra no aparece en ningún otro pasaje.(2) «Habar shamaim», uno que contemplaba o dividía los cielos, un astrólogo, que profesabapredecir los eventos futuros por la posición de los planetas (Is. 47:13). Babilonia estabafatigada de sus muchos consejeros, que indudablemente diferían con frecuencia entre sí. Perono tenía más adónde ir, por lo que se volvía a todas estas prácticas ocultas. (VerADIVINACIÓN).
ASUERO (a) Soberano del Imperio Persa mencionado en el libro de Esdras (Esd. 4:6). En la historiaprofana se le llama Jerjes o Artajerjes, siguiendo la nomenclatura griega. (VéaseARTAJERJES). En el texto Masorético, rey persa del mismo nombre. Este gobernante es elmismo que las crónicas históricas nos describen en la batalla de las Termópilas luchandocontra los griegos. Hijo y sucesor de Darío I, reinó entre los años 485-465 a.C.; sometió aEgipto, que se había insurreccionado, y prosiguiendo los planes de su padre contra Grecia,devastó la Beocia e invadió el Ática, pero fue derrotado en la famosa batalla de Salamina ytuvo que huir a Asia. (Véase ESDRAS).(b) Padre de Darío, rey de Media (Dn. 9:1).
ATALÍA (a) Puerto de Panfilia en la desembocadura del Cataraktes (hoy llamado Absu), fundado por elrey Atalo II de Pérgamo; hoy Aralía; esta ciudad fue visitada por Pablo en su primer viajemisionero (Hch. 14:25).(b) Nombre propio que significa «Jehová es exaltado».La esposa de Joram, rey de Judá; hija de Acab y nieta de Omri (2 R. 8:18, 26; Cr. 21:6; 22:2).No tenía escrúpulos para derramar sangre. Reinó seis años, al final de los cuales Joás fueexaltado al trono por una rebelión encabezada por los sacerdotes. Le dieron muerte en el lugarpor donde entraban los de a caballo en la casa del rey (2 R. 11:1-16; 2 Cr. 22-23).
ATAR (a) Atar:Sentido figurado:vínculo de los esposos (Ro. 7:2; 1 Co. 7:27, 39).Sentido sobrenatural:estar atado por Satanás (Lc. 13:16) y atar a Satanás (Ap. 20:2).(b) Desatar:en sentido figurado:imagen del derribo de un edificio (Jn. 2:19; Ef. 2:14 s),de la anulación de una ley (Mt. 5:19; Jn. 5:18),en Jn. 3:8 del aplastamiento del poder de Satanás.
ATAR Y DESATAR En el uso de los rabinos, declarar doctrinalmente una cosa lícita o ilícita (también: imponer olevantar el anatema o excomunión).Por medio de conceptos contradictorios (como, por ejemplo, bien y mal) se significa, en ellenguaje de los semitas, la idea de derecho a la totalidad. Entre los hebreos la expresión aludíaa la autoridad que tenían los rabinos e intérpretes de la ley para dirimir cuestiones doctrinales ydisciplinarias basados en la ley (Mt. 23:13; Lc. 11:52). Mas Jesús dice a sus discípulos queellos tienen autoridad, (y con ellos toda la Iglesia), para desatar a los pecadores o paradeclarar en pecado a quienes obedezcan o rechacen el poder del Espíritu Santo (Jn. 20:23).Estas palabras, «atar y desatar», son dichas para todos los creyentes y no solamente paraPedro y los apóstoles. Dios desata y libera, pero deja esta gran responsabilidad también atodos los creyentes formalmente reunidos como asamblea para el trato de cuestiones dedisciplina (Mt. 18:15-18; cp. 1 Co. 5).
ATAROT «coronas» (heb.).(a) Ciudad al este del Jordán, construida o reconstruida por los gaditas (Nm. 32:3, 4).Identificada con «Khirbet-attarus», 31° 36' N, 35° 42' E.(b) Ciudad en los límites de Efraín y Manasés (Jos. 16:2, 7).
ATAROT-ADAR «las coronas de Adar» (heb.).Ciudad en la frontera entre Efraín y Benjamín (Jos. 16:5; 18:13). Ha sido identificada con «ed-Dariah», 31° 53' N, 35° 4' E.
ATAÚD Al haber sido hecho en Egipto para un cuerpo embalsamado, es indudable que el ataúd deJosé era del tipo de los sarcófagos para momias (Gn. 50:26). Se trataba de cofres mortuoriosornamentados mayores que los ataúdes europeos.
ATENAS La principal ciudad de la Ática, y la capital de la erudición y del arte griego. La ciudad estabatotalmente entregada a la idolatría, y la gente pasaba el tiempo buscando novedades. Pablo sededicó a la obra en Atenas, mientras esperaba a Silas y a Timoteo, tratando de razonar con losjudíos en su sinagoga y a diario en el mercado. Unos filósofos le llevaron a la colina de Marte,donde dio su memorable discurso a educados pero paganos oyentes. Hubo un cierto fruto detodas estas labores (Hch. 17:15-22; 18:1; 1 Ts. 3:1). Atenas era una ciudad antigua, yexperimentó muchos cambios y diferentes formas de gobierno. Se rindió al general romanoSulla en el año 86 a.C., y quedó así integrada en el imperio romano. Fue asediada por losgodos en el año 267 d.C., y fue tomada por Alarico, rey de los visigodos, en el año 396.Tomada por Mahomet II en 1456, vino finalmente a ser la capital de la moderna Grecia en1833.
ATEO El término griego es «atheos», lit., «sin Dios», y así se traduce en Efesios (Ef. 2:12). Se usacomo una descripción de los gentiles como tales por naturaleza, y también de todo el mundo ensu desconocimiento de Dios. No tiene el sentido en que se usa en la actualidad, esto es, unoque rehúsa voluntariamente reconocer la existencia de Dios.
ATRIO Patio rodeado de columnas que había en los templos y edificios antiguos. En el templo deSalomón había dos patios llamados atrios:(a) el interior, donde se encontraba una gran piscina llamada «mar de bronce», y que servíapara las purificaciones rituales (1 R. 6:36),(b) y el grande, o sea aquel en el cual se encontraba el Tabernáculo y la casa de Salomón (1 R.7:12).El Templo conocido en la época de Jesús, o sea el herodiano, edificado por Herodes elGrande, conservó la estructura salomónica, pero tuvo una altura mayor y unas adicionesconsiderables. Se amplió al doble la explanada que lo rodeaba, para que tuviese tres atriosnuevos. El del exterior era accesible a todos, por lo cual era llamado «atrio de los gentiles», yestaba construido en piedra, y contaba con inscripciones en griego y latín, amenazando con lapena capital a quien traspasase los límites reservados a los paganos. Dos de estasinscripciones han sido recuperadas. Sus lados oriental y meridional estaban cubiertos porsuntuosos pórticos, a los que se daba el nombre de «Pórtico de Salomón» y «Pórtico Real»(Jn. 10:23; Hch. 3:11; 5:12).El atrio interior, rodeado de fuertes muros, estaba reservado a los judíos. Se dividía en «atriode mujeres» y «atrio de los israelitas». Más allá se encontraba «el atrio de los sacerdotes» yen él el altar de los holocaustos.
AUGUSTO «venerable, que impone respeto».Título dado a los emperadores romanos sucesores de Augusto César. En la Biblia semencionan por este título a Augusto César (Lc. 2:1) y a Nerón (Hch. 25:21, 25).
AUGUSTO CÉSAR Primer emperador romano, hijo de Cayo Octavio y Atia, sobrina de Julio César. Fue miembrodel Triunvirato junto con Antonio y Lépido, y al morir este último compartió el imperio conAntonio. Al ser los dos demasiado ambiciosos para compartir el poder, se enfrentaron,venciendo Augusto César en la batalla de Accio, en el año 31 a.C. A partir de entonces reinóen solitario. Cuatro años después fue confirmado como «emperador» y «Augusto» en el año27 a.C. Empezó a tener relación con Palestina a la derrota de Antonio, que había sido apoyadopor Herodes. En contra de todo lo esperado, trató bondadosamente a Herodes, lo confirmócomo rey, y añadió Samaria y Gadara a sus dominios. Herodes dio una lealtad sin límites aAugusto, y erigió en su honor un templo de mármol blanco en Cesarea de Filipos. Murió en elaño 14 d.C. El Señor Jesús nació durante su reinado (Lc. 2:1).
AUTORIDAD Potestad de dirigir u ordenar, inherente o delegada. Toda la autoridad pertenece a Dios (Ro.13:1). Todas las autoridades establecidas lo han sido por Dios (Ro. 13:2). Son múltiples lasesferas en las que se ejerce la autoridad, y todos los depositarios de ella tienen ante Dios unaprofunda responsabilidad por el modo de ejercerla (cp. Jn. 19:11).En el AT hallamos primero la autoridad de Dios dada a Adán para el dominio del mundo (Gn.1:28; Sal. 8:4-8; He. 2:6-8); después esta autoridad pasa a Noé (Gn. 9:2-6) en gobierno, y pasaa los patriarcas. Los cabezas de familia, las cabezas de tribus, ejercen la autoridad. Surgentambién los líderes especialmente llamados por Dios para momentos de crisis, como Moisés,Josué, los jueces. La autoridad se institucionaliza en Israel con el sacerdocio (cp. Dt. 17:8-13),aunque había instancias inferiores, como la del consejo de ancianos de las ciudades. Mástarde, en el régimen monárquico, la autoridad divina es delegada en el rey (1 S. 10:1; 12:1, 13),que es un tipo del Mesías, el Rey que Dios ha de imponer sobre esta tierra (Is. 9:6, 7).El Señor Jesús afirma claramente que le es dada toda autoridad (Mt. 28:18). Esta autoridad sehabía evidenciado en su enseñanza (Mt. 7:29), y en su dominio de la creación (cp. Mr. 1:23-27;4:35-41); y moralmente, para perdonar los pecados, como Dios verdadero (Mr. 2:1-12).El Señor delegó Su autoridad en sus apóstoles e iglesia. (Véase ATAR Y DESATAR). Ordenatambién a los suyos que se sujeten a las autoridades y magistrados (Ro. 13:1, 2; Tit. 3:1; 1 P.3:22) por causa de la conciencia, no por temor (Ro. 13:5), con la limitación expresa de que encaso de conflicto abierto entre la autoridad sujeta a Dios y la autoridad directa de Dios, elcreyente se halla sujeto a obedecer a Dios antes que a los hombres (Hch. 4:18-20). Esto nopuede nunca justificar la rebelión contra la autoridad ni la violencia (cp. Ro. 13:2; 1 P. 3:8-17).Llegará el día del reino directo del Señor Jesús (Ap. 10:10; 1 Co. 15:24).En el seno de la iglesia tiene su ejercicio y conducción en el temor del Señor (cp. 2 Co. 10:18;13:10; Tit. 2:15; 1 Co. 11:10); no debe ser ejercida al modo de los gentiles (Lc. 22:25), sino aejemplo del Señor, sirviendo a los demás (Mt. 20:25-28).Después de la partida de los apóstoles, el creyente tiene como autoridad última la de Diosexpresada en Su palabra (Hch. 20:32; 1 P. 1:13-21; Jn. 20:31).
AVARICIA Amor desordenado de las riquezas. No hay en hebreo bíblico una palabra específica paraexpresar esta pasión, pero en muchos pasajes se la designa con la palabra, «besa», quesignifica «latrocinio» o «rapiña», como también «ganancia ilícita». En el griego del NuevoTestamento se denomina con las expresiones «amigo del dinero», «codicioso» o «ávido deganancias sórdidas».La avaricia es un vicio que daña al hombre y le impide usar de los bienes que posee (Pr.15:16), lo hace insensato y duro para con sus semejantes (1 S. 25:11), lo hace esclavo deldinero (Pr. 30:8-9; Mt. 16:26), lo hace caer en la idolatría, apartándole del cumplimiento de susdeberes para con Dios y para con el prójimo (Ef. 5:5; Mt. 6:24; Lc. 16:13).El avaro vive atormentado por el deseo de aumentar sus riquezas (Pr. 27:20; Is. 56:11) y seapodera injustamente de lo ajeno, dejándose corromper en la administración pública; es traidorde los suyos, opresor de los débiles, y escatima la paga a los subalternos y jornaleros (Éx.18:21; 1 S. 8:3; Sal. 15:5; Pr. 22:7; Ez. 18:12-13; Ez. 22:12-13; 30:14; Am. 8:4-6; Stg. 5:1-5).Dios reprueba la avaricia y Cristo la fustiga en los fariseos con palabras duras (Lc. 16:14). Enel Nuevo Testamento se mencionan además otros casos de avaricia: el gobernador romanoFélix y el de algunos herejes (Hch. 24:26; Tit. 1:11). Es uno de los vicios que excluyen del reinode Dios (Ro. 1:29; 1 Co. 5:10-11; Ef. 4:19). Pablo pone un cuidado especial en mantener todasombra de codicia alejada de su predicación (1 Ts. 2:5; 2 Co. 7:2; 11:8-10; 12:17-18). Laavaricia y el amor a las riquezas es uno de los mayores obstáculos para aceptar el mensaje deCristo (Mt. 6:24; Lc. 16:13).
AVENTADOR El aventador era una especie de horca, con la que se arrojaba al aire el trigo previamentebatido, con lo que el viento arrastraba la paja, y el grano, más pesado, caía al suelo (Is. 30:24;Jer. 4:11). Se utiliza simbólicamente de los juicios de Dios (Is. 41:16; Jer. 15:7; 51:2), y delpoder separador del testimonio del Señor Jesús (Mt. 3:12; Lc. 3:17).
AVES Son empleadas como símbolos de agentes del mal (cp. Gn. 40:17); en la parábola delSembrador, las aves que devoraban la simiente al lado del camino son interpretadas por Cristocomo «el Maligno» (Mt. 13:4, 19). En la parábola de la Semilla de Mostaza el reino de loscielos deviene en un gran sistema con raíces en la tierra, bajo cuya protección hallan refugio lasaves (Mt. 13:31, 32). La palabra griega es la misma en ambos pasajes.En el AT tenemos dos listas de aves impuras (Lv. 13:20; Dt. 14:12-18): El águila, elquebrantahuesos, el azor, el gallinazo, el milano, los cuervos, el avestruz, la lechuza, la gaviota,el gavilán, el búho, el somormujo, el ibis, el calamón, el pelícano, el buitre, la cigüeña, la garza,la abubilla y el murciélago (la clasificación hebrea de las aves era «funcional»; clasificabancomo aves todo lo volador. Al ser la clasificación una actividad basada en criterios que sepueden establecer arbitrariamente, no se puede en absoluto considerar como un error, sinosólo como una clasificación basada en un distinto criterio al que estamos acostumbrados).
AVESTRUZ Ave de la familia «struthinidae», orden «Cursores». Está clasificada entre las aves impuras porla Ley de Moisés. Vive en lugares desiertos (Is. 13:21; 34:13; 43:20; Jer. 50:39). Deja sushuevos en la arena, bien cubiertos. El sol los calienta de día, y los padres se sientan sobre ellosde noche. Otros huevos son dejados sin protección para que cuando los nuevos avestrucessalgan de los suyos tengan alimento. En cuanto a la indiferencia de los avestruces hacia lossuyos (Jb. 39:13-18), queda ilustrada por su fuga cuando se acercan cazadores, abandonandoel nido.
AVISPA Más bien se trataba de una especie de abejas silvestres. Dios las utilizó para hostigar con ellasa los moradores de Canaán con sus dolorosas picaduras (Éx. 23:28; Dt. 7:20). Hacían suscolmenas en las hendiduras de las rocas y en los bosques, lo que bien ilustra la descripción dela tierra como «tierra que fluye leche y miel» (Dt. 11:9, etc.).
AYO (gr. «paidagogos»).Era originalmente un esclavo que llevaba a los hijos de su amo a la escuela. La ley fue ayo paralos judíos (no para los gentiles: Pablo habla en primera persona plural, en contraste a lasegunda persona plural de Gá. 3:26) hasta que vino Cristo. Pero todo el que hubiera sidoconducido a Cristo ya no estaba bajo este ayo (Gá. 3:24, 25; cp. Ro. 6:14).
AYUNO Abstención de tomar alimento período de tiempo dentro del cual se da esta abstinencia.(a) Ayuno causado por la imposibilidad de conseguir alimento. Parece que a esto pertenecen:los 40 días que pasó Moisés en Sinaí (Éx. 34:28; Dt. 9:9); el ayuno de Elías durante su viaje aHoreb (1 R. 19:8); el del Señor Jesús en la tentación en el desierto (Mt. 4:2; Mr. 1:13; Lc. 4:2); ytambién ciertos ayunos de Pablo (2 Co. 6:5).(b) Ayuno voluntario por motivos religiosos. En este sentido, se emplea el término confrecuencia para describir los períodos prescritos de abstención de alimentos. No se evidencianinguna orden de ayunar en la ley mosaica; no aparece ni este verbo ni los términos ayuno oabstinencia en el Pentateuco. En todo caso, si se buscan alusiones al ayuno, se tienen quededucir de expresiones como «afligiréis vuestras almas» (Lv. 16:29; 23:27; Nm. 29:7). Laprimera mención de ayuno se halla en la época de los jueces (Jue. 20:26), en un tiempo degran aflicción nacional. Los últimos libros del AT presentan numerosos ejemplos de ayunos noprescritos (Esd. 8:21; Neh. 9:1; Est. 4:3; Sal. 35:13; 69:11; 109:24; Dn. 6:18; 9:3). Enocasiones se proclamaban ayunos en tiempos de calamidades (Jer. 36:9; Jl. 1:14); el objeto deesta abstinencia era el de afligir el alma (Sal. 35:13; 69:11), y de dar más fuerza a la oración(Is. 58:3, 4). El ayuno público significaba que el pueblo, consciente de un gran peso de culpa,se humillaba ante Dios (1 S. 7:6). El verdadero ayuno no se limita a una mera práctica exterior:implica el abandono del mal y de los placeres prohibidos (Is. 58).En la época de Zacarías se proclamaron ayunos en los meses 4º, 5º, 7º y 10º (Zac. 8:19). Estoera para conmemorar el inicio del asedio de Jerusalén en el 10º mes (2 R. 25:1); su caída almes 4º (2 R. 25:3, 4; Jer. 52:6, 7), la destrucción del Templo en el mes 5º (2 R. 25:8, 9), elasesinato de Gedalías y de sus compañeros judíos en el 7º mes (2 R. 25:25).La profetisa Ana servía a Dios con oraciones y ayunos (Lc. 2:37). Los fariseos ayunaban dosveces a la semana (Lc. 18:12). Cuando las personas religiosas y formalistas ayunaban, fingíanostensiblemente su tristeza. El Sermón del Monte ataca duramente esta hipócrita práctica (Mt.6:16-18). Los discípulos de Juan el Bautista ayunaban; los del Señor no lo hicieron durante Supresencia personal en la tierra (Mt. 9:14,15; Mr. 2:18-20; Lc. 5:33-35), pero sí después de Supartida, bajo ciertas circunstancias (Hch. 13:2-3).El ayuno no es una imposición formal sobre el cristiano, pero sí que es recomendable supráctica en un espíritu de oración y de súplica. Es de temer que por cuanto muchos hanabusado del ayuno en el pasado, haciéndolo una práctica obligatoria y externamente formal, loscreyentes han descuidado la unión del ayuno con la oración. El espíritu del ayuno se halla en lapropia negación, y surge de la profunda consciencia de necesidad y urgencia.
AZARÍAS «el Señor es mi ayuda».Nombre propio muy frecuente. Entre los personajes que lo llevan, el principal es Azarías, rey deJudá, llamado también Uzías, hijo de Amasías, rey de Judá.
ÁZIMOS. Véase ÁCIMOS.
AZOTE Nombre del instrumento de castigo, y del castigo mismo, infligido a base de golpes de correasde cuero, frecuentemente armadas con bolas o puntas de metal (He. 11:36), o con varas. LaLey permitía azotar al culpable, el cual era tendido en el suelo, sobre la espalda (Dt. 25:2, 3).Roboam hace alusión, quizá, a una pena mucho más severa ya aplicada antes de su tiempo (1R. 12:11, 14). Antíoco Epifanes empleó en vano este suplicio para obligar a los judíos a comercarne de cerdo, pero ellos se resistieron, prefiriendo morir bajo los azotes antes que violar laLey de Moisés (2 Mac. 6:18-31; 7:1-42).El Nuevo Testamento designa de varios modos la acción de azotar. El doctor de la ley estaba,seguramente, autorizado para mandar azotar inmediatamente a un transgresor de la ley. Éstees, acaso, el motivo de por qué nadie opuso resistencia a la actuación de Jesús en el Templo(Jn. 2:15), aunque su acción no era un azote propiamente dicho. Un tratado del Talmud daexpresas instrucciones sobre los azotes en la sinagoga; también del Nuevo Testamentodeducimos que esta pena fue a menudo ejecutada en la sinagoga (Mt. 10:17; 23:34; Mr. 13:9;Hch. 5:40; 22:19). Al parecer, los azotes judíos con varas sólo poco a poco fueron sustituidospor los azotes romanos, como nos resulta de 2 Co. 7:25, distinción entre los treinta y nuevegolpes recibidos cinco veces de los judíos y las tres veces que Pablo fue azotado (y de los Hch.16:22 una de las veces que fue azotado con «varas»). La práctica posterior judía fueevolucionando de forma que la flagelación constaba de tres correas y así cada golpe valía portres y podía limitarse a trece golpes. La «Mishna» habla de treinta y nueve golpes, trece sobreel pecho desnudo y trece en cada lado de la espalda.Los azotes romanos («kerberatio») se empleaban:(a) como corrección de esclavos rebeldes y como pena por faltas graves cometidas en elservicio militar;(b) como tormento para arrancar la confesión de un acusado;(c) como preludio para la crucifixión.Según una ley romana llamada «Lex Portia», los dos primeros tipos de azotes no podíanaplicarse a ciudadanos romanos; en Hch. 16:22-37; 22:24 y siguientes se refiere Pablo a estaley. Cuando era condenado a la crucifixión, antes debía ser azotado con correas o cuerdas,provistas a veces con nudos o bolas de metal, y constituía un castigo totalmente inhumano quecon frecuencia acarreaba la muerte del reo. Esos azotes, o flagelación, se ejecutaron enJesucristo (Mt. 27:26), probablemente dentro del pretorio.
AZOTO. Véase ASDOD.
AZUFRE Se halla en yacimientos en Palestina. Cae como lluvia del cielo en los juicios de Dios (Gn.19:24; Sal. 11:6; Ez. 38:22; Lc. 17:29). Es símbolo de lo que añadirá al tormento y angustia delos malvados (Ap. 14:10; 19:20; 20:10; 21:8).
BAAL En lengua babilónica, Belu o Bel, «Señor», era el título del dios supremo de los cananeos. Suadoración procedía de Babilonia, «madre... de las abominaciones de la tierra». Allí era el títuloespecialmente aplicado a Merodac, dios de Babilonia, llamado también Marduk. Como lapalabra hebrea, significa «poseedor», que ha supuesto que al principio significaba, al usarlo ensentido religioso, el dios de un lugar particular. Pero de ello no hay prueba alguna, y el sentidode «poseedor» se deriva del de «señor». El Bel-Merodac babilónico era un dios-Sol, lo mismoque el Baal cananeo, cuyo título completo era Baal-shemaim, «señor del cielo». Como dios-Sol, Baal era adorado bajo dos aspectos: como benefactor y como destructor. Por una partesus benéficos rayos daban luz y calor a sus adoradores; por la otra, sus fieros rayoscaniculares secaban en verano la vegetación que él mismo había producido. De ahí que se leofrecieran sacrificios humanos para apaciguar a la deidad en tiempos de hambre, o de pestes,u otras calamidades. La víctima era generalmente el primogénito del sacrificador, y eraquemado vivo. En el AT esto es mencionado eufemísticamente como «hacer pasar a sus hijospor fuego» (2 R. 16:3, etc.). El culto a Baal adquiría formas diversas en las distintas naciones.Cada una de ellas tenía su propio Baal o divino «Señor», que frecuentemente asumía elnombre de la ciudad o nación a la que pertenecía. Por ejemplo, Baal-Tarz era el «Baal deTarso». En otros casos, se unía el título con el nombre individual del dios en cuestión, ytenemos a Baal-Tammuz, «El Señor Tammuz», o «el Señor es Tammuz», etc. Todas estasformas eran conocidas colectivamente con el nombre de Baalim, o «Baales», y tenían su lugaral lado de la deidad femenina Astoret (véase), o Astarté.Al entrar en la tierra, indudablemente los israelitas hallaron templos, arboledas, altares, ylugares altos consagrados a Baal, en los que se ofrecía incienso y ofrendas, y en los que se lessacrificaban niños, en tanto que en su servicio se mantenía una gran cantidad de sacerdotes(Nm. 22:41; 1 R. 18:22; Jer. 11:13; 19:5; 32:29).Los israelitas pronto fueron seducidos a la adoración de Baal (Jue. 2:11, 13; 3:7; 6:31, 32;8:33; 10:6, 10) y, aunque bajo Samuel la abandonaron (1 S. 7:4; 12:10), después de la divisióndel reino fue totalmente establecida en Israel por Acab (1 R. 16:32). Sin embargo, Elías semantuvo en testimonio por Jehová, y suscitó la cuestión con Israel de si era Jehová Dios, o si loera Baal, estableciendo los derechos de Jehová con fuego del cielo. Esto llevó a la matanza detodos los profetas de Baal (1 R. 8:17-40). Pero la idolatría persistió hasta los días de Jehú, quedio muerte a sus adoradores y destruyó su templo e imágenes (2 R. 10:18-28). Sin embargo,volvió a avivarse en Israel, y bajo Ocozías y Atalía se extendió también por Judá. Allí se hallanadoradores de Baal durante los reinados de Acaz y de Manasés (2 R. 11:18; 16:3, 4; 17:16,17; 21:3). Así consiguió seducir Satanás al pueblo de Dios tras la idolatría. Entre los baalesmencionados en la Biblia se hallan BAAL-BERIT (Jue. 8:33, etc.); BAAL-PEOR (Nm. 25, etc.);BAAL-ZEBUB (2 R. 1:1-6, 16).
BAAL-HANÁN «el Señor es misericordioso».(a) El séptimo de los reyes de Edom (Gn. 36:38, 39; 1 Cr. 1:49, 50).(b) Guardián del rey David sobre sus olivos y sicómoros (1 Cr. 27:28).
BAAL-HAZOR «señor de Hazor».Lugar en, o cerca de, Efraín, donde Absalón tenía pastos para ovejas, y donde Amnón fuemuerto (2 S. 13:23). Identificado con «Tell Asur», 31° 59' N, 35° 16' E.
BAALIS «señor de gozo».Rey amonita que envió a Ismael a que diera muerte a Gedalías (Jer. 60:14).
BAAL-MEÓN. «señor de la morada». Véase BET-MEÓN.
BAAL-PERAZIM «señor de roturas».Nombre dado por David a un lugar de Judá cerca del valle de Refaim, donde derrotó a unejército de filisteos (2 S. 5:20; 1 Cr. 14:11).
BAAL-ZEFÓN «señor de Tifón».Lugar de los límites de Egipto, cerca del golfo de Suez. Los israelitas acamparon en suscercanías antes de cruzar el mar Rojo. Se supone que Zefón se corresponde con Tifón pero ellono ha facilitado su identificación (Éx. 14:2, 9; Nm. 33:7).
BAANA «hijo de dolor» (heb.).(a) Capitán del ejército de Is-boset que, con su hermano Recab, asesinó a Is-boset (2 S. 4:2-12).(b) Comisario de Salomón en Jezreel y norte del valle del Jordán (1 R. 4:12).(c) Comisario de Salomón en Aser (1 R. 4:16).(d) Padre de Sadoc, el que reconstruyó parte del muro de Jerusalén (Neh. 3:4).(e) Uno que volvió con Zorobabel (Esd. 2:2, etc.).
BAASA «temeridad» (heb.).Hijo de Ahías, de la casa de Isacar. Conspiró contra Nadab rey de Israel, le dio muerte a él y atoda la familia real, y reinó en su lugar, 953-930 a.C. Fue según la palabra del Señor por elprofeta Ahías, que toda la descendencia de Jeroboam sería destruida, debido a su maldad.Pero Baasa no fue mejor, y su posteridad cayó bajo un juicio similar (1 R. 15:16-33; 16:1-13;21:22; 2 R. 9:9; 2 Cr. 16:1-6; Jer. 41:9).
BABEL «puerta de Dios».Este término aparece dos veces, y sólo en el libro de Génesis. En la primera mención (Gn.10:10) es el nombre del primer lugar mencionado como el comienzo del reino de Nimrod; en lasegunda mención (Gn. 11:9) se da el nombre de «Babel» a la torre y a la ciudad, debido a queel lenguaje de los hombres quedó allí confundido, y no se entendían entre ellos. Aquí se toma«Babel» como contracción de «balbel», de «balal», confundir (Keil y Delitzsch, «Commentaryon the Old Testament», vol. 1, p. 176).No hay base para afirmar que la torre debía «llegar» al cielo (Gn. 11:4), puesto que el verbo«llegar» no se halla en el original, sino que ha sido suplido para dar sentido a la traducción. Erauna torre «para» o «hacia» el cielo. Posiblemente el sentido fuera el de una torre deobservación y culto a los cielos, como un «zigurat», que fuera el centro religioso unificador deaquella ciudad en construcción, en una empresa humana unida de desafío contra Dios y derebelión contra Él. Este intento mereció el juicio de Dios con la confusión consiguiente de laslenguas y su forzosa dispersión en grupos diversos y divididos, en lugar de la granconfederación unitaria contra Dios planeada por Nimrod.Bibliografía:Adam, Benjamín: «The Origin of Heathendom», Bethany Fellowship (Minneapolis, 1963);también publicada en castellano bajo el título de «Astrología, una antigua conspiración»(Betania, 1978);Custance, A. C.: «The Confusión of Tongues» (Doorway Papers, 8, Ottawa, 1961);Leupold, H. C.: «Exposition of Genesis» (Baker Book House, Grand Rapids, 1942, 1981);Morris, H. M.: «The Genesis Record» (CLP, San Diego, 1976).
BABILONIA (Babel, en acadio «Bab-ilu», con la terminación griega «on»: «puerta de Dios».BABILONIA CAPITAL.Capital del imperio babilonio; los textos del AT la mencionan por vez primera en Gn. 10:10 contres otras localidades que marcan juntamente el principio del reino de Nimrod (cp. Is. 23:13). Esen Babilonia que tuvo lugar la empresa de la torre de Babel, y, asimismo, la confusión de laslenguas (Gn. 11:1-9). Bajo el rey Hammurabi, la ciudad pasó a ser la capital de Babilonia, de laque fue a la vez el centro político y religioso (véanse AMRAFEL y HAMMURABI). Alcanzó elapogeo de su gloria en el siglo VI a.C. bajo Nabucodonosor, que la desarrolló en gran manera,e hizo de ella la más grande y hermosa capital de su tiempo. El antiguo palacio se levantabasobre la ribera oriental del Éufrates. Nabucodonosor dobló sus dimensiones primitivas alprolongarlo hacia el norte; el edificio tenía entonces el río al oeste, y un canal al norte y al sur; sufachada oriental y una magnífica puerta monumental daban sobre el camino de la granprocesión que procedía del templo de Marduk, que estaba situado a casi 1 Km. al sur.Nabucodonosor construyó otro palacio, a unos 2 1/2 Km. al norte del antiguo, sobre una colinaartificial cuyas faldas descendían en terrazas, y que estaban probablemente recubiertas por losfamosos jardines colgantes. Herodoto (alrededor del año 443 a.C.) afirmaba que Babilonia,que indudablemente visitó, era un cuadrado, que medía 120 estadios de lado (el estadio teníaalrededor de 200 m., lo que hacía que midiera algo más de 23 Km. de lado). Estas medidasdarían una superficie de alrededor de 529 km2, incluyéndose Borsippa. Ctésias, que fuetambién testigo ocular y famoso escriba del siglo V a.C., dice que el cuadrado de la ciudadtenía 90 estadios de lado; según él, el contorno era de 360 estadios (o casi 68 Km.); en estecaso, la superficie no hubiera sido más que algo más de la mitad de la indicada por Herodoto.Las dimensiones indicadas por Diodoro de Sicilia y por Estrabo son próximas a las deCtésias. Una muralla (Jer. 51:58) o más bien una doble fortificación, rodeaba la ciudad(Herodoto 1:181). En el exterior se extendía un foso ancho y profundo. Estaba prohibidoconstruir casas entre las dos murallas alrededor del cuadro. Por el contorno de la ciudad, a lolargo de su muralla interior, había gran cantidad de huertos y de jardines, y de campos,contados dentro de la superficie de la ciudad, pero poco habitados. Herodoto dice que losmuros de la ciudad tenían 50 codos de espesor (alrededor de 23 m.) y 200 codos de altura (92m.). Quinto Curcio, en el 40 d.C., indica algo más de 10 metros de espesor. En todo caso, sepuede concluir en base a todos estos relatos que las dimensiones de la ciudad eranformidables. Tenía un centenar de puertas de bronce, veinticinco por lado. De estas puertasnacían las grandes calles perpendiculares a la muralla, que se cortaban en ángulo recto,dividiendo a la ciudad en cuadros uniformes. El Éufrates pasaba por en medio de la ciudad,dividiéndola en dos. Grandes muelles flanqueaban las dos riberas del río. La ciudad se hallabaseparada de los muelles por un muro en el que había veinticinco puertas que se abrían cadauna de ellas sobre un camino que descendía hasta la orilla. Había transbordadores, un puente,e incluso un túnel. Las murallas, los muelles, los palacios, los templos, las casas privadas,estaban construidas de ladrillos; como mortero o cemento se usaba bitumen (cp. Gn. 11:3). Lapalmera daba la madera de construcción de las casas, con alturas de 2, 3 o 4 pisos (Herodoto,1:178-186).En el año 520-519 a.C., y otra vez en el año 514, Babilonia se rebeló contra Darío Histaspes,que la venció ambas veces y, finalmente, la destruyó. Seleuco Nicátor, que conquistó la ciudaden el año 312 a.C., aceleró su decadencia. Hizo gran uso de los materiales de construcciónque halló en Babilonia para construir Seleucia, su nueva capital, a orillas del Tigris. Las
BABILONIA (País) País de Asia occidental, en el extremo oriental del Creciente Fértil. Babilonia era su capital. Elpaís de Babilonia era denominado tanto «Sinar» (Gn. 10:10; 11:2; Is. 11:11) como «el país delos caldeos» (Jer. 24:5; Ez. 12:13). Estaba limitado al norte por Mesopotamia, con la línea dedemarcación en un lugar cercano a Hit, sobre el Éufrates, un poco más abajo de Samarra, aorillas del Tigris. Es una frontera natural, que separa la llanura septentrional, ligeramenteelevada, de formación secundaria, de la parte meridional, deprimida, formada por aluviones delas cuencas del Éufrates y del Tigris. Al este, los límites son los montes de Elam. Al sur,terminaba en el golfo Pérsico; al oeste, por el desierto de Arabia. En la antigüedad, Babiloniatenía una superficie de alrededor de 65.000 km2, pero la parte septentrional del golfo Pérsicoestá rellenándose de continuo de aluviones, de manera que este país tiene en la actualidadaproximadamente 692 Km. de largo por 300 de ancho. Este territorio se irrigaba con canales, ysu suelo era de una incomparable fertilidad.La división política de Babilonia en la antigüedad la constituían dos regiones: Sumer y Acad.Sumer, o Sumeria, la región meridional, iba del golfo Pérsico a una línea que pasaba un pocomás al norte de los 32° de latitud. Ciudades de Sumer: Nippur, Adab, Lagasch, Umma, Larsa,Erec (Uruk), Ur, Eridu. La mayor parte de estas ciudades estaban a orillas del Éufrates, o nolejos de él.Acad ocupaba el resto del país, hasta los 34° de latitud. Principales ciudades de Acad:Babilonia, Borsippa, Dilbat, Kisch, Cutha, Opis, Sippar, Agade (Acad).Antes de la llegada de los sumerios y de los semitas, Babilonia fue habitada por pueblos de losque no sabemos mucho. En base a una de las cronologías propuestas, los sumerios ocuparonSumer y los acadios Acad entre los años 3000 y 2500 a.C. De los sumerios no conocemos nila raza ni el origen, y hablaban un lenguaje aglutinativo. Conocían el sistema sexagesimal y eldecimal, e inventaron la escritura cuneiforme.Originalmente, cada ciudad tenía su propio dios, su diosa, o su trío de divinidades protectoras:Anu (el cielo); Enlil (el aire y la tierra); Ea (las aguas). Las ciudades fueron, al principio, reinosindependientes. La cronología de este periodo es muy incierta y discutida, y se basa en datosmuy endebles y especulativos. Más adelante, entre 2425-2245 a.C. (2550, según otros)comenzó a reinar la dinastía semítica sobre Acad. Sargón, un gran conquistador semita, seapoderó de todas las ciudades de Sumer. Su imperio se extendió desde Elam a Asiria, y hastael Mediterráneo. Entonces unas tribus nómadas de oriente, los gutienos, debilitaron el poderíosemita, y dominaron Babilonia durante 125 años.Después de ellos, el poder volvió a manos de los sumerios, que lo tuvieron desde el año 2135hasta el 2025, aproximadamente. Se ha de insistir en que estas cronologías no son seguras,sino solamente un intento de aproximación. Ur-Nammu o Zur-Nammu (Ur-Engur), el primer reyde la 3ª dinastía de Ur, codificó las leyes sumerias; también su hijo. Su soberanía se extendíasobre Assur y Arbela hasta el golfo Pérsico, y de Susa al Líbano.Por el año 2025, Tsin y Larsa suplantaron a Ur. Sumer fue a continuación invadida por loselamitas provenientes del este, y por los amorreos provenientes del oeste. La 1ª dinastíaamorrea de Babilonia se sitúa hacia alrededor del año 1900 a.C. Esta ciudad tomó talimportancia que dio su nombre a la llanura de Sinar. Hammurabi fue el 6º rey de esta dinastía.No hay unanimidad sobre la fecha de su reinado. Se barajan fechas entre 1728 a 1686(Albright) o 1455 a 1400 (Courville). Hay razones poderosas para asignar la fecha más tardía aHammurabi (ver Bibliografía, Courville en UGARIT). Hammurabi reunió Sumer y Acad, querecibieron conjuntamente el nombre de Babilonia. Conquistó toda la Mesopotamia, realizógrandes obras públicas, y efectuó una recopilación legislativa. (Véase HAMMURABI)
BABILONIA MÍSTICA También recibe el nombre de MISTERIO, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LASABOMINACIONES DE LA TIERRA (Ap. 17:5). Se alude aquí a un gran sistema religioso con elque los reyes de la tierra han tenido una relación ilegítima, y con el que se han enriquecido losmercaderes de la tierra. Un sistema que se ha hecho culpable del derramamiento de la sangrede los mártires de Jesús. Es comparado con una mujer vestida de púrpura y escarlata, yadornada con oro y piedras preciosas y perlas, con una copa en su mano, llena deabominaciones y suciedad de su fornicación. Una referencia a la cristiandad sin Cristo queserá el resultado culminante de la gran apostasía, y que será juzgada implacablemente porDios: la antiiglesia, cuyo espíritu se ha manifestado en diversas maneras a lo largo de lahistoria, y que se materializará abiertamente en los últimos días. El cielo, los apóstoles yprofetas, son llamados a regocijarse por la asegurada destrucción de este seductor sistemadestructor de las almas (cp. Ap. 14:8; 16:19; 17:1-18; 18:1-24; 19:1-3).
BAHURIM «tierras bajas» (heb.).Pueblo cercano al monte de los Olivos, en el camino de Jerusalén al Jordán (2 S.16:5); esmencionado a menudo en la historia de David. De allí provenía Simei, que le maldijo; allí esdonde Jonatán y Ahimaas se escondieron en un pozo cuando eran perseguidos por lospartidarios de Absalón (2 S. 3:16; 16:5; 17:18; 19:16; 1 R. 2:8). Identificado con Rãs et-Tmîn, aleste del monte de los Olivos.
BAILE Entre los judíos, expresión extemporánea de alegría secular o religiosa; jamás por puro placer;siempre de día. Practicado generalmente por las mujeres (Éx. 15:20; Jue. 11:34; 21:21; 1 S.18:6, 7; Jer. 31:4, 13); a veces por los hombres solos (2 S. 6:14-23; Sal. 30:11; 49:3; Lm. 5:15;Lc. 15:25). Sólo se cita en la Biblia un caso de una mujer bailando, al estilo romano, delante delos hombres para agradarles: Salomé. (Véase).En algunas tumbas egipcias se conservan escenas de banquetes con intervención debailarinas. Entre los hebreos se utilizaba el baile para celebrar efemérides nacionales (Éx.15:20, 21), para recibir a los héroes (Jue. 11:34; 1 S.18:6) y para manifestar regocijo poralguna bendición especial (2 S. 6:14; Jer. 31:4, 13; Lc. 15:25). También figuraba en losservicios religiosos y actividades que tenían que ver con expresiones de la fe (Sal. 149:3;150:4).
BALAAM «un peregrino, o señor del pueblo» (heb.).Profeta madianita que residía en Petor, hijo de Beor o Bosor. Fue contratado por Balac rey deMoab para maldecir a Israel, pero Dios le empujó a bendecir en lugar de a maldecir a Supueblo elegido. Aunque hablaba con una forma de piedad, su corazón estaba evidentementeinclinado a conseguir la paga de Balac (Jud. 11). El ángel de Jehová le resistió, y su asna lereprendió, pero le fue permitido seguir por su camino (Nm. 22, 23, 24; Dt. 23:4, 5; Jos. 24:9,10). Aunque empujado por Dios a bendecir a Israel, aconsejó perversamente a Balac a que lossedujera mediante las mujeres madianitas (Nm. 31:16; 2 P. 2:15; Ap. 2:14), lo que condujo a lacaída de ellos en una burda idolatría (Nm. 25:1, 2). Después de que Israel fuera castigado porsu pecado, cayó la venganza sobre Moab, y entre los muertos estuvo Balaam. Es llamado«adivino» (Jos. 13:22), y cuando estaba con Balac buscó encantamientos. En Nm. 23:15 laspalabras «a Dios» son añadidas por los traductores. En Nm. 24:1 se afirma que no fue enbusca de agüeros, sino que quedó dominado por Dios. En los pasajes del NT es puesto comoejemplo de consumada maldad y apostasía.
BALAC «vacío, devastador» (heb.).Rey de Moab, hijo de Zipor. Intentó resistir el avance de los israelitas hacia la tierra prometida,y contrató a Balaam para que los maldijera; este falso profeta le enseñó a seducir a Israel a laidolatría mediante la fornicación con sus mujeres (Nm. 22, 23, 24; Jos. 24:9; Jud. 11:25; Mi.5:6).
BALANZAS «Moznayim» (heb.). «Zugos» (gr.).Un par de balanzas. Se pueden ver en los monumentos egipcios, con los pesos en un platillo, yel artículo a ser pesado en el otro. En la antigüedad se usaban también para pesar dinero (Gn.23:16; cp. Jer. 32:10). Job pidió ser pesado en balanzas de «justicia» (Jb. 31:6; cp. Lv. 19:36;Ez. 45:10), porque las gentes trataban de falsear las balanzas, así como las pesas, lo cual eraabominación ante Dios (Pr. 11:1; 16:11; Os. 12:7; Am. 8:5). En Isaías (Is. 46:6) se usa otrapalabra hebrea, «ganeh», lo que significa una caña, vara o viga, y que puede referirse a lavigueta de la balanza. En Ap. 6:5 el jinete del caballo blanco tenía un par de balanzas con lasque pesar la comida, evidenciando la gran escasez y hambre que caerá como juicio de Diosen el futuro.
BÁLSAMO (heb. «tseri»).La resina del arbusto de bálsamo, de propiedades medicinales. Galaad era famoso por suproducción. Se usa como proverbio para exponer la sanidad que Dios tenía para Su pueblo sien verdad se volvían a Él (Jer. 8:22; 46:11; 51:8). Los mercaderes lo llevaban a Egipto y otroslugares (Gn. 37:25; Ez. 27:17). Jacob envió un poco a José (Gn. 43:11).
BAMA Transcripción de la palabra hebrea «bamah», que significa «lugar alto»; se deja una vez sintraducir en Ez. 20:29, donde Israel ofrecía sacrificios a los ídolos. Se traduce «lugares altos»con mucha frecuencia. (Véase LUGARES ALTOS)
BAMOT-BAAL «lugares altos de Baal» (heb.).Ciudad relacionada con la adoración a Baal (Jos. 13:17).
BANCO En la economía rural del AT, el préstamo de dinero era considerado desfavorablemente, y setenía que efectuar sin interés (Éx. 22:25; Lv. 25:37). Es por ello que se menciona en Neh. 5:3-4el préstamo con garantías o hipotecario. En el NT vemos que el préstamo no quedaba limitadoentre amigos, sino que había venido a ser una ocupación lucrativa. El banquero recibía dineroen depósito, y entregaba un interés (Lc. 19:23; Mt. 25:27). El cambio constituía una ramaimportante del comercio del dinero. Por una pequeña comisión, el cambista cambiaba lasmonedas; p. ej., las contribuciones al templo debían ser hechas en la moneda del templo, y nocon dinero gentil. Para ello se tenían que cambiar los denarios romanos y las dracmas griegaspor los siclos judíos (Mr. 11:15; Jn. 2:15). Véase PRÉSTAMOS.
BANDERA Cada tribu tenía su propia bandera, «degel», y cada familia su propia enseña, «oth». En elcampamento las doce tribus estaban dispuestas de manera que había tres a cada uno de suslados, y una de las tres daba su nombre a aquel lado del campamento. Así, la bandera de Judárecibe el nombre de bandera del campamento de Judá, que se hallaba al este; el campamentode Rubén se hallaba al sur, el campamento de Efraín al oeste y el campamento de Dan al norte.Ver CAMPAMENTO.Las Escrituras no especifican las formas de las banderas ni de las enseñas Dicen los rabinosque la bandera de Judá se asemejaba a un «león» (cp. Gn. 49:9; Ap. 5:5), la de Rubén a un«hombre», la de Efraín a un «buey» (cp Dt. 33:17); y la de Dan, a un «águila».Si es así, tenemos que estas mismas formas aparecen en los rostros de las criaturas vivientesen Ez. 1:10 y Ap. 4:4-7. Se usa como bella figura del amor de Dios (Cnt. 2:4) El Señor llama alos creyentes a unirse bajo Su bandera, que Él levanta frente a todos los ataques del enemigo(Is. 59:19).
BANQUERO Ver BANCO
BANQUETE SACRIFICIAL En muchas religiones paganas los adoradores participan de los sacrificios ofrecidos a susdioses; bien en honor de ellos, o con el carácter de participación con ellos, o, como en el cultoa Osiris, se creía que se comía a la misma divinidad. En este culto, un pedazo de pastel eraconsagrado por el sacerdote, y se creía que se convertía en el cuerpo de Osiris. También en elMéxico precolombino existía un culto similar, en el que los adoradores participaban de unaimagen de harina, afirmando que era el cuerpo de su dios. Los sacerdotes de las diversasreligiones paganas participaban de la mesa de sus dioses. A esto alude el apóstol Pablo aldecir: «Antes os digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no aDios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. No podéis beber la copadel Señor y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesade los demonios» (1 Co. 10:20-21).En el judaísmo, había banquetes sacrificiales ordenados por Dios. Uno de ellos era de carácterreligioso-familiar, la Pascua. Otro era el de las primicias, y en otros sólo podían participar lossacerdotes, como en los sacrificios del holocausto (Lv. 6:8-17), de la culpa (Lc. 7:1-10). Habíaotros de diverso carácter.En el cristianismo, todo ello ha quedado abolido. Queda una comida memorial, no sacrificial,carente de todo valor eficaz en cuanto a aplicación de ningún tipo de mérito correspondiente auna idea de sacrificio. Es la respuesta amante del creyente al llamamiento del Señor a recordarSu muerte por nosotros hasta que Él venga (1 Co. 11:23-26), en comunión con Él. No se tratade una repetición del sacrificio de Cristo en la cruz (cp. He. 7:27; 9:23-28; 10:10-18). No es unarepetición, sino una proclamación y un recuerdo. En realidad, la postura que mantiene unatransubstanciación del alimento material en el cuerpo del dios se halla en el paganismo antiguoen muchas formas, y, como con tantas otras prácticas paganas, vino gradualmente a seraceptada por amplios sectores de una cristiandad cada vez más apartada de la enseñanza yexhortación de los apóstoles en las Escrituras. Véase también COMIDA.
BAÑO El caluroso clima oriental exige frecuentes baños. La hija de Faraón se bañaba en el Nilo (Éx.2:5). Los egipcios vestían ropas de lino, siempre acabadas de lavar, y sus sacerdotes setomaban dos baños fríos de día, y otros dos por la noche (Herodoto 2:37).Los egipcios, hebreos y sirios se lavaban el polvo de sus pies cuando entraban en una casa(Gn. 18:4; 19:2; 24:32; 43:24; Jn. 13:10).Si los israelitas se contaminaban, se lavaban todo el cuerpo y los vestidos (Lv. 14:8; 15:5;17:15; Nm. 19:7, 8),en agua corriente (Lv. 15:13), en un río (2 R. 5:10), dentro de un patio interior o en un jardín (2 S.11:2, 4).Se lavaban, se ungían, y se ponían sus mejores vestimentas para las fiestas, las ceremonias dela corte y al quitarse el duelo (Éx. 40:12, 13; Rt. 3:3; 2 S. 12:20; Mt. 6:17).Los sacerdotes se lavaban las manos y los pies antes de entrar en el santuario o antes dehacer quemar el holocausto sobre el altar (Éx. 30:19-21). El sumo sacerdote se bañaba almomento de principiar su oficio, y en el Gran Día de la Expiación, antes de llevar a cabo cadauno de los actos de propiciación (Lv. 8:6; 16:4, 24).En la época de Cristo, los judíos se lavaban o se rociaban al volver del mercado (Mr. 7:3, 4). Enla misma época, había baños públicos, ya que los judíos adoptaron las costumbres griegas yromanas. Para baños terapéuticos, acudían a las termas de Tiberíades, de Gadara, deCallirroe, cerca de la orilla oriental del mar Muerto (Josefo, Antigüedades 17:6, 5; 18:2, 3).
BARAC «rayo» (heb.).Israelita de la ciudad de Cades-Neftalí. Bajo órdenes de la profetisa Débora, reunió a 10.000hombres de Neftalí y de Zabulón, con los que derrotó a Sísara, general del ejército de Jabín, ydestruyó a su ejército (Jue. 4:1-24; 5:1, 12; He. 11:32).
BARBA Para los hebreos, una barba abundante y rizada era símbolo de hombría y adorno muypreciado (Esd. 9:3; Sal. 113:8; Is. 19:2; Jer. 48:37; Dn. 10:3); ser privado de ella era graninfamia (1 S. 2:13; 2 S. 10:4-14; 10:24; 20:9; cfr. Is. 7:20; Éx. 5:1-5).Los monumentos asirios representan a los eunucos sin barba. En cambio, los egipcios se ladejaban crecer como señal de duelo. Por eso José tuvo que afeitarse para ir a presentarse a lacorte (Gn. 41:14).La ley levítica prohibe cortar la punta de la barba por ser esto un acto de devoción entre ciertosidólatras (Lv. 19:27; Jer. 25:23). Estaba mandado raparla en caso de lepra como medidahigiénica (Lv. 14:9).
BÁRBARO Los antiguos griegos y romanos llamaban así a los extranjeros que no hablaban su lengua, allado de la cual la de los otros les parecía ruda y desagradable (como «bar-bar»). En el NuevoTestamento sólo significa «extranjero de lengua desconocida» (Ro. 1:14; 1 Co. 14:11; Hch.28:2-4). Tiene el mismo sentido en Sal. 114:1.Ha llegado a designar a los mismos griegos desde un punto de vista religioso. En un sentidomás general, bárbaro significa inculto, rudo; así, por ejemplo, Ez. 21:31.
BARBECHO Es un trozo de tierra que se ha arado y se ha revuelto con el rastrillo, pero dejada sin sembrarpara que recupere su fertilidad.La ley de Moisés (Éx. 23:11) ordenaba que el israelita dejara su tierra en barbecho un año decada siete, enseñando así que la tierra realmente pertenecía a Dios. Esto se hacia en elllamado año sabático (Os. 10:12). Sin embargo, en los últimos años del Antiguo Testamentoesta práctica no era muy común (véase Lv. 26:33).
BARCA Véase NAVE
BARCO Véase NAVE
BARJESÚS Mago judío de la corte de Sergio Pablo (Hch. 13:6-12). Se le llama también Elimas (Hch. 13:8).
BARRABÁS «hijo del padre».Descrito como «ladrón» (Jn. 18:40) y «un preso famoso» (Mt. 27:16). Había encabezado unainsurrección y cometido homicidio (Mr. 15:7). Ante la disyuntiva de elegir entre éste y el SeñorJesús, los judíos, instigados por los principales sacerdotes y por los ancianos, pidieron laliberación de este hombre, y la muerte para Jesús. Esta elección manifestó claramente laimpiedad y dureza del corazón de ellos. Pedro no perdió la ocasión de presentar este hechoacusadoramente a los judíos: «Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que seos diese un homicida» (Hch. 3:14).
BARRO En sentido real es la mezcla que resulta de la unión de tierra y agua. Tiene también unsignificado peyorativo: se aplica a las cosas de poco valor, despreciables. En la Biblia seencuentra esta palabra aplicada al hombre por contraste con Dios, y así San Pablo recoge estaimagen expuesta no pocas veces en el Antiguo Testamento (Is. 29:16; 64:7; Jer. 18:1-6; Ec.33:13-14; Ro. 9:20-21).El barro se empleaba en las construcciones. Los ladrillos se cocían al fuego con una técnicaaprendida por los israelitas en Egipto (Jer. 18:3; 43:9). Se los reforzaba con paja, como sepuede ver en muchas ruinas (Gn. 11:3; Éx. 1:14; 5:6-19), después se los ponía a secar al sol ycon ellos se construían las casas (Jb. 38:14). También se hacían construcciones de materialespreciosos, pero en menos escala que en Grecia y Roma.
BARSABÁS «hijo de Saba».(a) José, también llamado JUSTO, que fue nombrado candidato, juntamente con Matías, paraocupar la vacante dejada por Judas Iscariote (Hch. 1:23).(b) El sobrenombre de Judas, que con Silas fue enviado a Antioquía con la decisión a la quehabía llegado la iglesia de Jerusalén con respecto a la controversia acerca de si circuncidar ono a los convertidos de entre los gentiles. Él y Silas son llamados «principales entre loshermanos» y «profetas» que exhortaron a los hermanos y los confirmaron (Hch. 15:22, 27, 32).
BARTIMEO «hijo de Timeo».El mendigo ciego de Jericó, a quien el Señor dio la vista (Mr. 10:46).
BARTOLOMÉ «hijo de Talmai».Uno de los doce apóstoles, que solamente es mencionado en las listas de los Doce (Mt. 10:3;Mr. 3:18; Lc. 6:14; Hch. 1:13). Es probable que sea Natanael (cp. Jn. 1:45; 21:2).
BARUC (a) Amigo de confianza, amanuense o secretario de Jeremías (Jer. 32:12, 36:4)(b) Uno de los que ayudaron a Nehemías a reedificar los muros de Jerusalén (Neh. 3:20)(c) Firmante del pacto de guardar la ley (Neh. 10:6)(d) Judaíta (Neh. 11:5).
BARUC (Libro) Libro apócrifo de la Septuaginta. Dice que Baruc, el escriba de Jeremías, lo escribió para losjudíos cautivos en Babilonia.
BARZILAI (a) Rico galaadita muy amigo de David (2 S. 17:27-29; 19:31-40).(b) Uno que regresó del exilio en tiempos de Esdras (Esd. 2:61, 62).(c) Consuegro de Saúl (2 S. 21:8).
BASÁN Fértil de la región oriental del Jordán en el centro superior del Yarmuk. Famosa por sus ricospastos (Mi. 7:14; Jer. 50:19; Nah. 1:4) sus encinas (Is. 2:13; Ez. 27:6), su ganado mayor (Dt.32:14; Sal. 22:13; Ez. 39:18; Am. 4:1). Basan perteneció, sucesivamente, al imperio de David yal reino del norte, Israel; después fue posesión aramea (2 R. 10:33); bajo Tiglat-pileser III asiria;en el siglo II a. C., nabatea; finalmente perteneció al reino de Herodes y de sus sucesores. Elrelato de la victoria sobre el rey Og de Basán acentúa los derechos de Israel sobre esta región(Nm. 21:33-35).
BASEMAT «fragante».(a) Una de las esposas de Esaú, hija de Ismael y madre de Reuel (Gn. 36:3, 4). En la narraciónanterior (Gn. 26:34; 28:9), los nombres de las esposas de Esaú difieren de los dados en elcapítulo 36. Las mujeres pudieron haber tenido dos nombres, o cambiarlo al casarse. Pareceprobable que Basemat, hija de Elón, es la misma que Ada, hija de Elón; y que Basemat, hija deIsmael, sea la misma que Mahalat, hija de Ismael. Judit, hija de Beeri, pudiera ser la misma queAholibama, hija de Aná, si Beeri es el nombre de su padre, y Aná el de su madre.(b) Hija de Salomón y esposa de Ahimaas, uno de los comisarios de Salomón (1 R. 4:15).
BATO Medida para líquidos equivalentes a unos 37 litros.En el libro de Ezequiel se afirma la siguiente equivalencia: 1 hombre = 10 batos (Ez. 45:10, 14).
BAUTISMO Las palabras comúnmente utilizadas en el NT para denotar esta ordenanza son el verbo«baptizõ» y los nombres «baptisma» y «baptismos»; pero ninguno de estos términos seemplea sólo en este sentido. El verbo se usa también para denotar la purificación ceremonialde los judíos antes de comer, para la que se vertía agua sobre las manos (Lc. 11:38; Mr. 7:4);figuradamente, para significar los sufrimientos de Cristo (Mr. 10:38, 39; Lc. 12:50); y por último,para denotar la ordenanza bautismal. «Baptizõ» es la forma intensiva de «baptein»,«sumergir», y tiene un sentido más amplio que éste. En Hebreos (He. 9:10) «baptismos»,referido a los diversos lavamientos rituales ordenados en el AT con referencia a los ritos deltabernáculo, se traduce «abluciones»; sin ningún género de dudas, se refiere a los lavamientosordenados en Lv. 6:27, 28; 8:6; 11; 13; 14; 15; 16; 17; 22:6; Nm. 8:7, 21; 19, etc.En el bautismo, la idea expresada es la unión a alguien o a algo. Refiriéndose a los israelitas,se dice en las Escrituras: «todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar» (1 Co.10:2). Así el bautismo cristiano es la identificación con Cristo en la esfera de Su autoridad yseñorío.(a) BAUTISMO DE JUAN.El bautismo de Juan tenía lugar en el Jordán, hacia donde las multitudes salían (Mr. 1:4, 5), y esmencionado una y otra vez como bautismo de «arrepentimiento» (Mr. 1:4; Lc. 3:3; Hch. 13:24;19:4). Los que así se bautizaban debían dar frutos dignos de arrepentimiento (Mt. 3:8; Lc. 3:8).Ellos confesaban sus pecados (Mt. 3:6), y exhortaban al pueblo a que creyeran en Aquel quevendría tras él, Cristo Jesús, de quien dio él mismo testimonio (Hch. 19:4; cp. Jn. 1:29, 36). Unresiduo piadoso se separó por el bautismo esperando la venida del Mesías; por este bautismose juzgaron a sí mismos, y se apartaron de la condición caída de la nación. El Señor Jesús fuebautizado por Juan, no en Su caso para confesión de pecados, sino para asociarse en graciacon el residuo arrepentido, para cumplir toda justicia (Mt. 3:15). Su bautismo por Juan fuetambién la ocasión de Su ungimiento por el Espíritu Santo para Su ministerio público, y deltestimonio del agrado del Padre en Él, Su Hijo.(b) BAUTISMO CRISTIANO.El bautismo cristiano implica la confesión de Cristo como Señor, constituyendo la identificaciónexterna con Su muerte, y por ende el salirse o bien del terreno judío, culpable del rechazo deCristo como Su Mesías, o del terreno gentil, sin Dios ni esperanza en este mundo (Ro. 6:3; Hch.2:38, 40; Ef. 2:12). Este bautismo es «al (eis) nombre del Padre, y del Hijo, y del EspírituSanto» (Mt. 28:19). Y «en (epi, o en los mss. B, C, D) el nombre de Jesucristo». Las Escriturasno dan una enseñanza concreta acerca del modo del bautismo. El gran tema del bautismo es aquién somos bautizados (cp Hch. 19 3). Pero la idea dada por la palabra es la de lavamientocomo con los sacerdotes de antaño (Éx. 29:4) más bien que un rociamiento, como con loslevitas (Nm. 8:7).Pablo dio una importancia secundaria al acto externo a la unidad entre los creyentes (cp. 1 Co.1:10-15); sí hizo hincapié en el bautismo del Espíritu Santo. (Ver BAUTISMO DEL ESPÍRITUSANTO).Con respecto a quién puede recibir el bautismo, hay posturas divergentes. El NuevoTestamento no menciona el bautismo de niños como tal; en las conversiones de Lidia, delcarcelero de Filipos, y de Estéfanas (Hch. 16:15, 33; 1 Co. 1:16), se afirma que con ellos sebautizó «toda su casa», lo cual incluye en el término griego a todos aquellos que estabansometidos a la autoridad del cabeza de familia, menores y esclavos. Se aduce que en el casode la casa del carcelero de Filipos toda su casa se regocijó. Pero también es un hecho que elverbo creyó está en el original en masculino y singular, pudiéndose aplicar solamente alcarcelero (Hch. 16:34). Todo esto conduce a la conclusión de que con respecto al modo yreceptores del bautismo sería imprudente llegar a conclusiones dogmáticas. Con respecto a la
BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO Es distinto del bautismo con agua. El bautismo de Juan es asimismo contrastado con éste(Hch. 11:16; Mt. 3:11). El bautismo cristiano, aunque distinto, era con vistas a la recepción delEspíritu Santo (Hch. 2:38), pero no lo confiere (Hch. 19:5, 6). El bautismo del Espíritu Santo tuvolugar en Pentecostés. El Señor dijo a Sus discípulos: «Vosotros seréis bautizados con elEspíritu Santo dentro de no muchos días» (Hch. 1:5). En Pentecostés los santos fueron todosbautizados por Él, un Espíritu en un solo cuerpo (1 Co. 12:13). Esto concuerda con el inicio dela iglesia en Pentecostés, y nos dice que nadie puede venir a formar parte del cuerpo de Cristoa no ser que el Espíritu Santo more en él, siendo así iniciado en él un cuerpo formado ycaracterizado por el bautismo del Espíritu Santo una vez por todas.
BAUTISTA Sobrenombre de Juan, es considerado como el último profeta de la antigua Alianza. SegúnLucas es hijo del sacerdote Zacarías, de la familia sacerdotal de Abías (Lc. 1:5; cfr. 1 Cr.24:10); el nacimiento y la misión del Bautista son anunciados por Gabriel (Lc. 1:13-17); en lacircuncisión se le da el nombre de Juan y su padre le ensalza como precursor del Mesías (Lc.1:67-69). Mientras su padre se queda al servicio sacerdotal del Templo, Juan se marcha aldesierto para predicar allí el bautismo para el perdón de los pecados (Lc. 3:3). Se citan comolugares de bautismo Betania (Jn. 1:28) y Enón junto a Salim (Jn. 3:23). Además de lapredicación de arrepentimiento (Mt. 3:7-12; Lc. 3:7-9), se nos ha transmitido su predicación alas diferentes clases sociales (Lc. 3:10-14), su testimonio mesiánico y el bautismo de Jesús(Mr. 1:9 y paralelos). Él encamina a sus discípulos hacia Jesús, al que deben seguir por ser elmás grande (Jn. 1:35 y ss). En Mr. 6:17-29 se narra la valentía con que el Bautista censura aHerodes Antipas por su adulterio, y cómo esto le conduce a morir decapitado (según FlavioJosefo, en la fortaleza de Maqueronte). Los discípulos de Juan solicitaron el cuerpo de suamado maestro y lo enterraron. Después de lo cual acudieron a Jesús para exponerle losucedido.
BECERRO DE ORO Encontramos el becerro de oro en dos ocasiones importantes de la historia de Israel: Aarón, elhermano de Moisés, obligado por el pueblo, erige uno en el desierto después del éxodo (Éx.32:1-7), y Jeroboam levanta dos: uno en Bet-el y otro en Dan con ocasión de la división delreino (1 R. 12:28-29). La fiesta que ocasionó la hechura del becerro de oro en el desiertoestuvo acompañada de orgías (Hch. 7:41). La representación del Dios trascendente por unaimagen que los hebreos habían visto en Egipto indignó a Moisés y el legislador castigóseverísimamente a los culpables. Aarón pudo salvar su vida gracias a que su participación enla rebelión fue obligada. La construcción de los becerros de oro en tiempos de la monarquíatuvo lugar en el siglo X cuando ya el pueblo estaba establecido en la tierra prometida y elmonarca del norte quiso evitar que el pueblo viniese a Jerusalén. Esta adoración de unaimagen hecha por hombres es condenada por los profetas (Os. 8:5-6; 13:2).En todo el Oriente antiguo (Babilonia, Sumeria, Egipto) el toro, por su fuerza y fecundidad, eraconsiderado símbolo de la divinidad. La religión de Moisés condenó esta práctica.
BEDELIO Resina de un arbusto balsámico en forma de granos pequeños amarillentos (cfr. Gá. 2:12); enNm. 11:7 se dice que el maná tenía la apariencia del bedelio.
BEELZEBÚ Nombre que se da en varios pasajes del Nuevo Testamento al «príncipe de los demonios» (Mr.3:22; Mt. 10:25; 12:26). (Véase BAAL).
BEER «pozo». Voz que entra en la composición de nombres de lugares y personas.(a) Una estación de la peregrinación hebrea (Nm. 21:16-18) en Moab. Quizás idéntica a Beer-elim («pozo de los hombres fuertes») (Is. 15:8). Todavía en nuestros días el agua se halla a florde tierra y basta hundir un palo para que el agua fluya a borbotones.(b) Ciudad de Judá, situada, según Eusebio, al oeste de Jerusalén y cerca de Bet-semes (Jue.9:21).
BEEROT (a) Uno de los lugares de parada de los israelitas en el desierto (Dt. 10:6).(b) Una de las cuatro ciudades de los heveos que engañaron a Josué a que hiciera con ellostratado de paz. Fue entregada a Benjamín (Jos. 9:17; 18:25; 2 S. 4:2). Está identificada con«Bireh», 31° 54' N, 35° 13' E, a unos 11 Km. al norte de Jerusalén. Después del cautiveriobabilónico, varios fueron a repoblar esta ciudad (Esd. 2:25; Neh. 7:29).
BEERSEBA «pozo del juramento».(a) Este nombre fue dado al lugar en el que Abraham y Abimelec pactaron no hostigarsemutuamente, confirmando el pacto con juramento. Vino después a ser la morada de Abraham eIsaac, que también cavó allí un pozo.(b) Una ciudad lleva también este nombre (Gn. 21:14, 31-33; 22:19; 26:23, 33; 28:10). Pasó aformar parte de la herencia de Simeón (Jos. 19:1, 2); después del establecimiento de losisraelitas en la tierra, se menciona constantemente como la frontera meridional de la tierra, asícomo Dan es mencionada como el límite septentrional; así, decir «de Dan a Beerseba» era darexpresión a la totalidad del territorio, incluso en los días de Salomón (1 R. 4:25).
BEHEMOT Se trata de un gran animal, descrito en Jb. 40:15-24. Una opinión bastante generalizada es quese trata del hipopótamo. Sin embargo, un examen riguroso del texto no apoya esta idea. Si sereconoce la contemporaneidad de los dinosaurios con el hombre, descartando la hipótesis deun largo desarrollo transformista de la vida sobre la tierra, la descripción concuerdaadmirablemente con la de un brontosaurio, gran reptil vegetariano. Cp. especialmente ladescripción de su cola (Jb. 40:17).Bibliografía:Morris, H. M., y John C. Whitcomb: «El Diluvio del Génesis» (Clíe, Terrassa, 1981);Bible Science Newsletter, suplemento marzo 1973, vol. 3, nº 2, «Job and Science»(Minneapolis, Minn.).
BEL «Señor».Uno de los dioses de Babilonia, que se supone era el nombre babilónico de Baal (Is. 46:1; Jer.1:2; 51:44). Se identifica con Marduk o Merodac, el dios protector de Babilonia.
BELÉN (heb. «Bethlehem» «casa de pan»).Ciudad de Judá también llamada Belén de Judá (Jue. 17: 7-9) Es mencionada por vez primeraen relación con la muerte y sepultura de Raquel (Gn. 35:19) La historia de Rut tiene relación conIsaí el belenita por lo que evidentemente fue el lugar del nacimiento del rey David (1 S. 16:4;17:12, 15) Fue también el lugar de nacimiento del Señor Jesús.Originalmente se llamaba «Efrata» (Gn. 35:16, 19; 48:7; Rt. 4:11; Sal. 132:6). Es una vezllamada Belén Efrata, esto es, «el fructífero», porque el Señor de Israel iba a proceder de allí(Mi. 5:2; Lc. 2:4, 15; Jn. 7:42). Esta profecía llevó a Herodes a masacrar a los pequeños deBelén y de sus contornos (Mt. 2:16, 18).Está situada a unos 10 kilómetros al sur de Jerusalén, 31° 42' N, 35° 12' E, sobre una estrechaserranía que tiene su inicio en el sistema central. La serranía está cubierta de terrazas,dedicadas al cultivo del olivo y de la vid. Hay conventos de las iglesias latina, griega y armenia,y la llamada iglesia de la Natividad. Desde 1967 en poder de los israelitas (antes formabaparte de la Cisjordania palestina anexionada por Transjordania el año 1948), tiene unos 30.000habitantes. Su nombre árabe es «Beit Lahm».
BELIAL «maldad» o «indignidad».Se usa generalmente en la expresión «hijo de Belial», y quiere decir: «brusco», «perverso»,«impío», «destruidor», según el contexto (1 S. 1:16; 25:25; 30:32; Sal. 18:4; Pr. 19:28; Nah.2:1). Pablo lo nombra como personificación del mal (2 Co. 6:15).
BELSASAR ver, MENE«el conductor del señor.»El último rey del imperio babilónico. En un banquete profanó los vasos sagrados del templo deJerusalén, y fue advertido por Dios con la escritura en la pared. Había sido pesado por Dios, yhallado falto. Aunque fue reprendido por Daniel, no dio señales de arrepentimiento, y en mediode las fiestas la ciudad fue tomada por las tropas de Ciro, dirigidas por Darío de Media(Gobryas o Gubaru). La reina, probablemente la reina madre, no se hallaba presente en aquellaorgía y fue la que hizo saber quién podría interpretar la escritura sobre la pared. Ver MENE.El caso de Belsasar es uno de los más notables en los que la crítica hostil a la Palabra de Diosmantenía que había aquí una contradicción con la historia, porque no se había hallado elnombre de Belsasar en los registros externos a la Biblia. Pero ya en 1854, en Mugheir, laantigua Ur, el coronel Rawlinson descubrió una inscripción en un monumento con mención deBelsasar, y después se descubrieron más documentos acerca de él y de Nabónido. Belsasarera el primogénito de Nabónido, y compartió con su padre el reino hasta su derrumbamientoante los persas. Nabónido, babilonio, era un usurpador del trono, no perteneciendo a la líneadinástica de Nabopolasar. Parece que se casó con una hija de Nabucodonosor, paraconsolidar su posición en el trono. Que Belsasar fuera rey de Babilonia bajo su padreNabónido explica las intrigantes palabras de Belsasar al ofrecer al que le interpretara laescritura en la pared que sería «el tercer señor en el reino» (Dn. 5:7, 16, 29). No podía ofrecerel segundo puesto, que era el que tenía él mismo. Bien al contrario de lo que pretendían loscríticos, en éste como en tantos otros incidentes ha quedado vindicada la precisión histórica dela Palabra de Dios, mostrándose la invalidez del argumento del silencio.Bibliografía:Anderson, Sir Robert: «El Príncipe que ha de venir» (Publicaciones Portavoz Evangélico,Barcelona 1980);Carballosa, Dr. E. L.: «Daniel y el Reino Mesiánico» (Publicaciones Portavoz Evangélico,Barcelona 1979);Boutflower, C.: «In and Around the Book of Daniel (Kregel Pub., Grand Rapids, Michigan 1977);Wilson, R. D.: «Studies in the Book of Daniel» (Baker Book House, Grand Rapids, Michigan1977);Whitcomb, Dr. J. C.: «Darius the Mede» (Presbyterian and Reformed Pub. Co., Nutley, NewJersey 1977).
BELTSASAR. Nombre babilónico de Daniel (Dn. 1:7; 2:26). (Véase DANIEL).
BENADAD Reyes arameos de Damasco:(a) Con Benadad I se confederó (1 R. 15:18 y ss) el rey del reino del sur (Judá), contra el delreino del norte, Israel.(b) Salmanasar II de Asiria venció en el año 854 a una coalición dirigida tal vez por Benadad II,y éste luchó a continuación, aunque sin éxito, contra el reino del norte, Israel (1 R. 20:1-34).(c) Benadad III fue derrotado por Asiria hacia el año 790 a.C. y por ello no pudo conseguir yaningún otro éxito (2 R. 13:24 y ss) contra el reino del norte, Israel.
BENAÍA «Jehová ha construido.»(a) Levita, hijo de Joiada, de Cabseel de Judá (2 S. 23:20). Su padre era sacerdote (1 Cr.27:5); si Joiada estaba al servicio del altar, fue probablemente el principal de los sacerdotesque se unieron al ejército para poner a David sobre el trono (1 Cr. 12:27). Benaía era valiente.Descendió a una cisterna para dar muerte a un león. Abatió a dos héroes moabitas. Armadotan sólo de un cayado, se midió con un gigante egipcio y, arrebatándole su lanza, le dio muertecon ella (2 S. 23:20, 21; 1 Cr. 11:22, 23). Mandaba a los cereteos y a los peleteos, la guardiapersonal del rey David (2 S. 8:18). Mandaba también al tercer ejército durante el tercer mes (1Cr. 27:5, 6). Benaía y la guardia permanecieron fieles a David durante la rebelión de Absalón(cp. 2 S. 15:18; 20:23) y de Adonías (1 R. 1:10). David le ordenó que escoltara a Salomón, conla guardia, hasta Gihón, para que fuera ungido rey (1 R. 1:32-38); como jefe de la guardia, diomuerte a Adonías (1 R. 2:25), a Joab (1 R. 2:29-34), y a Simei (1 R. 2:46). A la muerte de estosconspiradores, Benaía fue ascendido a general en jefe de los ejércitos de Salomón (1 R. 2:35).(b) Uno de los valientes de David, piratonita (2 S. 23:30; 1 Cr. 11:31; 27:14).(c) Príncipe de la familia de Simeón (1 Cr. 4:36).(d) Levita y guarda de las puertas (1 Cr. 15:18, 20; 16:5).(e) Sacerdote que tocaba la trompeta delante del arca (1 Cr. 15:24; 16:6).(f) Padre de Joiada, uno de los consejeros de David (1 Cr. 27:34).(g) Levita descendiente de Asaf (2 Cr. 20:14).(h) Levita supervisor de las ofrendas del templo (2 Cr. 31:13).(i) Padre de Pelatías, príncipe de Judá (Ez. 11:1, 3).(j) Es también el nombre de cuatro hombres que se casaron con mujeres extranjeras (Esd.10:25, 30, 35, 43).
BENDICIÓN Hay dos aplicaciones distintas de la palabra «bendición / bendecir». Dios bendice a Supueblo, y el pueblo bendice a su Dios, usándose constantemente la misma palabra paraambos actos. Por ello es evidente que debe usarse en más de dos sentidos. Por una parteleemos que «el menor es bendecido por el mayor» (He. 7:7), y aunque este pasaje se refiere aMelquisedec bendiciendo a Abraham, lo mismo es cierto con respecto a Dios y Sus criaturas:al conceder favores, es solamente Dios que puede bendecir. El cristiano puede decir: Dios«nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo» (Ef. 1:3), peroen este mismo versículo acabado de citar se halla «Bendito sea el Dios y Padre de nuestroSeñor Jesucristo», lo cual significa «gracias sean dadas al Dios y Padre de nuestro SeñorJesucristo». Esto queda adicionalmente clarificado por los registros de la institución de la cenadel Señor. En Mateo y Marcos, el Señor tomó el pan y «lo bendijo». En Lucas y 1ª Corintios (1Co. 11:24) tomó el pan, «y dio gracias». «Toda buena dádiva y todo don perfecto desciendede lo alto, del Padre de las luces» (Stg. 1:17). Esto es la bendición de Dios sobre nosotros, ypor la cual nosotros a nuestra vez bendecimos a Dios dando gracias, alabanza y adoración.
BENJAMÍN ver, JERUSALÉN«hijo de mi diestra».El último de los hijos de Jacob, e hijo de Raquel, y hermano de José. Al llegar a Belén, Raqueldio a luz a Benjamín. Al morir del parto, le dio el nombre de Benoni, «hijo de mi aflicción».Jacob lo llamó Benjamín (Gn. 35:16-20); fue muy amado por su padre, particularmente despuésde la pérdida de José, debido a que lo había tenido en su vejez, y que era el hijo menor deRaquel. Jacob se resistió mucho a que acompañara a sus hermanos a Egipto. Judá temía quesi alguna desgracia le sucedía a Benjamín, su padre podría morir de dolor (Gn. 43:1-17).También José amaba mucho a Benjamín (Gn. 43:29-34; 44:1-34). Benjamín tuvo diez hijos ynumerosos descendientes, que formaron una tribu de Israel (Gn. 46:21; Nm. 26:38-41; 1 Cr.7:6-12; 8).Dos personas llevan también este nombre (1 Cr. 7:10; Esd. 10:32).
BENJAMÍN (Tribu) ver, JERUSALÉNNombre de las familias que descendieron de Benjamín, y del territorio que les fue asignado.Después de la distribución de la tierra, en Silo, a continuación de Judá y Efraín, la primerasuerte recayó en Benjamín, que recibió el distrito situado entre estas dos tribus. Su fronteranorte corría por Bet-el, e iba desde el Jordán hasta Atarot-adar, al sur de Bet-horón de abajo.Saliendo de allí, su límite occidental iba hasta Quiriat-jearim. De este lugar la fronterameridional se dirigía hasta el valle de Ben-Hinnom, directamente al sur de Jerusalén, llegandoal extremo norte del mar Muerto. La frontera oriental era el Jordán (Jos. 18:11-20). El espacioasí delimitado medía 45 Km. de este a oeste, y poco más de 20 Km. de norte a sur. Aunqueera montañoso, era un distrito muy feraz, y había muchas ciudades, entre las que las principaleseran Jerusalén, Bet-el, Gabaón, Gabaa, Mizpa (Jos. 18:21-28). Esta tribu dio un liberador aIsrael cuando gemían bajo la opresión extranjera (Jue. 3:15), y fue casi exterminada porproteger a los habitantes de Gabaa, que habían cometido un execrable crimen (Jue. 19-21). Elprimer rey de Israel fue benjamita, y la tribu de Benjamín estuvo durante mucho tiempo ligada ala casa de Saúl (2 S. 2:9, 15; 1 Cr. 12:29). Con posterioridad a la accesión de Da vid al trono,los benjamitas expresaron en diversas ocasiones su descontento (2 S. 16:5; 20:1-22; Sal. 7:1)sin embargo una gran parte de Benjamin permaneció fiel a la casa de David cuandoencabezadas por Jeroboam las diez tribus se separaron de Judá (1 R. 12:21). Esta fracción fiela David siguió la suerte de la tribu de Judá hasta el fin (Esd. 4:1).Pablo, el apóstol de los gentiles, era de la tribu de Benjamín (Fil. 3:5).Dos puertas de Jerusalén llevaban el nombre de Benjamín. La puerta superior o la gran puertade Benjamín, estaba dentro del templo (Jer. 20:2). Para la otra puerta, véase JERUSALÉN.
BERACA «bendición».(a) Un benjamita que se unió a David en Siclag (1 Cr. 12:3).(b) Un valle de Judá cercano a Tecoa. Josafat le dio este nombre porque allí dio gracias a Diospor la gran victoria sobre los amonitas, moabitas y edomitas (2 Cr. 20:26); se hallan vestigiosde este nombre en Bereikut, a unos 6 Km. al norte de Tecoa, a 10 Km. al suroeste de Belén, en«Wadi el Arrub».
BEREA Ciudad de Macedonia, a 80 Km. al oeste de Tesalónica, y a 38 Km. del mar, en la vertientenorte de los montes del Olimpo.Los judíos de allí son alabados por su nobleza al buscar en las Escrituras si ciertamente eranasí las cosas que Pablo les anunciaba, y como resultado de lo cual muchos de ellos creyeron(Hch. 17:10, 13; 20:4).Sopáter era de allí.Se llama ahora «Kara Verria».
BERENICE «lleva la victoria».Princesa judía, hija de Herodes Agripa I y hermana de Agripa, casada con su tío Herodes, reyde Calcis. Su intimidad con su propio hermano Agripa causó escándalo; habiendo enviudado,se casó con Polemo, rey de Cilicia, pero lo abandonó para volver al lado de Agripa, con quienestaba cuando Pablo compareció ante éste (Hch. 25:13, 23; 26:27-30). Más tarde fuemanceba de los romanos Vespasiano y Tito. Sus relaciones amorosas con este último habíancomenzado durante la primera rebelión de los judíos contra los romanos.
BERILO (A) Heb. «tarshish»; piedra preciosa relacionada indudablemente con el lugar de origen de laprimera piedra de la cuarta hilera del pectoral (Éx. 28:20; 39:13; Cnt. 5:14; Ez. 1:16; 10:9;28:13; Dn. 10:6). Ninguno de los pasajes da indicación alguna del color de esta piedra. Hayalgunos comentaristas que traducen el «tarshish» de Cnt. 5:14 por topacio y «tarshish» de Éx.28:20 por calcedonia. En la LXX se traduce como crisólito en Éx. 28:20; 39:13; Ez. 28:13, ycomo «anthrax», que se traduce «carbunclo», en Ez. 10:9.(B) El término gr. «beryllos» de Ap. 21:20 se traduce como berilo, para designar el octavofundamento de la Nueva Jerusalén. El berilo es un mineral de roca, formado especialmente porsílice y aluminio; por lo general es de color verde o verde azulado; aparece también envariedades azules, rosas, amarillas, o de color de aguamarina; está emparentada con laesmeralda.Véase PIEDRAS PRECIOSAS.
BERNABÉ «hijo de consolación».Su nombre era José, pero los apóstoles le dieron el sobrenombre de Barnabás, «hijo deconsolación», o más bien, «de exhortación».Aparece por primera vez cuando vende su tierra y pone el precio de ella a los pies de losapóstoles (Hch. 4:36, 37). Cuando los discípulos en Jerusalén mostraron temor acerca dePablo, fue él quien lo tomó y lo presentó ante los apóstoles (Hch. 9:26, 27). Cuando los gentilesse convirtieron en Antioquía fue Bernabé quien fue enviado allí desde Jerusalén. Se regocijó enla realidad de la obra, y los exhortó a que se aferraran al Señor; de él se dice en las Escriturasque era «varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe». Fue después en busca de Pablo, y lollevó consigo a Antioquía, donde trabajaron durante un año entero. Después visitaron juntosJerusalén, llevando los dones de los santos (Hch. 11:22-30). Antioquía vino a ser un centrodesde el que el evangelio salía a los gentiles; fue allí que dijo el Espíritu Santo: «Apartadme aBernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado», empezando desde allí lo que recibe elnombre del primer viaje misionero de Pablo (Hch. 13:2-4).Cuando se suscitó la cuestión de si era necesario que se circuncidasen los creyentesprocedentes de la gentilidad, Pablo y Bernabé subieron a Jerusalén para tratar este asunto(Hch. 15:1-41), que se resolvió con la decisión de no encadenar a los gentiles con la ley judía,aunque sí quedaban ligados a las demandas morales y necesarias de Dios (Hch. 15:1-41).Después de esto Pablo propuso volver a visitar a los hermanos en las ciudades en las quehabían predicado. Bernabé insistió en llevar con ellos a su sobrino Juan Marcos; al expresarPablo su desacuerdo, por cuanto Marcos había abandonado antes la obra, se suscitó una vivadiscusión, y Bernabé, separándose de Pablo, embarcó con Marcos para Chipre, su propiopaís. Así es como se separaron estos dos valiosos hermanos, que habían arriesgado sus vidaspor el nombre del Señor Jesús.No sabemos nada de las posteriores actividades de Bernabé. Pablo alude a él como habiendosido arrastrado por la disimulación de Pedro, pero por otra parte habla afectuosamente de él (1Co. 9:6; Gá. 2:1, 9, 13).
BERNABÉ (Epístola) Hay una epístola de 21 capítulos atribuida a Bernabé. Clemente de Alejandría la considerógenuina, y Orígenes la llamó una «epístola católica (o universal)»; pero se reconoce en laactualidad que su autor no fue el compañero de Pablo. Es pseudoepigráfica, y su autor fueprobablemente un gentil; presenta numerosas inexactitudes con respecto al AT, y absurdasinterpretaciones de las Escrituras.
BESER (a) Una de las ciudades con derecho de asilo (Dt. 4:41-43), situada al este del río Jordán enterritorio de Rubén. Fue asignada como tierra de habitación para los descendientes de Meraride la tribu de Leví (Jos. 21:36; 1 Cr. 6:63-78).(b) Uno de los hijos de Zofa de la casa de Aser (1 Cr. 7:37).
BESO Esta común forma de salutación entre parientes queda santificada por su adopción por partede la iglesia. Cinco de las Epístolas finalizan con la exhortación a saludarse unos a otros con unósculo santo, u ósculo de amor (Ro. 16:16; 1 Co. 16:20; 2 Co. 13:12; 1 Ts. 5:26; 1 P. 5:14).Cuando Pablo dio el adiós a los ancianos de Éfeso, ellos lloraron entristecidos, y le abrazaronbesándole. Obtener permiso para besar la mano de un superior constituía un honor. Lospaganos besaban a sus dioses (1 R. 19:18; Os. 13:2). En el caso de objetos distantes deadoración, como el sol y la luna, sus adoradores se besaban la mano (Jb. 31:26, 27). De ahíque la palabra más generalizada para adoración en el NT sea «proskuneõ», de «kuneõ»,besar. Los reyes y jueces de la tierra son exhortados a besar al Hijo cuando Él venga a reinar,no sea que se desencadene Su ira, y perezcan (Sal. 2:12).En las «Constituciones Apostólicas», un escrito compilado en el siglo IV d.C., se hacereferencia a que entonces hombres y mujeres se sentaban por separado en distintos lados dela sala, por lo que el beso no se daba entonces entre personas de distinto sexo.
BESOR Torrente que pasa por Beerseba después de nacer en Aroer y que desemboca en elMediterráneo cerca de Gaza. Se menciona en las campañas de David contra los amalecitas (1S. 30:9, 10, 21).
BESTIA Aparte de su significado normal en castellano, esta palabra es en la Biblia símbolo apocalípticode fuerza bruta, sensual, lasciva, opuesta a Dios. En este sentido aparece en Dn. 7 y en Ap.13:11-18. En su sentido literal se aplica a los cuadrúpedos. Según Gn. 1:25-28, fueron creadasen la misma etapa que el hombre, pero a éste le fue dado dominio sobre ellas, colocándolo encategoría distinta (1 Co. 15:44-46; Stg. 3:15). Se las considera dotadas de un alma física (o«vida»), residente en la sangre, por lo cual se prohibe comer sangre (Lv. 7:27; 17:10; Hch.15:29).La principal riqueza de las tribus nómadas era el ganado, y los rebaños se mencionan conmucha frecuencia en la bestia (Dt. 32:14; 2 S. 17:29; 2 Cr. 7:5; Sal. 78:52; Is. 53:6; Jn. 10:1-8),haciéndoseles objeto de solícitos cuidados (Nm. 32:16; Is. 53:16; Jer. 33:13). Para la carga seusaba el camello, para montura y labores de campo, el asno, y el caballo sólo para la guerra(Gn. 12:16; 2 S. 19:26; 2 R. 2:11; Jer. 12:5).La ley mosaica prohibía maltratar a las bestias (Éx. 23:4, 5, 12; Dt. 25:4), pero el buey quemataba a un hombre a cornadas era tratado como un criminal (Éx. 21:28). Entre las bestiassalvajes se mencionan más el león, el oso, el leopardo, el zorro y la hiena o chacal.Algunos pueblos paganos representaban a sus dioses en figura animal, práctica condenadaseveramente por la ley y los profetas (Éx. 32; 1 R. 12:28; 13:2). La bestia emplea la figura deanimales o bestias fantásticas como símbolo de potencias históricas y espirituales (Nm. 21:8;Ez. 1; Dn. 7; Ap. 4).
BESTIALIDAD Pecado sexual bastante común entre los cananeos (Lv. 18:23-25), los egipcios (Herodoto, II,46, habla del chivo sagrado de Mende, usado para semejante práctica como rito religioso).En Israel era castigada con la muerte, tanto de la persona humana como del animal (Éx. 22:18;Lv. 20:15 ss; cfr. Dt. 27:21).
BETÁBARA Pueblo que se hallaba en las riberas del Jordán (Jue. 7:24). En los mejores manuscritosantiguos del Evangelio de S. Juan (Jn. 1:28) se lee «Betania más allá del Jordán», y no Bet-bara, que fue una variante que por algún motivo se introdujo en un manuscrito y que prevaleciódespués por influencia de Orígenes y de S. Juan Crisóstomo. En las últimas ediciones delNuevo Testamento griego hechas por las Sociedades Bíblicas se ha corregido, poniendo máscorrectamente Betania.
BETANIA «casa de dátiles, o de higos».(a) Pueblo en la ladera oriental del monte de los Olivos, a unos 3 Km. de Jerusalén, cerca delcamino de Jericó. Era donde residían Lázaro, Marta y María (Jn. 11:1; 12:1), y también Simónel leproso, donde tuvo lugar una de las unciones de Jesús (Mt. 26:6-13; Mr. 14:3). Fue cerca deBetania que el Señor Jesús ascendió al cielo (Mt. 21:17; 26:6; Mr. 11:1, 11, 12; 14:3; Lc. 19:29;24:50; Jn. 11:1, 18; 12:1). Es ahora una aldea ruinosa y pobre llamada «el-Azariyeh», o«Lazariyeh» (el pueblo de Lázaro). En lugar de las lujuriantes palmeras datileras del pasado,crecen en la actualidad olivos, higueras, y granadas.(b) Al este del Jordán, el pueblo donde Juan bautizaba cuando el Señor Jesús volvió despuésde la tentación (Jn. 1:28; cp. 10:40). Véase BETÁBARA.
BET-AVÉN «casa de iniquidad».Lugar o «desierto» de Benjamín cerca de Bet-el (Jos. 7:2; 18:12; 1 S. 13:5; 14:23; Os. 4:15;5:8; 10:5).Aunque se dice que está al este de Bet-el, en Oseas parece que es el nombre dado al mismoBet-el, ya no siendo más la «casa de Dios», sino «casa de iniquidad» debido a los ídolos allípresentes.
BET-BARA «lugar de vado».Lugar al este del Jordán, hasta donde los madianitas fueron perseguidos por Gedeón (Jue.7:24) No está identificado con certeza
BET-EL «casa de Dios».(a) Ciudad de Palestina al oeste de Hai al sur de Silo (Gn. 12:8; Jue. 21:19) cerca de Micmas(1 S. 13:2). Al entrar en Palestina, y después, Abraham plantó su tienda cerca de Bet el (Gn.13:3). Los cananeos la llamaban Luz; pero Jacob dio el nombre de Bet-el a un lugar muypróximo a Luz donde durmió sobre el suelo durante su huida de Esaú, y donde tuvo una visiónde Dios. Erigió allí la piedra que le había servido de cabezal, para marcar el lugar (Gn. 28:19ss; 31:13). Eran dos lugares distintos (Jos. 16:2), pero el nombre de Bet-el llegó a suplantar elde Luz para designar a todo el conjunto. Al volver de Padán-aram Jacob fue a Bet-el y levantóun altar confirmando el nombre dado a este lugar (Gn. 35:1-15; Os. 12:5) Los habitantes deesta ciudad ayudaron a los de Hai durante el segundo ataque de Josué (Jos. 8:9, 12, 17) Mástarde Josué y los israelitas se apoderaron de Bet-el dando muerte a su rey (Jos. 12:9, 16) Estapoblación fue asignada a Benjamín y se hallaba en el limite norte de esta tribu, en la fronteracon Efraín (Jos. 16:2; 18:13, 22).Los hombres de Efraín entraron y pasaron a cuchillo a todos sus habitantes cananeos, cuandose estaban instalando en los territorios recientemente conquistados (Jue. 1:22-25); al final, laciudad quedó, de hecho, en poder de los efrainitas (1 Cr. 7:28). Cuando los israelitas sereunieron en Mizpa, cerca de Gabaa, para combatir contra Benjamín, sacaron el arca de Silo, a29 Km. de distancia; de Mizpa fue después llevada a Bet-el, a unos 13 Km (Jue. 20:1, 27). Loshombres de Israel acudían allí para consultar a Jehová; erigieron allí un altar provisional,ofreciendo sacrificios sobre él (Jue. 20:18-26). Al final de la guerra, volvieron a Bet-el,presentándose ante Jehová, y construyeron un nuevo altar, o repararon el antiguo, y ofrecieronholocaustos (Jue. 21:2-4). Cuando ya no había servicio sacerdotal en Silo, a causa de lapérdida y de la recuperación del arca, Bet-el fue uno de los lugares en el circuito que Samuelrecorría juzgando a Israel; allí se presentaban las ofrendas a Dios (1 S. 7:16; 10:3).Allí Jeroboam, cuando tuvo lugar el cisma nacional, puso uno de sus becerros (1 R. 12:29-33),para impedir que los israelitas fueran a Jerusalén a adorar. Se erigió un altar, y se ofrecieronsacrificios al ídolo, pero fue condenado por un varón de Dios, y el altar fue quebrado (1 R.12:29-33; 13:1-32; Am. 7:10, 13). Los profetas denunciaron el culto idolátrico, y a los que lospracticaban (Jer. 48:13; Os. 10:15; Am. 3:14; 4:4; 5:5, 6). Fue entonces que fue llamado Bet-avén, o «casa de iniquidad, o de vanidad» (véase BET-AVÉN, cp. Os. 4:15; 5:8; 10:5).Amós, a causa de su audaz predicación, estuvo en peligro en Bet-el (Am. 7:10-13). Josíasdestruyó sus altares y lugares altos; allí quemó, conforme a lo predicho por el profeta Abías,huesos sacados de los sepulcros de los sacerdotes paganos (2 R. 23:4, 15-20).Algunos habitantes de Bet-el retornaron del exilio babilónico con Zorobabel (Esd. 2:28; Neh.7:32); esta ciudad volvió entonces a manos de los benjamitas (Neh. 11:31). Las ruinas de estaciudad, llamada Beitin, se encuentran en la línea de división de las vertientes de Palestina, a 18Km. al norte de Jerusalén, en la cumbre de una colina que desciende hacia el sudeste,ocupando unas 80 Ha. Existen allí abundantes restos arqueológicos e históricos.(b) Ciudad en el territorio de Simeón (1 S. 30:27). Véase BETUEL.
BETESDA «casa de misericordia».Los mss. más antiguos del NT dan otros nombres: Betsaida (casa de la pesca) y Betzata (casadel olivo).Estanque de Jerusalén, situado cerca de la puerta de las Ovejas. Tenía cinco pórticos, y podíaacoger a una gran multitud (Jn. 5:2). La tradición situaba Betesda en Birket-Israel, al norte delTemplo, donde hay un estanque. Pero, aunque la tradición estaba muy arraigada, resultó serfalsa. En el año 333 d.C., un peregrino de Burdeos afirmaba que había dos estanques y cincopórticos. Además, los antiguos mss., p. ej., el Códice Sinaítico, dicen Betzata en lugar deBetesda. Éstos son evidentemente variantes de Bezeta, un barrio de la ciudad situado al nortedel monte del Templo; estas variantes revelan que el estanque estaba situado en la parte de laciudad de este nombre. Además, estaba situado cerca de la puerta de las Ovejas; laexplicación que da Nehemías permite situar esta puerta al norte del Templo.Unas excavaciones efectuadas en otoño de 1888 en la parte nororiental de Jerusalén, a causade la restauración de la iglesia de Santa Ana, descubrieron un estanque de 5 pórticos. Sobre lapared, un fresco medio borrado representaba un ángel, y el agua da evidencia de que elcristianismo primitivo situó Betesda en este estanque.
BETFAGÉ «la casa de los higos».Una aldea vecina a Jerusalén en las faldas del monte de los Olivos, mencionada en la narraciónde la entrada de Jesús en Jerusalén (Mt. 21:1; Mr. 11:1; Lc. 19:29). Se encontraba cerca deBetania; se la identifica con la moderna población de Sbu-Dis.
BET-HOGLA «casa de la perdiz».Aldea próxima al Jordán, en la frontera entre Benjamín y Judá (Jos. 15:6; 18:19).
BET-HORÓN «casa de falsedad».Ciudades gemelas de Efraín, distanciadas 3 Km. la una de la otra, y con una diferencia dealtura de 190 metros, llamadas «la alta» y «la baja», respectivamente. Dominaban undesfiladero muy estratégico, y fueron fortificadas por Salomón (2 Cr. 8:5). Los jefes militaresreforzaron sobre todo los muros de Bet-horón la alta, debido a que tenía la posición clave (1 R.9:17; 1 Cr. 9:50). Las guerras se ensañaron en este lugar. Los amorreos huyeron ante Josuépor este desfiladero (Jos. 10:10 ss). Los filisteos las tomaron para combatir a Saúl (1 R.13:18).Judas Macabeo libró allí dos batallas (1 Mac. 3:15 ss; 7:39). El ejército de Cestio Galio,gobernador de Siria, fue casi aniquilado en este lugar por los judíos (Josefo, Guerras 2:19, 8).Estos dos pueblos siguen existiendo, con los nombres de «et-Takta» y «et-Foka», con elnombre de «Bet Ur» para el conjunto, 31° 53' N, 35° 6' y 5' E.
BET-MEÓN «lugar de morada»Ciudad de Rubén al este del Jordán (Jer. 48:23). Llamada también Baal-meón, Bet-baal-meón,y Beón (Jos. 13:17; Nm. 32:3; 38, que dice, «mudados los nombres»; 1 Cr. 5:8).En Ez. 25:9 se habla de ella como una ciudad que era de «las tierras deseables».Las ruinas, llamadas Tell Maain, se sitúan en 31° 41' N, 35° 44' E, al norte del país de Moab, acasi 6 Km. y medio al suroeste de Medeba.
BETSABÉ «hija de un juramento».Hija de Eliam, o Amiel, y esposa de Urías heteo. David cometió un execrable doble pecado,adulterando con ella, y procurando después la muerte de Urías para que no se descubriera losucedido. Después de la muerte de Urías, David la tomó como mujer, y fue la madre deSalomón y de otros hijos de David. Cuando Adonías intentó proclamarse rey, Betsabé,impulsada por Natán, apeló a David para que éste cumpliera su promesa de que Salomónfuera su sucesor. Cuando Salomón era rey, Adonías le rogó a Betsabé que usara su influenciapara conseguirle a Abisag como esposa para sí (2 S. 11:3; 12:24; 1 R. 1:11-31; 2:13-19; Sal.51, «título»). También recibe el nombre de Betsúa (1 Cr. 3:5); la misma palabra hebrea setraduce «hija de Súa», la esposa de Judá (Gn. 38:12; 1 Cr. 2:3).
BETSAIDA «casa de pesca».(a) BETSAIDA DE GALILEA:Ciudad de donde eran Felipe, Andrés y Pedro (Jn. 1:44; 12:21), y contra la que el Señor Jesúspronunció un ¡ay! por cuanto no se había arrepentido ante Sus poderosas obras (Mt. 11:21; Lc.10:13). Después que el Señor hubiera alimentado a los 5.000 al este del Jordán, envió a Susdiscípulos a Betsaida, en la costa occidental (Mr. 6:45). Estaba cerca de la costa al oeste delmar de Galilea, en el mismo distrito que Capernaum y Corazín.(b) BETSAIDA JULIA:Una ciudad cerca del extremo nororiental del mismo lago. Un ciego fue allí sanado (Mr. 8:22), yfue allí cerca que los 5.000 fueron alimentados (Lc. 9:10-17, y pasajes paralelos). Se llamabaJulia porque el tetrarca Felipe agrandó la ciudad, dándole este nombre en honor de Julia, la hijade Augusto. Algunos identifican esta localidad con «et Tell», 32° 54' N, 35° 37' E. (El contextode Lc. 9:10-17 y pasajes paralelos muestra que los sucesos relatadas no hubieran podidotener lugar en o cerca de la Betsaida al oeste del lago.)
BETSÁN «casa de reposo» o «casa de Shaan», el dios serpiente de los sumerios.Antigua ciudad a 7 Km. al oeste del Jordán. Asignada a Manasés, parece que quedó en poderde los cananeos (Jue. 1:27; Jos. 17:11-16). Los filisteos colgaron ahí el cuerpo y las armas deSaúl (1 S. 31:10; 1 Cr. 10:10).En tiempo de Jeremías los escitas se apoderaron de ella y la llamaron Scitópolis, y más tardeformó parte de Decápolis («las diez ciudades»). Recientes exploraciones han descubiertoruinas que datan de tiempos de Ramsés II (1300 a.C.) y prueban que era una base estratégicade los egipcios antes de la conquista de Canaán por los hebreos.
BET-SEÁN Ver BETSÁN
BET-SEMES «casa del sol».(a) Ciudad levítica, a donde el arca del testimonio fue milagrosamente conducida por Dioscuando fue enviada por los filisteos de Ecrón. Sus habitantes fueron castigados por mirardentro de ella. Aquí fue derrotado el rey Amasías de Judá por Joás rey de Israel. Después fueocupada por los filisteos (Jos. 15:10; 21:16; 1 S. 6:9-20; 1 R. 4:9; 2 R. 14:11, 13; 1 Cr. 6:59; 2Cr. 25:21, 23; 28:18).(b) Ciudad cananea de Neftalí (Jos. 19:38; Jud. 1:33).(c) Ciudad de Isacar (Jos. 19:22). Identificada por algunos como «Ain esh Shemsiyeh», 32° 24'N, 35° 31' E.(d) Templo idolátrico en Egipto (Jer. 43:13). Se supone por su significado, «casa del sol», quese trata de On, o Heliópolis, dedicado a la adoración del sol.
BET-SUR Ciudad en el territorio de la tribu de Judá, al sur de Jerusalén (Jos. 15:58), fortificada por el reyRoboam (2 Cr. 11:7); después de la cautividad, capital de distrito; en la guerra de losmacabeos, fuerte por el que se combate duramente.Hoy sólo ruinas de la ciudad más alta de Palestina (1.000 m. sobre el nivel del mar).
BETUEL Morada de Dios».(a) Hijo de Nacor con Milca; padre de Labán y de Rebeca y sobrino de Abraham (Gn. 22:20,22, 23; 24:15, 29; 25:20; 28:2, 5).(b) Ciudad en Simeón (Jos. 19:4; 1 Cr. 4:30), también llamada BETUL.
BETUL Véase BETUEL
BEZALEEL (a) Artífice dotado por Dios de sabiduría y destrezas extraordinarias para modelar el oro y otrosmetales preciosos (Éx. 31:2-5; 36:2). Bezaleel era también un habilísimo carpintero que pusotodos sus conocimientos y pericia al servicio de la construcción del arca con madera deacacia, la cual revistió con oro (Éx. 37:1; 38:23).(b) Uno de los israelitas casados con mujeres extranjeras a quienes Esdras convenció paraque se despidiesen de sus hijos y mujeres (Esd. 10:30).
BIBLIA Es el nombre con el cual se designan desde muy antiguo las Sagradas Escrituras de la IglesiaCristiana. Una exposición de su contenido y un estudio profundo de su texto y mensajeocuparían mucho espacio, y precisamente todos los artículos de este diccionario iluminan unpoco el texto de ese Libro por excelencia que es la Palabra de Dios.(a) Nombre.Biblia viene del griego a través del latín, y significa «Los Libros». La designación bíblica es de«la/s Escritura/s» y, en un lugar, «Las Santas Escrituras» (Ro. 1:2). La ausencia de adjetivodelante de la palabra Biblia revela que los que lo empleaban consideraban que estos escritos:(A) Formaban por sí mismos un conjunto concreto y determinado y(B) que eran superiores a todas las otras obras literarias.Estos escritos sin par son, pues, los libros por excelencia. La etimología del nombre Escritura,en singular como en plural, permite hacer la misma constatación, hecho tanto más notablecuanto que aparece frecuentemente en el NT con el sentido implícito del término griego Biblia(Mt. 21:42; Hch. 8:32). Por otra parte, el plural neutro de este último término tiene un sentidocolectivo, marcando el importante hecho de que la Biblia no es meramente un libro, sino unagran cantidad de libros. Al mismo tiempo, el empleo en singular del término «Escritura»destaca el hecho de que la diversidad de redactores recubre una maravillosa unidad que revelauna conducción inteligente, que no dejó de operar durante los más de mil años de suredacción.Se cree que el primero en usar este término fue Juan Crisóstomo (347-407 d.C.). No se hallaese título en la Biblia misma, donde dichos escritos se llaman simplemente la Escritura o lasEscrituras (Hch. 8:32; 2 Ti. 3:16). Sólo el Antiguo Testamento es aceptado por los judíos,quienes no incluían en su Canon los Libros Apócrifos (véase APÓCRIFOS) que figuran en lasversiones católicas, y lo dividían en tres secciones: la «Ley», o sea el Pentateuco; los«Profetas», en que ponían algunos de los libros históricos, los profetas mayores (menos Daniely Lamentaciones) y los doce profetas menores; y los «Escritos», donde colocaban todos losdemás. Se atribuye a Esdras haber dado su forma final al Canon judío, con un total de 39 libros.Los 27 del Nuevo Testamento fueron escritos por los apóstoles o por autores íntimamenteasociados con ellos.Los nombres «Antiguo Testamento» y «Nuevo Testamento» se usan desde el final del siglo II,con el fin de distinguir entre las Escrituras cristianas y las judías. La mayor parte del AntiguoTestamento fue escrito en hebreo, pero algunas porciones pequeñas están en arameo (Esd.4:8-7:18; 7:12-26; Jer. 10:11; Dn. 2:4-7:28). El Nuevo Testamento, con excepción de unaspocas palabras y oraciones que se escribieron en arameo, fue escrito en el griego común delmundo helénico. La Biblia protestante contiene 66 libros, 39 en el Antiguo Testamento y 27 enel Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento católico-romano contiene 46 libros y adiciones alos libros de Ester y Daniel. Los protestantes aceptan solamente como canónicos los 39 librosdel Antiguo Testamento de los judíos. Los libros adicionales se conocen entre los protestantescomo «apócrifos». Formaban parte de la versión griega del Antiguo Testamento conocidacomo la Septuaginta o LXX, o también de los Setenta.(b) Conservación y transmisión de texto.A pesar de que fue escrita a través de un período de más de mil años, la Biblia ha llegadohasta nosotros en un admirable estado de preservación. El descubrimiento reciente de losrollos del mar Muerto, algunos de los cuales datan del segundo y tercer siglos a.C., corroboró lasorprendente exactitud del texto hebreo que poseemos hoy. En cuanto a la exactitud del NuevoTestamento, existen 4.500 manuscritos griegos que datan desde 125 d.C. hasta la invenciónde la imprenta, versiones que se remontan en antigüedad al 150 d.C., y citas de porciones delAntiguo y del Nuevo Testamento de los Padres de la Iglesia desde las postrimerías del primersiglo.
BIBLIA (Traducciones) ver, APÓCRIFOS, MANUSCRITOS, VERSIONES DE LA BIBLIA (I), VERSIONES DE LABIBLIA (II), QUMRÁN
BIBLIA DE LOS POBRES En la Baja Edad Media, colección de miniaturas (más tarde xilografías) con escenas del NuevoTestamento, juntamente con estampas del Antiguo Testamento y con textos edificantes(generalmente no bíblicos). Estas obras, ricamente decoradas, no estaban al alcance de lospobres, pero eran más baratas que las ediciones de la Biblia, y venían a ser como su sustitutivo(el nombre de Biblia de los pobres se originó después).
BIBLIOTECA Las bibliotecas del Antiguo Oriente dependían de los templos o de los palacios. Aun cuandonada se sabe sobre los principios de la clasificación de los libros, es evidente que existíancatálogos, ya que se conocen bibliotecas sumerias, hititas y egipcias que conservaban librosescritos en ladrillo cocido. Después, cuando el descubrimiento del papiro, los datos necesariosfiguran al principio del rollo con el título y autor, pero en los escritos cuneiformes están al final dela tablilla. Las pequeñas colecciones de escritos se guardaban en una jarra o cesto.Las grandes bibliotecas, que contenían el conjunto de ciencias conocidas por entonces: Textosreligiosos, lexicográficos, adivinatorios, matemáticos, médicos, etc., comprendían tambiénlistas cronológicas, y aun copias de los anales reales, los documentos, las fundaciones y lostratados internacionales.Se tomaban medidas especialísimas para completar las colecciones y reemplazar los textosdesaparecidos: este esfuerzo se manifiesta de manera especial en la Biblioteca deAssurbanipal en su palacio de Nínive, en el siglo VII, cuya biblioteca contenía uno o variostextos acadios y sumerios conocidos en la época.Paralelamente a las bibliotecas generales existían las especializadas, y así los magistradospodían encontrar todos los textos jurídicos en un lugar contiguo al tribunal. También los templosconservaban los libros sagrados. (Véanse ALEJANDRÍA, MARDIKH, NUZU, UGARIT, etc.).
BIENAVENTURANZAS (Las) El nombre generalmente dado a las nueve afirmaciones de bendición en el Sermón del Monte,mostrando el carácter y la porción de aquellos que entran en el reino (Mt. 5:1-11). Se hallan enmarcado contraste con la administración de la Ley, en la que hay una lista de maldicionesademás de bendiciones. Cuando Israel entró en la tierra prometida se leyeron lasbienaventuranzas al pueblo, pero también las maldiciones (Jos. 8:33-35).Las bienaventuranzas son repetidas con algunas variantes por Lc. 6:20-23. Mateo, excepto laúltima, usa la tercera persona; Lucas la segunda. Mateo da ocho bienaventuranzas; Lucas,cuatro, la primera, segunda, cuarta y octava de Mateo. También Mateo da a algunas un sentidoespiritual, mientras Lucas se limita a uno literal. Así, donde Lucas dice simplemente «pobres»,Mateo dice «pobres en espíritu»; el «los que tienen hambre» de Lucas es «los que tienenhambre y sed de justicia» en Mateo. Sin duda, Jesús repitió muchas veces lasbienaventuranzas en distintas formas, y a eso se deben esas variantes.
BILDAD Uno de los amigos de Job, suhita, quizá descendiente de Súa, el hijo de Abraham y Cetura. Nocomprendió en absoluto el caso de Job, y sólo pudo llegar a la conclusión de que éste estabasiendo castigado por su maldad, en tanto que Dios había declarado que Job era justo. La irade Dios se encendió contra Bildad; pero cuando él, junto con sus dos compañeros, ofrecieronun sacrificio y Job hubo orado por ellos, Dios le aceptó (Jb. 2:11; 8:1; 18:1; 25:1; 42:9).
BITINIA País al noroeste de Asia Menor, que forma parte de la actual Anatolia, limitando al norte con elmar Negro, al sur con Frigia y Galacia, al este con Paflagonia, al oeste con Misia y elPropóntido; pero sus límites han variado a lo largo de las épocas. Bajo el imperio persa, Bitiniavino a ser una satrapía. Nicomedes III la legó a los romanos en el año 74 a.C. Pablo y Silastrataron de ir, pero el Espíritu Santo no se lo permitió (Hch. 16:7). El evangelio penetró por otrosmedios. Pedro, en su primera epístola, se dirige a los cristianos de Bitinia (1 P. 1:1). Plinio eljoven, a inicios del siglo II, informa que los cristianos son numerosos; más tarde hubo grandesconcilios en dos ciudades de Bitinia, Nicea y Calcedonia. Es un país fértil, con extensosviñedos, y con una variada población forestal, incluyendo el nogal y el castaño.
BLANCA (gr. «leptón»).La moneda de menos valor, equivalente a solamente 1/8 de asarion, que era a su vez 1/16 dedenario, que era el sueldo diario de un jornalero, equivalente a 4 gramos de plata. Así, la blancaequivalía a 1/128 de denario, o 30 miligramos de plata.
BLASFEMIA ver, ESPÍRITU SANTOLa blasfemia tiene en la Sagrada Escritura un sentido más amplio que en el lenguaje común.Incluía la calumnia, y abarca cualquier palabra o acto ofensivo a la majestad divina, comoprofanar lugares santos, alterar los ritos, violar conscientemente la ley, tomar el nombre de Diosen vano, etc. Para evitar todo lo más posible esto último, llegó a omitirse la pronunciaciónmisma del nombre sagrado de Jehová sustituyéndolo con «Adonai» («Señor»).En el Nuevo Testamento, blasfemia significa la usurpación por el hombre de las prerrogativasdivinas. Los enemigos de Jesús lo acusaron de blasfemia (Mt. 19:26; Jn. 10:36), porque noreconocían su deidad. Los evangelistas consideran blasfemia toda injuria a Cristo. Lablasfemia más grave, que no admite perdón, es la que va contra el Espíritu Santo (Mt. 3:28).Esta blasfemia particular en contra del Espíritu Santo fue atribuir la acción del Señor de echarfuera demonios a poder satánico, frente a la evidencia innegable de Su poder divino. Estepecado no iba a ser perdonado ni en este siglo, ni en el venidero. El contexto da evidencia deque «el pecado imperdonable» se refiere a esta forma particular de blasfemia (Mt. 12:24-32;cp. Mr. 3:22-30). Los judíos expresaban violentamente su indignación ante la blasfemia (Mt.26:65; Hch. 7:51). La blasfemia era castigada con la muerte (Lv. 24:6; 1 R. 21:10; Hch. 6:13).(Véase también ESPÍRITU SANTO).
BLASTO Camarero del palacio de Herodes Agripa I, al que sobornaron los de Tiro y Sidón, a fin de queconsiguiera para ellos la paz cerca de su rey, que se había enojado con los habitantes de laspoblaciones (Hch. 12:20).
BOANERGES Palabra aramea («bene-regesh») que significa «hijos del trueno» y fue aplicada por Jesús aJacobo y Juan, los hijos de Zebedeo (Mr. 3:17), cuando les escogió para ser apóstoles suyos.Jerónimo suponía que este apodo se refería a su fiera elocuencia, y otros lo han atribuido a suvengativa disposición (Lc. 9:52-55 y Mr. 9:38), así como a su orgullo, citando la pretensión desu madre de que fueran en el reino los ministros del Señor (Mt. 20:23-24). Se ha sugerido queantes de su conversión hubiesen sido zelotas revolucionarios, pero no hay prueba de ello.
BOAZ «en Él [Dios] fortaleza».Nombre de una de las columnas del Templo de Salomón; la otra se llamaba Jaquín (esto es,«Él establecerá»); fueron erigidas por Hiram de Tiro en el pórtico del Templo. Los capitelesestaban adornados con formas de lirio (1 R. 7:15-22).
BOCHIM «lloros».Un lugar cerca de Gilgal en donde el ángel del Señor reprendió a Israel por sus negligencias(Jue. 2:1).
BOCINA Originalmente, este instrumento era el cuerno vaciado de algún mamífero; más tarde se haciageneralmente de metal, de forma curva, no recta, imitando los cuernos de numerosos animales.Es traducción del término hebreo «shophar» (Éx. 19:16, 19; 20:18; Jos. 6:4; 6:5, 6, 8, 9, etc.) ydel término arameo «karna'», que se encuentra en Dn. 3:5, 7, 10, 15.
BODA ver, MATRIMONIOAcontecimiento gozoso, celebrado con música, banquetes, vino, bromas; después del exilio sehacían y sellaban contratos escritos; el novio iba con amigos a la casa de la novia y luego laescoltaba a su propia casa (Mt. 25:7); los festejos duraban una o dos semanas (Gn. 29:27; Jue.14:12); hombres y mujeres se hallaban separados en la fiesta, aun durante el convite. El vestidode boda de los huéspedes no era en sí un traje especial; pero el que convidaba tenía derecho aque los huéspedes aparecieran en el banquete con vestidos de fiesta. (Véase MATRIMONIO).
BODAS Véase CELEBRACIÓN DE LAS BODAS
BODMER (Papiros) Colección de valiosos códices y papiros bíblicos que se encuentra en la ciudad de Ginebra.Entre los documentos hay dos fragmentos del Evangelio de S. Juan provenientes del siglo II (lospapiros Bodmer II y XV), además de otros de distintos libros de la Biblia.
BOFETADA Golpe dado con el puño (1 P. 2:20; Mt. 26:67).
BOLSA Las monedas para el uso cotidiano se guardaban generalmente en una bolsa sujeta al cinto(Pr. 1:14; 7:20; Lc. 22:35). Con el objeto de evitar la necesidad de pesar el metal en cadaoperación comercial (un caso típico se tiene en Gn. 23:15-16), se introdujeron lingotes de pesoconocido (por ejemplo 1 S. 9:8: un cuarto de siclo de plata). Las monedas grandes eran máspesadas que las de uso corriente en nuestros días y generalmente eran de oro o de plata. Aveces las monedas se llevaban en un cinturón bien ceñido (Mt. 10:9). Judas era eladministrador de la «bolsa» común del grupo de Jesús (Jn. 12:6; 13:29). Las grandescantidades de monedas se llevaban en cofres. Algunos comerciantes llevaban sus pesas enbolsas especiales (Dt. 25:13; Is. 46:6; Mi. 6:11). Estas bolsas eran generalmente de cuero o deseda. Los perfumes y aromas se llevaban en bolsitas que las mujeres llevaban al cuello (Cnt.1:3, hebreo).
BOOZ Notable y rico personaje de Belén, de la familia de Elimelec (Rt. 2:1), el marido de Rut, que secasó con ésta cuando quedó viuda, valiéndose de las disposiciones y del derecho que leconcedía la ley del levirato (Rt. 2-4; Mt. 1:5; Lc. 3:32). Como ascendiente de David, es uno delos antepasados de Cristo.
BOSQUE Los bosques eran considerados como sitios predilectos para morada o manifestación divina.En un principio, se levantaron en algunos de ellos altares a Jehová (Gn. 13:18), peroposteriormente se asociaron exclusivamente con el culto pagano, por lo cual se ordenó a vecesa los israelitas destruirlos junto con sus santuarios paganos (Éx. 34:13; Dt. 16:21).
BOSRA ver, BESER«lugar fortificado», «redil».(a) Ciudad levítica en Manasés, más allá del Jordán (Jos. 21:27), llamada Astarot en 1 Cr. 6:71.(b) Ciudad importante de Edom que guardaba el camino a las minas de cobre en el Arabá ycuya destrucción anunciaron los profetas (Gn. 36:33; Is. 34:6; Am. 1:12; Jer. 49:13, 22); notablepor sus ovejas (Mi. 2:12); hoy Buseira, a unos 32 Km. al sudeste del mar Muerto.(c) Ciudad moabita (Jer. 48:24), probablemente idéntica con Beser (véase).
BRAZA Esta medida de origen griego se utiliza todavía en los ambientes marineros. Se usaban los dosbrazos extendidos en forma de cruz, y la braza es la dimensión entre ambos extremos. Losmarineros que tripulaban el barco echaron la sonda al mar para saber la profundidad y dieron lamedida en brazas. La braza equivalía a unos 1'85 metros (Hch. 27:28). Las medidas varíanalgo. La braza española es de 1'6718 m. La inglesa es 1'83 m. Esas medidas antiguas no sepueden precisar de una manera categórica.
BRAZALETE Los habitantes del Oriente Medio eran y siguen siendo muy aficionados a adornarse con estosornamentos en las muñecas, brazos, y piernas. Muchos de ellos presentan un diseño muyelaborado y una gran destreza en su ejecución. Ya se mencionan en Génesis (Gn. 24:22); losbrazaletes fueron parte de la ofrenda del pueblo de Israel para hacer los instrumentos delTabernáculo (Éx. 35:22). Isaías lo menciona en su amenaza de juicio y desolación sobre Israel(Is. 3:19), y Ezequiel, en contraste, los menciona en un pasaje en que habla de cuando el Señoracogió a Israel al principio, hablando metafóricamente de su liberación y formación comonación y adopción como Su pueblo (Ez. 16:11).
BRAZO El miembro del cuerpo capaz de levantar cargas y de defender a la persona: se usasimbólicamente del poder y fortaleza de Dios en favor de los Suyos (Éx. 15:16; Sal. 77:15; Is.51:9; 53:1).El brazo de Jehová es a menudo mencionado en el AT.Redimió (Éx. 6:6 etc.);reúne a los Suyos (Is. 40:11);y rige para Él (Is. 40:10) en el reino.Es un brazo santo (Is. 52:10; Sal. 98:1),y es glorioso (Is. 63:12).El brazo de Jehová es revelado a las almas allí donde hay arrepentimiento y fe en el anuncioque Dios envía (Is. 53:1; Ro. 10:16). En él confiarán incluso en las islas de los gentiles, esto es,los pecadores en toda la creación (Is. 51:5).
BREA En la Biblia se refiere al asfalto, que abunda en Mesopotamia y en la proximidad del marMuerto. Se empleaba para impermeabilizar objetos y embarcaciones, y como cemento en lasconstrucciones (Gn. 6:14; 11:3; 14:10; Éx. 2:3)
BRONCE Traducción del término hebreo «nehosheth» y del griego «chalkos». En los libros más antiguosde la Biblia, «nehosheth» significa cobre (Gn. 4:22). Por ello podría traducirse frecuentementecomo cobre, en lugar de bronce. El cobre se extraía por fusión del mineral (Dt. 8:9; Jb. 28:2).Todavía hay en el Líbano y en el país de Edom vestigios de antiguas fundiciones de cobre; seconseguía especialmente en la península del Sinaí, en Chipre, en Mesec y Tubal (Ez. 27:13). Elbronce es una aleación de cobre con alrededor de un 30 % de zinc; no se halla en laNaturaleza, a no ser que sus componentes estén mezclados fortuitamente en la calamina. Seha mantenido que el bronce no fue conocido sino hasta después del incendio de Corinto delaño 146 a.C. Esta aleación se hubiera descubierto como resultado de la fusión accidental dediversos metales juntos, sin embargo, se han exhumado vasos de bronce de tumbas egipciasque datan de una época más remota.También hay otro bronce, aleación de cobre y estaño, y diversas otras variedades, incluyendocon antimonio. Se utilizaba para la fabricación de utensilios como vasos, calderos, tenazas,tazones, garfios (Éx. 38:3; Jer. 52:18), armaduras y sus piezas, cascos, cotas de malla,escudos, puntas de lanza, e incluso, arcos (2 S. 21:16; 22:35; 2 Cr. 12:10), cadenas, espejos,refuerzos de puertas de ciudades, instrumentos musicales, y más tarde monedas (Éx. 38:8; 2R. 25:7, 13; Is. 45:2; Mt. 10:9; 1 Co. 13:1; Ap. 9:20).Con respecto a piezas de fundición se usaba el bronce. De bronce se hizo el revestimiento delaltar y su reja el mar (o gran fuente) con su pedestal de bueyes (véase MAR DE BRONCE en elapartado (b)), así como las dos grandes columnas del templo de Salomón (1 R. 7:41-46; 2 Cr.4:1-17). El bronce es símbolo de la justicia divina en lo que respecta a sus justas demandassobre el hombre (cp. Ap. 1:15; 2:18).
BRONCE (Mar de) Lavadero de grandes dimensiones a la entrada del templo, para lavar los sacrificios y paralavarse las manos los sacerdotes (2 R. 25:13; 1 Cr. 18:8).
BUEY Los bueyes se empleaban en la época bíblica y como animal de trabajo para arar (Dt. 22:10; 1R. 19:10) y para trillar (Dt. 25:4; Os. 10:11).El decálogo prohibe codiciar el buey del vecino (Éx. 20:17).La carne se comía (Mt. 22:4).La ley prohibe arar con buey y asno en una misma yunta (Dt. 22:10) o poner bozal al bueymientras trilla (Dt. 25:4).
BÚFALO Especie de toro salvaje que se distingue del común por su pelo más escaso y fuerte; tiene loscuernos vueltos hacia atrás. Todavía existen varias especies en extinción en África. Esherbívoro y animal feroz y peligroso. El búfalo es de gran fuerza (Nm. 23:8, 22) y se le mencionaprecisamente como símbolo de acciones de gran poder. Es indómito y feroz (Jb. 39:9, 10). Suscuernos se comparan a la ferocidad de las tribus de Efraín y Manasés (Dt. 33:17).Simboliza la fortaleza y poderío de los hijos de Dios (Nm. 23:22; 24:8; Sal. 92:10).
BUITRE En la versión Reina-Valera aparece el vocablo «buitre» como traducción de los términoshebreos «ayyah» (Jb. 28:7); «dayyah», un ave que mora en ruinas (Is. 34:15); se hallanclasificados entre las aves inmundas.La palabra «nesher», traducida como águila, parece ser el ave conocida como Gran Buitre, el«Gyps fulvus», aunque pudiera incluir otras especies. Sus hábitos concuerdan con los del avedenominada «águila» en las versiones Reina-Valera, y son abundantes en Palestina.Tan pronto como un animal cae muerto, grandes números de estas aves se congregan en tornoa su cadáver, según Jb. 9:26 (cp. Mt. 24:28). La verdadera águila es un ave solitaria, pero losbuitres raras veces se hallan solos. La expresión «tomar sobre el ala» describe exactamente lamanera en que los buitres levantan a sus pequeños, y los enseñan a volar (Éx. 19:4; Dt. 32:11).También concuerda el buitre con la calvicie (Mi. 1:16), porque la cabeza y el cuello del buitrecarecen de plumas. Su velocidad es proverbial (Lm. 4:19), y se posa sobre altas peñas, desdelas que observa el horizonte y acecha las presas (Jb. 39:27; Jer. 49:16).
BUNI «edificado».Nombre de dos levitas y del fundador de una familia que volvió del exilio (Neh. 9:4; 10:15;11:15).
BUZ «desprecio».(a) Tribu aramea (Gn. 22:20, 21) que moraba en Arabia en tiempos de Jeremías (Jer. 25:23).(b) Un gadita, fundador de una familia o casa (1 Cr. 5:14).
BUZI «el de Bazu».Nombre de dos personajes del Antiguo Testamento:(a) Sacerdote padre del profeta Ezequiel (Ez. 1:3). El mismo nombre se da en un sello hebreoencontrado en recientes excavaciones.(b) El mismo nombre pero como gentilicio, «buzita», que indica un descendiente de Buzi, omiembro de la familia del mismo nombre, se aplica a Eliú el amigo de Job (Jb. 32:2-6).
CAB Medida de capacidad equivalente a 1'65 litros (2 R. 6:25).
CÁBALA Escuela de mística judía influyente a partir del siglo XIII.Es mistizante en sus enseñanzas, como una reacción al materialismo de la escuela deMaimónides, influida por el aristotelismo. Su figura principal es el rabino Isaac, el ciego deNimes (1210).
CABALLO Los nómadas indoeuropeos domesticaron el caballo ya en un pasado muy remoto, en una zonaal oriente del mar Caspio. Más tarde, los heteos y kasitas hicieron comercio con ellos,introduciéndolos en Asia occidental. Ya a principios del segundo milenio a.C. se empleaban loscaballos con fines militares, y carros de guerra. En Génesis ya se menciona al jinete (Gn.49:17). La zona montañosa de Palestina no era adecuada para el uso del caballo. Allí seempezó a usar en la llanura de Jezreel. Los soldados cananeos mandados por Sísara, generaldel ejército de Jabín, rey de Canaán, también los usaban (Jue. 4:15; 5:22).Los israelitas los usaban solamente para la guerra, ya para arrastrar carros, o para lacaballería; sin embargo, su utilización traicionaba falta de confianza en el Señor (cp. Os. 14:3).Se les había prohibido multiplicar sus caballos (Dt. 17:16) y, por ello, al principio desjarretabanlos caballos de sus enemigos, y quemaban sus carros (Jos. 11:6-9). Sin embargo, David,después de la derrota de Hadad-ezer, se reservó 100 caballos para carros (2 S. 8:4). (Véaseuna descripción del caballo de guerra en Jb. 39:19-25.).Salomón tenía 40.000 establos para los caballos de sus carros, y 12.000 jinetes (1 R. 4:26).Según el original del MS, esta cita se puede traducir como "pesebres". La V.M. traduce: "Ytenía Salomón 40.000 pesebres de caballos para sus carros [de guerra], y 12.000 caballos demontar".
CABELLO Los egipcios se rasuraban la cabeza, pero se dejaban crecer el cabello en señal de luto.Los asirios lo usaban largo hasta los hombros.Los israelitas varones se lo recortaban para no llevarlo muy largo (Nm. 6:5); pero las mujeres lousaban bien largo (Cnt. 7:5; 1 Co. 11:15). Se prohibía a los sacerdotes rasurarse la cabeza (Lv.21:5) y a todo israelita afeitarse el entrecejo por luto (Dt. 14:1). El leproso debía rasurarse el díade su purificación todo el cabello, así como la barba y las cejas (Lv 14:8, 9). La mujer cautivaescogida para esposa de un hebreo y los nazareos al terminar su voto tenían que rasurarse lacabeza (Dt. 21:12; Nm. 6:18).La forma en que los creyentes llevan el cabello, hombres y mujeres, no es indiferente a Dios (1Co. 11:14-16; 1 P. 3:3).
CABEZA ver, ORACIÓNAdemás del uso generalizado que tenía este termino como «jefe», refiriéndose a los cabezasde familia y a los cabezas de tribus se usaba simbólicamente de gobierno y poder comocuando Dios declaró que la Simiente de la mujer heriría la «cabeza» de la serpiente (Gn. 3:15).En el NT el término «kephalë» se emplea para denotar la posición relativa del hombre en laNaturaleza, y de Cristo y de Dios: la cabeza de la mujer es el varón; la cabeza de todo hombrees Cristo; y la cabeza de Cristo es Dios (1 Co. 11:3).En otra relación, Cristo es el cabeza de la iglesia (Ef. 5:23; Col. 1:18); y Él es la cabeza de laiglesia por encima de todas las cosas (Ef. 1:22; Col. 2:10). Como cabeza de la iglesia, Cristodesplaza totalmente a cualquier otra autoridad controladora o directora. Así como la cabeza deun hombre conduce y controla su cuerpo, así Cristo tiene el control y la plena autoridad sobreSu iglesia.En conexión con la autoridad, las instrucciones que ordenan a la mujer cubrirse la cabeza alestar en oración «no son debidas ni a las costumbres judías, que exigían que los hombres secubrieran la cabeza (como sucede en la actualidad), ni a las costumbres griegas, por las cualestanto hombres como mujeres iban descubiertos. Las instrucciones del apóstol eran"mandamientos del Señor" (1 Co. 14:37), y eran para todas las iglesias (1 Co. 14:33, 34)» (W.E. Vine, «Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento», Ed. Clíe, Vol. I, p. 352).(Véase ORACIÓN).Es simplemente erróneo afirmar que en la Grecia antigua sólo las prostitutas salieran con lacabeza descubierta. La orden de Pablo está en marcado contraste con el hecho de que lasmujeres del mundo grecorromano ofrecían sus sacrificios con la cabeza descubierta. No fuepara mantenerse en armonía con las costumbres entonces corrientes que Pablo dio estosmandamientos, sino en franca oposición a los usos del medio pagano en que entonces, comoahora, se movía y se mueve la Iglesia de Dios.En Apocalipsis 12:3 la «cabeza» simboliza una forma de poder o un reino; en 17:3, 9, las sietecabezas son siete montes sobre los que se sienta la mujer, representando a Roma, quecomúnmente se menciona como «la ciudad de las siete colinas», la ciudad perseguidora deltestimonio de Cristo, y del evangelio de la gracia de Dios.
CABEZA DE ÁNGULO Por lo general forma parte del cimiento del ángulo principal de un edificio. Es la piedra másimportante del edificio, por el apoyo que brinda y por lo que simboliza.Poner la cabeza del ángulo requería una ceremonia, durante la cual los cananeos de antes deJosué solían ofrecer sacrificios de infantes. En la piedra se inscribía el nombre de la institución(compañía o gobierno) que construía el edificio. Cristo es la piedra fundamental de la iglesia(Mt. 21:42).
CABRA Este bien conocido animal, considerado como limpio en el ceremonial levítico, tenía una granpresencia en los sacrificios. Las cabras formaban una parte importante del patrimonio de lospatriarcas.En la profecía dada a Daniel con respecto a los imperios, el de Grecia es comparado con un«macho cabrío», con un notable cuerno entre sus ojos (Dn. 8:5, 8, 21). Las cabras, en el juiciode las naciones vivas, representan a los perdidos, en contraste con las ovejas (Mt. 25:32, 33).Las cabras monteses eran animales más grandes, y vivían en estado silvestre en los montes (1S. 24:2; Jb. 39:1; Sal. 104:18).
CABRAHÍGOS. Frutos de la higuera silvestre. (Véase SICÓMORO).
CABUL (a) Población situada en la heredad de la tribu de Aser (Jos. 19:27).(b) Nombre de la región que Salomón dio a Hiram, el rey de Tiro, por sus servicios prestadospara la construcción del Templo de Jerusalén (1 R. 9:13). El nombre le fue impuesto por Hiram,disgustado por la pobreza de esta tierra. La palabra hebrea significa «como nada».
CADEMOT Ciudad del reino del reyezuelo amorreo Sehón, muy cercana al desierto del mismo nombre.Sehón fue derrotado cuando los israelitas invadieron su territorio ante su negativa de colaborarcon ellos y dejarles el terreno franco para el paso de todo el pueblo (Dt. 2:26-36).La ciudad fue asignada a la tribu de Rubén (Jos. 13:18) y llegó a ser una de las ciudadeslevíticas (Jos. 21:37). Estaba situada al este del Jordán.
CADENAS Varios vocablos griegos y hebreos se traducen a las lenguas modernas con la palabra«cadenas».(a) Después de la caída de Jerusalén en el año 586 antes de Cristo, Jeremías se encontraba«en cadenas», es decir, prisionero con varios compañeros (Jer. 40:1-4).En sentido metafórico se usa para indicar las cadenas de la aflicción o del dolor, y a veces seusa la palabra «cuerdas», lo cual indica que muchos prisioneros eran atados con cuerdas y nocon cadenas metálicas (Jb. 36:8).(b) También indica la serie de estrellas en el firmamento, especialmente las constelaciones delas Pléyades y de Orión (Jb. 38:31). Algunas versiones como la Nueva Biblia Españolatraducen la palabra hebrea por «lazos» o «ligaduras», en este pasaje, en vez de «cadenas».(c) La palabra, puede usarse también para designar joyas (Éx. 28:14). Algunas versiones comola Reina-Valera traducen aquí la palabra hebrea por «cordones». También designa motivosornamentales en el templo de Salomón (1 R. 7:17; 2 Cr. 3:5) y las cadenas puestas de adornoa los ídolos (Is. 40:19).(d) Designa, en sentido metafórico, el cuidado de Dios por Jerusalén (Ez. 16:11). A veces elrey regalaba a su favorito una cadena o collar (Dn. 5:29).(e) En sentido general se usa de todo aquello que liga, ata o une, ya en sentido material omoral (Hch. 26:29; He. 11:36; Ef. 6:20; Jud. 6).
CADES-BARNEA (Ver CADES) «santo».Mencionada por primera vez en relación con la batalla de los reyes, en la que Lot fue hechocautivo (Gn. 14:7).Fue una de las etapas de los israelitas. Estuvieron allí detenidos durante bastante tiempo.De allí salieron los doce espías a reconocer la tierra de Canaán. Después de pasar 38 díasrecorriendo la tierra, volvieron a Cades.Miriam murió allí.Fue también allí que Moisés golpeó la roca cuando el pueblo murmuró ante la falta de agua. Elagua entonces obtenida se conoce como el «agua de Meriba», o «contienda» (Nm. 20:13;27:14; Sal. 81:7), y las «aguas de las rencillas en Cades» (Ez. 47:19; 48:28).Estaba en el desierto de Parán, en el extremo meridional de la tierra de Canaán, desde dondeJosué atacó a sus moradores, y vino a formar parte del límite de la posesión de Judá (Nm.13:26; 20:1-22; 32:8; Dt. 1:2, 19, 46; 9:23; 32:51. Meriba de Cades: Jos. 10:41; 15:3, etc.).Está identificado como «Ain-Kadès», a unos 124 Km. al sur de Hebrón, y a 82 Km. al sur deBeerseba, 30° 33' N, 34° 32' E.
CAFARNAUM Véase CAPERNAUM)
CAFTOR Isla o costa de donde eran originarios los filisteos (Jer. 47:4; Am. 9:7). Probablemente la isla deCreta.En Egipto había un Ka-pethor, de donde, seguramente, viene Caftor.
CAFTOREOS Tribu originaria de Egipto, que habitaba Caftor (Gn. 10:14; Dt. 2:23).En 1 S. 30:14, Ez. 25:16 y 2 S. 8:18, kereti o cereteos.
CAÍDA (a) DEFINICIÓN.Término teológico que no figura en la Biblia con respecto al pecado de Adán, si bien el hechoexpresado por este término ocupa un lugar central: la caída de Adán y Eva del estado deinocencia al de pecado (Gn. 3; Ro. 5:12-21; 1 Co. 15:21-22, 45-47; 2 Co. 11:3; 1 Ti. 2:14).La caída es un punto de inflexión en la historia moral y espiritual de la raza humana, con unosdesastrosos efectos de una magnitud incalculable. El capítulo 3 de Génesis presenta la caídadel hombre como un hecho indudable. El relato entero refleja, con una gran exactitudpsicológica, la experiencia humana. La perspectiva bíblica con respecto al pecado y a laredención presupone la caída.Dios creó al ser humano, varón y hembra; les dio «un alma viviente, razonable, inmortal; loscreó a la imagen de Dios, esto es, inteligentes, capaces de ser justos... y capaces de caer»(Lutero, «Gran Catecismo», 17). Dejados ante la elección de hacer la voluntad de Dios o no,sucumbieron a la tentación y transgredieron el mandamiento (Gn. 2:16, 17; 3:1-8). Por sudesobediencia, perdieron la inocencia y la pureza. El resultado de la caída es el estado depecado en el que son concebidos y nacen todos los seres humanos, que reciben la herencia deuna naturaleza malvada (Sal. 51:7; Jn. 3:6; Ro. 5:12). La consecuencia del pecado es la muerteespiritual, temporal y eterna.Sin embargo, se debe matizar la doctrina del catolicismo romano acerca del pecado originalsegún la cual todo descendiente de Adán, por el solo hecho de su nacimiento, es culpable yestá perdido ante Dios de manera que «los niños pequeños que mueran sin bautismo nopueden ser salvos» (Monseñor E. Cauly, «El Catecismo explicado», p. 306). Es cierto quetodos los hombres son pecadores «por naturaleza» (Ef. 2:3), pero los pecados por los que escondenado son los suyos propios. La muerte ha pasado a todos los hombres debido al pecadode Adán pero «todos» han pecado (Ro. 5:12) La responsabilidad en base a la que Dios juzgaa cada uno es la responsabilidad personal (Ro. 2:1, 6, 12; 3:9-20; 5:12).El instrumento de la primera tentación, según Génesis, fue la serpiente, el NT destaca el hechode que Satanás mismo se sirvió de la serpiente (Gn. 3:15; 2 Co. 11:3; Ro. 16:20 y Ap. 12:9). Elpasaje de Gn. 3:16-24 expresa intensamente las consecuencias de la caída: sufrimientosfísicos y morales, desunión, maldición de la tierra y de la naturaleza (Ro. 8:20-22), trabajospenosos, más tarde la muerte física y también la muerte espiritual por la separación de Dios.Pero hay también allí la provisión llena de gracia, el remedio a la caída, el protoevangeliocontenido en Gn. 3:15; ¡la posteridad de la mujer (Cristo) aplastará la cabeza de la serpiente!Para Pablo no hay necesidad de demostrar la culpabilidad humana resultante de la caída deAdán. Adán es el origen del pecado y de la muerte de toda la raza. Al mismo comienzo de lahistoria de la raza, tenemos a Adán y la humanidad pecadora; a su fin, a Cristo, y la humanidadregenerada (Ro. 5:12-21; 1 Co. 15:21, 22, 45-49). (véase REDENCIÓN).(b) Concepciones criticas de la caída.Los teólogos racionalistas o evolucionistas consideran Gn. 3 como una alegoría o un mito.La caída hubiera sido, para ellos, una etapa necesaria del desarrollo moral del hombre, unacaída no hacia abajo, sino hacia arriba; el paso del estado salvaje, o animal, al conocimientodel bien y del mal, un paso hacia la pureza moral gracias a la experiencia del pecado. Pero unconcepto así ignora totalmente la enseñanza de las Escrituras acerca de la esencia y de laterrible gravedad del pecado: solamente es considerada como un bien disimulado oimperfecto.Los críticos creen que nuestro relato está inspirado en una fuente babilónica, y que tiene suparalelo en el «Mito de Adapa». Ea, el creador del hombre, advierte a su hijo Adapa que notome ni el alimento ni la bebida que le ofrecen los dioses del cielo de Anu:«Alimentos de muerte te ofrecerán: no los comerás.Te presentarán para bebida el agua de la muerte: no la beberás.
CAIFÁS «depresión».José Caifás fue designado sumo sacerdote por el gobernador Valerio Grato en el año 18 d.C.,y permaneció en este cargo hasta el año 36 d.C., cuando fue depuesto por el procónsul Vitelio.Fue él quien pronunció las proféticas palabras de que más valía que un hombre muriera portoda la nación, que no que pereciera la nación entera, pero sin darse cuenta del verdaderosignificado de sus palabras (Jn. 11:50, 51). Presidió el juicio del Señor Jesús (Mt. 26:3, 57; Lc.3:2; Jn. 11:49; 18:13, 28), y estaba presente cuando Pedro y Juan comparecieron ante elSanedrín (Hch. 4:6).
CAÍN «obrero», «artesano», «adquisición».Caín fue el primogénito de Adán y Eva, agricultor y primer homicida (Gn. 4:1). Cometió sucrimen a pesar de las amonestaciones de Dios y despreció la misericordia y la correccióndivinas (Gn. 4:6-9). Desde el asesinato de su hermano Abel anduvo errante y fue separado delpueblo (Gn. 4:16). Caín se retiró a la tierra de Nod, al oriente del paraíso (He. 11:4; 1 Jn. 3:12).Tuvo hijos, entre ellos Enoc (Gn. 4:16). Dios puso una señal a Caín para que nadie lo matase,pero se desconoce en qué consistía dicha señal.
CAINÁN «adquisición».(a) Hijo de Enós, y padre de Mahaleel (Gn. 5:9-14; 1 Cr. 1:2; Lc. 3:37).(b) Hijo de Arfaxad y padre de Sela (Lc. 3:36). Se le llama comúnmente como el «segundo»Cainán (debido al ya mencionado en Lc. 3:37) y es notable por el hecho de que no aparece enlos textos Masorético, Samaritano, Vulgata, ni Arábigo en Gn. 10:24; 11:12; 1 Cr. 1:18, y sinembargo se halla en la versión LXX. Se cree que de ella pasó al evangelio de Lucas, a no ser,como algunos suponen, que fuera añadido en copias posteriores de la LXX debido a que sehallaba en Lucas.
CALA «firme».Ciudad de Asiria fundada por Nimrod; formaba parte de un grupo de ciudades que los hebreosenglobaban dentro del nombre de «gran ciudad». Después de Assurbanipal, Cala fueedificada, o reedificada, hermoseada y fortificada por Salmansar I.Al comenzar el siglo IX a.C., Cala estaba en franca decadencia. Assurnazirbal la restauró,erigió un palacio, e hizo de ella la residencia real. Durante más de 150 años, Cala fue laresidencia favorita de los monarcas asirios.Sus ruinas, que son conocidas en la actualidad con el nombre de Nimrod, se hallan a unos 32Km. al sur de Nínive. Entre muchos otros restos arqueológicos, como los palacios deAssurnazirbal, de Salmansar I y III, y otros, se halló el célebre obelisco negro de Salmansar III,en el que aparece el rey Jehú como tributario de Asiria, así como otras estelas coninscripciones mencionando a Acab y varios incidentes relatados en la Biblia.
CALABACERA (hebreo, «kikayon») (Jon. 4:6, 7, 9, 10).Según la LXX, se trata de una calabaza común, nativa de Astrakán; según otra versión, se tratadel ricino, higuerilla o palmacristi, cuyo crecimiento es extraordinariamente rápido. De todosmodos, el caso de la calabacera de Jonás se considera como milagroso.
CALCEDONIA Véase ÁGATA
CALDEA Originalmente se dio este nombre a la región sur del Imperio Babilónico que limitaba con elgolfo Pérsico. En la parte sur se encontraba Ur y al norte Babilonia. Los habitantes del país deCaldea tenían fama de sabios (Gn. 9:51; Neh. 9:7; Dn. 1:4; 2:2).Habitaron estas tierras desde el siglo X a.C. Por largo tiempo no se sometieron a la vidaurbana, sino que continuaron su organización tribal. Esto les hizo foco de resistencia a ladominación asiria. Por tanto, al declinar el Imperio Asirio, los caldeos llenaron el vacío políticoproducido en la región de Babilonia. Primero, dueños de la ciudad y región de Babilonia, yluego de Mesopotamia, y por último de un vasto imperio, que se extendía hasta las fronteras deEgipto, los caldeos gobernaron Babilonia durante la época de su máximo esplendor.
CALEB «temerario, impetuoso».(a) Hijo de Jefone, fue uno de los enviados a reconocer la tierra. Confiado con el poder deDios, dio un informe alentador. Cuando tenía 85 años, entró en posesión del territorio que Diosle había asignado, arrebatándolo de las manos de los gigantes anaceos. Así, recibió Quiriat-arba, o Hebrón (Nm. 13:6, 30; 14:6-38; Jos. 14:6-14; 15:14-18). El pasaje de Jos. 15:13 noimplica, como algunos han afirmado, que Caleb no perteneciera a la tribu de Judá, sino sóloque él no era príncipe de la tribu, y que a pesar de ello se le dio una parte especial. Caleb es untipo del cristiano que por la fe ocupa de una manera práctica y goza el puesto que Dios le hadado, a pesar de todo lo que se le oponga.(b) Hijo de Hezrón, y padre de Hur (1 Cr. 2:18, 19, 42; parece ser el mismo que Quelubai en el v. 9).(c) Hijo de Hur (1 Cr. 2:50).(d) El Neguev de Caleb está evidentemente en el sur de Palestina, ocupado por Caleb y susdescendientes (1 S. 30:14). Es probable que se trate de la llanura entre Hebrón y el sur delCarmelo.
CALENDARIO El cambio de los astros fue desde antiguo en los pueblos orientales el fundamento de lacronología o medición del tiempo.En Israel se usaba, sobre todo, el año lunar (354 días = 12 meses de 29 o 30 días cada uno).Si se hubiera seguido el año lunar sin atención alguna al año solar, las fiestas, a lo largo deunos 40 años, hubieran recorrido del principio al fin todo el año. Para evitarlo se añadía,también en Israel, ocasionalmente un mes de compensación como se venía haciendo enMesopotamia; el Antiguo Testamento no dice nada sobre esto. Algunos grupos judíos teníanotras divisiones del año: 1 año = 364 días = 52 semanas de 7 días cada una. Esta divisiónmantenía consecuentemente la división semanal; las fiestas caían cada año en el mismo día dela semana. Pero como no se admitían días de compensación, las fiestas se movían a través delaño lo mismo que en el calendario lunar, pero unas diez veces más despacio. Finalmenteexistió un sistema que dividía el año en 7 partes de 50 días cada una, a las que se añadíancada vez 16 días (cfr.: 50 días de Pascua a Pentecostés).Como comienzo del año se mencionan primavera y otoño. Una cronología a partir de un puntodeterminado del tiempo es algo desconocido. Las sumas de años a lo largo de un período (porejemplo 300 años en Jue. 11:26) son cálculos posteriores. En tiempo de los reyes se contabasegún el tiempo de su reinado (1 R. 15:1, 25); después, a partir de un hecho importante (porejemplo la cautividad: Ez. 1:2; 2 R. 25:27).El año se dividía en 12 meses (sin contar los meses de compensación). El comienzo del messe determinaba por la observación de la luna. Los nombres más antiguos de meses conocidospor las Sagradas Escrituras son:Abib (mes de las espigas, Marzo/Abril; Éx. 14:4 y otros)Ziv (mes de las flores, Abril/Mayo; 1 R. 6:1 y otros)Etanim (mes de la cosecha, Septiembre/Octubre; 1 R. 8:2)Bul (mes de las lluvias, Octubre/Noviembre; 1 R. 6:38)Más tarde se contaban simplemente los meses, por ejemplo «el cuarto mes» (Ez. 1:1). Se uníala numeración con los antiguos nombres por medio de glosas, así por ejemplo en 1 R. 6:1 sehabla del mes ziv, añadiendo «que es el 2º mes».A partir de la cautividad, no antes, empezaron a usarse los nombres asirio-babilónicos de losmeses:Nisán (Marzo/Abril; Est. 3:7),Iyyar (Abril/Mayo),Siván (Mayo/Junio; Est. 8:9),Tammuz (Junio/Julio),Ab (Julio/Agosto),Elul (Agosto/Septiembre; Neh. 6:15),Tisri (Septiembre/Octubre),Maresván (Octubre/Noviembre),Kisleu (Noviembre/Diciembre; Neh. 1:1),Tébet (Diciembre/Enero; Est. 2:16),Sabat (Enero/Febrero; Zac. 1:7),Adar (Febrero/Marzo; Est. 3:7).Como mes de compensación se añadía o bien un segundo elul o un segundo adar. Estosnombres no fueron suprimidos cuando más tarde se introdujeron los nombres macedonios.El ciclo de 7 días de la semana era independiente del curso del año y del mes. Su comienzo ysu final no dependía del comienzo o final de un año o mes. La semana egipcia era de 10 días, yfueron precisamente los hebreos quienes introdujeron la semana de 7 días.Los días de la semana no tenían nombre, se numeraban simplemente (cfr. Mt. 28:1), aexcepción del sábado y, más tarde, del día anterior, llamado «día de preparación». El día secontaba de salida de sol a salida de sol (cfr. Gn. 1:5); más tarde, de puesta de sol a puesta desol (de importancia para el cumplimiento de los preceptos sobre el sábado).Cada séptimo año era año de reposo solemne para los terratenientes, los esclavos, losanimales de carga y las tierras, y el año de libertad para los esclavos hebreos. Cada 50 añoshabía un año de jubileo: las familias se reunían, se perdonaban las deudas y se devolvían lastierras a sus dueños originales (Lv. 25:8-17). El día judío comenzaba al atardecer con la salidade las primeras estrellas.
CALLE En las ciudades antiguas las calles eran generalmente estrechas y sinuosas. Se las llamabapor su característica más sobresaliente y, así había calles llamadas «ancha», «recta», «delmedio», «vieja», etc. (Esd. 10:13; Pr. 7:8; Jer. 6:11; Hch. 9:11; 12:10).Había calles hechas únicamente para el tránsito de las personas, y las había especializadas endeterminado tipo de ocupación o comercio; así había la de los carpinteros, la de los joyeros, lade los panaderos, etc. (Jer. 37:21).
CALLE DERECHA (también calle recta). Calle de Damasco en que vivía el tal Judas que tenía hospedado a Pablo (Hch. 9:11).
CALUMNIA O falso testimonio, es condenada vivamente por la Ley. Los culpables de este delito debíansufrir la pena que habían intentado hacer recaer sobre la persona calumniada (Dt. 19:16-18). Sise refería a difamación contra el carácter de alguien, debía darse una compensación pública(Lv. 6:4). El Talmud sentencia: «El calumniador destruye la reputación de sus víctimas y se veráobligado a expatriarse.»Los profetas atacan la calumnia (Is. 59:13; Ez. 22), así como otros libros (Pr. 10:18, etc.).El cristiano es exhortado, sin embargo, a orar y a perdonar a sus perseguidores ycalumniadores (Lc. 6:28; cp. 1 P. 3:16).
CALVARIO Nombre latino del lugar donde crucificaron a Jesús (Lc. 23:33), no lejos de las murallas deJerusalén, pero fuera del recinto de la ciudad (Jn. 19:17, 20; Mt. 27:33; Mr. 15:22; He. 13:12).En el mismo lugar había un jardín privado y un sepulcro en que estuvo tendido el cuerpo deJesucristo hasta su resurrección (Jn. 19:41, 42). La expresión «Monte Calvario» no tiene razónde peso que la apoye, si no es la que se implica en el nombre Gólgota, que bien pudo habersedado a una ligera elevación con la forma de la parte superior de un cráneo, y la probabilidad deque tal lugar haya sido elegido para la crucifixión. Es muy dudoso que las verdaderaslocalidades del Calvario y del sepulcro sean las cubiertas por la actual «Iglesia del SantoSepulcro», que es un vasto edificio hecho al norte del monte Sión, dentro de la ciudadmoderna, construido en el sitio que se fijó en el año 335 d.C. por la emperatriz Elena, siguiendoen esto la tradición y atendiendo a un pretendido milagro.La localización del Calvario que parece corresponder mejor a la descripción de los textosbíblicos es la del llamado «Calvario Gordon», por el arqueólogo que lo descubrió a mediadosdel siglo pasado. La gran mayoría de los estudiosos protestantes se adhieren a estalocalización geográfica, ya que aclara los textos bíblicos, y además por el hecho de que labasílica que la madre de Constantino levantó fue edificada sobre las ruinas de un templopagano.
CALZADO Véase ZAPATOS
CAM «tostado, moreno».(a) Uno de los tres hijos de Noé; padre de Cus, Mizraím, Fut y Canaán. Mizraím y Fut, susdescendientes, estuvieron principalmente conectados con Egipto. Nada se sabepersonalmente de Cam, excepto su irrespetuosa conducta hacia su padre cuando éste seembriagó, y que atrajo la maldición de Noé sobre Canaán (Gn. 5:32; 6:10; 9:18, 22; 10:1, 6, 20;1 Cr. 1:4, 8). A los estudiosos que les interese el tema de por qué fue Canaán, que no habíaparticipado en la acción de su padre, el objeto de la maldición de Noé, se les recomienda lalectura de «Why Noah Cursed Canaan Instead of Ham: A New Approach to an Old Problem» enNoah's Three Sons, de Arthur C. Custance (Zondervan, Grand Rapids, 1975). Ver también eltratamiento a este texto en el Comentario de Matthew Henry, loc. cit.(b) La morada de los anteriores mencionados en Egipto es designada como «la tierra deCam» (Sal. 78:51; 105:23, 27; 106:22).(c) En su búsqueda de pastos para sus rebaños en el sur, los simeonitas llegaron a un lugardonde los de Cam habían morado antiguamente; otros creen que se trataba de nómadascananeos.
CAMA En la antigüedad existían camas de muchos tipos diferentes.Para los pobres, se limitaban a unas esteras que podían arrollarse por la mañana, y se podíanguardar en un rincón. Así, una persona sanada podía «tomar» su cama (Mt. 9:6; Mr. 2:9, 11, 12;Jn. 5:8-12).Para cubrirse, bastaba un cobertor, y en invierno uno más grueso; pero a menudo usaban suspropios vestidos. Esto explica la ley de que una capa tomada como prenda debía ser devueltacuando se pusiera el sol, para que su propietario pudiera dormir abrigado en ella (Dt. 24:13).Como cama propiamente dicha se usaban divanes sencillos. En Proverbios se nos da unadescripción de una lujosa cama, «con colchas recamadas con cordoncillo de Egipto» (Pr.7:16).Se hacían camas con verdaderas armaduras de madera o incluso de hierro, como la del rey deBasán, Og (Dt. 3:11), y de marfil (Am. 6:4).
CAMALEÓN Este animal se incluye en la lista de animales impuros (Lv. 11:30). Son varias las especies yexisten diversos nombres hebreos para designarlo.El camaleón cambia de colores según el ambiente donde se encuentra, confundiéndose en sumedio; sus ojos son grandes y se mueven independientemente el uno del otro.
CAMBISTAS Eran personas que cambiaban el dinero de los que venían lejos de Jerusalén, para quepudieran pagar el impuesto del templo, medio siclo, a cambio de las monedas que trajeran(dracmas griegas, denarios romanos, etc.).Lo que les dijo el Señor al expulsarlos del templo implica que abusaban en los cambios (Mt.21:12; Mr. 11:15).
CAMELLO Hay dos especies de camello:el camello propiamente dicho, o camello de dos jorobas («camelus bactrianus»), originario deAsia central, yel dromedario («camelus dromedarius»), de una sola joroba. Esta se corresponde con lajoroba posterior del «c. bactriano», aunque, en realidad, tiene otra más pequeña, que pasacasi inadvertida, y que se corresponde con la anterior del dicho «c. bactriano».En Lv. 11:4 se dice que el camello «no tiene pezuña hendida». En efecto, aunque susmiembros acaban en dos dedos, como sucede con los otros rumiantes, estos dos dedos estáncubiertos por una especie de amplio y fibroso cojín, recubierto de una resistente capa córnea,que hace el papel de suela, por lo que no presenta forma externa de pezuña hendida. Estaconstitución del pie está admirablemente ajustada para la marcha por la arena del desierto.El camello es uno de los animales domésticos más útiles, notable por su fuerza y resistencia.Puede subsistir con un forraje de lo más mísero y espinoso. Las jorobas están constituidas poruna abundante reserva de grasa que va disminuyendo al ir pasando por un ayuno prolongado.Tiene también, debajo de la panza, un conjunto de celdas acuíferas que le proveen de unareserva de agua metabólica.El camello llega a medir 2,5 m. de altura pero al arrodillarse se le puede cargar con tantafacilidad como a un asno. Puede llevar una carga de 250 kg. y marchar durante todo el día bajoun sol de justicia. Su carne, prohibida a los israelitas (Lv. 11:4), es sin embargo consumida porlos árabes. Con su piel se hacen tiendas y prendas de vestir. La leche de camella es una de lasbases de la alimentación de los beduinos.Frente a las declaraciones de críticos hostiles a la Biblia, la investigación ha descubiertoestatuillas representando camellos, y osamentas y otros vestigios que se remontan hasta el año3.000 a.C. (cp. J. P. Fee, «Abraham's Camels», Journal of Near Eastern Studies, University ofChicago, julio 1944, PP. 187-193). Por ello, no es sorprendente que Abraham y Jacobposeyeran camellos (Gn. 12:16; 30:43), igual que los ismaelitas que llevaron a José a Egipto(Gn. 37:25). Está también demostrado que la domesticación de los camellos estaba muydesarrollada en el siglo XII a.C., y que no se puede argumentar ninguna dificultad histórica a lashordas de madianitas montadas sobre camellos (Jue. 6:5), ni ante las caravanas ricamentecargadas de la reina de Saba (1 R. 10:2).Sentido figurado. En dos ocasiones hizo uso el Señor Jesús de la figura del camello comobase de una comparación (Mt. 19:24; 23:24). Toda la fuerza de este doble paralelo se halla enla hipérbole. Jamás podrá pasar un camello por el ojo de una aguja, ni tampoco por el gaznatede un fariseo. Nada en esta figura parece confirmar la postura de que «el ojo de la aguja» seríaun portillo abierto en el gran portalón de una ciudad oriental. Con todo este paralelismo, elSeñor se refiere por una parte a la doblez de los fariseos, y a la imposibilidad de algo en elorden natural de las cosas, pero posible para Dios. En gracia, la nueva creación elimina todaslas dificultades de acceso a Dios.
CAMINO Junto al significado literal (comunicación de ciudades y lugares), el Antiguo Testamento hablade la vida humana como un camino (Sal. 37:5) en el que el hombre es guiado por Dios (Éx.13:21) y que cada uno puede andar (Jb. 23:11) o rechazar (Mt. 2:9). Por esto los profetasexhortan a apartarse de los falsos caminos (Jer. 25:5) y a dirigirse por los caminos verdaderos(Jer. 31:21).El piadoso pide a Dios que le muestre el camino (Sal. 27:11; 119). El tiempo de la nuevaalianza es iniciado con la llamada del Bautista a preparar un camino para el Señor (Mr. 1:3 yparalelos). Jesús es la coronación del camino que Dios ha planeado para la salvación (Ro. 11:33 ss); se denomina a sí mismo camino (Jn. 14:6). Cristo, con su encarnación, ha abierto unnuevo camino por el que el hombre puede llegar hasta Dios (He. 10:19 s). Tanto en el AntiguoTestamento como en el Nuevo Testamento puede encontrarse la figura de los dos caminos,entre los que el hombre debe elegir (Sal. 1:6; Pr. 15:19; Mt. 7:13 s).Los romanos construyeron carreteras y caminos por todo el imperio, algunas de las cualestodavía están en uso. Una de las más famosas es la Vía Apia (Hch. 28:13-16). Tan extensa erala red de caminos, que se llegó a decir que «todos los caminos conducen a Roma».
CAMINO DE UN DÍA DE REPOSO Denota la mayor distancia que un judío podía caminar en sábado.No hay instrucción alguna sobre esto en la ley, sino que cuando algunos del pueblo salieron ensábado a recoger maná, Moisés les reprendió: «Estése, pues, cada uno en su lugar, y nadiesalga de él el séptimo día» (Éx. 16:29).En la época del NT se aceptaba que una persona podía caminar una distancia de 2.000 codos(alrededor de 900 metros); esta distancia se había fijado en base a que cuando los israelitasestaban marchando en el desierto habían recibido la orden de mantener esta distancia delarca, llegándose a la conclusión de que cuando estaban acampados había la misma distanciaentre el tabernáculo y las tiendas, y que este espacio era constantemente cruzado para laadoración. Cuando estaban ya en la tierra, la distancia se contaba desde la puerta de la ciudaddesde la que salía el viajero (Hch. 1:12). Es posible que el Señor se refiera a esta costumbrecuando instruyó a Sus discípulos a orar para que, en el juicio sobre Jerusalén, su huida no fuera«en sábado» (Mt. 24:20).
CAMPAMENTO El «campamento» era una expresión común para referirse a Israel en el desierto: el tabernáculoen el centro y las doce tribus, cada una en su lugar señalado, dispuestas a su alrededorconstituían el campamento. Todo estaba ordenado por Dios, y cada tribu debía plantar sustiendas en los lugares a ellas designadas (Nm. 2). Como sería de esperar, Moisés, Aarón, y lossacerdotes eran quienes estaban más cerca de la puerta del tabernáculo, y los levitasrodeaban los otros tres lados.Ciertas impurezas excluían a quienes las contraían hasta que quedaban purificados, y muchascosas tenían que ser llevadas afuera como indignas del lugar en medio del cual Dios moraba.Cuando el mismo campamento quedó contaminado por el becerro de oro, Moisés «tomó eltabernáculo, y lo levantó lejos, fuera del campamento, y lo llamó el Tabernáculo de la reunión».No se trataba realmente del Tabernáculo, porque no había sido todavía erigido entonces. Lapalabra significa «tienda», e indudablemente se trataba de una tienda que anticipaba elTabernáculo, sacado significativamente fuera del campamento, para mostrar que la morada deDios no podía estar donde estaba un ídolo, porque se añade, «y cualquiera que buscaba aJehová, salía al tabernáculo de reunión que estaba fuera del campamento» (Éx. 33:7).Los cuerpos de los animales cuya sangre era introducida en el santuario por parte del sumosacerdote por el pecado eran quemados fuera del campamento (Éx. 29:14; Lv. 4:11, 12; He.13:11). Con esto se relaciona el hecho de que Jesús también «padeció fuera de la puerta» ( deJerusalén, que entonces respondía al campamento); sobre todo se basa la exhortación a loscristianos: «salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio» (He. 13:12, 13).Todo el sistema religioso terreno adaptado al hombre natural, como el judaísmo de antaño,responde ahora al «campamento», que los cristianos están exhortados a abandonar. Lossistemas religiosos que tienen su lugar reconocido en el mundo se hallan en contraste con elcarácter celestial y espiritual de la iglesia de Dios. El campamento de los santos y la ciudadamada en Ap. 20:9 se refiere a la nación de Israel en una escena que tiene lugar al final delmilenio. No hay «campamento» para la iglesia en la tierra.
CAMPANILLAS (a) (heb. «paamon», de «golpear»). (Éx. 28:33, 34; 39:25, 26).Colgaban de la túnica de Aarón «una campanilla y una granada». El testimonio y el fruto debíanmarcar todos sus pasos, así como debieran acompañar el caminar del cristiano por su unióncon Cristo.(b) (Heb. «metsilloth»), «campanillas», por su repiquetear (Zac. 14:20), aunque una traducciónalternativa es «brida». Se supone que se trata de las placas metálicas suspendidas de lascabezas de los caballos, sobre las que se pueden grabar inscripciones, y que suenan con unrepiqueteo.En la restauración y bendición de Israel se grabará en estas placas «Santidad a Jehová».
CANÁ «caña».Nombre de lugar, por ejemplo:(a) Caná de Galilea, mencionado sólo en Juan (Jn. 2:1, 11: bodas de Caná; Jn. 4:46; 21:2). Sediscute sobre su ubicación exacta: probablemente no es el actual «Kerf kenna» (lugar deperegrinaciones), sino «Hirbet qana», unos 10 Km. más al norte.(b) Caná de Aser (¿actual Qana?), mencionado en la lista del sorteo en Jos. 19:28.
CANAÁN «bajo, llano».Hijo de Cam, nieto de Noé (Gn. 9:18-27).De Canaán dijo Noé: «Maldito sea Canaán; siervo de siervos será a sus hermanos», ydespués se añade que será siervo de Sem y de Jafet. Puede parecer extraño a primera vistaque Noé no maldijera a Cam personalmente, puesto que había sido él quien no habíarespetado a su padre; pero la maldición y deshonra sobre el hijo recaía también sobre el padre.Añádase a esto que Dios ya había bendecido a Cam juntamente con Noé, y había hecho pactocon Él. ¿Cómo podría llevar a Noé a maldecirle directamente? (cp. Gn. 9:1, 8). Además, notodos los hijos de Cam vinieron a ser siervos de Sem; fue sólo sobre Canaán que cayó lamaldición. Nimrod, hijo de Cam, fue el fundador de los grandes reinos de Oriente, y no leemosque nunca fuera tributario de Israel como sí lo fue Canaán. Dios, en Su sabio gobierno, condujoa Noé a pronunciar la maldición sobre Canaán («Maldito sea Canaán....»: Gn. 9:25), en intensocontraste con la bendición de Jehová sobre Sem, que fue cumplida en Israel.CANAÁN, LA TIERRA Y SU CONQUISTA.(A) GEOGRAFÍA.Geográficamente, el nombre de Canaán no fue dado inicialmente más que a la costa baja dePalestina, para distinguirla de la región montañosa vecina (Nm. 13:29; Jos. 11:3). Más tarde,esta designación llegó a comprender el valle del Jordán, y finalmente toda la Palestina al oestedel río. Canaán vino a ser uno de los nombres más corrientes para designar el país quehabitaban los hebreos, por mucho que en realidad no ocupaban más que la zona montañosade Palestina y el valle del Jordán, y sólo una insignificante sección de la costa marítima (Gn.11:31; Nm. 13:2).(B) LENGUA.El hebreo, la lengua del pueblo de Dios, pertenece al grupo nororiental de lenguas semíticas.Después de la conquista israelita, se impuso en Canaán con las inevitables acomodaciones,sin dificultad, debido a los estrechos lazos que lo unían con la lengua de los cananeosvencidos. Si recibe el nombre de «lengua de Canaán» (Esd. 19:18), no se debe solamente porel hecho de que se hablara en Canaán: era una lengua cananea.(C) CONQUISTA.Después de la muerte de Moisés, los hebreos, acaudillados por Josué, conquistaron Canaán.El plan de guerra incluía el establecimiento de un campamento permanente en Gilgal, al este deJericó, en la llanura (Jos. 4:19; 5:10). Desde allí, los israelitas subieron contra Hai y haciaGabaón (Jos. 4:19; 5:10). La situación de este campamento ofrecía grandes ventajas. EnGilgal, Josué no tenía enemigos a sus espaldas; abundaba el agua, y las dos tribus y mediamás allá del Jordán podían suministrar provisiones; además, los botines obtenidos quedabanprotegidos. El campamento presentaba las siguientes características:La presencia del tabernáculo (Jos. 6:24; cp. Jos. 9:23; 18:1; 22:19);del arca (Jos. 3:17; 6:11, etc., 7:6);del altar (Jos. 9:27; cp. Jos. 22:19, 28, 29);allí estaba Eleazar, el sumo sacerdote (Jos. 14:1, cp. Jos. 6);además, la presencia de otros sacerdotes (Jos. 6:6, 12, etc., Jos. 8:33);las 12 piedras colocadas sobre el lecho del Jordán, puestas allí para conmemorar el paso delrío (Jos. 4:20).El plan ulterior de Josué incluía una expedición preliminar contra los enemigos queamenazaban el campamento. Jericó dominaba la entrada de Canaán y el valle, y fue enseguida tomada. A continuación avanzó hacia el interior del país montañoso, y tomó Hai. Estaciudad se hallaba a la entrada del valle situado frente a Gilgal. Las tropas de Hai hubieranpodido lanzarse contra el campamento. Después de estas operaciones preliminares, Josué,siguiendo las órdenes de Moisés, erigió un altar sobre el monte Ebal (Jos. 8:30-35; Dt. 27).Durante estas solemnidades se presentaron unos embajadores de Gabaón, pretendiendo venirde un lejano país; Josué hizo alianza con ellos, sin consultar al Señor. Los sucesos posterioresmuestran que esta fue una grave imprudencia (Jos. 9). Habiendo ya puesto un pie en el país,Josué efectuó dos campañas para conseguir su conquista. La alianza de los 5 reyes provocó la
CANANEOS Los descendientes de Canaán, hijo de Cam, agrupados en las distintas ramas de los jebuseos,amorreos, gergeseos, heveos, araceos, sineos, arvadeos, zemareos, y hamateos. Su territorioera «desde Sidón, en dirección a Gerar, hasta Gaza; y en dirección de Sodoma, Gomorra,Adma y Zeboim, hasta Lasa» (Gn. 10:15-19). En Gn. 15:18-21, donde la tierra prometida aAbram se extiende al río Éufrates, se mencionan diez naciones: los ceneos, cenezeos,cadmoneos, heteos, fereceos, refaítas, amorreos, cananeos, gergeseos y jebuseos (cp. Dt.7:1; Jos. 3:10). Aquí y en otros pasajes los cananeos son solamente un pueblo entre varios; enotros pasajes el término cananeo parece incluir a cualquiera de los habitantes de Canaán,como en Jos. 17:12, 13; Neh. 9:24; Abd. 20; Zac. 14:21.Este mismo término es traducido «mercader» en Jb. 41:6; Pr. 31:24; Is. 23:8; también en Zac.14:21 podía significar «no habrá más mercader en la casa de Jehová de los ejércitos» (comolo traduce la versión RV 1960; cp. Jn. 2:16).
CANCILLER «recordador».Alto funcionario hebreo (2 S. 8:16), que con el mayordomo de palacio y el escriba representabaal rey en los negocios públicos (2 R. 18:18; Is. 36:3, 22).
CANDACE Reina de Etiopía, probablemente de Meroe, al sur de Nubia (Hch. 8:27).Según varios historiadores, hubo varias reinas de ese nombre que gobernaron Meroe aprincipios de la Era Cristiana.
CANDELA Véase LÁMPARA
CANDELERO Uno de los objetos sagrados, hecho de oro, del Tabernáculo (Éx. 25:31-37).En el primer templo, el de Salomón, había diez candeleros de oro puro (1 R. 7:49).Consistía en siete brazos tallados con figuras de copas, manzanas y flores.En el segundo templo había sólo uno, que después de la toma y destrucción de Jerusalén (70d.C.) fue llevado como trofeo a Roma. Se puede ver todavía una reproducción esculpida en elArco de Tito.En Apocalipsis se simboliza el testimonio de Dios en la tierra mediante candeleros (Ap. 1:12ss, 20; 2:1, 5; 11:4).
CANELA Se usaba como ingrediente del aceite aromático empleado en el Tabernáculo (Éx. 50:23; Pr.7:17; Cnt. 4:14).
CANON (caña, regla).Este término tiene diversos sentidos:(A) Cualquier regla o vara que sirva para medir (p. ej., el nivel de un albañil).(B) En sentido figurado, modelo que permite fijar las normas, especialmente de los librosclásicos; guía, norma (Gá. 6:16; Fil. 3:16).(C) Doctrina cristiana ortodoxa, en contraste con la heterodoxia.(D) Las Escrituras consideradas como norma de fe y de conducta.El término canon procede del griego. Los Padres de la Iglesia fueron los primeros queemplearon esa palabra en el 4º sentido, pero la idea representada es muy antigua.Un libro que tiene derecho a estar incluido dentro de la Biblia recibe el nombre de «canónico»;uno que no posea este derecho es dicho «no canónico»; el derecho a quedar admitido dentrode la Escritura es la «canonicidad».(E) El canon es también la lista normativa de libros inspirados y recibidos de parte de Dios.Cuando hablamos del canon del AT o del NT, hablamos en este sentido.1. CANON DEL ANTIGUO TESTAMENTOLos documentos literarios con autoridad en Israel se multiplicaron poco a poco, y fueroncelosamente conservados. Tenemos ejemplos de esta redacción de los libros santos. La leyfundamental de los 10 mandamientos escritos sobre tablas de piedra fue depositada dentro delarca (Éx. 40:20). Estos estatutos figuran en el libro del pacto (Éx. 20:23-23:33; 24:7).El libro de la Ley, redactado por Moisés, fue guardado al lado del arca (Dt. 31:24-26). Josuéadjuntó lo que él había escrito (Jos. 24:26). Samuel consignó el derecho de los reyes en un libroque puso ante el Señor (1 S. 10:25). Bajo Josías se encontró, durante las obras de restauracióndel templo, el libro de la Ley de Jehová. El rey, los sacerdotes, los profetas y el puebloreconocieron su autoridad y antigüedad (2 R. 22:8-20); se hicieron copias de esta ley según laorden dada ya en Dt. 17:18-20. Los profetas dejaron escritas sus propias palabras (p. ej., Jer.36:32), tomaban nota recíproca, y las citaban como autoridades (Esd. 2:2-4; cp. Mi. 4:1-3). Sereconocía la autoridad de la ley y de las palabras de los profetas, escritos inspirados por elEspíritu de Dios, y celosamente preservados por Jehová (Zac. 1:4; 7:7, 12).En los tiempos de Esdras, la Ley de Moisés, que comprendía los 5 libros de Moisés circulababajo la forma de parte de las Sagradas Escrituras, Esdras poseía una copia (Esd. 7:14), y eraun escriba erudito en la ley divina (Esd. 7:6). El pueblo le pidió una lectura pública de este libro(Neh. 8:1, 5, 8). Por aquella misma época, antes de consumarse la separación entre los judíosy los samaritanos, el Pentateuco fue llevado a Samaria. Jesús Ben Sirach da testimonio de quela disposición de los profetas menores en un grupo de 12 estaba ya implantada hacia el año200 a.C. (Ecl. 49:12). En otro pasaje sugiere que Josué, Jueces, Samuel, Reyes, Isaías,Jeremías, Ezequiel y los Doce formaban un gran conjunto, que constituía la segunda parte delcanon hebreo. Ya en el año 132 a.C. se afirma la existencia de la triple división de lasEscrituras: «La ley, los profetas, y los otros escritos análogos»; o también «la ley, los profetas, ylos otros libros», o «la ley, las profecías, y el resto de libros». Ya en la misma época se disponíade la versión griega LXX. Un escrito que data de alrededor del 100 a.C. menciona «los librossagrados que poseemos» (1 Mac. 12:9). Filón de Alejandría (un judío nacido en el año 20 a.C.,y que murió durante el reinado de Claudio) tenía la lista contemporánea de los escritos del AT.Dio citas de casi todos los libros del AT, pero no menciona ni uno de los apócrifos.El NT habla de las «Escrituras» como un cuerpo bien determinado de documentos autorizados(Mt. 21:42; 26:56; Mr. 14:49; Jn. 10:35; 2 Ti. 3:16). Son Escrituras Santas (Ro. 1:2; 2 Ti. 3:15).Constituyen los oráculos de Dios (Ro. 3:2; He. 5:12; 1 P. 4:11). El NT menciona una tripledivisión del AT: «La ley de Moisés, los Profetas, y los Salmos» (Lc. 24:44). A excepción de
CANTAR (de los cantares) El último de los 5 libros poéticos del AT, según la clasificación de la LXX. Figura entre Job yRut, en los Escritos, la 3ª sección del canon judío. Este libro era uno de los 5 pequeños rollos(Megilloth) considerados como un todo, debido a que eran leídos durante las cinco grandessolemnidades conmemorativas. El Cantar era leído el 8º día de la Pascua, siendo interpretadoalegóricamente, con relación al tema histórico del Éxodo. El título tiene un significadosuperlativo (cp. siervo de siervos, Señor de señores, cielo de los cielos, vanidad devanidades), indicando que la obra tiene un carácter de lo más elevado. La Vulgata traduceliteralmente «Canticum Canticorum», que es la base del título castellano: Cantar de losCantares.(a) PERSONAJES.(A) Problema del nombre de los personajes principales.Como las formas gramaticales del original hebreo indican el género y el número, losinterlocutores se distinguen claramente. Sin embargo, a pesar de que generalmente se hasostenido la existencia de dos protagonistas, la Sulamita y el rey Salomón, está tomandocuerpo en la actualidad la teoría de que hay en este libro tres protagonistas, y que recibe elnombre de «teoría del pastor». Según ella, los principales interlocutores son: una jovencampesina, su prometido (un pastor), y Salomón. Durante un viaje al norte del país, Salomón ysu séquito ven a la joven (Cnt. 6:10-13), se la llevan a Jerusalén, y la dejan entre las mujeres delpalacio. El rey trata de seducirla, pero sin conseguirlo. La Sulamita responde a sus adulacionescon alabanzas dirigidas a su prometido, el pastor. Durante el día ella anhela verle, durante lanoche se mantiene en vela. Se acuerda sin cesar de sus palabras y le permanece fiel.Finalmente, los desposados vuelven a reunirse (Cnt. 8:5-7). Los hermanos de la joven alabansu resistencia frente a la tentación. En todo el poema, Salomón, según esta teoría, jugaría unpapel deslucido, esforzándose en llevar a la prometida a la infidelidad (Cnt. 7:1-9). Según estateoría de tres protagonistas, el poema canta un amor puro que resiste a las seducciones de lacorte y del monarca. La interpretación «del pastor» afirma que las exclamaciones apasionadasde la Sulamita se dirigen al prometido de quien está separada (Cnt. 1:4, 7; 2:16). Pero todosestos pasajes, y todo el conjunto del poema, son mucho más fáciles de comprender consolamente 2 protagonistas, y si las palabras de amor de la Sulamita se dirigen a Salomón. Lacampesina piensa en el rey como pastor del pueblo (cp. Jer. 23:4). La imaginería de la jovencampesina de Sunem está sacada de la vida rural.Un examen detenido del libro muestra que la teoría «del pastor» es tan artificial y forzada quepuede ser desechada de entrada.(B) En lugar de tomar a la Sulamita por una campesina, algunos exegetas han visto en ella lahija de Faraón, la esposa de Salomón: extranjera de tez morena e hija de príncipe (Cnt. 1:5;7:1). Objeción: su tez morena se debía al sol (Cnt. 1:6), y el título «hija de príncipe» es probableque no indique su nacimiento, indudablemente oscuro (Cnt. 1:6; 2:9) sino el rango al que habíasido elevada (cp. Cnt. 6:12; 1 S. 2:8).(b) FORMA.La forma del poema ha sido variamente apreciada; esta apreciación tiene importancia, puestoque de ella depende en parte la interpretación de la obra.(A) Se cree habitualmente, y creemos que con razón, que se trata de un poema lírico con unaforma dramatizada y dialogada.(B) Otros asimilan el cántico a un verdadero drama (Orígenes, Ewald, Delitzsch, Godet). Estosautores dividen el Cantar en una cantidad variable de actos y de escenas (descubriendo 4, 5, oincluso 7 actos, variando entre 2 hasta 13 escenas). La objeción principal a esta opinión es laausencia de acción y de desarrollo dramático. El poema no presenta argumento. Loscomentaristas han impuesto transiciones para religar divisiones artificiales relativas aepisodios bien distintos. Citemos así un argumento en favor del drama: La mente occidental
CANTERO Obrero especializado en el arte de tallar las piedras a medida para los edificios y lasfortificaciones (2 S. 5:11; 1 R. 7:9; 1 Cr. 22:2; 2 Cr. 24:12). Los egipcios eran sumamentediestros en este arte. Las pirámides de la IV dinastía y numerosos templos son muestra de ello.Durante su esclavitud en Egipto, los hebreos hacían ladrillos y preparaban la arcilla (Éx. 1:11,14), pero no se habla que trabajasen la piedra. En la época de Salomón los fenicios eranmejores canteros que los israelitas, que no habían tenido aún ocasión de levantar grandesedificios de piedra. Salomón tomó a fenicios para la construcción del Templo y del palacio real.Los bloques de piedra que trabajaron tenían 12 ó 15 codos de lado, o más, y otro tanto dealtura (1 R. 7:10). Posteriormente, los hebreos mismos construyeron fortificaciones, fortalezas,acueductos, depósitos, viaductos, puentes, y esculpieron columnas (2 Cr. 33:14; Esd. 3:10;Cnt. 5:15; Josefo, Ant. 15:11, 2). Se servían del nivel y de la plomada (Am. 7:7; Zac. 4:10; Is.28:17).
CÁNTICO GRADUAL o de las gradas.Expresión en el título de 15 salmos (Sal. 120-134). Llamados así, ya sea porque se cantabansubiendo 15 gradas que había entre el patio de las mujeres y el de los varones, en el Templo, oporque en su composición hay cierta gradación, o, (y es la opinión general) porque loscantaban los peregrinos al ir subiendo hacia Jerusalén.
CAÑA ver, PESAS Y MEDIDASAlgunas versiones traducen también cálamo.(a) Una caña aromática, empleada en la preparación de los perfumes sagrados (Éx. 30:23;Cnt. 4:14; Is. 43:24, etc.).(b) También se llama así en la Biblia al tallo de las plantas gramíneas, que crecen en sitioshúmedos, y a veces tan altas y abundantes que el hipopótamo se esconde entre ellas (Jb.40:16).(c) Designa también una medida de longitud (Éx. 40:5; 42:16) que tenía probablemente unpoco más de 3 m.
CAPADOCIA Provincia de Asia Menor, limita da al norte por el Ponto; al sur por Cilicia, Siria y Armenia; aloeste por Licaonia. Famosa por su trigo y caballos; sus habitantes eran incultos y de pocamoral.En el día de Pentecostés había capadocios (Hch. 2:9). (Véase 1 P. 1:1).
CAPERNAUM «ciudad de Nahum», o también «ciudad de consuelo».Ciudad sobre la ribera noroeste del lago de Galilea, en la región de Zabulón y Neftalí (Mt. 4:13-16; cp. Lc. 4:31; Jn. 6:17-24). Era lugar de residencia de un recaudador de impuestos (Mr. 2:1,14) e indudablemente había una guarnición romana (Mt. 8:5-13; Lc. 7:1-10). Al comienzo de suministerio procedente de Nazaret, Jesús fue a Capernaum, e hizo de esta ciudad su cuartelgeneral con tanta frecuencia, que vino a ser llamada «su ciudad» (Mt. 9:1; cp. Mr. 2:1).Allí fue que sanó: la parálisis al servidor del centurión (Mt. 8:5-13; Lc. 7:1-10);de fiebre a la suegra de Pedro (Mt. 8:14-17; Mr. 1:29, 31).Jesús también sanó en esta ciudad a un endemoniado (Mr. 1:21-28; Lc. 4:31-37);un paralítico portado por 4 hombres (Mr. 2:1-13; cp. Mt. 9:1-8);al hijo de un oficial real (Jn. 4:46-54),y a un gran número de otros enfermos (Mt. 8:16, 17; Mr. 1:32-34; Lc. 4:23, 40, 41).El discurso recogido en Jn. 6:24-71, (después del milagro de la multiplicación de pan con elque comieron 5.000 hombres, y después de otras alocuciones), fue pronunciado en lasinagoga de Capernaum o en algún otro lugar de la ciudad (Mr. 9:33-50).Fue también en Capernaum que Jesús llamó a Mateo (también llamado Leví) al apostoladomientras estaba en el despacho de recogida de impuestos (Mt. 9:9-13; Mr. 2:14-17; Lc. 5:27-32; cp. Mt. 17:24).A pesar de las enseñanzas y de las obras de Jesús, los habitantes de Capernaum no searrepintieron. El Señor anunció la ruina total de su ciudad (Mt. 11:23, 24; Lc. 10:15), queefectivamente se cumplió. El AT no menciona Capernaum, siendo posible que no existiera sinohasta después de la cautividad.Por lo general se sitúa Capernaum en «Tell Hum», a unos 4 Km. al suroeste de ladesembocadura del Jordán en el lago. Se han hallado ruinas importantes, próximas a Betsaiday a Tabgha, con los restos de una sinagoga del siglo III d.C. No lejos de allí se halla la fuente deCapernaum, cuyas abundantes aguas regaban parcialmente la llanura de Genesaret. En laactualidad recibe el nombre de «Ain et-Tabighah».
CAPITÁN Jefe militar, empleado civil, tribuno, y en general un jefe superior. Designa jefes militares dediversa importancia (Gn. 21:22; 2 S. 18:2; Nm. 31:14; Dn. 2:14). En el Nuevo Testamentoequivale a tribuno (Jn. 18:12) y jefe de una legión (Hch. 28:18), superior al centurión (Hch.21:31).
CAPÍTULOS (División en) Muy pronto ya se dividió la Sagrada Escritura en partes según el sentido para su lectura en elculto. La mayoría de los manuscritos bíblicos en hebreo, griego y latín tienen divisiones ensecciones.La actual división en capítulos proviene, seguramente, de Esteban Langton (1206; entoncesmaestro en París; más tarde arzobispo de Canterbury).La división del Nuevo Testamento en versículos es obra del impresor Roberto Estienne(Stephanus), quien la hizo en 1550 en un viaje de París a Lyon. No siempre es buena, y acusalas huellas de su origen: ser hecha durante un viaje; pero se introdujo rápidamente y por ello,por razones prácticas, se mantiene.
CARBUNCLO (a) (Heb. «bareketh» = «brillante como el relámpago»). (Ez. 28:13).Era la primera piedra de la segunda hilera del pectoral del sumo sacerdote (Éx. 28:18-19). LaLXX, la Vulgata y Josefo no traducen carbunclo, sino esmeralda.(b) (Heb. «'hekdah» = «centella» (Is. 54:12).Piedra luminosa que tiene el aspecto de un carbón ardiente. Se traduce como «anthrax» en laLXX, y en lat., «carbunculus».Según el naturalista y minerólogo Dana, Plinio daba el nombre de carbunclo a tres piedrasdistintas: el granate, el rubí, y la esmeralda.
CÁRCEL El Código Penal hebreo no conocía la cárcel como castigo legal, porque los israelitas noprivaban a nadie de su libertad; pero se usaba como medida policíaca para mantener altransgresor a disposición de las autoridades.Las cárceles eran conocidas en los pueblos vecinos. Las menciones de la cárcel se refierenprecisamente a las cárceles egipcias (Gn. 39:21; 40:15; 41:14; Éx. 12:29), de las cuales hacemención también el historiador griego Herodoto.Durante la peregrinación por el desierto son puestos temporalmente en prisión, en espera desentencia, un blasfemador y un violador del sábado, que acaban siendo apedreados (Lv. 2:10-16; Nm. 15:34).Sansón fue cargado de cadenas y puesto en la cárcel (Jue. 16:21).En tiempos de la monarquía aparece el encarcelamiento por decisión regia, y los textos dan aentender que existía la cárcel permanente, en que los presidiarios eran puestos en cepos y malalimentados (1 R. 22:26; 2 Cr. 16:10; 18:26). La agitadísima historia del profeta Jeremíasincluyó también esta dura prueba y nos menciona la existencia de tales cárceles junto alTemplo y cerca de la Puerta de Benjamín, para las que solían habilitarse cisternas secas (Jer.20:2, 29:26; 32:2; 37:16; 38:6; cfr. Zac. 9:11; Is. 24:22). La palabra hebrea «bor» quiere decirprecisamente «cisterna», y la cárcel es la «casa de la cisterna».Isaías, en un pasaje profético, menciona las mazmorras como elemento primitivo del juicio deDios (Is. 24:22). Después del destierro aparece como pena legislativa para los transgresoresde la ley (Esd. 7:26).En tiempos del Nuevo Testamento es castigo frecuente en la vida civil de Palestina por influjode la legislación romana (Mt. 11:2; Lc. 7:18), y los apóstoles (especialmente Pablo) conocen lacárcel por Cristo y por el Evangelio y en ella dan testimonio de su fe (Hch. 4:3; 5:18; 12:6;16:24; 26:29; 28:30). En la cárcel Pablo conoce a un esclavo fugitivo de su dueño y le convierteal evangelio, haciéndole su hijo espiritual y enviándolo de nuevo a su casa ya libre (Filemón).Cristo manda a los suyos que visiten y socorran a los encarcelados (Mt. 25:36).
CARDINALES, Puntos Véase ORIENTE
CARDOS Y ESPINAS Es planta abundante en Palestina y en la flora de las tierras bíblicas, juntamente con lashierbas, matojos y pequeños arbustos espinosos de varias clases (Gn. 3:18; Os. 10:8; Mt. 7:16;Hch. 6:8).Se cree que la corona de espinas de Cristo fue hecha con la rama de una planta de hojasparecidas al laurel y de abundantes espinas, llamada hoy «Zizyphus spina Christi».La «espina en la carne» de que hablaba S. Pablo era, probablemente, una dolencia oenfermedad física (2 Co. 12:7).
CARGA La palabra designa:todo peso grande o trabajo arduo (Éx. 1:11; 23:5; 1 R. 5:15; Mt. 20:12);también las preocupaciones o aflicciones (Sal. 55:22),la flaqueza y la condición humanas (Gá. 6:2),la conciencia del pecado (Sal. 38:4),la molestia que se causa a los demás (2 Cr. 11:9; 12:13),como también las exigencias legalistas (Mt. 23:4; Hch. 15:28; Ap. 2:24).
CARIDAD Amor inspirado por Dios a los demás (1 Co. 13).Es una traducción del vocablo griego «agapao», que significa amor divino, inmerecido,espontáneo, abnegado (Jn. 3:16; 1 Jn. 4:8).La versión de Casiodoro de Reina, en sus revisiones, usa la palabra «amor» en vez de«caridad».
CARISMAS Transliteración de la palabra griega «Charis», que significa «don, regalo, gracia, favor, poder,oficio, misión».Son dones que, procedentes de Cristo ascendido, Cabeza de la iglesia, son distribuidos por elEspíritu Santo. Todos los creyentes, habiendo recibido la unción del Espíritu (Ap. 1:6; 2 Co.1:21; 1 Jn. 2:20, 27), son receptores de el/los don/es del Espíritu (o dones espirituales), queson capacidades sobrenaturales concedidas a cada creyente, en vista del servicio y funciónque tienen dentro del cuerpo de Cristo (1 Co. 12:7, 11).Pablo da relación de un cierto número de estos dones: sabiduría, conocimiento (1 Co. 12:8), fe,sanidades (1 Co. 12:9), milagros, profecía, discernimiento de espíritus, lenguas e interpretación(1 Co. 12:10).En otro sentido, las personas son los dones a la iglesia (1 Co. 12:28; cp. Ef. 4:8, 11, 12), y lapalabra usada para denotarlos es «doma»; se trata entonces de apóstoles, profetas,evangelistas, pastores y maestros (Ef. 4:11). Estos dones relacionados en Efesios tienen comopropósito «perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpode Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo deDios...» (Ef. 4:12, 13, etc.).Es evidente que unos dones, como los apóstoles, ya no están entre nosotros; pero nos quedansus enseñanzas en las Escrituras (cp. Hch. 20:32; 2 P. 13-15; 3:15-18). Lo que sí podemostener por cierto es que, sean cuales fueren las tareas dadas, Dios dará la capacidad decumplirlas.Tenemos en las Escrituras cuatro listas de carismas o dones del Espíritu. Aunque muchosdeducen de estos cuatro catálogos que no tenemos aquí la lista completa de carismas, esbueno recordar lo que dice el apóstol Pablo en 2 Ti. 3:16-17, y lo expresado en el párrafoanterior.Con respecto a los dones de sanidades, milagros, profecía, don de lenguas, etc., hay dosposturas básicas:(a) que siguen con nosotros;(b) que cumplieron su objetivo de testimonio y acreditación al nuevo testimonio que Diosestaba levantando después del cierre del canon de las Escrituras, y que ya no operan en laactualidad.Primeramente debemos señalar que todos y cada uno de los dones dados por el Espíritu sonmilagrosos, y no sólo los de manifestación externa espectacular como los de milagros,sanidades y lenguas. Dios es soberano en cuanto a en qué épocas da unos o no de unamanera concreta. Los dones externos y espectaculares fueron dados en profusión en la épocaen que el Evangelio y el Nuevo Pacto debían ser acreditados (He. 2:4), y lo fueron con señalesexternas jamás renovadas (Hch. 2:1-3; 4:31). En la actualidad puede, ciertamente, manifestarSu poder, siempre según Su voluntad; de hecho, la mayor parte de los dones (sabiduría,ciencia o conocimiento, fe, evangelistas, ayudas, liberalidad) nunca han dejado de serotorgados. En cambio, si bien Dios cura a ciertos enfermos, bien mediante siervos suyos odirectamente, no se ha dado a nadie, que se sepa, que pueda curar a todos (que era lacaracterística del don de Cristo y de Sus apóstoles: cp. Mt. 10:8; Mr. 6:56; Lc. 4:40; 6:19; 9:11;Hch. 5:16). Véanse LENGUAS (DON DE), MILAGROS, SANIDAD (DON DE).La iglesia de Corinto había recibido todos los dones, y 1 Corintios es la única epístola en la quese mencionan los dones externo-espectaculares (1 Co. 1:7; 12; 14); todo ello no impidió quelos corintios fueran carnales ni su tendencia a formar partidos sectarios. Lo esencial es estartotalmente sometidos al Señor y a toda Su Palabra, poder discernir el don otorgado a cadauno, y permitir que el Señor nos use para el bien de la iglesia en su totalidad.
CARMELO «campo fructuoso» o «parque».Ciudad de las montañas de Judá (Jos. 15:55), a unos 12 Km. al sudeste de Hebrón (1 S. 25;30:5; 2 S. 23:35).
CARMELO (Mte.) «campo fructuoso» o «parque».Cordillera de unos 22 Km. de largo, que termina en un promontorio que se introduce en el marMediterráneo (Jer. 46:18). Constituye el límite sur de la bahía de San Juan de Acre y corre aleste-noroeste del valle de Esdraelón. Antiguamente debió ser notable por su vegetación (Is.33:9; Cnt. 7:5). El suceso más famoso que ocurrió ahí fue el encuentro de Elías con losadoradores de Baal (1 R. 18:17-46). Hoy se llama Jebel Kurmul.
CARNE La palabra hebrea «basar», en su sentido físico, designa el cuerpo, sea humano (Gn. 40:19) oanimal (Lv. 6:27). Significa lo exterior del hombre (Gn. 2:21; Éx. 4:7; Lc. 24:39; 1 Co. 15:39); sunaturaleza humana, que puede, a veces, dominarle con gran perjuicio del amor, y por elloresponde por cuerpo, vitalidad (1 Co. 5:5, 7:28; 2 Co. 12:7; también en relación con laredención; Col. 1:22; Ro. 2:28 s; Gá. 6:12 s; Jn. 6:51-56); designa la persona humana (Jn. 1:14;1 Ti. 3:16; 1 Jn. 4:2). «Carne» significa: la comunidad de los individuos: Gn. 2:23 s; Mr. 10:8; 1Co. 6:16; de los parientes: Gn. 29:14; Jue. 9:2; del pueblo: 2 S. 5:1 y la unidad de los hombres(Is. 40:5; Jer. 25:31; Jn. 17:2; Gá. 2:16).Con frecuencia aparece la expresión «carne» al hablar de la vida del hombre y de su posiciónfrente a Dios: la carne tiene corta vida (Is. 40:6), es débil (Is. 31:3), no se puede confiar en ella(Jer. 17:5), está condenada a muerte (Ro. 8:13), por sí misma no puede conocer los misteriosde Dios (Mt. 16:17), cae en la tentación (Mt. 26:41); es el ámbito por lo que respecta a lamanera de pensar (1 Co. 2:1-16; 2 Co. 5:16) y de vivir (Fil. 1:22, 24), propio del hombre«terreno» meramente «humano».La expresión «carne», en sentido moral, significa la oposición a Dios. «Carne» designa aaquel que quiere obrar su salvación solo, por sí mismo, sin Dios, aunque hable mucho de Él;que pone su esperanza en ventajas terrenas (2 Co. 11:18), en su propia ascesis (Col. 2:18, 23);que cae en pecado en el momento menos pensado (Ro. 7:14), en enemistad con Dios (Ro.8:7), en toda forma posible de fracaso (Gá. 5:19 ss).Reducir la significación de «carne» solamente a lujuria es falso y peligroso, pues «carne»significa más bien toda actuación del hombre con la cual éste cree poder salvarsedefinitivamente a sí mismo sin Dios. Carne y espíritu están enfrentados (Jn. 3:6; 1 P. 3:18);Pablo describe la «carne» como un poder personal con sentimiento y actividad propios (Ro.8:5 ss; Col. 2:18), contrarios al Espíritu de Dios (Gá. 5:17, 24); actúa arbitrariamente según suspropios instintos.Los cristianos son aquellos que andan, no según la carne, sino según el Espíritu. Andar segúnla carne es opuesto a vivir según el espíritu (Gá. 4:3; Col. 2:8-20), según el Señor (2 Co. 11:2),según el amor de Dios (Ro. 14:15). Los elementos de este mundo son contrarios, es decir,claramente designan actitud contraria a Dios.Cuando Pablo apostrofa a los cristianos de Galacia: «Habiendo comenzado en Espíritu,¿habéis venido a parar en la carne?» (Gá. 3:3) no se refiere a una caída en la sensualidad,sino a un retorno a las observancias legalistas del judaísmo.La carne, («sarxs» en griego), está excluida de la participación en el reino de Dios, mientrasque el cuerpo, («soma» en griego), transformado, es decir, arrancado del dominio de la carne(«sarxs»), será portador de vida resucitada. Esta distinción importante estriba en que «soma»es, precisamente, el hombre mismo, mientras que la «sarxs» es un poder que le somete yesclaviza. Por ello, San Pablo puede hablar de una vida «según la sarxs», pero no de una«según el soma». El cuerpo será transformado en incorruptible e inmortal, pero la carne notendrá participación alguna en la futura vida con Dios. (Véase HOMBRE, SANGRE, VIDA).
CARNERO (a) Macho de las ovejas (Ez. 34:17).Su carne se aprovechaba como alimento (Gn. 31:38).El animal podía ser ofrecido como holocausto o en acción de gracias (Gn. 22:13; Lv. 1:10;8:18; 3:6; 9:4).El sacrificio de reparación por un yerro tenía que ser un carnero (Lv. 5:15; 6:6).Las pieles de los carneros, teñidas de rojo, servían, entre otras cosas, como cubiertas delTabernáculo (Éx. 26:14).(b) En la época de Josué, las bocinas de guerra y las trompetas del Jubileo estaban hechas decuernos de carnero (Jos. 6:4-6, 8, 13).(c) El carnero de 2 cuernos de la visión profética de Daniel representaba el poderío del imperiomedo-persa. El primer cuerno, el más pequeño, simboliza el imperio de Media; el segundo, demayor tamaño, que salió después, era el poderío persa (Dn. 8:3-7, 20).(d) Se daba también el nombre de carnero al ariete.
CARPINTERO Los hebreos no distinguían entre las profesiones afines a la carpintería como los leñadores,ebanistas, entalladores. El oficio lo aprendieron, seguramente, en la cautividad en Egipto, apesar de que durante el reinado de David y Salomón los profesionales de la ebanistería eranextranjeros, sobre todo fenicios que colaboraron en la construcción del Templo.Los carpinteros construyeron el arca de la alianza, el Tabernáculo y diversas partes del Templobajo la dirección de Bezaleel (Éx. 25:10; 31:1-11; 35:10-18; 36:1; 38:1; 2 S. 5:11; 1 Cr. 14:1; 2Cr. 2:14).José, el esposo de María, la madre de Jesús, fue «teknon», es decir, carpintero, y tambiénCristo tuvo este oficio (Mt. 13:55; Mr. 6:3).
CARPO Cristiano de Tróade, en cuya casa se alojó Pablo y donde dejó una capa.En su Epístola segunda a Timoteo, Pablo le pide que le traiga el capote, algunos escritos y lospergaminos que estaban también en casa de Carpo (2 Ti. 4:13; cfr. Hch. 16:8; 20:5; y 2 Co.2:12).
CARQUEMIS Ciudad de los heteos en la ribera occidental del Éufrates, 100. Km. al noroeste de Alepo (Is.10:9). Allí Nabucodonosor obtuvo una gran victoria sobre Faraón Necao en el año 605 a.C.(Jer. 46:2; 2 Cr. 35:20).
CARRO Esta palabra castellana puede designar dos vehículos muy diferentes entre sí:(a) Vehículo de dos ruedas de diversas formas, tirado por caballos (2 S. 8:4), empleado confines bélicos (Éx. 14:9; 1 S. 15:1; 1 R. 1:5); por los dignatarios(Gn. 41:43; 2 S. 15:1; 1 R. 1:5);para fines privados (Gn. 46:29; 2 R. 5:9; Hch. 8:28). El piso del carro que estaba abierto poratrás se apoyaba directamente sobre el eje de las ruedas, sin muelles. Las ruedas no eran deburda fabricación; frecuentemente eran metálicas, y tenían llantas, radios y cubo. Los carros noeran adecuados para el accidentado terreno de Palestina, donde se empleaban poco, pero loscananeos de la llanura los empleaban mucho (Jos. 17:16; Jue. 4:3), como también los egipcios(Is. 31:1); en Etiopía (2 Cr. 16:8), en Siria (2 R. 5:9), los heteos (2 R. 7:6) y los asirios (Nah. 2:4,5; 3:2). Los carros de guerra tenían generalmente un conductor (2 Cr. 18:33) y en ocasiones unescudero ademas del combatiente. Un tercer ocupante, posiblemente el caballerizo, seencontraba en el carro hebreo (2 R. 9:25). Este carro de guerra era en ocasiones de hierro ochapado de hierro (Jos. 17:16, 18; Jue. 1:19; 4:3). Los persas herraban unas proyecciones delos ejes y en ocasiones del piso. Bajo los seleucidas se abatieron sobre Palestina terriblescarros de este tipo (2 Mac. 13:2). Es posible que en Ap. 18:13 se trate de vehículos de 4ruedas.(b) El vehículo empleado en tiempos de paz era diferente del carro de guerra. Era de madera(1 S. 6:14), cubierto o descubierto; en Nm. 7:3 el término hebreo designa un carro de 4 ruedastirado por bueyes (Nm. 7:7; 2 S. 6:6), o por vacas (1 S. 6:7); sin embargo parece que enocasiones se usaban caballos para tirar carros de trillar (Is. 28:28) en lugar de trillar con palos(Is. 28:27); este carro servía en ocasiones para transportar mercancías (2 S. 6:3), para eltransporte de cereales (Am. 2:13) y para el transporte de personas (cp Gn. 45:19).En Egipto el carro tenía dos ruedas macizas como las que se siguen empleando en el AsiaMenor occidental. En los bajorrelieves asirios figuran carros asiáticos; tienen 2 ruedas de 4, 6,8 radios cada una, y son tirados por bueyes, mulas, o por dos hombres.
CARTAS ver, EPÍSTOLASSe mencionan sólo unas cuantas cartas en el Antiguo Testamento. (Véanse 2 S.11:14; Esd.4:8.)Eran llevadas a su destino por amigos, mensajeros especiales o correos reales (Jer. 29:3; 2Cr. 30:6; Est. 8:10).Las cartas se escribían en un rollo de papiro o de pergamino, pegado en la última vuelta ysellado (1 R. 21:8). Enviar una carta abierta era signo de desprecio (Neh. 6:54).(Véanse EPÍSTOLAS).
CASA La casa «no» era destinada a vivir en ella (ser habitada), sino a ofrecer solamente refugiocontra el sol abrasador y la lluvia y a ser el lugar de dormir, cuando no se dormía al raso en eltejado/azotea. La casa, casi siempre de un piso, constaba de «un solo» espacio amplio,construido con piedras y adobes (la madera era un material de importación muy caro). Elrevoque y el suelo eran ordinariamente de barro; en vez de ventanas había unos pocos calados(sin cristal). Las casas con varias habitaciones eran raras; cuando esto sucedía lashabitaciones daban todas a un patio, lo mismo que los establos y los almacenes. En este patiose hallaban los hornos y las cisternas.En la era helenístico-romana se construyó un tipo de casa que podía tener una sala en el pisosuperior (cfr. Gn. 7:1).Las comunidades domésticas, a las que ante todo pertenecían los que vivían en la casa(incluidos los esclavos), fueron de especial importancia en el primitivo cristianismo (Hch. 11:14;16:15; 1 Co. 1:16; Col. 4:15).Las asambleas de la comunidad tenían lugar entonces en las casas (Hch. 2:46). Toda lacomunidad es «edificio de Dios» (1 Co. 3:9; cfr. 1 Ti. 3:15); los cristianos son«domésticos/familiares de Dios» (Ef. 2:19).Las instrucciones a los cristianos sobre los diversos estados de vida (por ejemplo Col. 3:18-25) llámanse deberes domésticos.
CASA DE ESQUILEO Lugar entre Jezreel y Samaria donde Jehú mató a cuarenta y dos miembros de la casa real deOcozías, rey de Judá (2 R. 10:12-14).
CASIA La corteza de la canela, ya sea canela de China, de casia o la común. Es originaria de China yde la India. Exhala un aroma delicado y se usaba en la elaboración de aceites para ungir a losenfermos (Sal. 45:9; Éx. 30:24). Figura entre las mercancías que enviaban los mercaderes dela Arabia a Tiro (Ez. 27:19).
CASTIDAD Originalmente la palabra significaba puro en sentido ritual, pero luego adquirió una connotaciónmoral: virtuoso, puro de pensamiento y de actos (1 P. 3:2; Tit. 2:5).
CASTIGO ETERNO Esta expresión designa la suerte reservada a los no arrepentidos en el mundo venidero (Mt.25:46). Un término más usado es «infierno» (del lat.: «inferior»); este término aparece en laversión Reina-Valera como traducción de «gehena». Infierno está inspirado en Ef. 4:9 (Cristodescendió a las partes más bajas de la tierra, esto es, la morada de los muertos). No tenía enprincipio el sentido que se le da comúnmente, y que lo restringe al lugar de tormento, sino quetenía un significado equivalente a «Seol».(a) DESCRIPCIÓN.¿Dónde hallamos una descripción bíblica del castigo eterno? Entre muchos otros se puedencitar:La vergüenza y confusión perpetua (Dn. 12:2);el fuego de la «gehena» (Mt. 18:9);el fuego que no puede ser apagado (Mr. 9:43);el horno de fuego (Mt. 13:41-42);el lugar de lloro y del crujir de dientes (Mt. 22:13);las tinieblas de afuera (Mt. 8:12);el castigo del fuego eterno (Jud. 7);el lago de fuego (Ap. 20:15), etc.De todas estas expresiones se ve que el castigo eterno es una horrenda realidad. Cierto esque se emplean imágenes: fuego, tinieblas, gusanos, llanto, crujir de dientes, etc. LasEscrituras nos hablan en un lenguaje humano para damos una idea del mundo venidero; pero ladescripción que hallamos en ellas es totalmente distinta de las grotescas representaciones dela Edad Media.La idea que domina a todos estos textos es que el castigo eterno consiste en la separación deDios, con todas sus consecuencias: «Los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidosde la presencia del Señor y de la gloria de su poder.» Sin embargo, con respecto a lasconsecuencias de esta exclusión, se tiene que recordar que el castigo eterno caerá sobre lapersona completa. Los impíos sufrirán la pena del castigo eterno después de la resurrecciónde sus cuerpos, por lo que es erróneo insistir excesivamente en que las imágenes anterioresson meros símbolos. Y se tiene que recordar también que las imágenes, símbolos, etc., se usanpara expresar una realidad más plena, no menos, que la que tienen los símbolos mismos. Esevidente que las penas del alma serán espirituales; pero no es menos cierto que los impíosresucitados recibirán un castigo que, adecuado a su medida de responsabilidad, recaerásobre la plenitud de su ser (Mt. 10:28).¿Qué es la gehena? Este término es la transcripción del término heb. «gé-Hinon», lugar malditodonde ciertos israelitas y sus reyes infieles habían quemado vivos a sus hijos e hijas en honorde Moloc (2 R. 23:10). Parece que en época de Cristo se quemaban allí las basuras deJerusalén. Jesús empleó el término de «gehena» para hablar del fuego del infierno, de lamanera que las Escrituras usan en el mismo sentido los términos de horno, de tinieblas, deazufre.(b) SUFRIMIENTO.El sufrimiento del infierno. Los textos bíblicos insisten mucho sobre la ignominia, el tormento, elllanto, el crujir de dientes, la tribulación, la angustia, el sufrimiento que sufren los réprobos (Dn.12:2; Lc. 16:23-24; Mt. 13:42; Ro. 2:8-9; Jud. 7). Y el apóstol Juan añade: «Y el humo de sutormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche... y seránatormentados día y noche por los siglos de los siglos» (Ap. 14:10-11; 20:10). ¿Cómo sepueden imaginar tales sufrimientos, y especialmente cómo se pueden conciliar con laconcepción de un Dios de amor? Señalemos en primer lugar que la perdición será provocadaprecisamente por el rechazo del amor de Dios; por otra parte el Señor no habrá de hacer nadapara atormentar a los que no quisieron Su salvación, a excepción de alejarlos de Sí (Mt. 25:41).¿Acaso no dijo una vez a los israelitas que, por su incredulidad, habían rehusado entrar en laTierra Prometida: «Y conoceréis lo que es estar privados de mi presencia»? (Nm. 14:34, Keil-Delitzsch).(c) CUANTÍA.El castigo será proporcional a la responsabilidad individual de cada cual. Dios no es injusto, ycada uno de los impíos será juzgado exactamente según sus obras (Ap. 20:12-13; Ec. 12:1, 16;Mt. 12:36; Ro. 2:16; Jud. 14-15).
CASTIGOS (a) En el AT.En el Antiguo Testamento los castigos se encuentran estrechamente relacionados con la mayoro menor gravedad del delito cometido, con su correspondiente graduación de penas. Muchospreceptos señalados en el código mosaico reflejan prescripciones ya existentes en los paísespaganos, modificadas según las exigencias de la vida del pueblo escogido en distintas épocasde su historia y selladas con la aprobación divina. Podemos clasificarlos como sigue:(A) Delitos contra Dios.En Dt. 28:15 ss se pronuncia una maldición general sobre toda infracción de las ordenanzas deJehová. El pueblo de Israel mantenía relaciones especiales con Jehová, en virtud del pacto delSinaí, el cual supone una fidelidad absoluta. Luego, el culto de dioses extraños merece la penacapital (Éx. 22:20; Lv. 20:1; Dt. 13:5, 12-16). La adoración de los astros, la magia, la brujería yla evocación de espíritus son punibles de muerte por la misma razón (Dt. 4:19; 17:46; Éx.22:18; Lv. 20:27). A la blasfemia se le impone la muerte por lapidación. La usurpación de laautoridad divina por un falso profeta también es digna de muerte (Lv. 24:13-16; Dt. 18:20). Porfin, la profanación del sábado, signo del pacto, acredita la pena suprema.(B) Delitos contra las personas.Los crímenes contra las personas, como sucede entre todos los pueblos orientales, se funda enla «ley del talión», formulada en Éx. 21:23-25, agravada por la vieja costumbre de la «venganzade sangre». Pero se establece una distinción clara entre el hombre libre y el esclavo. La penapor el homicidio intencionado es la muerte. En caso de los homicidios involuntarios, la leymosaica proveía «ciudades de refugio», a las cuales el homicida podía acudir para escapar ala venganza de los parientes del occiso (Lv. 24:17, 21; Dt. 19:5-10; Nm. 35:6, 22-28). Pero lamuerte de un esclavo era castigada con la ley del talión, o sea, pena de muerte para el amo, enel caso de que fuera instantánea; si le ha producido daños graves, tendrá que compensarle conla libertad. Los golpes y las heridas que causen daños permanentes exigen una compensaciónadecuada (Éx. 21:23-25, 28, 29, 30-32; Lv. 24:19).(C) Delitos contra la familia.Siendo la familia israelita la base de la organización social, todo atentado contra su integridades severamente castigado. Lv. 18:6-18 prevé 17 casos de matrimonios consanguíneos. Dichosenlaces acarrean la excomunión (Lv. 18:29). El casamiento de la madre y la hija a la vez, con elmismo hombre, les condena a la hoguera. En caso de la seducción o el rapto de una joven, elculpable estará obligado a casarse con ella y pagar una dote de 50 siclos al padre. Pero si lajoven está ya desposada, los dos serán lapidados (Éx. 22:16; Dt. 22:28). Por fin, el adulterio yel incesto exigen la muerte de los dos culpables (Lv. 20:10, 11; Dt. 22:2). (VéanseAPEDREAMIENTO, AHORCAMIENTO).(b) En el NT.El Nuevo Testamento nos presenta un cuadro distinto. Las autoridades tienen la espada paracastigar y los cristianos tienen el mandato de obedecerlas (Ro. 13:1-7). El papel del cristianono es el de ejercer la autoridad temporal, sino, como peregrinos, actuar como embajadores deAquel que está ofreciendo una amnistía universal a todos los que acepten al Señor Jesús comoSalvador y Señor (2 Co. 5:14-6:10), y vivir para Él (Tit. 2:11-15; 1 Ts. 1:9-10).
CÁSTOR y PÓLUX Dos dioses gemelos de la mitología griega y romana, considerados como protectores de losmarineros; eran también llamados los Dióscoros (Hch. 28:11).
CASTRACIÓN Véase Eunuco
CÁTEDRA DE MOISÉS (Mt. 23:2). La autoridad de aquel legislador, de la cual participaron los escribas y fariseos, encuanto a que ellos enseñaron en armonía con él.
CATÓLICO Este término es de origen griego y significa «universal».La verdadera Iglesia de Cristo se llama católica porque se extiende por todo el mundo y atodos los tiempos. La Iglesia de Roma se ha usurpado este título, aplicándolo sin razónexclusivamente a ella.«Las Epístolas Católicas» son cinco, llamadas así porque fueron dirigidas a la Iglesia engeneral y no a alguna particular. Son una epístola de Santiago, dos de Pedro, una de Juan yuna de Judas.La primera vez que el término católico aplicado a la iglesia aparece en la literatura eclesiásticaes en los escritos de San Ignacio de Antioquía (Ep. ad Smyr. 8:2).
CAUTIVERIO Dios, frecuentemente, castigaba los pecados de los judíos mediante servidumbre ocautividades (Dt. 28). Sin embargo, la cautividad de la cual Moisés les libró deberáconsiderarse como un medio providencial para demostrarles el valor de la libertad y el poderde Jehová en su redención de la esclavitud egipcia (Dt. 4:37; 9:29).En tiempo de los jueces hubo seis subyugaciones del pueblo israelita. Pero las cautividades oexpatriaciones más notables fueron bajo los reyes. Una parte de las tribus del reino del nortefue deportada por Tiglat-pileser en el año 740 a.C. (2 R. 15:29). Las tribus al este del Jordán,con elementos de Neftalí y Zabulón, fueron los primeros en sufrir (1 Cr. 5:26; Is. 9:1). Veinteaños después Salmanasar llevó el resto de Israel (2 R. 17:6), colocándolo en varias ciudadesasirias, probablemente cerca del mar Caspio, siendo su propia tierra poblada con colonospersas y babilónicos (2 R. 17:6-24). No hay evidencia de que haya vuelto alguna de las dieztribus a Palestina.A Judá se le reconocen tres cautividades:(a) Bajo Joacim, en el año 606 a.C., cuando Daniel y sus compañeros fueron deportados aBabilonia (2 R. 24:1, 2; Dn. 1:1).(b) En el año 598 a.C., cuando Nabucodonosor deportó más de 3.000 judíos (2 R. 24:12; Jer.52:28).(c) Bajo Sedecías, el último rey de Judá, cuando Jerusalén fue destruida y todos los tesorosllevados a Babilonia, unos 132 años después de la deportación de las diez tribus.Los 70 años de la cautividad babilónica probablemente deben contarse desde el principio dela primera cautividad en el año 606 a.C. (2 R. 2:5; 2 Cr. 36). Durante estos 70 años los judíosfueron tratados con benevolencia, más bien como colonos que como cautivos. Se les permitíadecidir casos judiciales según sus propias leyes. Varios de ellos, como Daniel, Ester yNehemías, ocuparon altos puestos en el gobierno. A la vez el idioma y las costumbres de losjudíos sufrieron cambios notables durante su larga permanencia en el extranjero. Durante esteperíodo quedaron completamente curados de la idolatría, desarrollaron un celo excesivo por laguarda del sábado y empezaron a dar una gran importancia a las tradiciones de los rabinos,entre los cuales se destacaban los fariseos.La última cautividad y total dispersión de los judíos entre los gentiles se verificó con la toma deJerusalén por el general romano Tito. Durante el sitio pereció, según Josefo, más de un millóndel pueblo.
CAUTIVIDAD Ver CAUTIVERIO
CAUTIVOS Antiguamente, los tomados en guerra, se veían como merecedores de la pena de muerte, y,por consiguiente, de cualquier tratamiento menos terrible que esta pena.Se les ponía el pie sobre el cuello (Jos. 10:24) en prueba de sujeción abyecta, lo cual ilustra loque dice el libro de los Salmos (Sal. 110:1).Eran vendidos para la esclavitud, como José.Eran mutilados como Sansón, Adonías o Sedequías.Eran despojados de todos sus vestidos y llevados en tropel como trofeo del triunfo delvencedor (Is. 20:4).Se escogían grandes cantidades de ellos, midiéndolos a menudo con cordel (2 S. 8:2), y losmataban (2 Cr. 25:12). Esto se hacía a veces con premeditada crueldad (2 S. 12:31; 1 Cr.20:3).Las condiciones del cautiverio eran tan terribles que a veces se vendía como esclavos a todoun pueblo, o se le deportaba.Los romanos solían atar un cautivo vivo a un cadáver, y lo dejaban que así, ligado a él,pereciera, práctica que puede ilustrar la exclamación del apóstol: «¡Miserable hombre de mí!;¿quién me librará del cuerpo de esta muerte?» (Ro. 7:24).
CEBADA Gramínea que los hebreos llamaban «S'orah», esto es, «la planta de barbas rígidas».Se cultivaba en abundancia en Palestina (Rt. 1:22), en Egipto (Éx. 9:31) y en las regionesvecinas; con ella se hacían panes (Jue. 7:13; Jn. 6:9).Las diversas especies de cebada pertenecían al género «Hordeum». Se conocen 10 especiesde cebada, una de ellas, «Hordeum ataburense», originaria del monte Tabor, es peculiar dePalestina.
CEBOLLA Citada una sola vez en la Biblia, cuando los hijos de Israel, hastiados del maná, se quejaron deque habían tenido que renunciar a los manjares de Egipto (Nm. 11:5), donde la habíanconocido y la habían comido.En los monumentos egipcios es frecuente que aparezca representada la cebolla en diferentesmomentos de la vida egipcia: cosecha, venta en el mercado, en las mesas de ofrenda y en lastumbas.Los historiadores paganos Estrabón y Plinio mencionan elogiosamente las cebollas deAscalón.
CEDAR El segundo de los hijos de Ismael, como también de sus descendientes; la tribu de nómadas obeduinos que habitaban una región al norte de Arabia (Gn. 25:13; Ez. 27:21; Jer. 49:28), y quefue célebre por sus manadas de borregos y sus camellos, por sus tiendas de campaña, susarqueros y sus telas (Sal. 120:5; Cnt. 1:5; Is. 21:16). Algunos eran nómadas; otros habitabanaldeas (Jer. 49:28; Ez. 42:11).Sus grandes riquezas quedan confirmadas por las crónicas de la campaña del rey asirioAssurbanipal.
CEDES (a) Ciudad del sur de Judá (Jos. 15:23).(b) Ciudad de Isacar (1 Cr. 6:72).(c) Ciudad de refugio en Neftalí al noroeste del lago Hula (Jos. 19:37), donde Barac y Déborareunieron a los israelitas para combatir a Sísara (Jue. 4:6-10).
CEDRO Famoso árbol del Líbano (1 R. 5:6), grande e impresionante (Is. 2:13; Ez. 17:22; 31:3).Daba una madera muy apreciada para la construcción de palacios y de templos (2 S. 5:11; 1R. 5:5, 6; 7:1-12; Esd. 3:7); de esta madera se tallaban columnas, vigas, tablones (1 R. 6:9, 10,18; 7:2, 7); de ella se hacían ídolos (Is. 34:14); mástiles para navíos (Ez. 27:5).El cedro desprende un perfume (Cnt. 4:11; Os. 14:6); se empleaba esta madera en elceremonial de la purificación (Lv. 14:4; Nm. 19:6). El árbol citado es evidentemente el cedro delLíbano, «Abies cedrus» o «Cedrus Iibani». Es un árbol poderoso con unas ramas largas,extendidas y retorcidas, con hojas perennes; sigue creciendo en estado silvestre en el Líbano yen los montes Tauro. En el Himalaya crece otra especie de cedro, el «Cedrus Deodara».
CEDRÓN «turbio».Arroyo (seco en una parte del año) que nace al noroeste de Jerusalén, cuyos muros bordea,para seguir hacia el sur entre el monte Moria y el de los Olivos, donde se hace muy estrecho.David probablemente huyó por este sitio de Absalón (2 S. 15:23, 30). Ahí existe hoy un puentede un solo arco, entre la puerta de S. Esteban y Getsemaní. Jesús y sus discípulos lo pasabancon frecuencia en sus entradas y salidas de Jerusalén (Lc. 22:39).Sigue su curso al sur frente a Siloé y la fuente Rogel, regando los «jardines del rey» (Neh. 3:15)y va a unirse con las corrientes que vienen de los estanques de Gihón, en el valle de Hinom.Después de atravesar estrechas y hondas cañadas en el desierto de Judá, descendiendo másde 1.000 m., desemboca en el mar Muerto. Una parte de sus aguas procede del templomediante canales ocultos (Ez. 47:1-12).En el Cedrón tuvieron lugar varias escenas históricas (2 S. 5:8; 1 R. 2:37; 2 R. 23:4, etc.).Sus riberas están cubiertas de tumbas y durante varios sitios sirvió como foso natural para ladefensa de Jerusalén.
CEFAS (arameo «piedra»). Equivale a Petros o Pedro.Sobrenombre puesto por Cristo a Simón, hijo de Jonás (Jn. 1:42).La «roca» sobre la cual Nuestro Señor dijo que edificaría su Iglesia no es Pedro, el hombre,sino la confesión de fe que éste hizo (Mt. 16:16-18). (Véase PEDRO).
CEGUERA La ceguera es extremadamente frecuente en Oriente; sus causas esenciales son la viruela ysobre todo la inflamación de los ojos, agravada por la intensa luz solar, la abundancia de unpolvo tan fino como la harina y las minúsculas moscas.Hay niños que nacen ciegos (Jn. 9:1) Ésta es la razón de que sean numerosos los mendigosciegos (Mt. 9:27; 12:22; 20:30; 21:14).La ceguera, total o parcial, puede provenir de la vejez (Gn. 27:1; 1 S. 4:15; 1 R. 14:4).Los amonitas, filisteos, asirios, babilonios y conquistadores bárbaros sacaban los ojos a susprisioneros de guerra (Jue. 16:21; 1 S. 11:2; 2 R. 25:7).Algunas personas quedaron cegadas sobrenaturalmente por un cierto tiempo (Gn. 19:11; 2 R.6:18-22; Hch. 9:9; 13:11).La ley de Moisés exigía tratar a los ciegos con humanidad (Lv. 19:14; Dt. 27:18).Se utiliza metafóricamente para describir:el estado del hombre natural bajo la influencia de Satanás (2 Co. 4:4);también del estado del creyente profeso que aborrece a su hermano (1 Jn. 2:11);también de los israelitas en su profesión carente de corazón (Mt. 23:16-26);y de la ceguera judicial sobre Israel (Jn. 12:40).
CELEBRACIÓN DE LAS BODAS Tenía lugar sin ceremonia religiosa, con la posible excepción de la ratificación por juramento(Pr. 2:17; Éx. 16:8; Mal. 2:14). Después del exilio se concertaba y sellaba un contrato (Tob.7:14). Antes de la boda, la novia se bañaba (cfr. Jud. 10:3; Ef. 5:26, 27), se revestía de ropasblancas, adornadas frecuentemente con preciosos bordados (Ap. 19:8; Sal. 45:13, 14), secubría de joyas (Is. 61:10; Ap. 21:2), se ceñía la cintura con un cinturón nupcial (Is. 3:24; 49:18;Jer. 2:32), y se velaba (Gn. 24:65). El novio, ataviado también con sus mejores ropajes, y conuna corona en su cabeza (Cnt. 3:11; Is. 61:10), salía de su casa con sus amigos (Jue. 14:11;Mt. 9:15), dirigiéndose, al son de la música y de canciones, a la casa de los padres de la novia.Si se trataba de un cortejo nocturno, había portadores de lámparas (1 Mac. 9; 39; Mt. 25:7; cfr.Gn. 31:27; Jer. 7:34). Los padres de la desposada la confiaban, velada, al joven, con susbendiciones. Los amigos daban sus parabienes (Gn. 24:60; Rt. 4:11; Tob. 7:13). El casadoinvitaba a todos a su casa, o a la casa de su padre, en medio de cánticos, de música y dedanzas (Sal. 45:15, 16; Cnt. 3:6-11; 1 Mac. 9:37). Los acompañaban jóvenes (Mt. 25:6). Seservía un banquete en la casa del esposo o de sus padres (Mt. 22:1-10; Jn. 2:1, 9) o en casa dela joven, si el marido vivía lejos (Mt. 25:1). Él mismo o los padres de la novia hacían losagasajos (Gn. 29:22; Jue. 14:10; Tob. 8:19). La novia aparecía por vez primera al lado delesposo (Jn. 3:29). Al caer la noche, los padres acompañaban a su hija hasta la cámara nupcial(Gn. 29:23; Jue. 15:1; Tob. 7:16, 17). El esposo acudía acompañado de sus amigos o de lospadres de su mujer (Tob. 8:1). Las fiestas se reanudaban al día siguiente, y duraban una o dossemanas (Gn. 29:27; Jue. 14:12; Tob. 8:19, 20).
CELIBATO Si el matrimonio se halla en el orden de la creación, ¿qué sucede con aquellos quepermanecen solteros? Algunos entre ellos lo hacen voluntariamente, «por causa del reino delos cielos» (Mt. 19:12), como Pablo (1 Co. 9:5, 15). En efecto, el célibe se halla menosimplicado en los asuntos de la vida y menos limitado por el deseo de complacer a su cónyuge;puede así consagrarse a un servicio determinado para el Señor sin distracciones de ningúntipo (1 Co. 7:32-35). Ello no significa que el celibato sea puesto a un nivel más elevado en laescala de la santidad que el matrimonio. Cada uno tiene que discernir el llamamiento particulary el don personal que haya recibido del Señor (1 Co. 7:7). El cap. 7 de 1 Corintios es el únicopasaje dedicado al celibato; se comprende que Pablo, al justificarlo plenamente, dice: «El quela da en casamiento hace bien, y el que no la da en casamiento hace mejor» (1 Co. 7:38); éldesearía, desde su punto de vista, que todos los hombres fueran como él y que se ahorraranmuchos dolores (1 Co. 7:7, 26-31); pero afirma que no hay mal alguno en el matrimonio, sinotodo lo contrario (1 Co. 7:27, 28, 36, 39). Cada uno debe buscar la voluntad de Dios de maneraindividual (1 Co. 7:7-9). Si alguien se siente llamado al celibato, es que el Señor se lo ha dadocomo don; su soltería podrá quedar ricamente compensada, como en el caso de Pablo, conuna gran familia espiritual (1 Co. 4:14-15). Si alguien se siente llamado al matrimonio, será eneste estado que glorificará verdaderamente a Dios.
CELOS La palabra griega «zelos» viene de una raíz que significa «estar caliente, entrar en ebullición»;traduce bien la palabra hebrea «Quin-ah», cuya raíz designa el rojo que sale al rostro de unhombre apasionado. Esta pasión, semejante, a menudo, a la ira (Dt. 29:19), hace pensar en elfuego (Is. 26:11). Puede provenir de diversos sentimientos, desde el amor desinteresado hastala sórdida envidia, amores, odios, celos (Ec. 9:6), furor, turbación, pasión vehemente, celo porla ventura del pueblo, por la honra de Dios (Nm. 25:11; 2 Co. 11:2): todos estos sentimientospueden invadir el corazón del hombre y conducir a la ira (Pr. 27:4) o a una muerte de hombre(Gn. 4:5, 8; Nm. 25:7 ss). Esta violencia no es de suyo condenable; su valor depende del móvilque la inspira, según sea desinteresado o no. Existen en efecto, móviles egoístas.Hay que reconocer, con los sabios, que la envidia, como «una carie en los huesos» (Pr. 14:30),estraga el corazón del hombre. Surge:entre hermanos (Gn. 4:5-11; 37:11),entre mujeres (Gn. 30:1),entre esposos (Pr. 6:24; Nm. 5),entre pueblos (Gn. 26:14; Is. 11:13),y hasta entre justo e impío (Sal. 37:1; 73:3; Pr. 3:31; 23:17);desune las comunidades cristianas con querellas (Ro. 13:13),disputas (1 Co. 3:3; 2 Co. 12:20),con amarguras y enredos (Stg. 3:14-16).De este cuadro no habría que concluir, con el Eclesiastés, que todo esfuerzo y toda pasión delhombre provengan de la envidia (Ec. 4:4). Si el celo bien intencionado puede ocultar una realestrechez de espíritu (Nm. 11:29) existe, no obstante, también una llama de amor muy pura(Cnt. 8:6) que hay que reconocer, sobre todo, a través de los celos de Dios.Los celos de Dios no tienen nada que ver con las mezquindades humanas. Dios no tiene celosde algún «otro» si pudiera serle igual, pero exige una adoración exclusiva por parte delhombre, al que ha creado a su imagen; esto se traduce en celos con los «otros dioses» (Éx.20:5; 34:14; Dt. 6:l4 ss). Esta intransigencia, sin analogía en las religiones paganas, reflejan lostextos antiguos y recientes de la Escritura; equivale al «fuego devorador» (Dt. 4:24). A Dios lehacen celoso los ídolos (Sal. 68:58; Dt. 32:16-21; 1 R. 14:22), a los que fácilmente se designacomo «ídolos de envidia» (Ez. 8:3-5; 2 R. 21:7). En definitiva, si Dios es celoso, es que essanto y no puede tolerar que se atente contra su honor, ni que se desvíe de Sí a aquellos que Élama.Dios tiene diferentes medios para suscitar en Israel un celo a la imagen del suyo; por ejemplo,excita los celos de su pueblo otorgando su favor a las naciones (Dt. 32:21). Ordinariamentecomunica su propio ardor a tal o cual elegido. Finees, hijo de Eleazar, está así «poseído de losmismos celos que yo», dice el Señor, aplacado por tales celos (Nm. 25:11); el profeta Elías, apesar de lo único de su caso, se siente abrasado por el celo divino (1 R. 19:14); los Salmos,finalmente, pueden proclamar: «El celo de tu casa me devora» (Sal. 69:10; 119:139).Los seguidores de Cristo van a verse expuestos con frecuencia a los ataques del celo de losenemigos que quieren exterminarlos (Hch. 5:17; 13:45; 17:5); los mismos celos auténticamentereligiosos, pero poco iluminados (Ro. 10:2), animaban a Saulo cuando perseguía a la Iglesiade Dios (Fil. 3:6; Gá. 1:14; Hch. 22:3). Los cristianos no pueden dejarse contaminar por estecelo, pero su espíritu puede sobrevivir en algunos «partidarios celosos de la ley» (Hch. 21:20).Cristo, sin embargo, no tenía nada del partido de los zelotes. Se niega a justificar la rebelióncontra el César (Mt. 22:15-21); cuenta, sí, entre sus discípulos a Simón el Zelote (Mr. 3:18; Lc.6:15), pero condena las reacciones de los «hijos del trueno» (Mr. 3:17; Lc. 9:54), aunaceptando que se profesen prontos al martirio (Mt. 20:22). Finalmente, en la ocasión de suarresto se niega a resistir con las armas en la mano (Mt. 26:51 ss), pues no tiene nada de«bandido», es decir, de «jefes de pandilla» (Mt. 26:55).
CELOSÍA Mencionadas en los pasajes que se refieren a «cerrar», «entrelazar» las puertecillas oventanas (Jue. 5:28; 1 R. 6:4; 7:17; 2 R. 1:2; 25:17; Cnt. 2:9; Is. 60:8); las celosías se ponían enlos huecos de los edificios para ver desde dentro sin ser visto de fuera.Las celosías estaban hechas de una reja construida de diversos materiales, generalmente demadera.
CENA DEL SEÑOR Nombre dado por San Pablo (y que aparece solamente una vez en el Nuevo Testamento (1 Co.11:20)) al rito celebrado por las comunidades primitivas cristianas, e instituido por Cristomismo, para celebrar su memoria, la víspera de su Pasión (Mt. 26:26-29; Mr. 14:22-25; Lc.22:14-20 y 1 Co. 11:23-26).También se encuentra en el Nuevo Testamento la expresión «partimiento del pan». Muy prontose añadieron otros nombres a este rito celebrado frecuentemente por los cristianos primitivos:«Comunión» y «eucaristía», del griego «Eucharistía» (1 Co. 14:16; 1 Co. 10:16) ambosinspirados en pasajes del Nuevo Testamento.Ningún texto del Nuevo Testamento da un contenido sacrificial a esta comida cristiana,celebrada por Cristo en el marco de la Pascua y que dio origen a las celebracionesdominicales de las iglesias cristianas.Cristo hablaba de su muerte como la consumación del Siervo de Jehová, descrita por elprofeta Isaías (Mt. 26:28; cfr. Is. 53:12). Jesús quiso cumplir con la ley ceremonial de la Pascua,en compañía de sus discípulos (Mt. 26:17-19). Se preparaba en la tarde el cordero pascual y lafiesta se efectuaba en la noche (Mt. 26:20). En tal ocasión se mezclaba vino con agua. En Lc.22:19, 20 y Mt. 26:28 se dan las palabras de la institución. La celebraban solamente losapóstoles y las congregaciones cristianas (1 Co. 10:15-21). Se le llamaba también «la mesadel Señor» (1 Co. 10:21), y la copa de vino conservó el nombre judío de «copa de bendición»(1 Co. 10:16) o «copa del Señor» (1 Co. 10:21; 11:27). «Es de advertir sin embargo, que elvocabulario usado en los textos primitivos está calcado en los textos que provienen del sistemasacrificial de la antigua dispensación.» («The International Bible Enciclopedia», vol. III, artículo«The Lord's Supper».)En algunas iglesias primitivas se celebraba antes de la ceremonia ritual una cena fraterna,«agape», en la cual comían y bebían gozosamente los hermanos. En Corinto se dieron algunosabusos de embriaguez, glotonería y discriminación de los más pobres, lo cual dio lugar a lasamonestaciones de Pablo (1 Co. 11:20-22) para que se tome dignamente y se sepa discernir«el cuerpo del Señor» (1 Co. 11:28-34).Para un examen detenido del problema que en ocasiones se suscita acerca de una aparentediscrepancia entre Juan y los Evangelios Sinópticos acerca de la fecha de la Institución de laCena del Señor, ver Anderson, Sir Robert: «El Príncipe que ha de venir» (Pub. PortavozEvangélico, Barcelona 1980), págs. 126-135, cap. «La Cena Pascual».
CENAZ «cazador».El nombre aparece escrito también Cenez o Chenaz en las versiones castellanas.(a) Nieto de Esaú, probablemente fundador de la tribu de los ceneceos (Gn. 36:11, 15).(b) Un príncipe edomita (Gn. 36:42; Jos. 14:14).(c) Hermano menor de Caleb (Jos. 15:17).(d) Nieto de Caleb (1 Cr. 4:15).
CENCREA Puerto oriental de Corinto (hoy Kenkries), a unos cuantos kilómetros de la ciudad.Pablo fundó ahí una iglesia de la cual era diaconisa Febe (Hch. 18:18; Ro. 16:1).
CENECEOS «cazadores».Tribu cananea (Gn. 15:19), probablemente descendiente de un «duque» de Edom, Cenez,ancestro de Caleb (Jue. 1:13; Jos. 15:17); en ese caso, sería un clan del sur de Palestina,absorbido en parte por Israel y en parte por Edom.
CENEOS «herreros».Parece que hubo diferentes pueblos que recibían estos nombres.(a) Los que había en la tierra cuando fue prometida a Abraham (Gn. 15:19).(b) Jetro, o Reuel, el suegro de Moisés, es llamado ceneo (Jue. 1:16), es también llamadomadianita (Nm. 10:29). Los madianitas eran descendientes de Abraham por medio de Cetura(Gn. 25:2), de manera que estos ceneos eran probablemente una rama de los madianitas.Heber el ceneo se dirigía hacia el norte y aparentemente era neutral entre Israel y susenemigos; pero su mujer Jael dio muerte a Sísara cuando éste buscó refugio en la tienda deella (Jue. 4:11, 17; 5:24). Otros se quedaron en el Negev, porque cuando Saúl fue a destruir alos amalecitas, dio aviso a los ceneos para que se apartaran de ellos, que no sufrieran susuerte. Esto fue porque a diferencia de los amalecitas, los ceneos habían mostrado una actitudamistosa hacia los israelitas cuando salieron de Egipto (1 S. 15:6).(c) Unos ceneos que Balaam vio morando en las peñas iban a ser llevados cautivos por losasirios (Nm. 24:21-22).(d) Descendientes de Hamat, padre de la casa de Recab (1 Cr. 2:55).
CENIZA Se le menciona varias veces en relación con los restos consumidos de los sacrificios que eranarrojados junto al altar y después fuera de la ciudad o del campamento durante la peregrinaciónpor el desierto (Lv. 1:16; 4:12; 6:3-4).En Jerusalén existía un «valle de los cadáveres y de la ceniza», cuyo nombre se derivaba,seguramente, de que allí eran quemados (Jer. 31:40).Derramar ceniza sobre la cabeza era una señal de luto, de tristeza o de arrepentimiento (2 S.13:19; Is. 58:5; 61:3; Jer. 6:26; Lm. 3:16; Ez. 27:30; Jon. 3:6; Jb. 2:8; Mt. 11:21). El dolor semanifiesta también con la expresión estar sentado sobre ceniza, y un hombre abatido yhumillado por sus enemigos es un hombre de ceniza (Jb. 30:19; 42:6).La fórmula «soy de polvo y ceniza» es expresión de exquisita cortesía (Gn. 18:27; Ec. 10:9).La ceniza suele ir unida al polvo y al fango, indicando siempre una situación penosa y triste (Jb.30:19; 42:6).Reducir a ceniza, como en casi todos los idiomas, significa destruir por completo (Ez. 28:18; 2P. 2:6).En medio de todo este cuadro negativo que evoca la palabra «ceniza» hay una metáfora quetrae un poco de alegría y dice que Dios esparce la escarcha como la ceniza (Sal. 147:16).
CENSO Los censos hebreos se hacían según tribu, familia, casa etc.El primero se efectuó en el Sinaí (Éx. 38:26).El segundo, un año después (Nm. 1-3).El tercero, al entrar a Canaán (Nm. 26).El cuarto, en el reinado de David (2 S. 24:1-9).Otro censo bíblico fue el ordenado por Augusto César (Lc. 2:1). (Véase CIRENIO).
CENTENO Traducción de una voz hebrea que significa, probablemente, «espelta», una especie inferior detrigo (Éx. 9:32; Is. 28:25).En Ez. 4:9 se traduce «mijo».El centeno es un grano del Norte que jamás se ha dado en el Oriente.
CENTINELA Soldado que vela y custodia un puesto que se le ha confiado.En la Biblia se menciona varias veces (2 S. 13:31; 18:24, 25).En la versión Reina-Valera la palabra se traduce, a veces, por «atalaya», y puede tener estesignificado o también el de una torre construida en medio del desierto para observar loscaminos lejanos y ver si alguien se acerca (2 Cr. 20:24).En sentido simbólico se dice que Dios pone sus centinelas en puestos estratégicos paraindicar el ministerio que Dios puede dar a un siervo suyo para vigilar su grey (Is. 58:8; Ez. 3:17).En este último pasaje el Señor da a su atalaya o centinela el encargo de amonestar a supueblo. En el capítulo 33 de su libro el profeta Ezequiel enumera las características delcentinela o atalaya de Dios (Éx. 33:1-9).
CENTURIÓN (del lat. «centum», ciento).Oficial del ejército romano (Hch. 21:32; 22:26), comandante de 100 soldados o, más tarde, deuna cantidad algo mayor (cp. Hch. 23:23).El NT menciona dos nombres de centuriones:(a) Cornelio, de la guarnición en Cesárea; en él se vio que el Espíritu Santo había sido dado alos creyentes salidos del paganismo, lo mismo que a los judíos (Hch. 10);(b) el centurión Julio, que condujo a Pablo a Roma, junto con otros presos, tratándolos conbenevolencia (Hch. 27:1, 3, 43).Además de Cornelio, dos centuriones manifestaron su fe:uno en Capernaum (Mt. 8:5-13),y otro cercano a la cruz (Mt. 27:54).
CEPO Son varias las palabras usadas para estos instrumentos de castigo:(a) «mahpecheth», un armazón de madera en la que se apresaban de tal manera los pies, lasmanos, y el cuello de quien sufría esta pena, que su cuerpo se mantenía totalmente doblado.Jeremías fue sometido a este castigo (Jer. 20:2, 3);(b) «sad», cepo en el que se aprisionaban los pies (Jb. 13:27; 33:11; Hch. 16:24; gr.: «xulon»);(c) «tsinoq», cepos que aprisionaban las manos y los pies (Jer. 29:26);(d) «ekes», «una cadena o aro del tobillo» (Pr. 7:22).
CERDO Estimado como impuro por la ley de Moisés (Lv. 11:7; Dt. 14:8).Animal omnívoro, consume cualquier basura y estiércol. En los climas cálidos se afirma que lacarne de cerdo provoca enfermedades cutáneas. Los judíos consideraban que la carne decerdo era abominación. Este animal les simbolizaba la impureza y la villanía (Pr. 11:22; Mt. 7:6;2 P. 2:22). Guardar cerdos era a los ojos de los judíos la ocupación más menospreciable (Lc.15:15).Los israelitas apóstatas comían de la carne de cerdo durante sus fiestas idólatras (Is. 65:4;66:17).Antíoco Epifanes ordenó a los judíos que ofrecieran cerdos en sacrificio y que comieran sucarne. De esta manera quería descubrir quiénes eran los judíos fieles y los indiferentes,dispuestos a aceptar la religión de los conquistadores (1 Mac. 1:47, 50; 2 Mac. 6:18, 21; 7:1,7).Numerosos judíos se dedicaron a seguir las costumbres griegas y, posteriormente, JuanHircano tuvo que prohibir la cría de cerdos.Cristo encontró, en el país de Gadara, un gran hato de cerdos que pastaban (Mr. 5:11-13). Notenemos razones para suponer que los dueños de estos hatos fueran judíos, puesto que enesta región había colonias griegas; el hijo pródigo estuvo guardando cerdos en un país lejano(Lc. 15:13).
CERETEOS (prob. cretenses).Nación o tribu que moraba en Filistea o en su región meridional (1 S. 30:14; Ez. 25:16; Sof. 2:5,6).Es posible que puedan ser identificados con los filisteos venidos de Caftor, o que fueran ungrupo emigrado directamente de Creta.Cereteos eran los constituyentes de la «guardia de corps» del rey David (2 S. 8:18; 15:18;23:23).En tres pasajes el texto hebreo menciona, en lugar de los cereteos, a los carianos (2 S. 20:23;2 R. 11:4,19).
CERRADURA Las cerraduras de oriente eran muy burdas.Eran de madera, con pasadores de madera que tenían clavija correspondiéndose con unosagujeros, y que mantenían asegurado el cierre.La llave también de madera, con unas clavijas que se correspondían, levantaba las clavijas delpasador, permitiendo que éste se abriera hacia atrás (Jue. 3:24, 25; Neh. 3:3-15; Cnt. 5:5).
CERVIZ Endurecer la cerviz era obstinarse en rebelión, el seguir obstinadamente el propio caminodesoyendo las exhortaciones divinas (Dt. 31:27; Pr. 29:1; Hch. 7:51).
CÉSAR Título que se da, desde principios del siglo I d.C., al gobernante supremo y absoluto del ImperioRomano (proviene del sobrenombre «César» de la familia romana Julia).Según Lucas (Lc. 2:1), Jesús nace en tiempos de César Augusto (30 a.C. - 14 d.C.); según Lc.3:15, empieza la vida pública bajo César Tiberio (14-37 d.C.).Con el mandato de Augusto comienza en el mundo mediterráneo un período de paz. Eracostumbre en el Antiguo Oriente venerar a los reyes algo así como a dioses. Ambascircunstancias juntas hacen comprensible que pronto se empezara a tributar culto alemperador, vivo aún, bajo títulos como salvador, liberador, redentor, portador de salvación.Algunos emperadores miraron de fomentar deliberadamente esta «veneración»; pero los másdejaron hacer a los devotos. El cristianismo no podía transigir en esta cuestión, por más lealque fuera al Estado.En el Nuevo Testamento se mencionan además otros emperadores romanos:(a) Claudio (41-54) es mencionado en relación con un hambre que había de sobrevenir (Hch.11:28) y con la expulsión de los judíos de Roma (Hch. 18:2). Cuando los judíos (Hch. 17:7)gritan que Pablo y sus compañeros obran contra las órdenes de César, la acusación tienesentido enteramente general (cfr. Hch. 25:8); entonces mandaba Claudio; en Hch. 25:8, Nerón.(b) A Nerón (54-68) se refieren Hch. 25:10 (Pablo está delante del tribunal del César) y Hch.25:1 ss (Pablo apela al César; cfr. Hch. 25:21; 26:22; 27:24; 28:19).Los santos de la corte imperial que saludan a los filipenses (Fil. 4:22) son cristianos, libertos oesclavos del palacio de Nerón.
CESAREA Ciudad portuaria de Judea que Herodes el Grande construyó, 40 Km. al noroeste de Samaria,en honor de Augusto César; llegó a ser la capital romana de Palestina.Allí vivieron Cornelio el centurión romano (Hch. 10) y Felipe el evangelista (Hch. 8:40; 21:8).Pablo estuvo dos años preso en Cesarea (Hch. 23:31; 26:32).Hoy se llama Caiseri.
CESAREA DE FILIPO Ciudad que Felipe el tetrarca agrandó y cambió de nombre en honor al emperador romano.Estaba situada en las laderas del monte Hermón.Allí Pedro declaró que Jesús era el Mesías (Mt. 16:13-17).
CETRO (hebreo, «chebet»).La voz hebrea traduce, a veces, «vara» (véase); se usa igualmente para el cayado, la lanza y elbastón, que simboliza la autoridad real (Jue. 5:14; Sal. 2:9; Is. 14:5).
CETURA «incienso» o «fragancia».Esposa o concubina de Abraham.Se menciona solamente en Gn. 25:1-4 y en 1 Cr. 1:32.Sus seis hijos y diez nietos son los progenitores que habitaban en el norte de Arabia. Madiánfue la principal entre ellas.Los antiguos geógrafos árabes hablan de una tribu «Ketura» cerca de la Meca.
CHACAL (heb. «tannim» y «tannoth»).Según Lm. 4:3 se trata de un mamífero.Is. 35:7 y 43:20 muestran al chacal morando en el desierto.Según Is. 34:13, 14; Jer. 49:33; 51:37, hace sus madrigueras en las ruinas. Caza en manadas,y se alimenta de carroña; si hay ocasión, arrebata niños y los devora.El chacal emite un grito nada parecido al de los lobos o al de los perros, animales a los que separece, y juntamente con los que está clasificado en el género «Canis» (cp. Mi. 1:8).
CHESTER BEATTY Célebre colección de papiros de gran importancia para el estudio de la Biblia.Han recibido su nombre de un anterior propietario, que los adquirió en un antiguo monasteriode Egipto.Se encuentran en la actualidad en la Universidad de Princeton.Destacan entre ellos varios códices del siglo III, que contienen fragmentos de los Evangelios yde Hechos, y varias de las Epístolas de Pablo.
CHIPRE (griego, «kupros», «cobre»).Isla montañosa situada en el nordeste del mar Mediterráneo y antiguamente famosa por susminas de cobre, en un tiempo arrendadas a Herodes el Grande (Josefo, Ant., 16:4, 5).Sus primitivos habitantes descendían de Quitim, rama de la raza griega (Gn. 10:4), perodespués fue colonizada por los egipcios.Existían allí numerosos grupos de judíos (Hch. 4:36).Antes del martirio de Esteban ya había cristianos de Cipro, y durante la persecución que siguió,muchos de ellos volvieron a la isla predicando el evangelio (Hch. 11:19, 20).Fue visitada por Bernabé y Pablo (Hch. 13:4) y más tarde por Bernabé y Marcos (Hch. 15:39).Hoy se llama Chipre.
CHISME Véase CALUMNIA
CHIVO EXPIATORIO Expresión extrabíblica para designar al «macho cabrío» sobre el que, según Lv. 16:20 ss, elsumo sacerdote (en el Día de la Expiación) imponía las manos, cargando así sobre él,simbólicamente, los pecados del pueblo; el animal era luego expulsado al desierto.
CIELO La Biblia distingue:(a) El cielo atmosférico por encima de nuestras cabezas, dentro del que se mueven las nubesdel cielo y las aves del cielo (Gn. 1:20; 7:11; 8:2; 27:28; 2 S. 21:10; Sal. 147:8; Lm. 4:19; Dn.7:13, etc.).(b) El cielo sideral por encima de la atmósfera, donde se hallan los planetas y las estrellas (Gn.1:14-17; 15:5; Ez. 32:7-8).Es el inmenso espacio del que los sabios no hacen otra cosa que atisbar sus inmensasdimensiones, y al que hace alusión el primer versículo de la Biblia. La expresión los cielos y latierra significa de hecho el universo entero (Gn. 1:1; 14:19; 24:3; Jer. 23:24; Mt. 5:18). Paradestacar aún más esta inmensidad, las Escrituras hablan de «los cielos de los cielos» (Dt.10:14; 1 R. 8:27).Se ha pretendido, con frecuencia, que los israelitas se hacían (en común con los pueblos de laantigüedad) una representación burda de la cosmología. Para ellos el cielo hubiera sido unabóveda fija y sólida (firmamento), donde las estrellas estarían clavadas como clavos, y dondeventanas abiertas de lugar en lugar darían paso a la lluvia y a la nieve. Señalaremos en primerlugar que firmamento (en latín «firmare»: afirmar) es un error de traducción de la Vulgata. Eltérmino hebreo «raqia» significa una extensión inconsistente (Gn. 1:6) y es Aristóteles y losantiguos los que se imaginaban el cielo como esfera sólida. El hecho de que Job dijera «lascolumnas del cielo tiemblan, y se espantan a su reprensión» (Jb. 26:11) puede bien tomarsecomo lenguaje figurado y poético. Igualmente con 2 S. 22:8: «se conmovieron los fundamentosde los cielos... porque se indignó él». Job dice en otro lugar: «Él remueve la tierra de su lugar, yhace temblar sus columnas» (Jb. 9:6), pero al mismo tiempo declara: «Él extiende el nortesobre vacío, cuelga la tierra sobre nada» (Jb. 26:7). Unos pocos pasajes hablan de «lasventanas de los cielos» (Gn. 7:11; 8:2; Is. 24:18; Mal. 3:10), término fácil de comprender paraquien haya visto abatirse las inmensas trombas de agua en los países del sur y de los trópicos.Esto dicho, uno se queda asombrado ante la sobriedad y la exactitud de las descripcionesbíblicas, sobre todo cuando se comparan con los pueriles errores y las burdas leyendasadmitidas por las más preclaras inteligencias de la antigüedad, y ello incluso en siglosrelativamente cercanos a los nuestros.Después del milenio (véase MILENIO), los cielos y la tierra actuales serán destruidos por fuegopara dar lugar a los nuevos cielos y a la nueva tierra, «en los cuales mora la justicia» (Ap. 11;21:1; 2 P. 3:7, 10-13).(c) El cielo espiritual.Ya en otra dimensión, en un mundo bien distinto del de las nubes y de las estrellas, se halla lamorada del bienaventurado Dios y de Sus ángeles.Pablo parece darle el nombre de tercer cielo, o paraíso (2 Co. 12:2, 4). Allí se manifiesta deuna manera directa la presencia del Señor (Gn. 28:17; Sal. 80:15 a; Is. 66:1; Mt. 5:12, 16, 45,48; 23:9); es la habitación de los ángeles (Mt. 24:36; 28:2; Mr. 13:32; Lc. 22:43).Cristo descendió del cielo (Jn. 3:13), y allí volvió a subir, por encima de todos los cielos (Hch.1:11; Ef. 4:10). En el mismo cielo, intercede en favor de los creyentes (He. 8:24; Ro. 8:34), y deallí volverá para juzgar a los vivos y a los muertos (Mt. 24:30; 1 Ts. 4:16). Es también en el cieloque el Señor nos prepara un lugar (Jn. 14:1-3). De una manera particular, Juan nos da unavisión le la morada de gloria, de la belleza, de la santidad, y de la dicha en perfección (Ap. 21-22). Todos los que han lavado sus vestiduras en la sangre del Cordero verán a Dios cara acara, le adorarán, y reinarán por los siglos de los siglos (Ap. 7:14; 22:3-5, 14).Bibliografía:Koestler, A.: «The Sleepwalkers» (A History of Man's Changing Vision of the Universe)(Penguin Books 1964-1982);Lewis, C. S.: «The Discarded Image» (Cambridge University Press 1976);Bounds, E. M.: «El cielo, un lugar, una ciudad, un hogar» (Clíe, Terrassa, 1983);Lacueva, F.: «Escatología II» (Clíe, Terrassa, 1983),
CIENCIA No debe confundirse con el sentido moderno, de conocimientos sistematizados, sinosimplemente «conocimiento», «erudición» o «sabiduría».La «falsa ciencia» mencionada en 1 Co. 8:1, 7 y Col. 2:8 se refiere a las enseñanzas de lassectas místicas y judaizantes, denunciadas por S. Pablo, en contraposición con la verdad delevangelio (1 Co. 12:8; Fil. 1:9). (Véase SABIDURÍA).
CIERVO Venado macho, de más de cinco años de edad, que ha desarrollado sus astas (hebreo«ayyal»).Era considerado animal limpio y comestible (Dt. 12:15; 1 R. 4:23; Sal. 42:1; Cnt. 8:14).
CIGÜEÑA (hebreo «anapha») «Cariñosa».Designa la familia de aves que incluye la garza, el ibis y otras especies semejantes.Considerada inmunda (Lv. 11:19), anida en las hayas y cipreses (Sal. 104:17).La cigüeña blanca del norte de Palestina pasa los inviernos en África.Los antiguos la veneraban como símbolo de la piedad filial.Protege la agricultura por alimentarse de reptiles e insectos dañinos.La cigüeña negra frecuenta el mar Muerto.
CILICIA Provincia de Asia Menor; se halla entre Capadocia al norte, con la cordillera del Tauro comolímite; Licaonia e Isauria al este, siendo el límite el monte Amano; el Mediterráneo la bordea porel sur, y linda con Panfilia al oeste.Estaba dividida en dos provincias. La zona occidental, montañosa, era una de ellas. La zonaoriental, llana, era la otra provincia.Tarso era la principal localidad de la llanura, y era la ciudad natal del apóstol Pablo (Hch. 21:39;22:3; 23:34).Cilicia pertenecía al reino de Siria. Judíos de Cilicia discutieron con Esteban (Hch. 6:9).El evangelio llegó pronto a esta provincia (Hch. 15:23); es indudable que Pablo tuvo buenaparte en ello (Hch. 9:30; Gá. 1:21). Recorriendo Cilicia, fortaleció las iglesias que habíafundado (Hch. 15:41). Más tarde, ya preso y dirigiéndose a Roma, navegó por el mar de Cilicia(Hch. 27:5).
CILICIO Un tejido burdo hecho generalmente de pelo de cabra (Ap. 6:12).Se llevaba en señal de duelo, de aflicción (2 S. 3:31; 2 R. 19:1, 2), y usado con frecuencia, si nohabitualmente, por los profetas (Is. 20:2; Ap. 11:3) y por los cautivos (1 R. 20:31; cp. Is. 3:24).La vestimenta se parecía probablemente a un saco, hendido por delante, y con aberturas parala cabeza y los brazos. Los israelitas los usaban en ocasiones para cubrirse con ellos (Gn.37:34; 1 R. 20:31), se los ceñían (2 S. 3:31; Ez. 7:18; Jl. 1:8), poniéndolos normalmente sobreotra prenda de vestir (Jn. 3:6; cp. 2 S. 21:10), pero en ocasiones directamente sobre la piel (1R. 21:27; 2 R. 6:30; Jb. 16:15; Is. 32:11).
CÍMBALO (gr. «kimbalon»; 1 Co. 13:1).Instrumento musical (2 S. 6:5; 1 Cr. 16:5).El término hebreo viene de una raíz verbal, «salal», que significa retiñir, o resonar. Una de lasformas hebreas de este nombre es dual, lo cual implica que el instrumento se componía de dospiezas. Se trata indudablemente de címbalos, como lo traduce también la LXX.Se componía de dos discos cóncavos, de bronce (1 Cr. 15:19). Se golpeaban uno contra elotro; no producían melodía, sino que debían usarse como acompañamiento para otrosinstrumentos.Había una gran variedad de tamaños, desde los que se tocaban con los dedos hasta los queprecisaban de todo el esfuerzo de los brazos.En 1 Co. 13:1 se usan como símil del que hace una gran exhibición de oratoria sin amor en sucorazón.
CINERET (a) Ciudad fortificada de Neftalí (Jos. 19:35).(b) Región circunvecina a la anterior identificada con el valle de Genesaret (1 R. 15:20; Mt.14:34).
CINTURÓN Una faja de tela o de cuero que acostumbran llevar los orientales para ceñirse cuando quierencorrer, pelear o trabajar; en el campo y en el taller, las vestiduras sueltas que les caen hasta lospies.Era símbolo de la actividad y la eficiencia (1 S. 2:4; Jb. 12:18; Is. 45:5; Hch. 12:8).El cinturón apretado aumenta la fuerza de resistencia; luego sirve como símil de la fortalezacristiana (Ef. 6:14; 1 P. 1:15).El cinturón se hacía también de seda, algunas veces bordado (Pr. 31:24; Dn. 10:5; Ap. 15:6). Amenudo era largo y ancho, dándosele varias vueltas.A veces servía de bolsa, siendo en griego idénticas las voces «dinero» y «bolsa» (Mt. 10:9).Se portaban a veces cuchillos o puñales prendidos en el cinturón. Allí también los escribientesllevaban sus tinteros de cuerno, y los carpinteros sus reglas (2 S. 28:8; Ez. 9:2).Los cinturones de los sacerdotes eran de un lino extraordinariamente fino, colgando las puntashasta los pies (Éx. 28:4, 39:40).
CIPRÉS Árbol de hoja perenne, orden coníferas, familia Cupresáceas; su madera, muy duradera yfragante, se usaba para naves, viviendas, instrumentos musicales, etc. (1 R. 5:9; 10; 6:15, 34;Cnt. 1:17).
CIRCUNCISIÓN «corte en redondo».Operación por la que se cortaba el prepucio del miembro viril.Fue el rito ordenado por Dios como señal del pacto hecho con Abraham y su descendencia, ytambién el sello de la justicia de su fe. Todos los varones de la casa de Abraham debían sercircuncidados, y después cada varón de su descendencia, al octavo día después de sunacimiento.Significaba la consagración de un pueblo a Dios, separándose del mundo.Durante los cuarenta años en el desierto este rito no se cumplió, pero al entrar en la tierra deDios, todos fueron circuncidados en Gilgal, cuando el oprobio de Egipto fue quitado (Jos. 5:2-9).La circuncisión vino a ser un sinónimo para Israel hasta el punto que eran «los circuncisos», ylos gentiles «los incircuncisos» (Jue. 14:3; Ez. 31:18; Hch. 11:3).En contra de los designios de Dios, la circuncisión devino en un acto meramente formal,cuando el pacto mismo fue dejado a un lado, y Dios habla de Israel como teniendo «corazónincircunciso» (Lv. 26:41). Esteban acusó al Concilio judío de ser «incircuncisos de corazón y deoídos» (Hch. 7:51). En Ro. 4 Abraham es presentado como «padre de la circuncisión», esto es,de los que creen y son el pueblo verdaderamente separado de Dios.Por ello, la circuncisión es el tipo del crucificar la carne, con todo lo que ello comporta (Ro. 6:6;cp. Col. 2:11; Fil. 3:3).El rito de la circuncisión era también practicado por algunos otros pueblos, como los egipcios,para los cuales era un rito de iniciación a la pubertad, con un significado muy distinto del quetiene en el AT. En cambio, los filisteos, fenicios, moabitas, amonitas, sirios, asirios, babilonios,y diversas otras naciones con las que los israelitas tuvieron relaciones históricas eran ajenos aesta ordenanza.
CIRENE Importante ciudad colonial griega situada en África del Norte, en una de las cinco ciudadesllamadas Pentápolis.Se cree que haya sido fundada por los dorios en 632 a.C.Simón, el que ayudó a Jesús con la cruz, parece que era judío cireneo (Mt. 27:32).Los cireneos se reunían con otros en una sinagoga en Jerusalén; algunos fueron predicadores;y uno era miembro prominente de la iglesia de Antioquía (Hch. 6:9; 11:20; 13:1).
CIRENIO (Publio S. Quirino).Fue gobernador de Siria el año 6 d.C., y llevó a cabo el censo anteriormente decretado porAugusto César (Lc. 2:2). Es evidente que el decreto del censo fue cumplido solamente de unamanera parcial en Palestina en el tiempo de su promulgación oficial. Sin embargo, parece quese inició su cumplimiento hasta el punto de que provocó el movimiento de personas para serllevado a cabo. Contra lo que algunos han expuesto, Lucas no identifica la época de Cireniocon la del nacimiento del Señor Jesús, sino que lo menciona de una manera incidental,identificando aquel censo como el que finalmente llevó a cabo Cirenio de una manera total.Bibliografía:Bruce, F. F.: «¿Son fidedignos los documentos del Nuevo Testamento?» (Caribe, Miami,1972), PP. 79-82;Darby, J. N.: «Notes and Comments» (Stow Hill, Kingston, Inglaterra s/f), vol. 6, PP. 78-79;Kelly, W.: «An Exposition of the Gospel of Luke» (BTP, Oak Park, Ill., 1971), PP. 31-32;McDowell, J.: «Evidencia que exige un veredicto» (Vida, Miami, 1982).
CIRO «sol, trono».Rey de Elam, fue el fundador del Imperio Persa. Al tomar Babilonia, quedó establecido elsegundo gran imperio gentil de Daniel.Ya mucho antes de su nacimiento hallamos una profecía referente a él (Is. 44:28; 45:1). Alacabar los 70 años del cautiverio, como lo había profetizado Jeremías (Jer. 25:12; 29:10), Diosmovió el espíritu de Ciro, y se decretó la reconstrucción de la casa de Jehová Dios de Israel,dándose permiso a los cautivos para que volvieran a Jerusalén. También fueron devueltos losvasos sagrados que habían sido llevados de Jerusalén a Babilonia. Éste fue llamado el primeraño de Ciro, cuando empezó a reinar en solitario sobre Babilonia (Esd. 1:1-11; 2 Cr. 36:22,23). Esto sería alrededor del año 536 a.C., habiendo empezado los 70 años de la cautividadde Judá el 606 a.C.Ciro murió en batalla en el año 530 a.C., y su tumba existe en Pasargada, en el moderno Irán.Véanse, DANIEL, DARÍO EL MEDO, PERSIA.
CISÓN «que serpentea».Río que nace en las faldas del monte Tabor y riega el valle de Esdraelón.Desemboca en el Mediterráneo al norte del monte Carmelo. Arroyo seco durante el verano, enla mayor parte de su curso, en el invierno se convierte en caudalosa corriente y el valle setransforma en ciénaga (Jue. 4:13; 5:21).Del monte Carmelo en adelante cuenta con corriente constante, pues varios afluentes lealimentan.Elías mató a los sacerdotes de Baal en las orillas del Cisón (1 R. 18:40).
CISTERNA Estanque artificial cavado en tierra o en piedra para recoger y almacenar agua de lluvia o de unmanantial (Pr. 5:15; Jer. 2:13).En el Oriente la prolongada estación seca (de mayo a septiembre) les obliga a almacenar asíel agua, y el suelo calcáreo de Israel facilita su fabricación.Cuando las cisternas se encontraban secas servían de prisiones (Gn. 37:22; Jer. 38:6).Cisternas, tanques o pozos servían para la comodidad de los viajeros (Sal. 84:6).Las cisternas abandonadas quedaban rotas, sirviendo de símbolo de los placeres terrenales(Jer. 2:13).A veces se utilizaban, cubiertas ligeramente y provistas de cebo, para atrapar a los incautosanimales (Sal. 119:85; Pr. 22:14; Ez. 19:4).La misma expresión traducida «sepulcro» en varios pasajes, significa el mundo de los muertoso Hades, como también la prisión de los espíritus malignos (Sal. 28:1; Ap. 21:1; Lc. 8:31).
CITAS DEL A.T. EN EL N.T. Tienen gran importancia, al evidenciar irrefutablemente que Dios es el autor del conjunto.No se trata meramente de que Moisés o David dijeran algo (aunque las citas son prueba deque Moisés fue el autor del Pentateuco) sino que son introducidas por tales palabras como«Dios mandó» (Mt. 15:4); «dice el Espíritu Santo» (He. 3:7); «David dijo por el Espíritu Santo»(Mr. 12:36); «habló el Espíritu Santo por medio del profeta Isaías» (Hch. 28:25). Y el todo recibeel nombre de «las Escrituras», que están todas inspiradas por Dios. Así, todo lo que estáencabezado por «Escrito está» tiene la autoridad del mismo Dios.Las citas de los profetas son introducidas de varias maneras:(a) «Para («hina») que se cumpliese» (Mt. 1:22, etc.). El acontecimiento tiene lugar para que secumpla aquella profecía.(b) «Para («hopõs») que se cumpliese» (Mt. 2:23). Tales acontecimientos caen dentro de laperspectiva de la profecía, y pueden también aplicarse en otras ocasiones.(c) «Entonces («tote») se cumplió» (Mt. 2:17, etc.). La profecía se aplicaba a este suceso, sinser éste el propósito de la profecía.(d) «Se cumplió» (Mr. 15:28). «Hoy se ha cumplido» (Lc. 4:21). La profecía se cumplió ahí yentonces.Las citaciones ilustran también cómo las Escrituras, tanto del Antiguo como del NuevoTestamento, pueden ser aplicadas, como cuando el Señor citó Deuteronomio al rechazar lastentaciones de Satanás. Ver también las diferentes aplicaciones de Hab. 2:5. En Ro. 1:17,donde se trata de una cuestión de justicia, el énfasis es «'el justo' por la fe vivirá». En Gá. 3:11,está en contraste con la ley: «El justo 'por la fe' vivirá.» Y en He. 10:38, está en contraste aretroceder: «El justo por la fe 'vivirá'».Las citas son de Moisés, de los Salmos, y de los profetas. En aquellos días, los libros noestaban divididos en capítulos y versículos, como en la actualidad, lo que da cuenta de variasexpresiones. En Mr. 2:26, se da una cita de «(la sección) de Abiatar sumo sacerdote» (1 S.21:1-6). En Lc. 20:37, «Moisés lo enseñó en (el pasaje de) la zarza» (Éx. 3). Ello puedetambién dar explicación de Mt. 27:9, 10, donde se dice que la cita es de Jeremías, siendo queantiguamente este profeta era el primero en el Libro de los Profetas, por lo que su nombrehubiera podido ser usado como encabezamiento del conjunto, como sucedía con los Salmospara su sección.La mayor parte de las citas son de la LXX, indudablemente debido a que era mejor conocidaque el texto hebreo, de la misma forma que se cita en la actualidad la Reina-Valera de unamanera constante, aun a pesar de que no es una traducción totalmente rigurosa. Hay citas queno son literales ni del texto hebreo ni de la LXX, dándoles el Espíritu Santo, al usarlas, unaplenitud y energía más allá de la revelación del AT.
CIUDAD Casi siempre las construían en el costado de una montaña o en una loma, donde elabastecimiento de agua era seguro.Las ciudades siempre tenían murallas, algunas de ellas de hasta 9 m. de espesor; a vecesestaban protegidas por fosos y torres. Las puertas de las ciudades se cerraban por la noche(Jos. 2:5, 7).En el interior de la ciudad los rasgos más importantes eran:la torre o el castillo;el lugar alto, donde se ofrecían sacrificios y se celebraban fiestas;la amplia plaza junto a la puerta de entrada de la ciudad que servía para el intercambio socialen general;y las calles, simples callejones angostos, tortuosos, desempedrados, sucios y oscuros.
CIUDADANO (gr.: «politës).Aquel que disfrutaba de derechos y deberes municipales, y de la protección de las leyes.Pablo era «ciudadano» de Tarso (Hch. 21:39). Los creyentes de la gentilidad ya no sonextraños a los privilegios del pueblo de Dios, sino que son «conciudadanos» con los santos, y«de la casa de Dios» (Ef. 2:19). La ciudadanía cristiana, «politeuma», no es terrenal, sino queestá en el cielo, de donde espera al Salvador (Fil. 3:20).
CIUDADES DE LA LLANURA En Israel el homicidio estaba penado con la muerte. La única exención estaba en el homicidioinvoluntario. Para la protección del homicida involuntario se señalaron seis ciudades de refugio,tres a cada lado del Jordán, a donde debería huir todo el que hubiera dado muerte,involuntariamente, a alguien. Fueron dadas a los levitas, y los ancianos de estas ciudadesdebían determinar si la muerte había sido causada por accidente o no; en caso afirmativo, elvengador de la sangre no estaba autorizado a dar muerte al homicida. Sin embargo, éste debíapermanecer en la ciudad de refugio hasta la muerte del sumo sacerdote; sólo después podíavolver a sus posesiones. Si salía de la ciudad antes de ello, y el vengador de la sangre lehallaba, éste podría darle muerte (Nm. 35:6-32; Jos. 20:2-9; 21:13-38; 1 Cr. 6:57, 67).Las ciudades de refugio al oeste del Jordán eran:Cedes, en el monte de Neftalí, en Galilea;Siquem, en el monte de Efraín yQuiriat-arba (Hebrón), en el monte de Judá.Al este del Jordán fueron:Beser en el desierto perteneciente a la tribu de Rubén;Ramot de Galaad, de la tribu de Gad; yGolán de Basán, de la tribu de Manasés (Jos. 20:7-8).Se ha calculado que la distancia entre cada una de estas ciudades estaba alrededor de los110 kilómetros, de manera que la máxima distancia desde cualquier punto a una de estasciudades sería de 55 kilómetros.
CIZAÑA ver, PARÁBOLAGramínea anual, que se parece mucho al trigo hasta que desarrolla la espiga.Su harina es venenosa.En la Parábola de la Cizaña el Señor compara con ella a los introducidos por Satanás en elreino, los cuales serán consumidos por el juicio (Mt. 13:25-40). (Véase PARÁBOLA).
CLAUDIO (Nombre completo: Tiberio Claudio Druso Nero Germánico).Emperador romano (41-54 d.C.) bajo cuyo mandato debía sobrevenir una gran hambre segúnla profecía de Ágabo (Hch. 11:28). Según Hch. 18:2, Claudio había expulsado de Roma a todoslos judíos por causar disturbios («impulsore Chresto»); por este motivo Aquila y Priscila setrasladaron a Corinto.
CLAUDIO LISIAS El oficial romano en Jerusalén que, cuando Pablo fue arrestado, le protegió y actuó conpresteza en apartarle de los que le rodeaban con intención de matarle (Hch. 23:26; 24:7, 22).
CLAVOS En el Antiguo Testamento la voz hebrea traducida ya «estaca», ya «clavo», se refieregeneralmente a las estacas clavadas en el suelo que servían para asegurar las tiendas, oestacas embutidas firmemente en las paredes de un edificio (Jue. 4:21; Éx. 27:19; Ez. 15:3).También implica fijeza y firme apoyo (Is. 22:23; Zac. 10:4).Otra voz hebrea designa los clavos de oro del Templo (2 Cr. 3:9; Jer. 10:4).Los soldados clavaron las manos y quizá también los pies de Jesús en la cruz (cfr. Sal. 22:16).
CLEMENTE «benévolo».Colaborador de Pablo en Filipos (Fil. 4:3).Se cree que fue uno de los Padres Apostólicos, nombre dado a aquellos que vivieron en laépoca de los apóstoles, y que han dejado escritos que llevan sus nombres.
CLEOFÁS Uno de los dos discípulos que se dirigían a Emaús el día de la resurrección, cuando el Señor seacercó a ellos, y les habló.Se supone que es el mismo que se menciona en Jn. 19:25.
CLOÉ. Convertida que habitaba en Corinto (1 Co. 1:11).
COAT ver, LEVITAS, COATITASHijo de Leví, y antepasado de Moisés y Aarón. Es poco lo que se sabe de Coat. Entró enEgipto al bajar allí Jacob, y murió a la edad de 133 años. Ver COATITAS.
COATITAS Descendientes de Coat.Los coatitas quedaron encargados del transporte de los artículos más santos del Tabernáculo:el arca, la mesa de los panes de la proposición, el altar de oro, etc. pero no se les permitíatocar nada de ello, ni tan siquiera mirar.En el primer censo los descendientes varones de Coat entre los treinta y cincuenta años deedad eran 2.750.Entre sus descendencias se incluyeron importantes familias, incluyendo la familia sacerdotal(Véase LEVITAS). (Éx. 6:16,18; Nm. 3:17-30; 4:2-37; 26:57, 58; Jos. 21:4-26; 1 Cr. 6:1-70).
COBRE El más dúctil y maleable de los metales primitivos después del oro y la plata.El bronce es una aleación de cobre y zinc.En nuestras versiones castellanas con frecuencia se llama «metal» (véanse Gn. 4:22; 1 R. 7:14;1 Cr. 22:3, 14).Del cobre se fabricaron muchos utensilios destinados al uso del Templo (1 R. 7:15-39). Esdras(Esd. 8:27) menciona «dos vasos de «metal» limpio, muy bueno, preciados como el oro».Debe haber sido una amalgama de cobre y plata u oro, admirada por su belleza, solidez yrareza (1 R. 7:45; Dn. 10:6).El cobre puede haber sido empleado en la fabricación de los espejos mencionados en Éx.38:8; Jb. 37:18.En Jer. 15:12 el bronce se asocia con el «hierro del norte», o sea el acero.
CÓDICE Véase MANUSCRITOS
CODICIA (no existe la palabra hebrea correspondiente).El codiciar los bienes ajenos es condenado en el Decálogo (Éx. 20:17; Dt. 5:21) y combatidopor los profetas (Jer. 22:17).La codicia consume la vida (Pr. 1:19). Los bienes no garantizan ninguna seguridad (Lc. 12:15)y, en cambio, comportan preocupación; su deseo se vuelve insaciable; la avaricia es miope; elculto a las riquezas llega a convertirse en una religión de compensación y por ello es idolatría(Col. 3:5).El Nuevo Testamento enseña a los cristianos a negarse a sí mismos, no poner su confianza enlas riquezas y a seguir el ejemplo de Cristo (Mt. 16:24; Ro. 6:11).
CODO Medida de longitud basada en el largo del antebrazo, muy usada entre los babilonios, egipciosy hebreos.Variaba de 45 cm., codo común, a 51,5 cm., codo real.Era diferente del codo romano.
CODORNIZ Ave migratoria que llega a Palestina en marzo, en grandes bandadas, procedente del sur.Los israelitas tuvieron providencialmente gran abundancia de ellas para alimentarse en eldesierto (Éx. 16:12, 13; Nm. 11:31-34).Es la más pequeña de las perdices; vuela rápidamente a favor del viento; pero si éste cambiade dirección, o si las aves se han extenuado por un largo vuelo, caen al suelo aturdidas ypueden ser capturadas en grandes cantidades.
COHORTE Unidad romana de tropa (cerca de 500 hombres) (cfr. Mr. 15:16; Hch. 21:31).
COJO La cojera, como todas las demás enfermedades, deformidades o carencias, era producto delpecado. Por ello se explica la prohibición del ejercicio del sacerdocio, en la economíamosaica, a los cojos, como a los que sufrían otras dolencias (Lv. 21:18).La Ley era impotente para quitar el pecado. Éste fue el ministerio peculiar del Señor Jesús,que vino a traer sanidad integral, espiritual y corporal (Lc. 7:22). Rechazado, volverá parareinar, y en Su reinado milenial «el cojo saltará como un ciervo», en una escena en la que semanifestará activamente el poder del Dios sanador.La cojera, como imperfección, era también causa de exclusión de cualquier animal para elsacrificio. Todo ello señala a que nuestra vida, nuestro caminar en testimonio, debe ser unsacrificio para Él, dándole a Él lo más escogido de nuestra vida; nuestra vida entera, nonuestras sobras (cp. Mal. 1:8, 13).
COLLAR Véase ADORNOS
COLORES Los egipcios empleaban sustancias minerales colorantes, los caldeos los empleaban paracolorear los ladrillos y los hebreos pintaban pieles (Éx. 25:5) y tejían telas con hilos de varioscolores (Éx. 27:16).Los colores tienen cierto simbolismo:el blanco es emblema de pureza (Mr. 16:5; Ap. 3:4; 19:11) y de gozo (Ec. 9:8). El caballoblanco significa la victoria en Ap. 6:2,y el negro hambre (Ap. 6:5, 6).El color rojo generalmente tipifica sangre, guerra y matanza (Ap. 6:4).El azul es el conocido color del cielo;y el púrpura era usado por los ricos y los reyes (Jue. 8:26; Est. 8:15; Lc. 16:19).
COLOSAS Ciudad sobre el río Lico en Frigia, Asia Menor (Col. 1:2).Parece que Pablo no había todavía visitado la ciudad cuando escribió su carta a la iglesia allí(cp. Col. 1:7; 2:1); pero puede que lo hiciera después en sus viajes, o desde Éfeso. Esperabapoder visitarlos pronto (Flm. 22), porque allí vivían Filemón y Onésimo (Col. 4:9).Colosas había sido una ciudad importante, y vio su decadencia con el surgimiento deHierápolis y Laodicea.
COLOSENSES Epístola del apóstol Pablo, preso (Col. 4:3, 10, 18), escrita probablemente el año 62 d.C.,durante su primer cautiverio de 2 años en Roma (Hch. 28:30, 31).Ciertos historiadores piensan que esta epístola fue escrita en Cesarea (Hch. 23:35; 24:27).Pablo no había predicado nunca en Colosas, cosa que se demuestra por Col. 2:1. Parece, enbase a Col. 1:7, que Epafras había fundado esta iglesia, o que, al menos, ayudó a establecerla;pudo haberse fundado mientras que el apóstol Pablo trabajaba en Éfeso (Hch. 19:10). Epafrasfue a reunirse con el apóstol Pablo (Col. 1:7), y las nuevas que le dio hicieron que escribieraesta carta. Tíquico fue el mensajero que la llevó (Col. 4:7, 8); Pablo le confió también la cartadestinada a Éfeso (Ef. 6:21), redactada en la misma época. Onésimo, que acompañó aTíquico, llevaba la carta dirigida a un habitante de Colosas, Filemón, de quien Onésimo habíasido esclavo. Arquipo, mencionado en Flm. 2 y en Col. 4:17, era probablemente hijo deFilemón.Los saludos (Col. 4:10-17) muestran que si Pablo no había trabajado personalmente enColosas, sus amigos habían estado activos y le habían dado a conocer bien a ciertoscolosenses. Filemón era uno de sus convertidos (Flm. 19); es posible que hubiera sidoconvertido en la ciudad de Éfeso.Los informes de Epafras le revelaron al apóstol que unos falsos maestros orientaban a loscolosenses hacia el ritualismo, al ascetismo, y hacia las vanas especulaciones filosóficas.Estos falsos maestros eran judíos (Col. 2:11,16). Se distinguían por su ascetismo (Col. 2:16,20-23), que posiblemente recibieran de la secta judía de los esenios. Profesaban además unafilosofía mística (Col. 2:8) que aparentemente se envanecía de un conocimiento trascendentede las cosas divinas (Col. 2:18). Incluso habían introducido el culto a los ángeles (Col. 2:18), loque atentaba a la todo-suficiencia y supremacía de Cristo. Estos seductores diferían de losjudaizantes a los que se opuso Pablo en la Epístola a los Gálatas. Representaban una nuevaforma de error y parece que fueron, en ciertos respectos, los precursores de los gnósticos.Unían al ritualismo la tendencia a la teosofía característica del pensamiento oriental, y estos doserrores demandaban, para el apóstol, una refutación inmediata.La Epístola a los Colosenses se divide en 4 partes:(a) Introducción y acción de gracias (Col. 1:1-8);(b) sección doctrinal (Col. 1:9-3:4);(c) exhortaciones prácticas (Col. 3:5-4:6);(d) saludos finales (Col. 4:7-18).La parte doctrinal es sumamente importante; Pablo empieza con una oración para queaumente en los colosenses el conocimiento de la voluntad de Dios de cara a una vida santa yfructífera. A continuación describe magistralmente la preeminencia de Cristo, imagen del Diosinvisible, Señor supremo del universo, y cabeza de la Iglesia. A renglón seguido, en el capítulo2, confrontando a los propagadores del error, el apóstol presenta la evidencia de la plenitudque los creyentes tienen en Cristo, habiendo triunfado definitivamente sobre todos susenemigos espirituales. Afirma a los cristianos que solamente la unión con Cristo, mediante elbautismo del Espíritu Santo y la fe, les permitirá experimentar el hecho de la plena salvación.En respuesta a las pretensiones del ascetismo, les exhorta a la práctica de una vida conformea las exigencias de la moral y del orden social. El tema de esta epístola está esencialmentecentrado en Cristo. Pablo reafirma la doctrina de la salvación enseñada en las cartasprecedentes, pero desarrolla de una manera más completa la primacía de la persona deCristo, y la total suficiencia de Su obra. La forma y el fondo de la Epístola a los Efesios y la delos Colosenses dan evidencia de numerosos puntos en común, aunque sus diferencias seantambién notables. La Epístola a los Efesios, redactada en la misma época que la de a losColosenses, presenta con mayor amplitud el mensaje del apóstol.Véase EFESIOS [EPÍSTOLA A LOS].Bibliografía:
COLUMNA DE NUBE Y FUEGO Dios guió a Israel a través del desierto con una columna de nube durante el día y de fuegodurante la noche. (Éx. 13:21, 22).La columna de nube descendía y se ponía a la puerta del Tabernáculo cuando Moisés entrabaal mismo, y Jehová hablaba con él (Éx. 33:7-11).
COMADRONA Mujer que asiste a las parturientas.Dios dio su bendición a las comadronas hebreas que no quisieron obedecer la orden del reyde Egipto de dar muerte a los niños varones al nacer (Gn. 35:17; 38:28; Éx. 1:15-21).
COMERCIO La primera mención que se hace en la Biblia de una transacción comercial es la compra de uncampo por Abraham a Efrón heteo (Gn. 23:3-20). En el v. 16 se menciona el dinero a peso, elsiclo, de curso aceptado entre los mercaderes.Canaán era una encrucijada de las rutas mercantiles, uniendo Mesopotamia con Egipto (cp.también Gn. 37:25, 28). De ello sacó gran partido Salomón, al controlar esta ruta (1 R. 10:14-29; 1 Cr. 9:13-28). Posteriormente, Judá se dedicó a comerciar con Egipto (Os. 12:1), mientrasIsrael traficaba con sus vecinos del norte (1 R. 20:34). Después del exilio se hace mención delos feriantes que iban a Jerusalén (Neh. 13:16 ss.). Los judíos exportaban trigo, miel, aceite yresina (Ez. 27:17), entre otras cosas.Se hace mención del comercio de Tiro (Ez. 27:5-24).En el NT se cita a Lidia como vendedora de púrpura (Hch. 16:14); se dan advertencias encuanto al engreimiento (Stg. 4:13), y se menciona en relación con la gran Babilonia (Ap. 18:1-23), entre otras menciones.
COMIDA Los alimentos básicos eran agua y pan (en parte también frutas); los días de fiesta se tomabaademás carne y vino.En vez de mesas se servían generalmente de un tablero (muchas veces algo levantado).Los israelitas «yacían a la mesa» (los hombres con los pies hacia atrás y apoyados sobre elbrazo izquierdo; las mujeres acuclilladas en posición recta. Posteriormente se yacía sobrealfombras, divanes y cojines desgastados).La comida era expresión mucho más que hoy de una relación amistosa o comunitaria que nodebía ser perturbada (cfr. Sal. 41:10; Mr. 14:20).La comida es uno de los símbolos usados para expresar la comunión con Dios y representar elreino de Dios (Is. 25:6; Mt. 8:1; 19:28; 22:2-12).Se comía, valiéndose de los dedos, sopas de pan, con un mismo plato para dos o máspersonas (Jn. 13:26). El jefe de la familia honraba a los huéspedes de honor ofreciéndolesdoble ración y los mejores bocados (Gn. 43:32; 1 S. 9:22-23; Rt. 2:14; Jn. 13:26).Durante las comidas y de sobremesa había varios entretenimientos, como ponerse adivinanzas(Jue. 14:12), narrarse relatos, oír música y presenciar danzas (Is. 5:12; 24:7-9; Am. 6:5, 6).
COMÚN Este adjetivo, a veces substantivado, es la traducción de varias palabras griegas y hebreas yse usa tanto en sentido positivo como con un contenido peyorativo.Generalmente quiere decir simplemente «profano», «ordinario» o «inmundo» (2 S. 21:5). Otrasveces tiene el sentido que la palabra posee en castellano, es decir, designa lo que es de usogeneral; así, a la lengua griega (en la cual está escrito el Nuevo Testamento) se la llamabacomún porque era la que hablaban todos. También se hablaba de la gente común, o sea,normal y corriente (2 R. 25:11).
COMUNIÓN (gr. «koinonía», de «koinos»: común a varias personas).Relación dentro de la cual dos partes tienen alguna cosa en común, asociación. Los creyentestienen comunión con el Padre y con el Hijo (1 Jn. 1:3), con el Espíritu Santo (2 Co. 13:13), yunos con otros (1 Jn. 1:7). Por ello deben andar en la luz, practicar la verdad dejarse asípurificar de todo pecado (1 Jn. 1:6-7).El mismo Dios nos llama a esta comunión de Su Hijo (1 Co. 1:9), basada en la comunión con elsacrificio de Su cuerpo y de Su sangre (1 Co. 10:16), yendo también hasta la comunión de Sussufrimientos (Fil. 3:10; 1 P. 4:13).Estando así unidos al Señor, los primitivos cristianos perseveraban en la comunión fraternal,poseyéndolo todo en común, hasta el punto de ser todos de un corazón y de un alma..., eincluso una sola bolsa (Hch. 2:42, 44-45; 4:32). Pablo puede exhortar de manera semejante alos filipenses: «si hay... alguna comunión del Espíritu», a tener un mismo amor, una mismaalma, y un solo y mismo pensamiento (Fil. 2:1-2).Así, la «koinonía» no es solamente «espiritual», sino que se extiende al dominio de lo máspráctico. De hecho, el mismo término griego significa también «ofrenda» (Ro. 15:26), «ayuda»(«participar»), «libertad» (2 Co. 9:4; 9:13; He. 13:16). Aparte de esto último, la comunión nosería más que una entelequia teórica y carente de significado. El adjetivo «koinonos» significatambién «socio» (Lc. 5:10; 2 Co. 8:23; Flm. 17). Los socios participan en una empresa y/o enunos bienes comunes. De ahí la utilización del término «koinonos» en las siguientesexpresiones:la parte que tenéis en el evangelio (Fil. 5:1);participantes de la gloria (1 P. 5:1);participantes de la naturaleza divina (2 P. 1:4).Hasta ahí llega en efecto nuestra asociación con Jesucristo. Ello, evidentemente, excluyecualquier asociación con el enemigo: «¿Qué comunión (tiene) la luz con las tinieblas? ¿Y quéconcordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?» (2 Co. 6:14-15). Pablole decía a Filemón: «... que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo elbien que está en vosotros por Cristo Jesús» (Flm. 6). ¡Que así sea con nosotros!
CONCIENCIA En la Biblia se usa generalmente en el sentido de la conciencia moral, el sentimiento del bien ydel mal, el conocimiento íntimo de nuestra condición espiritual (Ro. 2:13-15).El Espíritu Santo la ilumina; Cristo la purifica (Ro. 9:1; He. 9:15; 1 P. 3:21).Es deber servir a Dios con una conciencia pura (2 Co. 1:12; 2 Ti. 1:3).La Biblia señala tres estados principales de conciencia:(a) El de corrupción (Sal. 10:4; Jn. 3:19; Tit. 1:15; He. 6:4-6).(b) El de alucinación (Jb. 27:5; Is. 5:20; Jn. 5:45; 1 Co. 8:7-12).(c) El normal (Hch. 24:16; Ro. 9:1; 1 Ti. 1:15,19; He. 13:18; 1 P. 3:6).
CONCILIO (gr.: «sunedrion» «sentados juntos») se traduce siempre «concilio» en la revisión 1960; larevisión 1977 translitera «sanedrín» en todos los casos menos en Mt. 10:17; Mr. 13:9, dondedice «tribunales». No parece haber equivalente hebreo para este término. El judaísmo rabínicoafirma que su origen está en los setenta ancianos elegidos para asistir a Moisés (Nm. 9:16,17); pero nada se dice de tal concilio en la época del reino.Su origen parece estar en la época de los Macabeos.Los escritores más antiguos no nos dan su composición; del NT vemos que estaba constituidopor los principales sacerdotes, o cabezas de los veinticuatro órdenes del sacerdocio, más losancianos, los doctores de la ley, y los escribas. Era el tribunal supremo de los judíos, actuando«en todas las causas, y sobre todas las personas, eclesiásticas y civiles».Sus decisiones eran vinculantes sobre todos los judíos en todas partes. Sus poderes fueronlimitados por Herodes y después por los romanos, que prohibieron a los judíos llevar a cabosentencias de muerte sin refrendo de la autoridad imperial (Jn. 18:31).El Señor (Lc. 22:66); Pedro y Juan (Hch. 4:1-23; 5:17-41); Esteban (Hch. 6:12-15); y Pablo(Hch. 22:30; 23:1-10) comparecieron ante el Concilio, o Sanedrín.
CONCILIO DE JERUSALÉN Al haber abatido Dios el muro de separación entre gentiles y judíos, y al tener entrada losgentiles en la iglesia de Dios (Hch. 11:1-18; cp. Ef. 2:11-22) se planteó el problema de quemuchos de los judíos que habían creído insistían en que los creyentes procedentes de lagentilidad debían circuncidarse y guardar toda la ley de Moisés (Hch. 15:1), oponiéndosevigorosamente a esto Pablo y Bernabé, se planteó finalmente esta cuestión ante la iglesia enJerusalén. Después de vivas discusiones y habiendo dado testimonio Pedro, Pablo y Bernabéde todo lo sucedido, e insistiendo ellos en la verdad de la salvación por la gracia, Jacobo dio ladecisión final y definitiva de parte de Dios, de que los creyentes procedentes de la gentilidadquedaban exentos totalmente de la ley. Solamente debían guardar aquellos preceptos que eranvinculantes a toda la humanidad, como es abstenerse de la idolatría y de toda comunión conella, de comer sangre (Gn. 9:4), prohibición hecha a Noé, y en él a todas las naciones, deahogado, por la misma razón que lo anterior, y de fornicación (cp. 1 Co. 6:18, 20) Fuera deestas cosas necesarias (Hch. 15:28) los creyentes de la gentilidad quedaban libres de todaslas cargas en la libertad de Cristo. (Véanse AHOGADO, FORNICACIÓN, IDOLATRÍA,SANGRE).Es de señalar aquí que frente a las pretensiones de la iglesia de Roma en el único Concilio quehallamos en la Biblia vemos que no es Pedro, sino Jacobo, el que define y da la decisión divina(Hch. 15:19 cp. v. 28). No está pues en absoluto justificado el encabezamiento que da la Bibliade Herder a esta sección: «Roma locuta, causa finita», (oída Roma, el tema queda resuelto),sino que se enfrenta abiertamente al contenido del texto. La causa fue oída en Jerusalén, no enRoma, y la persona usada por Dios para dar Su consejo y decidir la cuestión de una maneradefinitiva fue Jacobo, y no Pedro, que ocupó el lugar de un testigo, y no, ciertamente, depresidente. (Véase HISTORIA BÍBLICA, (d), C).
CONCUBINA Esposa de categoría secundaria.En ocasiones esclavas dadas por las esposas a sus maridos para tener descendencia (Gn.16:2, 3; 39:29); no era, sin embargo, la principal razón de tomar concubinas. Dt. 21:11 da la raízde esta práctica: un hombre veía a una mujer hermosa, y la codiciaba. Dios parecesimplemente haberlo permitido por la misma causa que afirma el Señor Jesús acerca de lafacilidad para dar la carta de divorcio: «por la dureza de vuestro corazón» (Mt. 19:8). Seprohíbe a los reyes de Israel que se multipliquen mujeres, para que no extravíen sus corazones(Dt. 17:17). Ésta fue la causa de la caída de Salomón (1 R. 11:3). En Est. 2:14 y Dn. 5:2 se veque el concubinato era también una costumbre entre los gentiles.El cristianismo denuncia este mal, reconociendo la relación conyugal monógama tal como Diosla estableció «al principio» (Gn. 2:23, 24; cp. Mt. 19:8, 9; 1 Ti. 3:2, 12; Tit. 1:6), y por ende lasantidad del lazo matrimonial en aquellos que Dios ha unido entre sí.
CONCUBINATO El concubinato era una forma más baja de poligamia. La concubina era una mujer de rangoinferior, quizá una esclava o una prisionera de guerra (Gn. 16:3; 22:24; 36:12; Dt. 21:10-11;Jue. 5:30; 2 S. 5:13; etc.). Agar, p. ej. no tenía la posición social de Sara (Gá. 4:22, 23), y loshijos de las concubinas, aunque plenamente reconocidos, no tenían el mismo derecho a laherencia que los hijos de la esposa principal (Gá. 4:30; Gn. 25:6).
CONCUPISCENCIA Una codicia ilegítima y desordenada (Ro. 1:24; 6:12; 1 Ts. 4:5; Stg. 1:14, 15; 1 P. 4:2, 3; 2 P.1:4; 2:10, 18; 3:3).
CONDENACIÓN Acción de dictar sentencia.Cuando se refiere al futuro significa separación eterna de Dios, con sus consecuentes terriblescastigos (Mt. 5:29; 10:28; 23:33; 24:51). (Véase JUICIO).
CONDUCTA Indica, generalmente, un estilo de vida, y en muchas versiones se ha traducido al castellano conla palabra «conversación», que en el castellano clásico significa «conducta» o «manera devivir» (Ef. 4:22; 1 P. 1:15; 2:12; 2 P. 3:11).La palabra «conducta»,, se deriva del verbo latino que significa «conducir», o también «ir a unpunto y regresar».La conducta del cristiano debe estar inspirada y moldeada por su caminar con Cristo,imitándole.
CONEJO (heb.: «saphan»).Uno de los animales prohibidos a los israelitas.Es descrito como rumiante, pero con la pezuña sin hender. El conejo no es conocido enPalestina. Se supone que el término «saphan» designa al «conejo de las rocas», animalparecido a las liebres, pero perteneciente a los paquidermos.Tiene el hábito de frotarse continuamente sus dientes entre sí, con lo que aparenta unamasticación (Lv. 11:5; Dt. 14:7).Sus otras características se corresponden con las mencionadas acerca del «saphan», tal comoel hacer su morada en las rocas, así como su extrema rapidez en saltar de roca a roca (Sal.104:18); es también muy difícil de cazar; uno de ellos se mantiene vigilante mientras que losdemás se alimentan; a la menor amenaza, se da una señal, y todos huyen en desbandada.Esto concuerda con su calificación como «más sabias que los sabios» (Pr. 30:24, 26).
CONFESIÓN Hay dos aplicaciones de esta palabra, una de las cuales es frecuentemente pasada por alto.(a) La primera es la «confesión de pecado». Era ordenada por la ley, y si iba acompañada desacrificio llevaba al perdón (Lv. 5:5; Nm. 5:7). Es hermoso ver cómo Esdras, Nehemías y Danielconfesaron los pecados del pueblo como si hubieran sido suyos propios (Esd. 9:1-15; 10:1;Neh. 1:6; 9:2, 3; Dn. 9:4-20).Cuando Juan el Bautista estaba cumpliendo su misión, el pueblo «confesaba» sus pecados, yeran bautizados (Mt. 3:5, 6); del cristiano se dice: «si confesamos nuestros pecados, él es fiel yjusto para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad» (1 Jn. 1:9; cp. Sal. 32:5).Somos exhortados a confesarnos mutuamente nuestras ofensas (Stg. 5:16).(b) La otra aplicación del término es la «confesión del Señor Jesús». Los gobernantes judíosdispusieron que si alguien «confesaba» que Jesús era el Cristo, fuera expulsado de lasinagoga (Jn. 9:22). Por otra parte: «si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, ycreyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos serás salvo...» se confiesa parasalvación. Aquí tenemos la profesión, como ciertamente se traduce la misma palabra,«homologeõ»: «Retengamos nuestra profesión», «Profesión de nuestra esperanza» (He. 5:14;10:23).Ante Poncio Pilato el Señor Jesús dio testimonio de la buena profesión: Confesó que era el reyde los judíos.A Timoteo se le recuerda que él ha profesado una buena confesión (1 Ti. 6:12, 13).Toda lengua tendrá que confesar que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre (Fil.2:11).Es una gran gracia para el creyente poder confesarle ahora de corazón.
CONFIRMACIÓN Pablo y Bernabé fueron a Listra, Iconio y Antioquía, confirmando las almas de los discípulos, yexhortándoles a que persistieran en la fe.Judas y Silas, mensajeros de Jerusalén a Antioquía, siendo profetas, exhortaron a loshermanos con abundancia de palabras, y confirmándolos.Nuevamente Pablo y Silas pasaron por Siria y Cilicia, confirmando a las iglesias (Hch. 14:22;15:32, 41).Estos pasajes, con el de Hch. 28:23, son la totalidad en los que aparece la palabra«episterizõ». No hay aquí idea de ningún rito; ni nada que tenga que ver con lo que en laactualidad recibe el nombre de «confirmación».
CONGREGACIÓN Véanse CONVOCACIÓN, SINAGOGA, IGLESIA
CONOCIMIENTO Son varias las palabras griegas traducidas «conocer», siendo las principales:(a) «oida», que significa «conocimiento interno consciente» en la mente; y(b) «ginoskõ», que significa «conocimiento objetivo». Este último pasa a la consciencia, perono a la inversa.Son varios los pasajes en el NT en que aparecen ambas palabras, y un estudio de ellas (p. ej.,en el Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español, de F. Lacueva, Ed. Clíe; o DiccionarioExpositivo de Palabras del Nuevo Testamento, de W. E. Vine) demostrará que estas palabrasno se usan de una manera indistinta, y se tienen que considerar de una manera cuidadosa.
CONQUISTA Véase CANAÁN (LA TIERRA Y SU CONQUISTA).
CONSAGRACIÓN Acto por el que una persona o un objeto son separados para el servicio y el culto del Señor.Todos los primogénitos de los hombres y de los animales eran así consagrados a Dios (Éx.13:2).La raza entera de Abraham debía venir a ser un «reino de sacerdotes, y gente santa» (Éx.19:5-6; 1 P. 2:9); debido a la caída de Israel en la idolatría tras el becerro de oro, solamente latribu de Leví y la casa de Aarón heredaron el sacerdocio (Éx. 32:29, etc.). Así fue como en unsentido inmediato los levitas fueron sacados de entre el resto de Israel para el servicio delsantuario (Nm. 3:12).Esta consagración podía también afectar igualmente,a las personas (1 S. 1:11; 7:1),los diezmos y las primicias (Lv. 19:24; 27:30, 32),al botín tomado en batalla (Jos. 6:19),a las ofrendas dadas voluntariamente al Señor (1 Cr. 29:2-5; 2 Cr. 31:6).
CONSOLADOR Véase ESPÍRITU SANTO
CONTAMINACIONES Véase INMUNDICIA
CONVERSIÓN (gr. «epistrophë» = «volverse a»).En las Escrituras es el efecto que acompaña al nuevo nacimiento, un volverse hacia Dios. Seexpresa, magnamente en el caso de los tesalonicenses, mostrando cómo «os convertisteis delos ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero» (1 Ts. 1:9).Pablo y Bernabé pudieron informar a los santos en Jerusalén de «la conversión de los gentiles»(Hch. 15:3).En el discurso de Pedro a los judíos dice él: «Así que, arrepentíos y convertíos, para que seanborrados vuestros pecados» (Hch. 3:19).Sin convertirse, no podrían entrar en el reino de los cielos (Mt. 18:3).Se usa este término en un sentido algo distinto con respecto al mismo Pedro. Sabiendo elSeñor que Pedro iba a caer bajo las sacudidas de Satanás, le dijo: «Y tú, una vez vuelto,confirma a tus hermanos»; esto es, cuando hubiera vuelto en contrición, o hubiera sidorestaurado.En el AT los términos hebreos que significan lo mismo, «ser vuelto», «volverse», aparecen enpasajes como Sal. 51:13; Is. 6:10; 60:5; cp. 1:27.
CONVOCACIÓN «Un llamamiento juntos», y siempre calificada de «santa».Las ocasiones llamadas «santa convocación» son especialmente dadas en Lv. 23, en laordenación de las fiestas. (Véase FIESTAS). Éstas incluían el sábado, y acababan con laFiesta de los Tabernáculos (Lv. 23:37, ver Éx. 12:16; Nm. 28:18, 25, 26; 19:1, 7, 12).La misma palabra hebrea se traduce «asambleas» en Is. 1:13; «convocaciones» en Is. 4:5.
COPA Son varios los términos hebreos de los que se traduce, para los distintos usos que tenía lacopa.Se usa con frecuencia del contenido de la copa, causando tanto gozo como dolor, como«tomaré la copa de salvación, e invocaré el nombre de Jehová» (Sal. 116:13). «Porque el cálizestá en la mano de Jehová, y el vino está fermentado... hasta el fondo lo apurarán, y lo beberántodos los impíos de la tierra» (Sal. 75:8; cp. Ap. 14:10; 16:19, etc.).Se usa especialmente de la copa que el Señor Jesús bebió al llevar el pecado sobre Sí (Mt.26:27, 39, 42; Jn. 18:11).En la Cena del Señor se habla de la «copa» para denotar el vino que es el emblema de lasangre de Cristo (1 Co. 10:16, 21; 11:25-28).
COPERO Funcionario que vertía la bebida en la copa y la daba al rey (Gn. 40:9-14; Neh. 1:11; 2:1, 2).En la corte de un monarca oriental, este cargo era uno de los más elevados y demandaba lamayor integridad, por cuanto había el peligro de que el copero se dejara sobornar, ofreciendoal rey un vino envenenado (Josefo, Ant. 16:8, 1).La accesión a un tal cargo en la corte real por parte de un extranjero como Nehemías hablaelocuentemente del valor moral de Nehemías.
CORAL heb.: «Ra'moth». Esta sustancia era clasificada entre las más preciosas (Jb. 28:18). Losmercaderes arameos llevaban el coral a los mercados de Tiro (Ez. 27:16). Se extraía delMediterráneo y del mar Rojo, y con él se fabricaban collares y amuletos. El coral es el esqueletocalcáreo de cienos pólipos. Se trata de zoófitos provistos de una boca con tentáculos. El pólipofijado a la roca se multiplica y forma polímeras, análogas a pequeños árboles hechos dezoófitos medio separados y medio adheridos. El carbonato de calcio que constituye elesqueleto del coral proviene del agua. Con frecuencia, el coral adopta el aspecto de unhermoso árbol ramificado, o de un arbusto, de donde viene su nombre de zoófito (animal con elaspecto de una planta). Algunas especies llegan a formar grandes arrecifes. El heb. «peninim»parece más incierto. En Lm. 4:7 la versión Reina-Valera traduce «coral», junto con la mayorparte de las otras versiones. Algunos, sin embargo, traducen «rubíes»; la misma Reina-Valeratraduce este término por «piedras preciosas» en Pr. 3:15.Véase PIEDRAS PRECIOSAS.
CORAZA Defensa para el pecho; consistía en una protección de cuero o de lona fuerte en la que secosían o remataban placas de bronce y, posteriormente, de hierro; también se usaron conescamas y cotas de malla.Se usa, en sentido figurado:(a) De justicia (para Cristo) (Is. 59:17); también para el conflicto del cristiano en los lugarescelestiales (Ef. 6:14).(b) De fe y amor (para el desierto) (1 Ts. 5:8).(c) De hierro (revistiendo a una plaga atacante) (Ap. 9:9).(d) De fuego, de zafiro, y de azufre (los 200 millones de jinetes) (Ap. 9:17).
CORAZÍN Ciudad en la que el Señor efectuó algunas de Sus poderosas obras, y sobre la que sepronunció un ¡ay! (Mt. 11:21; Lc. 10:13). El ¡ay! fue también pronunciado sobre Betsaida yCapernaum. Estaban todas cerca del mar de Galilea.Corazín está identificada con las ruinas de Kerazeh, 32° 55' N, 35° 34' E.
CORAZÓN El corazón es a menudo mencionado en las Escrituras como el asiento de los afectos y de laspasiones, y también de la sabiduría y del entendimiento. De ahí que se lea de «el sabio decorazón» (Pr. 16:21); también, el Señor dio a Salomón «un corazón sabio y entendido» (1 R.3:12).Es el centro del ser del hombre. Pero antes del diluvio el veredicto pasado por Dios sobre elhombre fue que los pensamientos del corazón de ellos eran hacia el mal (Gn. 6:5). Un veredictosimilar es el que se halla en Gn. 8:21, después que Noé saliera del arca.El Señor Jesús añade que del corazón del hombre proceden los malos pensamientos y todaforma de maldad (Mr. 7:21).La ley exigía al hombre que amara a Dios con todo su corazón.La aceptación del evangelio tiene que ser en el corazón (Ro. 10:9), y Dios da la capacidad aloyente de recibir las buenas nuevas con un «corazón bueno y recto», lo cual da fruto (Lc. 8:15).En la nueva creación hay un «puro corazón», siendo conducido el cristiano por el Espíritu Santo(1 Ti. 1:5; 2 Ti. 2:22; 1 P. 1:22).
CORBÁN Transcripción griega del hebreo «gorban», «una ofrenda», que significa cualquier cosaconsagrada u ofrecida a Dios.Los judíos permitían, y quizá alentaban, a los hijos que consagraran sus propiedades a Dios, yque después rehusaran ayudar a sus padres, bajo la excusa de que sus bienes eran «corbán»,o consagrados. El Señor reprocha a las autoridades judías por esto como una de sustradiciones, mediante las que anulaban la palabra de Dios (Mr. 7:11).
CORDERO El cordero es símbolo de sumisión humilde, y cuando se seleccionaba para sacrificio tenía queser sin tacha: un tipo muy adecuado del Señor Jesús, el Cordero de Dios. Él, el Humilde ySanto «como cordero fue llevado al matadero», y fue proclamado por Juan como «el Corderode Dios, que quita el pecado del mundo»; y nuevamente como «el Cordero de Dios», comoobjeto de la contemplación del alma (Jn. 1:29, 36). En la visión celestial de Juan, el SeñorJesús es visto como un Cordero «como inmolado», a quien se da adoración universal.El carácter especial que va con el título de Cordero en Apocalipsis es el de sufrimiento, Aquelque fue rechazado en la tierra, aunque visto en medio del trono en el cielo. Aquel que sufrió esvindicado allí, y finalmente posee a Su esposa, la nueva Jerusalén, donde se establece el tronode Dios y del Cordero. Él siempre llevará el carácter del Elegido de Dios, «que quita el pecadodel mundo» sobre la base del sacrificio de Sí mismo (Ap. 5:6-13; 6:1, 16; 7:9-17; 12:11; 14:1-10; 15:3; 17:14; 19:7, 9; 21:9-27; 22:1, 3).En todos los pasajes de Apocalipsis el término usado es «arnion», el diminutivo de «arnos»,«un cordero», que significa «un cordero joven». Es la misma palabra que la usada por el Señordirigiéndose a Pedro en Jn. 21:15: «Apacienta mis corderos», aplicada a los discípulosjóvenes del Señor.
CORDÓN Véase CUERDAS
CORÉ (a) Hijo de Esaú (Gn. 36:5).(b) Nieto de Esaú (Gn. 36:16).(c) Levita que dirigió una rebelión contra Moisés (Nm. 16).(d) Descendiente de Caleb (1 Cr. 2:43).(e) Funcionario de Ezequías (2 Cr. 31:14).nom, CORINTIOS (1ª Epístola)La 1ª Epístola de Pablo a los Corintios fue escrita durante la prolongada estancia del apóstolen Éfeso (Ef. 16:8, 9, 19; Hch. 19), probablemente en el año 54 o 55 d.C. (algunos dicen el 57).Pablo estaba muy preocupado por el estado de la iglesia de Corinto, que él había fundadohacía unos años. Les había escrito ya una vez para ponerlos en guardia contra la inmoralidad asu alrededor, y contra su influencia en la iglesia (1 Co. 5:9-10). Esta carta no ha llegado hastanosotros. Posteriormente, recibió una delegación de corintios (1 Co. 16:17) y, por otra parte,informes acerca de las divisiones que desgarraban la iglesia (1 Co. 1:11). Antes había enviadoa Timoteo a Corinto por Macedonia (1 Co. 4:17; 16:10), pero las últimas noticias le hicieronescribir esta epístola de inmediato. Ciertos exegetas creen que el mismo Pablo fue a Corinto,después de Éfeso, haciendo una breve visita, no relatada, a fin de imponer disciplina en laiglesia; ello lo deducen de 2 Co. 12:14; 13:1, en base a lo que él dice de ir a ellos «una terceravez», en tanto que Hechos solamente nos habla de su primera visita. Según unos, esta visitahubiera sido anterior a la redacción de 1 Corintios; otros autores, sin embargo, la sitúandespués.(A) Autor.La atribución de esta carta a Pablo está abundantemente atestiguada después del primersiglo. Clemente de Roma, la Didaché, Ignacio, Policarpo, Hermas, Justino Mártir, dan todosellos testimonio de su autenticidad; Ireneo la cita más de 60 veces; Clemente de Alejandría,130; Tertuliano, alrededor de 400 veces. El Canon de Muratori sitúa 1 Corintios en elencabezamiento de las epístolas de Pablo. Una buena cantidad de pruebas internas confirmanque el apóstol es ciertamente el autor (cp. 1 Co. 1:1; 3:4, 6, 22; 16:21).Toda la epístola se corresponde con el relato de Hechos y con lo que conocemos de una partede la iglesia y de la ciudad de Corinto, y por otra de la vida y de las enseñanzas de Pablo.(B) Importancia.1ª Corintios tiene una gran importancia. Expone de una manera ordenada las cuestionesprácticas con respecto a la vida de la iglesia, y los puntos de doctrina que preocupaban a losfieles. La epístola está redactada con gran esmero; presenta argumentos irresistibles conrespecto a la enseñanza, y resuelve con gran sabiduría los problemas morales y eclesiásticos;derrama mucha luz sobre el estado de las iglesias establecidas entre los paganos.(C) Contenido.Después de los saludos (1 Co. 1:1-9), se abordan las siguientes cuestiones:(I) Las divisiones dentro de la Iglesia (1 Co. 1:10-4:21). Habían surgido facciones, quepretendían seguir a ciertos maestros, e indudablemente reflejaban ciertas tendenciasteológicas particulares. Pablo menciona a los que son de Pablo, a los de Cefas, a los deApolos, etc.; tomando indudablemente estos nombres a guisa de ejemplo, para no nombrardirectamente a nadie. Pablo les declara que en realidad tenían todos que depender del Cristocrucificado. Les recuerda la autoridad inspirada con la que el Evangelio les fue anunciado alprincipio; y después muestra el papel secundario de cada predicador del Evangelio, incluso sise trata de un apóstol: no se debe hacer de nadie un cabeza de facción, sino buscar glorificar aDios al nombrarse únicamente del nombre de Cristo.(II) El deber de ejercer y de hacer observar la disciplina eclesiástica (1 Co. 5; 6), sobre todo enlos casos de los pecados de inmoralidad: la iglesia de Corinto toleraba en su seno un ejemplohumillante.(III) Instrucciones con respecto al matrimonio y al divorcio (1 Co. 7).(IV) La libertad cristiana y las restricciones voluntarias en cuanto a los alimentos sacrificados alos ídolos (1 Co. 8-11:1). Pablo había renunciado libremente a sus privilegios para conseguir
CORINTO Ciudad sobre el canal que divide el istmo del mismo nombre, en la divisoria entre elPeloponeso y la Hélade.Era la capital de la provincia de Acaya.Pablo visitó la ciudad fundada por Julio César un siglo después de la caída de una Corintoanterior en la misma localidad.Era un gran centro de tráfico comercial en la ruta de Roma hacia Oriente. Era también rica ymuy inmoral, tanto que para designar la manera licenciosa de vivir de sus habitantes, se acuñóel término «corintizar».En su primera visita Pablo se detuvo allí dieciocho meses (52-53 d.C.), y desde allí escribió lasdos epístolas a los Tesalonicenses.Allí creció una iglesia, a la que Pablo escribió sus dos epístolas a los Corintios. Volvió a visitarCorinto en el año 58 d.C., permaneciendo allí tres meses (Hch. 20:2, 3), escribiendo entoncesla Epístola a los Romanos. Los judíos tramaron un complot contra su vida, y dejó entonces laciudad (Hch. 18:1, 11; 19:1; 1 Co. 1:2; 2 Co. 1:1, 23; 2 Ti. 4:20).En tiempos de Pablo tenía de 700.000 a 800.000 habitantes, de los que 400.000 eranesclavos.
CORNALINA (Cornerina) Variedad de calcedonia que los griegos llamaban sardio. Piedra preciosa (Ap. 4:3)constituyendo el sexto cimiento de la Nueva Jerusalén (Ap. 21:20). Los antiguos llamabansardiones a dos tipos de piedras, que distinguían por su color: La variedad de un rojotransparente, que es asimismo una cornalina, pero para la que se reserva el nombre de sardio.Plinio dice que los sardios se hallaban cerca de Sardis, de donde procedía el nombre, peroque las variedades más bellas procedían de Babilonia. En la actualidad, las cornalinas másbellas proceden de la India. Algunas proceden de Arabia. Es posible que los antiguos hebreoslas consiguieran de este último país.En el AT, el término sardio traduce el heb. «'õdem», piedra enrojecida; figuraba como primerapiedra en la primera hilera del pectoral (Éx. 28:17). El rey de Tiro se adornaba con ella (Ez.28:13, «cornerina»). Hay exegetas que opinan que se trata de rubíes, pero la LXX traduce«'õdem» como sardio.Véase PIEDRAS PRECIOSAS.
CORNELIO Un devoto centurión de Cesarea (Hch. 10).Era «temeroso de Dios», o sea, era un prosélito del judaísmo, celoso y caritativo. Sin embargo,no era salvo por sus buenas obras (Hch. 11:14).Dios le habló mediante una visión, e hizo llamar a Pedro, creyendo en el Señor por supredicación; recibió el Espíritu Santo, junto con los amigos que estaban con él, y fue bautizado.El descenso del Espíritu Santo sobre Cornelio es de inmensa importancia para la iglesiaprimitiva, por cuanto marcó la entrada de los gentiles en su seno (los samaritanos de Hch. 8eran medio judíos). En lo sucesivo el Espíritu era dado a todos aquellos que, fuera cual fuera suorigen, oyeran con fe las buenas nuevas del Señor Jesucristo. Pero precisa a este respectoque Cornelio y sus amigos, en el momento de su conversión fueron bautizados con el EspírituSanto como los discípulos en Pentecostés (Hch. 11:15-17); esto es, que, según 1 Co. 12:13,,fueron por ello unidos al cuerpo de Cristo, borrándose toda distinción anterior de raza, religión ysituación social.
CORO Medida de áridos equivalente al «homer», alrededor de 370 litros (1 R. 4:22; 2 Cr. 2:10; Esd.7:22; Ez. 45:14).Ocasionalmente se menciona también como medida de líquidos (1 R. 5:11, para aceite).
CORO (Director del) La indicación hebrea «la-menasseah», que figura en unos cincuenta Salmos (el 4, por ejemplo)y en Hab. 3:19, se traduce generalmente con la expresión «director del coro», o también con«al músico principal».Los libros de las Crónicas nos cuentan que tres familias (las de Asaf, Hemán y Jedutún) sedistribuían en veinticuatro grupos que cuidaban del canto en el Templo y cuanto se refería a lasolemnización del culto (1 Cr. 16:4-43). Los directores del coro eran los tres mencionados.La expresión se traduce también por «con acompañamiento musical». David se interesómucho por dar gran importancia al canto.
CORREO El envío de cartas con medios veloces es de gran antigüedad. Job dijo: «Mis días han sido másligeros que un correo» (Jb. 9:25).Cuando Ezequías proclamó una Pascua para todo Israel, envió cartas de invitación mediantecorreos de ciudad en ciudad (2 Cr. 30:6, 10).Los correos enviados con el decreto desde el palacio de Susa salieron raudos montados encaballos, mulas, camellos, y dromedarios jóvenes (Est. 3:13, 15; 8:10, 14, heb.), «a toda prisapor la orden del rey».En la profecía de los juicios de Dios sobre Babilonia se dice que las nuevas le serían llevadasal rey por un correo dirigiéndose veloz para encontrar a otro correo (Jer. 51:31).Con la división de distritos grandes en departamentos pequeños con una casa de postas encada una, en las que siempre estuvieran listos «corredores» y animales para relevarse, losmensajes podían dispersarse velozmente en todas direcciones.
CORZO La voz hebrea significa «hermosura».Pequeño antílope de Siria, Egipto y Arabia, muy ligero, de cuernos aplastados, consideradoceremonialmente limpio (2 S. 2:18; Dt. 12:15, 22).A veces se traduce «ciervo» o «cervatillo» (Cnt. 2:9, 17; 8:14).
COS Isla frente a la costa de Caria, entre Mileto y Rodas (Hch. 21:1), famosa por sus vinos, ungüentoy púrpura.
COSECHA En Israel la cosecha estaba asociada con las fiestas, que hubieran debido mantener siempreante ellos la bondad de Dios.La cosecha de la cebada tenía lugar en la fiesta de las primicias;La cosecha del trigo en la fiesta de las semanas, o de Pentecostés; yLa de la vid en la fiesta de los tabernáculos (Lv. 23:10, 16, 34).La cosecha era un tiempo de gozo (Is. 9:3), y no se debía olvidar a los pobres (Dt. 24:19-22).La cosecha se usa simbólicamente en el NT de la recogida de almas para Dios (Mt. 9:37, 38;Jn. 4:35). También se usa del juicio del reino al final de la edad, cuando los ángeles, comosegadores, recogerán primero la cizaña, y la atarán en manojos para quemarlos, y entonces eltrigo será recogido en el granero de Dios (Mt. 13:39-41). Habrá también una cosecha de juiciosobre la tierra: y la vid de la tierra, que hubiera debido producir fruto para Dios, será arrojadaen el lagar de la ira de Dios (Ap. 14:15-20). En la cosecha hay distinción en juicio.
CREACIÓN El verbo crear es en el AT casi siempre traducción del verbo heb. «bara». La Biblia comienzacon la sencilla y sublime declaración de que «en el principio creó Dios los cielos y la tierra»(Gn. 1:1).A lo largo de Génesis 1 y 2 tenemos el relato de cómo Dios dio origen a todo lo existente, a lolargo de seis días de actividad creadora. Todo esto es resumido lapidariamente en Éx. 20:11:«Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en elloshay, y reposó en el séptimo día...»Ha habido multitud de intentos de comentaristas, así como algunas traducciones de la Biblia,que han intentado torcer el sentido de la frase original, que habla de una creación original, «dela nada», dando la traducción alternativa «cuando Dios empezó la creación de los cielos y de latierra, la tierra era el principio...», implicando así que Dios meramente actuó sobre una materiapreexistente. Entre las versiones que adoptan esta postura se halla la denominada «Biblia aldía». Esta postura es gramaticalmente insostenible en base a un análisis riguroso del texto,como lo han demostrado Cassuto, Delitzsch, Keil, Leupold y Young entre otros (véaseBibliografía al final de este artículo), y la correcta traducción es la ya dada por Reina-Valera ymultitud de otras versiones.Este primer versículo de la Biblia está cargado de significado. Afirma que todo lo existenterecibió su ser por la acción de Dios. Que hubo un principio en el tiempo. Que la creación deluniverso incluye la del tiempo, por lo que antes de la creación no se puede hablar de tiempo.Tenemos, pues, que el tiempo tiene un comienzo absoluto, que es el del universo material. Diostrasciende tanto el tiempo como el espacio. No forma parte de Su creación, aunque ésta sídepende de Él como el Señor soberano.Esta sección de la Biblia ha sido una de las más sometidas a la controversia. ¿Cómo creóDios? ¿Podemos llegar a conocer la manera en que Dios creó? Son muchas las voces que sehan levantado aseverando que en Génesis tenemos solamente el hecho de que Dios creó,pero que no tenemos un relato históricamente exacto de los orígenes del universo y de todo loque hay en él. Y especialmente desde 1859, año en que Darwin publicó su obra «El origen delas especies», han sido muchos los expositores que han aceptado que el método usado porDios para su obra de la creación ha sido el de la evolución orgánica, que Él hubiera dirigidosegún Su voluntad para que desembocara en el hombre.Sin embargo, esta postura se enfrenta a graves dificultades, tanto desde el punto de vistaexegético como desde el punto de vista científico.(a) La cuestión exegética.Todo el contexto bíblico demanda una creación por «fiat». Esto es, Dios ordenó por Supalabra, y ésta produjo conforme a Su voluntad. De esto tenemos un paralelo en los milagrosdel Señor Jesús que se nos relatan en los Evangelios, como la resurrección de Lázaro, lamultiplicación de los panes y los peces, y muchas otras señales que no involucraron ningúnproceso en el tiempo. El cuidadoso examen de Génesis 1 y 2 no lleva a otra conclusión que lade la creación por «fiat», así como multitud de otros pasajes tanto en el Antiguo como en elNuevo Testamento que tratan de la creación (Jb. 33:4; 38:4; Sal. 8:3, 5, 6; 94:9; 95:5; 96:6;100:3; 104:24; 136:5, 6, 7; 139:14, 15; 146:6; 148:5; Is. 45:12; 64:8; Jer. 10:12; Am. 4:13; 5:8;Jon. 1:9; Zac. 12:1; Mt. 19:4; Jn. 1:3; Hch. 17:26; 2 Co. 4:6; Ef. 3:9; Col. 1:16; 1 Ti. 2:13; He. 1:2;11:3; 2 P. 3:5; Ap. 10:6, y muchos otros).Pero hay otra importante consideración que hacer de orden teológico, es la contradicciónfrontal entre el método de la evolución y el orden creación/caída que se halla en la Biblia. Elevolucionismo exige la operación de la muerte de los individuos que no pueden afrontar lasdemandas de su medio, y la propagación de los individuos más fuertes y adecuados, con loque el grupo como tal va mejorando a lo largo del tiempo. Este proceso recibe comúnmente el
CREACIÓN (Nueva) Está en contraste con la primera creación puesta bajo Adán, que recibió bendición de parte deDios, y que hubiera debido mantener su adhesión a Él. «De modo que si alguno está en Cristo,nueva creación es; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas» (2 Co. 5:17).Los que han muerto con Cristo, y han resucitado con Cristo, han perdido su primera posiciónen el primer Adán, y están en el Segundo Adán. «En Cristo Jesús ni la circuncisión es nada, nila incircuncisión, sino la nueva creación. Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz ymisericordia sean sobre ellos, y sobre el Israel de Dios» (Gá. 5:15, 16). Ésta es la posicióntotalmente nueva a la que el creyente es introducido en Cristo. Sin embargo, mientras quesigue estando en el cuerpo no está enteramente libre de contacto con la vieja creación: eldesierto es parte de la vida cristiana, así como Canaán y sus conflictos.En orden inverso a la primera creación, aquí fue el Hombre el primero en tener lugar (Cristoresucitado), después los que son Suyos, y finalmente los nuevos cielos y la nueva tierra, en losque morará la justicia (Ap. 21:1).
CREADOR «En el principio creó Dios los cielos y la tierra». Esto fue seguido por Su creación de todo loque tiene aliento, y finalmente el hombre, que es exhortado a acordarse de su Creador en losdías de su juventud (Ec. 12:1).El mundo gentil es acusado de servir a la criatura en lugar de al Creador (Ro. 1:25). Del Hijo deDios se dice: «Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sidohecho, fue hecho» (Jn. 1:3; cp. Col. 1:16). En He. 1:2 se insiste en este extremo: «Dios... nos hahablado en el Hijo... por medio del cual hizo también el universo». Por ello Dios es el Creador, yel Hijo es la Persona de la Deidad por quien todo el universo fue creado. El hombre debelealtad a su Creador. El salmista dijo devotamente: «Venid, adoremos y postrémonos;arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor» (Sal. 95:6).De los impíos se dice: «¡Ay del que pleitea con su Hacedor!» (Is. 45:9).
CRESCENTE Discípulo con Pablo en Roma. Dejó a Pablo y se fue a Galacia (2 Ti. 4:10).
CRETA Creta es una gran isla a casi mitad de camino entre Siria y Malta, y al sureste de Grecia. Seidentifica con la Caftor del AT, de donde procedían los filisteos (Jer. 47:4; Am. 9:7). (VéaseCAFTOR, FILISTEOS).Los romanos conquistaron Creta entre el año 68 y 66 a.C. Muchos judíos se instalaron en ella(Hch. 2:11; cp. 1 Mac. 15:19-23, Gortina estaba en Creta).El cristianismo se introdujo tempranamente en ella. Tito se quedó en Creta encargado porPablo de poner las cosas en orden, y de neutralizar las enseñanzas de los judaizantes (Tit. 1:5,10, 14).Los cretenses fueron famosos arqueros, pero sus vicios les hicieron proverbialmente famosos,como dice Pablo, citando a Epiménides: «Los cretenses son siempre mentirosos, malasbestias, glotones, ociosos» (Tit. 1:12).
CRETENSES Ver Creta
CRIBA Se menciona en el Antiguo y en el Nuevo Testamento.Es un instrumento que sirve para limpiar el grano, separándolo de materias extrañas antes demolerlo.Su mención (generalmente en sentido metafórico) tiene una enseñanza para los creyentes, aladvertirles que así también serán separados los buenos de los malos (Is. 30:28; Am. 9:9; Mt.3:12 y paralelos).
CRISÓLITO Véase MINERALES y PIEDRAS PRECIOSAS
CRISOPRASO Véase MINERALES y PIEDRAS PRECIOSAS
CRISPO Principal de la sinagoga de Corinto. Éste creyó en el Señor con toda su casa a la predicaciónde Pablo (Hch. 18:8), recibiendo de él el bautismo (1 Co. 1:14).
CRISTAL (a) (Heb. «querach», hielo: así se traduce con frecuencia).La expansión sobre los seres vivientes de Ezequiel era «a manera de cristal maravilloso» (Ez.1:22).(b) (Gr. «krustallos».) Juan vio un mar de vidrio semejante al cristal (Ap. 4:6); la piedra de jaspeera «diáfana como el cristal»; y el agua de vida «resplandeciente como cristal» (Ap. 21:11;22:1).El vidrio antiguo podía ser «diáfano» en el sentido de no tener imperfecciones, sin haber sidotransparente del todo.
CRISTIANO Título primeramente aplicado a los discípulos en Antioquía (Hch. 11:26). Agripa lo utilizó aldirigirse a Pablo (Hch. 26:28). Pedro lo acepta, diciendo que sufrir «como cristiano» es motivode acción de gracias (1 P. 4:16).No pasó mucho tiempo antes de que la profesión externa de Cristo quedara separada de laverdadera fe en Él en la gran masa que lleva el nombre de cristiana en el mundo, y en lapráctica esta gran masa vino a ser cualquier cosa menos seguidora de Cristo, como loevidencian las Escrituras y la historia.Para aprender qué es el cristianismo conforme a Dios tenemos que volvernos no al grancuerpo profesante, sino a las Escrituras, que testifican del apartamiento que ya entonces habíaempezado a tener lugar.
CRISTO EL CRISTO (gr. «ho christos»).Un título oficial del Señor Jesús, que vino a usarse como nombre. En Jn. 1:41, 4:25 este título esrelacionado con el de Mesías del AT. Los judíos y samaritanos estaban esperando al Mesías,«llamado el Cristo». Hallamos el título «Mesías» en Dn. 9:25, 26 en la profecía de las SetentaSemanas. El término hebreo es «mashiach» y significa «ungido». Este término es empleadopara el Señor Jesús en Sal. 2:2, donde se habla de los reyes y príncipes consultando contraJehová y contra Su «Ungido». Este mismo término se usa para el sumo sacerdote y el reycomo ungidos de Dios; pero el Señor Jesús es enfáticamente «el Ungido», siendo éste elsignificado del término «el Cristo». «El Cristo» es la forma en que debiera aparecer este títuloen muchos lugares del NT donde Reina-Valera tiene simplemente «Cristo». En los Evangelioses casi siempre «el Cristo», y con frecuencia en las epístolas, excepto en aquellos lugares enlos que se diga Jesucristo o Cristo Jesús, que tiene más claramente el carácter de nombre. Serefiere al Señor como Hombre, como ungido con el Espíritu Santo.En Daniel leemos que el Mesías Príncipe sería cortado, y no tendría nada (Dn. 9:26, margen).La antigua versión de Reina traduce «será muerto, y nada tendrá» y en el margen da laparáfrasis «será echado de la posesión». Esto se cumplió cuando, en lugar de ser aceptadocomo Mesías por los judíos, fue rechazado, cortado, y no recibió ninguno de los honoresmesiánicos que le pertenecían, aunque, con Su muerte, echó los cimientos de Su futura gloriaen la tierra, obrando la redención eterna para los salvos.Leemos en 1 Co. 12:12 que así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, «así es elCristo». La Cabeza y los miembros en el poder y la unción del Espíritu forman un solo cuerpo.Habiendo sido rechazado como Mesías en la tierra, Él ha sido hecho, ya resucitado de losmuertos, Señor y Cristo (Hch. 2:36), y así se cumplen los consejos de Dios con respecto a Él yal hombre en Él. Se revela que los santos habían sido escogidos en Cristo desde antes de lafundación del mundo. Todas las cosas en el cielo y en la tierra tienen que ser encabezadas enel Cristo (Ef. 1:10). Como el Cristo es la Cabeza del cuerpo la Iglesia (Ef. 4:15). Este es untema de vasta extensión, que apenas si puede ser bosquejado en un artículo.Bibliografía:Bellet, J. G.: «La Gloire Morale du Seigneur Jésus Christ» (Editions du Dépot de Biblies etTraites Chrétiens, Vevey, 1957);Bellet, J. G.: «El Hijo de Dios» (Ed. Buenas Nuevas, Los Ángeles, s/f);Carballosa, E. L.: «La Deidad de Cristo» (Portavoz Evangélico, Barcelona, 1982);Flores, J.: «El Hijo Eterno» (Clíe, Terrassa, 1983);Lacueva, F.: «La persona y la obra de Jesucristo» (Clíe, Terrassa, 1979);Martínez, J. M.: «Cristo, el Incomparable» (Clíe, Terrassa, 1970);Sanz, C.: «Jesucristo» (Depósito de Literatura Cristiana, Valence, 1979);Peters, G. N. H.: «The Theocratic Kingdom» (Kregel, Grand Rapids, 1884/1978);Wallis, A.: «¿Quién es Jesús de Nazaret?» (CLC, Madrid, 1968).
CRÓNICAS (Libros de las) Son dos libros históricos del AT.(a) Introducción.Es evidente que son de un solo autor; ambos libros presentan una evidente unidad de plan y depropósito, unidad que quedaría quebrantada si estos libros fueran separados. En el antiguocanon hebreo estos dos libros formaban una sola obra. En la LXX quedó dividida en dos,división que finalmente quedó admitida en las ediciones impresas del canon hebreo.El nombre hebreo de estos libros es «Actas de los días», esto es, Anales. En la LXX se titulanParalelipómenos, que significa «Las Omisiones». Este título, mal elegido, indica erróneamenteque esta obra sería meramente un suplemento a los libros de Samuel y de Reyes, en tanto queen realidad tiene un propósito particular. El nombre de Crónicas proviene del título Cronicónque Jerónimo dio a estos escritos. Las consideró como una crónica de toda la historiasagrada.Las Crónicas se dividen de una manera natural en 2 secciones:(A) Las genealogías, sobre todo las de Judá, Benjamín y Leví, desde la creación hasta elregreso de los exiliados en Babilonia (1 Cr. 1-8), con una lista de los que moraban en Jerusalénprobablemente antes del exilio (1 Cr. 9:1-34). La genealogía de Saúl y de Jonatán, y el relatode su muerte (1 Cr. 9:35-10:14) forman la transición entre ambas secciones.(B) La historia de los israelitas, y más especialmente la de Judá, desde la consagración deDavid hasta el retorno de los exiliados en Babilonia (2 Cr. 11-36).El brusco final de Crónicas, la analogía de sus últimos versículos con los de Esdras 1, hanhecho pensar que Crónicas y el libro de Esdras habían sido originalmente una sola obraininterrumpida. Pero se pueden dar hipótesis acerca de estos versículos:(A) Se trata, tanto en Crónicas como en Esdras, de citas de un solo y mismo documento oficial.(B) O bien, como es más probable, uno de los libros recogió los versículos del otro.Estos escritos, como un plan diferente, no constituyeron jamás una sola obra. La tradición másantigua jamás los ha considerado como un solo libro aunque hubieran podido ser escritos porun mismo autor.(b) Fecha.El primer dato que tenemos acerca de la fecha de las Crónicas se halla en las genealogías.La descendencia de David queda indicada hasta una fecha más reciente que cualquier otragenealogía. Al mencionarse los nietos de Zorobabel (1 Cr. 3:19-21), esta obra no puede habersido mencionada mucho tiempo antes de la época de Esdras. Se afirma con frecuencia que enla genealogía se hallan registrados los descendientes de Zorobabel hasta la 6ª generación (1Cr. 3:21-24), pero no existe la menor prueba de que las familias enumeradas en la 2ª parte delversículo sean descendientes de Hananías, el hijo de Zorobabel. Su extracción, y la deSecanías, cuya descendencia es citada de manera detallada (21-24), no queda indicada. Lano conexión de ciertas familias aparecía comúnmente en estas genealogías; en caso de que eltexto no sea defectuoso, este hecho significa que la familia así colocada libremente en elcatálogo pertenecía al clan o a la tribu con la que se halla registrada, aunque su filiación noquede determinada.Las 4 familias citadas en el v. 21 eran de la línea de David, colaterales con la descendenciareal a través de Hananías, hijo de Zorobabel.Los otros datos indican asimismo la época de Esdras. La suma ofrecida para el templo se daen moneda persa y no griega; 1 Cr. 29:7 habla de dáricos, lo que revela que el imperio griegono había todavía suplantado al persa cuando las Crónicas fueron redactadas.El término «Birah», palacio o castillo, para designar al templo, indica una época no posterior ala de Nehemías, ya que después de él «Birah» no significaba el templo, sino una fortificaciónerigida por Nehemías (Neh. 2:8; 7:2); para distinguir este edificio del templo y de los demásedificios, recibió la designación de ciudadela o fortaleza.(c) Autor.La tradición atribuye las Crónicas a Esdras. W. F. Albright sustenta esta postura, y piensa que
CRONOLOGÍA BÍBLICA La precisación de algunos de los eventos narrados en la Biblia ha sufrido dificultades debido adiscrepancias con los modelos históricos generalmente aceptados para Egipto. Así, hansurgido dificultades para situar en la historia egipcia sucesos tales como el período de 7 añosde hambre, José como visir de Egipto, el Faraón de la opresión, la fecha del éxodo, laperegrinación por el desierto, y la época de la conquista de Canaán. En los cuadroscronológicos que siguen se da la estructura de tiempo comúnmente aceptada para la historiade Egipto, pero debemos advertir al lector que ésta tiene una base muy endeble antes de laépoca de los Ptolomeos (333 a.C.). Un análisis crítico de la evidencia lleva a un esquema decronología del Antiguo Testamento. Un estudio profundo y considerado de toda esta temática lahallará el lector interesado en las siguientes obras en lengua inglesa:Courville, D. A.: «The Exodus Problem and its Ramifications» (Challenge Books, Loma Linda,California, 1971), 700 páginas.Velikovsky, I.: «Ages in Chaos» (Double Day, Garden City, New York, 1952/1977), 350páginas.Por otra parte, con respecto a la cronología del relato bíblico del Antiguo Testamento, setropieza con otras dificultades. Primeramente, por las técnicas usadas por los antiguos parahacer crónicas de eventos históricos, y los calendarios utilizados, que son diferentes de losnuestros. En el caso particular del Antiguo Testamento, si a la pérdida de la cronología originaldel Texto Masorético (hoy restaurado en gran parte gracias a la evidencia aportada por laversión griega de los LXX) se añade lo difícil que es precisar eventos que tuvieron lugar hacemuchísimos siglos, se comprende el porqué de los diferentes criterios en la elaboración de lastablas.Damos a continuación las tablas cronológicas con la salvedad ya mencionada antes,remitiendo al lector a la bibliografía citada y a la muy breve cronología alternativa en elapéndice a la Cronología del AT.Para la cronología de los Hechos del Nuevo Testamento, seguimos los datos deducidos de laevidencia interna de los libros del Nuevo Testamento, constatando los nombres que se refierena la historia profana. El cristianismo naciente no es muy mencionado por los historiadoresgriegos y romanos. Apenas unas cuantas referencias, y ello para hablar de las persecucionescontra los seguidores de Cristo. Algún autor romano menciona el censo ordenado por Quirino yque es también citado por Lucas (Lc. 1 5). También es sabido que Dionisio el Exiguo, a quiendebemos la cronología moderna, se equivocó en unos años, sufriendo un error de cuatro asiete años en la fecha del nacimiento de Cristo. Usando los datos aportados por Flavio Josefo,Eusebio de Cesarea y las citas de varios historiadores romanos, podemos deducir los años delos principales sucesos en las comunidades cristianas primitivas.
CRUCIFIXIÓN Pena capital ejecutada mediante la fijación del reo a una cruz. Se ataban las manos y los pieso, de manera más cruel, se usaban clavos, traspasando manos y pies. Numerosas naciones dela antigüedad practicaban la crucifixión o un suplicio análogo. Primitivamente se empleaba unsolo madero (de empalizada o de fortificación), o un palo aguzado en su parte superior,frecuentemente representado en los bajorrelieves, y bien conocido por los asirios, persas,cartagineses y egipcios. En ocasiones, sólo se dejaba allí fijado al condenado hasta que lellegaba la muerte (Gn. 40:19; Est. 7:10). Los israelitas sabían bien lo que era «colgar [a alguien]de un madero» (Nm. 25:4; Jos. 8:29; 2 S. 21:9); este suplicio era para ellos señal de unamaldición especial (Dt. 21:22-23). Pablo ve en este texto el anuncio profético de la maldiciónque Cristo iba a llevar en la cruz en nuestro lugar (Gá. 3:13).Los griegos y romanos modificaron a su tiempo el primitivo madero, añadiéndole un maderotransversal («patibulum»). Es de ellos que los judíos aprendieron la crucifixión propiamentedicha:Alejandro Magno crucificó a 2.000 tirios.Según Josefo, Ciro, en el edicto permitiendo el retorno de los judíos de Babilonia a Jerusalén,amenazó con la pena de crucifixión a cualquiera que quisiera obstaculizar el cumplimiento desu orden (Antigüedades 12:5, 4).Esd. 6:11 muestra que Darío de Persia amenazó de muerte a los que no obedecieran susdecretos.Antíoco Epifanes crucificó a judíos fieles que rehusaron abandonar su religión (Antigüedades12:5, 4).Alejandro Jáneo (Guerras 1:4, 6) y los fariseos crucificaron a sus enemigos (Guerras 1:5, 3).Los romanos solamente aplicaban este castigo a los esclavos, o a los hombres libresculpables de los crímenes más execrables; una ley formal prohibía la crucifixión de cualquierciudadano romano; aparte de esto, este afrentoso castigo se empleaba abundantemente: elaño 7 d.C., un procurador romano en Judea hizo crucificar a 2.000 rebeldes. Durante elImperio, también se llegó a crucificar a ciudadanos romanos, a pesar de la ley en contra. Confrecuencia se azotaba al condenado (véase AZOTE) (Mt. 27:26; Mr. 15:15; Jn. 19:1), que, conel cuerpo lacerado, era a continuación obligado a llevar su cruz (Jn. 19:17; cp. el sentidoespiritual de Mt. 10:38).La simple fijación de la víctima a la cruz mediante cuerdas no entrañaba la muerte. Éstasobrevenía después que la sed y el hambre hubieran surtido sus efectos. El clavamiento demanos y pies no producía una muerte necesariamente más rápida. Cuando era necesarioacelerar la muerte del condenado, se le quebraban las piernas, como se hizo con los dosladrones crucificados juntamente con Jesús (Jn. 19:31-33). Numerosos judíos fueroncrucificados después de la toma de Jerusalén por Tito (Josefo, Vida 75).Movido por motivos religiosos, Constantino abolió la crucifixión en todo el territorio del ImperioRomano.
CRUZ Este término no figura en el AT, pero fuera de Israel la crucifixión era un suplicio común adiversos pueblos de la antigüedad. (Véase CRUCIFIXIÓN).Se ve del relato de la crucifixión que la cruz era de madera (Col. 2:14), pesada, pero que unhombre robusto podía portar (Mt. 27:32; Mr. 15:21; Lc. 23:26; Jn. 19:17); es por ello dudosoque tuviera las inmensas dimensiones con que aparece en ciertas representaciones artísticas.Era levantada antes o después de haberse fijado en ella la víctima, aunque es probable que enla mayor parte de los casos fuera antes. Los tres principales tipos de cruz son:(a) La cruz llamada generalmente cruz de San Andrés, que tiene forma de X.(b) Una cruz análoga a la letra T.(c) La cruz que conocemos en forma de puñal.Es probable que la cruz de Cristo tuviera la forma del tipo (c), como comúnmente se representaartísticamente, por cuanto permitía mejor que las otras la fijación, en la parte superior, de uncartel con el nombre, el título, y el crimen del reo (Mt. 27:37; Mr. 15:26; Lc. 23:38; Jn. 19:19).Hasta la muerte de Cristo, e incluso después, la cruz suscitó el horror y la repulsión, comosucede en nuestros días con el cadalso (Jn. 19:31; 1 Co. 1:23; Gá. 3:13; Fil. 2:8; He. 12:2;13:13).Llevar la cruz significa así incurrir en el oprobio y las calumnias.Después de la crucifixión, los discípulos más ardientes asumieron una actitud totalmentediferente a este respecto. Pablo se gloriaba de la cruz de Cristo (Gá. 6:14), lo que significaba,para el apóstol, el perdón de los pecados gracias a Cristo, la muerte y resurrección con Él (Ef.2:16; Col. 1:20). Jesús mismo empleó la cruz en sentido figurado y espiritual (Mt. 10:38; 16:24).Antes de la era cristiana, los caldeos, fenicios, egipcios, y numerosos pueblos de oriente,empleaban la cruz bajo una u otra forma, como símbolo sagrado.Los españoles la descubrieron en el siglo XVI entre los indios de Méjico y de Perú, pero con unsignificado totalmente distinto al que tiene para nosotros.
CUADRANTE Moneda romana de cobre (Mt. 12:42). Era una moneda de ínfimo valor.
CUARTO Miembro de la iglesia de Corinto, que envía saludos a los cristianos de Roma (Ro. 16:23).
CUCHILLO Los israelitas se servían, para matar animales, o para despedazarlos, de un cuchillo cuyonombre hebreo denota un instrumento para preparar la comida (Gn. 22:6; Jue. 19:29; cp. Lv.8:20; 9:13).Otro nombre sinónimo de espada designa al cuchillo de sílex (Jos. 5:2) y quizás a la navaja debarbero (Ez. 5:1).Los escribas cortaban la punta de su estilo con un cortaplumas (Jer. 36:23).Los egipcios empleaban un cuchillo de piedra para abrir los cadáveres que embalsamaban(Herodoto 2:86).
CUELLO Véase CERVIZ
CUERDAS El idioma hebreo posee muchas palabras para designar las diferentes clases de cuerdas,cordones y cordeles, conforme a sus distintos usos o a las materias de las cuales estabanfabricados, que eran: lino, fibra de palma, pelo de camello o de cabra, junco, cuero, etc.Generalmente se hacían por simple torsión, y las cuerdas trenzadas eran consideradasmercancía de lujo (Ez. 27:24).El término más usado y que designa la cuerda propiamente dicha es «hébel»; se emplea paratrasladar pesos, fijar las tiendas al suelo, suspender cortinas, atar animales y prisioneros, etc.(Jos. 2:15; Is. 33:20, 23; Jb. 40:25; Est. 1:6). Designa también la cuerda con la cual se medíangrandes dimensiones, y de ahí vino a ser sinónimo de tierra, propiedad y herencia (Sal. 16:6;Zac. 2:5).Otras palabras hebreas son:«agmón», que era un lazo de junco usado por los pescadores;«metar»: propiamente la cuerda del arco; también las cuerdas con que se levantaban lastiendas, que era el cordel empleado para usos técnicos como medir, dirigir una construcción,nivelar el suelo, etc., que se traduce al castellano con el nombre genérico de «medida».En el Nuevo Testamento se usa la misma palabra para indicar las cuerdas del látigo con queCristo arrojó a los mercaderes del Templo, y las que sostenían los botes de la nave en quePablo fue llevado a Roma prisionero (Jn. 2:15; Hch. 27:32).
CUERNO Se usaba como trompeta (Jos. 6:13) o redoma para aceite (1 S. 16:1; 1 R. 1:39). Era símbolode poder y prosperidad (1 S. 2:10; Sal. 89:24).En Sal. 75:4, 5, la expresión indica arrogancia.Los «cuernos» o esquinas prominentes del altar se consideraban como especialmentesagrados (Éx. 29:12; Lv. 4.7; Sal. 118:27; 1 R. 1:50; 2:28).
CUERPO Véase CARNE
CUERVO La palabra «oreb», de una raíz que significa «ser negro», parece que se usa no solamente delcuervo común, sino también de las aves del mismo género («corvus»), como el grajo, lacorneja, etc., porque leemos de «todo cuervo según su especie» en la clasificación deanimales inmundos (Lv. 11:15; Dt. 14:14).El cuervo, al salir del arca de Noé, pudo indudablemente hallar alimentos (aunque la paloma nopudo), porque se alimentaba de carroña (Gn. 8:7).Que cuervos carnívoros llevaran comida así como pan a Elías constituye evidencia del poder deDios; los usó para alimentar a Su siervo (1 R. 17:4, 6).Son comilones ávidos, y no tienen ni despensa ni granero, pero Dios los alimenta, yciertamente alimentará a aquellos que confían en Él (Jb. 38:41; Sal. 147:9; Pr. 30:17; Cnt. 5:11;Is. 34:11; Lc. 12:24).Son varias las especies de cuervo en Palestina: Pertenece al orden «Insessores», familia«Corvidae».
CUEVA Palestina es notable por la cantidad de cuevas que hay en ella, algunas de las cuales son degran tamaño.David y sus seguidores estuvieron en una cueva, en el desierto de En-gadí, de tan gran tamaño,que pudieron esconderse estando Saúl en la misma cueva (1 S. 24:18: cp. He. 11:38).La cueva de Adullam y otras son también notables en el AT.La tumba de Lázaro era una cueva (Jn. 11:38).
CULANTRO Una semilla aromática redonda, de la planta «Coriandrum sativum», a la que se comparó elmaná, tanto en cuanto a forma como en color.El culantro crece en estado silvestre en Arabia, en el norte de África, y en algunas zonas al surde Europa.
CULPA Infracción de la ley por la que se merece castigo.Uno es culpable aun de los pecados que comete inconscientemente (Lv. 5:17).Una colectividad puede sufrir las consecuencias del pecado de uno de sus miembros (Jos.7:10-15).Hay grados de culpa (Lc. 12:47, 48; Hch. 17:30), pero ante Dios la humanidad entera esculpable de pecado (Ro. 3:19). (Véase ARREPENTIMIENTO, CONVERSIÓN).
CULTO (a) CULTO.Ver ADORACIÓN, ALTAR, TABERNÁCULO, TEMPLO.(b) CULTO EN LOS LUGARES ALTOS
CURTIDOR El curtido de las pieles ya se llevaba a cabo en Egipto, como está atestiguado en losmonumentos.Es la operación de transformar la piel en cuero.En Hch. 9:43; 10:6, 32 leemos de un Simón curtidor, en cuya casa en Jope se hospedó Pedromuchos días.
CUS (hebreo, «negro»).(a) Hijo de Cam y sus descendientes. Formaron pueblos de Arabia y la costa africana (Gn.10:6-8).(b) El país que habitaban los cusitas; designa generalmente a Etiopía o Abisinia actual (Sal.68:31; Is. 18:1), aunque parece que hubo una Cus o Etiopía en Mesopotamia (Gn. 2:13).Herodoto dice que en el ejército había etíopes.
CUTA Nombre bíblico de una ciudad de Babilonia, centro del culto idolátrico al dios Nergal (2 R.17:29-30).Sargón II, rey de Siria, expatrió a los habitantes de Cuta y los distribuyó en Samaria, dandoorigen así a la mezcla entre los judíos y los habitantes de Cuta (2 R. 17:24-30).Flavio Josefo menciona también a los cutitas, que son citados en el Talmud (Antigüedades delos Judíos, 9:14, 3; 13:9, 1).
D (Deuteronomista) ver, PENTATEUCO, HDB, ISBESegún la teoría modernista, así se denomina a la fuente, autor, editor o material peculiar dellibro de Deuteronomio.Sus características serían la centralización del culto (Dt. 12:5-7), la guerra santa, con lasexigencias del exterminio de los habitantes de la tierra prometida (Dt. 7:20) y el concepto de unpremio terrenal en la práctica de la virtud.A un estudioso serio de la Biblia no se le escapa que el libro tiene una unidad bastante difícilde destruir. El problema es complejo y escapa a los propósitos de este Diccionario, pero es dehacer notar que la discusión en torno a Deuteronomio es relativamente moderna y se hasuscitado especialmente a partir de De Wette (1806). (Véanse PENTATEUCO, y HDB(Hastings Dictionary of the Bible) e ISBE (International Standard Bible Encyclopedia) en susartículos «Deuteronomy» para un estudio a fondo de la cuestión.)Bibliografía:McDowell, J.: «More Evidence that Demand a Veredict» (Campus Crusade for Christ, SanBernardino, Ca. 1975).Ver: «Deuteronomio» en Comentario Bíblico Moody (Grand Rapids, Ed. Portavoz, 1993).
DABERAT «prado».Ciudad levítica en la frontera de Zabulón y de Isacar (Jos. 19:12; 21:28; 1 Cr. 6:72);probablemente Deburieh, pequeña población al pie del monte Tabor, al nordeste.
DAGÓN Divinidad principal de los filisteos con templo en Gaza, Asdod, etc. (1 Cr. 10:10).El de Gaza fue destruido por Sansón (Jue. 16:21-30).En el de Asdod, Dagón cayó dos veces milagrosamente ante el arca de Dios; y en la segundacaída se le rompieron la cabeza y las manos, quedándole sólo el cuerpo, que tenía la forma deun gran pescado con cabeza humana (1 S. 5:1-9; 15:41; 19:27).Había otros ídolos de forma semejante entre los antiguos, particularmente la diosa Derceto oAtergates.
DALILA «coqueta, veleidosa».Filistea del valle de Sorec, que entregó a Sansón a los filisteos después de haber llegado aconocer el secreto de su fuerza.
DALMACIA Distrito de Ilírico, al este del mar Adriático, visitado por Tito, y quizá por Pablo, al ir «por losalrededores hasta Ilírico» (Ro. 15:19; 2 Ti. 4:10).
DALMANUTA Región junto al lago de Genesaret a la que se retiró Jesús después de la segundamultiplicación de los panes (Mr. 8:10).Mateo dice que estaba en tierra de Magdala, y así lo escribe (Mt. 15:39).
DÁMARIS Mujer ateniense que se convirtió al cristianismo por la predicación de Pablo en el Areópago,juntamente con otras personas, entre las cuales también estaba Dionisio el areopagita (Hch.17:34).
DAMASCO Ciudad de Siria, en una meseta regada por los ríos Abana y Farfar (2 R. 5:12), región queforma un vasto oasis y donde convergen las rutas de Egipto, Arabia y Bagdad.Es antiquísima (Gn. 14:15). Conquistada por David (2 S. 8:5, 6), fue recobrada por un súbditodel rey vencido, quien fundó el nuevo reino de Siria (1 R. 11:23, 24).Fue capital de varios reyes que entraron en alianzas y contraalianzas con Judá e Israel (1 R.15:18, 20; 20:34; 2 R. 8:8-15; 16:5). Sometida por el rey asirio Salmanasar (842 a.C.) a tributo,fue capturada por Tiglat-pileser (734), aliado del rey de Judá (2 R. 16:1-9; Is. 7:1). Despuésestuvo sucesivamente sujeta a babilonios, persas y macedonios.Existía en ella una numerosa colonia judía. Juega un papel importante en la historia de laconversión de Pablo (Hch. 9:2, 3, 10, 24, 25); en esa época la ciudad estaba bajo el dominiode Aretas, rey de la Arabia Pétrea (2 Co. 11:32).
DAN (a) Quinto hijo de Jacob, padre de la tribu del mismo nombre.(b) Ciudad antes llamada Lesem, conquistada por la tribu de Dan y llamada por ellos así (Jue.1:34, 35; Jos. 19:47). Situada en un fértil valle cerca del Líbano, en el extremo norte (Jue. 20:1;1 Cr. 21:2). Ahí puso Jeroboam uno de sus becerros de oro (1 R. 12:29).
DAN (Tribu) (a) Territorio que se concedió a esta tribu en Canaán (Gn. 26:23; 49:16, 17; Nm. 64:42),comparado por Moisés con un león (Dt. 33:22).(b) Nombre de su territorio (Nm. 1:12, 38, 39; Jos. 19:40-46; 21:5, 23), el cual no llegaron aposeer en toda su extensión, por la hostilidad de los amorreos.
DANIEL (hebreo, «Dios es mi juez»).Nombre propio de tres personajes israelitas:(a) Daniel, el cuarto de los llamados «profetas mayores», es el principal personaje bíblico quelleva este nombre, autor del libro que lleva su nombre, muy estimado entre los judíos de todoslos tiempos (Mt. 24:15), descendiente de la familia real de David (Dn. 1:3), que fue llevadocautivo a Babilonia cuando era jovencito, en el año tercero del reinado de Joacim de Judá (600a.C.).Fue escogido con tres compañeros suyos (Ananías, Misael y Azarías) para residir en la cortede Nabucodonosor, en donde halló favor como José en Egipto, e hizo grandes progresos enlas ciencias de los caldeos, así como en la lengua sagrada pero rehusó contaminarsecomiendo de las provisiones de la mesa del rey, que eran a menudo ceremonialmente impuraspara un judío o estaban manchadas por haber estado en contacto con el culto idólatra.Al fin de unos tres años de educación, Daniel y sus compañeros aventajaron a todos los demásy recibieron buenos empleos en el servicio real. Allí Daniel desplegó en breve sus donesproféticos, interpretando un sueño de Nabucodonosor, por quien fue hecho gobernador deBabilonia y jefe de la clase instruida y sacerdotal. Parece haber estado ausente, quizás enalguna embajada extranjera, cuando sus tres compañeros fueron arrojados en el hornoardiendo.Algún tiempo después interpretó otro sueño de Nabucodonosor, y posteriormente la célebrevisión de Belsasar, uno de cuyos últimos actos fue promover a Daniel a un empleo mucho máselevado que el que previamente había tenido durante su reinado (Dn. 5:29; 8:27).Después de la captura de Babilonia por los medos y persas, Darío el Medo, que «tomó elreino» después de Belsasar, le hizo «primer presidente» de unos 120 príncipes. La envidiahizo que formaran el complot para que se le echara a la cueva de los leones, acto que les atrajosu propia destrucción (Dn. 6).Daniel continuó en todos sus altos oficios, y gozó del favor de Ciro hasta su muerte. Duranteeste período trabajó fervorosamente, con ayunos y oraciones, así como tomando medidasoportunas para asegurar la vuelta de los judíos a su propia tierra, habiendo llegado para ellos eltiempo prometido (Dn. 9). Vivió lo bastante para ver el decreto expedido a ese respecto y quemuchos de su pueblo volvieran a Jerusalén; pero no se sabe si alguna vez volvió a visitar esaciudad, por tener entonces (356 a.C.) más de 80 años de edad. En el tercer año de Ciro tuvouna serie de visiones que le pusieron de manifiesto cuál tenía que ser el Estado de los judíoshasta la venida del Redentor prometido; y por las cuales le vemos esperando tranquilamente eltérmino pacífico de una vida bien empleada.Daniel siguió siempre la voluntad de Dios. Tanto su juventud como su vejez fueron igualmenteconsagradas a Dios. Conservó su honradez en circunstancias difíciles, y en medio de lafascinación de una corte oriental, fue puro y justo. Confesó el nombre de Dios ante los príncipesidólatras, y estuvo a punto de ser mártir, de no haber sido por el milagro que lo preservó de lamuerte.(b) Entre los demás personajes que llevaban este nombre de Daniel, la Biblia destaca:(A) El segundo hijo de David, llamado también Quileab (1 Cr. 3:1; 2 S. 3:3).(B) Descendiente de Itamar, cuarto hijo de Aarón. Fue uno de los jefes que acompañaron aEsdras de Babilonia a Judea, y que después tuvo una parte importante en la reforma delpueblo (Esd. 8:2; Neh. 10:6).
DANIEL (Libro) En la LXX, así como en nuestras versiones españolas, figura después de Ezequiel, entre losprofetas del AT, en tanto que en el canon hebreo se halla en la tercera división del canon, entrelos Hagiógrafos (véase CANON). Daniel recibe el nombre de profeta (Mt. 24:15; Ant 10:15, 4,6) y es además contado entre los mayores (Ant. 10:11, 7). Su vida difirió de la de los otrosprofetas en que él fue un funcionario estatal, ocupado en los asuntos públicos del reino deBabilonia. La mayor parte de su libro está en hebreo, pero un fragmento se halla en arameo, lalengua comercial y diplomática de su tiempo (cp. un fenómeno análogo en Esdras); estefragmento en arameo relata casi exclusivamente la vida de los judíos en tierra extraña, lasacciones de los reyes gentiles, y las profecías con respecto a los imperios gentiles; empieza enel cap. 2, a mitad del v. 4, y termina en el v. 28 del cap. 7.(a) Secciones:El libro de Daniel puede dividirse en 3 secciones:(A) Introducción: Daniel y sus 3 compañeros se preparan para su obra (Dn. 1).(B) En una corte extranjera, entre personas mayoritariamente paganas, Dios se sirve deltestimonio de los 4 jóvenes para manifestar su omnipotencia, controlando los poderes de estemundo y la relación de ellos con el reino de Dios (Dn. 2-7).Esta sección está escrita en arameo. Incluye:el sueño que tuvo Nabucodonosor de una estatua hecha de cuatro materiales distintos y elrelato de su destrucción (Dn. 2),la tentativa de matar a los 3 compañeros de Daniel y su liberación del horno de fuego ardiente(Dn. 3),el sueño de Nabucodonosor acerca del árbol talado que era una representación de él mismo(Dn. 4),la escritura sobre la pared durante el banquete de Belsasar (Dn. 5),el complot contra la vida de Daniel, y su liberación del foso de los leones (Dn. 6),la visión que tuvo Daniel de 4 animales y de uno semejante a un hijo del hombre (Dn. 7); esteúltimo pasaje en orden cronológico constituye la transición entre las secciones B y C.(C) Visiones complementarias y relativas al destino del pueblo de Daniel (Dn. 8-12). Se tratade 3 visiones de Daniel:(I) La cesación del sacrificio continuo, la profanación del santuario y la oposición al Príncipe delos príncipes (Dn. 8; cp. 8:13 y 25).(II) A continuación Daniel se prepara ante el próximo fin de los 70 años de cautiverio que habíansido profetizados, confiesa los pecados de su pueblo, e implora el perdón de Dios. Despuésde las profecías precedentes, se podría suponer que el reino mesiánico se establecería a partirdel fin del cautiverio; pero una visión revela a Daniel que tendrían que transcurrir 70 «semanas»después de la promulgación del edicto para reconstruir Jerusalén antes que hubiera expiacióne instauración del reino de justicia perdurable (Dn. 9).(III) Después, una nueva visión informa a Daniel, en el tercer año de Ciro, el fundador delimperio persa, que este Estado caerá, que se abatirá la persecución sobre el pueblo de Dios,y que después los santos serán finalmente liberados y levantados en una gloriosa resurrección(Dn. 10-12).(b) Los cuatro imperios de Daniel.Las cuatro partes de la estatua que es hecha caer por una piedra, y los cuatro animales a losque les sucede uno semejante a un hijo de hombre (Dn. 7; cp. Dn. 7:13-14, 17-18) designan 4poderes mundiales a los que finalmente sucederá el reino de Dios.La estatua los muestra de manera que a un gobernante pagano le parecerían de un esplendorimponente; los cuatro animales las representan ante el profeta en su feroz brutalidad.Son más de 4 imperios los que han existido sobre la tierra; pero solamente tienen carácterprofético los que tienen un papel en relación directa con la nación de Israel reconocida como talen Palestina. Cubren todos ellos los «tiempos de los gentiles» (Lc. 21:24), que tuvieron suinicio con la destrucción de Jerusalén y de la nación judía por Nabucodonosor, rey deBabilonia, y que tendrá fin cuando el reinado de la Bestia sea destruido por el Señor a Suretorno.
DARDO Flecha, lanza corta, jabalina (2 S. 18:14; 2 Cr. 32:5; Jb. 41:26, 29; Pr. 7:23).«Dardos encendidos» significa dardos con la punta recubierta de un material combustible quese enciende al ser lanzado. o por percusión, quemando además de hiriendo (Ef. 6:16; cp. Sal.120:4). El cristiano necesita el escudo de la fe para apagar tales dardos del Maligno.
DARÍO (Etimología incierta). (a) DARÍO DE MEDIA.La identificación de este personaje ha sido durante mucho tiempo un enigma. Una de laspersonas propuestas era Gobryas, rechazada debido a una serie de dificultades en cuanto asu filiación personal. Sin embargo, una rigurosa investigación reciente ha desvelado queGobryas era un personaje inexistente, fruto de la fusión de dos personas distintas, Ugbaru yGubaru, debido a una desafortunada traducción de las Crónicas de Nabónido. Ugbaru apareceen tabletas cuneiformes del siglo VI a.C. Este error en la traducción de la Crónica de Nabónidollevó a muchos eruditos a negar la historicidad de Darío de Media. Una vez establecida laverdadera identidad de Gubaru, éste coincide en todas sus circunstancias personales con lasrelatadas en Daniel de Darío de Media (ver Whitcomb, J. C.: «Darius the Mede», Presbyterianand Reformed, Nutley, New Jersey, 1977).(b) DARÍO HISTASPES.Rey de Persia (521-485 a.C.). Confirmó el decreto de Ciro en favor de los judíos y de laconstrucción del templo (Esd. 4:5, 24; 5:5-7; 6:1-15; Hag. 1:1, 15; 2:10; Zac. 1:1, 7; 7:1). A esterey se atribuye la consolidación del imperio de Persia, y su división en satrapías.(c) DARÍO DE PERSIA.O Darío II (424-405 a.C.). Sólo es mencionado en Neh. 12:22.Para una lista de los reyes de Persia, véase PERSIA.
DATÁN Uno de los jefes de la rebelión de Coré (véase), de la tribu de Rubén, cuya supremacíapretendía (Nm. 16:1-35).
DAVID «bienamado».Hijo de Isaí, y segundo rey de Israel. Su vida se divide en varios períodos.(a) Juventud.Transcurrió en Belén de Judá. Fue el menor de 8 hermanos (1 S. 16:10, 11; 17:12-14). En lagenealogía de la tribu de Judá (1 Cr. 2:13-15) no aparecen más que siete de los hijos de Isaí,probablemente porque uno de ellos hubiera muerto sin descendencia. La madre de David esmencionada con ternura en los Salmos a causa de su piedad (Sal. 86:16; 116:16). La historiade los antepasados de David es variada, instructiva, y en general bella, pero también enocasiones oscurecida por el pecado (Gn. 37:26, 27; 38:13-30; 43:8-10; 44:18-34; Nm. 1:7; Jos.2:1-21; Rt. 4:17-22). David era rubio y de hermosa apariencia (1 S. 16:12). Como el menor delos hermanos, estaba encargado de pastorear las ovejas de su padre, y mostró su fidelidad yvalor hasta el punto de dar muerte al león o al oso que atacara al rebaño (1 S. 16:11; 17:34-36).El joven, dotado de una capacidad notable para la música, tocaba el arpa con gran virtuosidad;más tarde compuso cánticos. Después que Dios hubiera rechazado al rey Saúl, envió alprofeta Samuel a Belén, y le ordenó que ungiera a David para que fuera el sucesor de Saúl. Nohubo proclamación pública, por temor a suscitar la hostilidad de Saúl. Samuel ungió a David enpresencia de unos ancianos, que parece que no fueron informados acerca del objeto de estaunción (1 S. 16:4, 5, 13), pero Isaí y el mismo David ciertamente lo fueron. Éste fue un punto deinflexión en la vida del joven, y «el Espíritu de Jehová vino sobre David»; pero David nomenospreció su humilde trabajo cotidiano.(b) Al servicio de Saúl.Abandonado por Dios, el rey Saúl estaba acosado por malos espíritus, sometido adepresiones y a crisis de demencia; sus servidores le aconsejaron que se sirviera. de unarpista, cuya música le calmaría su agitado ánimo. Alguien recomendó a David como excelentemúsico, joven valiente, de edad militar, lleno de prudencia, aun cuando no se había encontradocon la experiencia directa de guerra, y además gozando del favor del Señor (1 S. 16:14-18).Saúl le ordenó que viniera; la música de David le apaciguó, su carácter le complació, y pidió aIsaí que lo dejara en la corte, e hizo de él uno de sus escuderos (1 S. 16:16-23; cp. 2 S. 18:15).Al ejercer esta función, David se instruyó; llegó a conocer la guerra, a hombres eminentes, loslados bueno y malo de la vida de la corte. No estuvo constantemente junto a Saúl. Es indudableque el rey mejoró; David iba con frecuencia a Belén para pastorear las ovejas de su padre (1 S.17:15). Mientras que él estaba allí, los filisteos invadieron Judá y acamparon a unos 24 Km. aloeste de Belén. Saúl asumió el mando del ejército israelita y marchó a su encuentro. Los treshermanos mayores de David, que estaban en el ejército, se había separado de su familia hacíaunas 6 semanas. Isaí envió a David a que se informara de su suerte. El desafío de Goliat loemocionó profundamente. Comprendiendo que el Señor quería servirse de él, David, parasacar el oprobio de Israel, inquirió acerca de este filisteo que desafiaba a los ejércitos de Diosviviente. Saúl fue informado acerca de sus palabras; dándose cuenta de las intenciones quetenía aquel joven, el rey permitió al pastor que se midiera con el gigante. Sin armadura, queencontraba un engorro. David, aprovechando su ligereza frente a la pesadez de movimientosdel gigante, se dirigió hacia el filisteo con su honda y cinco piedras. Estaba convencido de quesu causa era justa y de que Dios le ayudaría. Entre los antiguos, los combates singulares seacompañaban de insultos. Goliat se desplomó, alcanzado en la frente por una piedra de lahonda. Al volver después del combate a Gabaa de Benjamín, la residencia de Saúl, o altabernáculo de Nob, David pasó a Jerusalén y exhibió la cabeza del gigante, sin duda paradesafiar a los jebuseos, dueños de la fortaleza (cp. Jos. 15:63; Jue. 1:8). En cuanto a la
DEBIR (a) Rey amorreo de Eglób, muerto por Josué (Jos. 10:3, 23, 26).(b) Ciudad en las tierras altas de Judá cerca de Hebrón. Fue una de las ciudades de losamorreos que fue destruida y muerto su rey. Se menciona a Josué como caudillo de Israeltomándola, pero en Jueces (Jue. 1:11-15) vemos que realmente la tomó Otoniel, a quien Calebdio su hija Acsa como esposa por haber tomado la ciudad. Finalmente, la ciudad fue dada alos sacerdotes. Su nombre anterior había sido Quiriat-sefer o Quiriat-sana (Jos. 10:38, 39;11:21; 12:13; 15:7, 15, 49; 21:15; Jue. 1:11, 12; 1 Cr. 6:58). Identificada con edh Dhaheriyeh,31° 25' N, 34° 58" E.(c) Lugar en el límite septentrional de Judá, cerca del valle de Acor (Jos. 15:7). Algunos loidentifican con Thoghret ed Debr, 31° 49' N, 35° 21' E.(d) Lugar en el límite de Gad, mencionado después de Mahanaim (Jos. 13:26). Puede tambiénleerse como Lidebir, y puede ser la misma que Lodebar (2 S. 9:4, véase LODEBAR). Se hasugerido su identificación con Ibdar, al sur del río Yarmuk.
DÉBORA (Heb., «abeja»).Nombre propio femenino. La Biblia destaca:(a) La nodriza de Rebeca a quien ella acompañó de Aram a Canaán (Gn. 24:59). En su muerte,cerca de Bet-el, fue sepultada con marcadas manifestaciones de afecto, bajo la famosa encinaa la que entonces se dio el nombre de Allon-bacut, «la encina del llanto» (Gn. 35:8), 1732 a.C.Estaba en ese tiempo en la casa de Jacob, habiendo muerto ya Rebeca, sin duda alguna, ytenía como 120 años de edad (Gn. 24:59). Hay algo muy hermoso en esta sencillaconsignación, que apenas podría hallarse en nuestras grandes historias de reyes, hombres deestado y guerreros afamados. Éstos, en efecto, rara vez se toman la molestia de erigir unmonumento a una vida digna pero oscura que se ha pasado en el desempeño de servicioshumildes.(b) Profetisa y esposa de Lapidot, que juzgó a los israelitas y habitó bajo una célebre, y acaso,solitaria palmera entre Rama y Bet-el (Jue. 4:4, 5). Cuando los judíos, especialmente los de lastribus del norte, sufrían bajo la tiranía de Jabín (1296 a.C.), como profetisa se empeñó enlevantarlos de su abatimiento, y enviando por Barac lo indujo a atacar a Sísara y le prometió lavictoria. Barac, sin embargo, rehusó ir a menos que ésta le acompañase, cosa a que Déboraaccedió; pero le dijo que el éxito de la expedición sería imputado a una mujer y no a él.Después de la victoria compuso un espléndido canto triunfal, que se conserva en Jue. 5 y quees una de las páginas más antiguas de la literatura bíblica.
DECÁLOGO (también DIEZ MANDAMIENTOS).Tiene un puesto singular como escrito sobre tablas de piedra por «el dedo de Dios» (Éx.31:18; Dt. 10:4: en este último pasaje la palabra usada es «debarim», «las diez palabras», y deahí «decálogo»). También recibe la designación de «las palabras del pacto» (Éx. 34:28). Fuedespués de oír estos diez mandamientos, proclamados por Dios mismo de manera que losoyó todo el pueblo, que los israelitas dijeron a Moisés: «Acércate tú, y oye todas las cosas quediga Jehová nuestro Dios; y tú nos dirás todo lo que Jehová nuestro Dios te diga, y nosotrosoiremos y haremos» (Dt. 5:27).Las dos piedras reciben también el nombre de «las tablas del testimonio» (Éx. 34:29), y fuerondepositadas en el arca del pacto (Éx. 20:20; 1 R. 8:9; He. 9:4), sobre las que había dosquerubines como guardianes de los derechos de Dios junto con el propiciatorio.Pablo se refiere a la entrega de las dos tablas de piedra de parte de Dios a Israel (que, aunquelleno de gracia y misericordia, no podía absolver al culpable), en medio de gloria, cuandodescribe los mandamientos escritos sobre ellas como «ministerio de muerte», en contraste conaquello que habla de la gloria del ministerio del Espíritu, del testimonio de Cristo, que esjusticia para todo aquel que cree, habiendo sido puesto como propiciación «por medio de la feen su sangre, para mostrar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, lospecados cometidos anteriormente, con la mira de mostrar en este tiempo su justicia, a fin deque él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús» (2 Co. 3:7-11; Ro. 3:25-26).El Decálogo es la demanda de la justicia divina exigida al hombre pecador, incapaz decumplirla, y por ello bajo la justa condenación de parte de Dios; es la gracia la que nos hacepartícipes, por la fe, de la justicia de Dios como don gratuito, con la regeneración a una vidanueva en santidad y justicia (Ro. 4).
DECÁPOLIS Distrito que abarcaba diez ciudades (como lo implica su nombre).Después de la conquista de Palestina por parte de los romanos, estas ciudades fueronreconstruidas y parcialmente colonizadas, poseyendo privilegios particulares.Es generalmente aceptado que las diez ciudades eran Hipos, Gadara, Pella, Filadelfia,Gerasa, Dion, Canata, Damasco, Rafana y Escitópolis. Todas se hallaban al este del Jordánexcepto Escitópolis, pero parece que el nombre Decápolis designaba también un distrito aloeste del Jordán además del oriental (Mt. 4:25; Mr. 5:20; 7:31).Fue a Pella que huyeron los cristianos justo antes de la destrucción de Jerusalén.
DECRETO APOSTÓLICO. También CARTA APOSTÓLICA. (Véase CONCILIO DE JERUSALÉN.)
DEDÁN (a) Pueblo árabe descendiente de Noé (Gn. 10:6, 7); vivían en la región noroeste del golfoPérsico.(b) Nieto de Abraham y Cetura (Gn. 25:3).
DEDICACIÓN (Fiesta de la) Fue instituida por Judas Macabeo para celebrar anualmente la purificación del Templo (165a.C.), que había sido profanado en el año 162 por orden de Antíoco Epifanes. Era parecida a lade los Tabernáculos y los judíos la celebran hasta hoy.
DEIDAD DE CRISTO Está implícitamente presentada y claramente anunciada en el AT. Las teofanías del Ángel deJehová (véase ÁNGEL DE JEHOVÁ) debieron hacer comprender a los patriarcas que Diosejercería un día un ministerio de salvación, al asumir forma humana (Gn. 16:7-13; 18:1-2, 10,13, 17; 32:24-30; cfr. Os. 12:4-5; Zac. 3:1-5). Está escrito de una manera expresa que elMesías será el Hijo de Dios (Sal. 2; 110:1; cfr. Mt. 22:44), y el mismo Dios (Sal. 45:6-7). Seanuncia su nacimiento milagroso (véase VIRGEN), de manera que Él podrá ser Emanuel, Dioscon nosotros (Is. 7:14; Mt. 1:22-23). Recibe nombres divinos (Is. 9:5). Su ministerio y Sussufrimientos son presentados de una manera expresa como los del Señor: es Jehová quien esvendido por treinta monedas de plata (Zac. 11:4, 13); el Salvador de Jerusalén se presentará ala vez como Dios, el Ángel de Jehová y el representante de la casa de David (Zac. 12:8); es elmismo Jehová quien dice: «Y mirarán a mí, a quien traspasaron» (Zac. 12:10). El pastor heridopor las ovejas recibe el nombre de «compañero de Jehová» (Zac. 13:7). Se afirma de unamanera expresa la eternidad del Mesías (Mi. 5:1).El mismo Cristo destaca Su divinidad. Se aplica a Sí mismo el «Yo soy» de Jehová (Jn. 8:24,58). Los judíos comprendieron sin sombra de duda Su afirmación de divinidad, y quisieronapedrearlo (Jn. 8:59; cfr. 5:18; 10:30-33). Jesús afirma que Él es el Señor del AT (Mt. 22:42-45)y que es, en esencia, uno con el Padre (Jn. 10:38; 14:9-11; 17:3, 11, 22). Posee los atributosdivinos:omnipresencia (Mt. 18:20; Jn. 3:13),omnisciencia (Jn. 2:24-25; 11:11-14; Mr. 11:6-8),omnipotencia (Mt. 28:18; Lc. 7:14; Jn. 5:21-23),eternidad (Jn. 8:58; 17:5);santidad (Jn. 8:46),gracia salvadora (Mr. 2:5-7; Lc. 7:48-49).Jesús acepta y aprueba la adoración de los hombres (Mt. 2:11; 14:33; 28:9; Lc. 24:52; Jn. 5:23;20:28).Los escritores del NT atribuyen a Cristo los títulos y atributos divinos (Jn. 1:1, 3, 10; Ro. 9:5;Col. 1:16-17; He. 1:2, 8-12; 13:8; 1 Jn. 5:20). Enseñan que se le debe rendir adoración al igualque al Padre (Hch. 7:59-60; 1 Co. 1:2; Fil. 2:6, 10-11; Col. 2:9-10; He. 1:6; Ap. 1:5-6; 5:12-13).Su resurrección de entre los muertos fue la prueba deslumbradora de Su divinidad (Ro. 1:4).Véase TRINIDAD.
DEIDAD DEL ESPÍRITU SANTO Es asimismo afirmada de una manera clara. El Espíritu Santo recibe el nombre de Espíritu deJehová, de Dios, del Señor, con toda la intimidad y unidad que ello comporta (cfr. 1 Co. 2:10-11). El Señor es el Espíritu (2 Co. 3:17). Dios es espíritu (Jn. 4:24). El Espíritu habla y actúacomo siendo el mismo Dios (Hch. 13:2). Mentirle a Él es mentirle a Dios (Hch. 5:3-4). Le sonatribuidas obras divinas (Jb. 33:4; Sal. 104:29-30; Jn. 3:8; 6:63; Ro. 1:4; 8:11; 2 Co. 3:18, etc.).El Espíritu Santo procede del Padre y es enviado a la vez por el Padre y el Hijo (Jn. 15:26;14:16, 26; 16:7; Hch. 2:33). (Véase ESPÍRITU SANTO.)Véase TRINIDAD.
DEMAS «hombre del pueblo»Colaborador de Pablo en Roma (Col. 4:14; Fil. 24), de quien Pablo tenía que escribir cincoaños más tarde: «Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica(2 Ti. 4:10). Esto puede significar no que hubiera apostatado, sino el enfriamiento de su primeramor al dar su afecto a las cosas de este siglo presente.
DEMETRIO (griego, «perteneciente a Deméter» o Ceres, diosa de la agricultura).(a) Platero de Éfeso que instigó un motín contra Pablo (Hch. 19:24-41).(b) Un cristiano de alta reputación (3 Jn. 12).
DEMONIO Entre los griegos este término designaba:(a) un dios o una divinidad en general;(b) el genio o espíritu familiar que acompañaba a uno;(c) su hado;(d) el alma de un individuo que viviera en la edad de oro (la edad anterior a la entrada de laaflicción en el mundo. Cuando se abrió la caja de Pandora, se precipitaron todos los males dela misma al mundo. [Mitología griega]), y que desde entonces actuara como divinidad tutelar; undios de categoría inferior.La idea pagana, expuesta por los filósofos, era que los demonios eran seres mediadores entreDios y el hombre. Así lo expresa Platón:«Cada demonio es un ser intermedio entre Dios y el mortal. El hombre no se acercadirectamente a Dios, sino que toda la relación y comunicación entre los dioses y los hombresse consigue con la mediación de demonios.»Esto era un engaño satánico, lograr la adoración a Dios por mediación de demonios osemidioses. Podemos constatar cómo esta concepción pagana ha dejado su profundaimpronta deformadora en grandes sectores de la llamada cristiandad, en franca oposición a lasEscrituras (cp. 1 Ti. 2:5).Las Escrituras dejan de igual forma bien clara la verdadera naturaleza de los demonios comoespíritus malvados (cp. Ap. 16:13, 14)En las Escrituras también se ve que la idolatría es esencialmente adoración de demoniossiendo que el ídolo mismo no es nada «Sacrificaron a los demonios (shed) y no a Dios (Dt.32:17; 1 Co. 10:19, 20), «nunca más sacrificarán sus sacrificios a los demonios (sair)» (Lv.17:7; Ap. 9:20).Jeroboam cayó tan bajo que ordenó a sacerdotes para los demonios (sair) y para los becerrosque había hecho (2 Cr. 11:15), y algunos «sacrificaron sus hijos y sus hijas a los demonios(shed)» (Sal. 106:37). Las cosas adoradas pueden haber sido objetos invisibles, o puedenhaber tenido alguna representación mística, o puede haberse tratado de meros ídolos; perodetrás de todo esto se hallaban seres verdaderos, malvados e inmundos; de manera que eramoralmente imposible tener comunión con el Señor Jesús y con estos demonios (1 Co. 10:19-21).Los malos espíritus que poseían a tantas personas cuando el Señor estaba en la tierra erandemonios, y por ello aprendemos mucho acerca de ellos. Los fariseos dijeron que el Señorechaba demonios por Beelzebú el príncipe de los demonios. El Señor interpretó esto comosignificando «Satanás echando a Satanás». Por ello sabemos que los demonios son agentesde Satán; y que Satán como hombre fuerte, tenía que ser atado antes que su reino pudiera serasaltado (Mt. 12:24-29).Los demonios son también poderosos, por la manera en que manejaban a los que poseían, yen cómo uno poseído se lanzó sobre siete hombres, haciéndoles huir de la casa desnudos yheridos (Hch. 19:16).Sabemos también que eran seres inteligentes, reconocieron al Señor Jesús y se inclinaronante Su autoridad. Sabían también que les esperaba el castigo, algunos preguntaron si elSeñor había venido a atormentarlos antes de tiempo (Mt. 8:29).No se debe suponer que haya cesado la actividad demoníaca. Se nos da la exhortación: «Nocreáis a todo espíritu, sino probad si los espíritus proceden de Dios» (1 Jn. 4:1). Con estoconcuerda la declaración de que «en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe,escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios» (1 Ti. 4:1).Los espiritistas y teosofistas tienen relación con ellos y reciben enseñanza de ellos. Tambiénen un día futuro, cuando Dios derrame Sus juicios sobre la tierra, los hombres no searrepentirán, sino que adorarán a demonios y a todo tipo de ídolos (Ap. 9:20).También los espíritus demoníacos, obrando milagros, reunirán a los reyes de la tierra en labatalla del gran día del Dios Todopoderoso (Ap. 16:14). Y la Babilonia mística vendrá a ser«habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo y albergue de toda ave inmunda yaborrecible» (Ap. 18:2).El mundo y la iglesia profesante están evidentemente madurando para este estado de cosas y
DENARIO Moneda de plata romana equivalente a la dracma griega; el salario diario de un jornalero (Mt.20:2, 9, 13).Los apóstoles estimaron que serían necesarios al menos 200 denarios de pan para alimentar ala multitud de 5.000 hombres (Mr. 6:37) lo que hubiera equivalido a 1 denario para cada 25personas.Los precios de Ap. 6:6 evidencian un periodo de penuria.
DEPRAVACIÓN Corrupción moral del hombre a tal grado que se inclina irresistiblemente hacia el mal.En este estado no puede hacer nada que agrade completamente a Dios y sin la graciasalvadora de Dios no puede salvarse (Pr. 6:12).
DERBE Ciudad de Galacia, al sureste de Licaonia, visitada por Pablo en sus tres viajes. Ahí, o enListra, conoció a Timoteo (Hch. 14:6-20; 16:1-3; 18:23).Gayo era de ahí (Hch. 20:4).Se ha identificado con dos poblaciones al sureste de Listra e Iconio, y al pie del monte HadjiBaba.
DESCENSO (de Cristo a los infiernos) La bien conocida frase «Descendió a los infiernos» proviene del llamado Credo de losApóstoles, y constituye una interpretación forzada de varios pasajes.No hay evidencia bíblica de que Cristo fuera en Su estado separado, en Su muerte, a otro lugarque al Paraíso (cp. Lc. 23:43, 46). Hay un solo pasaje que ha sido objeto de todo tipo deteorías e interpretaciones diversas, el de 1 P. 3:18-20. En base a este pasaje hay los queafirman que después de Su muerte Cristo fue a predicar el evangelio a los espíritusencarcelados. No obstante, esto no es lo que dice el pasaje. Pedro habla, en el contexto, deuna exhortación a los cristianos, de avergonzar a los incrédulos mediante su buena conducta,que así les serviría de testimonio, de la predicación que tuvo el mundo antiguo, y cómo losespíritus encarcelados, que habían vivido en aquellos tiempos, habían sido desobedientes a lapredicación que les había sido dada por el Espíritu de Cristo en Su paciencia (cfr. Gn. 6:3; 1 P.1:11). Con esto concuerda la afirmación de las Escrituras de que Noé fue pregonero dejusticia. Otros pasajes que se aducen en apoyo de esta teoría tienen su explicación más naturalcon independencia de ella.Bibliografía:Barbieri, L. A.: «Primera y Segunda Pedro» (Publicaciones Portavoz Evangélico, Barcelona,1981);Harrison, E., editor: «El Comentario Bíblico Moody - Nuevo Testamento» (Moody, Chicago,1971);Kelly, W.: «Preaching to the Spirits in Prison» (Bibles and Publications, Montreal, 1970);Kelly, W.: «Lectures on the Acts, the Catholic Epistles, and the Revelation» (Bible TruthPublishers, Oak Park, Illinois, 1970).
DESIERTO (a) Heb. «midbar» y gr. «Eremos»: llanura abierta, no cultivada, donde los animales salvajesvagan en libertad (Jb. 24:5). El desierto es frecuentemente una soledad que llena de pavor, laverdadera imagen de la desolación (Dt. 32:10; Is. 21:1); sin embargo, el desierto también erausado como tierra de pastos (Éx. 3:1). Las alusiones al desierto son numerosas (p. ej., Gn.16:7; 21:20; 1 S. 17:28; 25:21; Mt. 3:1; Mr. 1:12; Lc. 15:4).(b) Heb. «'rabah», llanura o región árida (Is. 35:1, 6; 51:3). Acompañado del artículodeterminado, este nombre significa la llanura o depresión del Jordán y del mar Muerto (Ez.47:8; 2 S. 2:29); en este caso se transcribe con el nombre propio geográfico Arabá.(c) Heb. «Y'shimon», país incultivado y desolado (Sal. 78:40; 106:14; Is. 43:19, 20). Si el artículodefinido se une como prefijo al nombre, este último se debería traducir por el nombre propio deJesimón («desierto» en las revisiones 1960 y 1977 de Reina-Valera; Jesimón en la revisiónantigua de 1909).(d) Heb. «H'raboth», regiones sin cultivar, lugares desolados (Is. 48:21; Sal. 102:7; Ez. 13:4).En tipología el desierto se halla fuera de Canaán y está en contraste con él. El desierto fue ellugar de prueba para los israelitas, y así sucede con el cristiano, para humillarlo, y para mostrarlo que hay en su corazón (Dt. 8:2). Tiene que aprender lo que es en sí mismo, y conocer al Diosde toda gracia con quien tiene que ver. Hay una necesidad de una dependencia constante ohay fracaso, en tanto que la experiencia se consigue de conocer a Aquel que nunca deja desocorrer. Canaán es, de manera figurada, una posición celestial y de conflicto, que secorresponde con la necesidad de la armadura dada en Ef. 6:11, para mantenerse firmes frentea las asechanzas del diablo. Para esto se tiene que estar consciente de estar muerto yresucitado con Cristo. Es asociación en espíritu con Cristo en el cielo. (VéasePEREGRINACIÓN POR EL DESIERTO).
DESNUDEZ En la Biblia estas dos palabras (DESNUDEZ y DESNUDO) tienen varios significados:(a) Sin ropas (Gn. 2:25).(b) Pobremente vestido (Jb. 22:6).(c) Sin la vestimenta externa (Jn. 21:7).(d) «Desnudez» es también un eufemismo que se refiere a las partes del cuerpo que no debenexponerse (Lv. 18:1-19), o a algún acto vergonzoso (Gn. 9:22).
DESNUDO. Ver DESNUDEZ
DESPOSORIO Entre los judíos se consideraba tan firme como el matrimonio, y no podía ser disuelto exceptopor divorcio. Se dieron ciertas leyes en cuanto a la mujer desposada (Éx. 21:8, 9; Dt. 20:7;28:30).María, la madre del Señor Jesús, estaba desposada con José, y éste consideró la posibilidadde repudiarla en privado, pero un ángel del Señor le informó acerca de la realidad de sucondición (Mt. 1:18, 19; Lc. 1:27; 2:5).Se usa simbólicamente para expresar el favor de Jehová hacia su antiguo pueblo en un día aúnfuturo cuando Él los «desposará» a Sí mismo para siempre (Os. 2:19, 20).También en cuanto a la posición que la Iglesia tiene con Cristo, Pablo escribió a los santos enCorinto: «os he desposado con un sólo esposo, para presentaros como una virgen pura aCristo» (2 Co. 11:2). La conducta de los santos debería corresponderse con la realidad de estedesposorio.
DEUDA Suma que uno debe; obligación.La Ley de Moisés prohibía a los judíos que cobraran intereses a otros judíos (Éx. 22:25).Había leyes que protegían a los pobres contra los usureros (Éx. 22:25-27).Si alguno no podía pagar tenía que entregar su propiedad, su familia y aun su propia persona(Lv. 25:25-41), y podía ir a parar a la cárcel (Mt. 18:21-26).Una deuda también es una obligación moral (Mt. 6:12; Ro. 8:12).Las relaciones entre acreedores y deudores solían ser causa de acaloradas disputas en Israel.Jeremías alude al odio que las animaba (Jer. 15:10).Más de un deudor prefería salir del paso dándose a la fuga. No obstante, la legislación procurósiempre proteger al deudor, refrenando los abusos de los acreedores con medidas en favor dequienes, por su insolvencia, habían sido retenidos por esclavos.Jesús no permaneció insensible en este aspecto. Además de la parábola que acabamos demencionar, refirió la parábola del mayordomo infiel (Lc. 16:5 ss.) y la de los dos deudoresdesiguales (Lc. 7:41 ss.).En el modelo de oración que el Señor propuso a los suyos, dice:«Perdónanos nuestras deudas como también nosotros perdonamos a nuestros deudores» (Mt.6:12).Son conocidas, además, aquellas palabras de Pablo: «Con nadie tengáis otra deuda que ladel mutuo amor» (Ro. 13:8).Cristo pagó la deuda por nuestros pecados (Mt. 6:12-15).
DEUTEROCANÓNICOS (del griego: «secundariamente canónicos»).Expresión usada por primera vez por Sixto Senense (1569) y que es el calificativo que losexegetas católico-romanos dan a aquellos libros que las versiones católicas tienen de másrespecto del canon hebreo y protestante.Los protestantes los denominan apócrifos.El problema se presenta únicamente para el Antiguo Testamento, puesto que para el Nuevotodos los cristianos aceptan como inspirados solamente 27 libros.Webster define estos libros, que Roma ha puesto en el mismo nivel que el resto de lasEscrituras a partir de Trento, como «un segundo canon de escritos eclesiásticos con menosautoridad que los Libros Sagrados».Estos libros deuterocanónicos son:Tobías,Judit,Sabiduría,Eclesiástico,2 Esdras,1 y 2 Macabeos.En el Nuevo Testamento la Iglesia de Etiopía llegó a contar como canónicos 35 libros, mientrasla de Siria admitía solamente 22. Pero oficialmente hoy la aceptación de 27 en el NuevoTestamento es unánime para los efectos canónicos. (Véanse APÓCRIFOS, BIBLIA, CANON)
DEUTERONOMIO tip, LIBR CRIT LIATvet,(a) Es un término griego que significa «segunda ley» o «reiteración de la ley», y que designa alquinto libro del Pentateuco; proviene del nombre dado a este libro en la LXX, para traducir laexpresión «copia de la ley» en Dt. 17:18. Sin embargo, esta expresión es desafortunada, porcuanto este libro no es una mera repetición o copia de la ley ya promulgada. Se trata de unarecapitulación, hecha durante circunstancias particulares, y con un propósito especial.En el Éxodo, Levítico y Números, la legislación es presentada en ocasión de su promulgación.La ocasión o fecha de la recepción de las sucesivas secciones son ordinariamente indicadas,y se declara de cada grupo de estatutos. por separado, que proviene de Dios. Como contraste,en Deuteronomio la ley es presentada como un conjunto, y comentada hasta cierto punto.Al darse Deuteronomio, habían ya transcurrido 38 años desde que se habían dado la mayorparte de las disposiciones de la legislación. La nueva generación estaba en vísperas deapoderarse de Canaán, y es aquí convocada a fin de escuchar la ley de la nación, paraaprender a aplicar sus principios a las nuevas circunstancias que se avecinaban, de ver conmayor claridad su sentido espiritual, y de entrar con pleno conocimiento de causa en la alianzahecha con sus padres. En lugar de Dios dirigiendo la palabra a Moisés, tenemos aquí a Moisésdirigiendo, por orden de Dios, la palabra al pueblo (Dt. 1:1-4; 5:1; 29:1).El libro se compone principalmente de 3 exposiciones, consignadas por escrito, y sobre cuyabase la alianza es solemnemente renovada (Dt. 1-30).(b) Primera exposición: (Dt. 1-4:43).El examen de la historia del pueblo después de la celebración del pacto en Sinaí con lageneración anterior, debe ser un motivo de obedecer las leyes de Jehová. Este discurso esatribuido a Moisés (Dt. 1:1, 3, 5, 9, 15, 16, 20, etc.).Fecha: el año 40, al mes 11, día 1º; después de la victoria sobre Sehón y Og, y después delpecado que Israel cometió al unirse a los sacrificios de Baal-peor (Dt. 1:3, 4; 4:3).Fue pronunciado «al otro lado del Jordán» (Dt. 1:1), como realmente debiera traducirse. ParaAbraham y los cananeos, esta expresión significa el país situado al este del río. Losdescendientes de Abraham dieron a esta expresión el mismo sentido geográfico. Ellos sehallaban precisamente entonces al este del Jordán, pero, de la misma manera que lospatriarcas, seguían llamando a este lugar «el otro lado del Jordán», de la misma manera que alos farallones vecinos les daban el nombre de Abarim, esto es, «los montes del otro lado». Yciertamente el pueblo tenía la impresión de hallarse al otro lado del Jordán, al estar fuera de laTierra Prometida. Sin embargo, al no haberse pasado todavía el río, esta ambigua expresiónes completada de manera reiterada con expresiones como «en tierra de Moab» (Dt. 1:5).(c) Segunda exposición: Dt. 4:4-26:19.Recapitulación de las ordenanzas con respecto al pueblo, con insistencia en la espiritualidadde las leyes, y con una gran insistencia en prestarles obediencia.Estos estatutos son, por lo general, leyes positivas, implicando derechos y deberes; o bien setrata de leyes que el hombre, por su natural depravación, podría ignorar. Estas últimas,basadas en motivos religiosos, decretan:(A) La fundación de ciudades de refugio para homicidas involuntarios;(B) la exclusión de la idolatría;(C) las consideraciones hacia los más débiles y los menos privilegiados de la comunidad.El que habla aquí es Moisés (Dt. 5:1, 5, 22).La fecha consignada es el fin de los 40 años en el desierto, en vísperas de atravesar el Jordán,después de la profecía de Balaam (Dt. 8:2; 9:1; 11:31; 23:4).(d) Tercera exposición: Los caps. de Deuteronomio (Dt. 27-28) son la conclusión de loprecedente:(A) Mandato de inscribir la ley sobre las piedras revocadas de cal que habrían de ser erigidasen el monte Ebal.(B) Bendiciones y maldiciones consiguientes a la obediencia y desobediencia. Esta
DÍA (A) Ordinariamente se llama día al período de tiempo que transcurre entre dos amaneceres.Pero los hebreos contaban de una tarde a la siguiente (Gn. 1; Lv. 23:32; Éx. 12:18; Josefo,Guerras 4:9, 12). Los hay que han pensado que esta costumbre quizá provenía de la divisióndel año en meses lunares que empezaban con la aparición de la luna nueva.Consiguientemente, el día «civil» se designaba con la expresión «tarde y mañana» o «unanoche y un día» (Dn. 8:14; 2 Co. 11:25). Pero, aunque la tarde fuera el inicio del nuevo día, confrecuencia era contada con el día que le precedía. Así, la tarde que empezaba el día 15º deNisán es llamado «el día catorce... por la tarde» (Éx. 12:18; cp. 2 Cr. 35:1). Los días de lasemana estaban numerados (cp. Mt. 28:1; Hch. 20:7), pero carecían de nombres, a excepcióndel 7º, que era llamado sábado; la víspera del sábado recibía el nombre de «la preparación»(Mr. 15:42).(B) El período de tiempo desde el amanecer hasta la noche (Gn. 1:5; 8:22). Se dividía enmañana, mediodía, y tarde (Sal. 55:17; cp. Dn. 6:10). Para designar los momentos del día, seempleaban también las expresiones «amanecer, la calor del día, el fresco del día, puesta desol», y otros términos similares. Después del Exilio, empezaron a usarse las horas y a dividir eldía, desde la salida a la puesta del sol, en 12 horas (Mt. 20:1-12; Jn. 11:9); la 6ª hora secorrespondía con el mediodía (Jn. 4:6; Hch. 10:9), y la 9ª hora era la de la oración (Antigüedades 14:4, 3; Hch. 3:1).(C) Cualquier período en el que tenga lugar una acción o manera de ser (Zac. 12:3 ss.), p. ej.:«el día de conflicto» (Sal. 20:2),«el día de su furor» (Jb. 20:20),«el día de Jehová» (Is. 2:12; 13:6);en el NT, el «día del Señor» significa la segunda venida de Cristo (1 Co. 5:5; 1 Ts. 5:2; 2 P.3:10).En el contexto apropiado significa un período indefinido, como Gn. 2:4; cp. Nm. 7:84,englobando «doce» días literales (Nm. 7:12-83; etc.). (Véase TIEMPO).En relación con esto se puede también hacer una división de los tiempos de la siguientemanera:(I) Los días de la Ley y de los Profetas, que se extienden desde la promulgación de la Ley hastala venida del Mesías. «Al final de estos días (Dios) nos ha hablado en (Su) Hijo», como deberíaleerse He. 1:2; cp. margen Revisión 1977. Esto introdujo el Día del Mesías. Pero fue rechazadoy Su reino aplazado. Entretanto(II) se interpone el Día de la Gracia, durante el cual la iglesia está siendo llamada a Él. El SeñorJesús obró la redención, ascendió al cielo, y envió al Espíritu Santo. De este tiempo Él afirmó:«En aquel día conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros» (Jn.14:20; cp. también Jn. 16:23, 26). El actual periodo es designado como el «día del hombre» (1Co. 4:3, literal, vertido como «tribunal humano»). Éstos son también los «últimos días» en losque vendrían los burladores sarcásticos (2 P. 3:3; Jud. 18).(III) El Día del Mesías, cuando vuelva en juicio y luego a reinar. «Se acerca el día» (Ro. 13:12;He. 10:25). Entre otros nombres recibe también el de «el día grande y terrible» (Mal. 4:5). Losreyes de la tierra serán reunidos para la batalla del gran día del Dios Todopoderoso (Ap.16:14). Es también llamado como «el día de Jesucristo» y «el día de Cristo» (Fil. 1:6, 10; 2:16;cp. 1 Co. 1:8; 2 Co. 1:14). (Véase DÍA DE JEHOVÁ).
DÍA DE JEHOVÁ No puede separarse del día del Mesías (véase en DÍA, último párrafo). Está frecuentementecaracterizado por el juicio: «Día de tinieblas y de oscuridad, día de nublado y de densa niebla...grande es el día de Jehová, y muy terrible» (Jl. 2:2, 11, 31; Mal. 4:1)«El día del Señor vendrá del mismo modo que un ladrón en la noche. Cuando estén diciendo:Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina» (1 Ts. 5:2, 3) «Pero el díadel Señor vendrá como un ladrón en la noche; en el cual los cielos desaparecerán con granestruendo, y los elementos ardiendo serán desechos, y la tierra y las obras que en ella hayserán quemadas» (2 P. 3:10). Esta escena va seguida por EL DÍA DE DIOS en el v. 12, queintroduce los nuevos cielos y la nueva tierra.Es importante ver el contraste entre el «día» y el arrebatamiento de los santos a reunirse con elSeñor en el aire; son muchos los que han aplicado mal el término, y se ha afirmadoconstantemente que la Segunda Epístola a los Tesalonicenses fue escrita para mostrar a loscreyentes que era un error estar esperando la venida del Señor; en realidad el hecho es que loscreyentes en Tesalónica pensaban que el día del Señor había llegado (cp. la revisión 1977 de 2Ts. 2:2, «en el sentido de que el día del Señor ha llegado», frente a la errónea traducción de lasrevisiones anteriores, «está cerca»).Habrá juicios antes del milenio, y también después del milenio, de manera que podemosconsiderar que el Día del Señor se extiende a través del Milenio: será el día «del Señor» encontraste con el día «del hombre».
DÍA DE LA EXPIACIÓN. Véase EXPIACIÓN (Día de la)
DÍA DEL SEÑOR. Véase DÍA DE JEHOVÁ. Véase DOMINGO.
DIABLO Nombre griego que significa «adversario», al igual que su correspondiente heb. «Satán« o«Satanás». Así es como se traduce este vocablo cuando se alude a otros adversarios. Cp. Nm.22:22; 1 R. 11:14, 23, 25.Fue el diablo que al principio engañó a Eva, porque está claro que el dragón, la serpienteantigua y Satanás son todos ellos el mismo espíritu malvado (Ap. 20:2).El diablo, Satanás, fue el gran adversario del pueblo de Dios en los tiempos del AT (1 Cr.21:1); fue quien tentó al Señor Jesús, que le trató como Satanás; y es el tentador y adversariode los santos y de toda la humanidad en la actualidad.Intenta neutralizar el efecto del evangelio; arrebata la buena semilla sembrada en el corazón(Mt. 13), y ciega las mentes de los incrédulos para que la luz del evangelio de la gloria de Cristono resplandezca en ellos. Sus esfuerzos son frustrados por Dios, o nadie sería salvo.Además, para contrarrestar la obra de Dios, Satanás suscita herejes que se mezclen con lossantos, para corromperlos con malas doctrinas, como se enseña en la metáfora de la cizañasembrada entre el trigo. Va alrededor como león rugiente buscando a quién devorar (1 P. 5:8),pero los santos son exhortados a resistirle, y él se apartará de ellos (Stg. 4:7).El poder de la muerte, que tenía el diablo, ha sido anulado por Cristo en Su muerte (He. 2:14).Se advierte a los santos en contra de sus maquinaciones (2 Co. 2:11), porque se transforma enángel de luz, en maestro de moralidad (2 Co. 11:14).Dios provee una completa armadura para Sus santos, a fin de que puedan resistirle a él y susartimañas, dándoles la espada del Espíritu (la palabra de Dios), como arma de ataque (Ef.6:11-18)El origen de Satanás no se afirma de una manera explícita, pero parece evidente (como creíala iglesia en su época más temprana) que hay una referencia a él en Ez. 28:12-19, bajo elnombre de rey de Tiro, como «querubín protector de alas desplegadas»; todas las piedraspreciosas y el oro eran también vestidura suya, resplandecientes de luz reflejada; tenía su lugaren Edén, el huerto de Dios, y estuvo en el santo monte de Dios. Era perfecto en todos suscaminos desde el día en que fue creado, hasta que se halló maldad en él. Esto difícilmentepodría aplicarse al príncipe de Tiro (Ez. 28:1-10) como ser humano, pero las Escrituras loatribuyen al rey de Tiro. Es muy indicativo el cambio que hay de príncipe (heb.: «nagid»,conductor) de Tiro (Ez. 28:2) a rey (heb.: «melek», rey). Tiro, en su sabiduría y hermosuramundanas, es considerado moralmente como la creación del rey y dios de este mundo, yacabará su carrera en condenación en el lago de fuego.En la Epístola de Judas se da la acción del arcángel Miguel en relación con Satanás comoejemplo de moderación al hablar de las dignidades: él no se atrevió a proferir juicio demaldición contra el diablo, sino que dijo: «El Señor te reprenda.» Esto implica que Satanáshabía sido puesto en dignidad, la cual, aunque había caído, tenía que ser todavía respetada, dela misma manera que la vida de Saúl era sagrada a los ojos de David porque era el ungido deDios, aunque había caído. Que Satanás ha sido puesto en dignidad queda confirmado por elhecho de que Cristo, en la cruz, despojó a «los principados y a las potestades», no solamentea las «potestades» (Col. 2:15).La expresión «el príncipe» de este mundo (Jn. 12:31) «el dios de este siglo» (2 Co. 4:4), y «elpríncipe de la potestad del aire» (Ef. 2:2) se refieren evidentemente al diablo. Cuando el Señorfue tentado en el desierto, Satanás, después de mostrarle «todos los reinos del mundo», leofreció darle todo el poder y la gloria de ellos, si le adoraba, añadiendo «pues a mí me ha sidoentregado, y se lo doy a quien quiero» (Lc. 4:5, 6).En el libro de Job vemos que Satanás tiene acceso a Dios en los cielos (Jb. 1:6, etc.); elcristiano lucha con los poderes espirituales de maldad en los lugares celestes (Ef. 6:12);llegará el día en que Miguel y sus ángeles lucharán contra Satanás y sus ángeles, y que éstos
DIÁCONO, DIACONISA Este nombre se aplica generalmente a los siete que fueron elegidos para supervisar ladistribución de los fondos de la iglesia en Hch. 6:3; pero allí no se les llama diáconos; aunque elnombre pueda serles aplicado no puede quedar restringido a aquel servicio.El término se aplica a cualquier servicio no especificado.La palabra griega es mucho más frecuentemente traducida «siervo» y «ministro» que«diácono». Se refiere dos veces a Cristo (Ro. 15:8; Gá. 2:17), también a Pablo y a otros (Col.1:7, 23, 25), a magistrados (Ro. 13:4) e incluso a los emisarios de Satanás (2 Co. 11:15).La Epístola a los Filipenses fue dirigida a los santos y a los «obispos y diáconos», osupervisores y siervos. En 1 Ti. 3:8-13 se dan las calificaciones morales del diácono o ministro,pero no se especifica cuál fuera su obra; es evidente que llevaban a cabo sus funciones de unaforma oficial.El servicio de un diácono no debe ser confundido con un «don».Febe era diaconisa de la asamblea de Cencrea (Ro. 16:1).
DIADEMA Traducción de varios vocablos, como sigue:(a) «Tsanif» (heb.) se usa en Is. 62:3, de una diadema real.(b) «Nezer» (heb.) aparece en Éx. 29:6; 39:30, de una diadema de santidad, en oro puro, paralos sumos sacerdotes; diadema real, adornada de piedras (Zac. 9:16).(c) «Tsephirah» (heb.) se usa como diadema en Is. 28:5, compostura, adorno.(d) «Diadëma» (gr.) es una diadema real, que se distingue netamente de «stephanos». Estaúltima palabra significa guirnalda, trenzado, en señal de victoria en los juegos, en la guerra, oseñal de fiesta y de gozo nupcial, y no se traduce diadema.Se ignora cómo eran las diademas entre los judíos. Por los textos citados está claro que seusaban como:(a) insignia real;(b) la diadema del supremo sacerdote;(c) el ornamento masculino o femenino, que se llevaba en la cabeza.Entre las otras naciones de la antigüedad, la diadema era una especie de turbante de seda deunos 5 cm. de ancho, que rodeaba la cabeza, y se anudaba por detrás. Era generalmenteblanco, o en ocasiones azul, como el de Darío, y recamado de pedrería u otras joyas. (VéaseTURBANTE).
DIAMANTE (a) Heb. «yahalom». Aparece en Éx. 28:18; 39:11; no se puede identificar. En Ez. 28:13 setraduce «jaspe» en las revisiones 1960 y 1977, en tanto que en la antigua se traduce«diamante».(b) Solamente aparece en los pasajes citados, y no puede ser verdaderamente identificado. Sesostiene generalmente que no es lo que ahora se conoce como diamante.(c) En Jer. 17:1 y Ez. 3:9 el término es «shamir». Se cree que es corindón, una piedra de grandureza, pero al tener diferentes colores tiene ahora varios nombres.
DIANA Es el nombre latino de una de las principales diosas de los griegos y romanos: el nombregriego es «Artemisa».Se decía que una imagen de ella había caído del cielo, o que había sido labrada de madera oébano que había caído de las nubes.Era adorada en toda Asia. Su templo se hallaba en Éfeso, construido de mármol escogido. Enel Museo Británico se halla una moneda romana con una representación del templo y la imagende la diosa en el centro (Hch. 19:24-35).Aunque Éfeso era en muchos respectos una ciudad ilustrada, estaba entenebrecida por esteculto de la fertilidad, y el populacho excitado pudo gritar durante dos horas: «Grande es Dianade los efesios».Era considerada como la diosa de la luna, divinidad tutelar de los campos, de los bosques, yde todos los fenómenos vitales que se suponían influenciados por la luna.
DIÁSPORA. Véase DISPERSIÓN.
DIATESARÓN Una «armonía» de los cuatro evangelios hecha por Taciano, discípulo de Justino Mártir, haciael año 170 d.C.Taciano había sido un sofista pagano ambulante antes de ser convertido en Roma alrededordel año 150 d.C.Después de la muerte de Justino, en el año 166, Taciano cayó en graves errores, y se retiró aMesopotamia, donde escribió muchos tratados, todos los cuales han desaparecido.Los principales errores de Taciano fueron su ascetismo, su rechazo del matrimonio y delconsumo de carne de animales, y ciertas doctrinas gnósticas acerca de un demiurgo y loseones. Fue atacado por Ireneo, Tertuliano, Hipólito, Clemente de Alejandría, y por el mismoOrígenes. Su Diatesarón es una especie de evangelio hecho de retazos de nuestros cuatroevangelios, y no una armonía en el sentido moderno.Véase VERSIONES ANTIGUAS.
DIBÓN «desfallecimiento».(a) Ciudad al norte del Arnón, conquistada y reconstruida por los israelitas de Gad (Nm. 21:30;32:34) y por eso llamada también Dibón-gad (Nm. 33:45, 46). Después pasó a Rubén (Jos.13:9, 17) y más tarde a los moabitas (Is. 15:2; Jer. 48:18, 22). Existen ruinas con el mismonombre y en ellas se descubrió la famosa Piedra Moabita (ver MOAB, [piedra de]).(b) Un lugar de Judá (Neh. 11:25).
DIEZ MANDAMIENTOS. Véase DECÁLOGO.
DIEZMO Décima parte de la renta de una persona; se dedica a usos sagrados.Varias naciones de la Antigüedad lo practicaban, y era conocido por los patriarcas del AntiguoTestamento (Gn. 14:28; 28:10-22).La ley mosaica lo establecía sobre los frutos de la tierra y el ganado (Lv. 27:30-33; Nm. 18:27).Era entregado en su totalidad a los levitas, para el sostén de ellos y el culto (Nm. 18:21-32; Dt.12:17-19, 22, 29; 14:22). Esta práctica decaía a veces, mereciendo amonestaciones (2 Cr.31:4-12; Mal. 3:7-11), que solían ser oídas y obedecidas (2 Cr. 31:11).El pago de diezmos continuaba en tiempo de Cristo (Lc. 11:42; 18:12; He. 7:5), pero no fueprescrito a los cristianos ni por Cristo ni por los apóstoles.Bajo la economía de la gracia se espera de todo creyente que aporte con corazón biendispuesto «como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama aldador alegre» (2 Co. 9:7). El creyente es exhortado a dar no por una norma impuesta, sinopresentándole el ejemplo de gracia del mismo Señor Jesucristo, «que por amor a vosotros sehizo pobre, siendo rico» (2 Co. 8:9).No es el diezmo del cristiano lo que corresponde al Señor, sino todo su ser, puesto que ha sidocomprado «por precio» (1 Co. 6:20; 7:23), y debe así venir a ser eficaz administrador de todolo que el Señor ha puesto en sus manos para la gloria de Dios.
DILUVIO Abrumadora inundación en los tiempos de Noé, en un acto judicial de Dios sobre un mundoantiguo que había llegado al colmo de la iniquidad.Dice la Escritura que «la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y... todo designio delos pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal... Y se corrompió latierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia... toda carne había corrompido sucamino sobre la tierra» (Gn. 6:5, 11, 12). Es por ello que Dios ordenó el juicio por medio de lasaguas destructoras, declarando: «los destruiré con la tierra» (Gn. 6:13).Todo este hecho se narra en los capítulos 6, 7 y 8 del libro de Génesis. El relato bíblico nospresenta el Diluvio como una catástrofe de carácter universal, empleando la palabra hebrea«mabbul», que la versión griega LXX traduce como «cataclysmos» (Gn. 6-8; Sal. 29:10); el NTusa el mismo término griego, denotando asimismo una destrucción universal (Mt. 29:38, 39; Lc.17:27; 2 P. 2:5).Todo el lenguaje de Génesis 6-8 señala insistentemente al hecho de una destrucción decarácter universal. «Todos los montes altos que había debajo de todos los cielos, fueroncubiertos» (Gn. 7:19). No se puede dar la vuelta a esta afirmación ni a las múltiplesafirmaciones que se dan acerca del Diluvio en éste y en tantos otros pasajes sin hacer graveviolencia al mismo texto, y sin caer en la práctica de introducir en el texto conceptos contrariosa lo que allí se enseña.(a) Naturaleza del Diluvio.El cataclismo del Diluvio fue un complejo de eventos en el que «fueron rotas todas las fuentesdel gran abismo y las cataratas de los cielos fueron abiertas y hubo lluvia sobre la tierracuarenta días y cuarenta noches» (Gn. 7:11, 12) «Toda carne» (término que incluye a todos losseres terrestres incluyendo al hombre Gn. 7:21-23) fue destruida. La tierra misma «el mundo deentonces» pereció (cp. 2 P. 3:5).La frase «fueron rotas las fuentes del gran abismo» tiene claras implicaciones decolapsamiento de secciones vitales de la corteza terrestre, con lo que aguas marinas y/osubterráneas se lanzaron sobre los continentes, en tanto que se precipitaron sobre la tierra, conuna fuerza devastadora, las «aguas que estaban sobre la expansión» (cp. Gn. 1:7) existentesen el mundo en su orden antediluviano.En este gran complejo de eventos se indican lluvias universales de un régimen torrencialindescriptible, tremenda erosión, convulsiones volcánicas y tectónicas, violentos huracanesdando origen a olas de aguaje; la universal destrucción de las formas de vida dionecesariamente lugar, junto con la intensa erosión y denudación de la tierra antediluviana, ainmensos sepultamientos de grupos y nichos ecológicos, más o menos entremezclados, enformaciones estratificadas debido al poder clasificador del agua. Muchas de estasformaciones se endurecerían posteriormente por agentes cementantes que las aguas llevaranconsigo en algunas localidades. Así quedó totalmente sepultado el mundo antiguo.(b) El arca y sus ocupantes.El gran tamaño del arca, en base a las dimensiones dadas en la Biblia (300 codos, o unos 137metros de longitud), le daba una capacidad de transporte de más de 500 vagones de carga deganado como los que se utilizan actualmente en los ferrocarriles.Con respecto a los animales que entraron en el arca, se debe tener en cuenta que los animalesgrandes son relativamente pocos. Se ha calculado que el tamaño medio de los animales era elde un gato. Dos de ellos precisarían bien poco espacio, menos de medio metro cuadrado. Notodos los numerosos grupos y subgrupos que ahora conocemos tuvieron que entrar en el arca.Una buena cantidad de ellos se ha originado con posterioridad al Diluvio, diversificándose deun número menor de antecesores comunes por mecanismos de reducción genética yaislamiento geográfico. Se debe observar que ello no tiene nada que ver con el conceptoevolución, que demanda una emergencia de nuevas estructuras, no una mera deriva de unos
DINA Hija de Jacob y Lea; deshonrada por Siquem (Gn. 34:25-31), fue vengada por Simeón y Leví(Gn. 49:5) y por todos los hermanos (Gn. 34:7-24).
DINERO Se hace mención del dinero ya en época tan temprana como Gn. 17:12, 13, donde se habla depersonas compradas «por dinero».De Génesis a Zacarías se menciona como no contado, sino pesado. Ello daba el verdaderovalor de los metales preciosos en forma de anillos o en trozos pequeños de oro o plata.Las cantidades de dinero que se usaban en el AT corresponden con Gera, Beka, Siclo, Manehy Talento.Al volver los judíos del exilio en el año 536 a.C., se usaba entonces dinero persa. Ello fueseguido del dinero griego. Antíoco VII, alrededor del año 140 a.C., dio permiso a SimónMacabeo para acuñar dinero judío.Los siclos se acuñaban con el grabado de un vaso de maná y una vara de almendro.Bajo los romanos, se usaba dinero romano.
DINTEL Parte superior del hueco de la puerta.La ley ordenaba a los israelitas que empapasen de sangre el dintel y los postes de la puerta, talcomo lo hicieron en la primera Pascua para proteger a sus primogénitos del ángel destructor.(Véase PASCUA).
DIONISIO Miembro del tribunal supremo de Atenas, convertido por la predicación del apóstol Pablo (Hch.17:34).
DIOS (a) La revelación de Dios.Ya a partir de su primer renglón, la Biblia habla de Dios (Gn. 1:1). De un extremo al otro, sepresenta como la revelación que Él ha dado de Sí mismo, revelación sin la cual nosotros nosabríamos nada suficiente acerca de Él.Es cierto que antes de revelarse mediante la palabra escrita, Dios se manifestaba por la obrade la creación. Ésta muestra la gloria, poder y deidad del Creador (Sal. 19:1; Ro. 1:20).También aquellos que no poseen las Escrituras son culpables de no buscar a Dios, de noglorificarle, y de no darle gracias (Hch. 17:27; Ro. 1:20). Pero en ningún pasaje leemos quenadie entre los hombres llegue a conocer a Dios de una manera concreta mediante lacontemplación de la naturaleza.Lo mismo se puede decir acerca de la conciencia. Los hombres poseen una cierta noción dela voluntad de Dios (Ro. 2:15). De ello es que subsista un mínimo de moralidad en la sociedadhumana y que los magistrados sean, a su manera, servidores de Dios (Ro. 13:4). Pero ello noimpide que los paganos ignoren las ordenanzas divinas (Sal. 147:20). Como el hombrepecador no busca a Dios (Sal. 14:2; Ro. 3:11), hace falta entonces una revelación especial enla que Dios toma la iniciativa para que el hombre pueda llegar a conocerle.Así, se reveló a los primeros miembros de la humanidad, Adán, Abel, Caín, Noé. Pero losrecuerdos de esta revelación primitiva quedaron rápidamente oscurecidos. Se pudiera pensarque Job y sus amigos, no pertenecientes al pueblo elegido, todavía fueron beneficiarios ydepositarios de aquel conocimiento anterior de Dios. Pero los mismos antepasados deAbraham estaban apartados de Dios (Jos. 24:2). Asimismo, las naciones en general sonpresentadas como alejadas de Dios (Ef. 2:12). En particular, las pretensiones de los filósofosson rechazadas con energía: el mundo, con su sabiduría, no conoció a Dios (1 Co. 1:21).Como consecuencia, Dios se reveló, primeramente de una manera directa, a Abraham, Isaac yJacob, después con la mediación de los profetas, desde Moisés hasta Malaquías. Sus escritosson palabra de Dios (Dt. 18:18, 19), una palabra viva (Hch. 7:38). La revelación culmina en laencarnación, ya prevista y saludada desde antes por los creyentes del AT y del NT (Jn. 20:30;Ro. 16:26). El resultado es que en tanto que esperamos aquel día en que el Señor, a Su vuelta,nos llevará a la gloria, donde conoceremos como somos conocidos (1 Co. 13:12), no tenemosotra fuente válida de información acerca de Dios que la Biblia.Para que podamos llegar a beneficiamos de la revelación de las Escrituras hace falta, por otraparte, la acción interior del Espíritu Santo. Vista nuestra naturaleza pecadora, somosimpermeables a la verdad, incluso cuando nos es presentada en todo su esplendor. Hay unatotal incompatibilidad entre la manera de pensar de Dios y la de los hombres (Is. 55:8, 9; 1 Co.2:14). Es preciso que mediante el Espíritu, el Padre nos ilumine con la verdad, y nos dispongapara aceptarla (Mt. 16:17; Jn. 6:45; 1 Co. 2:10; Ef. 1:17, 18).Esta revelación no comporta ninguna imperfección. Se puede admitir una cierta gradaciónentre la palabra transmitida por los profetas y la del Hijo (He. 1:1). Pero como el mismo Hijopuso Su sello sin reservas de ningún tipo sobre los escritos del AT (Mt. 5:17), no debemostampoco nosotros presentar ninguna de nuestra parte.A propósito de esta revelación se puede hacer la siguiente observación: Al decirse: «Oísteisque fue dicho a los antiguos, mas yo os digo» (Mt. 5:21, 22, etc.), según los más acreditadosexegetas, Jesús no hablaba aquí del texto del AT, sino solamente de las interpretacionestendenciosas por las que los judíos trataban de restringir su alcance (cp. Mt. 15:3-6). Incluso sise quiere interpretar de otro modo los pasajes del sermón del monte, no se puede por ellollegar a la conclusión de que la revelación antigua fuera errónea: lo más que se podría decir esque no había sido dada todavía en su plenitud (cp. Mt. 19:8).(b) La unidad de Dios.
DIOS (Nombres) Se rendía una veneración muy particular al «nombre de Dios» en Israel (Éx. 20:7; Dt. 5:11). Ellose debe a que este nombre, objeto del mayor de los respetos por parte de todos los creyentes,era para los israelitas como la misma persona del Señor. En Éx. 23:20, se dice del ángel quemanifestaba Su presencia que el nombre de Jehová estaba en él, lo que significa que Diosestaba en él. En Dt. 12:11 leemos que en el país de Canaán Dios se reservará un lugar dondemorará Su nombre. En otros pasajes, el nombre de Dios viene a ser sinónimo de Su presencia,p. ej., Sal. 20:2: «Jehová te oiga en el día de la angustia; el nombre del Dios de Jacob tedefienda.»Así se explica el hecho de que entre los principales pecados condenados en el Decálogo figureaquel que consiste en «tomar el nombre de Dios en vano». Esta veneración del nombreinefable de Dios (Jehová) llega entre los judíos hasta extremos rayanos en la superstición. Sellegó a ni osar pronunciar este nombre, y a prohibir su utilización, e incluso a castigar con lamuerte a los mismos rabinos que, por error, lo llegaban a pronunciar públicamente. Se excluyóla lectura del nombre, ya que no el nombre mismo, del texto sagrado. Sobre las cuatroconsonantes del nombre, o tetragramatón, se colocaron vocales (las del vocablo «Adonai»,Señor), de manera que en todas las ocasiones que al leer la Torá se hallaba el nombre deJehová, se pronunciaba «Adonai».En el NT se halla el nombre empleado en el sentido particular que se ha estado señalando. Esevidente que «creer en el nombre» de Jesús (1 Jn. 5:13) es creer en Jesús mismo. El pedir aDios que Su nombre «sea santificado» es orar para que se reconozca y respete la santidad delmismo Dios (cp. el lugar que toma el «nombre» en Hechos 3:16; 4:10, 12, 17, 30; 5:28, 40;8:12, 16; 9:15-16, 28; 10:43; 19:17; 21:13; 26:9).Los nombres dados a Dios en la Biblia dicen cómo es Dios. Y lo dicen indudablemente muchomejor que todos los comentarios que puedan hacerse de Su persona.(a) ELOHIM.Elohim es ciertamente una de las designaciones más antiguas del Dios de la Revelación. Sehalla en los relatos bíblicos de la creación y de la época patriarcal. Sólo la Biblia conoce estetérmino. Es cierto que tenía un origen semítico: en las lenguas cananea y caldea Dios sellamaba El. Indudablemente, se había preservado el antiguo nombre de Dios dado en larevelación original, conocida por Noé, pero que quedó posteriormente rodeado de conceptospaganos. Así, Abraham y sus descendientes retomaron el nombre de El en su sentidooriginario, desvinculado de connotaciones paganas, para designar a Dios. En Israel, estenombre asume un carácter más particular, viniendo a ser el nombre propio del Dios único eincomparable. Es así que se acompaña siempre con un adjetivo que destaca un aspecto unavirtud del mismo Dios El Shaddai (Dios Todopoderoso Gn. 17:1), El Elión (Dios Altísimo Gn.14:18), El Olam (Dios eterno Gn. 21:33), El Ganna (Dios celoso Éx. 20:5), El Hai (Dios vivienteJos. 3:10). De todas maneras se usa preferentemente la forma plural Elohim. Ciertos críticoshan sostenido que al ser Elohim un plural ello constituye prueba del politeísmo de los antiguoshebreos. Sin embargo, la prueba de que esto es una falsa acusación la tenemos en losadjetivos que acompañan al término Elohim de la Biblia, y que se hallan siempre en formasingular. Así, en Gn. 1:1 se dice, no que Elohim (los dioses) crearon, sino: Elohim creó (bórá).En realidad la forma plural de Dios en la Biblia evoca un sentimiento de reverencia. Es un pluralmayestático, el nombre que sintetiza todas las perfecciones divinas. Al mismo tiempo, insinúala presencia de una pluralidad de personas en el seno de la deidad. Cp. igualmente losconsejos en el seno de Dios: «Hagamos al hombre...» (Gn. 1:26) y «He aquí el hombre escomo uno de nosotros» (Gn. 3:22).Elohim se deriva de una raíz que significa «ser fuerte, poderoso». Este nombre del Diospoderoso conviene particularmente al Creador de Génesis 1, donde se emplea
DIÓTREFES Una persona por otra parte desconocida, con gran poder en una iglesia, que gustaba de tenerla preeminencia: rehusaba recibir a ciertos hermanos, y expulsaba a otros (3 Jn. 9). Así detempranamente empezó a manifestarse el espíritu clerical en la iglesia.
DISCÍPULO Aquel que sigue a un profeta, maestro, etc. es enseñado por él y es partidario de estaenseñanza (cfr. Is. 8:16; Mt. 10:24; Mr. 2:18). Así los doce apóstoles son llamados discípulos(Mt. 10:1), al igual que otro grupo más numeroso de partidarios de Jesús (Jn. 6:66; cfr. Lc.10:1-12)El encargo de Mt. 18:19 dice literalmente: haced discípulos de todos los pueblos. En losHechos, hasta 21:16, todos los adeptos (incluso mujeres) son llamados discípulos de Jesús.Muchas normas de los Evangelios que algunos creen que están pensadas solamente paraalgunos, son, en cambio, válidas para todos los cristianos (Jn. 13:35, por ejemplo).
DISPENSACIÓN (gr. «oikonomia»).Significa literalmente «administración de una casa», una «economía», y de ahí un tratoordenado con los hombres por parte de Dios en la variada administración de Sus caminos endistintos tiempos.Al examinar las administraciones de Dios con los hombres, podemos señalar el estado deinocencia en Edén, aunque difícilmente participó del carácter de una dispensación. Se dio unmandato a Adán y Eva, con demanda de obediencia, anunciándose la pena si desobedecían.Esto fue seguido por un prolongado período de casi 1.600 años hasta el Diluvio, (un período sintratos concretos de Dios con los hombres, aunque ciertamente con la promesa del Liberadordada en el Protoevangelio (Gn. 3: 15)). Durante este tiempo los hombres se corrompieron entodos sus caminos, y la tierra se llenó de violencia. Entonces Dios habló al mundo en lapersona de Noé, que fue «pregonero de justicia», esperándose en paciencia por suarrepentimiento mientras el arca era preparada (1 P. 3:20; 2 P. 2:15). No mostraronarrepentimiento, y el mundo antiguo pereció. En el mundo postdiluviano Dios estableció elgobierno humano, en tanto que el conocimiento de Dios, como Dios que juzgaba el mal, eradispersado por los descendientes de Noé; se hallan tradiciones del Diluvio por prácticamentetodas las tribus y lenguas del mundo. Esto constituye otro testimonio divino. Siguió después ladivisión de la tierra entre varias naciones y tribus, según sus familias y lenguas. Entre éstosprevaleció la ignorancia acerca de Dios (Hch. 17:30), a pesar del testimonio del poder ydeidad de Dios, y del testimonio de la conciencia mencionado en Ro. 1-2.Unos 360 años después del Diluvio empezó la Era Patriarcal con el llamamiento de Abraham,un nuevo trato soberano de parte de Dios; pero esto quedó limitado a Abraham y a susdescendientes.(a) DISPENSACIÓN DE LA LEY.La Dispensación de la Ley vino a continuación, que es, estrictamente hablando, el primersistema públicamente ordenado de los tratos de Dios con los hombres, y administrado porángeles (Dt. 33:2; Hch. 7:53; Gá. 3:19).Los oráculos de Dios fueron dados a una nación, a la única nación de toda la tierra que Dioshabía conocido de esta manera (Am. 3:2). Fue la dispensación de «Haz esto, y vivirás conbendición; desobedece, y recibirás maldición» (cp. Dt. 28).Esta dispensación tuvo tres etapas:(A) Unos 400 años bajo los Jueces, tiempo en que Dios hubiera sido el Rey de ellos en unateocracia directa, pero en cuyo tiempo cada uno hacía lo que bien le parecía.(B) 500 años como reino bajo reyes.(C) 600 años desde el cautiverio hasta la venida de Cristo. En relación con ello hubo eltestimonio profético: la Ley y los profetas fueron hasta Juan (Lc. 16:16).Durante esta «Dispensación de la Ley» tuvieron su comienzo los Tiempos de los Gentiles conla supremacía política de Nabucodonosor, la cabeza de oro y rey de reyes (Dn. 2:37, 38);siguen corriendo su curso, y continuarán hasta que el Señor Jesús comience Su reinado.(b) DISPENSACIÓN DE LA GRACIA.La Dispensación de Gracia y Verdad comenzó, después de la predicación de Juan, con lavenida de Cristo.Durante esta economía se predica el Evangelio, la gran Amnistía que Dios ofrece a todacriatura bajo el cielo, y tiene lugar el llamamiento de la Iglesia a separarse para el Señor,extendiéndose este período como intervalo, desde el día de Pentecostés hasta elarrebatamiento de los santos (Hch. 2:1-4; 1 Ts. 4:13-18).Dios encomendó a Pablo una «dispensación» especial, tanto en lo que respecta al Evangelio,como para cumplir la palabra de Dios por la doctrina de la Iglesia como el cuerpo de Cristo (1Co. 9:17; Ef. 3:2, 3; Col. 1:25, 26).(c) DISPENSACIÓN DEL REINO.La Dispensación del Reino de Cristo sobre la tierra durante el milenio. Recibe también elnombre de «la dispensación del cumplimiento de los tiempos» (Ef. 1:10; Ap. 20:1-6). (VéaseMILENIO).Bajo todas estas variadas administraciones se manifiestan la bondad y fidelidad de Dios, y sehace universalmente manifiesto el fracaso del hombre.
DISPERSIÓN Este término se aplica a la nación de Israel ahora dispersada por todo el mundo (Est. 3:8; Jer.25:34; Ez. 36:19; Jn. 7:35).Fue a los creyentes entre ellos que se dirigieron especialmente las Epístolas de Santiago y 1Pedro.
DIVINIDADES PAGANAS La Biblia, especialmente en el AT, contiene numerosas alusiones a divinidades paganasadoradas por los vecinos de Israel y por ciertos pueblos de la antigüedad. En este artículo sedesarrollarán hasta cierto punto estas alusiones, siendo imposible dar un tratado completo demitología.(a) PANTEÓN CANANEO.Los cananeos adoraban como dios supremo al o El, el padre de los dioses, y en ocasionesrecibe el nombre de EI-Elion (Dios altísimo) y sin dudas «lsedek» (Justicia) y «Shalem» (Paz).Su esposa era Aserá (Astarté), la «Dama de la mar», cuyo símbolo era un poste sagrado (Éx.34:13; Jue. 3:7; 6:25-28; 1 R. 15:13; 18:19; 2 R. 21:7; 23:6).Pero el gran dios de los cananeos era Baal (Dueño o Señor), «Cabalgador de las nubes»,señor del rayo, muriendo bajo los golpes de su enemigo «Mot» (la Muerte), siendo llorado porsu hermana-esposa «Anat», la diosa de la guerra, que lo retorna a la vida. Numerosaslocalidades llevan su nombre (Baal-peor, Baal-hermón, etc.), así como él mismo tiene muchosnombres particulares: Baal-zefón (Baal del norte, Éx. 14:2); Baal-Berit (Baal de la alianza, Jue.8:33); Baal-Zebul (Baal-príncipe, 2 R. 1:2). Se asocia con el toro. Es probable que Hadad fuerauno de sus nombres (1 R. 15; 18). Para evitar leer el nombre maldito de Baal en el cultopúblico, los judíos decían en su lugar Boset (abominación): así, se leía Isboset en lugar deEsbaal (1 Cr. 8:33; 2 S. 2:8).El padre de Baal era Dagón, el dios del grano, inventor del arado. Bajo la figura de un hombrecon cuerpo de pez, lo adoraban los filisteos (Jue. 16:23; 1 S. 5:2-7; cp. Jos. 15:41) y en Bet-seán.La gran diosa era Astoret o Astarté, diosa de la fecundidad, cuyo culto de carácter sexual erauna fuente de degradante inmoralidad, por cuanto sus sacerdotisas se entregaban a laprostitución sagrada (Jue. 2:13; 10:6; 1 R. 11:5, 33; 2 R. 23:13; cp. igualmente las prostitutasmencionadas en 1 R. 14:24; 15:12; 22:47). Su culto parece que había sido importado deMesopotamia, donde era adorada bajo el nombre de Istar. Está asociada con la estrellavespertina, Venus.Moloc (heb. «Melek» = «rey»), divinidad de los amonitas, que exigía monstruosos sacrificios deniños, que eran quemados en su honor. En ocasiones se le identifica con Milcom (1 R. 11:5,33) o Malcam (Jer. 49:1, 3). Moloc era muy semejante a Baal (cuyo nombre significa tambiénSeñor; cp. Jer. 32:35); su culto estaba prohibido en Israel bajo pena de muerte (Lv. 18:21; 20:1-5). A pesar de esto, el pueblo y sus reyes se entregaron a esta horrible idolatría (2 R. 17:17; 2Cr. 28:3; 33:6), que los profetas denunciaron severamente (Jer. 7:29-34; Ez. 16:20-22, etc.).Las excavaciones, particularmente en Palestina, han revelado los restos de esqueletoscalcinados de niños pequeños alrededor de los santuarios de Moloc.El panteón cananeo comprende también una gran cantidad de otros dioses, cuya lista es difícilde ser precisada. Allí se hallan «Shemesh», el suelo; «Yarik», la luna; «Horon» y «Ashimah».Los cananeos adoraban también a una multitud de divinidades familiares: los «terafim» (Gn.31:19). Los moabitas tenían como gran dios a Quemós (1 R. 11:7), también adorado por losamonitas (Jue. 11:24). Cosa curiosa desde el punto de vista arqueológico, la Estela de Mesaatribuye a la ira de Quemós el dominio de Israel sobre Moab.(b) DIVINIDADES BABILONIAS.Bel (en acadio «Bëlû», relacionado con el heb. «Baal», Señor), finalmente identificado conMarduk, es la principal divinidad de Babilonia (Jer. 51:44). Los hebreos lo llamaban Merodac(Jer. 50:2; cp. Is. 39:1). Era un Dios solar, a cuyos rayos se atribuía la renovación de lanaturaleza en la primavera, la época en que se celebraban sus fiestas. Fue poco después delaño 2000 a.C. que los babilonios lo situaron a la cabeza de su panteón. Según «Enuma Elish»(el relato babilónico de la creación), Marduk consiguió este lugar al dar muerte a Tiamat, ladiosa del abismo. Era adorado particularmente en Esagil, el famoso templo de Babilonia.
DIVISIÓN. Véanse HEREJÍA, SECTA.
DIVORCIO Disolución del lazo matrimonial. Moisés había consentido que los hombres repudiaran a susmujeres por cualquier causa, como vemos en Dt. 24:1, 3; pero el Señor Jesús mantuvo laordenanza original de Dios de que lo que Dios había unido, el hombre no tenía derecho aseparar; por ello un hombre no tiene derecho a divorciarse de su mujer excepto por causa defornicación, cuando ella misma haya disuelto el lazo matrimonial (Mt. 5:31, 32; 19:3-9). Se debedar carta de divorcio a la mujer. La redacción de este documento, y conseguir su refrendomediante testigos, era un cierto freno para el temperamento alterado de quien quería llevar acabo su repudio.El divorcio se usa simbólicamente para expresar la acción de Dios al repudiar a Israel, quehabía sido muy infiel, dándole carta de divorcio (Is. 50:1; Jer. 3:8).
DOCE. Números simbólicos. Véase NÚMERO
DOCTOR DE LA LEY Erudito e intérprete oficial de la ley mosaica (Lc. 2:46).Nicodemo era probablemente uno de ellos, porque el Señor le llamó «maestro de Israel».El Señor afirmó que los doctores de la Ley ponían pesadas cargas sobre otros, sin tocarlasellos ni con un dedo (Lc. 11:46). Denunció que en sus enseñanzas quitaban la llave delconocimiento, no entrando, ni dejando entrar a otros (Lc. 11:52). Ésta es una solemnedescripción aplicable a todos aquellos que en el presente oscurecen la gracia de Diostorciendo Su palabra. Cp. Mt. 22:35; Lc. 7:30; 10:25; 11:45-52; 14:3; Tit. 3:13.
DODANIM Nieto de Jafet y sus descendientes (Gn. 10:4; 1 Cr. 1:7). Pentateuco Samaritano en la primeracita, y LXX y el texto hebreo en la segunda, escriben Rodanim, probablemente designando alos habitantes de Rodas.
DOEG «tímido».Jefe de los pastores de Saúl; le dijo al rey que Ahimelec el sacerdote había ayudado a David.Saúl le ordenó que matara a Ahimelec y a los habitantes de Nob (1 S. 22:11-23). Ejecutandoasí una de las peores venganzas de Saúl.
DOMINGO El día de la semana en que resucitó el Señor, el primer día de la semana, el día del Señorcitado en Ap. 1:10: Juan estuvo en el Espíritu en el día del Señor. Al ser el día de la resurrecciónes enfáticamente el día peculiar del cristiano. Al ser el primer día de la semana, es tambiénsugerente del comienzo de un nuevo orden de cosas, totalmente distintas de las relacionadascon el Sábado legal. Era el día en que comúnmente se reunían los discípulos para el propósitoexpreso de partir el pan (Hch. 20:7); y aunque no se da ningún mandato acerca de él, es un díaespecialmente considerado por parte de los creyentes.Es, literalmente, el «día dominical», «kuriakos», una palabra que aparece solamente conreferencia a «la cena del Señor» en 1 Co. 11:20 y a «el día del Señor». No debe confundirsecon «el día del Señor» en su concepción escatológica, «hëmera kuriou». (Véase DÍA DEJEHOVÁ).Para una consideración a fondo del tema del paso de Sábado a Domingo y de sus respectivasnaturalezas, véase SÁBADO.
DOMINIO PROPIO. Véanse PRUDENCIA, TEMPLANZA.
DONES DEL ESPÍRITU. Véase CARISMAS.
DOR «habitación».Ciudad a orillas del Mediterráneo, que no pudo ser vencida completamente por Josué (Jos.12:23; 17:11; Jue. 1:27).Salomón la hizo tributaria (1 R. 4:11). Sus ruinas se hallan en el norte de Cesarea.
DORCAS Traducción griega del arameo «Tabitha», «gacela».Mujer cristiana de Jope, muy caritativa, resucitada por Pedro (Hch. 9:36-43).
DOTÁN Ciudad 21 Km. al norte de Siquem, donde vendieron a José (Gn. 37:17) y donde Eliseo tuvo lavisión de los ángeles (2 R. 6:13-23).
DOTE En la antigüedad era muy raro que la mujer aportara una dote en matrimonio.En Israel y en las naciones vecinas, era el marido o su padre quien pagaba al padre de laprometida a fin de que le fuera dada en casamiento (Gn. 29:15-20; 34:12; Éx. 22:17; 1 S.18:25).El monto legal inferior parece haber sido de 50 siclos de plata (Dt. 22:29).En ocasiones, el padre de la prometida le hacía un regalo de matrimonio (Jos. 15:19; 1 R.9:16). (Véase MATRIMONIO).
DRACMA Moneda griega de plata, de unos 3,4 gramos de peso en plata. (Véase MONEDA).
DRAGÓN (heb. «Tannin»; gr. «drakõn»).Puede significar cualquier gran reptil, serpiente, o monstruo marino, símbolo de una grancriatura destructora.Las naciones condenadas a la destrucción y desolación, incluyendo Jerusalén, son descritascomo moradas de dragones (Is. 34:13; 35:7; Jer. 9:11; 10:22; 51:37).A Faraón, rey de Egipto, se le llama el gran dragón (Ez. 29:3).Como una de las criaturas de Dios, el dragón es llamado a alabar a Jehová (Sal. 148:7).En el NT el dragón es un tipo de Satanás y de aquellos movidos por él.En Ap. 12:3 el «gran dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos» es símbolo del poder deSatanás en la forma del Imperio Romano: intentó, en la persona de Herodes, destruir a Cristo alnacer. En Ap. 13:2, 4 es Satanás quien da al Imperio Romano redivivo del futuro su trono y granautoridad. En Ap. 13:11 el Anticristo, que tiene dos cuernos como un cordero, habla como undragón. En Ap. 16:13 es Satanás, y en Ap. 20:2 es descrito como «la serpiente antigua, que esel diablo y Satanás». (Véase DIABLO).
DRUSILA Hija de Herodes Agripa I y de Cippros, hermana de Agripa II.Se casó con Aciz rey de Emesa al convertirse éste al judaísmo, pero fue posteriormenteseducida a abandonar a su marido y casarse con Félix, procurador de Judea.Estaba presente cuando Pablo habló ante Félix (Hch. 24:24).Murió con su hijo Agripa en una erupción del Vesubio.
DUELO Era costumbre de los hebreos, como sigue siéndolo en Oriente, hacer una gran exhibición deduelo.Para expresar su dolor por la muerte de un ser querido, o por una calamidad pública o privada,golpeaban el pecho, se cubrían la cabeza, ayunaban, echaban polvo o cenizas sobre suscabezas, descuidaban su cabello, llevaban vestidos de colores apagados, rasgaban susvestiduras, se vestían de saco, etc.Para Asa y Sedequías hubo una gran combustión de perfumes a su muerte, muyprobablemente imitando a los paganos (2 Cr. 16:14; Jer. 34 5).Se contrataba a plañideras profesionales (Jer. 9:17, 18 cp. 2 S. 14:2; Am. 5:16).También se presentaban músicos que tocaban músicas fúnebres (Mt. 9:23).Dios no desea que aquellos que han perdido un ser amado carezcan de sentimientos: elmismo Señor Jesús lloró ante la tumba de Lázaro. Pero Dios quiere que haya realidad entodas las cosas. Él mismo tiene que exhortar a Su pueblo: «Rasgad vuestro corazón, y novuestros vestidos» (Jl. 2:13).
DUMA «silencio».(a) Hijo de Ismael y fundador de una tribu de Arabia (Gn. 25:14; 1 Cr. 1:30).(b) Una ciudad o distrito contra el que se pronunció una profecía; probablemente en Edom, yquizá relacionado con el hijo de Ismael (Is. 21:11).(c) Ciudad en las tierras altas de Judá (Jos. 15:2). Identificada con ed-Domeh, 31º 26' N, 34º59' E.
DURA (del babilonio «duru», «cerco», «muro»).Llano al sudeste de Babilonia, donde Nabucodonosor levantó su estatua de oro (Dn. 3:1).Varios lugares llevaban ese nombre; actualmente hay un río Dura, y próximo a él un sitiollamado Tulul Dura, probablemente el Dura de Daniel.
EBAL Monte de Efraín desde el que se proclamaron las maldiciones que caerían sobre Israel sidesobedecía al Señor.En este monte se levantaron grandes piedras encaladas, sobre las que se había escrito la ley.Así, la ley y la maldición quedaron unidas en la misma montaña (Dt. 11:29; 27:4, 13); pero juntocon estas piedras, Josué también erigió un altar a Jehová Dios de Israel, antes de que seproclamaran las bendiciones desde el monte Gerizim y las maldiciones desde el monte Ebal.Ambos montes están separados por un valle muy estrecho, y se puede oír con mucha claridadde un monte al otro.El monte Ebal tiene una altura de 930 metros sobre el nivel del mar, y su situación es 32° 14' N,35° 16' E.
ÉBANO La bien conocida madera negra de gran dureza. Era importada, lo mismo que el marfil, de Tiro(Ez. 27:15).
ÉBED-MELEC «siervo de Melec» o «siervo del rey».Según Jer. 38:7-13, eunuco etíope del rey Sedecías (588 a.C.), con su intercesión ante el reysalvó al profeta Jeremías, quien le prometió que se salvaría en la venidera destrucción deJerusalén (Jer. 39:15-18).
EBEN-EZER Una piedra así llamada, que significa «piedra de ayuda», puesta por Samuel, después deobtener la victoria sobre los filisteos, como memorial de la ayuda recibida de parte de Dios (1S. 4:1; 5:1; 7:12).Parecería por los textos como si la piedra hubiera tenido este nombre antes de que Samuel ladesignara así; pero esto puede tener su explicación en base a que todo el relato hubiera sidoescrito después de que la piedra fuese nombrada así.La palabra ha venido a ser simbólica de la expresión: «Hasta aquí nos ayudó Jehová.»
EBIONISMO. Véanse ESENIOS, JUDAIZANTES.
EBLA. Véanse MARDIKH y TELL.
ECBÁTANA. Véase ACMETA.
ECLESIASTÉS (gr. «ekklesiastes»: «aquel que se sienta en una asamblea, o en una iglesia, y habla,predicador»).Este término, proveniente de la LXX, designa al libro del AT que el hebreo llama «Kõheleth»,término etimológicamente próximo a la raíz que significa asamblea, congregación.Ciertas versiones, como la Reina-Valera, siguen las versiones griegas y latinas, que traduceneste término hebreo como «predicador» (Ec. 1:1).(a) AUTOR.El predicador es identificado como «hijo de David, rey sobre Israel en Jerusalén» (Ec. 1:1).La cuestión de su paternidad ha sido muy discutida, y se han presentado dos posiblessoluciones:(A) El mismo Salomón, en su vejez, escribió este libro. No es nombrado, pero es a él que serefieren las alusiones a la sabiduría, a los placeres, a las construcciones, a los servidores, a lasriquezas, y a las mujeres, en lo cual sobrepasó a todos los que habían estado antes que él enJerusalén (Ec. 1:16; 2:1-9). La tradición judía habla en este sentido, todo y situando elEclesiastés entre los cinco Rollos (junto con Cantares, Rut, Lamentaciones y Ester) y que en lalista de los 22 o 24 libros del Canon quede entre los últimos (Eclesiastés, Ester, Daniel,Esdras-Nehemías, 1 y 2 Crónicas). La tradición cristiana hasta Lutero ha admitido también suorigen salomónico.(B) La segunda postura afirma que este rey «hijo de David» no sería necesariamente Salomón,sino un descendiente posterior de David (con respecto al sentido extensible de este término,véase HIJO). Las características dichas anteriormente, se afirma en esta postura, se podríanaplicar con el mismo rigor a un rey como Uzías. Esta postura se apoya en que el vocabulario yla sintaxis de Eclesiastés no son del todo conformes al hebreo clásico, lo cual sería indicativode una época tardía. Sin embargo, esta segunda postura se enfrenta a graves objeciones. Seatribuye al autor más sabiduría que «todos los que fueron antes de mí en Jerusalén». Ningúnrey posterior a Salomón, excepto el Rey de reyes, puede hacer en justicia esta afirmación. Porotra parte, afirma que fue rey sobre Israel, lo que, por la evidencia interna, lo sitúa dentro de lamonarquía unida, cuyo último rey fue precisamente Salomón. Por lo que respecta a lascaracterísticas lingüísticas indicativas de una época más tardía, no son probativas, y se basanasimismo en especulaciones acerca del desarrollo de la lengua carentes de una rigurosa base.Por lo que respecta a los críticos, éstos pretenden que se trata de un libro de retazos,redactado después del exilio, en el cual unos sabios israelitas desengañados harían hablar auno de sus grandes reyes. Pero esta hipótesis está lejos de estar probada, y no está deacuerdo con la pretendida fecha de redacción. Según Vigoroux, partiendo de este mismoargumento del lenguaje, los críticos se dividen, acerca de la época y del autor del Kõheleth, enmás de 24 grupos diferentes, y la fecha que proponen oscila entre el año 975 y el 4 a.C. (Dict.de la Bible).(b) MENSAJE.Este libro relata los sentimientos, las experiencias, las observaciones de un sabio en lasituación de Salomón. Su mensaje no se relaciona con otra cosa que con la vida terrena.El autor se pregunta si el hombre consigue un provecho real de todos sus esfuerzos (Ec. 1:3).El método empleado para desentrañar este problema es el de la sabiduría humana (Ec. 1:13).El predicador descubre, por la observación y la experiencia, que la única fuente de satisfacciónse halla en el mismo hombre, en el ejercicio pleno de las facultades de su cuerpo y de suespíritu, pero en conformidad a las leyes físicas y morales del mundo donde vive (Ec. 2:24;3:12, 13, 22; 5:18; 9:7-10).El seguimiento de la sabiduría (Ec. 1:12-18) y del placer (Ec. 2:1-11) no da la felicidad. Estascosas, no obstante, tienen valor; ésta es la razón de que el predicador se sienta inclinado acomparar la sabiduría con la necedad (Ec. 2:12-23). Llega a la conclusión de que los goces deltrabajo y de la vida sencilla son lo que dan aquí abajo las mayores satisfacciones (Ec. 2:24; cp.
ECLESIÁSTICO Libro apócrifo que aparece en las versiones católicas de la Biblia, y últimamente en algunas delas Sociedades Bíblicas Unidas. (Véase APÓCRIFOS).
ECRÓN desarraigado.La ciudad que le tocó en suerte a Judá en la repartición hecha por Josué según Jos. 15:45, yque después perteneció a Dan.
EDÉN «delicias».(a) El huerto de Edén, donde moraron Adán y Eva durante el espacio de tiempo antes de quepecaran. Allí Dios hizo crecer todo árbol placentero a la vista y bueno para comer. Allí sehallaban también el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal (Gn. 2:8-15).Un lugar fructífero es comparado como el huerto de Edén (Is. 51:3; Ez. 36:35; Jl. 2:3).La caída de Faraón, bajo la figura de un árbol exaltado, es mencionada como consoladorapara los árboles de Edén, que recibe el nombre de «huerto de Jehová» etc. (Is. 51:3; Ez. 28:13;31:9, 16, 18). Habiendo sido plantados por Dios, los árboles de Edén se usan en este últimopasaje como símbolo de las varias naciones plantadas por Dios en la tierra, siendo Israel elcentro (Dt. 32:8).Adán fue puesto en el huerto de Edén para cuidarlo; pero en su caída fue echado fuera, y fueronpuestos querubines para cerrar el acceso al árbol de vida (Gn. 3:23, 24).Un río salía de Edén, que luego se dividía en cuatro. Se han hecho muchos intentos deidentificarlos, pero han fracasado, lo mismo que los intentos de situar el Paraíso. Como bienafirma Leupold, «la solución al problema evidentemente está en el hecho de que lo que el relatodescribe fue realidad en el pasado, aunque no podamos nunca llegar a identificar los dosprimeros ríos. Pero los extensos cambios provocados en la geografía terrestre por aquelinmenso cataclismo, el Diluvio, han perturbado totalmente el antiguo orden» (Leupold, H. C.:«Exposition of Genesis», Baker Book House, Grand Rapids, 1942/1981, vol. 1, p. 124).(Véanse DILUVIO, PARAÍSO).(b) Una nación llamada «los hijos de Edén» que moraba en Telasar, territorio conquistado porAsiria. Suministraban a Tiro telas de gran precio (2 R. 19:12; Is. 37:12; Ez. 27:23). Su situaciónes desconocida.(c) Casa de Edén o Bet-Edén (Am. 1:5). Parece que era una residencia de los reyes deDamasco, probablemente situada en algún lugar placentero.(d) Hijo de Joa, gersonita; posiblemente el mismo que ayudó en la distribución de las porciones(2 Cr. 29:12; 31:15).
EDOM Los edomitas tomados colectivamente (Nm. 20:18, 20, 21; Am. 1:6; Mal. 1:4).Región ocupada por los descendientes de Edom; llamada originalmente monte Seir (Gn. 32:3;Nm. 24:18), y más tarde conocida con el nombre de Idumea. Región montañosa yextremadamente abrupta al sur de Moab.En tiempos de Moisés tenía campos, viñedos, pozos y una carretera (Nm. 20:17-19). Susciudades importantes fueron Sela, la capital, Ezión-geber y Elat.
EDOMITAS Nombre dado a los descendientes de Edom (Gn. 36:1-19) y a todos los que se incorporaron aellos.Tan pronto como Jacob regresó de Mesopotamia, Esaú ocupó la tierra de Edom (Gn. 32:3; Dt.2:4, 5).Al principio se gobernaban por medio de jefes de tribu, pero al surgir la monarquía hebrea,gobernados por reyes (Gn. 36:31-39). Saúl peleó en contra de los edomitas, y David pusoguarniciones en Edom después de conquistar el país (1 Cr. 18:13).Los edomitas ayudaron a Israel y a Judá en su lucha contra el rey de Moab, pero bajo elreinado del hijo de Jeroboam se rebelaron. Joram no pudo dominarlos (2 R. 8:20-22); Amasíaslo logró en el valle de la Sal y tomó Sela, la capital (2 R. 14:7; 2 Cr. 25:11, 12).Juan Hircano obligó a los edomitas a circuncidarse y a incorporarse al pueblo judío.Los herodianos eran edomitas y muchos de los zelotes que tomaron parte en la defensa deJerusalén. Después de este acontecimiento la historia dice muy poco de ellos.
EDREI «fuerte».(a) Una de las dos capitales de Basán (Dt. 3:10). Allí los israelitas libraron una gran batalla conOg (Dt. 1:4; 3:1, 10). Se identifica con la moderna Derat, 127 Km. al sur de Damasco.(b) Ciudad cercana de Neftalí (Jos. 19:37).
EFA Medida básica de capacidad, equivalente a unos 37 litros. Se usaba para áridos. Equivalía albato, que se usaba para líquidos (Éx. 16:36; Rt. 2:17; 1 S. 17:17; Ez. 45:11).
EFES-DAMÍN Lugar del campo filisteo entre Soco y Azeka donde se libró el combate entre David y Goliat. Nose puede fijar con mayor exactitud el sitio. Llamado Pasdamim en 1 Cr. 11:13.
EFESIOS (Epístola ) Pablo la redactó estando preso (Ef. 3:1; 4:1; 6:20), probablemente en Roma, el año 62 denuestra era. Unos pocos comentaristas sitúan la redacción de esta epístola en la época delcautiverio en Cesarea (Hch. 24:27), pero en este caso no cuadraría que el apóstol escribieraen la misma época a los filipenses (Fil. 2:23-24) y a Filemón (Flm. 22) que esperaba serdejado pronto en libertad. Esta esperanza no se hubiera dado en Cesarea, donde habíaapelado a César. Por otra parte, tenía una libertad suficiente para predicar el Evangelio (Hch.28:30; Ef. 6:19-20; Col. 4:3-4), y el pretorio, así como la casa de César de que habla, se hallanevidentemente en Roma (Fil. 1:13; 4:22). Finalmente, la frase «soy embajador» (Ef. 6:20)puede sugerir su presencia en la capital imperial.(a) DESTINATARIOS.La epístola está dirigida «a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Éfeso». Algunosmss. muy antiguos omiten la palabra «en Éfeso», p. ej., los dos principales del NT, el CódiceSinaítico y el Códice Vaticano, así como el papiro de Chester Beatty, de inicios del siglo III, elms. más antiguo que se posee de las epístolas de Pablo. ¿Quiénes eran entonces losverdaderos destinatarios de la epístola? La explicación más plausible es que se trata de unacarta circular enviada a todas las iglesias de la Provincia de Asia; Éfeso era la principalciudad, quedando así su nombre en ella. La ausencia de alusiones a una situación concreta y adificultades locales parece confirmar esta opinión. Se trata, en suma, de un tratado de doctrinay de moral, bajo la forma de epístola.(b) COMPARACIÓN con la epístola a los Colosenses.Al igual que la carta a los Colosenses, la remitida a los Efesios fue enviada por medio deTíquico (Ef. 6:21; Col. 4:7-8). La analogía de lenguaje y de pensamiento revela que las dosepístolas fueron redactadas en la misma época. Compárese, p. ej.:Ef. 1:1, 2 con Col. 1:1, 2Ef. 1:3, 20; 2:6; 3:10; 6:12 con Col. 1:5; 3:1-3Ef. 1:6, 7 con Col. 1:13-14Ef. 1:9; 3:9; 6:19 con Col. 1:26; 2:2; 4:3Ef. 1:10 con Col. 1:10, 25.Ef. 1:11 con Col. 1:12Ef. 1:17 con Col. 1:10Ef. 1:19, 20 con Col. 2:12Ef. 1:20 con Col. 3:1Ef. 1:22 con Col. 1:18Ef. 1:23 con Col. 2:9Ef. 4:22-24 con Col. 3:8-10Ef. 4:32 con Col. 3:13Este paralelismo llega a tal punto que, según Lewis, de los 155 versículos de Efesios, se hallan78, con más o menos modificaciones («International Standart Bible Encyclopaedia», p. 959).Es evidente que el apóstol redactó estas dos epístolas bajo la presión de las mismascircunstancias. La epístola a los Efesios parece haber sido escrita inmediatamente despuésde la de Colosenses, siendo de mayor alcance que la anterior.(c) AUTENTICIDAD.La autenticidad y paternidad paulina de esta epístola queda abundantemente constatada porpruebas internas y externas.Clemente de Roma, Ignacio, Policarpo, Hermas, Clemente de Alejandría, Tertuliano, Ireneo eHipólito dan testimonio de que había sido reconocida y utilizada ya muy tempranamente de unamanera constante. Incluso se puede afirmar que es indudablemente la carta más citada de losescritores de los primeros siglos. Figura en la lista de Marción y en el fragmento de Muratori(170 d.C.).Las pruebas internas son igualmente decisivas. El autor menciona dos veces su nombre (Ef.1:1; 3:1). La distribución de los temas es paulino, empezando por la doctrina (Ef. 1-3) yacabando por la temática práctica, fruto de la doctrina (Ef. 4-6). La forma de expresarse estotalmente de Pablo. Es esta epístola la que marca la cumbre de la enseñanza del apóstol.(d) TEMA.El tema principal de la epístola a los Colosenses es la preeminencia de la persona y de la obrade Cristo; el de Efesios, los privilegios y responsabilidad de la Iglesia, que reúne «en Cristo» atodos los redimidos del Nuevo Testamento.La epístola a los Efesios resume, por así decirlo, toda la anterior enseñanza de Pablo;desarrolla el maravilloso plan que Dios ha puesto en marcha al enviar a su Hijo, la liberación de
ÉFESO Ciudad de Lidia, en la costa occidental de Asia Menor, a mitad de camino entre Mileto al sur yEsmirna al norte.Éfeso estaba situada en la encrucijada de caminos comerciales naturales, sobre la arteriaprincipal que iba de Roma a Oriente.Poseía el célebre templo de Artemisa (Diana), que representaba a una diosa madre cuyo torsoestaba totalmente cubierto de pechos. (Véase DIVINIDADES PAGANAS).En el siglo II a.C. los jonios de raza griega se apoderaron de la ciudad. Éfeso vino a ser una delas 12 ciudades de la confederación jónica, y posteriormente la capital.Hacia el año 555 a.C., Creso, rey de Lidia, cuya capital era Sardis, tomó Éfeso, pero pocodespués cayó bajo el yugo persa. Bajo Alejandro Magno vino a formar parte del imperio greco-macedónico.En el año 190 a.C. los romanos, al vencer a Antíoco el Grande en Magnesia, le arrebataronÉfeso, dándola a Eumeno II, rey de Pérgamo.A la muerte de Atalo III, rey de Pérgamo, en el año 133 a.C., Éfeso volvió a manos romanas,que hicieron de ella la capital de la provincia romana de Asia.Tiberio la reconstruyó después del terremoto sufrido en el año 29 d.C.Numerosos judíos que poseían el título de ciudadanos romanos residían en Éfeso, manteniendoallí una sinagoga (Hch. 18:19; 19:17; Ant. 14:10, 11 y 13).Al finalizar su segundo viaje misionero, Pablo, de camino hacia Jerusalén, hizo una breve visitaa Éfeso, y predicó en su sinagoga. Dejó a Aquila y a Priscila en esta ciudad, para que ellosprosiguieran con la obra (Hch. 18:18-21).En la época de su tercer viaje, Pablo estuvo trabajando en Éfeso por lo menos 2 años y 3meses. Dejó la ciudad después del motín provocado por Demetrio, el platero fabricante detemplecilIos de plata de Diana, que vio disminuir sus beneficios debido a la predicación delapóstol (Hch. 19; cp. 1 Co. 15:32; 16:8; 2 Ti. 1:1-18). Pablo dejó a Timoteo en Éfeso, a fin deque impidiera que la iglesia quedara corrompida por las falsas doctrinas (1 Ti. 1:3). Más tarde,no pudiendo pasar por Éfeso al volver de Europa, Pablo llamó a los ancianos de Éfeso a Mileto(Hch. 20:15, 16, 17). Tíquico, portador de la epístola a los Efesios, fue después enviado aÉfeso (Ef. 1:1; 6:21; 2 Ti. 4:12).La iglesia de Éfeso es una de las 7 iglesias de Asia a las que se dirigieron las cartas delApocalipsis de Juan (Ap. 1:11; 2:1-7).Según la tradición, el apóstol Juan pasó los últimos años de su vida en Éfeso.En la actualidad, el mar se ha retirado de la ciudad debido a depósitos aluviales del río Caístro,que desembocaba junto a ella. Sólo quedan ruinas de lo que fuera una gran ciudad.
EFOD «cubierta».(a) Prenda del sumo sacerdote. Se dieron minuciosas instrucciones para su hechura. Tenía queser hecho de oro, azul, púrpura, carmesí y lino torcido, trabajado con primor. El oro era batidopara formar delgadas chapas, y después se cortaba en hilos, que eran entretejidos en la tela.El cinto debía ser de los mismos materiales bordados. Sobre las hombreras se colocaban dospiedras de ónice, con los nombres de las doce tribus grabados en ellas, seis en cada una; así,siempre que Aarón llevaba el efod, estaba representando a las doce tribus.Había también el manto del efod, que era todo de azul, y en su borde había granadas de azul,púrpura y carmesí, con campanillas de oro entre ellas. Es indudable que el manto era muchomás largo que el efod, que se supone que no llegaba a las rodillas, y que se llevaba sobre elmanto.El pectoral se ponía sobre el efod.También se llevaba una túnica de lino fino, colocada por debajo del manto.Todo lo anterior, con la mitra, eran los vestidos de Aarón «para honra y hermosura» (Éx. 28:40).En los varios materiales del efod quedan tipificadas la justicia divina, el carácter celeste, larealeza, dignidad, y las gracias del Espíritu: las virtudes que caracterizaban al Señor Jesús.Inseparablemente unido al efod estaba el pectoral, en el que se hallaba el Urim y Tumim; así alllevar el efod, el juicio de los hijos de Israel era llevado ante el Señor, según sus luces yperfecciones (éste es el significado de los términos Urim y Tumim). Aunque no se llevaba enocasiones ordinarias, era necesario cuando se buscaban instrucciones de parte de Dios (cp. 1S. 21:9). Así, la recepción de respuestas de Dios queda relacionada con el Urim y Tumim, queestaban en el pectoral (Éx. 28:28: cp. Nm. 27:21; 1 S. 28:6; Esd. 2:63; Neh. 7:65).El término «efod» es una transliteración del mismo vocablo hebreo, y proviene de «ataralrededor o atar», por lo que su significado no parece ir más allá de «una vestidura sacerdotal»(Éx. 29:5; 35:9, 27; 39:2-22; Lv. 8:7; 1 S. 2:28).(b) Además de lo anterior, que puede recibir el nombre de «el» efod, había otros que llevabanlos sacerdotes, pero que no son descritos (1 S. 14:3; 22:18; 23:6, 9; 30:7; Os. 3:4). Conocasión de la subida del arca a Jerusalén, David se revistió de un efod de lino (1 S. 2:18). Entodos los pasajes anteriores el efod tiene carácter de vestidura sacerdotal, aunque David nopertenecía a la tribu de Aarón. En esto constituyó un tipo de regio sacerdote del orden deMelquisedec.(c) Una extraña desviación de lo anterior lo fue el efod que hizo Gedeón del oro, púrpura y losornamentos tomados de los madianitas, detrás del cual se extravió Israel, y que vino a sertropiezo para Gedeón y toda su casa (Jue. 8:27). Aún peor fue el caso de Micaía que,habiéndose hecho un santuario de dioses, hizo un efod, y consagró a uno de sus hijos comosacerdote. Un levita que llegó a la casa se involucró en todo ello, y pretendía inquirir de Diosmediante el efod. Cuando los ídolos fueron robados por los danitas, el levita los acompañó conmucho gusto, para, con los ídolos y el efod, llegar a ser el sacerdote de esta tribu. De estamanera quedó asociada con la idolatría una vestimenta sacerdotal que hubiera debido estarasociada con el culto a Jehová (Jue. 17:5; 18:14-20).(d) Padre de Haniel, príncipe de la tribu de Manasés (Nm. 34:23).
EFRAÍN «doble fructífero».(a) El hijo menor de José y Asenat, hija de Potifera, sacerdote de On.Nació cuando José era primer ministro de Egipto (Gn. 41:45-52).Jacob profetizó que Efraín sería padre de muchas gentes (Gn. 48:8-20).(b) Una ciudad de Judá (2 S. 13:23). Vespasiano, general romano, tomó Efraín y Bet-el en suavance sobre Jerusalén. Podría ser la misma ciudad de Efraín adonde se retiró Jesús (Jn.11:54).
EFRATA (a) Lugar donde se enterró a Raquel (Gn. 35:16).(b) Esposa de Caleb (1 Cr. 2:19, 50).(c) Antiguo nombre de Belén (Mi. 5:2).
EFRÓN (a) Un heteo residente en Hebrón y propietario de la cueva de Macpela, la cual vendió aAbraham (Gn. 23:8, 9; 25:9).(b) Región montañosa en la frontera de Judá (Jos. 15:9).(c) Ciudad que Abías tomó a Jeroboam (2 Cr. 17:19).
EGIPTO En hebreo «Mizraim» (realmente, «Mitsraim»), es una forma dual, que significa «los dosMatsors», en opinión de algunos, y que representan el Alto y el Bajo Egipto. También recibe elnombre de «Tierra de Cam» en el Sal. 105:23, 27; y «Rahab», que significa «el soberbio», enel Sal. 87:4; 89:10; Is. 51:9. (Este nombre no es en hebreo el mismo que el de la rameraRahab, que es exactamente Rachab.). El Alto Egipto recibe el nombre de «Patros», o «tierradel sur» (Is. 11:11). El Bajo Egipto es Matsor en Is. 19:6; 37:25, traducido en la RVR como«fosos» en el primer pasaje, y «Egipto» en el segundo. Egipto es uno de los más antiguos yrenombrados países. La fecha de su fundación es objeto de muchas y diversas hipótesis, quehan ido siendo revisadas con el paso del tiempo.I - HistoriaPor lo general, la historia del antiguo Egipto se divide en tres partes.1. Imperio Antiguo, desde su comienzo a la invasión de Egipto por los hicsos o ReyesPastores. Esto, en base al modelo comúnmente aceptado, abarcaría las once primerasdinastías. En algunas de estas dinastías los reyes residían en Menfis, y los de otras en Tebas.Ello suscita la importante cuestión de si algunas de las dinastías fueron contemporáneas en suexistencia. A las primeras cuatro dinastías les son atribuidas la construcción de la GranPirámide y las pirámides segunda y tercera, y también la construcción de la Esfinge de Gizeh.2. El Imperio Medio empezó, en el modelo comúnmente aceptado, con la duodécima dinastía.Algunos hicsos se habían establecido en el Bajo Egipto ya bajo la sexta dinastía; extendieronsu poder en la decimocuarta dinastía, y reinaron supremos durante la decimoquinta,decimosexta y decimoséptima dinastías. Eran semitas de Asia. Se establecieron en el norte deEgipto en Zoam, o Tanis y Avaris, mientras que en el sur reinaban reyes egipcios. Se suponeque mantuvieron el poder en el norte durante unos 500 años, pero otros creen que su dominiofue mucho más corto. (Véase HICSOS).3. El Imperio Nuevo fue inaugurado por la expulsión de los hicsos en la decimoctava dinastía,cuando Egipto recuperó su anterior poder, tal como lo vemos por el AT.La primera mención de Egipto en las Escrituras es cuando Abraham fue a morar allí debido aun periodo de hambre. Se dirigió al mundo en busca de ayuda, y ello condujo al patriarca a unaconducta por la que fue reprendido por Faraón, el príncipe del mundo (Gn. 12:10-20). Toda latemática cronológica de este período es muy debatida, entrando en juego distintas variables ydiferentes métodos de cálculo. Se puede calcular, sin embargo, que alrededor del año 1700a.C. José fue llevado a Egipto, y vendido a Potifar. Siguió su exaltación, con motivo del sueñode Faraón con respecto al período de hambre que iba a venir sobre la tierra. Courville (verBibliografía) sitúa el inicio de los siete años de hambre alrededor del año 1665 a.C. LuegoJacob y toda su familia descendieron a Egipto. (Véase JOSÉ). Al final se levantó un rey que noconocía a José, y los hijos de Israel quedaron reducidos a la esclavitud (véase PLAGAS DEEGIPTO). A la muerte de los primogénitos de los egipcios, Israel abandonó Egipto (véaseÉXODO).De gran interés son las siguientes cuestiones:¿Cuál de los reyes de Egipto fue el que exaltó a José?¿Cuál fue el rey que no conoció a José?¿Cuál fue el faraón reinante en la época de las plagas y del Éxodo?Aquí hay opiniones encontradas, sugiriendo unos que el faraón que exaltó a José fue uno de loshicsos y que el faraón de la opresión fue Ramsés II; el faraón del Éxodo hubiera sido Menefta,hijo suyo. Este último tuvo un hijo, Seti II, que hubiera debido morir en la última plaga de Egipto,si su padre fue el faraón del Éxodo. Los monumentos registran la muerte de su hijo, y no se hahallado la momia del padre, pero sí hay inscripciones acerca de que siguió viviendo y reinandodespués de la muerte de su hijo. Esto no concuerda con el hecho de que el faraón del Éxodomurió en el mar Rojo (cp. Sal. 136:15; Éx. 9:15). Además, Menefta ha sido descrito como
EGIPTO (Río de) Línea divisoria entre Canaán y Egipto (Gn. 15:18; Nm. 34:5), y límite sur de Judá (Jos. 15:4,47). No es un río propiamente dicho, sino una zona vadosa cerca de la frontera de Egipto. Nodebe confundirse con el Nilo.Se identifica con Wadi el-Arish, 31° 8' N, 33° 50' E.
EGIPTO, RÍO DE Bajo esta traducción se hallan dos corrientes de agua distintas:(A) El Nilo. «Y'or Mizraim» se refiere siempre al Nilo mismo (cfr. Is. 7:18; Am. 8:8).(B) «Nahal Mizraim», lit. «torrente de Egipto», y que constituía el límite entre Israel y Egiptodurante la época de máxima extensión de Israel, durante la monarquía unida bajo Salomón (1R. 8:65; 2 Cr. 7:8). Es asimismo mencionado como el límite meridional de la heredad de loshijos de Israel en Jos. 15:4, «arroyo», Jos. 15:47, «río».(C) En Gn. 15:18, sin embargo, en la promesa de Dios a Abraham, se hace mención de que latierra que poseería su descendencia se extendería desde «el río (nahar) de Egipto hasta el ríogrande, el río Éufrates». En Éx. 23:31, por otra parte, se establecen los límites de Israel «desdeel mar Rojo hasta el mar de los filisteos, y desde el desierto hasta el Éufrates». El examen deestos pasajes conduce a pensar que si bien la frontera histórica de Israel con Egipto era el«torrente de Egipto», actualmente conocido como Wadi el-Arish, los límites proféticamenteprometidos se extienden desde el nahar de Egipto, que muy probablemente es el brazopelusíaco del Delta del Nilo, y que desemboca frente a la Península del Sinaí; de esta manera,los pasajes de Gn. 15:18 y Éx. 23:31, que establecen los límites de Israel en el Nilo y en el marRojo. respectivamente, se corresponden, dando a Israel toda la Península del Sinaí.Véase TORRENTE DE EGIPTO.
EGLÓN (a) Ciudad situada entre Gaza y Laquis (Jos. 10:3, 5, 23); Josué la capturó (Jos. 10:36, 37;12:12); se le asignó a Judá (Jos. 15:39).(b) Rey de Moab que arrebató Jericó a los israelitas. Aod lo mató (Jue. 3:12-21).
EJÉRCITO (a) EJÉRCITO.Soldados reunidos en tropas bien organizadas, bajo las órdenes de un jefe (Gn. 21:22; Jue.4:2; Éx. 7:4; 12:41; Nm. 2:3; 1 R. 2:5). Se debe recordar que Israel era la hueste de Jehová,puestos a Sus órdenes, y peleando Sus batallas (Éx. 12:41; Jos. 5:14). Parece que todos losde más de veinte años eran considerados como capaces de portar armas (Nm. 1:3). Durante lamarcha por el desierto y la conquista acampaban en cuatro divisiones de tres tribus cada una,con un capitán sobre cada tribu. Las subdivisiones eran en millares y centenas (Nm. 31:14) y enfamilias (Jos. 7:17). Había convocatorias a golpe de trompeta (Nm. 10:9; cp. 1 Co. 14:8), y todala apariencia de una organización cuidadosa. Hasta la época de los reyes parece habersemantenido esta organización natural o tribal, pero en la época de Saúl encontramos unaguardia personal (1 S. 13:2), y un general del ejército (1 S. 17:55). En la época de David loshéroes que se hallaban con él en la cueva de Adulam formaron el núcleo de sus «valientes» (2S. 23:8-39). Estaban dedicados al servicio del rey puesto por Dios. Más tarde, David organizóuna milicia de 24.000 hombres bajo 12 capitanes (1 Cr. 27:1-15).La graduación general iba desde soldados, hombres de guerra, «criados» de Salomón,capitanes, comandantes de carros, y gentes de a caballo (1 R. 9:22). Puede señalarse que, alhaber sido prohibidos los caballos (Dt. 17:16), no fue sino hasta la época de Salomón que seorganizó la caballería, aunque David se había reservado caballos para cien carros del despojode los sirios (2 S. 8:4). Salomón, comerciando con Egipto (1 R. 10:28, 29) aumentó su cantidadhasta que la fuerza llegó a ser de 1.400 carros y 12.000 jinetes (1 R. 10:26; 2 Cr. 1:14). Al estarsometidos a servicio militar todos los varones capaces, David disponía de un ejército de1.570.000 hombres «que sacaban espada» (1 Cr. 21:5). Después de la división, Judá, duranteel reinado de Abías, disponía de 400.000 «hombres de guerra, valerosos, escogidos», en tantoque Israel tenía, al mismo tiempo, 800.000 «hombres escogidos»; Josafat, que se engrandeciómucho, disponía de 1.160.000 hombres, aparte de los que estaban de guarnición en lasciudades fortificadas.En el NT se hacen unas pocas referencias al ejército romano. Una «legión» era un cuerpo deejército que contenía todas las graduaciones. Durante el imperio, no era, en números redondos,una fuerza de más de 6.000 hombres. Cada legión tenía, teóricamente, 10 cohortes de 600hombres; cada cohorte, 3 manípulos de 200 hombres; y cada manípulo 2 centurias de 100. Deahí viene el nombre centurión o comandante de 100 hombres como hallamos en Hch. 10:1, 22,etc.El cuartel de las tropas romanas en Palestina estaba en Cesarea, con una cohorte enJerusalén; pero en la época de la fiesta, cuando el temperamento rebelde de los judíos podíamanifestarse, se hallaban más tropas de refuerzo en la ciudad, aunque sin sus emblemas deláguila, etc., que eran especialmente ofensivos para los judíos. Aunque los romanos eran la varade Dios para castigarlos, no estaban dispuestos a humillarse ni a recibir el castigo comoproveniente del Señor.(b) EJÉRCITO DE LOS CIELOS(JEHOVÁ DE LOS EJÉRCITOS). En un plano muy diferente, la Biblia habla también delejército celeste formado por los ángeles (1 R. 22:19; Sal. 148:2; Lc. 2:13). El conjunto de lasestrellas lleva también en ocasiones la denominación de ejército de los cielos (Dt. 4:19; 2 R.23:5). Los semitas daban este nombre al cielo, a sus potencias y a los cuerpos celestes; entanto que por el término de ejército terreno denotaban la tierra, todo lo que se halla en lasfuerzas de la naturaleza: vientos, rayos, calor, frío, fieras y cosas inanimadas (Gn. 2:1; Sal.33:6). El mismo Dios es frecuentemente llamado Jehová de los ejércitos. En ocasiones seafirma que esta expresión significa que Jehová es el Dios de los ejércitos de Israel; y parademostrar este extremo se pueden citar las palabras de David a Goliat: «Tú vienes a mí con
ÉL. Véase DIOS [NOMBRES DE].
ELA «grande y frondoso árbol».Nombre de seis personajes bíblicos; entre ellos un rey de Israel (1 R. 16:6, 8-10; Gn. 36:41; 2 R.15:30; 1 Cr. 4:15; 9:8; 1 R. 4:18).
ELAM (ELAMITAS) «alto».(a) Un hijo de Sem (Gn. 10:22).(b) La región habitada por sus descendientes, después llamada Persia y situada al oriente delTigris y de Babilonia. Su capital fue Susán o Susa. Fue el asiento de un imperio antiquísimo(Gn. 14:1-11). Entre loas años 3100 y 2400 a.C. estuvo bajo la dominación de Babilonia, peroElam la conquistó en el siglo XII a.C. Después de repetidas campañas estuvo subyugada bajoSargón, Senaquerib y Assurbanipal. Los elamitas prestaron servicio militar a los asirios en lainvasión de Judá (Is. 22:6). Con la captura de Nínive por los babilonios y la caída del ImperioAsirio, Elam se unió a Media para capturar Babilonia (Is. 21:2). Más tarde fue una provincia, ySusán una capital del Imperio Persa (Dn. 8:2). Los elamitas se opusieron a la reconstruccióndel templo y de la ciudad de Jerusalén (Esd. 4:9). Algunos elamitas judíos estuvieron presentesen el día de Pentecostés (Hch. 2:9).(c) Nombre de tres judíos (1 Cr. 26:3; 8:24; Neh. 12:42).
EL-AMARNA. Véase AMARNA.
ELASAR Según Gn. 14:1, ciudad donde residía el rey Arioc; considerada antiguamente idéntica con laciudad babilónica de Larsa.
ELAT. Véase EZIÓN-GEBER.
ELCANA «Dios creó».(a) Un levita, padre de Samuel, el profeta (1 S. 1:2; 1 Cr. 6:27, 34).(b) Jefe en la corte de Acaz (2 Cr. 28:6).(c) Nombre de dos descendientes de Coré (1 Cr. 6:35, 36).(d) Otros se mencionan en 1 Cr. 6:23, 25:9-16; 12:6; 15:23.
ELDAD «Dios amó».Uno de los setenta ancianos escogidos por Moisés como auxiliares en el gobierno (Nm. 11:24-29).
ELEALE Hoy Elal, 2 Km. al norte de Hesbón.Ciudad en la meseta de Moab, conquistada por Gad y Rubén, pero reocupada más tarde porlos moabitas (Nm. 32:3, 37; Is. 15:4; 48:34).
ELEAZAR «Dios ha ayudado».(a) El tercer hijo de Aarón (Éx. 6:23) y padre de Fineas (Éx. 6:25). Con sus hermanos y supadre fue consagrado sacerdote y más tarde actuó como tal (Lv. 10:6-20; Nm. 3:32; 20:25-28;Jos. 24:33; Jue. 20:28).(b) Nombre de otros siete personajes (1 Cr. 23:21; 1 S. 7:1; 2 S. 23:9; Esd. 8:33; 10:25; Neh.12:48; Mt. 1:15).
ELECCIÓN Del término griego «eklogê». Se usa:(a) del Señor Jesús: «He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido («bachir»), en quien mialma tiene contentamiento» (Is. 42:1; 1 P. 2:6). Fue predestinado para ser propiciación por la feen Su sangre (Ro. 3:25; 1 P. 1:20);(b) de Ciro, que fue llamado por Dios para que fuera su «pastor» e hiciera su voluntad,diciendo a Jerusalén: «Serás edificada; y al templo: Serás fundado» (Is. 44:28; 45:1-4). FueCiro quien liberó a los cautivos para que pudieran ir a Jerusalén y reconstruyeran el templo(Esd. 1:2, 3);(c) cuando Jacob y Esaú nacieron, Jacob fue elegido para bendición, y sus descendientescomo la única nación elegida por Dios para Su especial favor (Ro. 9:11-13; Am. 3:2);(d) cuando Dios vuelva a restaurar a Israel en su bendición será un remanente el que seráelegido, al que llama sus «escogidos» (Is. 65:9, 15, 22; Mt. 24:22, 24, 31; Ro. 11:8);(e) De los ángeles elegidos (1 Ti. 5:21);(f) De la elección de personas para vida eterna (Ro. 8:29, 30, 33; 11:5, 7; Col. 3:12; 1 Ts. 1:4; 2Ti. 2:10; Tit. 1:1; 1 P. 1:2; 5:13; 2 P. 1:10; 2 Jn. 1, 13).La razón de que muchos creyentes tienen dificultades en cuanto a la doctrina de la elecciónpara vida eterna es debido a que no acaban de ver el verdadero significado de la caída delhombre, y de su condición totalmente perdida. Si no fuera por la elección y por la graciairresistible que la acompaña, nadie sería salvo. Cristo murió por todos, y a todos se proclamael evangelio (Ro. 3:22; He. 2:9). Sin embargo, los designios de la carne son enemistad contraDios (Ro. 8:7), y nadie respondería (Lc. 14:18). Nadie puede ir al Señor Jesús si el Padre no loatrae hacia él (Jn. 6:44). Creen los ordenados para vida eterna (Hch. 13:48). Toda la gloria dela salvación pertenece a Dios.Sin embargo, tiene que quedar claro que el hecho de la elección de muchos a vida eterna nosignifica que otros han sido destinados por Dios a la perdición. Esto no se enseña en lasEscrituras. Dios desea que «todos» los hombres se salven (1 Ti. 2:4). Su elección asegura que«muchos» lo serán. Se ha utilizado mucho el pasaje de Ro. 9:22-23 para defender la teoría dela doble predestinación. Sin embargo, se pasa por alto que el verbo «preparados» en elversículo 22 está en el original en la voz media, lo que quiere decir que los vasos de ira seprepararon a sí mismos para destrucción. Es a los vasos de misericordia que Él ha preparadode antemano para gloria.Por lo que respecta a Ro. 9:18, «de quien quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer,endurece», tampoco puede tomarse este versículo como apoyando la idea de una doblepredestinación. En efecto, aquí se trata, por una parte, de la gracia electiva soberana de Dioshacia unos (p. ej., el caso extremo de Saulo de Tarso, ilustrativo de todos los demás); por otraparte, los que son endurecidos no son endurecidos «para» perdición, sino «en» perdición.Quedan endurecidos judicialmente en una actitud de rebelión ya asumida personalmente.Finalmente, un pasaje que a primera vista podría ser usado para apoyar la idea de una dobleelección es el de Jacob y Esaú: «A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí» (Ro. 9:13; cp. Mal. 1:2-3). Aquí, a primera vista, parece que se está afirmando que antes de que nacieran, Dios yaamaba a Jacob y aborrecía a Esaú. Sin embargo, aunque lo primero es ciertamente el caso, noes lo que aquí se está tratando. Aquí se da esta afirmación como corolario final a la cadena quemuestra la elección en gracia de Jacob. La afirmación «a Esaú aborrecí» no se conecta con«no habían aún nacido» (Ro. 9:11), sino que es el desarrollo histórico a que llevó la elección deJacob y la respuesta de odio de Esaú ante una pérdida de bendición en la que él había tenidouna responsabilidad directa, por su menosprecio de la primogenitura. Incluso los hay queconsideran que no se refiere a Esaú de manera personal, sino a sus descendientes, despuésque sus acciones nacionales hubieran quedado patentes (cp. Abd. 10; Ez. 35). (VéasePREDESTINACIÓN).Bibliografía:
ELECCIÓN DE LA ESPOSA Elección de la esposa y desposorios.En Israel eran los padres (sobre todo el padre) los que elegían a la esposa del joven (Gn.21:21; 24: 38:6); en ocasiones el hijo manifestaba sus preferencias, pero el padre era el que seencargaba de formalizar el asunto (Gn. 34:4, 8; Jue. 14:1-10). El joven no podía ocuparse deello directamente más que en circunstancias excepcionales (Gn. 29:18). No siempre seconsultaba a la joven; la voluntad de su padre y de su hermano mayor decidían el asunto (Gn.24:51, 57-58; 34:11). En ocasiones un pariente más alejado buscaba un marido para la hija, ola ofrecía a un buen partido (Éx. 2:21; Jos. 15:17; Rt. 3:1, 2; 1 S. 18:27). Se daban regalos a laparentela de la futura esposa, y en ocasiones a ella misma (Gn. 24:22, 53; 29:18, 27; 34:12; 1S. 18:25). Otro joven, llamado el amigo del esposo (Jn. 3:29), servía de intermediario entre lasdos partes interesadas, pero no tenía, excepto en esto, contacto alguno antes de las bodas. Setrataba, como se ve, de un compromiso más preciso y formal que nuestros compromisosmodernos, y que ya tenía ciertas consecuencias legales. Si la prometida se dejaba seducir, eracastigada con la muerte por adulterio, y su cómplice también, «porque humilló a la mujer de suprójimo» (Dt. 22:23-24). Los soldados quedaban dispensados de luchar si los esperaba unaprometida en casa (Dt. 20:7), de la misma manera que el recién casado quedaba dispensadopor un año del servicio militar (Dt. 24:5). Esto explica que en Mt. 1:18-25 se empleensimultáneamente los términos de desposados y de marido y mujer acerca de María y Joséantes de la consumación de su matrimonio.
ELHANÁN «Dios es benigno».(a) Hijo de Jair, o Jaare-oregim, dio muerte a Lahmi, hermano de Goliat geteo (2 S. 21:19; 1Cr. 20:5). Es evidente que el texto de 2º Samuel ha sufrido una alteración en su transmisión.(b) Hijo de Dodo, fue de los 30 valientes de David (2 S. 23:24; 1 Cr. 11:26).
ELÍ (a) = «alto, elevado».Descendiente de Itamar y sumo sacerdote de Israel (1 S. 1:9; cp. 1 R. 2:27; 1 Cr. 24:3, 6). Elprimer libro de Samuel comienza con Elí como sacerdote. Samuel fue consagrado al serviciodel Señor por su piadosa madre, y estuvo al servicio del tabernáculo bajo Elí. Los dos hijos deElí, Ofni y Finees, eran «hijos de Belial». Ayudaban a su padre, pero interferían en las ofrendasde la gente del pueblo, y pecaban en gran manera ante el pueblo. Elí habló con sus hijos acercade las malas acciones que estaban cometiendo, pero no con la necesaria energía para impedirque deshonraran al Señor. La responsabilidad de mantener al pueblo de Dios ante Él residíaen la casa sacerdotal. De ahí lo enorme del pecado de los jóvenes, y la gran responsabilidadde Elí por su negligencia. Un hombre de Dios fue a Elí, y le dijo claramente que estabahonrando a sus hijos antes que a Dios, detallándole algunos de los juicios que iban a abatirsesobre su casa, y que sus dos hijos morirían en un mismo día.Como Elí permitió que sus hijos siguieran en sus pecados, Dios le envió un mensaje por mediode Samuel, recordándole los juicios de los que le había advertido el hombre de Dios, yrepitiendo que era debido a que «sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado».Elí se sometió piadosamente a Dios, diciendo: «Jehová es; haga lo que bien le pareciere. »Pero siguió sin corregir el mal, para lo cual ya posiblemente fuera impotente. Éste fue el granfracaso de Elí, aunque es evidente que por otra parte buscaba mantener el honor de Dios.Temblaba de temor cuando el arca fue llevada al campo de batalla, lo que terminó con eldesastre de la captura del arca por parte de los filisteos y la muerte de sus dos hijos.«Ichabod» es el nombre que marca el estado de Israel debido al pecado de Elí: «traspasadaes la gloria». Al oír estas tristes noticias, Elí cayó hacia atrás de la silla en que estaba sentado ymurió desnucado. Había juzgado a Israel durante cuarenta años y tenía 98 (1 S. 1-4). Sudescendiente Abiatar fue echado del sacerdocio por Salomón en cumplimiento de la palabradel Señor con respecto a la casa de Elí en Silo (1 R. 2:27).(b) ELÍ, ELÍ, ¿LAMA SABACTANI?Frase aramea que significa «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?» (Mt. 27:46).Parece extraño que hubiera los que creyeran que era una llamada a «Elías». Este error puedehaber sido cometido por algunos que no comprendieran el lenguaje usado. En Mr. 15:34 se usauna variante, «Eloi».
ELÍ ELÍ ¿LAMA SABACTANI? Frase aramea que significa «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?» (Mt. 27:46).Parece extraño que hubiera los que creyeran que era una llamada a «Elías». Este error puedehaber sido cometido por algunos que no comprendieran el lenguaje usado. En Mr. 15:34 se usauna variante, «Eloi».
ELIAB «Dios es padre».Nombre propio de siete israelitas (Nm. 1:9; 16:1, 12; 1 S. 16:6; 1 Cr. 6:27; 12:9; 15:18-20).Principales entre ellos son:(a) el hermano mayor de David;(b) un jefe que ayudó a sacar el censo de Israel en el desierto, y(c) uno de los músicos cantores que acompañó al arca cuando ésta era llevada a Jerusalén.
ELIAQUIM «Dios establece». Nombre propio.(a) Mayordomo del rey Ezequías; el rey lo mandó primero a negociar con los invasores asirios(2 R. 18:17-37) y después a procurar la ayuda de Isaías el profeta (Is. 37:2).(b) Nombre original del rey Joacim (2 R. 23:34).(c) Antepasado de Jesús (Mt. 1:13).(d) Otro antepasado de Jesús (Lc. 3:30).
ELÍAS «Jehová es mi Dios».1. Uno de los mayores profetas. Apellidado «el Tisbita», de Galaad; según la LXX esta últimamención precisaba que no era originario de otro Tisbe más conocido, que se hallaba enGalilea. (Véase TISBI).Llevaba una vestimenta de pelo de camello ceñida con un cinto de cuero (2 R. 1:8).Cuando Acab, bajo la influencia de Jezabel, su esposa tiria, se convirtió en un adorador delBaal de Tiro, Elías apareció repentinamente en escena. Se presentó delante del pervertidosoberano, y le anunció una sequía de duración indeterminada, como castigo por la apostasía.Siguió una época de hambre. Elías se retiró al principio al arroyo de Querit, donde lealimentaron los cuervos enviados por el Señor. (Véase CUERVO). Cuando el arroyo de Queritse secó, Elías fue a Sarepta, en la costa mediterránea, al norte de Tiro. Allí vivía una viuda quepuso su confianza en Dios, y que compartió su última comida con Elías. Entonces intervinoDios. La tinaja de harina y la vasija de aceite no se acabaron mientras duró la época dehambre. El hijo de la viuda murió; entonces la oración del profeta lo volvió a la vida (1 R. 17:1-24; Lc. 4:24-26). Pasado mucho tiempo, al tercer año (1 R. 18:1; Lc. 4:25; Stg. 5:17). Elíasrecibió de Jehová la orden de presentarse ante Acab. Siguió la escena del monte Carmelo.Los sacerdotes paganos intentaron demostrar la divinidad de Baal, pero todos sus esfuerzosfueron vanos. Elías congregó al pueblo alrededor del altar que los israelitas piadosos del nortehabían indudablemente levantado a Jehová, ya que debido al cisma de las 10 tribus ya nopodían ir a Jerusalén. Este altar había sido derruido. Al reconstruirlo con 12 piedras, Elías diosilencioso testimonio de que el cisma de las 12 tribus en 2 reinos era contrario a la voluntad deDios. Para evidenciar la imposibilidad de todo fraude, ordenó al pueblo que arrojara aguasobre el holocausto y sobre el altar. A continuación oró al Señor, y cayó fuego del cielo,consumiendo el holocausto sobre el altar y el mismo altar. Así el Señor manifestó Su existenciay poder. Los profetas de Baal, convictos de fraude, fueron llevados al arroyo de Cisón; Elíasordenó el degüello de todos ellos (1 R. 18:1-40; cp. Dt. 17:2-5; 13:13-16). El pueblo reconocióque Jehová es Dios, y obedeció la orden de su profeta. Aparecieron nubes, anunciando la lluviay el retorno del favor divino. El profeta, para honrar al soberano del pueblo elegido de Dios, seciñó y corrió delante del carro de Acab hasta llegar a Jezreel (1 R. 18:41-46). Jezabel, furiosapor la muerte de sus profetas, juró matar a Elías, que, atemorizado, huyó. Como Moisés, fuedivinamente sustentado por 40 días y 40 noches, hasta llegar al monte Horeb (Éx. 24:18; 34; Dt.9:9, 18; 1 R. 19:8). Con una tremenda exhibición de poder y de suavidad, Elías fue reprendido ydespués devuelto a su misión. Dios le ordenó que ungiera a Hazael rey de Siria, y a Jehú reyde Israel, para que castigaran la idolatría de Israel. También iba a ungir a Eliseo como profetaen su lugar, para anunciar el juicio. Elías arrojó su manto sobre Eliseo, y le dio la misión dellevar a cabo el resto de su misión (1 R. 19:1-21).Jezabel había hecho matar a Nabot con la complicidad de los magistrados, a fin de conseguirsu viña para Acab. Elías se le presentó en el mismo terreno arrebatado para darle a conocer elcastigo que el Señor iba a mandarle (1 R. 21:1-29). La muerte de Acab en la batalla de Ramotde Galaad fue el inicio del castigo pronunciado por Elías contra la casa real (1 R. 22:1-40).Ocozías, hijo y sucesor de Acab, se hirió al caer de una ventana; envió entonces a mensajerosa que consultaran a Baal-zebub, ídolo de Ecrón, para saber si sanaría. Elías detuvo a losmensajeros y los envió al rey con su mensaje. El rey mandó a dos capitanes de cincuenta paradetener a Elías, y él hizo bajar fuego del cielo, que los consumió. Al final, un tercer capitán sepresentó ante Elías suplicándole que respetara su vida; Elías fue con él a ver a Ocozías (2 R.1:1-16).
ELIEZER «Dios es ayuda».(a) Un damasceno que tenía el cargo de administrador de Abraham (Gn. 15:2; cp. Gn. 24:2).Con toda seguridad fue Eliezer el enviado a buscar esposa para Isaac. Evidentemente, setrataba de un hombre devoto, que se confió a Dios para que diera éxito a su viaje. Su misión esun notable tipo de la obra del Espíritu Santo de proveer una esposa para el Señor Jesús. Espara este objeto que Él está ahora reuniendo a la iglesia (Gn. 24:1-67).(b) Segundo hijo de Moisés y Séfora. Él, junto con su madre y hermano, fueron dejados alcuidado de Jetro hasta después del Éxodo, uniéndose a Moisés en el desierto (Éx. 18:4; 1 Cr.23:15, 17; 26:25).(c) Hijo de Bequer, benjamita (1 Cr. 7:8).(d) Sacerdote que ayudó a llevar el arca a Jerusalén (1 Cr. 15:24).(e) Hijo de Zicri y «jefe» de los rubenitas (1 Cr. 27:16).(f) Hijo de Dodova. Fue el profeta que reprendió a Josafat por aliarse con Ocozías rey de Israel,porque Ocozías «era dado a la impiedad» (2 Cr. 20:35-37).(g) Uno que fue enviado por Esdras a buscar levitas que le acompañaran a Jerusalén (Esd.8:16).(h) Tres que se habían casado con mujeres extranjeras (Esd. 10:18, 23, 31).(i) Hijo de Jorim, antecesor del Señor Jesús (Lc. 3:29).
ELIFAZ (a) Hijo de Esaú con Ada (Gn. 36:4-16).(b) Uno de los tres amigos de Job (Jb. 2:11). En su discurso atribuye las aflicciones de Job alos pecados que éste supuestamente había cometido.
ELIM «árboles grandes».Segundo lugar donde pararon los israelitas en el desierto (Éx. 15:27).
ELIMAS «sabio».Nombre arábigo de un judío mago, Bar-jesús, de la comitiva de Sergio Paulo, el procónsulromano, en Pafo, Cipro. Fue severamente reprendido por Pablo (Hch. 13:6-12). El procónsul seconvirtió y la isla se abrió al evangelio.
ELIMELEC «mi Dios es rey».Persona que, en el libro de Rut, emigra de Belén a Moab, en donde muere (Rt. 1:2); marido deNoemí y suegro de Rut.
ELISABET «Dios es mi plenitud».(a) Hija de Aminadab y esposa de Aarón (Éx. 6:23). Era de la tribu de Judá, y su casamientocon Aarón unió a las tribus sacerdotal y real.(b) Una mujer justa, de la familia de Aarón, esposa de Zacarías, y madre de Juan el Bautista. Alser visitada por María, fue llenada por el Espíritu Santo, y saludó a María como «la madre de miSeñor» (Lc. 1:5-57). Formaba parte del remanente temeroso de Dios, del que se nos da unatisbo en los primeros capítulos del evangelio de Lucas.
ELISEO «Dios es salvación» (la forma castellana se deriva del griego «Elisaios» de Lc. 4:27, no delhebreo «Elicha»).Sucesor del profeta Elías en el reino del norte. Hijo de Safat; vivía en Abel-Mehola, en el valledel Jordán, y pertenecía a una familia de buena posición económica; eran propietarios de 12pares de bueyes que laboraban en sus campos. Dios lo designó como sucesor de Elías que, alencontrarlo tras el arado, echó sobre él su manto (1 R. 19:16, 19). Eliseo comprendió elsignificado de este gesto simbólico. Volviendo a los suyos, ofreció un sacrificio y dio a su genteun festín de despedida, y después siguió a Elías y le sirvió (1 R. 19:19-21). Elías, antes de serarrebatado, cruzó el Jordán, y Eliseo rehusó separarse de él. Elías le dijo que pidiera lo quequisiera. Entonces Eliseo tuvo la sabiduría de solicitar una doble porción de la sabiduría deElías. Vio cómo el carro de fuego arrebataba a su amo; tomó el manto que Elías había dejadocaer, y con él golpeó el Jordán, el cual se abrió. Eliseo atravesó el río, y pasó a la riberaoccidental (2 R. 2:1-18). Una serie de hechos sobrenaturales marca la carrera de su ministerio:milagros de conocimiento, o milagros de poder, todos ellos cumplidos expresamente ennombre del Señor. En la historia de la redención, forma parte del segundo grupo de milagros.(Véase MILAGROS). Los milagros de Eliseo tuvieron lugar en una época en que la religión deJehová estaba enfrentada de una manera total contra el culto a Baal. De la misma manera quelos milagros de Elías, los de Eliseo tenían el propósito de manifestar la autoridad del profeta yde presentar al Dios viviente. Este poder sobrenatural de Eliseo era de tal manera que podíausarlo libremente; de la misma manera que Cristo lo empleó frecuentemente en sencillos actosde misericordia.En nombre del Señor:sanó con sal las aguas de la fuente de Jericó (2 R. 2:19-22).Unos muchachos que se burlaban de la persona del profeta del eterno recibieron una maldiciónde Eliseo en nombre del Señor. Dos osos descuartizaron a 42 de estos jóvenes (2 R. 2:23-25).Predijo el éxito de la expedición en contra de Moab (2 R. 3:11-27);multiplicó el aceite de una viuda (2 R. 4:1-7);anunció el nacimiento de un hijo a una sunamita; cuando este hijo murió, la oración de Eliseo loreclamó a la vida (2 R. 4:8-37).Él indicó un antídoto contra la planta venenosa que estaba en el alimento de los profetas (2 R.4:38-41).Durante una hambre, el profeta alimentó a 100 hombres con 20 panes de cebada y algunasespigas nuevas (2 R. 4:42-44).Ordenó a Naamán que se bañara en el Jordán para sanarse de la lepra (2 R. 5:1-19), yanunció a Gizei que esta lepra se quedaría pegada siempre a él debido a su codicia (2 R.5:20-27).Hizo flotar a la superficie del Jordán el hierro de un hacha que había caído al río (2 R. 6:1-7), yreveló al rey de Israel los movimientos e intenciones de sus enemigos, los sirios (2 R. 6:8-12).En respuesta a la oración de Eliseo, el Señor abrió los ojos de su siervo para que viera loscarros y caballos de fuego que los protegían (2 R. 6:13-17).Eliseo hirió de ceguera a los hombres que el rey de Siria había enviado para que lo detuvieran(2 R. 6:18-23).Declaró, antes de que se lo dijera nadie, que un emisario del rey de Israel estaba a la puertapara quitarle la vida (2 R. 6:32, 33).Durante el hambre del cerco de Samaria, predijo que al día siguiente los víveres seríanabundantes y baratos, añadiendo que el oficial incrédulo, que se burló de esta profecía, lo veríapero no lo disfrutaría. Una multitud aplastó a este oficial, que murió ante la puerta de Samaria (2R. 7).Eliseo hizo saber que Ben-adad, rey de Siria, moriría (2 R. 8:7-15).Anunció la destrucción de Acab y de toda su casa; envió a un joven profeta a que ungiera aJehú, que debería ejecutar el juicio predicho (2 R. 9:1-10:28).Eliseo reveló por adelantado que habría 3 victorias sobre los sirios (2 R. 13:14-19).Finalmente, un cadáver que había sido arrojado apresuradamente en la tumba de Eliseo volvió
ELIÚ «Dios es Él».(a) Un efrainita, bisabuelo de Samuel, llamado Eliel en 1 Cr. 6:34 y Eliab en 1 Cr. 6:27.(b) El más joven de los cuatro amigos de Job, quien toma la palabra en Jb. 32-37.(c) Nombre de otras tres personas (1 Cr. 12:20; 26:7; 27:18).
ELOHIM «Elohim» es ciertamente una de las designaciones más antiguas del Dios de la Revelación. Sehalla en los relatos bíblicos de la creación y de la época patriarcal. Sólo la Biblia conoce estetérmino. Es cierto que tenía un origen semítico: en las lenguas cananea y caldea Dios sellamaba «El» (véase DIVINIDADES PAGANAS). Indudablemente, se había preservado elantiguo nombre de Dios dado en la revelación original, conocida por Noé, pero que quedóposteriormente rodeado de conceptos paganos. Así, Abraham y sus descendientes retomaronel nombre de «El» en su sentido originario, desvinculado de connotaciones paganas, paradesignar a Dios. En Israel, este nombre asume un carácter más particular, viniendo a ser elnombre propio del Dios único e incomparable. Es así que se acompaña siempre con unadjetivo que destaca un aspecto, una virtud del mismo Dios:(A) «El-Shaddai» (Dios Todopoderoso Gn. 17:1),(B) «El-Elión» (Dios Altísimo Gn. 14:18),(C) «El-Olam» (Dios eterno Gn. 21:33),(D) «El-Ganna» (Dios celoso Éx. 20:5),(E) «El-Hai» (Dios viviente Jos. 3:10).De todas maneras se usa preferentemente la forma plural Elohim. Ciertos críticos hansostenido que al ser «Elohim» un plural ello constituye prueba del politeísmo de los antiguoshebreos. Sin embargo, la prueba de que esto es una falsa acusación la tenemos en losadjetivos que acompañan al término «Elohim» de la Biblia, y que se hallan siempre en formasingular. Así, en Gn. 1:1 se dice, no que Elohim (los dioses) crearon, sino: Elohim creó(«bãrã»). En realidad la forma plural de Dios en la Biblia evoca un sentimiento de reverencia.Es un plural mayestático, el nombre que sintetiza todas las perfecciones divinas. Al mismotiempo, insinúa la presencia de una pluralidad de personas en el seno de la deidad. Cp.igualmente los consejos en el seno de Dios: «Hagamos al hombre...» (Gn. 1:26) y «He aquí elhombre es como uno de nosotros» (Gn. 3:22).«Elohim» se deriva de una raíz que significa «ser fuerte, poderoso». Este nombre del Diospoderoso conviene particularmente al Creador de Génesis 1, donde se empleaconstantemente. Aparece 2.312 veces en el AT.(Véase DIOS (Nombres)).
ELÓN Esta palabra es nombre propio, y también aparece como lugar geográfico.(a) Nombre propio:(A) Nombre de Elón hitita, suegro de Esaú (Gn. 26:34).(B) Hijo segundo de Zabulón y fundador de la familia de los elonitas (Gn. 46:14; Nm. 26:26).(C) Juez que gobernó a Israel durante diez años y fue enterrado en Ajalón tierra de Zabulón(Jue. 12:11). Este legislador del pueblo de Dios provenía de la tribu de Zabulón(b) Nombre de dos poblaciones hebreas.(A) Una ciudad que correspondió en suerte a la tribu de Dan (Jos. 19:43).(B) Ciudad del segundo distrito salomónico, que tuvo por gobernador al hijo de Decar (1 R.4:9).
ELOT. Véase EZIÓN-GEBER.
ELUL Sexto mes del año religioso hebreo (Neh. 6:15; 1 Mac. 14:27); se correspondíaaproximadamente con nuestro septiembre.
EMANUEL (forma griega de un nombre hebreo compuesto de tres términos. Significa «Dios connosotros»).Nombre aplicado a Cristo por Mateo (Mt. 1:20-23) según la profecía de Is. 7:14. Se relacionacon el nacimiento milagroso y la unión en la persona del Salvador de las dos naturalezas, divinay humana. (Véase VIRGEN).Al ser atacado Acaz, rey de Judá, por Rezín, rey de Siria y por Peka, rey de Israel, Isaías fueenviado a decirle que se aquietara y no temiera. Jehová dijo entonces a Acaz que pidiera unaseñal, tanto en lo alto como en lo profundo; pero Acaz rehusó pedirla. Por ello el Señor le dio lasiguiente señal: «He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombreEmanuel. Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno» (Is.7:14,15).Se ha presentado la cuestión de cómo podía ser esto una señal a Acaz, siendo que estesuceso no tuvo lugar sino hasta siglos después. El anuncio profético del nacimiento de esteniño era la evidencia presente a la fe de que, fueran las que fueran las combinaciones quellevaran a cabo los hombres, el remanente podía contar con Dios (cp. Is. 8:9, 10, donde dice:«Dios está con nosotros»). Se debería señalar que hay dos niños proféticos. uno «Sear-jasub»(Is. 7:3), figurativo del remanente (este nombre significa «un remanente retorna»), y Emanuel;así la profecía prosigue: «porque antes de que el niño sepa desechar lo malo y escoger lobueno, la tierra de los dos reyes que tú temes será abandonada» (Is. 7:16). En el versículo 3 deeste capítulo se le ordenaba a Isaías que, al ir a encontrar a Acaz, llevara consigo a susimbólico hijo Sear-jasub («un remanente retorna»). Es indudable que el versículo 16 se refierea Sear-jasub; y antes de que este niño hubiera llegado a la madurez, Peka habría sido muertopor Oseas, y Damasco tomada y Rezín muerto por el rey de Asiria (2 R. 15:30; 16:9).Puede parecer extraño que no haya interrupción entre el versículo 15 y el 16 de Is. 7, ya que elprimero se refiere a Emanuel, y el segundo a Sear-jasub; pero estas abruptas transiciones noson raras en las escrituras proféticas. En las profecías el futuro está a menudo estrechamenteasociado con los acontecimientos presentes. En Is. 8:8 se predice que el ala del rey de Asiriallenaría la tierra, la tierra de Emanuel, lo cual tuvo lugar poco después, y constituye unapremonición y un tipo de los ataques de los asirios en los días postreros.En el NT tenemos el cumplimiento de la profecía anterior. La virgen María concibió y dio a luz asu Hijo. Su nombre fue Jesús, y también Emanuel, «Dios con nosotros», mostrando que Él eraDios, y vino a ser hombre (Mt. 1:23).
EMAÚS «aguas calientes» (hoy Amonas).Una aldea a 30 Km. al oeste de Jerusalén (Lc. 24:13, 29, 33).Jerónimo la sitúa donde empiezan a elevarse las montañas de Judá.Durante el sitio de Jerusalén por Tito, la 5ª legión romana acampó en sus alrededores.En el siglo tercero tomó el nombre de Nicópolis y fue asiento de un obispado.
EMBAJADOR Se designa en el Antiguo Testamento por tres términos hebreos:(a) El título oficial de un mensajero (Is. 18:2).(b) Intermediario; la misma voz significa «intérprete» en Is. 43:27 e «intercesor» en Jb. 33:23.(c) Más frecuentemente, mensajero. Nuestras versiones traducen raramente «embajador»,como sucede en Éx. 17:15; Jer. 27:3. Generalmente se traduce «mensajero» (Ro. 20:2).Por regla general se les identifica con los diplomáticos que llevan la representación de algúnalto dignatario.Sus funciones varían desde el embajador de una gran metrópoli, como Nínive, hasta emisariosentre las diez tribus o aun entre jefes de familia (Jue. 20:12; Gn. 32:2).Los mensajes varían entre:una súplica respetuosa,una declaración de guerra,un acto de sumisión,un arreglo amistoso,un entendimiento económico ola concertación de una alianza (Nm. 21:21; 2 R. 14:8; 16:7; Jue. 11:12; 2 S. 3:12).Los mismos términos se aplican a los profetas como mensajeros del Altísimo (2 Cr. 36:15; Jer.49:14; Hag. 1:13).Malaquías significa «mi mensajero» (Mal. 3:1).Jesús, en el Nuevo Testamento, usa «presbeia», término empleado en las relaciones entre losreyes y entre las ciudades griegas de su tiempo (Lc. 19:14).Pablo usa «presbuein», que designa las funciones del legado del emperador, como títulopropio del ministro de Cristo (2 Co. 5:20; Ef. 6:20).
EMBALSAMAMIENTO Jacob y José fueron embalsamados en Egipto, pero no parece que fuera practicado por loshijos de Israel (Gn. 50:2, 3, 26).Los historiadores Herodoto (II, 86-89) y Diodoro (1, 91) describen el proceso deembalsamamiento en Egipto. Había diferentes modos según el rango del difunto, o enproporción a lo que estuvieran dispuestos a pagar sus parientes. En resumen, se puede decirque el cuerpo era dejado en nitro durante treinta días, a fin de eliminar toda su humedadsuperflua o nociva, extrayéndose, en ocasiones, el cerebro y las entrañas; durante lossiguientes cuarenta días era ungido con resinas y especias para conservarlo. Cuando acababaesta fase, el cuerpo era envuelto en redondo con vendas, y finalmente era puesto en unsarcófago, que tenía una forma parecida a la del difunto. En muchos museos se pueden ver lasmomias egipcias, y se puede constatar la maravillosa conservación del cuerpo.Entre los judíos, el cuerpo era meramente envuelto con vendas con una cantidad de especias.A Asa «lo pusieron en un ataúd, el cual llenaron de perfumes y diversas especias aromáticaspreparadas por expertos perfumistas» (2 Cr. 16:4).Nicodemo proveyó «un compuesto de mirra y de áloes como cien libras» y «tomaron pues elcuerpo de Jesús y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas según es costumbresepultar entre los judíos (Jn. 19:39, 40).
EMBRIAGUEZ Uno de los pecados más extendidos de la humanidad.La primera mención es la de Noé.Su grave carácter queda patente en el NT, donde el que se da a la bebida queda clasificadocon los fornicarios, ladrones, idólatras, etc., y la declaración de que los borrachos no heredaránel reino de Dios. Esto, naturalmente, no cierra el camino a su entrada en el reino de Dios por elarrepentimiento y la fe en Cristo. (Véase VINO).
EMITAS Un pueblo descrito como «grande y numeroso, y alto como los hijos de Anac»; moraban al estedel mar Muerto.Fueron atacados por Quedorlaomer y sus aliados, y su tierra pasó posteriormente a losmoabitas (Gn. 14:5; Dt. 2:10, 11).Este nombre significa «terribles».
EMPADRONAMIENTO. Véanse CENSO, CIRENIO.
ENCANTAMIENTO Encantador, de «chabar», «unir juntamente, fascinar».Se asocia con otro término, «lachash», «hablar de una manera suave y gentil», y se aplicadespués al encantamiento de las serpientes (Sal. 58:5). Similarmente el hombre es engañado ybaja la guardia de su aversión a relacionarse con los espíritus malignos, hasta llegar a versebajo su influencia.En Is. 19:3, otro término, «ittim», se traduce «evocador» con un sentido similar, como aquel queda un suave sonido en los encantamientos de los hechiceros.Véase ADIVINACIÓN.
ENCARNACIÓN Del lat. «in», y «caro», «carne»: el hecho de asumir un cuerpo de carne; el acto por el que elHijo de Dios se revistió voluntariamente de un cuerno humano y de la naturaleza humana.La encarnación de Jesucristo es el punto culminante de las revelaciones y manifestacionesprocedentes de Dios en el mundo sensible. Por su misma esencia de amor, Dios no quisoquedarse aislado. Quiso manifestarse y, finalmente, encarnarse. Es así que inicialmente creó alos ángeles y a las criaturas celestes, esto es, a los espíritus servidores (He. 1:14); con ellos, aluniverso sensible que exalta su gloria a los ojos de las criaturas celestes (Sal. 19:1). La materiano es enemiga de Dios, sino un instrumento del que Dios se sirve para manifestar su poder ygloria. Este testimonio del poder divino es de tal claridad, a pesar del desorden que Satanásha introducido en el mundo físico, que son inexcusables aquellos que rehúsan considerarlo (Ro.1:20; cp. Hch. 14:17).Más aún que los cielos estrellados y que las estaciones, más aún que la creación natural, elhombre, creado «a imagen de Dios» (Gn. 1:26, 27) tenía que manifestar en la carne la gloria desu Creador: el amor, la rectitud, la inteligencia, el orden, todo ello características esenciales dela divinidad. Sabemos cómo fue violado este plan divino en el Edén, donde el hombre fueseducido por el enemigo del Señor, y vino a quedar bajo el poder de Satanás y llegó a ser hijodel Diablo (1 Jn. 3:10). Entonces, Dios empezó a manifestarse en hombres-testigos, como p.ej., Enoc, que anduvo con Dios (Jud. 14), Noé el justo (Gn. 7:1), Abraham, el amigo de Dios. Através de ellos, Dios reveló su voluntad. Después vino el testimonio colectivo: Israel, que seríael testigo de Dios a las naciones.Dios se manifestó de otra manera, en la Biblia. Se puede llegar a decir, en palabras deAdolphe Monod, que la Escritura (AT y NT) es como «una encarnación espiritual». Es a travésdel mensaje de los escritores inspirados (profetas y pastores), instrumentos escogidos de surevelación y vehículos de su pensamiento, que Dios ha hablado a los hombres.Sin embargo, a pesar de todos los medios usados, persistía una gran separación entre elCreador y la criatura. Dios había actuado, hablado, pero no había venido aún personalmente aobrar la salvación, y a restaurar el contacto personal roto en el Edén. Isaías, el gran profeta,expresa la súplica de toda la humanidad sufriente al clamar: «¡Oh, si rompieses los cielos, ydescendieras...!» (Is. 63:19). También da la maravillosa promesa: «Esforzaos, no temáis; heaquí que vuestro Dios ......; Dios mismo vendrá, y os salvará» (Is. 35:4).Ciertamente, Dios se había aparecido en teofanías (véase), las apariciones del Señor a lospatriarcas y al pueblo de Israel (Gn. 18:1; 32:28-30; Éx. 3:2-7; 19:20; 24:10; 33:11, etc.). Peroéstas solamente tenían un carácter excepcional y pasajero. El Plan de la salvación conducíainevitablemente a la encarnación, a la venida de Dios en carne, en Jesucristo.Según el AT, el Mesías debía ser el mismo Jehová, el Hijo de Dios único capaz de salvar (Sal.2; 45:7-8; 110; Is .7:14; 9:5; 35:4; 40:9-11; Jer. 23:5-6; Mi. 5:1; Zac. 12:1, 10; 14:3-5). Por otraparte, este Mesías sería descendencia de la mujer, de la descendencia de Abraham, de Judá,y de David (Gn. 3:15; 22:18; 49:10; 2 S. 7:12-16); vendría a ser varón de dolores, y deberíaofrecer su vida en la cruz en sacrificio por el pecado (Is. 53; Sal. 22:1-22; 40:7-9). ¿Cómopueden ser posibles estas dos cosas?El NT da una luminosa explicación: «Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros...lleno de gracia y de verdad» (Jn. 1:14). «Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchasmaneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha habladopor el Hijo» (He. 1:1, 2). Es tan sólo esta manifestación la que puede apagar la sed del hombre:sed de volver a la relación con su Creador, de recibir la certidumbre de su amor total y de su
ENCINA Traducción del hebreo «allon» y de «elah» y otras voces congéneres que se traducen tambiéncomo nombre de lugar.«Allon», nombre dado al lugar donde fue sepultada Débora, ama de Rebeca (Gn. 35:8).Se traduce también:«alcornoque» (1 S. 17:2, 19; Is. 2:13; 6:13; Jos. 24:26).«valle» (Gn. 12:6; Jue. 4:11);«llanos» (Dt. 11:30);«campiña» (Jue. 9:37);«bosques» (Is. 1:27).La encina de Palestina es frondosa, lozana y emblema de fuerza y de orgullo.
ENCRESPAMIENTO Los escritores judíos mencionan el arte esmerado de las mujeres para arreglarse el cabello (Is.3:18-22).La Primera Epístola de Pedro exhorta a las mujeres a ser sobrias en el peinado (1 P. 3:3).
ENDECHA Canción triste y lastimera que se usaba en los días de duelo. (Véase DUELO.)
ENDEMONIADO Persona poseída y dominada por un demonio (Mt. 4:24). Algunas veces el espíritu producíaenfermedades ordinarias. El muchacho que tenía un espíritu sordomudo sufría accesos comode epilepsia (Mr. 9:14-29). De aquí la opinión de que la posesión demoníaca era sólo unahipótesis judaica para explicar las enfermedades y sus efectos. Dicho punto de vista no tomaen cuenta que los demonios:hablaban y sabían más que los hombres (Mr. 1:23-24);reconocían su propia individualidad (Mt. 8:31);que Jesús reconoce su existencia e instruye a sus discípulos acerca de ellos (Mr. 9:29);que los discípulos informaron que los demonios se les sujetaban (Lc. 10:17-20).Aun el hombre que se encontraba degradado y debilitado por su pecado era presa deldemonio (1 S. 16:14, 15).Para los hebreos antiguos toda enfermedad era consecuencia del pecado, mientras que paralos griegos todo pecador era un enfermo. (Véase ENFERMEDAD, EXORCISTA, DEMONIO,MILAGRO).
ENDOR «fuente de la casa».Ciudad de Manasés (Jos. 17:11). Hoy Endom, 6 Km. al sur del monte Tabor.Los fugitivos del ejército derrotado de Sísara perecieron en sus cercanías (Sal. 83:9, 10).Allí vivió la pitonisa a quien consultó Saúl (1 S. 28:7), pecado que ofendió gravemente a Dios.Todavía abundan las cuevas en los alrededores.
ENEBRO Un arbusto que crece en abundancia en el desierto y muy valorado aún en nuestros días por losnómadas. También es apreciado como combustible. En el desierto su sombra es muy buscada(1 R. 19:4; Jb. 30:4). Su madera es muy olorosa y a ella se hace alusión cuando se habla de«madera de cedro» en Lv. 14:4.
ENELDO Es conocido desde la Antigüedad como planta aromática, empleándose en medicina y paralas conservas. Se encuentra en estado natural y cultivado en Palestina y en todo el Oriente juntocon otras especies.Los fariseos aplicaban meticulosa e hipócritamente los impuestos sobre el eneldo y hacíanpagar diezmo a los pobres, lo cual Jesucristo les reprochó porque lo hacían con olvido de otrasobligaciones más santas que ellos no cumplían ni dejaban cumplir (Lv. 27:30; Mt. 23:23; Lc.11:42).
ENFERMEDAD - SANIDAD El origen primero de la enfermedad y de la muerte debe ser buscado, evidentemente, en elpecado y en la caída. El hombre, hecho a imagen de Dios por una creación perfecta, estabadestinado a una vida venturosa y eterna, y no a los sufrimientos físicos y morales a los que sehalla sometido (Gn. 1:27, 31; 2:7; 3:22). Por el pecado, la muerte hizo su aparición, con lasenfermedades y dolencias que llevan a ella (Ro. 5:12). Está claro asimismo que la violación delas leyes físicas y morales conduce, con mucha frecuencia, a la enfermedad y al desequilibriopsíquico (p. ej., el alcoholismo y la licencia sexual, Pr. 2:16-19; 23:29-32). En cambio, elrespeto a los mandatos divinos tiene con gran frecuencia el efecto de mantener la salud» (Pr.3:8; 4:20-22).La enfermedad puede ser asimismo el castigo de un pecado concreto (Dt. 28:58-61: 2 S.24:15; 2 R. 5:27), o puede provenir de las faltas de los padres (Éx. 20:5),y puede tambiénalcanzar a los cristianos que no se juzgan a sí mismos abandonando sus desobediencias (1Co. 11:30-32). Sin embargo, la Biblia destaca que no toda enfermedad es necesariamente elresultado de un pecado personal. Job era íntegro, recto, temeroso de Dios, apartado del mal,hasta el punto de que no había ninguno como él en toda la tierra. Con todo, Dios tuvo a bienmandarle una prueba, para su crecimiento espiritual (Jb. 1:8; 2:5-7). Ni el ciego de nacimientoni sus padres habían provocado por sus pecados esta ceguera, que hizo manifestar la gloria deDios (Jn. 9:2-3). A Pablo le fue puesto un aguijón en la carne, no porque hubiera pecado, sinopara guardarle del orgullo debido a las revelaciones inauditas del Señor (2 Co. 12:7).La Biblia revela que, en ocasiones, Satanás puede ser el agente que provoca ciertasenfermedades (Jb. 2:6-7; Lc. 13:16; Hch. 10:38; en cuanto a las posesiones demoníacas,véanse DEMONIOS. ENDEMONIADO). Pero no puede ir más allá de lo que le permita elSeñor, siempre poderoso para socorrer a los que a Él se allegan.(a) La obra de Cristo.Según Is. 53:4-5, el Mesías llevó nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores, y por susllagas fuimos nosotros curados. Un primer cumplimiento de esta profecía estuvo en elministerio de sanidad del Señor en Palestina (Mt. 8:16-17). Sus milagros de todo tipo fueron laseñal de su victoria sobre el mal y sobre la muerte, además de la prueba deslumbrante de supropia divinidad. Pero fue sobre la cruz que llevó nuestro pecado, con todas sus consecuenciasfísicas y morales; es allí que consiguió para nosotros la redención total del alma y cuerpo. Porello, cuidémonos de no caer en confusiones acerca de estos extremos. Habiendo quedadoexpiado el pecado, Dios da a todos los que creen el perdón y el nuevo nacimiento espiritual.Pero la «redención del cuerpo», su transformación gloriosa en resurrección para los muertosen Cristo, o en vida para los que vivan a su venida, es todavía futura (Ro. 8:23). Al esperar esto,«gemimos dentro de nosotros mismos», ya que, aunque «el [hombre] interior se renueva de díaen día», «éste nuestro hombre exterior se va desgastando». Nuestro cuerpo es un tabernáculoperecedero dentro del cual «gemimos con angustia», ya que está para ser destruido (2 Co.4:16; 5:1-4). Así, no es correcto decir, como algunos lo afirman, que «por la expiación de la cruzquedó de inmediato conseguida la sanidad de todas nuestras enfermedades desde hoy; queno se puede estar enfermo si se anda cerca de Dios; que el Señor no tiene otra voluntad que lade sanar, y que es ofenderle el decirle: Señor, sáname si Tú quieres». Por cuanto nuestrocuerpo envejece y que un día tendremos que abandonarlo, no nos sorprende ver en 2 R. 13:14:«Estaba Eliseo enfermo de la enfermedad de que murió.» Además de Job, las Escrituras nosmuestran a otros creyentes que andaban muy cerca de Dios, y no obstante padeciendoenfermedades:Pablo, que no fue liberado de su aguijón en la carne (2 Co. 12:7-9);Timoteo, que sufría constantemente del estómago (1 Ti. 5:23);
EN-GADI «fuente de los cabritos».Ciudad de Judá originalmente llamada Hazezón-tamar (2 Cr. 20:2); situada en el desierto aloeste del mar Muerto (Jos. 15:62).En tiempos de Abraham fue ocupada por los amorreos (Gn. 14:7).David se refugió en sus cercanías (1 S. 23:29; 24:1-22).Hoy la fuente «Ain Dyidi» es un verdadero manantial de agua caliente que ha creado un oasiscélebre por sus palmeras, por sus viñedos y por su bálsamo (Cnt. 1:14).
EN-GANIM «fuente de jardines».(a) Población situada en el país de Judá (Jos. 15:34).(b) También una ciudad de los levitas en Isacar, situada a 30 Km. de Tabor y ahora llamadaJenín (Jos. 19:21; 21:29). Es la misma que Anem (1 Cr. 6:73).
EN-GLAIM «puente de dos terneras».Población en la costa del mar Muerto, al oeste de la desembocadura del Jordán (Ez. 47:10).
ENIGMA Hablar de modo intrincado, retorcer, alterar. Es la expresión de un pensamiento en formaoscura, cuyo verdadero sentido resulta sorprendente. Este medio ha sido, a veces, usado pararecibir revelaciones (Nm. 12:8; Jer. 23:28; Dn. 5:12). A veces se expresaba en frasesingeniosas, o también con acertijos; el ejemplo típico de enigma bíblico es el de Sansón: «Delque come salió comida y del fuerte salió dulzura», con el que se refería a la miel que habíaencontrado en las fauces de un león muerto. Fue su mujer la que reveló el enigma, y Sansónreplicó a la deslealtad también en forma de enigma (Jue. 14:14-18).En el Apocalipsis S. Juan propone a la sagacidad de sus lectores el enigma de averiguar elnombre de la bestia a través del número que la representa (Ap. 13:18).Salomón llegó a ser famoso por sus enigmas y por su sabiduría (1 R. 10:1-3).
ENOC «iniciado, consagrado».(a) Hijo de Caín, y nombre de la ciudad fundada por Caín, a la que dio el nombre de su hijo (Gn.4:17).(b) Hijo de Jared, engendró a Matusalén. Vivió 365 años y anduvo con Dios. Enoc es el únicode la genealogía antediluviana del que no se dice «y murió». Esto fue debido a que «le llevóDios» (Gn. 5:18-24). Fue «traspuesto para no ver muerte» (He. 11:5; Eclo. 44:16; 49:14). Unaprofecía de Enoc, que anunciaba el justo juicio de Dios contra los impíos, ha sido incorporadaen Jud. 14, 15. Las palabras de esta profecía se hallan también en el libro apócrifo judío deEnoc, aunque manipuladas.(c) Hijo de Madián; descendiente de Abraham y de Cetura (Gn. 25:4), transcrito Hanoc.(d) Hijo de Rubén, también transcrito como Hanoc (Gn. 46:9).
ENOJO. Véase IRA.
ENÓN (hebreo, «'ennon», «lugar de fuentes»: según algunas versiones antiguas, Aenón);En Jn. 3:23, lugar junto a Salim, donde Juan bautizaba, «porque allí había mucha agua».El historiador Eusebio sitúa Enón al sur de Escitópolis, en las ruinas de Unum el Amdan.
ENÓS «hombre».Hijo de Set y nieto de Adán (Gn. 4:26; 5:6-11; 1 Cr. 1:1; Lc. 3:38).
EN-SEMES Manantial en la frontera de Judá y Benjamín (Jos. 15:7; 18:17).
ENTRAÑAS Se usa simbólicamente de profunda ternura, piedad y compasión (Gn. 43:30; 1 R. 3:26; Fil. 1:8;2:1, etc.).
EPAFRAS (contracción de Epafrodito).Compartió el encarcelamiento de Pablo en Roma. Se dedicó a la obra en Colosas, su ciudad.Es descrito como «siervo de Cristo, siempre rogando encarecidamente (por los creyentes deColosas) en sus oraciones» (Col. 1:7; 4:12; Flm. 23).
EPAFRODITO «amable, atrayente».Un creyente que trajo dones de Filipos a Pablo. Cuando estaba con Pablo en Roma, enfermómuy gravemente. El profundo afecto que existía entre él y los creyentes en Filipos quedaevidenciado por su dolor al saber que ellos se habían enterado de su enfermedad. Arriesgó suvida por su asociación con Pablo preso en la cárcel (Fil. 2:25; 4:18).
EPÉNETO «valioso».Cristiano de Roma saludado por Pablo como «amado mío, que es el primer fruto de Acayapara Cristo» (Ro. 16:5).
EPICÚREOS Una escuela de filósofos que derivaban su nombre de Epicuro, que había tenido su «jardín» enAtenas.Su teoría era que el objetivo de la vida humana debía ser el de experimentar emocionesplacenteras, y que el epítome de la felicidad era la tranquilidad apacible de la mente.Su clave era la experiencia, no la verdad. Pablo intentó hacer volver el pensamiento de losatenienses de sus filosofías inventadas, y de sus ídolos hechos de manos, al Dios único yverdadero (Hch. 17:18).
EPÍSTOLAS Nombre dado a 21 libros del NT. Las epístolas más antiguas son anteriores a los Evangelios.Pablo escribió las cartas a los Tesalonicenses por el año 50 de nuestra era.Las epístolas son mensajes escritos por los apóstoles, y son dirigidas:(a) a iglesias concretas, tratando cuestiones de doctrina y de práctica;(b) a individuos, aunque exponiendo temas de gran importancia;(c) a todos los creyentes en general, no a una sola persona o iglesia.A excepción de la dirigida a los hebreos y la 1ª de Juan, las epístolas, siguiendo la costumbrede la época, van encabezadas por el nombre o título del autor, a continuación de lo cual va eldel destinatario, individuo o iglesia, y los saludos.Las epístolas se dividen en tres grupos, pero esta clasificación no tiene un valor absoluto y noexcluye de ninguna manera un modo de clasificación diferente.(a) Epístolas paulinas.Las primeras 13 cartas empiezan con la afirmación de que el remitente es el mismo Pablo porsí solo o ayudado por colaboradores suyos tales como Sóstenes (1 Co. 1:1), Timoteo (2 Co.1:1; Fil. 1:1; Col. 1:1; Flm 1), o Silvano y Timoteo juntos (1 Ts 1:1; 2 Ts. 1:1). Por lo generalPablo empleaba un secretario que escribía a su dictado (Ro. 16:22). El apóstol pone el saludode su propia mano lo que dice que sirve como testimonio de autenticidad de cada carta (1 Co.16:21; Col. 4:18; 2 Ts. 3:17). La epístola a los Gálatas es la excepción a esta regla, ya que todaella fue escrita de la misma mano del apóstol (Gá. 6:11).(b) Epístolas pastorales.Dentro del grupo de las epístolas paulinas figuran tres cartas llamadas Pastorales: las dosepístolas a Timoteo y la dirigida a Tito. Sus destinatarios son las personas cuyo nombre llevan;estas cartas dan instrucciones con respecto a la organización y administración de las iglesias;indican también la manera de resolver los problemas individuales de los miembros de laIglesia.(c) Epístolas Universales.Cinco epístolas tienen una audiencia general: la de Santiago, las dos de Pedro, la 1ª de Juan yla de Judas. Pero la Iglesia primitiva designaba con el término de católicas 7 epístolas: las 5 yamencionadas más arriba, más la 2ª y 3ª de Juan (Eusebio, Hist Ecle. 2:23), aunque estas dosúltimas iban dirigidas a sendos individuos. El término «católico» se empleaba en su primigeniosentido de «universal», denotando una circular dirigida a todas las congregaciones. La«señora elegida» y el anciano Gayo, destinatarios de la 2ª y 3ª epístolas de Juan, posiblementerepresenten a la Iglesia en su conjunto.La forma epistolar no era un mero recurso literario elegido por lo adecuado que podía ser parauna exposición doctrinal. La mayor parte de las epístolas fueron redactadas al modo de lascartas ordinarias; emanan de circunstancias personales y de la iniciativa del autor (cp. Filemóny 2ª Juan). Fueron escritas para dar respuesta a cartas, o, en base a informes llegados delexterior, para resolver problemas de ciertas iglesias (1 Co. 1:11; 2 Co. 7:5-7; 1 Ts. 3:5, 6). Peroson adecuadas para todas las que se hallen en circunstancias análogas. Pablo pedía queciertas de sus cartas fueran leídas por otras personas además del destinatario cuyo nombrellevaban (Col. 4:16). Los apóstoles declaraban que sus epístolas son la misma Palabra de Dios(1 Ts. 2:13; 1 P. 1:12). Desde el inicio de la era cristiana, fueron elevadas a la misma posiciónque los otros escritos sagrados. En el año 68 d.C. Pedro afirmaba que las epístolas de Pabloformaban parte de las Escrituras (2 P. 3:15-16); y, en el año 115, Policarpo cita al mismotiempo los Salmos y la epístola a los Efesios como igualmente pertenecientes a las SagradasEscrituras. (Véase CANON).Los títulos de las epístolas no figuraban en la redacción original; se añadieron más tarde; noaparecen en los primeros mss. y no forman parte del texto inspirado. La mayor parte de estostítulos proceden del primer versículo. El de la epístola a los Hebreos, sin embargo, procede de
ERASTO «bienamado».Un cristiano amigo y colaborador de Pablo (Hch. 19:22). Es probablemente la misma personamencionada en 2 Ti. 4:20 y tesorero de la ciudad de Corinto.
EREC Ciudad de Sinar que formaba parte del reinado de Nimrod (Gn. 10:10). Se ha identificado conlos montículos de Warka, al sur de Babilonia.
ERIZO (Is. 14:23; Sof. 2:14). La palabra se aplica tanto al erizo como al puerco espín.
ESAR-HADÓN Hijo y sucesor de Senaquerib; gobernó desde el año 681 al 669 a.C. (2 R. 19:31; Is. 37:38);restauró la ciudad de Babilonia; conquistó Egipto; repobló Samaria con extranjeros (Esd. 4:2);se llevó preso al rey Manasés (2 Cr. 33:11).
ESAÚ «velloso».Hijo de Isaac y Rebeca, gemelo de Jacob. Esaú había sido el primero en nacer. Es descritocomo «pelirrojo, y era todo velludo como una pelliza» (Gn. 25:25, rev. 77), de ahí su nombre. Loprimero que leemos acerca de él es su venta de su derecho de primogenitura a su astutohermano Jacob por un plato de potaje de lentejas. Debido a esto se le califica en el NT deprofano, porque no le dio valor a lo que era un don de Dios. Después procuró anhelante labendición, pero ya no hubo oportunidad para el arrepentimiento (Gn. 25:29-34; He. 12:16,17).Jacob, por falta de fe en Dios, obtuvo la bendición mediante una artimaña, arrancándola conengaño a su padre (el cual, en contra de la elección de Dios, quería dársela a Esaú). En estabendición, Isaac hizo de Jacob el señor de sus hermanos. La bendición a Esaú fue la grosurade la tierra, y el rocío del cielo; viviría por la espada, y serviría a su hermano, aunquequebrantaría el yugo de su cuello (Gn. 27:37-40). Esaú aborreció a su hermano, y afirmó laintención de dar muerte a Jacob cuando llegaran los días de luto por su padre.Esaú tuvo tres esposas (véase BASEMAT) y una numerosa descendencia, que llegó a ser unatribu poderosa. Cuando fue a encontrar a Jacob, iba acompañado de 400 hombres. Puede queDios hubiera advertido a Esaú, como hizo con Labán, para que no hiciera daño a Jacob.También es posible que su cólera se hubiera apaciguado; porque cuando se acercaron el unoal otro, «Esaú corrió a su encuentro, y le abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó; ylloraron». Así quedaron felizmente reconciliados, y a la muerte de Isaac sus dos hijos lesepultaron (Gn. 33:4; 35:29).La historia llevó al cumplimiento de la profecía. (Véase EDOMITAS.).Con respecto al pasaje de «a Jacob amé, mas a Esaú aborrecí», véase ELECCIÓN.
ES-BAAL. Véase IS-BOSET.
ESCABEL. Véase ESTRADO.
ESCARLATA En el AT es traducción de «shani», y a menudo va acompañada de la palabra «tolaath»,«gusano o gorgojo», denotando evidentemente que el colorante se conseguía de algún animalde este tipo, como de la cochinilla.La escarlata se usó mucho en la tapicería del tabernáculo, juntamente con el azul y la púrpura;pero ahí se refiere evidentemente a algún tejido de color escarlata. Si el púrpura se toma comosímbolo de la realeza y dominio universales, la escarlata puede significar grandeza terrena yrealeza israelita (Éx. 39:1-29; Jos. 2:18, 21; 2 S. 1:24; Pr. 31:21; Cnt. 4:3; Is. 1:18).En el NT el Señor Jesús fue vestido de un manto de escarlata, «kokkinos», Mt. 27:28 (enMarcos y Juan es «púrpura»: pudiera haberse tratado de un manto viejo y descolorido quehubiera podido recibir cualquiera de los dos nombres).La escarlata es también empleada para señalar la grandeza terrena de Roma (Ap. 17:3, 4;18:12, 16).
ESCATOLOGÍA La doctrina de las últimas cosas. Trata tanto del futuro del individuo como de los destinoseternos de la humanidad, así como en general del desarrollo del plan profético de Dios a travésde la Historia. El foco de interés se halla en el establecimiento del Rey en un reino de Dios.Habiendo fracasado el primer Adán como cabeza de la creación en mantenerse él mismosometido a Dios, Satanás viene a ser el dios de este mundo. El desarrollo de la historia de laRedención y del futuro y definitivo establecimiento del Reino de Dios por parte del Hijo delhombre, el Segundo Adán, el Dios-hombre, es lo que constituye el centro de toda laescatología. El primer paso en este establecimiento se da en la batalla de la cruz, en la queSatanás pierde su poder. El segundo paso será cuando el Resucitado, que «destruyómediante la muerte al que tenía el imperio de la muerte, es a saber, el diablo» (He. 2:14), vengaa hacer efectiva su victoria, y a tomar el dominio que ya le pertenece en virtud de la redenciónconsumada por Él.La Biblia marca una marcha histórica, que está revelada a través de toda ella, pero muyespecialmente en los libros proféticos. El primer anuncio, después de la Caída, acerca de lainstauración del reino, se halla en el protoevangelio (Gn. 3:14-15). Allí se halla el germenescatológico, que va ampliándose en círculos que abarcan cada vez más y más, a través de lapromesa dada a Abraham, de que en su simiente serían benditas todas las naciones de latierra (Gn. 12:3; 22:18). Se suceden diversas promesas, dándose el cetro del reino a ladescendencia de Judá (Gn. 49:10). Éste queda después circunscrito a la descendencia deDavid, con la promesa de un trono eterno (2 S. 7:8-29; 1 Cr. 17:7-27), el cual es confirmado conel nuevo pacto (Jer. 31:31-37; 33:14-17), el cual se cumple en Jesús, hijo de David según lacarne (Lc. 1:30-33). Hay numerosas menciones a este reino por diversos pasajes de lasEscrituras. Notable entre ellos es el salmo 2. Pero la estructura básica del desarrolloescatológico se halla en Daniel y Apocalipsis, que proveen el marco cronológico. (VéanseAPOCALIPSIS, DANIEL, MILENIO, y las bibliografías correspondientes. Véanse también losbreves esquemas en el cuadro que acompaña a este artículo.)
ESCEVA Jefe de los sacerdotes judíos de Éfeso; sus siete hijos eran exorcistas (Hch. 19:14-17).
ESCITAS Como raza, los escitas estaban situados al norte de los mares Caspio y Negro. Los antiguoslos consideraban como muy inferiores en inteligencia y cultura.Esta palabra, asociada con el término «bárbaro», denota a una persona ínfimamente instruida(Col. 3:11). Pero en la gracia de Dios, todos tienen la misma recepción: «En Cristo» todas lasdistinciones se desvanecen.
ESCLAVO La esclavitud data de la más remota antigüedad. Había diversas maneras de adquirir esclavos:(a) Haciéndolos prisioneros durante las guerras (Nm. 31:9; 2 R. 5:2; Guerras 3:4, 1; 6:9, 2).(b) Por compra a un marchante de esclavos (Gn. 17:27; 37:28, 36; Ez. 27:13; JI. 3:6, 8).(c) Por nacimiento en la casa del dueño (Gn. 17:12).(d) En virtud del sistema de compensación: el ladrón, incapaz de restituir lo que había robado,era vendido como esclavo; también, y en contra del espíritu de la ley mosaica, el deudorinsolvente, o sus hijos (Éx. 22:3; 2 R. 4:1; Neh. 5:5, 8; Am. 2:6; Mt. 18:25).(e) Los israelitas indigentes podían venderse voluntariamente, o vender sus hijos (Éx. 21:2, 7;Lv. 25:39, 47).El precio de los esclavos variaba según época y circunstancias. La legislación hebrea preveíael pago de 30 siclos al dueño de un esclavo muerto a causa de la negligencia de un tercero(Éx. 21:32). En el siglo III a.C., los esclavos judíos de Alejandría se vendían a poco más delmismo precio: 120 dracmas (Ant. 12:2, 3). José, con una edad de 17 años, fue adquirido por20 siclos (Gn. 37:28).El estatuto legal de un esclavo hebreo era muy diferente al de un esclavo extranjero. Si lodeseaba, el esclavo hebreo podría recibir la libertad al cabo de 6 años de servicio. No se lepodía maltratar, ni se le podía dejar ir con las manos vacías. Cuando el israelita se vendía a unextranjero que moraba en Israel, podía liberarse en el momento en que dispusiera de la sumalegalmente estipulada para el rescate (Éx. 21:2-6; Lv. 25:43, 47-55; Jer. 34:8-16). Losderechos de la muchacha israelita vendida por su padre quedaban salvaguardados gracias aunas normas particulares (Éx. 21:7-11).En el año del Jubileo quedaban liberados todos los esclavos hebreos, tanto los que habíandecidido quedarse con sus amos en el año séptimo como los que no habían cumplido todavíalos seis años (Lv. 25:40). Esta liberación se derivaba de la Ley, que ordenaba a todo israelitavolver a la propiedad de sus padres en el año del Jubileo. Tanto si había elegido la libertadcomo el retorno posterior a su dueño, el esclavo israelita debía, en el año del Jubileo, recuperarsu heredad. La ley mosaica reconocía derechos también al esclavo extranjero: permitía sucastigo a bastonazos, pero prohibía mutilarIo o darle muerte (Éx. 21:20-27; Lv. 24:17, 22). Lacautiva que era tomada como mujer adquiría derechos (Dt. 21:10-14). Los esclavos extranjeroseran considerados como parte integrante de la comunidad de Israel (Gn. 17:10-14). Iguales asus dueños delante de Dios, celebraban con ellos las fiestas religiosas, ofrecían sacrificios (Éx.12:44; Lv. 22:11; Dt. 12:12, 18; 16:11, 14), disfrutaban del reposo del sábado (Éx. 20:10;23:12). La Ley de Moisés impedía entregar al esclavo fugitivo a su dueño; ordenaba darle asilo,y que se le permitiera instalarse donde bien le pareciera en el país (Dt. 23:15, 16). Estabaprohibido, bajo pena de muerte, apoderarse de personas, venderlas, secuestrarlas (Éx. 21:16;Dt. 24:7). No hay prueba ninguna de que hubieran existido en Israel mercados de esclavos. LaLey de Moisés era mucho más humana con respecto a la esclavitud que las legislacionespaganas de la antigüedad.Se observa en el AT una relación cordial entre amo y esclavo (Gn. 24). El esclavo tenía derechoa la protección de la justicia (Jb. 31:13-15); en ocasiones heredaba a su amo (Gn. 15:2, 3),casándose con la hija (1 Cr. 2:34, 35). El cristianismo evitó el brusco cambio de los usosacerca de la esclavitud (1 Co. 7:21). El apóstol Pablo instruye al esclavo a que obedezca a suamo (Ef. 6:5-8; Col. 3:22-25; 1 Ti. 6:1, 2; 1 P. 2:18-21). Demanda del amo cristiano que acepteal esclavo fugitivo (Flm. 10-16). Pero en el cristianismo se enunciaron los principios que iban nosólo a mejorar la condición de los esclavos, sino a llevarlos a su total liberación. La nuevareligión proclamaba, en efecto, la igualdad de todos los hombres delante de Dios (1 Co. 7:21-
ESCOL «racimo de uvas».(a) Hermano de Aner y de Mamre, uno de los tres amorreos aliados de Abraham en supersecución de los reyes que se habían llevado a Lot cautivo (Gn. 14:13, 24).(b) Valle que conduce un torrente en la estación lluviosa, cercano a Hebrón, el lugar al quefueron los espías enviados por Josué. Regresaron llevando un enorme racimo de uvas (Nm.13:23, 24; 32:9; Dt. 1:24).
ESCORPIÓN Abunda en Palestina, donde se han encontrado ocho especies.Una región árida al sur del mar Muerto, Acrabim, significa «escorpiones» (Dt. 8:15). Semenciona tres veces en el Nuevo Testamento.En Lc. 11:12 se contrasta el huevo, alimento suave y nutritivo, con el escorpión.La promesa de Lc. 10:19 probablemente alude a las potencias infernales (Sal. 91:18).En Ap. 9:1-11 el ejército maléfico de seres infernales que salen del pozo para hacer daño a latierra y sus habitantes, tienen la forma simbólica de «langostas con cola de escorpiones».En sentido figurado son símbolos de un pueblo rebelde (Ez. 2:6).
ESCRIBAS En el AT se aplica esta palabra al funcionario que estaba encargado de la correspondencia deun rey, del ejército, etc., lo que hoy recibe el nombre de secretario (2 S. 8:17; 2 Cr. 14:11; Est.3:12; Is. 36:3, etc.). Se aplicaba también a los que copiaban y explicaban las Escrituras. Así,Esdras era «escriba diligente de la ley», «escriba versado en los mandamientos de Jehová»,aunque era también sacerdote (Esd. 7:6, 11; Neh. 8:1-13).En el NT se usa este término sólo en el sentido en que se aplica a Esdras, y los escribas sonclasificados entre los principales sacerdotes y los ancianos. Se dice de ellos que se sientan enla cátedra de Moisés y que lo que ellos enseñan ha de ser observado; sin embargo, no debenimitarse sus obras (Mt. 7:29; 23:2, 13-33).Se proclaman muchos ayes en contra de ellos. Así, aquellos hombres, que hubieran debidoconstituir un ejemplo para los demás, fueron públicamente denunciados porque con susacciones negaban lo que enseñaban con sus palabras. No constituían una secta separada enla época del NT. Un escriba podía ser fariseo o saduceo. Cp. Hch. 23:9.
ESCRITURA La primera mención de escritura en la Biblia aparece con ocasión de la derrota de Amalec (Éx.17:14). Moisés había sido instruido en toda la sabiduría de los egipcios, y en todos susantiguos monumentos hallamos escritura.Otras menciones dan también evidencia de un antiquísimo uso de la escritura.Los aztecas registraban sus leyes, ritos, y tenían un complejo sistema de cronología.Los escritos mejicanos parecen una colección de dibujos.Los chinos, que afirman haber tenido la escritura desde tiempo inmemorial, con genealogíasinnumerables, guardan sus registros en sus 80.000 caracteres, para los que tienen 214radicales.Tanto el relato como el libro de Job son considerados como de suma antigüedad. Allí se hablano sólo de escritura, sino de un libro:«¡Quién me diese ahora que mis palabras fuesen escritas! ¡Quién me diese que seinscribiesen en un libro; que con cincel de hierro y con plomo fuesen esculpidas en piedra parasiempre!» (Jb. 19:23, 24). Esto último se refiere a esculpir sus palabras en una roca, yrellenarlas con plomo.La escritura sobre piedra se practicaba en el antiguo Egipto. Un ejemplo es el obelisco deCleopatra, ahora en Londres. Notable fue el descubrimiento de la piedra de Rosetta. El hechode tener escrito el mismo texto en egipcio, demótico y griego posibilitó el descifrado de losjeroglíficos egipcios.Los registros escritos más antiguos hasta ahora descubiertos se hallaron en Uruk, al sur deBabilonia. Allí se hallaron unos sellos cilíndricos, y tabletas de arcilla escritas con ideogramascuneiformes.Los semitas babilónicos, herederos de la cultura sumeria, adoptaron la escritura cuneiforme(de «cunneus», latín, especie de estilete con el que se hacían marcas sobre tabletas de arcillahúmeda). Las excavaciones efectuadas en Mesopotamia han sacado a la luz innumerablestabletas de arcilla cocida escritas de esta forma. Las tabletas de Tell el-Amarna, en número detrescientas, demuestran que se empleaban también en Egipto para las relaciones diplomáticas(ver AMARNA).Otros descubrimientos de gran importancia han sido los de Ras Shamra en Ugarit, al norte deSiria (1929-1937) y los de Ebla, en Tell Mardikh (1964-1973). En el de Ebla se han hallado lastabletas escritas con un alfabeto «protohebreo» anterior a Abraham (véanse ABRAHAM, últimasección, y CREACIÓN). Por otra parte, F. Petrie descubrió, a principios de siglo, documentosescritos en alfabeto protosemítico que se remontan al siglo XV a.C., en la península del Sinaí,en Serabit el Kadem. Que se hallaran en el mismo país donde Moisés recibió la orden deescribir no deja de ser un dato sumamente significativo.Los israelitas pudieron haber tenido al principio un sistema de jeroglíficos. Todos los alfabetoshan sido relacionados por Gesenio con el fenicio. Se afirma generalmente que el alfabetofenicio se derivó del hierático egipcio. Del fenicio se derivaron el alfabeto hebreo arcaico, deéste el samaritano, y luego el moderno hebreo cuadrado.Sin embargo, esta conexión es puesta por otros en tela de juicio. El doctor Poole, escribiendoen anteriores ediciones de la Enciclopedia Británica, decía que si el alfabeto fenicio se hubieraderivado del egipcio, sus nombres describirían los signos originales. En cambio, «alef»significa un buey, no un águila; «bet», una casa, no un pájaro; «guímel», un camello, no uncesto. No se halla ninguna coincidencia entre ambos.Se puede señalar que el mismo Dios escribió los Diez Mandamientos en las piedras que Élentregó a Moisés. En las «diez palabras» se halla todo el alfabeto hebreo, a excepción de laletra «tet».La escritura es una actividad tan abstracta que no se ha sabido de ningún pueblo en estado debarbarie que diera inicio a ningún sistema de escritura sin haber visto muestras de estemaravilloso arte. Es bien conocido el caso de un misionero que una vez escribió en un trozo demadera el nombre de un utensilio que necesitaba, y se lo dio a un jefe, pidiéndole que lo llevara
ESCRITURAS (Las) Se llaman indistintamente La Escritura y Las Escrituras, refiriéndose a las revelaciones divinasconsignadas por escrito en distintas épocas y en conjunto, formando una fuente autorizada defe para el pueblo de Dios.Al principio se asocian con la ley (Éx. 34; Dt. 5). Moisés escribió «El libro de Alianza» (Dt. 31:Éx. 24). Desde que la ley o «torá», la primera y más sagrada parte del canon, quedó fijada, seemplea la frase «como está escrito» (2 Cr. 30:5, 18; Neh. 8:15). Jesús y Pablo emplean lamisma formula al referirse al Antiguo Testamento (Mt. 4:4; Ro. 1:17).Los escritores del Nuevo Testamento, siguiendo la costumbre de los rabinos, hablanindistintamente de «La Escritura» y «Las Escrituras» (Mr. 12:10; Jn. 7:28; Lc. 24:27; 1 P. 2:6)Pedro habla de las epístolas de Pablo como «Escrituras». Bernabé y Clemente citan palabrasde Jesús como «Escritura». A partir de Ireneo (siglo II) los Padres designan el Antiguo y NuevoTestamento en su totalidad como las Santas Escrituras.
ESCUCHAR Escuchar (oír), en la Biblia, es casi siempre más que el mero escuchar: cuando Dios escucha,significa que Él ha concedido algo (Jos. 10:14). Cuando un hombre escucha, significa quesaca las consecuencias de lo que ha oído (Jer. 26:3 ss.; Lc. 6:47).Escuchar es el camino por el que el hombre llega a la fe (Ro. 10:14).
ESCUDO Los había de dos clases: el pequeño, redondo o bien ovalado («magen»: Pr. 6:11; 1 S. 17:7,41; 1 R. 10:16; etc.), y el grande, alargado («sinna»), que al hombre bien armado le servía parala lucha cuerpo a cuerpo. Este escudo grande tenía también aplicaciones de oro, y servíaigualmente como pieza de adorno o equipo de parada (1 R. 10:16 s.), y podía ser de madera otejido de caña, recubierto de cuero, untado con aceite (2 S. 1:21; Is. 21:5), a veces tambiénrepujado (Jb. 15:26), protegido durante la marcha por una funda (desenfundar el escudo, Is.22:6).Las personas distinguidas tenían su escudero (1 S. 17:7, 41).En el Antiguo Testamento la imagen del escudo (las más de las veces «magen») se aplicafrecuentemente a Dios.En el Nuevo Testamento se habla del escudo de la fe (Ef. 6:16). El creyente lo debe llevar,como lo lleva también Jehová (Sal. 35:2). Sobre esta fe rebotan las flechas incendiadas deldiablo.
ESCUELA Esta palabra se encuentra en un solo pasaje de la Biblia (Hch. 19:19). Se refiereprobablemente a un salón de conferencias de un profesor de retórica y filosofía.Entre los antiguos israelitas no existían escuelas en el sentido moderno. Mas no faltabanmedios de instrucción, la cual empezaba en el hogar (Gn. 18:19; Dt. 6:7). Los levitas hacíanrecorridos para instruir a los mayores en la ley (Lv. 10:11; 2 Cr. 17:7-10).La historia nacional se narraba en las grandes fiestas (Dt. 31:10-13; 32:1-43).La juventud sabía leer y escribir (Jue. 8:14; Is. 10:19).En el período grecorromano se establecieron escuelas primarias anexas a las sinagogas.En tiempo de Gamaliel (maestro de S. Pablo), la asistencia era obligatoria desde los seis añosde edad.Los escribas daban conferencias públicas sobre la ley en las salas anexas al Templo y en lassinagogas de cada pueblo.La enseñanza era gratuita, porque los «pahir» o maestros se ganaban la vida en otros trabajos;así, Gamaliel, el maestro de Pablo, era también tejedor de tiendas.La enseñanza era oral y, como se comprenderá, la memoria era muy importante. Nada se sabede las escuelas primarias y secundarias del pueblo de Israel antes de la cautividad deBabilonia. Cuando el pueblo judío cayó en la idolatría y fue sojuzgado por los pueblos vecinos,la instrucción decayó notablemente.Conforme al Talmud, un muchacho hebreo comenzaba a estudiar las Escrituras en casa a loscinco años (2 Ti. 3:15), era enviado a la escuela a los seis; a los diez empezaba el estudio dela doctrina tradicional, la cual no se escribió hasta después del tiempo de Cristo. Jesús fuevisto con desprecio porque no había estudiado en las escuelas rabínicas. (Véanse MAESTRO,SINAGOGA).
ESDRAELÓN. Véase JEZREEL.
ESDRAS «Dios es ayuda».Hijo de Seraías y descendiente de Aarón, sacerdote y escriba. Estaba entre los cautivos enBabilonia, y a su petición se le permitió el retorno para visitar Palestina. «Había preparado sucorazón para escudriñar la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar a Israel sus estatutosy decretos» (Esd. 7:10). Por decreto del rey Artajerjes, se dio autoridad a Esdras parareorganizar sobre la base de la ley de Moisés la comunidad judía retornada a Judea yJerusalén después del exilio babilónico (Esd. 7:11-26). En base al anterior decreto sedevolvieron también los utensilios del templo y se le entregó a Esdras plata y oro de los tesorosdel rey. Se confió a Dios, no pidiendo escolta para el viaje (Esd. 8:21-23). Reprendió a losretornados al descubrir los numerosos matrimonios de judíos con mujeres paganas, y lograndola anulación de éstos (Esd. 9:1-10:44). Doce años más tarde volvió a visitar Jerusalén,enseñando públicamente la Ley (Neh. 9:1-9), y presidiendo la celebración de la fiesta de lostabernáculos, con un esplendor como no se había conocido desde la época de Josué (Neh.8:17-18). Después de esto las Escrituras guardan silencio acerca de Esdras. Josefo dice quemurió en Jerusalén a una edad avanzada.
ESDRAS (Libro) (a) Contenido y plan.Este libro se divide en dos secciones:(A) Los judíos de Babilonia retornan a Judea, conducidos por Zorobabel, el año 538 a.C.Restablecen el altar y el servicio divino, reconstruyen el templo, a pesar de la oposición de lossamaritanos (Esd. 1-6).(B) Dejando en silencio un lapso de 58 años, se reanuda el relato con el retomo de unasegunda expedición de exiliados, bajo el liderazgo de Esdras, el año 458-457 a.C. El textorelata también las enérgicas acciones que emprendió Esdras para poner punto final a losmatrimonios de los israelitas con mujeres extranjeras (Esd. 7-10).El libro contiene además copias de anales y de documentos oficiales. Los documentosprovinciales e históricos están redactados en arameo (Esd. 4:8-6:18; 7:12-26). Éstos son:las copias de las cartas de los reyes de Persia que recibieron de funcionarios de la provincia«del otro lado del río» (Esd. 4:8-15; 5:8-17; 6:6-12);las respuestas del rey y los decretos impuestos a estos funcionarios (Esd. 4:17-22; 6:3-5; 7:12-16; cp. 7:21, 24);el breve relato histórico trata sobre todo de cuestiones provinciales (Esd. 4:23-5:5; 6:1, 2, 13-18).El arameo había sido ya durante años la lengua comercial y diplomática. El resto del libro,redactado en hebreo, relata la historia interna de Judea, basado en diversos documentoshistóricos. Esta sección contiene:el edicto real de Ciro en favor de los judíos (Esd. 1:2-4);la relación de los utensilios del templo (Esd. 1:7-11);las copias de archivos judíos (Esd. 2:1-67; 8; 10:18-44), con la historia relacionada con todoello.El empleo del pronombre personal y de la primera persona en singular (Esd. 7:27-9:15) permiteidentificar las memorias personales de Esdras. Las secciones donde aparece el relato enprimera persona del plural, «nosotros», procede también de estas memorias. En estospasajes, Esdras habla tanto en nombre de los exiliados como en nombre propio.(b) Autor.No hay ninguna razón de peso para abandonar la tradición de que Esdras mismo fue el autordel libro, a pesar de las teorías propuestas por la crítica moderna. Es posible que un redactorinspirado hubiera utilizado con posterioridad las memorias de Esdras escritas en primerapersona (Esd. 7:27-9:15). Sin embargo, es aún más probable que el mismo Esdras reuniera sudocumentación para el cuadro general del libro, y que redactara en tercera persona las partesque faltaban para hacer un todo unificado. Si, como afirma la tradición, Esdras fue el autor deCrónicas, el libro de Esdras hubiera sido redactado a continuación, en el período entre losaños 430 a 400 a.C., o poco después, la actividad de Esdras se desarrolló evidentementedurante el reinado de Artajerjes (465-424 a.C.), pero es posible que los libros de Crónicas y deEsdras fueran escritos más tarde. La crítica moderna pretende que Esdras no fue más que unarecopilación posterior de un siglo más tarde, como mínimo, reconociéndole sólo un mínimovalor histórico. El descubrimiento de los papiros de Elefantina (del siglo V a.C.) vinieron sinembargo a disipar estas dudas. Estos textos en arameo no sólo se corresponden exactamentecon Esdras en cuanto a su contenido de las fórmulas oficiales, sino que dan también el mismocuadro que Esdras y Nehemías acerca de las dificultades sobrevenidas entre los judíos deJerusalén y sus adversarios.(c) Cronología del cap. 4:6-23.El orden de sucesión de los reyes de Persia de este período fue como sigue:Darío (521-486 a.C.),Jerjes (486-465) yArtajerjes (465-424).Es evidente que aquí el autor no sigue el orden cronológico. Algunos acontecimientos delreinado de Jerjes y de Artajerjes son mencionados antes que ciertos hechos del reinado deDarío. La explicación llana y simple es que Esdras acaba un tema (el de los obstáculos puestosa la construcción del templo) antes de pasar al siguiente.(d) Unidad histórica.La unidad histórica se hace patente en los libros de Esdras y de Nehemías, que pertenecen almismo período lingüístico que Crónicas.
ESENIOS Secta judía acerca de la que existe poca información histórica clara. Josefo habla de ellos (Ant13:5, 9; 18:1, 5; Guerras 2:8) en la versión griega de sus escritos, pero estos detalles noaparecen ni en su obra judía («Yessipon») ni en la versión latina cristiana. Los tratados delTalmud son también totalmente silenciosos a este respecto, al igual que los evangelios y el NTentero (a pesar de que estos escritos mencionan frecuentemente las otras sectas judías). Filónhace también mención de los esenios. De estos autores podemos determinar lo que sigue:Esta secta parece haber tenido su inicio en el siglo II a.C., y parece haber desaparecido con ladestrucción de Jerusalén. Por la época de Cristo, estaba constituida por hombres que sedaban al ascetismo en mayor o menor grado. Con la esperanza de escapar a las impurezasrituales, se constituían en colonias separadas. El desierto de Judá, en las cercanías de En-gadi, era su lugar de residencia favorito, aunque estaban también establecidos en diferentespueblos de Judá. Cada agrupación tenía su propia sinagoga, un refectorio para la comida encomún y para las asambleas, con una instalación para los baños diarios en agua corriente. Elque entraba en la comunidad abandonaba todos sus bienes. Leían constantemente la ley deMoisés y se esforzaban en observarla en todos los detalles de su existencia. Vivían, vestían yse alimentaban de forma sencilla. Se dedicaban a la agricultura y a otros trabajos útiles. Losesenios subvenían sus propias necesidades, y prácticamente podían vivir sin utilizar el dinero.Cuando viajaban, eran hospedados y alimentados gratuitamente por los miembros de lacomunidad en los otros lugares. No poseían esclavos, pues no reconocían diferencias decondición, excepto en el plano moral, en el que distinguían entre puros e impuros. Los eseniosno menospreciaban el matrimonio, pero se abstenían de él, a excepción de algunos entre ellos.Sus normas morales eran de tipo ascético, con muchas exigencias sobre sí mismos. Prometían«honrar a Dios, ser justos hacia el prójimo, no herir a nadie, ni siquiera cuando eranprovocados, detestar el mal, alentar el bien, ser leales, especialmente hacia las autoridades,amar la verdad, desenmascarar a los hipócritas, no hurtar nada, abstenerse de toda gananciailícita».ARQUEOLOGÍA.En el marco de los descubrimientos arqueológicos del desierto de Judá.Después de la investigación sobre los célebres manuscritos del mar Muerto se iniciaronexcavaciones en Khirbet Qumran (Ruinas de Qumrán), sobre una meseta margosa defarallones calcáreos que dominan el mar Muerto al noroeste. Se cree que se pueden identificarlos importantes vestigios descubiertos con el hábitat de los esenios. A. González Lamadrid noduda en afirmar que nos hallamos en Qumrán con un verdadero monasterio esenio, lo mismoque G. Vermes y M. Dupont-Sommer, que afirman que entre los mss. descubiertos, el «Manualde Disciplina» y el «Comentario de Habacuc» tienen una relación directa con esta secta (cp.«Aperçus sur les mss. de la mer Morte», 1950; y «Les écrits esséniens découverts près de lamer Morte», 1959). Este último autor pretende que el «Maestro de Justicia» de la comunidadesenia fue el prototipo de Jesucristo y el esenismo fue la fuente de inspiración del cristianismo.De esta manera, el Cristo perdería su carácter único y divino, y el cristianismo dejaría de tenersu singularidad como religión revelada. No es de extrañar que M. Dupont-Sommer y el eruditoisraelita Sukenik propusieran esta hipótesis, pero lo que sí es sorprendente es que carente defundamento como es esta hipótesis, haya sido aceptada por profesos creyentes católicos yprotestantes. Esta postura es rebatida eficazmente por Del Medico («L'Enigme des mss. de lamer Morte», 1957; y «Le mythe des esséniens», 1958) y por A. González Lamadrid («Losdescubrimientos del mar Muerto», 1973). En efecto, nada permite pensar que los eseniosfueran otra cosa que un movimiento judío extremadamente legalista, hasta el punto que puede
ESMERALDA En el AT se corresponde con «nophek», pero no está claro con qué piedra se corresponde.Algunos creen que se trata del carbunclo (Éx. 28:18; 39:11; Ez. 27:16; 28:13).En el NT es «smeragdos», que significa «carbón encendido», y se supone que se refiere a laesmeralda verde (Ap. 4:3; 21:19).
ESMIRNA «mirra».Esta ciudad, de gran antigüedad, se elevaba sobre la costa occidental de Asia Menor.Perteneció a la Confederación Jónica. Hacia el año 580 a.C. fue destruida por Aliates, rey deLidia, y permaneció en ruinas unos 200 años. Alejandro Magno planeó su reconstrucción, quesus sucesores inmediatos llevaron a cabo sobre otro emplazamiento.La nueva Esmirna vino a ser una gran ciudad comercial, manteniendo su prepotencia en laépoca romana. La ciudad vino a ser una parte de la provincia de Asia, que los romanosanexionaron en el año 133 a.C., y organizaron entre el 129 y 126.La iglesia de Esmirna es la segunda de las siete iglesias de Asia Menor, a las que se dirige elapóstol Juan en el Apocalipsis. No le reprocha nada, sino que la exhorta a permanecer firme enla persecución (Ap. 1:11; 2:8-11).Policarpo, obispo de Esmirna, sufrió allí el martirio, probablemente el año 169 d.C.En el año 178 d.C. un terremoto destruyó la ciudad, que fue rápidamente reconstruida.Situada sobre un magnífico puerto natural, y sobre una importante vía de comunicación,Esmirna era una ciudad ideal para el comercio.
ESPADA Esta arma, hecha generalmente de hierro, era protegida por una vaina (1 S. 13:19; 17:51)frecuentemente era de dos filos (Sal. 149:6), ceñida al cinto izquierdo (2 S. 20:8; Cnt. 3:8).Es el símbolo:de la guerra (2 S. 2:28; 12:10; Jer. 42:16),de las divisiones (Mt. 10:34),de las palabras violentas (Sal. 55:22),de los castigos divinos (Nm. 22:23; Ap. 2:17),de la palabra penetrante de Dios (Ef. 6:17; He. 4:12).En sentido figurado la espada significa guerra, y suele ir acompañada de hambre, peste ybestias salvajes (Lv. 26:25).
ESPAÑA Las minas de oro y de plata de España eran ya famosas entre los antiguos (1 Mac. 8:3).La Tarsis bíblica se identifica en el antiguo territorio de Tartesos, al sur de España, cerca deGibraltar (Herodoto, 4:152).Los fenicios, atraídos por las riquezas minerales de la región, fundaron una colonia.El término «naves de Tarsis» designaba naves de gran porte para largas travesías, fuera cualfuera su destino (Sal. 48:7; Is. 2:16; 23:1, 14; 60:9; Ez. 27:25). Josafat construyó naves de estetipo para llegar a Ofir, y quedaron destruidas en Ezión-geber (1 R. 22:49).La expresión hebrea «naves de Tarsis» no significa necesariamente «naves que van a Tarsis»,como se ha interpretado erróneamente, sino «el tipo de Tarsis». Por lo tanto, no se puede usarel hecho de que estas naves partieran de Ezión-geber contra la identificación de Tarsis conTartesos.En el NT, Pablo expresa su deseo de dirigirse a España (Ro. 15:24, 28). Hay evidenciasextrabíblicas del cumplimiento del deseo de Pablo. Clemente de Roma, que escribía «en Italia»hacia el año 96 d.C., dice que Pablo «visitó los límites de occidente». En el fragmento deMuratori, redactado alrededor del año 170 d.C., se afirma igualmente que el apóstol estuvo enEspaña. En este caso, Pablo visitó España después de su primer cautiverio romano registradoen Hechos.
ESPECIAS Incluyen varias sustancias aromáticas de origen vegetal o animal que se usaban en laconfección del incienso, se mezclaban con los sacrificios o servían para el embalsamamiento.Se emplean siete distintas palabras hebreas y una griega para describirlas. Éstas se traducende diversos modos; verbigracia,especias y sahumerio aromático, en Éx. 25:6;canela aromática, en Éx. 30:23;gálbano aromático, en Éx. 30:34;especias aromáticas, en Éx. 35:8;caña aromática, en Cnt. 4:14;aromas, en Cnt. 5:1;materias odoríferas, en 2 Cr. 16:14, ydrogas, en Mr. 16:1.Josefo hace mención de 500 portaincensarios en los funerales de Herodes el Grande.
ESPEJO Superficie pulida, destinada a reflejar los objetos y el rostro (Is. 3:23; 2 Co. 3:18; Stg. 1:23).Los espejos de la antigüedad eran de metal fundido, de bronce y de otras aleaciones de cobre(Éx. 38:8; Jb. 37:18); redondos, ovalados o cuadrados, con un mango. Cuando se oxidaban, sevolvían a pulimentar (Eclo. 12:11).Estos objetos no estaban a la par de los espejos modernos, quedando la imagen un tantoborrosa (1 Co. 13:12).Más tarde, en occidente se hicieron espejos de estaño.Se pretende que el inventor del espejo de plata fue Praxíteles (época de Pompeyo).Se hacían también espejos de oro.
ESPERANZA Es descrita como la espera de algo que no se ve, pero que ha sido prometido (Ro. 8:24, 25).Bienaventurado es el hombre que tiene su esperanza puesta en el Señor; aunque surjantribulaciones no dejará de llevar fruto (Jer. 17:7, 8).No hay vaguedad alguna en la esperanza del cristiano: se trata de una firme ancla para el alma,porque el Señor mismo es su esperanza, y Cristo en él, es la esperanza de gloria (Col. 1:27; 1Ti. 1:1; He. 6:18, 19).La venida del Señor, no la muerte, es la esperanza bienaventurada del cristiano (1 Ts. 4:13-18;1 Jn. 3:2, 3).
ESPIGAR Se prohibía tanto en la siega como en la vendimia que los propietarios apuraran hasta elmáximo la recolección. Se tenían que dejar las esquinas de los campos y no se podía espigar,o rebuscar, la tierra segada, ni las viñas después de la vendimia (Lv. 19:9, 10; 23:22; Rt. 2:2-23, etc.). Debía dejarse para que los pobres lo recogieran libremente para su sustento.El término «espigar» se aplica a recoger el rebusco de las espigas dejadas por los segadoressobre el campo al atar el trigo en gavillas. (Ver la aplicación de esta ley en el libro de Rut, (Rt.2:3, 23).
ESPINAS. Véase CARDOS.
ESPÍRITU ver, REGENERACIÓN, BAUTISMO, SANTIFICACIÓN, LENGUAS, ENFERMEDAD,INSPIRACIÓN, FIESTASEl hombre está compuesto por cuerpo y alma, aunque en ciertos pasajes se añade «espíritu».Tanto el alma como el espíritu se ponen en contraste con el cuerpo, significando el componenteincorpóreo del hombre; sin embargo, hay una distinción entre alma y espíritu. Con frecuencia,se emplea el término alma para expresar la parte inmortal del ser humano, y en ocasiones seusa para denotar la persona, como en el pasaje de Gn. 46:26: «Todas las personas (heb.:«nephesh»: alma) que vinieron con Jacob a Egipto»; «ocho almas» (gr.: «psuchë») fueronsalvadas en el arca (1 P. 3:20); «el alma que pecare, esa morirá» (Éx. 18:4, 20).Como ya se ha indicado antes, el término hebreo generalmente traducido como «alma» es«nephesh»; en muchos casos se traduce como «vida», como en Jon. 1:14: «No perezcamospor la vida [alma] de este hombre.» En el NT, el término «psuchë», también mencionado antes,se usa tanto de la vida como del alma. Cp. Mt. 16:25, 26.El alma, cuando es distinguida del espíritu, lo es como el asiento de los apetitos y deseos. Elrico dijo: «Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, bebe,regocíjate» (Lc. 12:19). Aquella noche le fue pedida su alma. La salvación del alma no puedeser distinguida de la salvación de la persona.El espíritu es, característicamente, la parte más elevada del hombre, marca la individualidadconsciente, y así distingue al hombre de la creación. Dios sopló en la nariz del hombre elaliento de la vida, y por ello el hombre fue puesto en relación con Dios, y no puede realmenteser feliz separado de Él, ni en su existencia presente ni en la eternidad. Los términos usadosson, respectivamente, el heb. «ruach» y el gr. «pneuma», y son los mismos que se usanconstantemente para denotar el Espíritu de Dios o Espíritu Santo, y los ángeles como espíritus,así como los espíritus malos.La palabra de Dios es cortante y penetra hasta partir el alma y el espíritu del hombre (He. 4:12),aunque pueda no ser fácil para el hombre ver esta división. El apóstol oraba por lostesalonicenses para que el espíritu (que probablemente es contemplado como el asiento de laobra de Dios), así como el alma y cuerpo, fueran santificados (1 Ts. 5:23). En la Epístola a losHebreos leemos de los «espíritus» de los justos hechos perfectos: su puesto es con Dios pormedio de la redención. Aquí, es evidente que «espíritus» significa las personas fuera de suscuerpos.Al haber sido dado el Espíritu Santo al cristiano, como la energía en él de la vida en Cristo, esexhortado a orar con el espíritu, a cantar con el espíritu, a andar en el espíritu, de forma que enalgunos casos es difícil distinguir en estos pasajes entre el Espíritu de Dios y el espíritu delcristiano.
ESPÍRITU SANTO (I) La tercera persona de la Trinidad.(A) Nombres.Principalmente se le llama:el Espíritu de Jehová,el Espíritu del Señor,el Espíritu del Padre,el Espíritu de Jesús (Gn. 6:3; Is. 11:2; 61:1; Mt. 10:20; Hch. 16:18, etc.).Es el Espíritu de verdad, de vida, de fe, de amor, de poder, de sabiduría, de gracia, de gloria(Jn. 14:17; Ro. 8:2; 2 Co. 4:13; 2 Ti. 1:7; He. 10:29; 1 P. 4:14), etc.(B) Personalidad.El Espíritu no es un mero poder ni una expresión figurada de la energía divina, como lopretenden, por ejemplo, los antitrinitarios.La Escritura le atribuye una personalidad distintiva, como también sucede con el Padre y con elHijo (Mt. 3:16, 17; 28:19; Jn. 14:16, 17; 15:26). Siempre se emplea en relación con elpronombre personal masculino a pesar de que en gr. el término «Espíritu» sea neutro (Jn.16:13, 14; Hch. 13:2).El Espíritu piensa, conoce el lenguaje, tiene voluntad (Ro. 8:27; 1 Co. 2:10-13; 12:11). Se lepuede tratar como una persona: se le puede mentir, se le puede probar, se le puede resistir, sele puede contristar, se le puede afrentar (Hch. 5:3, 9; 7:51; Ef. 4:30; He. 10:29). Por otra partetambién enseña, testifica, convence, conduce, entiende, habla, anuncia (Jn. 14:26; 15:26; 16:8,13).(C) Divinidad.Los textos que hablan de la personalidad del Espíritu afirman también generalmente sudivinidad. Posee los atributos divinos: omnisciencia, omnipresencia, omnipotencia, eternidad(1 Co. 2:10, 11; Sal. 139:7; Zac. 4:6; He. 9:14). Es identificado con Dios, con el Señor (Hch.5:3, 4). Es la blasfemia contra el Espíritu Santo la que no tiene perdón (Mt. 12:31, 32).(D) El Espíritu Santo en el AT.Obra en la creación (Gn. 1:2).Es Él quien da aliento al hombre y a los animales (Gn. 2:7; 6:3; Jb. 33:4; Sal. 104:29, 30).Esta en medio del pueblo de Dios (Is. 63:11).Capacita a ciertos hombres de cara a una tarea especial (Éx. 31:3; Jue. 6:34; 11:29; 1 S.16:13).Pero no es dado a todos y puede ser retirado (Jue. 13:25; 16:20; 1 S. 10:10; 16:14). Así seexplica la oración de David: «No quites de mí tu santo Espíritu» (Sal. 51:11).Los profetas anuncian claramente cuál va a ser su obra en el Nuevo Pacto: será derramadosobre todo Israel, y sobre toda carne, será dado para siempre, morará en el corazón delhombre, que regenerará y santificará (Is. 44:3; 59:21; JI. 2:28-29; Ez. 36:26-27; Jer. 31:33).(E) La obra del Espíritu Santo en Jesucristo.El Señor fue asistido por el Espíritu a lo largo de toda su carrera aquí en la tierra. Por elEspíritu, fue concebido, ungido, sellado, llenado, revestido de poder, conducido, ofrecido ensacrificio, resucitado (Lc. 1:35; 4:18; Jn. 6:27; Lc. 4:1-2,14; He. 9:14; Ro. 8:11). Si el Hijo delDios viviente no pudo pasar ni un solo día sin la asistencia del Espíritu, ¡cuánto más no lonecesitaremos nosotros!(F) Convicción de pecado.Según el Señor Jesús, la primera obra del Espíritu en el hombre es la de convencerle depecado (Jn. 16:8, 11). Sin esta convicción, nadie puede sentir la necesidad de un Salvador; y elpecado que el Espíritu destaca es precisamente el de no haber creído todavía en Cristo. Enefecto, los hombres están perdidos no por ser pecadores, sino porque siendo pecadores noreciben al Salvador (Jn. 3:18, 36).La blasfemia contra el Espíritu Santo es la atribución de las obras y testimonio del EspírituSanto a Satanás con contumacia, cuando es innegable y totalmente evidente que la obra detestimonio es de Dios. Es este estado en el que el hombre se cierra ante toda la luz posible,ante la misma manifestación plena del poder de Dios en gracia, la Palabra se manifiesta de unmodo inexorable (Mt. 12:31-32; Lc. 12:10; Jn. 12:37-40). Este pecado involucra un corazónlleno de odio hacia la verdad y hacia la luz de Dios, y lleva a la perdición, por cuanto encierra alhombre en una actitud totalmente aberrante en contra de Dios y de su testimonio. Se hace asíabsolutamente incapaz e indispuesto a creer. Entonces se hace imposible el arrepentimiento y
ESPIRITUAL Esta palabra aparece con frecuencia en el NT.Se halla en contraste con lo terreno (Ro. 15:27), y con lo carnal (1 Co. 3:1).Se puede afirmar que se relaciona con lo que es del Espíritu Santo en contraste con lo que esdel hombre natural.
ESPOSA Una mujer a punto de casarse o recién casada.En las Escrituras se usa como símbolo de aquellos que están estrechamente asociados conJehová o con el Señor Jesús.Casi todo el libro del Cantar de los Cantares está compuesto de un diálogo entre un esposo ysu esposa, indudablemente referido a Jehová y al remanente judío (cp. Os. 2:19, 20).Como una esposa se adorna con joyas (Is. 61:10), así Jerusalén será adornada con la justicia ysalvación de Jehová.Cuando Juan fue llamado a que contemplara a la esposa, la novia del Cordero, ve una hermosaciudad, la santa Jerusalén, teniendo la gloria de Dios (Ap. 21:2, 9, 10).La Iglesia es la esposa del Cordero (cp. 2 Co. 11:2).
ESTACIONES Al crear Dios las lumbreras en la expansión, dijo: «sirvan de señales para las estaciones, paradías y años».Es bien sabido que las diferentes estaciones del año son debidas a la mayor o menor duraciónde la luz diurna, teniendo así más o menos del calor del sol.Después del diluvio, Dios reafirma el ordenamiento de las estaciones (Gn. 8:22).En Palestina sólo se conocían dos, y son descritas mediante unos paralelismos de la siguientemanera:de octubre a marzo1. Sementera3. Frío5. Inviernode abril a septiembre2. Siega4. Calor6. Verano
ESTACTE El hebreo «nataph» significa «una gota», y así se traduce en Jb. 36:27. De ahí, estacte esindudablemente un bálsamo que sale goteando de un árbol.Era un componente del incienso santo (Éx. 30:34).Es probablemente la goma del estoraque, «Styrax officinalis».
ESTADIO Medida griega de longitud, equivalente a unos 185 metros (Lc. 24:13; Jn. 6:19; 11:18; Ap.14:20).Denotaba también la pista donde se celebraban las carreras (1 Co. 9:24).
ESTANQUE Cavidad para la recogida del agua de la lluvia o de manantiales; en ocasiones se llevaba aguade ellos, mediante canales, hasta la ciudad o los huertos (Ec. 2:6; Eclo. 24:40).Los estanques de Betesda, Siloé y de Gihón se hallaban en la periferia de Jerusalén.Gabaón, Hebrón, Samaria y Hesbón poseían también estanques (2 S. 2:13; 4:12; 1 R. 22:38;Cnt. 7:5).Seguramente que se debe identificar el estanque del Rey (Neh. 2:14; 3:15; 2 R. 3:20) con el deSiloé (Jn. 9:7), en cuyas proximidades se hallaban los huertos del rey (2 R. 25:4; Jer. 39:4;52:7). Con toda probabilidad, este parque se hallaba justo afuera de las murallas, irrigado porlos excedentes del estanque de Siloé.
ESTAÑO El «stannum» de los antiguos, de donde deriva su símbolo químico (Sn).Se halla aleado con plomo, del que se separa por fusión. Se usaba en aleaciones con cobrepara hacer bronce.Se usaba en Egipto y Palestina antes del éxodo (Nm. 31:32).Los tirios lo importaban de Tarsis (Ez. 27:12).
ESTAOL Ciudad en las tierras bajas de Judá, que tocó a Dan.Cerca de esta ciudad pasó Sansón sus primeros años, y allí fue enterrado (Jos. 15:33; 19:41;Jue. 13:25; 16:31; 18:2, 8, 11).Identificada con Eshu'a, 31° 47' N. 35° E.
ESTE ver, ORIENTE, SOLANOSon varias las palabras que se usan para expresar este punto cardinal, que implican «levante»,referidas al levantarse del sol (Jos. 11:3; 12:3; Mt. 2:1).Los judíos se ponían de cara al sol de levante para «orientarse» y para determinar los otrospuntos cardinales (cp. Gn. 2:8).La orientación de la puerta situada en el lado oriental de Jerusalén no dejaba de tener suimportancia: Durante los equinoccios de primavera y de otoño, los primeros rayos del sol delevante, heraldos de la gloria de Dios, podían penetrar hasta el lugar santísimo. (VéaseORIENTE, SOLANO).
ESTEBAN (gr. «stephanos» = «corona»).La primera mención de este protomártir de la fe cristiana se halla encabezando la lista de lossiete que los cristianos de Jerusalén eligieron bajo sugerencia de los apóstoles, para presidirla distribución de las limosnas en la iglesia (Hch. 6:5).Los helenistas (judíos de la diáspora, de habla griega) se quejaron de injusticias que secometían con respecto a sus viudas. La elección de Esteban, que tenía un nombre griego, hacesuponer que él mismo era helenista, probablemente procedente de fuera de Palestina. Fue deeste mismo medio helenista que se suscitó la persecución (Hch. 6:9).Esteban era un hombre destacado, lleno de fe y del Espíritu Santo (Hch. 6:5); predicaba elcamino, y llevaba a cabo grandes milagros (Hch. 6:8). En vista de su actividad, los judíos de ladispersión, que tenían sinagogas en Jerusalén, empezaron a oponerse a la iglesia. Losprimeros perseguidores fueron los de la sinagoga de los Libertos y de los de Cirene, deAlejandría, de Cilicia, y de Asia Menor (Hch. 6:9). Acusaron a Esteban de haber blasfemadocontra Moisés y contra Dios, afirmando que Jesús destruiría el Templo y que cambiaría lascostumbres que venían de Moisés (Hch. 6:11-14). Lucas declara que se presentaron falsostestimonios contra Esteban, como había sucedido con Cristo. Esteban, presentado ante elsanedrín, pronunció el discurso recogido en Hch. 7:2-53. Para mostrarles con claridad que Dioshabía dirigido a Israel hacia una meta precisa, Esteban les recordó que Dios había elegido alos patriarcas (Hch. 7:2-22). Después les expuso cómo en la época de Moisés, yposteriormente, los israelitas se opusieron sin cesar a los designios de Dios (Hch. 7:23-43), ycómo no supieron discernir el carácter temporal y simbólico del Tabernáculo ni del Templo(Hch. 7:44-50). Al llegar a este punto del discurso, censuró a sus oyentes, acusándolos deresistir al Espíritu Santo como lo habían hecho sus padres, y de no haber observado la Ley(Hch. 7:51-53). En este momento, los judíos, rechinando los dientes, estaban dispuestos alanzarse contra él; Esteban vio a Jesús de pie a la diestra de Dios, como listo para recibir a sutestigo. Ante esta revelación de Esteban, los judíos se apoderaron de él, lo sacaron a lasafueras de la ciudad, y lo apedrearon. La ley romana prohibía la ejecución de quien fuera sinantes haber visto la causa la autoridad romana. La muerte de Esteban fue un linchamientodebido al fanatismo de sus adversarios.Pedro demuestra que el cristianismo es el cumplimiento de las profecías. Esteban expone quela historia de Israel desembocaba en el nuevo pacto. En su declaración de que el judaísmo nopuede limitar al cristianismo, Esteban no revela el aspecto universal del Evangelio. Tampocoda ninguna indicación acerca de la doctrina de la Iglesia. Estas cuestiones serían reveladas pormedio de Pablo. La persecución que siguió al martirio de Esteban dispersó a los cristianos.Como consecuencia, se evangelizó a los samaritanos y, posteriormente, a los gentiles.Las últimas palabras del diácono, cuyo rostro se parecía al de un ángel (Hch. 6:15), fueron unaoración en favor de sus perseguidores: «Señor, no les tomes en cuenta este pecado» (Hch.7:60).Saulo de Tarso había dado su aprobación a la muerte de Esteban, y guardó las ropas de susverdugos (Hch. 7:58; 8:1).En vista de una muerte tan triunfal, se suscita la reflexión de si uno de los «aguijones» queJesús mencionó a Saulo en el camino de Damasco no había sido este mismo hecho (Hch. 9:5).La muerte de Esteban fue un aparente fracaso. Pero, si su muerte había sido un medio paraempezar a tocar la conciencia de Saulo, ¿no fue en realidad una gran victoria?
ESTÉFANAS «corona».Converso cristiano de Corinto, que fue bautizado por Pablo con su familia: él era «las primiciasde Acaya» (1 Co. 1:16; 16:15, 17).
ESTELA Monumento de piedra, con inscripciones de carácter memorial.En la Biblia hallamos la mención de la piedra, o «Columna» de Absalón (2 S. 18:18).Son varias las estelas que se han descubierto en las excavaciones arqueológicas en el OrienteMedio.
ESTER (Libro) [I] Ester se deriva probablemente del término «stareh», estrella, que se deriva del acadio «Ishtar».Es el nombre de una hermosa joven hebrea, llamada originalmente Hadasá (heb.: mirto).Huérfana desde muy joven, fue llevada a Susa, metrópolis persa, por Mardoqueo, su primo, quela adoptó. Asuero, rey de Persia identificado por Jerjes, ordenó, en estado de embriaguez, quela reina Vasti compareciera en la sala de fiestas para mostrar su belleza a los invitados.Enfurecido por su negativa, el rey siguió el consejo de sus cortesanos: ordenó la reclusión deVasti y, para reemplazarla, hizo que se le buscara por todo el reino una joven de suma belleza.En el séptimo año de Jerjes, Ester fue elegida e instalada en el palacio en calidad de reina; enaquel entonces, nadie sabía que era de la raza de los judíos. Accedió al trono en una épocamuy crítica. Amán era entonces el favorito del rey. Cinco años después de la entronización deEster (Est. 2:16; 3:7), Amán, enfurecido por el desdén de Mardoqueo, quiso vengarse dandomuerte no sólo a éste, sino a todos los judíos diseminados por todo el imperio. Prometiendoentregar al Tesoro gran cantidad de oro, y alegando la adhesión peligrosa de los judíos a susleyes y costumbres peculiares, Amán obtuvo el consentimiento del rey. En preparación de lamatanza, trató de asegurar la participación del populacho, incitando su codicia (Est. 2:5-3:15).Mardoqueo exhortó a Ester a que interviniera para salvar a su pueblo. La reina quedóatemorizada pero, después de oír las palabras solemnes de su pariente, se dio al ayuno, yarriesgó su vida presentándose ante el soberano sin haber sido llamada. Con una granprudencia y tacto, creó una situación favorable, con el fin de revelar al rey la trama de Amán,que afectaba al palacio y a la persona de la reina.Al no poderse abrogar el edicto de destrucción, Ester obtuvo para los judíos el permiso dedefenderse, y aun de tomar la iniciativa contra sus enemigos. El relato acaba sin narrar el restode la vida de Ester ni su muerte.(a) Historicidad.En la actualidad es costumbre entre los críticos negar la historicidad de este libro, del que A.Bentzen afirma que es «una novela histórica». Sin embargo, este mismo autor se ve obligado aadmitir que el autor tenía ciertos conocimientos de la administración persa y, de maneraparticular, del palacio real de Susa. Será así conveniente examinar los puntos en los cuales hasido atacada y posteriormente comprobada su autenticidad.(A) Se ha destacado que los nombres de Vasti, Ester y Mardoqueo no aparecen en los analesdel reinado de Jerjes I (485 a 465 a.C.), que parece ser el Asuero de la Biblia. La única reinaque conoce la historia es Amestris, hija o nieta de Otanes (Herodoto, 9:109; cp. 7:61). Pero esevidente que si Salomón, a la cabeza de un reino pequeño, pudo tener tantas mujeres (1 R.11:3), el dueño del gran imperio persa podía tener más de una. Además, faltan detalles acercadel reino de Jerjes, y los anales persas mencionados en Ester no han sido hallados. Pero no sepuede invocar el silencio como prueba.(B) El rey, se afirma, no tenía derecho a casarse más que con una doncella de las siete familiasmás grandes del país. Sin embargo, se sabe que, a pesar de esta ley, Cambises se casó consu propia hermana, y que otros reyes se casaron con mujeres de rango inferior a las que al finalse les otorgaron honores reales.(C) Se ha pretendido que Mardoqueo mismo había sufrido la deportación bajo Joaquín (597a.C.), y que en este caso, en el 7º año de Jerjes, Ester no hubiera sido joven. Pero, según Ester2, fue Cis, el bisabuelo de Mardoqueo, quien fue deportado.(D) Se ha preguntado por qué se abre un intervalo tan grande entre el repudio de Vasti (año 3ºdel reinado de Jerjes) y la entronización de Ester (año 7º). Según la historia, es allí que se sitúala malhadada expedición contra Grecia; antes de su partida, en el año 3º, el rey celebró un granconsejo de guerra, volviendo a Susa en la primavera del año 7º, buscando consuelo en su
ESTERILIDAD Considerada en la Biblia como un oprobio (1 S. 1:1-10), en tanto que la fecundidad era unabendición de parte de Dios (Sal. 127:3-5; 128:1-4).
ESTIÉRCOL En los pueblos antiguos, así como en Israel, el estiércol animal era usado como combustible ytambién como abono una vez seco. Se ponía a secar al sol o en las azoteas. Se usaba paraencender los hornos y el fogón (Ez. 4:12-16).Isaías lo menciona como fertilizante (Is. 25:10).En Jerusalén existían una «Puerta del Estercolero» o «Puerta del Muladar» (Neh. 2:13; 3:13,14; 12:31), llamada así, seguramente, porque junto a ella se arrojaban las inmundicias de laciudad.En sentido figurado, yacer en el estercolero es señal de extrema miseria (Lm. 4:5) y alzarle auno del estercolero significa sacarlo de su postrada condición (1 S. 2:8; Sal. 113:7).
ESTIRPE. Véase SIMIENTE.
ESTOICOS Una secta de filósofos de Grecia, fundada por Zeno de Citium (Chipre).El nombre «estoicos» viene de «Stoa», el porche en Atenas donde el filósofo se reunía con susdiscípulos. Enseñaba que había un Ser Supremo, pero que había muchos diosessubordinados, y que el hombre tenía facultades similares a los dioses. Debían conducirse porel intelecto, y no se tenía que dar consideración ni a los placeres ni a los sufrimientoscorporales.Las características fundamentales de los estoicos eran el panteísmo, el fatalismo, y el orgullo.Había algunos de ellos en la audiencia a la que se dirigió Pablo en Atenas (Hch. 17:18).
ESTRADO Tarima sobre la que reposaban los pies de un personaje sentado, por ejemplo, en un trono (cp.el trono de Salomón, 2 Cr. 9:18).Simbólicamente, el arca del pacto se considera como el estrado de Jehová, «sentado sobrelos querubines» (1 Cr. 28:2; Sal. 99:1, 5; 132:7-8); la tierra es asimismo el estrado de los piesde Aquel que tiene el cielo como Su trono (Is. 66:1; Mt. 5:34-35).Los enemigos de Cristo vendrán un día a ser estrado de sus pies (Sal. 110:1; Hch. 2:35; 1 Co.15:25).Este signo de victoria recuerda el de los conquistadores de la antigüedad que ponían el piesobre el cuello de sus adversarios vencidos (Jos. 10:24; Sal. 66:12; Is. 51:23).
ESTRELLA Ya de antiguo se interesaron los hombres en las estrellas y en las constelaciones (Gn. 22:17).Observaban Orión, las Pléyades, la Osa Mayor, los signos del Zodíaco (Jb. 9:9; 38:31-32; 2 R.23:5).Se dieron nombre a ciertos planetas: Saturno, Venus (véase ZODÍACO). Jud. 13 haceposiblemente alusión a meteoros o a cometas.La posición de ciertos astros permitía fijar las fechas (Ant. 13:8, 2). Los egipcios dividían el añoen 36 períodos de 10 días, comenzando cada uno con la aparición de una de las 36constelaciones sucesivas (véase TIEMPO).Los israelitas consideraban a las estrellas como dependientes de Dios, el Creador de ellas(Gn. 1:16; Sal. 8:4; Is. 13:10; Jer. 31:35).Los paganos y los israelitas apóstatas instituyeron un culto a las estrellas (Dt. 4:19; 2 R. 17:16);les erigieron altares, y quemaron perfumes en honor de los astros (2 R. 21:5; 23:5). Creían quelas estrellas influenciaban no solamente a la naturaleza (cp. Jb. 38:31), sino también lasempresas humanas. Se imaginaban también que indicaban el futuro. Los modernos adictos alos horóscopos conservan la misma superstición pagana. (Véase ASTROLOGÍA.)En un sentido simbólico, una estrella representa frecuentemente a una gran personalidad:La estrella que sale de Jacob designa al Mesías (Nm. 24:17);los doce patriarcas son simbolizados por estrellas (Gn. 37:9);las estrellas son la imagen de los príncipes y caudillos particularmente importantes (Dn. 8:10;Ap. 1:20).Jesucristo recibe el nombre de estrella de la mañana (Ap. 2:28; 22:16; cp. 2 P. 1:9), dándose aconocer a los creyentes de la Iglesia en este carácter celestial. Aparecerá como sol de justiciaen relación con su pueblo terrenal y con los juicios que han de cerrar esta era de la gracia (Mal.4:2), en su segunda venida (véase VENIDA [SEGUNDA]).
ESTRELLA DE ORIENTE La interpretación más ajustada al relato del texto es que se trató de un acontecimientosobrenatural, análogo a una estrella, que los magos vieron en el cielo. Influenciadosposiblemente por la profecía de Balaam (Nm. 24:17) o por otras predicciones, los magospensaron que el fenómeno anunciaba el nacimiento del rey de los judíos. Cuando estos sabiossalieron de Jerusalén, después de su consulta a Herodes, se les apareció nuevamente laestrella, que les condujo, deteniéndose donde se hallaba el divino Niño (Mt. 2:1-2, 9).Se han propuesto varias interpretaciones naturalistas, en base a las cuales nos hallaríamosfrente a un fenómeno natural, mediante el que fueron dirigidos los magos de una maneraprovidencial. En diciembre de 1603, el astrónomo Kepler observó una conjunción de Júpiter yde Saturno. En marzo de 1604 el planeta Marte se aproximó a los anteriores. En octubre de1604, una nueva estrella, sumamente brillante, se unió a los tres astros; después fuedesvaneciéndose lentamente, y desapareció en febrero de 1606. Kepler calculó que se habíadado una conjunción de los mismos planetas en los años 7 y 6 a.C. Creía él que si la estrellavariable se hubiera unido entonces a los tres planetas, como había sucedido en 1604, éstadebió de ser la estrella de oriente. Sin embargo, una estrella no puede ser asimilada a unaconjunción; por otra parte, no coincide con la cronología del nacimiento de Cristo, que ha sidoprecisada mediante consideraciones independientes. Y el relato bíblico indica que elacontecimiento fue muy distinto a esta racionalización naturalista (Mt. 2:9).
ETAM (a) Primer campamento judío en las jornadas del desierto (Éx. 13:20).(b) Aldea de Simeón (1 Cr. 4:32).(c) Peña donde se escondió Sansón (Jue. 15:8, 11).(d) Descendientes de Judá (1 Cr. 4:3).(e) Aldea de Judá entre Belén y Tecoa (2 Cr. 11:6).
ETÁN (a) Sabio de los tiempos de Salomón (1 R. 4:31; título del Sal. 89).(b) Nieto de Judá (1 Cr. 2:6, 8).(c) Antepasado de Asaf el cantor (1 Cr. 6:42-43).(d) Cantor levita (1 Cr. 6:44).
ETANIM «el perenne».Séptimo mes del año litúrgico hebreo, desde la última luna nueva de octubre hasta la primerade noviembre (1 R. 8:2).
ETBAAL «protegido de Baal».Rey de Sidón, y padre de Jezabel, esposa de Acab (1 R. 16:31).
ETERNIDAD. Véase TIEMPO.
ETIOPÍA (gr. «Aithiopia», «quemado por el sol»).País que los hebreos denominaban Kûsh (Cus), es citado frecuentemente en relación conEgipto (Sal. 68:31, 32; Is. 20:3-5; Ez. 30:4, 5; Dn. 11:43; Nah. 3:9), y en ocasiones con Libia ocon los libios (2 Cr. 16:8; Éx. 30:5; 38:5; Dn. 11:43; Nah. 3:9).Es un país del África oriental, al sur de Asuán, en el extremo meridional de Egipto (Éx. 29:10).Se trataba, así, de la cuenca superior del Nilo, el Sudán, la Nubia con Kordofán, y el norte deAbisinia, país esencialmente desértico, aunque fértil en algunos lugares.Los ríos de Etiopía (Is. 18:1; Sal. 3:10), eran probablemente el Nilo Blanco y el Nilo Azul, elAtbara y el Takkaze.Según Jb. 28:19, eran célebres los topacios de Etiopía; sus habitantes, de elevada estatura (Is.45:14), de color, indudablemente negros (Jer. 13:23), dedicados al comercio, vendiendo losproductos de su país a los extranjeros (Is. 45:14), y enriqueciéndose con este tráfico (Is. 43:3).El rey Asa venció a los etíopes que, bajo las órdenes de Zera, habían invadido Judá (2 Cr.14:9-14; 16:8).Una dinastía etíope, la XXV, se estableció en Egipto. Isaías (Is. 20:1-6) y Sofonías (Sof. 2:12)profetizaron contra Etiopía, en tanto que el salmista predijo que «Etiopía se apresurará aextender sus manos a Dios» (Sal. 68:31; cp. 87:4). Esta profecía, que evidentemente seproyecta hacia el Milenio tuvo un primer cumplimiento en la conversión del eunuco etíope (Hch.8:26-40) y en la temprana evangelización de Etiopía y Abisinia.
EUCLIDÓN Voz griega híbrida que describe un viento huracanado que sopla del nordeste o del oriente.Hizo naufragar la nave en que Pablo era conducido a Roma como prisionero (Hch. 27:14).
ÉUFRATES «copioso».Uno de los grandes ríos del Asia occidental y del mundo.Está formado por la unión de dos afluentes: el Murad, que nace en Armenia, entre el lago Van yel monte Ararat, y el Frat o Kara, que nace cerca de 65 Km. al nordeste de Erzeroum.Constituye la frontera oeste de Mesopotamia. A los 31 grados de latitud norte y 47 de longitudeste el Tigris se une al este para formar lo que ahora se llama el Shat el-Arab, que después deun recorrido de cerca de 145 Km. desemboca en el golfo Pérsico. Fue uno de los ríos delParaíso (Gn. 2:14).También fue la frontera nordeste del dominio hebreo cuando éste llegó al máximo de sugrandeza (2 S. 8:3; 1 Cr. 18:3; 1 R. 4:21, 24).Los autores bíblicos lo consideran como el río por excelencia (Dt. 1:7; Jos. 24:2; 1 R. 4:21). Porsu confluencia con el Tigris y su serie de canales hizo posibles las brillantes culturas sumeria,babilónica y asiria.La más grande ciudad levantada en sus riberas fue Babilonia.
EUNICE «buena victoria».Madre de Timoteo e hija de Loida. Era judía y casada con un marido griego (Hch. 16:1; 2 Ti.1:5); supo transmitir a su hijo el amor por las Escrituras, la práctica de la verdad y el temor deDios que ella misma había aprendido en la sinagoga, en su familia y entre los maestros deIsrael.
EUNUCO (gr.: «guardián de los lechos»).El sentido propio es de chambelán. En Oriente, los hombres que ejercían esta función habíansido castrados, y ésta es la razón de que el término denote un castrado (Is. 56:3; Mt. 19:12).Según Josefo, la castración no era practicada por los judíos, ni sobre los hombres ni sobre losanimales (Ant. 5:8, 40), y la ley se oponía, desde su espíritu, a tal práctica en Israel (Dt. 23:1; Lv.22:24). De hecho, se trataba de una bárbara costumbre que se tenía en Oriente en el trato delos cautivos (Herodoto 3:49; 6:32), no solamente sobre los aún jóvenes, sino también, segúnparece, en la época misma de la pubertad. En ocasiones, el término eunuco en hebreo setraduce como «oficial» (Gn. 37:36; 40:2, 7, etc.), lo que es un eufemismo. Puede ser tambiénque la designación de eunuco se usara para señalar un cargo habitualmente ocupado por unhombre mutilado. Por otra parte, queda el hecho de que había eunucos casados, como, porejemplo, Potifar (Gn. 39:1, 7).Los eunucos adquirían frecuentemente elevados cargos y una gran autoridad. Como ejemplotenemos el jefe de la guardia de Faraón, y el copero y el panadero. Los eunucos ejercíanciertas funciones en la corte de Babilonia (Dn. 1:3); servían en presencia del rey de Persia,eran guardianes de las puertas del palacio (Est. 1:10; 2:21); un eunuco era el supervisor delharén real (Est. 2:3, 14); otro estaba al servicio de la reina (Est. 4:5).En la corte de Acab y en la de Joram su hijo había también eunucos; Jezabel tenía eunucos asu servicio (1 R. 22:9; 2 R. 8:6; 9:32). Aunque los eunucos estaban legalmente excluidos de lacongregación de Jehová (Dt. 23:1), también los había en Judá, así como en la corte de David(1 Cr. 28:1). En los días postreros de la monarquía, había también eunucos en la envilecidacorte de los sucesores de Josías (2 R. 24:15; 25:19, y Jer. 29:2).Todos los eunucos en Judá, o la mayor parte de ellos, eran extranjeros (Jer. 38:7).El copero de Herodes el Grande era eunuco, lo mismo que el funcionario que le servía lascomidas y que su chambelán.Había un eunuco al servicio de Mariamne, la esposa favorita de Herodes el Grande (Ant. 15:7,4; 16:8, 1).Candace, la reina de Etiopía, tenía un eunuco como tesorero. Después de su conversión, fueadmitido al bautismo (Hch. 8:27, 37; cp. Is. 56:3).
EUTICO «feliz».Un joven de Troas que se durmió durante un discurso de Pablo, cayendo desde un tercer piso.Fue levantado muerto, pero el apóstol lo volvió milagrosamente a la vida (Hch. 20:9-10).
EVA Nombre dado por Adán a su esposa después de la caída, y después que Dios hubiera habladode la simiente de ella y de haberle dicho que con dolor daría a luz a los hijos.En hebreo, el nombre es «hawwãh», que significa «vida», por cuanto «ella era madre de todoslos vivientes» (Gn. 3:20; 4:1).Había sido creada poco después de Adán, para que fuera su compañera y colaboradora. Dioshizo caer un profundo sueño sobre Adán, y tomó de él una de sus costillas, formando a Eva deella (Gn. 2:18-24). Para el Creador todo es posible, y debe ser aceptado sin dudas como lohiciera el apóstol Pablo (1 Co. 11:8-12). No fue más difícil a Dios crear de esta manera a lamujer que crear a Adán del polvo de la tierra (v. 7), o que, cuando andaba entre nosotros en suencarnación, efectuar la multiplicación de los panes y los peces, o resucitar a Lázaro. De estehecho se desprenden varias consecuencias y enseñanzas. Se enseñaba a Adán que sucompañera era verdaderamente «hueso de mis huesos y carne de mi carne» (Gn. 2:23).Si es cierto que todo hombre nace de una mujer, también lo es que la primera mujer salió delhombre. Así, se nos enseña la unidad esencial de la raza humana. Se recalca en el relato queel varón no está al completo sin la mujer. Dios creó al hombre, «varón y hembra», y estánllamados a transmitir la vida a sus descendientes (Gn. 1:27-28). No es bueno que el hombreesté solo, por cuanto es un ser social por excelencia; la mujer no es puesta debajo del varón,como esclava de él, sino a su lado, como ayuda semejante a él (v. 18). El hombre dejará a suspadres, y, uniéndose a su mujer, los dos vendrán a ser una sola carne, fundando la familia, queconstituye la célula básica de la sociedad (v. 24).Eva es mencionada dos veces en el NT. Las mujeres deben estar en silencio en la iglesia; nodeben ejercer autoridad sobre el hombre, porque Adán fue formado primero; y Adán no fueengañado, pero ella sí lo fue (1 Ti. 2:13). Este engaño recibe adicional explicación en cuantoque Eva fue engañada por la astucia de la serpiente, el mismo enemigo que busca ahoraextraviar a los creyentes (2 Co. 11:3).Tipológicamente, de la formación de Eva de una costilla del costado de Adán, y a la que diopor nombre «isha», se ve la imagen del surgimiento de la Iglesia como fruto de los sufrimientosy de la muerte de Cristo traspasado, que le pertenece y es presentada a Él (cp. Ef. 5:31-32).
EVANGELIO (gr. «buenas o gratas nuevas»)Todo lo digno de este título tiene que provenir de Dios. No siempre tuvo el mismo carácter. Lagrata nueva para Adán y Eva fue que la Simiente de la mujer heriría la cabeza de la serpiente.Es indudable que creyeron este anuncio, porque Eva dijo al nacer Caín: «Por voluntad deJehová he adquirido varón» (Gn. 3:15; 4:1).La grata nueva a Noé fue, cuando se le anunció que iba a destruir toda carne, que él y sufamilia serían salvados en un arca, y que Dios establecería su pacto con él. Noé creyó a Dios,y. fue preservado (He. 11:7).La grata nueva para Abraham fue, cuando fue llamado afuera por Dios para que le sirviera, quetendría un hijo en su vejez; que su descendencia poseería la tierra y que en su Simiente seríanbendecidas todas las naciones de la tierra (Gá. 3:8). Abraham creyó a Dios y le fue contadopor justicia (Gn. 15:6; Ro. 4:3).Para los israelitas esclavizados por Faraón la grata nueva fue que Dios había descendido paraliberarles por mano de Moisés. Creyeron las buenas nuevas «se inclinaron y adoraron» (Éx.4:31). Pero esto fue solamente una parte de las buenas nuevas para Israel; no sólo iban a sersacados de Egipto, sino que iban a ser llevados a «una tierra buena y ancha, a tierra que fluyeleche y miel». Pero aquí muchos fueron los que fallaron; aunque esta buena nueva, como esllamada en la Epístola a los Hebreos, les fue anunciada, no les aprovechó, porque no estuvo enellos mezclada con fe: «no entraron por causa de desobediencia» (He. 4:2-6).«La buena nueva del reino» fue preanunciada en el AT, y fue proclamada por el Señor Jesús ensu venida a la tierra (Mt. 4:23; Lc. 4:43, etc.). Volverá a ser proclamada en el futuro (Mt. 24:14).Aunque este evangelio fue rechazado mayoritariamente en Israel, el Señor reunió a sualrededor a «una pequeña manada» de discípulos, que vinieron a ser el núcleo de la iglesia enPentecostés. Entonces la proclamación fue acerca del Señor Jesús y del perdón de lospecados por su muerte, «el evangelio de la gracia de Dios», y se dirigía a toda la humanidad(Hch. 20:24).A Pablo le fue revelado «el Evangelio de la Gloria», que Dios ha glorificado a Cristo, y que sugloria resplandece en el rostro de Aquel que ha quitado los pecados de los creyentes (2 Co.4:4; 1 Ti. 1:11). Esta proclamación fue dada a Pablo de una manera tan peculiar que la llamó«mi evangelio» (2 Ti. 2:8). Abarcaba más que la salvación, por magno que sea este hecho,porque estaba deseoso de dar a conocer «el misterio del evangelio», que separa a loscreyentes del primer hombre, el terreno, asociándolos con el Cristo glorificado en el cielo.En el futuro habrá buenas nuevas para Israel cuando llegue el tiempo para que Dios bendigaesta nación. Los mensajeros publicarán paz y salvación, y dirán a Sión: «Tu Dios reina» (Is.52:7). Se proclamará también «el Evangelio Eterno» a los gentiles, que ha sido proclamadodesde el principio, que la Simiente de la mujer heriría la cabeza de la serpiente. El testimoniodado por el poder angélico será: «Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio hallegado», junto con el mandato de adorar al Creador (Ap. 14:6, 7).
EVANGELIOS Al principio, y en el mismo NT, el término evangelio no designaba ningún libro, sino el mensaje,la buena nueva. Durante el período postapostólico (hacia el año 150 d.C., Justino Mártir, Apol.1:66), sin embargo, el término «Euangelion» designaba ya además los escritos en los que losapóstoles daban testimonio de Jesús. Cada uno de estos escritos recibió el nombre deEvangelio; también se dio el nombre de Evangelio al conjunto de los cuatro escritos.(a) Los cuatro evangelios.El testimonio de la historia da prueba de que, desde el mismo principio, se atribuyeron loscuatro evangelios, respectivamente, a Mateo, Marcos, Lucas y Juan; ya en el mismo inicio de laera postapostólica la Iglesia consideró a los Evangelios como documentos autorizados, quepresentaban el testimonio apostólico sobre la vida y la enseñanza de Cristo. Durante el siglo IIse citaban, comentaban y leían los Evangelios: su autenticidad es incontestable. El examen delas epístolas del NT demuestra asimismo que sus alusiones a Jesús y a sus obras concuerdancon los relatos de los Evangelios. Podemos así tenerlos como totalmente dignos de crédito.Los tres primeros evangelios presentan una gran cantidad de analogías. Presentan en generalla vida del Señor bajo el mismo aspecto. Se les denomina Evangelios Sinópticos (del gr.«synopsis», «vista de conjunto»). Son, en cambio, de un carácter totalmente distinto delEvangelio de Juan. El tema principal de los Sinópticos es el ministerio de Cristo en Galilea; elcuarto evangelio, en cambio, destaca su actividad en Judea; sin embargo, la traición, elarresto, juicio, crucifixión, y la resurrección, son de tal importancia que aparecen en los cuatroevangelios. El único episodio anterior que figura en todos cuatro evangelios es la multiplicaciónde panes para alimentar a los 5.000. Los Sinópticos se refieren relativamente poco a ladivinidad de Cristo, en tanto que Juan recalca el testimonio del mismo Jesús a este respecto.Los Sinópticos presentan sobre todo las obras de Jesús, así como sus palabras acerca delreino de Dios, las parábolas, las enseñanzas dadas al pueblo; Juan cita lo que Jesús dijo de Símismo, generalmente en discursos bien comprensibles. El cuarto evangelio supone e implica laexistencia de los otros tres que, a su vez, se hacen inteligibles gracias a los hechos relatadosen el Evangelio de Juan. Por ejemplo, Jn. 1:15 supone el conocimiento de Mt. 3:11, etc.; Jn.3:24 el de Mt. 4:12; y Jn. 6:1-7:9, el de todos los relatos sinópticos del ministerio en Galilea, etc.Por otra parte, solamente los acontecimientos relatados en los caps. 1 y 2 de Juan explican laacogida que dieron a Jesús en Galilea, y la buena disposición de Pedro, Andrés, Santiago yJuan a dejarlo todo para seguir a Jesús. Asimismo, la repentina controversia acerca delsábado que se presenta en los Sinópticos (cp. Mr. 2:23, etc.) no se comprende sin el relato deJn. 5.Todo y teniendo las mismas características generales, cada uno de los tres EvangeliosSinópticos tiene sus propias características, debidas al objetivo del redactor y a la audiencia ala que se dirigía:Mateo, que escribía para judíos, destaca la condición regia de Jesús, el Mesías. Se apoyaconstantemente en citas del AT, y expone la enseñanza de Cristo sobre el verdadero reino deDios, en oposición a las opiniones erróneas que se daban en el seno del judaísmo.Marcos escribía, en cambio, dirigiéndose primariamente a los gentiles, y recalca el poder deCristo para salvación, manifestado en sus milagros.Lucas, que fue durante largo tiempo compañero de Pablo, muestra al Señor en su carácter deSalvador lleno de gracia, ocupándose de una manera especial de los caídos, de losmarginados, y de los destituidos.Juan destaca sobre todo a Jesús como la Palabra divina encarnada, revelando el Padre aaquellos que quisieran aceptarlo.Ninguno de los evangelistas se propuso presentar una biografía completa de nuestro Señor.Cada uno de los hechos y palabras de Jesús presentado en cada Evangelio tiene un propósito
EVANGELISTAS (gr. «evangelistës», «mensajero de buenas nuevas»).Se hallan incluidos entre los dones del Señor ascendido (Ef. 4:11).En el NT el único que recibe este nombre es Felipe (Hch. 21:8), aunque es indudable que habíamuchos más que lo eran. Pablo dijo: «¡Ay de mí si no anunciare el evangelio!» Él era el apóstolal que le había sido dada una comisión especial, la de proclamar a Jesús como el Hijo de Dios,entre los gentiles. Timoteo fue exhortado a que hiciera la obra de evangelista, aun cuando teníaotros dones (2 Ti. 4:5). Aunque había y hay un don especial dado a algunos para queproclamen el evangelio, leemos de otros que ayudaban a esparcir las buenas nuevas, comocuando hubo persecución en Jerusalén; «todos» fueron esparcidos excepto los apóstoles, yfueron por todas partes anunciando las buenas nuevas de la palabra (Hch. 8:4).Los cuatro Evangelistas es un término frecuentemente utilizado para designar a los escritoresde los cuatro evangelios. En obras de arte son frecuentemente simbolizados con los cuatroquerubines de Apocalipsis (Ap. 4:6 ss, cp. Ez. 1:5 ss.).Ireneo ya simbolizó los Evangelios, según su carácter, de la siguiente forma:Mateo como hombre;Marcos como león;Lucas como buey;Juan como águila.
EVIL-MERODAC Hijo y sucesor de Nabucodonosor. Ascendió al trono en el año 562 a.C. y reinó solamente dosaños.Su cuñado Neriglisar encabezó una conspiración contra él acusándole de violar la Ley y de serintemperante; fue condenado a muerte en el año 560 a.C.; ocupó entonces el trono el jefe dedicha conspiración.
EVODIA «perfume».Cristiana de Filipos. Dañó su buena reputación al querellarse con Síntique, y Pablo exhortó aambas a ser «de un mismo sentir en el Señor» (Fil. 4:2, 3).
EXCOMUNIÓN La excomunión (expulsión temporal o permanente de la comunidad, debida a una falta grave)se practicó tanto entre los judíos como entre las primitivas comunidades cristianas. Esindicación de que algunas faltas son ofensas personales contra Dios, además de causarescándalo, disensión, divisiones en la iglesia, poniendo en ridículo el Nombre de Dios.La excomunión la hace la Iglesia cristiana con miras a la conversión de los pecadores.El caso más notorio de excomunión es el que narra el libro de Esdras (Esd. 10:8).La Biblia enumera las características y las penas en las que incurrían los excomulgados deIsrael (Gn. 17:14; Éx. 12:15-19; 30:33-38; 31:14; Lv. 7:20, 21, 25, 27; 18:19; 20:3-18).Durante la vida de Cristo sus seguidores estaban expuestos a «ser expulsados de lassinagogas» y el Maestro advierte a los suyos que tal peligro les espera (Jn. 9:22; 12:42; 16:2;Lc. 6:22.Las comunidades primitivas, a su vez, usaron la excomunión como medida preventiva,disciplinaria y salutífera, con la esperanza de que el pecador se arrepintiese antes de caer enlas manos del maligno.Pablo, Juan y los demás apóstoles la mencionan explícitamente en sus escritos y la usaron; yPablo recomienda a Timoteo que corte sus relaciones con un herético que desoyó susamonestaciones de regresar al camino de la sana doctrina (1 Co. 5:2-13; 1 Ti. 1:20; 2 Ti. 2:17;Tit. 3:10; 2 Ts. 3:14-15; 3 Jn. 9, 10).
EXÉGESIS (del verbo griego «exomai», «yo narro o explico»).Es la explicación de la Biblia, y sus reglas están sometidas a los principios de la hermenéutica(véase INTERPRETACIÓN DE LA BÍBLIA); tanto los rabinos como los estudiosos cristianosantiguos de las Sagradas Escrituras usaron diversos métodos para entender los pasajesoscuros.Ya en tiempos de Filón se formaron dos escuelas principales: la de Alejandría, que daba mayorimportancia a la alegoría, en su explicación de la Biblia, y sus representantes máscaracterísticos fueron Clemente de Alejandría y Orígenes. La escuela de Antioquía, por elcontrario, se caracterizó por una interpretación literal del texto sagrado; entre sus exponentesmás destacados se cuentan S. Juan Crisóstomo y Teodoro de Mopsuestia. Con el correr delos siglos ambas escuelas se juntaron, y ya en tiempos de Agustín y Jerónimo, que son losmayores expositores de la Biblia en Occidente, estaban prácticamente unidas, aunque elprimero es más alegórico y el segundo más literalista en su exégesis.La Teología Escolástica usó cuatro sentidos (literal, alegórico, moral y analógico) parainterpretar la Escritura, con el resultado de que se olvidaba el verdadero sentido de lo que laBiblia dice, para sacar conclusiones, muchas veces, en abierta contradicción.La Reforma introdujo un nuevo principio en la exégesis: debe ser la Biblia misma la que nos déel sentido de los textos oscuros. Antes de Lutero y de los reformadores era el dogma de laIglesia Católica-Romana lo que debía fijar el sentido de la Sagrada Escritura; a partir deentonces la Biblia es, para las Iglesias Evangélicas, el fundamento y la base para todainterpretación teológica o dogma de fe. (Véanse TEXTO Y VERSIONES CLÁSICAS DE LABIBLIA.)
EXÉGESIS ALEGÓRICA Arranca de la convicción de que un texto significa propiamente algo distinto, más profundo, delo que expresa a primera vista, incluso cuando no hay señales de lenguaje figurado.Pablo usa la exégesis alegórica, por ejemplo, en Gá. 4:21-32; 1 Co. 10:4. Con ello no vaformalmente más allá de las reglas válidas de su tiempo. Mas, si se mira el contenido, suexégesis y su predicación son totalmente nuevas. En toda exégesis alegórica es esencial darun sentido actual a un texto ya fijado, de acuerdo o no con su sentido literal. Esto es causa deenriquecimiento espiritual. Hay veces, también, en las que la fantasía invade el texto y entoncesla exégesis no es auténtica y da lugar a fantasías pueriles, de forma que la «interpretación» yanada tenga que ver con el sentido original del texto.
ÉXODO ver, EGIPTO, PEREGRINACIÓN POR EL DESIERTO(gr. «hodos», «camino»; «ex», «fuera de»: salida).La salida de los israelitas de Egipto, después que Dios los hubiera liberado de su servidumbreen aquel país.(a) ITINERARIO.Hay considerables dificultades para determinar el itinerario preciso de este viaje. Los milagrosque llevó Moisés a cabo tuvieron lugar en Zoán, o Tanis (Sal. 78:12). Ramesés se hallaba enlas cercanías de esta capital. De allí, los israelitas pasaron a Sucot (Éx. 12:37), lugar que o biense corresponde con Pitón o se hallaba cerca de estos parajes. Esta localidad está ocupada enla actualidad por Tell el-Maskhutah, en el oasis Tumilat, a unos 51 Km. al sursureste de Tanis ya 18 Km. al oeste de Ismailía. Para llegar a Palestina, los israelitas no tomaron la ruta máscorta, que atravesaba el país de los filisteos, sino el camino del desierto, hacia el mar Rojo (Éx.13:17, 18). Después de Sucot, su primer campamento fue Etam. Este lugar no ha sidoidentificado, pero se sabe que se hallaba en la linde del desierto (Éx. 13:20). De allí, losisraelitas retrocedieron y acamparon entre Migdol y el mar hacia Baal-zefón, en Pi-hahirot (Éx.14:2; Nm. 33:7). No se ha podido determinar la situación de este campamento. Estaba en laorilla occidental del mar Rojo; es por este sitio que atravesaron a pie el mar para llegar aldesierto de Shur (Éx. 15:4, 22; Nm. 33:8); después se dirigieron hacia el monte Sinaí siguiendola costa del mar Rojo (Éx. 16:1; Nm. 33:10, 15).Según los textos bíblicos, se puede recapitular de la siguiente manera la ruta del éxodo: (Vergráfico)(b) FECHA DEL ÉXODO.Dentro de la cronología comúnmente aceptada de la historia de Egipto se proponen dosposturas principales: el éxodo tuvo lugar hacia el año 1441 a.C. bajo el reinado de Amenofis IIde la XVIII dinastía, o bien en el año 1290 a.C. bajo Ramsés II de la XIX dinastía. Por lo querespecta a la cronología absoluta, es evidente que la asunción de una fecha tardía (1290 a.C.)no concuerda con el marco cronológico bíblico. Se dan razones a favor y en contra de cada unode los anteriores puntos de vista, que no resultan realmente satisfactorios. La revisión críticadel marco cronológico de la historia egipcia hecha por investigadores como Velikovsky yCourville (véanse EGIPTO y Bibliografía, al final de este artículo) en base a la reevaluación delas inscripciones y monumentos, ofrece, sin embargo, un marco que, respetando la cronologíabíblica, muestra los puntos de coincidencia dentro de una catástrofe que envolvió a Egipto. Loshicsos quedan en este esquema identificados con los amu o amalecitas, siendo esto apoyadopor una gran cantidad de evidencias cumulativas. Así, el establecimiento de la dinastía de loshicsos en Egipto coincide en el tiempo con la salida de los hebreos (1441 a.C.), y con elchoque bélico de estos dos pueblos en Refidim (Éx. 17:8). Los hicsos mantuvieron a Egipto enla pobreza como conquistadores depredadores. Este esquema armoniza con el hecho de quedurante todo el período de la peregrinación de los israelitas en el desierto, de la conquista, y delos Jueces, no se menciona en absoluto a Egipto; según las cronologías históricasconvencionales, hubiera debido ser entonces la potencia dominante. Si los hicsos dominaronEgipto desde el tiempo del éxodo hasta que Saúl acabó con su poderío (¿1040 a.C.?), seexplica que Egipto empiece a aparecer en escena de nuevo en los tiempos de David (cp. 1 R.15:21). Courville señala en su obra «The Exodus Problem and Its Ramifications» que Ramsés Ino fue el primer rey egipcio de este nombre, y que el último faraón de la opresión fue Rameseshijo de Uafres, que reinó durante 29 años; su hijo Koncharis fue, en tal caso, el faraón delÉxodo (ver PP. 116-132). Eusebio da su nombre como Cencheres, aunque atribuyéndolo aotra dinastía. Por otra parte, Josefo afirma que los hicsos tomaron Egipto sin tener que luchar(Contra Apión, 1:14). Un hecho así sólo tiene explicación si se ve en el contexto de un Egipto
ÉXODO (Libro) El segundo libro del Pentateuco.En los textos hebreos, el título del libro lo dan las primeras palabras: «Éstos son los nombres.»No es sin razón que la traducción griega da al libro el nombre de Éxodo, porque relata la salidade Egipto, tan decisiva en la historia de Israel.Éxodo puede dividirse en tres secciones principales:(a) En Egipto (Éx. 1-12:36).Pasa mucho tiempo entre la llegada de Jacob a Egipto y los hechos en que se centra el libro,pero solamente se hace una breve alusión acerca del aumento en número de los hebreosdespués de la muerte de José (Éx. 1:7).Del versículo 8 en adelante se relatan los sufrimientos de los oprimidos israelitas.Los capítulos 2 a 4 relatan el nacimiento de Moisés, y su juventud y llamamiento.Desde el 5 al 12:36 tenemos la lucha contra Faraón, las 10 plagas y, en relación con la últimaplaga, el relato de la institución de la Pascua.(b) Peregrinación desde Egipto a Sinaí (Éx. 12:37-19:2).En Éx. 12:37-42 tenemos a los israelitas abandonando la ciudad de Ramesés;Éx. 12:43-51: prescripciones sobre la Pascua y condiciones bajo las que los extranjerospodrán tomar parte;Éx. 13:1-16: orden de consagrar a los primogénitos y celebración futura de la fiesta de lospanes sin levadura en relación con la Pascua;Éx. 14: travesía del mar Muerto;Éx. 15:1-21: cántico de liberación;Éx. 15:22-16:36: episodios de las aguas amargas en Mara, del maná, de las codornices;Éx. 17-18: la detención en Refidim, el agua brotando de la roca de Horeb, la victoria sobreAmalec, la visita de Jetro.(c) Llegada y estancia prolongada en el Sinaí (Éx. 19 1-40 38);la partida de Sinaí se menciona en Nm. 10:11.El establecimiento de la teocracia se basa en el pacto con Jehová y comporta la obediencia asus órdenes (Éx. 19:3-6);los ancianos y el pueblo prometieron observar esta condición (Éx. 19:7-8).Promulgación de los 10 mandamientos y de las leyes secundarias consignadas en el Libro delPacto (Éx. 20-23; 24:4; para el análisis y el contenido de estas leyes.La ratificación del pacto por parte del pueblo (Éx. 24:1-8),y comida de confirmación entre las partes pactantes (Éx. 9:11).Moisés en el monte Sinaí: prescripciones para la construcción del tabernáculo y de sumobiliario y utensilios, las dos tablas de piedra (Éx. 24:12-31:18; para los detalles.El becerro de oro (Éx. 32-33).Segunda estancia de Moisés en el monte; se resumen las leyes acerca de la renovación delpacto, y acompañadas de apremiantes exhortaciones (Éx. 34).Construcción y montaje del tabernáculo (Éx. 35-40).Para las cuestiones de paternidad, fecha, redacción y autenticidad.MENSAJE ESPIRITUAL.Según 1 Co. 10:1-6, 11 y Ro. 15:4, las experiencias de Israel son ejemplos escritos ya con elpropósito de nuestra instrucción. El Éxodo es por excelencia el libro de la redención. El pueblode Dios se halla cautivo, caído, esclavizado e impotente. Dios interviene, y suscita a Moiséscomo liberador; arranca al pueblo de la tiranía de Faraón, salvándolo del destructor mediante elsacrificio del cordero pascual, le revela su ley y le otorga su presencia permanente en eltabernáculo. De la misma manera, nosotros somos seres caídos, cautivos, lejos del paraíso,sometidos a la esclavitud del príncipe de este mundo. Dios nos envía al Salvador, cuya muertenos libera y nos saca del mundo; nos lleva a Sí, y por su Espíritu pone su ley y presencia ennuestros corazones.Pocos libros del AT son más cristocéntricos que el Éxodo. Está repleto de tipos y de imágenesque preanuncian la persona y la obra de Cristo.Moisés prefigura al Hijo que sería puesto sobre toda la casa de Dios (He. 3:1-6). Cristo mismoes «nuestra Pascua», el cordero inmolado por nuestra salvación (1 Co. 5:6-8; Jn. 1:29).El paso del mar Rojo representa la liberación del cristiano del poder de Satanás mediante lamuerte y resurrección del Señor Jesús (He. 2:14).El maná es el tipo del Pan viviente que bajó del cielo (Éx. 16; Jn. 6:31-34 ss).La roca golpeada de la que brotó agua «era Cristo» (Éx. 17:1-7; 1 Co. 10:4).
EXORCISTA ver, DEMONIOSPersonas que pretendían echar los malos espíritus y alejar su perniciosa influencia, con ayudade ciertas fórmulas verbales o conjuros mágicos. Pablo encontró en Éfeso a unos judíosambulantes que pretendían exorcizar a los poseídos, pero no eran más que impostores (Hch.19:13-19).Bien diferente es el caso del Señor Jesús y de sus discípulos, que echaban malos espíritus porla autoridad divina, y sin recurrir en absoluto a los procedimientos del exorcismo. (VéaseDEMONIO).
EXPANSIÓN (heb. «rãqîa»).El término hebreo significa una extensión inconsistente (Gn. 1:6), y se corresponde bien con eltérmino espacio (cp. el término «abierta expansión de los cielos» en Gn. 1:20, RVR). Latraducción «firmamento», que aparece en muchas versiones, es un desafortunado desliz depluma de Jerónimo en la versión Vulgata.Aristóteles y los clásicos imaginaban que el cielo era una esfera sólida. Sin embargo, no eseste el concepto que hallamos en la Biblia, excepto en lenguaje poético figurado (cp. Jb. 26:11;2 S. 22:8, y contrastar en cambio con Jb. 26:7). (Véanse CIELO, CREACIÓN).
EXPIACIÓN (Día de la) Se guardaba anualmente, para la humillación del pueblo y expiación de sus pecados. Ese díael sumo sacerdote ofrecía sacrificios como una purificación del santuario, por los sacerdotes ypor la nación (Lv. 16; 23:26-32; Nm. 29:7-11).Se guardaba el décimo día del séptimo mes por la suspensión de los trabajos diarios, por unasanta convocación y por ayuno, el único ayuno prescrito por la Ley.Sólo este día entraba el sumo sacerdote en el lugar «santísimo» (He. 9:7). Para ello se vestíasimplemente de lino blanco y quemaba incienso para que el humo cubriera el propiciatorio. Enseguida rociaba, sobre el propiciatorio, y por abajo, la sangre del novillo que había ofrecido porsus pecados y los de los sacerdotes. Después volvía a entrar con la víctima ofrecida por lospecados de la nación y con la sangre rociaba el velo. Por medio de ritos semejantes hacíaexpiación por el lugar santo y el altar de los sacrificios.La Epístola a los Hebreos indica que la entrada del sumo sacerdote en el lugar santísimo unavez al año, y no sin sangre, prefiguró la entrada de Jesús, el gran Sumo Sacerdote, una vez portodas en los cielos, habiendo adquirido para nosotros la salvación (He. 9:1-12; y 9:24-28), ycon ella el perdón de los pecados y la justificación del pecador, haciendo inútiles los sacrificiosde expiación.
EXPIACIÓN (I) Este término aparece en el NT, en la RVR, solamente en el libro de Hebreos (He. 1:17; 10:6, 8).En el primer pasaje debe traducirse «propiciación», como correctamente lo hace la RVR77. Enlos otros dos pasajes, el término «expiaciones» no aparece en el original, sino que es añadidopara dar sentido. Sin embargo, si bien el término «expiación» como tal no se halla en el NT, sehalla constantemente en su verdadero sentido, aunque no se mencione expresamente.«Redención», «llevó Él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero», «nuestrapascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros», «fue entregado por nuestrastransgresiones», «hecho por nosotros maldición», «apareció para quitar nuestros pecados».En el Antiguo Testamento se halla continuamente el término expiación, pero nuncapropiciación. Pero la misma palabra, «kaphar», aunque se traduce generalmente «expiar», seempIea también como «perdonar» (Sal. 65:3; 79:9); «reconciliar» (Lv. 16:6); «anular» (Is.28:18). «Kaphar» significa literalmente «cubrir», con varias preposiciones que van con estetérmino; la más normalmente utilizada es «sobre». Así, cuando se dice «expiación por él» o«por su pecado», él o su pecado son cubiertos: se hace expiación por él o por su pecado. Laexpiación se hacía «sobre» los cuernos del altar: el sentido es «expiación por». Por el altar delincienso, la expiación no se hacia sobre él sino «por» él. Igualmente «por» el santuario, y por oacerca de Aarón y su casa; la preposición utilizada es «al».Asimismo sucede con los dos machos cabríos de Lv. 16. Los pecados se veían sobre elmacho cabrío sin pecado, y se hacia expiación mediante él con respecto a los pecados que seconfesaban imponiendo las manos sobre el otro macho cabrío, que era dejado suelto aldesierto. No se dice en este capítulo el «cómo» de la expiación, pero se efectúa haciendo delos dos machos cabríos realmente uno, debido a que el objeto de esta ceremonia era mostrarque los pecados eran realmente puestos sobre él (esto es, como sombra de Cristo, sobrequien realmente han sido puestos nuestros pecados), y que los pecados eran llevados lejos,donde no podían ser vistos, ni nunca jamás vueltos a hallar (cp. Mi. 7:19; Sal. 103:12). Sidejamos que nuestros pensamientos, conducidos por Dios, entren en el tren del pensamientojudío, no hay ninguna dificultad en la preposición «al». En cualquier caso, la dificultad surge delhecho de que la preposición «por» en castellano presenta a la mente a la persona interesada;«sobre» es meramente el lugar donde se efectuaba, como sobre un altar; en cambio, «al» serefiere al quitar mediante el «kaphar» aquello que estaba sobre la cosa «a» la cual seefectuaba el rito de expiación. Está claro que no era el macho cabrío la persona interesada, nise hacía sobre él meramente como lugar. Era aquello sobre lo que se ponían los pecados, ytenían que ser sacados y eliminados. La expiación se refería a ellos puestos así sobre elmacho cabrío. Como se ha dicho, el cómo no se explica, pero se afirma el hecho de capitalimportancia de que eran quitados de Israel y de delante de Dios. La sangre o vida que seprecisaba se presentaba a Dios con el otro, y era ello lo que realmente los quitaba; pero hacíamucho más. Lo que se da con el primer macho cabrío es el primer aspecto. Este doble aspectode la obra de la expiación es de inmensa importancia e interés:(A) La presentación de la sangre a Dios sobre el propiciatorio (Lv. 16:15), y(B) el quitar los pecados (Lv. 16:21, 22). «Kaphar», «hacer expiación», aparece en Éx. 29; 30;32; Lv. 1; 4-10; 12; 14-17; 19; 23; Nm. 5; 6; 8; 15; 16; 25; 28; 29; 31; 2 S. 21:3; 1 Cr. 6:49; 2 Cr.29:24; Neh. 10:33.Una corta consideración de otras palabras hebreas podrá ser de utilidad.«Nasa», «levantar», y por ello perdonar, levantar los pecados sacándolos de la mente de lapersona ofendida, o mostrar favor al levantar el rostro de la persona favorecida (Sal. 4:6).«Kasah», «cubrir», como en el Sal. 32:1, donde el pecado es «cubierto»; en ocasiones se usa
ÉXTASIS Estado en el que las funciones sensoriales e intelectuales quedan suspendidas, en tanto que elalma, despreocupada del cuerpo, contempla lo sobrenatural.Éxtasis: de Pedro (Hch. 11:5); de Pablo (Hch. 22:17). Véase VISIÓN.
EXTRANJERO Toda persona que, no siendo israelita, perteneciera «a las naciones» (gentil, que proviene dellatín «gentilis», de «gens», nación), estando sometida a otras autoridades y a otra religión quela de Israel.Reciben de una manera el nombre de extranjeros, p. ej., las siguientes naciones:los madianitas y los egipcios (Éx. 2:22),los jebuseos (Jue. 19:12),los filisteos (2 S. 15:19),los moabitas, amonitas, sidonios, heteos (1 R. 11:1).No quedaban contados entre los extranjeros:(a) los esclavos comprados por dinero, ni los prisioneros de guerra; éstos estaban en poder desus dueños, y sometidos a las leyes israelitas (Gn. 17:12; Éx. 21:20-21);(b) los prosélitos, esto es, los extranjeros que hubieran adoptado la religión de los israelitas(Gn. 34:14-17; Is. 56:6-8; Hch. 2:10).La Ley de Moisés y el AT distinguen entre los extranjeros establecidos en medio de losisraelitas, pero sin ser de su raza, y los visitantes temporales, no israelitas (Éx. 20:10; Lv.16:29; 17:8; 2 S. 1:13; Ez. 14:7).El extranjero, considerado casi como ciudadano, tenía sus derechos y deberes bien definidos.Dios ordenó a los israelitas que el extranjero fuera tratado con benevolencia (Lv. 19:33, 34; Dt.10:18, 19). La Ley salvaguardaba sus intereses (Éx. 22:21; 23:9; Dt. 24:19, 20).Las prohibiciones impuestas a los israelitas afectaban también al extranjero (Éx. 12:19; 20:10;Lv. 16:29; 17:10; 18:26; 20:2; 24:16).Con respecto a Lv. 17:15, esta ordenanza fue posteriormente modificada por Dt. 14:21. Elextranjero no estaba obligado a la totalidad de los deberes religiosos que concernían a losisraelitas. Si se trataba de un hombre libre, podía abstenerse de la circuncisión y de la Pascua(Éx. 12:43-46).La ley exhortaba a Israel a invitar al extranjero a las comidas solemnes de los sacrificios (Dt.16:11, 14). Tenía derecho a ofrecer sacrificios a Jehová; si caía en un pecado involuntario, sebeneficiaba del perdón concedido al individuo o a la colectividad; las ciudades de refugio leprotegían contra el vengador de la sangre (Lc. 17:8; Nm. 15:14, 26, 29; 35:15). Cuandoquedaba contaminado, tenía que someterse a los ritos de la purificación (Lv. 17:15; Nm. 19:10).Si el extranjero y los varones de su casa estaban circuncidados, podían participar de la Pascua(Éx. 12:48, 49). Pero el año del Jubileo no traía la libertad al extranjero que había caído en laesclavitud. Podía ser vendido y llegar a ser, por herencia, propiedad de los hijos de su dueño(Lv. 25:45, 46).El extranjero no asimilado se encontraba con algunas prescripciones negativas, porque Israeldebía seguir siendo el pueblo santo, separado para Dios (Dt. 14:2). Los matrimonios mixtosestaban prohibidos (Éx. 34:16; Dt. 7:3; Jos. 23:12). No se podía permitir que ningún extranjerosubiera al trono (Dt. 17:15), ni que entrara en el santuario (Ez. 44:9; Hch. 21:28; cp. Dt. 23:3, 7-8).En una época posterior, los judíos de observancia estricta ni comían ni bebían con gentiles(Hch. 11:3; Gá. 2:12). Estos últimos, sin embargo, podían, en todo momento, acceder aljudaísmo (Gn. 17:27; 34:14-17; Mt. 23:15).Israel esperaba el día en que serían integrados al reino. (Véase PROSÉLITO.)Los amonitas y moabitas estaban sometidos a una cláusula especial: no podían venir a formarparte de la comunidad israelita ni siquiera si se circuncidaban (Dt. 23:3). Pero el hijo de unisraelita y de una moabita era admitido (cp. Isaí, Roboam). Cuando los israelitas se apoderaronde Canaán, les fue totalmente prohibido aliarse mediante matrimonio con sus habitantesidólatras (Dt. 7:3). La mayor parte de los cananeos que sobrevivieron a la conquista se hicieronprosélitos. Bajo Salomón, el reino contaba con 153.600 extranjeros (2 Cr. 2:17).En el NT, el término extranjero no tiene el sentido preciso que exhibe en el AT; puede referirsea:un desconocido (Jn. 10:5),un viajero (Lc. 17:16, 18),un visitante (Lc. 24:18),un judío perteneciente a la Diáspora (Hch. 2:10; 1 P. 1:1).Tanto los santos del AT como los del NT eran y son extranjeros sobre la tierra. David dijo:
EZEQUÍAS «Jehová fortalece»Hijo de Acaz, rey de Judá (719-691 a.C.). Estuvo asociado con su padre en el gobierno desdeel año 728 a.C. Era un siervo devoto de Jehová; comenzó su reinado reparando y limpiando elTemplo, reorganizando los servicios religiosos con sus funcionarios y celebrando una granpascua a la cual invitó solamente a las tribus de Judá y Benjamín (2 Cr. 29:1-30:13). Quitó loslugares altos, derribó las imágenes e hizo pedazos la serpiente de metal que Moisés habíahecho, pero que se había convertido en objeto de adoración.En el cuarto año de su reinado (724 a.C.), Salmanasar comenzó, y en el año 722 a.C. Sargóncompletó, el sitio de Samaria, llevando a las diez tribus en cautividad (2 Cr. 18:9, 10).En el año 714 a.C. comenzó la serie de invasiones asirias que distinguieron el reino deEzequías y terminaron desastrosamente para Asiria. Parece que fue inmediatamente despuésde comenzar estas invasiones, en el año 714, cuando Ezequías estuvo enfermo, casi a lamuerte, pero le fueron concedidos 15 años más de vida (2 R. 20:1-11; Is. 38).Ezequías murió en el año 691 y ascendió al trono su hijo Manasés (2 R. 20:21; 2 Cr. 32:33).
EZEQUIEL «Dios fortalecerá».(a) Descendiente de Aarón. Su familia vino a formar la clase vigésima de sacerdotes (1 Cr.24:16).(b) Hijo de Buzi; sacerdote y uno de los cuatro grandes profetas. Fue llevado al exilio con el reyJoaquín el año 597 a.C., once años antes de la destrucción de Jerusalén, y se dedicó a la laborentre los cautivos durante veintidós años. Cumplió fielmente sus deberes, pronunciando enocasiones duras reprensiones, pero dando aliento con palabras llenas de gracia. Su profecíaestá llena de simbolismos y de imaginería. A la muerte de su mujer, le fue prohibido, comoseñal profética, que expresara ningún dolor ni que llevara duelo (Ez. 24:15-18). No solamenteproclamó sus profecías, sino que se le ordenó que representara alguna de ellas, a fin de quefueran vistas, además de oídas. Su estilo es vigoroso y rápido. Para más detalles cronológicosde su ministerio, ver el artículo acerca de su libro.
EZEQUIEL (Libro) En nuestras Biblias castellanas, Ezequiel figura entre el libro de Lamentaciones y el de Daniel.En el canon hebreo, estos dos libros se hallaban entre los Hagiógrafos, hallándose Ezequieljusto a continuación de Jeremías. Casi todas las profecías se hallan en orden cronológico yfechadas según los años de cautiverio del rey Joaquín.(a) SECCIONES DEL LIBRO se divide en tres:(A) Profecías proclamadas antes de la toma de Jerusalén, anunciando su destrucción comoconsecuencia de sus transgresiones.En el año 5º, el sacerdote es llamado a ser profeta, para lo que le prepara una visión (Ez. 1:1-3:21). A continuación, Ezequiel recibe la orden de predecir la destrucción de la ciudad y deinterpretar unas actuaciones simbólicas (Ez. 3:22-7:27).En el 6º año denuncia la idolatría de Judá (Ez. 8) y comunica la visión simbólica de la partida dela gloria de Jehová, que abandona el templo profanado (Ez. 9:1-11:13). Ezequiel alienta a losdeportados: siguen siendo el pueblo del Señor, que será para ellos un santuario (Ez. 11:16), losdevolverá a la tierra de Israel (Ez. 11:17) y les dará un nuevo corazón a los que rectifiquen suscaminos (Ez. 11:18-21). Jehová abandona su ciudad por cuanto ella se ha entregado a laincredulidad y a los falsos profetas (Ez. 12-24). Se abatirán los juicios sobre la ciudad (Ez. 15-17), pero Dios otorgará su gracia a los que se arrepienten (Ez. 18). El capítulo 19 es unalamentación sobre los príncipes de Israel.En el 7º año del cautiverio de Joaquín, Ezequiel predice el juicio sobre Israel, que ha profanadoel nombre de Jehová ante los gentiles. Hay sin embargo promesas para el futuro; Dios volveráa aceptarlos a causa de Su nombre (Ez. 20:1-44). Sin embargo, se acuerda de sus rebeliones,cuyo castigo se avecina (Ez. 20:44-23:49).En el 9º año representa la parábola de la olla hirviente simbolizando el cerco de Jerusalén (24).(B) Profecía sobre el juicio de las naciones.En el 9º año del exilio, se dan profecías contra Amón, Moab, Edom y el país de los filisteos (Ez.25);el año 11º, contra Tiro y Sidón (Ez. 26-28);los años 10º, 27º. 11º y 12º, profecías contra Egipto (Ez. 29-32).(C) Profecías acerca de la restauración de Israel y de su glorioso futuro. Son proclamadasdespués de la toma de Jerusalén y de su destrucción por Nabucodonosor.El año 12º del cautiverio de Joaquín, la tarde antes de que llegaran las nuevas de la caída deJerusalén a Ezequiel, recibió un segundo llamamiento de parte de Dios. La mano del Señorvino sobre él; el momento en que supo la caída de la ciudad coincidió con el inicio de unanueva etapa de su misión (Ez. 33:1-22). Se le revela que los israelitas reconocerían, despuésdel juicio, que Jehová es Dios, y que un verdadero profeta había estado en medio de ellos (Ez.33:23-33). Jehová les dará un buen pastor, prefigurado por David (Ez. 34); sus enemigos seráncastigados (Ez. 35); el pueblo será santificado y será restaurado a su tierra (Ez. 36). Serácomo una resurrección; las doce tribus serán reunificadas (Ez. 37), y sus adversarios serándestruidos (Ez. 38-39).En el año 25º de la cautividad de Joaquín, Ezequiel tiene una visión de la restauración delpueblo de Dios: el templo será reconstruido, más grande y totalmente santo. El pueblo,purificado, es aceptado por Jehová (Ez. 40-43). El culto será renovado (Ez. 44-46), saliendo elrío de la vida del mismo templo, dando feracidad a los lugares desiertos (Ez. 47); finalmente,habrá el reparto del país entre las tribus y la ciudad santa, que recibe el nombre de Jehová-Sama (Jehová está allí). Se establecerá la Teocracia, en la que la realidad se ajustará al idealdivino.(b) AUTENTICIDAD.Autenticidad y contribución particular de Ezequiel. Los críticos de la Escuela de Wehausenconsideran a este profeta como el padre del judaísmo postexílico. Pretenden ellos que ladescripción de la nueva Jerusalén (Ez. 40-48) contiene todo un programa que suscita lasprescripciones sacerdotales características de Levítico y de Números. Pero los teólogos que
EZIÓN-GEBER Uno de los campamentos de los hijos de Israel, cerca de la cabecera del golfo de Ákaba. Allítenía Salomón una flota de navíos, y allí se rompieron los de Josafat (Nm. 33:35, 36; Dt. 2:8; 1R. 9:26; 22:48; 2 Cr. 8:17; 20:36).Muy cercana a Elat, se identifica con esta última desde la época de Uzías. No se halla ningúnrastro de Ezión-geber en la línea costera actual. Sin embargo, es probable que en tiempospasados el mar cubriera una considerable extensión de una llanura formada por sedimentos enel extremo meridional de Wadi el-'Arabah, y que las ruinas de Ezión-geber se hallen cerca de lafuente de Ain el-Ghudyan a unos 22 kilómetros de la actual cabecera del golfo de Ákaba.
FÁBULA Composición literaria. Se entiende por fábula la narración de pura ficción alegórica, en que, pormedio de la personificación de los seres irracionales, inanimados o abstractos, se da unaenseñanza útil y moral. Hay dos en la Biblia: Jue. 9:8-15, donde los árboles quieren elegir unrey, y el cardo del Líbano, que pide al cedro la hija para esposa de su hijo (2 R. 14:9; 2 Cr.25:18). Ambas fábulas hacen burla de la arrogancia de los hombres y en las dos el cardorepresenta el personaje cómico.En el Nuevo Testamento se usa la palabra «fábula» para referirse a las religiones paganas y alas erróneas enseñanzas que falsos maestros pretenden introducir en las comunidadescristianas (1 Ti. 1:4; 4:7; Tit. 1:14; 2 P. 1:16). El mismo sentido tiene la característica enseñanzade Gamaliel, el maestro de S. Pablo, que decía: «Quien se engolosina de la miel de las fábulashelénicas, no gustará de la leche de las Escrituras. »
FAMILIA «casa», «casa paterna».Era la sociedad más pequeña en el culto, derecho y economía. Los hijos varones casados y suprole pertenecían también a la familia en tanto vivía el padre de familia. El cabeza de familia (elpadre, por lo general) era el responsable único del culto religioso (Jue. 17:5), tenía poderjudicial (Gn. 42:37) y debía asegurar el porvenir de la familia, a la cual pertenecían también losesclavos y los bienes familiares (cfr. Éx. 20:7). Esta «fuerte» posición de la familiacorrespondía a los usos de un tiempo en el que una autoridad superior apenas podía ser eficaz.Llevados al temor de que cualquier desajuste de la solidaridad familiar provocara elhundimiento de las mismas bases en las que descansaba la sociedad judía, se intimaba demanera convincente la obediencia a los padres (cfr. Éx. 20:12; 21:15; Dt. 5:16; Lv. 19:3). Yciertas leyes que hoy nos parecen bárbaras, como las del levirato, no tenían otro fin quedefender la familia.Después de la conquista de Canaán la familia fue perdiendo poco a poco la mayor parte desus derechos, es decir, le fueron arrebatados por el poder central. En la familia se educaba alos hijos y se les introducía en el culto y en el trabajo profesional (Dt. 6:20 s.; Si. 7:23 ss.; 30:1-30). La familia debía cuidar de sus miembros ancianos y enfermos. El prestigio de una madrede familia crecía con el número de sus hijos. Los libros sapienciales tienen consejos muyatinados y pertinentes en cuanto a las obligaciones de los hijos para con los padres (Pr. 17:1;19:26; 20:20; 28:24; 31:10-31).Los principales centros de la vida comunitaria de las primeras iglesias cristianas fueron«casas», cuyos responsables se habían convertido al cristianismo (Hch. 11:24; 16:15, 31-34;Flm. 2). A los cristianos les es licito llamarse familiares de Dios, pues pertenecen a su familia(Ef. 2:19). El Reino de Dios tiene preferencia sobre la familia (Mr. 6:4; 10:29; Mt. 10:37; Lc.14:26).
FARAÓN Título del rey de Egipto; se empleaba con o sin el nombre del soberano. En base al estudiocrítico de Courville (ver Bibliografía en EGIPTO), se pueden ofrecer las siguientesidentificaciones de los que reinaban en tiempos de José, de la opresión, y del éxodo. Se debetener presente que el estudio de Courville representa una revisión a fondo de las cronologíasgeneralmente admitidas como ciertas, pero que adolecen de graves fallos y anacronismos; lacronología revisada, por otra parte, llega a una sistemática coherencia con los monumentos,inscripciones y documentos egipcios, por una parte, y con las Escrituras por la otra.(a) El Faraón que elevó a José al rango de visir (cp. Gn. 40-47) es identificado, en base a lacronología revisada, con Sesostris I. Entre otras razones que apoyan esta identificación sehalla una inscripción de uno de sus gobernadores afirmando su administración prudente delgrano previamente recolectado y guardado en previsión de un hambre que tenía que venir(Courville, vol. I, p. 134), además de otra inscripción, de Bebi, que Courville documenta comocontemporánea a la anterior (aprox. 1638-1593 a.C.).(b) Ello concuerda con el hecho de que el faraón «que no conocía a José» (cp. Éx. 1:8) seríaSesostris III. Este faraón emprendió un gran proyecto de construcciones en la región del Deltadel Nilo. Estas construcciones eran de ladrillo, y no de piedra, según documenta Breasted(«History of Egypt», pp. 196, 198) (cp. Éx. 1:14). Casi todos los reyes de esta dinastía (la XII)usaron ladrillo en la construcción de sus pirámides. Y Josefo dice que los israelitasconstruyeron pirámides para los egipcios (Ant. 2:9, 1). Tanto él como su sucesor Amenemhet IIIcentraron sus actividades de construcción en el Delta, la tierra de Gosén. Es en esta área quehan sido localizadas las ciudades de Pitón y de Pi-Rameses. Aunque la mayor parte de losrestos de estas ciudades se atribuyeron a Ramsés II, ver sin embargo el apartado dedicado adicho monarca. Por otra parte, Sesostris III tenía como uno de sus nombres alternativos el deRamessesos, y su sucesor Amenemhet III el de Ramessemeno. Estos, junto con Ramesse,fueron los faraones de la opresión. Hubo, sin embargo, un cambio de dinastía. Ramesse fue elprimer faraón de la dinastía XIII, el último faraón de la opresión, y Koncharis el faraón del éxodo.Hay a continuación del éxodo un largo silencio acerca de Egipto en la Biblia. No se menciona aningún faraón hasta el reinado de Salomón (1 R. 3:1). Este período es de difícil explicación sise acepta la cronología comúnmente aceptada para la historia de Egipto, por cuanto monarcascomo Ramsés II y Merneptah habrían sido coetáneos de Aod y Barak respectivamente. Sinembargo, no hay concordancia alguna entre la ausencia total de Egipto en la época de losjueces y las victorias de Merneptah sobre Israel en su Estela de la Victoria. No obstante, ladocumentada identificación de los amalecitas con los hicsos (Courville, vol. I, pp 227-241;Velikovsky, pp 55-101) da la clave de este silencio. El depredador imperio de los hicsos, quelogró el dominio de Egipto sin hallar resistencia (Josefo: «Contra Apión»: 1:14), tuvo su iniciocon un Egipto postrado por las diez plagas, la destrucción del ejército y la muerte del faraónreinante, con lo que el país habría quedado sumido en un estado de confusión (véanse EGIPTOy ÉXODO). La batalla en Refidim entre los israelitas que salían de Egipto y los amalecitas, queentraron (cp. Éx. 17:8-16) es el punto clave que sitúa el inicio del imperio hicso en Egipto. Sufinal queda también marcado en las Escrituras con la derrota de los amalecitas por parte deSaúl (1 S. 15), después de haber sido expulsados de Egipto por Amhose I (alrededor del año1025 a.C.).(c) Sisac es el primero de los faraones que es mencionado en la Biblia con nombre propio (1R. 14:25, 26; 2 Cr. 12:2-9). Generalmente se identifica con Sesonk I. Sin embargo, Courvilledocumenta que Sesonk I pertenecía a una dinastía posterior, durante el dominio asirio de
FARES «rotura».Hijo de Judá; uno de los gemelos que Tamar dio a luz (Gn. 38:24-30). Fue el fundador del clande su nombre, del que salieron dos clanes, encabezados por sus hijos (Nm. 26:20, 21; 1 Cr.2:4, 5).Fares fue uno de los antepasados de David y de Cristo (Rt. 4:12-18; Mt. 1:3).
FARFAR «Uno de los ríos de Damasco» mencionados por Naamán el general del ejército del rey deSiria. La identificación moderna de este río ha sido difícil. Muchos lo identifican con dosafluentes de El-Barrada que corre por el medio de la ciudad de Damasco, pero es más factibleque se trate de dos grandes ríos de la planicie de Damasco, El-Barrada que se identifica conel Abana (2 R. 5:2) y El-Awaj, el «serpentoso» de los habitantes del lugar que se identificaríacon el Farfar. Así Damasco en este contexto bíblico se entendería la entera región.El río El-Awaj nace en las estribaciones del monte Hermón y después de descender por lallanura pasa a unos 20 Km. al sur de la ciudad. La fertilidad de la región que riega se debe asus aguas, que son abundantes y con una temperatura excelente, especialmente durante laprimera parte de la primavera, con lo que su diferencia con las aguas del Jordán es grande.
FARISEOS ver, (transcripción griega del arameo «p'rîshã»: «separado»).Uno de los tres partidos judíos que menciona Josefo, siendo los otros dos los saduceos y losesenios.Los fariseos eran los más rigurosos (Hch. 26:5). Con toda certeza, la secta de los fariseosapareció antes de la guerra de los Macabeos, como reacción contra la inclinación de ciertosjudíos hacia las costumbres griegas. Los judíos fieles vieron horrorizados la creciente influenciadel helenismo, y se aferraron con mayor fuerza a la ley mosaica. Al desatar la persecucióncontra ellos, Antíoco Epifanes (175-163 a.C.) dio lugar a que se organizaran como partido deresistencia. Este rey de Siria ordenó la muerte de todos aquellos israelitas que no quisieranabandonar el judaísmo ni ajustarse al helenismo. Intentó destruir todos los ejemplares de lasSagradas Escrituras, ordenó la muerte de todos los que estuvieran en posesión de un libro delPacto o que observaran la Ley (1 Mac. 1:56, 57). Los asideos, o hassidim (judíos piadosos einfluyentes), y todos los que observaban la Ley (1 Mac. 2:42; cp. 1:62, 63), participaron en larevuelta de los Macabeos como grupo particular. Aunque no llevaban el nombre de fariseos,fueron ellos, con toda probabilidad, los precursores. Cuando la guerra perdió su carácter delucha por la libertad religiosa y empezó a perseguir objetivos políticos, los hassidim sedesinteresaron. Desaparecieron de la escena durante el periodo en que Simón y Jonatánencabezaron la nación judía (160-135 a.C.).El término «fariseos» aparece en la época de Juan Hircano (135-105 a.C.). Él mismo erafariseo, pero abandonó su partido, uniéndose a los saduceos (Ant. 13:10, 5-6). Su hijo ysucesor, Alejandro Janneo, intentó exterminar a los fariseos. Su esposa Alejandra, que lesucedió en el año 78 a.C., reconoció que la fuerza no podía hacer nada contra la fe; entoncesfavoreció a los fariseos (Ant. 13:15, 5; 16:1). Desde entonces, dominaron la vida religiosa delos judíos.Los fariseos defendían la doctrina de la predestinación, que estimaban compatible con el librealbedrío. Creían en la inmortalidad del alma, en la resurrección corporal, en la existencia de losespíritus, en las recompensas y en los castigos en el mundo de ultratumba. Pensaban que lasalmas de los malvados quedaban apresadas debajo de la tierra, en tanto que las de los justosrevivirían en cuerpos nuevos (Hch. 23:8; Ant 18:1, 3; Guerras 2:8, 14). Estas doctrinasdistinguían a los fariseos de los saduceos, pero no constituían en absoluto la esencia de susistema. Centraban la religión en la observancia de la Ley, enseñando que Dios solamenteotorga su gracia a aquellos que se ajustan a sus preceptos. De esta manera, la piedad se hizoformalista, dándose menos importancia a la actitud del corazón que al acto exterior. Lainterpretación de la Ley y su aplicación a todos los detalles de la vida cotidiana tomaron unagran importancia.Los comentarios de los doctores judíos acabaron formando un verdadero código autorizado.Josefo, él mismo un fariseo, dijo que los escribas no se contentaban con interpretar la Ley conmás sutilidad que las otras sectas sino que además imponían sobre el pueblo una masa depreceptos recogidos de la tradición, y que no figuraban en la Ley de Moisés (Ant. 13:10, 6).Jesús declara que estas interpretaciones rabínicas tradicionales no tienen ninguna fuerza (Mt.15:2-6)Los primeros fariseos expuestos a la persecución se distinguían por su integridad y valor, eranla élite de la nación. El nivel moral y espiritual de sus sucesores descendió. Los puntos débilesde su sistema se hicieron hegemónicos y les atrajeron duras criticas. Juan el Bautista llamó alos fariseos y a los saduceos «raza de víboras». Jesús denunció su orgullo, hipocresía y sunegligencia de los elementos esenciales de la ley, en tanto que daban la mayor importancia apuntos subordinados (Mt. 5:20; 16:6, 11, 12; 23:1-39).En la época de Cristo los fariseos formaban una astuta camarilla (Ant. 17:2, 4) que tramó una
FAUNA DE LA BIBLIA La Biblia clasifica los animales por el lugar donde viven, sin hacer una descripción anatómica,como la de la ciencia moderna. La clasificación escriturística es totalmente ecológica, es decir,basada en el ambiente natural de cada especie (Gn. 1:20-30; 2:19, 20; Lv. 11). El sistemamoderno de clasificación está basado en la morfología y la anatomía, sin que por ello sea másexacto que el de la Biblia, sino que es diferente. A continuación damos un elenco de losprincipales animales mencionados en la Biblia con nombres hebreo, griego, científico yespañol.Los nombres de los animales se clasifican en la siguiente lista en tres categorías:(a) seguros, que son la mayoría y que generalmente son traducidos con los mismos nombresen las versiones castellanas de la Biblia;(b) una segunda clase (marcada por un asterisco) está compuesta por nombres dudosos,(c) y la tercera (indicada por dos asteriscos) se compone de nombres oscuros en el textohebreo por motivos de transcripción.La línea divisoria entre la segunda y tercera categoría no es siempre clara, ya que diversoscriterios subjetivos inducen al estudioso a clasificar los animales en uno de estos dos grupos.Finalmente, un signo "°" encima de algunos nombres indica que aparecen solamente una vezen la Biblia, y reciben el apelativo de «hapax legómena» por estar entre los nombres queaparecen solamente una vez en todo el texto bíblico. La ortografía usada en la traducción es lade la Versión de Reina-Valera.
FE Es una palabra relacionada con «creer»; desde luego, ambos conceptos no pueden estarseparados.En el AT aparece dos veces la palabra «fe» en sentido propio (Dt. 32:20; Hab. 2:4). Laspalabras en heb. son «emun», «emunah»; pero «aman» se traduce frecuentemente como«creer». La primera vez que este verbo aparece en el AT es cuando se usa de Abraham: «Ycreyó a Jehová, y le fue contado por justicia» (Gn. 15:6). En esto se apoya Pablo en Ro. 4,donde la fe del creyente le es contada por justicia, sacándose la conclusión de que si algunocree en Aquel que resucitó a Jesús el Señor de entre los muertos, le será contado por justicia.Esto puede recibir el nombre de «fe salvadora». Es la confianza en Dios puesta en Su palabra;es creer en una persona, como Abraham creyó a Dios. «El que cree en el Hijo tiene vidaeterna» (Jn. 3:36). No hay virtud ni mérito en la fe misma; lo que hace es ligar al alma con elDios infinito. La fe es ciertamente don de Dios (Ef. 2:8). La salvación es sobre el principio de lafe, en contraste con las obras bajo la ley (Ro. 10:9). Pero la fe se manifiesta por las buenasobras. Si alguien dice que tiene fe, es cosa razonable decirle: «muéstrame tu fe» por tus obras(Stg. 2:14-26). Si, por otra parte, la fe no da evidencia de sí misma, es descrita como«muerta», totalmente diferente de la fe verdadera y activa. Un mero asentimiento mental a loque se afirma, como mero asunto factual, no es fe. Así, la fe engloba la creencia, pero llegamás lejos que ella, dándose de una manera vital a su objeto. El hombre natural puede creer uncúmulo de verdades. «Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, ytiemblan» (Stg. 2:19). Pero el creer personalmente, con una involucración personal, esto es, lafe, da gozo y paz.Hay también el poder y la acción de la fe en el camino del cristiano: «Por fe andamos, no porvista» (2 Co. 5:7). Vemos esta fe exhibida en las vidas de los santos del AT, cantada en He.11. El Señor tenía que reprender con frecuencia a sus discípulos por su carencia de fe en suandar diario. El creyente debiera tener fe en el Dios viviente con respecto a todos los detallesde su vida diaria.LA FE es en ocasiones mencionada en el sentido de «la verdad», lo que ha sido registrado, ylo que los cristianos han creído, para la salvación del alma. Por esto los cristianos deberíancontender eficazmente para no perderla. Se trata de un depósito fundamental. Son muchos losfalsos profetas que han salido al mundo, y que se han introducido encubiertamente parapredicar herejías destructoras, negando la persona y la obra de Jesucristo (1 P. 2:1; Jud. 3, 4).Con frecuencia, se ha presentado la «razón» como opuesta a la fe. Sin embargo, ésta es unapostura falsa. La fe acepta una revelación venida de parte de Dios acerca de temas que elhombre no puede llegar a conocer por su propia cuenta. El hombre solamente puede investigaraquello que ha sido puesto debajo de su potestad. La razón es aquella facultad por la que elhombre puede, una vez tiene datos, clasificar estos datos y sacar unas determinadasconsecuencias de ellos. No puede, por sí misma, conseguir datos, sino trabajar sobre ellos.Hay datos que el hombre puede conseguir mediante una investigación de su entorno. Pero noes «la razón» lo que puede decirle que ésta sea toda la realidad existente. La razón no puedenunca negar la posibilidad ni factualidad de una revelación procedente de Dios. No puede nisiquiera pretenderlo. Si en nombre de la razón se pretende negar la Revelación, se abandonapor ello mismo la racionalidad, y se cae en el racionalismo, la totalmente injustificada atribuciónde un carácter absoluto a la razón, como juez y árbitro final. No es la razón, entonces, lo queempuja al hombre a negar la Revelación, sino la incredulidad, movida por la enemistad contraDios (cp. Ro. 8:7). El caos de las religiones y filosofías de factura humana constituye lademostración de ello. Por la caída, el ser humano entero ha quedado hundido en las tinieblas.
FEBE «pura».Mujer cristiana recomendada por el apóstol Pablo a los santos de Roma como «diaconisa» dela iglesia en Cencrea.Había ayudado a muchos, y al mismo Pablo (Ro. 16:1-2).
FELIPE «amador de los caballos».(a) Uno de los 12 apóstoles: era natural de Betsaida, a orillas del mar de Galilea. Convertido endiscípulo de Jesús, Felipe lo llevó a Natanael, que reconoció a Jesús como el Mesías (Jn. 1:28,43-49). Un año después, el Señor eligió a Felipe como apóstol. Cuando iba a efectuar elmilagro de la multiplicación de los panes, puso a Felipe a prueba, preguntándole: «¿De dóndecompraremos pan para que coman estos?» (Jn. 6:5, 6). El día de la entrada triunfal de Jesús enJerusalén algunos griegos deseaban ver a Jesús, y se dirigieron a Felipe (Jn. 12:20-23). Nocomprendiendo que era por la presencia de Cristo que los discípulos tenían relación con elPadre dijo: «Señor muéstranos el Padre y nos basta» (Jn. 14:8-12). Después de laresurrección se halla entre los apóstoles reunidos en el aposento alto (Hch. 1:13). Esta es laúltima mención que se tiene de él. Los testimonios posteriores de la tradición son inciertos.(b) El evangelista. Uno de los siete varones de buena reputación, llenos del Espíritu Santo y desabiduría, elegidos para administrar el socorro a las viudas judías de habla griega y a lospobres de la iglesia de Jerusalén. El nombre de Felipe se halla a continuación del de Esteban(Hch. 6:3-6), la muerte del cual fue la señal de partida de las persecuciones que dispersaron alos cristianos. Felipe evangelizó Samaria, efectuando milagros, logrando la conversión demuchos (Hch. 8:4-8; 21:8), y confundiendo a Simón el Mago (Hch. 8:9-25). Un ángel ordenó aFelipe que siguiera el camino que llevaba de Jerusalén a Gaza. Obedeciendo, encontró aleunuco etíope, hablándole de Cristo y bautizándole (Hch. 8:26-39). A continuación, Felipeevangelizó Azoto (Asdod) y las ciudades de la región, hasta Cesarea (Hch. 8:40), dondemoraba cuando Pablo pasó por allí para ir a Jerusalén por última vez. El evangelista teníacuatro hijas vírgenes que profetizaban (Hch. 21:8, 9).(c) Hijo de Herodes el Grande y Mariamne, se casó con Herodías, la cual le abandonó para irsea vivir con su hermano, Herodes Antipas (Mt. 14:3; Mr. 6:17; Lc. 3:19).(d) Otro hijo de Herodes el Grande y Cleopatra de Jerusalén, fue tetrarca de Iturea y deTraconite (Lc. 3:1), y fundador de Cesarea de Filipos (Mt. 16:13; Mr. 8:27).
FÉLIX «feliz».Uno de los libertos del emperador Claudio, y por él designado para ser procurador ogobernador de Judea, 51 d.C. Cuando Pablo fue enviado como preso a Cesarea, comparecióante Félix, y otra vez ante él y su esposa Drusila; al razonar Pablo acerca de la justicia,templanza y el juicio venidero, Félix tembló. Mostró un espíritu mezquino e injusto al mantener aPablo preso durante dos años en la esperanza de que podría ser sobornado para darle lalibertad, y al dejarlo preso para complacer a los judíos (Hch. 23:24, 26; 24:3-27; 25:14).Tácito dice que Félix gobernó la provincia de una manera mezquina y cruel (Anales 12:54;Historias, 5:9). El país estaba lleno de conspiraciones, y Josefo habla de varios «falsosmesías» que recibieron la muerte.Finalmente, fue acusado ante Nerón por los judíos, y tan sólo escapó al castigo por intercesiónde su hermano Pallas (Ant. 20:7; 8:1-9).Fue sustituido por Porcio Festo el año 60 d.C.
FENICE «palmera».Puerto de la costa meridional de Creta (Hch. 27:12). Identificado con Lutro.Es el único puerto del sur de Creta que puede dar abrigo a las embarcaciones en todas lasestaciones del año.
FENICIA Se dan tres explicaciones al significado de este nombre, derivado del griego:(a) País de las palmas («phoinix»; cp. «Palmira»).(b) País de la púrpura («phoinos» significa «sangre roja»). En Tiro se teñía mucho en púrpuracon el molusco «Murex trunculus» (véase PÚRPURA).(c) País de hombres de tez morena, cobriza (es decir, de los marinos fenicios).Estrecha franja de territorio limitada entre el Mediterráneo al Oeste, las cumbres del Líbano aleste, y sus ramificaciones al sur. La ciudad de Arvad era probablemente su límite septentrional.Cuando los israelitas se establecieron en el sur, sobre la costa, el límite meridional de Feniciase hallaba en la Escala de Tiro, a unos 22 Km. al sur de Tiro. Pero los israelitas no echaron alos fenicios ni de Aco ni de Aczib (Jue. 1:31).En la época de Cristo, Fenicia llegaba a Dor, a casi 26 Km. al sur del Carmelo.De Arvad a la Escala de Tiro hay más de 200 Km.Ciudades principales: Tiro y Sidón, Biblos (Gebal), Arvad. En tiempos antiguos, los israelitasdaban a Fenicia el nombre de «Canaán» (Is. 23:11), y a sus habitantes el nombre de cananeos(Gn. 10:15). Según este pasaje, los cananeos eran principalmente descendientes de Cam. Seestablecieron a lo largo de la estrecha franja de territorio que unía Egipto con los grandesimperios semitas del Creciente Fértil. Ya al principio, sucumbieron a la influencia de la mezclalingüística y racial con los semitas, perdiendo por ello sus características étnicas distintivas. Asíes como se explica que al final los cananeos fueran más semitas que camitas. Los feniciosmismos relatan que salieron de las costas del golfo Pérsico, pasaron a Siria, estableciéndoseen la costa marítima de Canaán (Herodoto 1:1; 7:89). El territorio donde se instalaron losfenicios tenía buenos puertos naturales. El Líbano poseía reservas inagotables de madera, conla que los fenicios emprendieron la construcción de navíos. Esta nación destacó en el arte de lanavegación. Se lanzaron al comercio con regiones mediterráneas más alejadas, implantandoademás colonias en los lugares que les convenían para su tráfico. Algunos de estos puntos seconvirtieron más tarde en grandes centros comerciales. La colonia fenicia más importante,Cartago (situada en las cercanías de la moderna Túnez), rivalizó durante mucho tiempo con lamisma Roma, que finalmente la destruyó. Durante las guerras púnicas, ciertos caudilloscartagineses tenían nombres fenicios que recordaban la lengua hebrea. Aníbal significa «favorde Baal», Asdrúbal «Baal es ayuda». El territorio de Tiro y de Sidón que Jesús recorrió sehallaba en Fenicia (Mt. 15:21; Mr. 7:24, 31).La persecución que siguió al martirio de Esteban obligó a muchos cristianos a buscar refugioen Fenicia (Hch. 11:19).Al ir de Antioquía a Jerusalén, Pablo y Bernabé atravesaron Fenicia (Hch. 15:3). Durante suúltimo viaje a Jerusalén, Pablo se embarcó en una nave fenicia que lo llevó a Tiro (Hch. 21:2, 3)Véanse BAAL, BIBLOS, HIRAM, JEZABEL, UGARIT.
FEREZEOS Una de las antiguas naciones de Palestina.En algunos pasajes, son la única nación mencionada juntamente con los cananeos.Josué ordenó a las dos tribus de la casa de José que tomaran la tierra de los ferezeos, y sonallí clasificados con los gigantes (Jos. 17:15). Aunque fueron echados de la tierra o muertos enbuena proporción, algunos de ellos moraron con los hijos de Israel, y se mezclaron con ellos(Jue. 3:5, 6). En los días de Salomón, los que quedaban en la tierra fueron sometidos aservidumbre.No se sabe de manera concreta en qué parte de Canaán se hallaban originalmente, pero a laluz de Jos. 17:14-18 es posible que su zona se hallara cerca de la heredad de Manasés, aoccidente.
FÉRTIL (Creciente) Expresión usada para designar las ubérrimas tierras de Egipto y Mesopotamia, unidas, por sustierras fértiles, con la costa del Mediterráneo.
FESTO «de fiesta, gozoso».Procurador de Judea, designado por Nerón como sucesor de Félix en el año 60 d.C.Informado Festo por los judíos en contra de Pablo, no queriendo desairarlos del todo, pidió aPablo su consentimiento para ser llevado a juicio a Jerusalén. Éste, sabedor de las intencionesde los judíos de darle muerte, apeló a César como ciudadano romano (Hch. 25, 26).Josefo, en su relato acerca de Festo, explica que tenía un carácter noble.
FIADOR Quien garantiza el pago de una deuda.Los libros sapienciales previenen frecuentemente contra las garantías prestadas a la ligera (Pr.6:2-5; 11:15; 17:18; 20:16; 27:13, 22, 26 s ).El fiador se obliga mediante el gesto de estrechar la mano (Jb. 17:3; Pr. 6:1; 17:18, 22:26).Dar garantía con su cuerpo y su vida (rehenes) en 2 R. 14:14.Según He. 7:22 se ha constituido Jesús en fiador de una alianza mejor que la antigua del pactosellado con su misma sangre (He. 9:14-22).
FIDELIDAD vet,Es uno de los atributos de Dios que más frecuentemente se destaca en las Escrituras (Dt. 7:9;32:4; Neh. 9:33; Sal. 25:10; 36:5; 89:2-3; Is. 11:5, etc.).El fiel Dios es digno de nuestra fe y confianza, guarda las promesas y el pacto, cumpliendo supalabra, pero también sus amenazas. Es inmutable (Sal. 90:1-2; 102:26-28). Es fiel y justo paraperdonarnos en nombre de Cristo, por su obra cumplida (1 Jn. 1:9).La fidelidad debería ser también la característica del creyente.Es un aspecto del fruto del Espíritu (Gá. 5:22-23).Es por excelencia la cualidad que Dios demanda de nosotros, los dispensadores de susmisterios (1 Co. 4:1-2). Si Somos fieles en lo pequeño, se nos confiará lo grande (Lc. 16:10-12).Es con la ayuda de Dios que el creyente podrá ser fiel hasta la muerte (Ap. 2:10) y por ella haypromesa de un rico galardón (Mt. 24:45-46).
FIEBRE Enfermedad, o género de enfermedades, caracterizada por la disminución de las secreciones,la elevación de la temperatura, de la sed, aumento del ritmo del pulso y otros síntomas Estecuadro clínico recibe en hebreo el nombre de «kaddahath» «ardiente» (Lv. 26:16). Hayversiones que traducen este término como fiebre intermitente.En Dt. 28:22 el término fiebre va acompañado de los términos «inflamación» y «ardor»indicando todo ello síntomas febriles.En griego fiebre se dice «puretos», de «pur», que significa fuego (Mt. 8:15; Lc. 4:38, Jn. 4:52;Hch. 28:8).Galeno y los médicos de la antigüedad distinguían entre las grandes y las pequeñas calenturas.Lucas hace esta distinción, la cual debe ser tenida en cuenta, por cuanto era médico.
FIESTA DE LAS SEMANAS. Véase PENTECOSTÉS.
FIESTAS ver, PASCUALas fiestas de Jehová, instituidas bajo la ley dada por Moisés, tienen un carácter deconmemoraciones, o de asambleas de la congregación, para celebrar tratos especiales delSeñor, y en consecuencia dispensaciones especiales en la historia de su pueblo, y reciben elnombre de «convocaciones santas».En Lv. 23 se da una lista de las fiestas anuales. La primera que se menciona es el Sábado. Sientra el sábado en el cómputo, considerando la Pascua y la Fiesta de los panes sin levaduracomo una, se tienen «siete» fiestas en total, el número perfecto. Si no se incluye el sábado, porcuanto era una fiesta semanal, el reposo de Dios, sobre la que las otras se basaban, la Pascuay la Fiesta de los panes sin levadura pueden contarse como dos, y sigue siendo siete elnúmero de fiestas. Es indudable que estas siete fiestas tipificaban las multiformes bendicionesdesde la cruz hasta el milenio.Tipológicamente, se pueden presentar de la siguiente manera:El Sábado (Lv. 23:1-3).14 de Abib: La Pascua (Lv. 23:5).15 de Abib: Fiesta de los panes sin levadura (Lv. 23:6-8).Antitipo: «Nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros»; es el cumplimientode la primera parte de estas dos fiestas tan íntimamente ligadas. «Así que celebremos lafiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sinlevadura, de sinceridad y de verdad» (1 Co. 5:7, 8).La gavilla de la primicia, de la cosecha de cebada. «El día siguiente del día de reposo» (Lv.23:9-14).Antitipo: La Resurrección. (Siete sábados de intervalo.)Siván: Pentecostés. La Fiesta de las semanas: las Primicias, de la cosecha del trigo (Lv.23:15-22).Antitipo: Descenso del Espíritu Santo, formación de la Iglesia.1 de Tisri: Fiesta de las trompetas (Lv. 23:23-25).10 de Tisri: Día de la expiación (Lv. 23:26-32).15 de Tisri: Fiesta de los tabernáculos: la vendimia (Lv. 23:33-44).Antitipo: Despertamiento de Israel (Ez. 37); afligen sus almas (Zac. 12:10-14), recibiendo a suMesías, y son introducidos a bendición en el milenio (Zac. 13:8-14:21; Ez. 36:22-38; 39:25-48).Éstas son las que reciben el nombre de las «fiestas solemnes» (Nm. 29:39; 1 Cr. 23:31; 2 Cr.31:3; Neh. 10:33). Se llaman también «santas convocaciones», por cuanto el pueblo se reuníapara ofrecer las varias ofrendas, y tener así memoria de su asociación con el Dios viviente, aquien debían todas sus bendiciones. Para asegurar que esto se hacía al menos tres veces alaño, había la obligación de que todos los varones capaces comparecieran ante el Señor tresveces anualmente, y que no debían ir de vacío. Estas ocasiones eran la Fiesta de los panes sinlevadura (que indudablemente incluía la Pascua); la Fiesta de las semanas o de la siega; y laFiesta de los tabernáculos o de la cosecha (Éx. 23:14-17; Dt. 15:16). Véase PASCUA, etc.Se mencionan otras fiestas anuales que, aunque citadas en las Escrituras, no fueronpatentemente ordenadas por Dios.El 25 de Quisleu, la Fiesta de la Dedicación, instituida por Judas Macabeo cuando el templovolvió a ser dedicado después de haber sido profanado por Antíoco Epifanes, en el año 165a.C. (Jn. 10:22).La otra es la Fiesta de Purim, los días 14 y 15 de Adar, cuando los judíos fueron librados de ladestrucción que había tramado Amán contra ellos (Est. 9:21, 26).Bibliografía:Anónimo: «Las siete fiestas de Jehová» (Editorial «Las Buenas Nuevas», Montebello,California 1968);C. H. Mackintosh: «Levítico» (Editorial «Las Buenas Nuevas», Montebello, California 1956);J. A. Seiss: «Gospel in Leviticus» (Kregel Pub., Grand Rapids, Michigan 1860/1981).
FILACTERIAS (hebreo, «señal», «recuerdo»).Interpretando literalmente Éx. 13:9, 16; Dt. 6:8; 11:18, se escribían en tiras de pergaminoalgunos preceptos de la ley; estos preceptos se encerraban en cajitas que eran atadas al brazoizquierdo o a la frente con filacterias o lazos. Jesús criticó que los fariseos hicieran lasfilacterias llamativamente anchas (Mt. 23:5). Mucha gente piadosa de su tiempo llevaba lasfilacterias no sólo para la oración, sino durante todo el día.La palabra «filacterias» (Mt. 23:5) deriva de la palabra griega «filakterion» («medio deprotección»), aunque dicha idea no se halla en la palabra hebrea «totafat» que, traducidaliteralmente, quiere decir señal, recuerdo, memoria.Las filacterias aparecen por la época intertestamentaria, cuando el pueblo judío necesitaba unabuena dosis de defensa frente a las ideologías sincretizantes de aquel período.En la época tardía llegaron a convertirse en una especie de amuletos contra toda clase deamenazas y por ello Cristo echa en cara a los fariseos el hecho de que «ensanchen tanto susfilacterias» (Mt. 23:5), o sea, que extreman la celebración externa de los actos de piedad.
FILADELFIA «amor fraternal».(a) Ciudad de Lidia, en Asia menor, fundada por Atalo Filadelfo sobre una parte del monteTmolus.En el año 17 a.C. fue destruida por un terremoto, y fue pronto reconstruida.El apóstol Juan dirigía a la iglesia en esta ciudad una de las cartas a las siete iglesias de Asia(Ap. 1:11; 3:7-13). Esta carta contiene solamente elogios, frente a las reprensiones enviadas atantas otras iglesias. El nombre actual de Filadelfia es Ala-Sheher.(b) Nombre helenístico de Rabá de Amón, capital de los amonitas. (Véase RABÁ.)
FILEMÓN «afectuoso».Amo de Onésimo y converso de Pablo (Flm. 19). Parece que vivía en la misma ciudad queArquipo (Flm. 2), Colosas (Col. 4:17).Pablo lo califica de «colaborador nuestro» (Flm. 1), y habla de su amor para con los santos(Flm. 5).
FILEMÓN (Epístola) Se trata de una breve carta dirigida por Pablo y Timoteo a un rico de Colosas convertido aCristo.Su esclavo Onésimo había huido, llevándose consigo posiblemente algo de dinero robado(Flm. 18, 19). Llegado a Roma, Onésimo se convirtió por la predicación del apóstol Pablo (Flm.10). El apóstol hubiera querido retenerlo para el servicio en la obra, pero no se sentía libre dehacerlo sin el consentimiento de Filemón (Flm. 13, 14). Además, es indudable que Pabloconsideraba que Onésimo, convertido a Cristo, tenía que pedir el perdón de su amo. El apóstoldeseaba vivamente que Filemón se reconciliara con Onésimo. Así, retorna al esclavo a sudueño, a quien le recomienda que lo reciba como a un hermano bien amado (Flm. 16).Hablando de su afecto hacia el joven converso (Flm. 10, 12), ofrece el reembolso a Filemón delo que el esclavo le debe (Flm. 18, 19). Esta carta muestra cómo el apóstol usaba el tacto y lacortesía con sus hermanos en la fe; revela también la influencia del naciente cristianismo en lasrelaciones entre las personas de diferentes clases sociales.La epístola a Filemón está saturada del espíritu de amor y de justicia que, gracias al Evangelio,se infiltraría en la sociedad. Provisto de esta letra, Onésimo acompañó a Tíquico, portador dela epístola destinada a la iglesia de Colosas (Col. 4:7-9) y de la epístola a la iglesia en Éfeso(Ef. 6:21, 22); fueron tres cartas redactadas en Roma en la misma época (probablemente elaño 60 o 61).La epístola a Filemón se halla en las versiones siríaca y la Vetus Latina; el fragmento deMuratori la menciona, lo mismo que el hereje Marción; Orígenes la cita como de Pablo,Eusebio la sitúa en el grupo de escritos nunca puestos en tela de juicio. Hay por ello una granabundancia de pruebas de su autenticidad que, además, permiten afirmar la autenticidad delas cartas a los colosenses y a los tesalonicenses, por cuanto fueron redactadas al mismotiempo que la de Filemón.
FILETO «digno de ser amado».Asociado con Himeneo, difundía la enseñanza de que la resurrección ya estaba efectuada,alegorizándola, y negando la verdadera resurrección que se ha de dar en el futuro, de la que laresurrección de Cristo da la garantía.Por medio de la negación de la resurrección real se había trastornado la fe de algunos. Sudoctrina «carcomerá como la gangrena» (2 Ti. 2:17-18).
FILIPENSES (Epístola) Esta carta se dirigía a la iglesia más antigua de Europa, y la redactó el apóstol Pablo desde sucautiverio (Fil. 1:7, 13, 14, 17).Pablo se halla bajo la vigilancia de la guardia pretoriana (Fil. 1:13); transmite los saludos de lossantos pertenecientes a la casa del César (Fil. 4:22).En la localidad en la que está Pablo hay numerosos cristianos que propagan la nueva fe (Fil.1:14-18). Estas alusiones, y el tono de toda la epístola, hacen ver que el apóstol escribíadurante su primer encarcelamiento en Roma (véase PABLO). La fecha más probable es haciael final de este período, el año 61 o 62. Son diversos los hechos que parecen confirmarlo:(a) El apóstol ha estado ya viviendo un cierto tiempo en el lugar desde donde escribe, Romacon toda seguridad (Fil. 1:12 ss),(b) Está esperando su liberación (Fil. 1:25; 2:23, 24),(c) Los filipenses le habían enviado un don (Fil. 4:10) por medio de Epafrodito (Fil. 2:25) quehabía caído enfermo en Roma (Fil. 4:10). Los filipenses habían llegado a conocer esto y sehabían inquietado por él (Fil. 2:26). Así, hacía ya tiempo que Pablo había llegado a la capital.La carta había sido escrita como acuse de recibo del don de los filipenses. El apóstol había yaaceptado muchas veces la liberalidad de ellos, en contra de su costumbre (Fil. 4:15).Aprovecha esta ocasión para dar noticias suyas a los filipenses y para ponerlos en guardiacontra los errores.Esta epístola constituye el mensaje de un pastor a su grey; a diferencia de otros casos, estaepístola no tenía como motivo una crisis en el seno de la iglesia. Abundante en enseñanzasespirituales, arroja mucha luz sobre la situación y el estado de ánimo de Pablo en Roma.Epafrodito estaba ya restablecido e iba a ser el portador de la carta a Filipos (Fil. 2:25, 30).(a) Contenido:(A) Introducción (Fil. 1:1, 2).(B) Pablo agradece a los filipenses, asegurándoles de su afecto, de sus oraciones para elavance de ellos en la santificación (Fil. 1:3-11). Afirma que su encarcelamiento contribuye alprogreso del Evangelio; se goza en que Cristo sea predicado, a pesar de la oposición quetiene que sufrir; desearía mejor partir para estar con Cristo, pero sabe que será preservado,para serles aún más útil; los exhorta a que permanezcan en la fe (Fil. 1:12-30).(C) Apelación a la unión espiritual, basada en la abnegación y en el amor, en seguimiento delejemplo de Cristo, que debería incitarles a llevar a cabo su servicio hasta el fin (Fil. 2:1-18).(D) Pablo espera poder enviarles a Timoteo, y dirigirse él mismo a Filipos; mientras tanto,delega a Epafrodito (Fil. 2:19-30).(E) Exhortación a seguir gozosamente la peregrinación terrestre, en sometimiento a Cristo, sinperder de vista el galardón celestial, según el ejemplo del apóstol. Pone a los filipenses enguardia frente a los judaizantes (Fil. 3).(F) Recomendaciones finales a ciertas personas y a toda la iglesia. El tema es el gozo, laserenidad de ánimo, la santidad (Fil. 4:1-9).(G) Última alusión al gozo que le había venido por el don y el afecto de los filipenses. Últimossaludos (Fil. 4:10-23).(b) Autenticidad y unidad.Esta epístola es indiscutiblemente de Pablo; el contenido, tono, estilo, los detalles personales,dan testimonio de ello. Hay además numerosos testimonios externos. Clemente de Roma (90d.C.) conocía la epístola e Ignacio (110 d.C.) la cita. Por el brusco cambio de tono a partir deFil. 3:2, ha habido sugerencias de que este pasaje hubiera podido formar parte de otra cartade Pablo. Sin embargo, la epístola no pretende ser una exposición didáctica. Las transicionesbruscas y las introducciones de temas nuevos se hallan corrientemente en las cartas decarácter personal, como lo es ésta. (Véase EPÍSTOLAS.)(c) Mensaje espiritual.Es de gran riqueza, y tan sólo se pueden mencionar aquí dos temas particularmente relevantes.(A) Uno de ellos es el del gozo (Fil. 1:5). Puede gozarse en medio de todas las circunstancias(Fil. 1:18), y se goza en el gozo de los demás (Fil. 1:25). Su gozo perfecto es ver el amor y la
FILIPO. Véase FELIPE
FILIPOS Ciudad de Tracia, en la Macedonia oriental. Anteriormente «Krenides»,Filipo II, el padre de Alejandro Magno, la conquistó, fortificándola y dándole su nombre (356a.C.).Fue la primera ciudad de Europa visitada por Pablo (52 d.C.). Su predicación tuvo comoresultado la conversión de Lidia y de otros. Al echar de una joven un espíritu de pitón seocasionó un tumulto; Pablo y Silas fueron azotados y echados a la cárcel, esto llevó a laconversión del carcelero (Hch. 16:12-40).Pablo volvió a visitar esta ciudad poco después (Hch. 20:6).Filipos se hallaba en el interior, a unos 16 Km. al noroeste de Neápolis. Una cadena de montesseparaba ambas ciudades; para ir de una a otra se tenía que pasar por un puerto de montañade 487 m. por encima del nivel del mar.Al principio, Filipos ocupaba una pequeña eminencia en medio de la llanura. La ciudad sellama hoy Kavalla, y todo lo que queda de la ciudad antigua es una gran cantidad de ruinas.
FILISTEOS Descendientes de Filistim a través de Casluhim, hijo de Mizraím (Gn. 10:13, 14).Procedían de Caftor, que probablemente es Creta (Jer. 43:4), la egipcia Kefti o Keftiu, aunquehay eruditos que sitúan su origen en Capadocia.Ya cuando Abraham fue a morar en Gerar se encontraban en el suroeste de Palestina (Gn. 20);tanto Abraham como Isaac tuvieron ciertos problemas con ellos por unos pozos que habíancavado (Gn. 21:25-34; 26:1-18).Eran una nación guerrera, siendo ésta la razón por la que Dios no llevó a los israelitas por tierrade ellos al sacarlos de Egipto (Éx. 13:17).En época de Josué, el territorio de Filistea estaba dividido en cinco ciudades-estado con susterritorios, con un rey o señor en cada una (Gaza, Asdod, Ascalón, Gat, Ecrón: Jos. 13:2, 3).En época de los jueces oprimen a Israel, interviniendo Samgar contra ellos (Jue. 3:31). Huboentonces guerras intermitentes entre filisteos e israelitas.Su conocimiento de la metalurgia del hierro, desconocida por los israelitas, los dotó de unaenorme superioridad militar sobre estos últimos (1 S. 13:20).En los primeros tiempos de la monarquía israelita hubo un fuerte choque con ellos, en el queSaúl perdió la vida (1 S. 31). David los sometió (2 S. 5:25); bajo Salomón quedaron reducidosa la condición de tributarios (1 R. 4:21).Al dividirse el reino bajo Roboam, los filisteos consiguieron recobrar mucho de su antiguaindependencia.Uzías (2 Cr. 26:6, 7) y Ezequías (2 R. 18:8) los quebrantaron.A la caída del reino norteño de Israel en el año 721 a.C. los filisteos se dedicaron a hostigar alrey Acaz, dándose asimismo una fuerte tensión entre ellos y los asirios en su competencia porel control de Judá (inscripciones de Tiglat-pileser y Sargón).El final definitivo de los filisteos tuvo lugar bajo uno de los reyes de la XXVI dinastía egipcia(Jer. 47:1-5), aunque no puede descartarse que asirios o babilonios tuvieran su parte en suextinción.Los problemas cronológicos que afectan a la reconstrucción de la historia de Egipto (véaseEGIPTO) tienen su reflejo en el tratamiento que se da a la historia de los filisteos. Según elmarco cronológico comúnmente difundido, se identifica a los filisteos con los llamados«Pueblos del Mar», desembarcados en las costas de Canaán en el año 1.200 a.C., y siendoposteriormente rechazados por los egipcios, acaudillados por Ramsés III. Sin embargo, elestrecho examen de la llamada nueva cerámica no permite la identificación de los Pueblos delMar con los filisteos. Por otra parte, la destrucción de Ascalón por Senaquerib (705-681 a.C.)en una expedición de castigo se halla arqueológicamente en el nivel inmediatamente inferior alde la ocupación de esta localidad por los Pueblos del Mar. Así, la irrupción de los Pueblos delMar no tuvo lugar en 1.200 a.C. sino, siguiendo la cronología revisada de Egipto, alrededor delaño 700 a.C. Estos Pueblos del Mar fueron una migración de pueblos helénicos muy posterioral establecimiento en Palestina de los filisteos. La identificación de los filisteos con los Pueblosdel Mar no solamente contradice a las Escrituras, sino también la evidencia monumental de laexistencia anterior de adoradores de Dagón en Ascalón. Esta identificación de los Pueblos delMar con los filisteos reposa en una mera suposición que su originador, Brugsch, abandonóposteriormente, pero que parece tener una fuerte tendencia a perpetuarse.Los filisteos eran idólatras. Tenían diversos centros de culto dedicados a varios dioses:Gaza y Asdod eran centros del culto a Dagón;Ascalón era un centro de adoración para Astoret, yEcrón era la sede de Baal-zebub (1 S. 5:2; 2 R. 1:1-16).Bibliografía:D. A. Courville: «The Exodus Problem and its Ramiflcations» (Challenge books, Loma Linda,California 1971);J. P. Free: «Archaeology and Bible History» (Van Kampen Press, Wheaton, Illinois, 1950);I. Velikovsky: «Ages in Chaos» (Doubleday, Garden City, New York 1952).
FILÓLOGO «amigo de la palabra».Un cristiano de Roma a quien Pablo mandaba saludos (Ro. 16:15).
FILOSOFÍA (en la Biblia) En la Biblia se menciona solamente una vez la filosofía (Col. 2:8) y entonces tiene un sentidopeyorativo:«Mirad que ninguno os engañe por filosofías y vanas sutilezas, según las tradiciones de loshombres, conforme a los elementos del mundo y no según Cristo.».Una sola vez también aparece el nombre «filósofos» en relación con la predicación de Pabloen el Areópago (Hch. 17:18):«y algunos filósofos de los epicúreos y de los estoicos disputaban con él; y unos decían: quéquiere decir este palabrero...».Como se ve claramente, cuando Pablo alude a la sabiduría de los griegos, que no buscan lasalvación en el escándalo de la cruz (1 Co. 1:22-25), tenía presente todos esos sistemasprovenientes de las más variadas escuelas del pensamiento griego que se conocen con elnombre de filosofía.Pablo no se presenta como un oscurantista ni como enemigo de una elaboración sistemáticadel Mensaje cristiano, ni mucho menos como defensor de la ignorancia. Él argumentaba bien, yen bastantes lugares da pruebas de que conocía la cultura de su tiempo a fondo y que erafamiliar con las diversas corrientes de pensamiento. Pero alerta a sus fieles para hacerlescomprender que solamente en la cruz de Cristo está el verdadero conocimiento y la salvaciónpara el cristiano.Pasajes hay en las Escrituras donde los autores sagrados tienen que refutar doctrinasfilosóficas equivocadas en su tiempo y el racionalismo de algunos de los oponentes delcristianismo (Lc. 20:27-40), y así, indirectamente, se refiere a la filosofía.Bien pronto el cristianismo naciente hubo de enfrentarse con falsos maestros que queríanintroducir erróneos conceptos filosóficos en el Mensaje cristiano, y es contra una mentalidad talque se enfrentan los escritos de S. Juan y del apóstol Pedro (1 Jn. 4:2-3). Aquella larguísimacadena de eones de que hablarán años más tarde los gnósticos, ya tenían su ambientepropicio cuando Pablo hubo de prevenir a los colosenses (Col. 2:8) para que prestasenatención a la historia de Cristo y no a las vanas lucubraciones sin fundamento bíblico.Algunas escuelas de pensamiento posteriores al cristianismo primitivo, como la Escolástica,han contribuido bastante al oscurecimiento del Mensaje cristiano, ya que durante siglos sereemplazó la lectura de la Biblia por la predicación de doctrinas filosóficas, y en ciertosperíodos de la Edad Media se consideraba más importante lo que decían Platón o Aristóteles,usando la Escritura como un mero texto de prueba para las más peregrinas y paganasafirmaciones. Esto sucedía en la comunión católico-romana.Hay algunos rabinos y escritores judíos que afirman que Pitágoras, Sócrates y Platón sehabrían inspirado en el Pentateuco; y hasta Josefo cree que los filósofos griegos han tomadoalgunas de sus concepciones de Moisés en lo acertado que tienen sobre Dios. Pero no se hapodido comprobar si realmente ha existido este influjo y, en este caso, hasta qué punto llegó.(Véase GRECIA.)
FINEES (nombre egipcio: «el nubio»).(a) Hijo de Eleazar y nieto de Aarón. Mostró su celo por Dios al dar muerte a Zimri y a Cozbi,recibiendo por ello bendición de parte de Dios, haciendo con él «pacto del sacerdocioperpetuo». Sucedió a Eleazar como sumo sacerdote (Éx. 6:25; Nm. 25:7-13; 31:6; Jos. 22:13-32; Jue. 20:28; 1 Cr. 6:4, 50; 9:20; Esd. 7:5; 8:2; Sal. 106:30).(b) Hijo de Elí. Degradó el sacerdocio por su iniquidad, y fue muerto en batalla con su hermanoOfni cuando el arca fue arrebatada por los filisteos. Fue padre de Ahitob y de Icabod. Suesposa, transida de dolor, murió en el parto de este último (1 S. 1:3; 2:34; 4:4-19; 14:3).(c) Padre de Eleazar, retornado del exilio babilónico (Esd. 8:33).
FIRMAMENTO. Véase EXPANSIÓN.
FLAUTA Instrumento musical usado en Babilonia (Dn. 3:5) y muy popular en las fiestas, duelos, etc., delos hebreos (1 S. 10:5; Sal. 87:7; Jer. 48:36).Se usaban flautas hechas de una, dos o más cañas. (Véase INSTRUMENTOS MUSICALES.)
FLECHA. Véase ARCO Y FLECHAS.
FLECOS (heb. «sisit», «franjas», Nm. 15:38, 39, «g'dhilîm», «hilos retorcidos», Dt. 22:12),Eran unas borlas que llevaban los israelitas en las cuatro esquinas de sus vestidos comorecordatorios «de todos los mandamientos de Jehová», en seguimiento de la regla en Nm.15:37-41 y Dt. 22:12. Originalmente, estas borlas contenían un hilo de «t'khëleth», «azul». Sinembargo, la tradición no ha retenido el «t'khëleth», debido a la duda acerca del significadoexacto del término. En lugar de ello se tiñen líneas azules en los bordes del «tallîth» o prenda enla que se ponían los flecos.En el NT el Señor Jesús hace una mención de los flecos al resaltar el formalismo fariseo, consus exageraciones y piedad fingida (Mt. 23:5).
FLEGONTE «ardor». Cristiano en Roma a quien Pablo envía saludos (Ro. 16:14).
FLORES La gran abundancia de flores que existe en Palestina apenas si se refleja en el AT; Cnt. 2:12constituye quizá la única referencia abierta de ello.Es bien conocida la referencia del Señor Jesús a las flores «lirios» (Mt. 6:28; Lc. 12:27).Es muy adecuada la mención de la «flor del campo» como ejemplo de la brevedad de la vidahumana, y ello más en una tierra como el Oriente Medio, donde la aparición anual de las floressilvestres, un espectáculo maravilloso, dura apenas unas semanas, seguido de una gransequedad.
FLUJO (de sangre) Cuando se usa como descripción de una afección corporal, este término significa:(a) Una emisión, consecuencia de impureza y pecado (Lv. 15:2 ss; Nm. 5:2);(b) una hemorragia, bien natural (Lv. 12:7), donde el término utilizado («mãkõr» significa, lit.,una «fuente», o bien(c) la consecuencia de una enfermedad (Mt. 9:20; Mr. 5:25; Lc. 8:43).
FORNICACIÓN (del griego «porneia», primariamente fornicación, cualquier práctica sexual fuera delmatrimonio, y también, figuradamente, idolatría, apostasía, etc.).En sus diversas formas aparece 447 veces en el Nuevo Testamento. Cuatro veces al menos susignificado es obvio; así, en 1 Co. 7:2 y 1 Ts. 4:3, Pablo amonesta a los solteros para que secuiden de la tentación de fornicar. En ambos pasajes Pablo se hace defensor del matrimoniocomo una prevención de la inmoralidad. En otros cuatro casos «fornicación» viene usada enuna lista de pecados que contiene también el «adulterio» (Mt. 15:19; Mr. 7:21; 1 Co. 6:9; Gá.5:19). En al menos otros dos casos se usa como sinónimo de adulterio (Mt. 5:32 y 19:9).El cuerpo es templo del Espíritu Santo; Pablo exhorta a los creyentes a que huyan de lafornicación (1 Co. 6:18; cfr. 1 Co. 6:13). Aquí el término se refiere a toda inmoralidad delcuerpo, y Cristo dijo al respecto que toda inmoralidad sexual tiene su origen en el corazón delhombre (Mt. 5:28; Mr. 7:21); por tanto, debemos cuidar del corazón (Pr. 4:23; Jer. 17:9).En sentido figurado, la fornicación se refiere a toda forma de apostasía y a la relación inmoralde un creyente con otros dioses.En otros pasajes neotestamentarios «fornicación» se usa en un sentido general refiriéndose atoda forma de lascivia (Jn. 8:41; Hch. 15:20;